Cardenal Burke: «la confusión es alarmante»

Cardenal Burke

Entrevista el Cardenal Raymond Burke: la manipulación de los textos sinodales; la Humanae vitae y el retorno al magisterio del Papa San Juan Pablo II. Preocupación por el movimiento mundial “ecológico” y la promoción internacional de la planificación familiar y del control de la población. Las familias numerosas.

Presentamos algunos textos de la extensa entrevista concedida a Life Site por el Cardenal Raymond L. Burke, traducida al castellano por la web Adelante la Fe.

Con respecto a la asamblea extraordinaria del sínodo de obispos, de octubre del 2014, dice el cardenal Burke:

Es claro que hubo una manipulación, porque las intervenciones reales de los miembros del sínodo no fueron publicadas, y cuando el informe de la mitad de la sesión, o la Relatio post disceptationem, fue dado a conocer, no tenía nada que ver con lo que estaba ocurriendo en el sínodo. Y es claro que había individuos que, obviamente, tenían una influencia muy fuerte en el proceso sinodal, que estaban presionando con un programa que no tiene nada que ver con la verdad sobre el matrimonio, como Nuestro Señor mismo nos lo enseña, como nos es transmitida en la Iglesia. Ese programa se refería a tratar de justificar las relaciones sexuales fuera del matrimonio y los actos sexuales entre personas del mismo sexo y, en cierta manera, claramente relativizar -e incluso ocultar- la belleza de las enseñanzas de la Iglesia sobre el matrimonio como una unión fiel, indisoluble, procreadora entre un hombre y una mujer”. (…)

Y continúa:

Cuando la Relatio post disceptationem fue publicada, por ejemplo, cuando se observaba la dirección que claramente se estaba dando al sínodo, se tenía miedo que, quizás, los padres sinodales no iban a hablar, pero lo hicieron. Y ellos hablaron con fuerza, un número de ellos, y gracias a Dios por eso. Confío que estos mismos padres sinodales -espero que muchos de ellos serán designados para la sesión de septiembre del 2015- también hablarán con fuerza en esa ocasión”.

A la pregunta: ¿Es materia de especial preocupación para usted el movimiento mundial “ecológico” y la promoción internacional de la planificación familiar y del control de la población?, responde el cardenal:

Sí, estoy muy preocupado sobre esto, porque las personas están siendo conducidas falsamente a pensar, que deberían usar alguna forma de control de la natalidad con el fin de ser administradores responsables de la tierra. En realidad, la tasa de natalidad, en la mayoría de los países, es muy inferior a lo que debería ser para reemplazar la actual población. Dejando de lado todo esto, la verdad es que si Dios ha llamado a una pareja al matrimonio, entonces Él los está llamando también a ser generosos para recibir el don de una nueva vida humana. Y así, hoy necesitamos muchas familias numerosas, y gracias a Dios veo hoy, entre algunas parejas jóvenes, una generosidad notable con respecto a los niños”.

Vid más en:

Pueden verse también:

Fuentes: Propias; Life Site, 24-03-15; Adelante la Fe, 27-03-15; Infocatolica.com; La Nuova Bussola Quotidiana; Corrispondenza Romana.

Por Juan C. Sanahuja