InfoCatólica / Que no te la cuenten / Categorías: De pluma ajena, Enrique de Zwart

2.04.17

Malvinas: Ayuda memoria. Por Enrique Díaz Araujo

Reproduzco aquí un artículo del maestro Enrique Díaz Araujo acerca de la guerra de Malvinas, escrito hace unos cinco años pero de gran actualidad. A nacionales y extranjeros les vendría bien leer este resumen para que, de una vez por todas, conozcamos de qué se trató esa guerra heroica que Argentina llevó adelante contra una de las potencias más grandes del momento.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi

Ayuda memoria.

Por Enrique Díaz Araujo

En abril de 2012 se van a cumplir treinta años del intento argentino de recuperación de las Islas Malvinas.

Se supone que proliferarán las notas recordatorias; la mayoría de ellas, seguramente, de censura a la gesta bélica. Tentativa de afirmación soberana que el ex-presidente Raúl Ricardo Alfonsín tildó de “acto demencial”; “triste y traumática mancha en la historia de nuestras relaciones” con Gran Bretaña, según el ex-presidente Carlos Saúl Menem; y que sería “otro crimen de la dictadura”, conforme a la definición del ex –presidente Néstor Carlos Kirchner. Repudio regiminoso cuya unanimidad radicaría en el concepto expuesto por el ex canciller Guido Di Tella de que “la derrota en Malvinas ocasionó la felicidad de la Democracia”. Democracia que, a su vez, cual lo expusiera en Madrid, el 7 de octubre de 1985, el ex ministro del Foreign Office David Steel, no habría llegado a la Argentina “si no hubiera sido por el coraje y el sacrificio de nuestros bravos muchachos”.

Leer más... »

11.03.17

Hidalguía

Reproduzco aquí un breve ensayo del padre Diego de Jesús, monje del Monasterio de Cristo Orante, en Mendoza, Argentina, sobre la hidalguía espiritual.

Que les aproveche.

P. Javier Olivera Ravasi

El otro día salió al pasar el tema de la alcurnia sobrenatural, esa nobleza que no procede ni de la carne ni de la sangre. Y pensaba: qué cierto es. Y también pensé: qué bello es que sea tan cierto y tan así.

Porque aquí lo curioso y maravilloso es justamente que se trate de una alcurnia verdadera, real. Y no de una falsa analogía, un equívoco, donde los términos analogados carecieran ya por completo de vínculo. No. No es de este mundo, no procede del abolengo terreno, es ajena a la estirpe de apellidos patricios, de un nobiliario por cultura, plata, fundos ni cosa por el estilo. No obstante si uno dijera que es absolutamente otra cosa, haría añicos la analogía y se quedaría con términos que suenan igual pero refieren a cosas por completo distintas. Como decir vino a la bebida y al pasado del verbo venir.

Pero no. Hay analogía.

Leer más... »

5.03.17

Este es el futuro que los liberales quieren

Por Enrique de Zwart

La escena en un subterráneo de Nueva York se viralizó rápidamente. El drag queen sentado junto a la mujer del niqab.

¿Por qué esta foto pone el dedo en la llaga? Desde la perspectiva cristiana tradicional uno (¿o es una?) representa la degeneración de nuestra cultura de siempre, mientras que la otra representa su reemplazo por una antagonista. Los progres celebraron la imagen como una representación exacta de su ideal. El liberalismo es una enfermedad grave pues ataca el sistema inmunologico de la sociedad.

La BBC fue a Nueva York para entrevistar a la gente y preguntar qué pensaban de la imagen. Y resulta que los liberales realmente quieren este futuro de fanatismo religioso alienígeno y desviación sexual descarada – incompatibles uno con el otro. Todo el mundo en el video de la BBC, probablemente seleccionado, sostiene que esto es normal y maravilloso. Nos alientan a “celebrar” esta diversidad ya que hace a “occidente” único. Bueno, en eso estamos de acuerdo. Y si no nos sobreponemos, con ayuda de Arriba, “occidente” será en el futuro estudiado por arqueólogos chinos como un extraño caso de suicidio civilizacional asistido.

Enrique de Zwart

para…

www.quenotelacuenten.org

 

15.02.17

Libertad en tiempos de la Matriz Cultural (de un lector)

Reproducimos aquí el artículo de un padre de familia, seguidor del sitio.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi


Libertad y Tiranía. Hace muy poco el sitio de noticias Actuall publicó un artículo sobre la actitud de Trump al desobedecer todo mandato del sistema cultural dominante, lo políticamente correcto. Señalando los vicios del electo presidente de EEUU, hace una analogía con Constantino, el emperador pagano que se convirtió al Cristianismo y comenzaría luego la base política de lo que fue nuestra civilización occidental.  El artículo es muy interesante porque en el fondo, señala un tema clave: nuestra libertad para expresarnos hoy.

Leer más... »

12.02.17

La última Misa de Lamennais. El fin de una apostasía

Segunda y última entrega de un breve y magnífico texto de Hugo Wast.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi


A mano izquierda, en el camino de Diñan a Comburg (Francia), había hasta no hace mucho un bosque de castaños, por entre cuyos bronceados troncos divisábanse las paredes blancas de una capilla.

La casa antigua, edificada sobre las ruinas de un castillo feudal, es la famosa Chenaie («el Encinar»), donde Lamennais escribió algunos de los libros que lo hicieron llamar «el último Padre de la Iglesia», y también las Palabras de un creyente, que provocaron su definitiva ruptura con Roma.

En esa capilla y ese altar, hace de esto un siglo, en la Pascua de 1833, celebró su última misa. Ese día, bajo la dulce primavera bretona, y sin que lo advirtieran los sencillos paisanos que asistían al santo sacrificio, comenzó la más honda tragedia espiritual del siglo XIX, cuya última escena sería aquella lágrima misteriosa que corrió por las mejillas del apóstata moribundo.

En el artículo anterior, al referirnos a la primera misa de Lamennais, hemos contado que se ordenó cediendo al imprudente celo de dos amigos sacerdotes, y que sintió el horror de su falta de vocación desde que sus manos quedaron consagradas in aeternum, ¡hasta la eternidad!

Releamos su carta desgarradora al abate Juan, su hermano, días después de ordenarse:

«Soy extraordinariamente desgraciado… No hago reproches a nadie… Hay destinos inevitables; pero si yo hubiera sido menos débil y confiado, mi posición sería muy distinta. En fin, lo mejor que puedo hacer es dormirme al pie del poste en que han remachado mi cadena».

Celebró su primera misa en marzo de 1816, y la última en 1833.

Leer más... »