Tres monjes rebeldes: la historia en el cine

Tres monjes rebeldes: la historia en el cine

 

Luego de esperar y esperar, ayer, finalmente, gracias a la generosidad de los productores de la película que compartieron la obra en internet, pude terminar de ver la excelente obra del padre Raymond, sacerdote cisterciense de mediados de siglo XX.

La historia, que narra de manera novelada pero absolutamente verídica, el nacimiento del Císter, llegó a marcar a generaciones y generaciones en décadas pasadas con saga “Tres monjes rebeldes” y La familia que alcanzó a Cristo.

La adaptación al cine es muy buena a pesar de haber sido hecha con poquísimos recursos y aunque siempre es recomendable el libro, puede ser una hermosa introducción para llegarse hasta su lectura.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi

 

 

 

 

 

 

 

 

3 comentarios

  
Palas Atenea
Gracias por el presente, Padre. Es interesante ver el devenir de la Orden de San Benito, Cluny y luego el Císter, así como la tensión que ejerce sobre espíritu el rigor y la molicie. Hasta para ser fraile cada quién lleva consigo su carácter, su visión de Dios y del hombre.
11/05/17 5:37 PM
  
José Luis
Doy gracias a Dios porque esto ha sido providencial, es lo que yo sentía, la decisión del Fray Roberto ha sido muy sabia.

Porque si en el principio de una comunidad religiosa, era el seguimiento del Señor. Luego algunos deciden debatir contra las reglas, contra las normas espirituales, el Abad Roberto, termina dejándolo a los antojos de sus corazones, que no son conformes la pureza de la Regla de San Benito. Pero también sucede en las vocaciones franciscanas, pues las discusiones entre todos, los altísimo tonos del propio yo. Es mejor hacer esa renuncia, ha sido muy valiente el Abad Roberto. Y algo parecido hicieron otros santos y santas fundadores, renunciar al puesto que tenía, como prior, etc.

Pero uno no renuncia con soberbia, con resentimiento, sino con paz y alegría en el corazón. No todos los hermanos o hermanas están dispuestos a ser fiel a las normas espirituales de las reglas o constituciones. Pues como he referido, que discuten sin parar. La verdadera vocación es bien diferente.
«Si es obra de Dios continuará a flote, y si no lo es se hundirá como otra reforma. Al principio creía que era obra de Dios, pero ahora no lo sé» Decía también, «Estos monjes no le interesa la vivencia autentica de las regla, puedo obligarles … pero no puedo obligar a sus corazones» «Me voy». Y se fue.
Es que el alma, si en realidad quiere ser fiel a Jesucristo, a vivir una vida de autentica pureza evangelica, y en obediencia a las santas reglas de su Fundadores, lo hará, aunque sea solo, pues el resto de una comunidad, de rebeldes y descontentos contra la vida espiritual, no esté de acuerdo. Pero quien vive para el Señor, continuará con el Señor y perseverará hasta ser admitido en la Vida eterna.
Una comunidad acomodada y mediocre, siempre está destinada al más rotundo fracaso. Sea de la orden que sea, cuando no es fiel al Espíritu de Dios en sus fundadores y fundadoras. Se creen que se bastan solos, permitiendo, en estos tiempos, el “espíritu protestante”, “la modernidad y el relativismo”. Algo así no viene de Dios.
La violencia de esos falsos monjes, suele repetirse en distintas órdenes religiosas. La desaparición ya está anunciada.

Vemos como muchas comunidades, iglesias, conventos, oratorios, al apartarse del Evangelio se apartaron del camino de salvación.
Aunque más tarde, vemos en la película, el Abad Roberto volvió al monasterio de Molesmes, el Señor le sacó de ahí para encaminarlo hacia otro lugar, el Cister, y para que no se perdiese su humildad.

San Roberto, ruega por nosotros, ruega por la Iglesia Santa de Dios.

Todos los santos han tenido sus combates, con la humildad se vence todo. La humildad nos une a Cristo Jesús, seguimos también el modelo contemplativo de la Madre de Dios.
11/05/17 6:27 PM
  
Jimena
Muy buena la peli...había leído el libro con anterioridad ...sirvió para poder imaginar mejor como se vivía el anhelo de santidad en aquellas épocas. Además para entender que la Iglesia fundada en Cristo es la misma ayer hoy y siempre. Gracias Padre por compartirla con sus lectores!
13/05/17 5:14 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.