InfoCatólica / Tal vez el mundo es Corinto / Categoría: Sobre el autor

6.01.09

Una pregunta quisiera yo hacer

Una pregunta quisiera yo hacer
a mi Señor y mi Rey:
Dime, ¿cuál es esa voz
que tú prefieres, Señor?
¿La del santo en su oración
o el clamor del pecador?

Porque si miro tu paso ligero,
en cada página del Evangelio,
siempre te encuentro feliz, rodeado,
de los que el mundo tiene desechados.
¿Quién, que te escuche, Jesús Nazareno,
no sentirá que tu voz es de fuego?
¿Quién, que reciba tu dulce esperanza,
no cantará sin cesar tu alabanza?

Una pregunta ha llegado hasta mí
y te la quiero decir:
Dime, Jesús, mi Señor,
¿cuál es el gusto de Dios?
¿Por dónde llego a tu amor?
Me gusta tu Corazón.

Una pregunta me roba la paz
y hoy te la quiero entregar;
no he sido bueno, Señor,
me ha visitado el dolor;
¿puede confiar en tu amor
alguien así como yo?

Versión a capella aquí.

23.12.08

¿Qué le vas a regalar a Jesús?

Hace poco volví a escuchar aquella pregunta que me ha cautivado en cada Diciembre: ¿Y tú, qué le vas a regalar al Niño Jesús? Es una pregunta sencilla, casi infantil, pero con frecuencia las respuestas tienen inesperada profundidad.

Esa pregunta ha sido respondida en clave humorística, haciendo mofa, por ejemplo, de la vida política de nuestros países. El asunto tiene su gracia pero no es lo que más atrae nuestra atención en este momento.

Más interesante es la respuesta en clave afectiva y nostálgica, con un toque de belleza e inocencia, como cuando “El Niño del Tambor” (El Tamborilero) regaló al Niño Dios su destartalado tamborcito, después de asegurar de ese juguete que “su ronco acento es un canto de amor.”

Leer más... »

22.11.08

Esto ofrezco, con afecto, para la evangelización

Amigos todos:

Esta es una nota breve para ofrecer estos links a temas de evangelización que he dado en estos últimos años. Son videos de Google y por supuesto el acceso es gratuito. Muchas personas los han encontrado útiles.

Este nuevo servicio es posible gracias al apoyo generoso de benefactores de FRAYNELSON.COM, quienes han cubierto gastos de producción y edición.

Google te permite–y nosotros también–que bajes este video a tu ipod o reproductor personal de video. Ten en cuenta que los videos en principio serán archivos grandes, incluso de decenas de Mb.

Fr. Nelson Medina, O.P.

4.05.08

¿Y si nos vemos en Tarragona?

Bueno, no vendrá mal una noticia personal de cuando en vez. :)

Esta semana cumple nueve años un servicio de evangelización que con más ganas que conocimiento echamos a andar por la red: el boletín “Alimento del Alma” [un ejemplo] que llega cada día a unas 2600 personas. La suscripción es gratuita y no incluye publicidad aparte de la que le hacemos a la Persona Adorable de nuestro Señor Jesucristo.

El mundo virtual abre posibilidades insospechadas pero indudablemente necesita de un complemento, un toque de realidad. Por eso invito en esta breve nota a los amigos de fraynelson.com y a los suscriptores del Alimento del Alma para encontrarnos “de verdad.” Estaré de paso por España predicando a nuestras dominicas de clausura en este mes de mayo, y para la semana del 20 al 27 tendré unos días en Tarragona.

Bueno, pues es eso: si estás cerca de Tarragona y quieres que nos veamos, utiliza el espacio de comentarios. Aunque tu correo electrónico no queda visible al público cuando haces un comentario, yo sí puedo verlo y puedo enviarte un mensaje con más detalles sobre la hora y lugar que se han propuesto. La fecha que parece mejor es el domingo 25 de mayo pero aún eso podría cambiarse si conviene otra fecha a la mayoría.

A ver, todo esto es un poco experimental. No se trata de una conferencia formal pero sí tendremos oración, predicación y seguramente la Eucaristía, máxime si es en domingo. ¿Suena eso bien? ¿Nos vemos en Tarragona?

Fr. Nelson Medina, O.P.

28.04.08

Yo quisiera conocer algún agnóstico

Es palabra de moda. Es la frase de todos. Si te atreves a hablar de religión en público, algunos menean la cabeza; otros lo dicen abiertamente: “Soy agnóstico.” La verdad es que yo quisiera conocer a algún agnóstico. No que lo dijera sino que lo fuera. En 43 años de vida–en todos inmerso en la sociedad Occidental–y cinco de ellos en Europa, no he encontrado un agnóstico que de veras lo sea. Me pregunto cómo serán los agnósticos o qué sentirá mi alma cuando encuentre uno.

Ya sé lo que me van a decir: “Sal a la calle, detente en el mercado, entra al aula del cole o de la universidad… ¡no hay sino agnósticos por todas partes!” “No tan rápido,” replico yo.

Pido una cosa. Antes de que me sigan presentando agnósticos por docenas o por miles, pido que imaginemos qué puede ser un agnóstico. No porque alguien lleve el rótulo de católico lo es, ¿no es verdad? Pues apliquemos el mismo principio a todo lo que tenga que ver con credos y creencias o incrédulos. Imaginemos esa especie extraña, singular, de ser humano: alguien de quien hemos de creer que genuinamente no sabe no halla la respuesta a preguntas como si existe un Dios personal. Supongamos que se trata de una joven periodista. Es hermosa, tiene talento, salud, buenos amigos, un salario más que decente, se ha mudado a un piso en un sector de moda. Y aunque se diga agnóstica, “bauticémosla” por ejemplo Juliana.

¿Cómo debería obrar esa persona? ¿Cómo sería lógico que lo hiciera? Una comparación ayuda. Supongamos que a Juliana le gusta comprar tanto en la Supertienda A como en la Supertienda B y que no termina de aclararse si una es mejor que otra. ¿Sería lógico que, como no tiene claridad, fuera solamente a una de las dos? Si su amiga Estela la ve ir a comprar sólo a la Supertienda B, ¿diría que Juliana está “insegura” sobre cuál tienda escoger? ¿Diría que Juliana es “agnóstica” en cuanto a sus tiendas de compra? ¿Se entiende lo que queremos decir?

Leer más... »