9.07.08

Principios laicistas.- I.-El aborto

Leopoldo Vives, director del Secretariado de la Subcomisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Española, manifestó el pasado lunes, 7 de julio, que con relación al aborto se insiste (por los sectores que lo defienden) “en decir que el aborto es un derecho, cuando es un gravísimo atentado contra la vida humana“.

Vives

Y esto dicho por don Leopoldo entra dentro de lo que es lógico esperar en una persona que, perteneciendo a la Iglesia católica, tiene la obligación grave de defender la vida desde que, en el momento de la concepción (Juan Pablo II Magno, en su Carta Encíclica Evangelium vitae (60) dice que “el ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción”), surge un nuevo ser dotado de características propias distintas de la madre que lo lleva en su seno y del padre que lo engendró.

También Benedicto XVI (en la carta enviada a los obispos mexicanos por el cardenal Tarcisio Bertone) dice, refiriéndose a la vida, que “Este gran don nos impulsa a proteger y defender con firme decisión el derecho a la vida de todo ser humano desde el primer instante de su concepción, frente a cualquier manifestación de la cultura de la muerte

Por otra parte, bien sabemos que muchas personas entienden que el ser humano no lo es sino en cuanto haya nacido pues, siguiendo al mismo Código Civil Para los efectos civiles, sólo se reputará nacido el feto que tuviere figura humana y viviere veinticuatro horas enteramente desprendido del seno materno” (artículo 30) Por lo tanto, aquellos que entienden así las cosas, cualquier posibilidad de actuación sobre el feto es posible sin que ello les pueda producir ningún tipo de, digamos, malestar moral ni ético porque, al fin y al cabo, se limitan a cumplir la Ley. Para estas personas, muy preocupadas por los supuestos avances científicos manipuladores de embriones, la vida es un medio; un medio rentable.

Leer más... »

8.07.08

El buen legado espiritual de don Antonio Cañizares

El titular de la noticia decía lo siguiente:

Cañizares dejará el arzobispado de Toledo para ocupar en el Vaticano la Congregación de Culto Divino

La información sobre el titular abundaba en el qué del mismo diciendo:

El cardenal arzobispo de Toledo y Primado de España, monseñor Antonio Cañizares Llovera, dejará el arzobispado de Toledo y se irá al Vaticano para ocupar la Congregación de Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos

Antonio Cañizares-1

La sección de Religión de La Razón.es anunciaba lo que, en realidad, era un secreto a voces: Antonio Cañizares Llovera, nacido en Utiel (Valencia), el 15 de octubre de 1945, Cardenal español, Obispo, sacerdote, hijo de Dios y hermano en Cristo, era llamado a Roma por Benedicto XVI para ocupar un importante cargo, digno de su inteligencia y preparación, en una Congregación que ha de ser considerada muy importante por los católicos.

Está claro que, se diga lo que se diga por parte de quien se diga; es decir, se piense lo que se piense de su actuación como Obispo y como Cardenal, don Antonio Cañizares, valenciano de nacimiento, español de patria y universal de religión católica, nos deja una gran legado espiritual que hemos de saber administrar.

Algunas de las manifestaciones de don Antonio le hacen justicia:

1.- En el curso de verano sobre EpC organizado por la Fundación García-Morente y la Universidad CEU San Pablo en el mes de junio del pasado año 2007 dijo que “Un Estado libre no puede imponer obligatoriamente una formación de la conciencia moral de los alumnos”, referido, esto, a Educación para la Ciudadanía.

Leer más... »

7.07.08

La silenciosa dictadura laicista

Cuando al final de esta película de terror laicista que ha sido el XXXVII Congreso Federal del PSOE celebrado hasta ayer domingo, 6 de julio de 2008, en Madrid, fueron incorporadas a las Resoluciones las enmiendas que los correspondientes grupos de trabajo habían estudiado, ya había sido escrito por algún articulista de lo religioso (era lógico esto puesto que, una vez conocidas las mismas no cambiaran en nada de lo que, al final, se resolvió) que, en realidad, el lobo laicista que se esperaba había venido a ser, más o menos, como un gatito.


Sin embargo, si leemos los textos de las enmiendas (de dos de ellas que aquí nos interesan, sobre todo: la de la laicidad y la del aborto) veremos, con toda facilidad y rapidez, que, en realidad, no es que se tratara de un gatito que, de vez en cuando araña, sino de un gran monstruo laicista que está dispuesto a engullirse a toda persona que tenga relación con lo religioso (católico, por supuesto)

Como lo mejor es que veamos “algunas” (sólo algunas) de las lindezas que contienen las enmiendas. Para muestras dos botones.


1.- De la titulada “Más laicidad para una mejor convivencia”

El título es, ya, ofensivo para los creyentes porque da la impresión de que cuando existe un contenido religioso en la sociedad (es decir, cuando hay menos, no laicidad, sino laicismo) lo que existe es poca convivencia. Esto lo dicen, sin duda, porque, estiman que la religión enturbia las relaciones sociales cuando está demostrado que, siempre que no se trate de extremismos religiosos (caso que no es el católico ni, en general, el cristiano) la convivencia se hace más llevadera cuando se asientan, sus bases, sobre la creencia en Dios.

Leer más... »

6.07.08

La Palabra del Domingo - 6 de julio de 2008

Me gustaría, antes de empezar la publicación del contenido de la Categoría denominada “Apostolado laico - La Palabra del Domingo” advertir que, como indica el propio título de la misma, el que esto escribe no es teólogo ni sacerdote ni religioso. Por tanto, los comentarios que, desde hoy domingo, se vayan a hacer a los textos Sagrados se hacen desde una óptica propia de un laico que tiene, más que nada, un sentido meramente significativo para la vida ordinaria de la persona que, no habiendo sido consagrada para alguno de los estados propios de la consagración, se siente en la obligación fraterna de compartir la luz de la Palabra de Dios.

____

6 de julio de 2008

Mt 11: 25-30

Biblia

25 En aquel tiempo, Jesús dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños.

26 Sí, Padre, porque así lo has querido.

27 Todo me ha sido dado por mi Padre, y nadie conoce al Hijo sino el Padre, así como nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.

28 Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré.

29 Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio. 30 Porque mi yugo es suave y mi carga liviana.

Leer más... »

Juan Pablo II Magno - El hombre

El hombre, el ser humano creado por Dios y al que insufla, en su espíritu, la Ley Natural que, desde el Padre, le trae la vida, fue, a lo largo de la existencia de Juan Pablo II Magno, el eje fundamental de su devenir como Santo Padre.

Juan PAblo II Magno

Sabiendo que el hombre tiene en Jesucristo un modelo donde mirarse y una luz desde donde orientar su vida, no era de extrañar que, precisamente, la primera de sus Encíclicas (4 de marzo de 1979) tuviera el nombre que tenía y la dedicara a Quien la dedicó: “Redemptor hominis” (Rh desde ahora) y a Jesucristo, Hijo de Dios, hombre y hermano nuestro.

¿Qué importancia puede tener que el semejante la tuviera tanta para el Papa venido del este del telón de acero y que fuera Jesucristo el que diera solución efectiva a las cuestiones radicalmente importantes de su vida?

Ya son muy conocidas las frases dichas por Juan Pablo II Magno al poco tiempo de ser elegido sucesor de Juan Pablo I. Aquellas expresiones sobre el miedo, en un tiempo como el que nos ha tocado vivir, causaron, entonces un estupor importante pero, a la vez, supusieron una especie de trampolín espiritual desde el que arrojarse, directamente, al mundo a transmitir la Palabra de Dios y a hacerla carne en la vida ordinaria.

Leer más... »

5.07.08

Obligada ética laicista y pública

Poco a poco se van despejando las dudas (si es que, aún, quedaba alguna) sobre las pretensiones que el XXXVII Congreso Federal que el PSOE celebra en Madrid hasta mañana domingo, 6 de julio, tiene.

Ya escribimos sobre las intenciones, malas, que en orden a la ideología laicista, se pretenden aprobar en tal Congreso. Pero es que, por si no estuviera todo, ya, bastante claro, el que es secretario general del grupo socialista en el Congreso, Ramón Jáuregui, ha salido a la palestra para dejar el asunto bien zanjado, dejando caer unas ideas que, no por ser contrarias a toda verdad, manifiestan el verdadero estado de la situación.


Digamos que, quizá sin saberlo (o, a lo mejor, sí) ha dicho lo que ha querido decir o, mejor, lo que ha querido decir, su sentido, ha quedado bastante bien dicho.

Y, sobre todo, es esto:

1.-Al parecer, existen “pretensiones” de imponer una moral cristiana en asuntos públicos.

Esto dicho por el secretario general del grupo socialista en el Congreso es, sobre todo, un dislate, una sinrazón y algo que está fuera, pero que muy fuera, de todo lugar.

Para empezar es algo ridículo que se diga y que se mantenga con el mayor descaro que alguien quiere imponer algo así como una “moral cristiana”. No se sabe de nadie que quiera hacer tal cosa. En primer lugar, ningún partido político ha llevado en su programa de reciente presentación (en marzo pasado) a la votación popular, el querer hacer lo posible, en caso de haber salido vencedor de aquellos comicios, para que el modo de pensar religioso se alzase con el mando social y, desde entonces (cual nación musulmana que no se considere laica) la Ley de Dios fuera la norma a seguir por todo.

Leer más... »

4.07.08

Alfa y Omega tiene razón: el secularismo agresivo es lobo rabioso

El Semanario Católico de información del Arzobispado de Madrid, Alfa y Omega, ha entrado, como se dice, en harina, al tratar, entre otros temas y en su número del 3 de julio, el del secularismo que, en su vertiente agresiva, se manifestará en el Congreso federal que el PSOE celebrará a partir de hoy, 4 de julio, y hasta el próximo domingo, día 6.

No han tardado mucho en levantarse voces digitales en contra de la visión que presenta el citado semanario sobre lo que, en verdad, se pretende llevar a cabo en el citado Congreso y que no es, como pudiera pensarse, algo benéfico para la sociedad sino, al contrario, algo nefasto para la misma (y es nefasto porque lo es, precisamente, contra lo justo religioso) por estar abiertamente en contra de todo lo que pueda sonar o parecer católico y, por tanto, cristiano.

Leer más... »

3.07.08

¿Generalitat de Cataluña o Generalitat de Babia?

Es bien sabido que cuando se dice, de alguien, que está en Babia (y no me refiero a aquella zona Leonesa) se quiere decir que está afectado por gran despiste y que tal situación le hace no enterarse mucho de lo que pasa a su alrededor. Por eso equivale a decir, también, que está en la inopia.

Sin embargo cuando eso le sucede a un Gobierno, aunque sea sólo autonómico, bien podemos decir que, en realidad, lo que pasa es que abunda más la soberbia que el sano entendimiento de la realidad y que, sobre todo, no tiene muy claro lo que quiere decir legitimidad ni derecho ni justicia ni nada de nada que tenga relación con una cabeza mínimamente amueblada, como suele decirse.

Lo que ha pasado con relación a los Bienes eclesiásticos pertenecientes a la hoy denominada Comunidad Autónoma de Aragón (aquí se muestran tres de ellos) y que, temporalmente, han estado en territorio catalán, es una muestra de hasta dónde puede llegar el estado de Babia en el que puede encontrarse una institución política y hasta dónde se puede llegar actuando sin el mínimo sentido que es dado en Cataluña llamar “seny” (o sea, el comportamiento recto y justo; con cordura, digamos)

Leer más... »

1.07.08

¿Qué significa ser católico en España?

En un discurso, seguramente, muy conocido, de Manuel Azaña, se sentó una premisa que, no por extraña y algo absurda, quería ser difundida por la España de aquellos terribles años 30 de martirio del siglo pasado. En tales palabras, que aquí se pueden leer, destaca una idea que, aunque pueda parecer alejada de la realidad, incluso de entonces (sobre todo de entonces) tuvo gran predicamento en aquella época. Decía lo que sigue:

La premisa de este problema, hoy político, la formulo yo de esta manera: España ha dejado de ser católica; el problema político consiguiente es organizar el Estado en forma tal que quede adecuado a esta fase nueva e histórica el pueblo español. Yo no puedo admitir, Sres. Diputados, que a esto se le llame problema religioso. El auténtico problema religioso no puede exceder de los límites de la conciencia personal, porque es en la conciencia personal donde se formula y se responde la pregunta sobre el misterio de nuestro destino. Este es un problema político, de constitución del Estado, y es ahora precisamente cuando este problema pierde hasta las semejas de religión, de religiosidad, porque nuestro Estado, a diferencia del Estado antiguo, que tomaba sobre sí la curatela de las conciencias y daba medios de impulsar a las almas, incluso contra su voluntad, por el camino de su salvación, excluye toda preocupación ultraterrena y todo cuidado de la fidelidad, y quita a la Iglesia aquel famoso brazo secular que tantos y tan grandes servicios le prestó

Las tales palabras hablan por sí solas del desquicio y de la mala fe que en ellas abunda pero también, del miedo de muchas personas católicas y, por qué no decirlo, del acomodo a una situación, seguramente, insoportable.

Leer más... »

Lo que le debemos a Pedro y Pablo, santos

Hace apenas dos días celebrábamos la festividad de San Pedro y San Pablo, las denominadas columnas de la Iglesia pues fueron ellos los que, ocupándose de los judíos el primero y de los gentiles el segundo cumplieron la misión que les había sido encomendada.

Cada cual, por decirlo así, fueron artífices de dos realidades que ahora debemos agradecer en suma: el ser unos bajo la misma fe y la universalidad de la creencia en Dios

El padre Cantalamessa (Predicador del Papa), en el comentario al evangelio de la solemnidad de los Santos Pedro y Pablo (2008) dejó dicho algo que, en cuanto a la unidad, resulta de todo punto importante: “Algo que podemos hacer desde ahora y todos es allanar el camino a la reconciliación entre las Iglesias, comenzando por reconciliarnos con nuestra Iglesia

El caso es que existen, entre nosotros, hermanos en Cristo, determinadas actitudes que no concuerdan mucho con el Magisterio de la Iglesia ni con la Tradición y que están, como poco, algo alejadas, de verdad, de la Esposa de Cristo porque, en realidad, no les gusta ni lo que hace ni lo que dice ni lo que siente la Iglesia en la que nacen, crecen y aman.

Aquí, pues, no hay unidad que valga y, efectivamente, como dice Raniero Cantalamessa, resulta conveniente empezar, el tema de la unidad, no separándonos de nuestra propia Iglesia, la que nos corresponde por cercanía nacional y local.

Y para alcanzar tal fin se necesita, es obligación grave, la oración porque sin ella el cristiano se encuentra vacío de espíritu y escaso de voluntad fraterna.

A este respecto, cuando en la homilía de las Primeras Vísperas de la Solemnidad de Pedro y San Pablo de 2007 Benedicto XVI se expresó en tal sentido, sobre la oración, citado arriba no hizo sino manifestar la necesidad de unidad. Así “Esta Basílica, que ha visto eventos de profundo significado ecuménico, nos recuerda que es importante rezar juntos para implorar al don de la unidad, aquella unidad por la que San Pedro y San Pablo han dedicado su existencia hasta el supremo sacrificio de la Sangre”.

Leer más... »

30.06.08

Juan Pablo II Magno - Temas de hoy

Quisiera proponer a partir de ahora mismo, desde el primer artículo que es éste, una serie de ellos sobre la figura de Juan Pablo II Magno y sobre la influencia que, en multitud de temas, dejó en nuestras vidas a lo largo de la suya.

Así, de forma intercalada con los, digamos, temas de más actualidad, iré publicando los que puede ser más destacados.

Y el primero es, lógicamente, una introducción y una, quizá extensa,
relación de los que serán tratados.

Juan Pablo II Magno

Juan Pablo II Magno, a lo largo de su extenso y benéfico Pontificado, se ocupó de multitud de temas porque, para el que fuera Papa (pronto beato y con el tiempo santo) todo lo que estuviera relacionado con el ser humano, criatura creada por Dios a su imagen y semejanza, tenía importancia.

Leer más... »

Creo que es necesaria una presentación

Dice el príncipe de los Apóstoles, san Pedro, que hay que estar “siempre dispuestos a dar respuesta a todo el que os pida razón de vuestra esperanza” (1Pe 3:15)

Y hoy día son muchas las ocasiones en las que se nos pide dar tal razón: unas veces por acción propia y otras por omisión ajena o por actos contrarios a la fe.

Me da la impresión que me han dado una gran oportunidad que no puedo, ni debo, desaprovechar porque, como suele decirse, determinados trenes sólo pasan una vez por la vida de las personas. Y si yo, que llevo un tiempo creándome las estaciones donde esperar que pase uno de tales vehículos, no puedo, sino, subir los imaginarios escalones que me lleven dentro de la libertad que, bien ganada, tiene la Religión, lo religioso, en la página web en la que moramos, existimos y somos.

Leer más... »