14.08.08

Bermejo y Eutanasia: la muerte hecha cultura progre

El artículo de hoy lo iba a dedicar a una persona en particular.

Empezaba como sigue (en el entrecomillado está el texto):

“Como no podía ser menos, acudir a Religión Digital es encontrar un semillero de temas de los que escribir. Curiosamente, siempre son las mismas personas las que, en general, dan pie a que se refiera uno a lo que, haciendo abstracción de la persona, pueda aplicarse lo que dice a otras muchas personas.

El texto venía contenido en un artículo publicado en el Blog que Julián Moreno Mestre tiene en RD.

El título (“Palabras que se las lleva el viento”) es bastante curioso porque denota algo que, en sí mismo, es una característica de los sectores progres de la Iglesia católica: la desmesura con la figura del Santo Padre, Benedicto XVI y, en general, con el papado y la jerarquía eclesiástica”.

Sin embargo, ante tanta necedad que, en verdad, no puede llevarse el viento, dejé de escribir porque me di cuenta de que otro tema, bastante más importante que el que iba a dar pie, seguro, a una nueva trifulca internáutica, llamó mi atención.

Y es el que sigue.

La noticia dice que “El ministro de Defensa, Mariano Fernández Bermejo, ha interrumpido sus vacaciones para reunirse con los miembros de la Asociación Derecho a Morir Dignamente

Ante esto, digo que hay soluciones que son, sólo, supuestas soluciones a algunas enfermedades que el ser humano padece a lo largo de su vida e, incluso, cuando está dentro del seno materno.

La supuesta solución tiene un nombre que, en griego, quiere decir, “buena muerte” y es, simplemente, la eutanasia. Ésta es, muchas veces, el sueño a alcanzar por las conciencias progres, entre otras parte, de España.

Leer más... »

13.08.08

Cardenal Martini-Fernando Delgado: encuentro en las nubes

El texto venía contenido en un artículo publicado en Levante-El Mercantil Valenciano ayer mismo, 12 de agosto y venía referido a un encuentro, fortuito, acaecido en el Aeropuerto de Barajas, entre el articulista y escritor Fernando Delgado y el Cardenal Carlo María Martini.

Aquí lo tomaremos por articulista pues se trata de lo aparecido en un artículo.

Pero lo mejor de todo el texto es que denota, por una parte, una actitud francamente chulesca por parte del articulista (por insultona) y que, además, gusta de tomar la parte por lo que sería su gusto del todo. Y esto, viniendo de quien viene lo escrito no hace más que afianzar la creencia de que la Iglesia católica española hace bien lo que hace y que opiniones como las que ahora vamos a referir hay que tenerlas en cuenta, sólo, como ejemplo de lo que no hay que hacer.

Está muy bien que uno diga, por ejemplo, que “Quizá ese despiste favoreció una conversación más libre de prejuicios”. Se refiere a que no reconoció al Cardenal Martini y que, tal cosa, le liberó de los “prejuicios” que podía haber aplicado a la situación.

Y digo que está bien esto porque explica cómo es la persona que escribe lo que escribe. Tenía “prejuicios”, es decir, ya iba al encuentro, fortuito, pensando que, como era cura (así iba vestido el Cardenal Martini) no era, seguramente, una persona de fiar y que, por si las moscas, había que ponerse en guardia.

O, lo que es lo mismo: cuando alguien se encuentra con una persona perteneciente a la Iglesia católica hay que estar preparado para lo peor.

Leer más... »

12.08.08

El miedo, según Pagola y los progres (valga la redundancia)

Ayer se me adelantó Luis Fernando Pérez Bustamante en el tema del artículo que tenía pensado escribir hoy.

Es el mismo: el del miedo en la Iglesia católica.

Lo que en su artículo dice, lo suscribo en su integridad.

Sin embargo, como creo que yo también tengo algo que decir, pues voy a decir lo que pienso, no sólo del supuesto miedo que en la Iglesia católica hay, así descrito por José Antonio Pagola y en el sentido de lo dicho por él, sino, más en general, en el de los cambios que deberían, según la progresía que dentro de la Iglesia católica hay, de producirse, porque el miedo ha de generar tales cambios.

El texto venía contenido en un artículo publicado en Religión Digital aunque reproducido por otras muchas páginas de internet (o publicado, originalmente, en otro sitio y reproducido por RD) pues tal es la intención en tal tipo de interpretaciones que se hacen sobre las Sagradas Escrituras: esparcir lo que pueda parecer buena simiente cuando, en realidad, lo que se hace es sembrar cizaña en el corazón de las buenas gentes.

En el citado texto José Antonio Pagola decía lo que piensa sobre el miedo que, al parecer, ahora atenaza a la Iglesia de Cristo.
Lo que parece, según lo leído en el artículo del teólogo que fuera Vicario General de la diócesis de San Sebastián, es que la Iglesia católica más que una digna transmisora de la doctrina de Cristo parece, más bien, una institución en la que el miedo a la propia existencia ha trabado su paso y, en realidad, no la deja caminar, sobre todo, con los tiempos que corren. Tiene, pues, mucho miedo la Iglesia católica.

Leer más... »

11.08.08

Lo que hay que hacer con la COPE es dejarla en paz

El día 9 de agosto, el sábado pasado, el Catedrático de Derecho Constitucional, don J. A. González Casanova, publicaba en el blog que, en Religión Digital, tiene la revista El Ciervo, un artículo-panfleto contra la COPE. Su título es “Qué hacemos con la Cope”.

Allí se vierten una serie de consideraciones que son, como poco, susceptibles de ser discutidas en profundidad. Sin embargo, como por aplicación de la normativa sobre Propiedad Intelectual no puede ser reproducido, aquí, el texto completo, me limito a copiar la dirección del mismo para que cualquiera que tenga interés en leerlo, lo haga. Yo invito a hacer tal cosa, si es posible, ahora mismo (antes de seguir leyendo este artículo)

Leer más... »

10.08.08

La Palabra del Domingo - 10 de julio de 2008

biblia


Mt 14: 22-33

22 En seguida, obligó a los discípulos que subieran a la barca y pasaran antes que él a la otra orilla, mientras él despedía a la multitud.

23 Después, subió a la montaña para orar a solas. Y al atardecer, todavía estaba allí, solo.

24 La barca ya estaba muy lejos de la costa, sacudida por las olas, porque tenían viento en contra.

25 A la madrugada, Jesús fue hacia ellos, caminando sobre el mar.

26 Los discípulos, al verlo caminar sobre el mar, se asustaron. “Es un fantasma", dijeron, y llenos de temor se pusieron a gritar.

27 Pero Jesús les dijo: “Tranquilícense, soy yo; no teman".

28 Entonces Pedro le respondió: “Señor, si eres tú, mándame ir a tu encuentro sobre el agua".

29 “Ven", le dijo Jesús. Y Pedro, bajando de la barca, comenzó a caminar sobre el agua en dirección a él.

30 Pero, al ver la violencia del viento, tuvo miedo, y como empezaba a hundirse, gritó: “Señor, sálvame".

31 En seguida, Jesús le tendió la mano y lo sostuvo, mientras le decía: “Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?".

32 En cuanto subieron a la barca, el viento se calmó.

33 Los que estaban en ella se postraron ante él, diciendo: “Verdaderamente, tú eres el Hijo de Dios".

Leer más... »

Juan Pablo II Magno - Iglesia

Magp

Las llaves que Jesús entregó a Pedro llegaron a manos de Juan Pablo II Magno en unas circunstancias, es cierto, bastante desgraciadas. La muerte de Juan Pablo I precipitaron los acontecimientos que el Espíritu Santo tenía preparados para la vida de la Esposa de Cristo.

Bien podemos preguntarnos el sentido que tenía, y tiene en sus escritos, la Iglesia para el Papa polaco ya que, de conocer tal pensamiento, sabremos cómo condujo a la misma a lo largo de su papado.

Así, cuando dice que “La Iglesia es una comunión (…) la Iglesia quiere decir comunión de los santos. Y comunión de los santos quiere decir una doble participación vital: la incorporación de los cristianos a la vida de Cristo, y la circulación de una idéntica caridad en todos los fieles, en este y en el otro mundo. Unión con Cristo y en Cristo; y unión entre los cristianos dentro de la Iglesia” (Exhortación apostólica Christifideles laici, CL, 19)

Por lo tanto, el seguimiento de Cristo, para Juan Pablo II Magno, era fundamental, pues al haber nacido la Iglesia misma en el Cenáculo “el día de Pentecostés, se puede decir en cierto modo que nunca lo ha dejado. Espiritualmente el acontecimiento de Pentecostés no pertenece sólo al pasado: la Iglesia está siempre en el Cenáculo, que lleve en su corazón. La Iglesia persevera en la oración, como los apóstoles junto a María, Madre de Cristo, y junto a aquellos que constituían, en Jerusalén, el primer germen de la comunidad cristiana y aguardaban, en oración, la venida del Espíritu Santo” (Encíclica Dominum et vivificantem 66)

Leer más... »

9.08.08

Movimientos llamados ultra-católicos.- 4.-Focolares

Focolares

Estamos en 1939. Soy invitada a Loreto, a un congreso de estudiantes católicas. Loreto será el punto de partida de mi experiencia espiritual.

Sigo el curso con todas las demás. Pero apenas puedo, en el momento del intervalo, corro a la Casita custodiada en el Santuario. No tengo tiempo de darme cuenta si, históricamente, ese es el ambiente donde según la tradición se hospedó la Sagrada Familia de Nazareth. Me arrodillo al lado del muro ennegrecido por las lámparas. No logro pronunciar palabra, algo nuevo y divino me envuelve, casi me aplasta.
Contemplo con el pensamiento la vida virginal de los tres. María habrá vivido aquí, José habrá atravesado la habitación de acá a allá, Jesús niño, en medio de ellos, habrá conocido durante años este lugar. Los muros habrá transmitido el eco de su vocecita infantil… las lágrimas caen sin control. Así la primera vez. Pero después, en cada intervalo del curso, corro siempre allí. Esa convivencia de vírgenes con Jesús entre ellos tiene un atractivo irresistible.

Es el último día. La Iglesia está repleta de jóvenes. Me pasa una idea clara, que nunca se borrará: “Serás seguida por un escuadrón de vírgenes".

Regresando al Trentino, encuentro a mis compañeros y al párroco. Él me ve feliz y me pregunta: “¿Encontraste tu camino?". “Sí", respondo. “¿El matrimonio?” “No". “¿El convento?". “No". “¿Permanecerás virgen en el mundo?” “No. Es un cuarto camino” concluyo. Pero no sé más
”.

Las palabras arriba transcritas son de la propia Chiara Lubich, fundadora del movimiento denominado Focolares y expresan, en verdad, la búsqueda del Amor de Dios, el camino para encontrarlo y, sobre todo, el verdadero encuentro con el Padre.

Cuando, al fin, supo qué era el cuarto camino al que se refería, fue Focolares el fruto de tal discernimiento espiritual lo que nació. Era un 7 de diciembre de 1943 en Trento, en plena II Guerra Mundial.

Leer más... »

8.08.08

Movimientos llamados ultra-católicos.-3.-Comunión y Liberación

CL

En los años 50 del pasado siglo, en la zona de Milán, un sacerdote llamado Luigi, formado en el seminario de Venegono sentía una lógica inquietud por la juventud italiana.

En el liceo clásico “Berchetde Milán surgió un grupo denominado Gioventù Studiantesca (Juventud Estudiantil) que sería la semilla que, posteriormente, germinaría, a partir de 1969, en lo que hoy es Comunión y Liberación, pues entiende tal movimiento (y muchas más personas que no pertenecen a él) que la vivencia de lo que es el gran acontecimiento cristiano que se radica en la figura de Jesucristo, si se vive en comunión, es lo que, al fin y al cabo, fundamenta la liberación auténtica del hombre.

Desde entonces pasaron decenios de ejercicio de su carisma particular, de difusión por el mundo del mismo y, sobre todo, de extensión del mensaje que don Guissani había querido inculcar a aquellos jóvenes porque entendía, seguramente, que no podía limitarse a tales grupos sociales sino que, por ser doctrina cristiana, debía ser recibida, gozosamente, por todo tipo de personas.

Leer más... »

7.08.08

Movimientos llamados ultra-católicos.- 2.- Camino Neocatecumenal

Entrega Estatutos

Esta imagen representa (13 de junio de 2008), quizá, el final del recorrido de un camino que empezara en Madrid, por los años 60 del pasado siglo. Desde que Kiko Argüello y Carmen Hernández dieran forma a lo que sería el Camino Neocatecumenal. Seguramente han pasado muchas cosas en las vidas de los fundadores pero también, y sobre todo, en la de los millones de personas que, en el mundo, han tenido relación con este movimiento de la Iglesia católica. Pero, sin embargo, la entrega de los Estatutos del Camino Neocatecumenal representa, por ser lo que son, el inicio del resto del camino hacia Dios.

Por otra parte, en 1992 se unió al dúo de fundadores un sacerdote, P. Mario Pezzi, que abandonara la orden comboniana para continuar con su labor de sacerdote en el Camino Neocatecumenal. Consiste, la misma, en representar la visión teológico-pastoral dentro del equipo responsable y de ser, además, la figura que simboliza también a los sacerdotes y personas consagradas que forman dentro del Camino Neocatecumenal.

Leer más... »

6.08.08

Movimientos llamados ultra-católicos.- 1. - Opus Dei

La Iglesia es, como es sabido por todos, rica en carismas y en movimientos que le dan, por decirlo así, vida y la hacen accesible a la humanidad entera.

También es sabido que muchos de estos movimientos son motejados de ultras eclesiales, de fundamentalistas y lindezas por el estilo, por aquellos que no quieren que la Iglesia desarrolle las amplias posibilidades que Cristo le dio cuando la fundó.

Hagamos, pues, un recorrido por los cuatro que son, eso pienso yo, de los más significativos e importantes y que son, seguramente por eso, los más atacados por los laicistas o, simplemente, por los que, dentro de la Iglesia, no admiten más opinión que la suya.


Movimientos llamados ultra-católicos
1.- Opus Dei

OD

Seguramente, uno de los movimientos más atacados de los que en la Iglesia católica hay, sea el Opus Dei.

Fue creado, por inspiración divina, por el actual santo, san Josemaría Escrivá de Balaguer el 2 de octubre de 1928 mientras se encontraba en unos ejercicios espirituales. Por tanto pronto se cumplirán ochenta años desde su creación.

Posteriormente, el 14 de febrero de 1930, celebrando una Santa Misa, Dios da a entender a san Josemaría que en el Opus Dei también tenían cabida las mujeres por lo que no puede decirse, por ejemplo, que ni al Fundador ni sus sucesores se les pueda acusar de ser misóginos (aunque estoy seguro que, ahora mismo, más de una persona ya lo está pensando)

Leer más... »

5.08.08

Pekín 2008: pasando olímpicamente de la Fe

Este viernes próximo, 8 de agosto, dan comienzo los Juegos Olímpicos en China. Aquella gran nación, sin embargo, gobernada por personas que deploran los comportamientos ajenos a los suyos, llevados por un celo bastante enfermizo hacia la religión católica, llevan (no ahora sino desde que su revolución roja se impuso) convirtiendo a la Iglesia china y a sus creyentes en mártires diarios, en ejemplos vivientes de que la persecución, la primera, aún permanece.

Como es conocido el régimen comunista que, ahora, gobierna aquella inmensa nación, no es muy proclive a la libertad. Eso lo sabemos porque, en Europa, los partidos políticos que representan su ideología (por ejemplo, en España, Izquierda Unida y demás adláteres) o los que se encuentran muy cerca de ella (por ejemplo, el PSOE) no son, precisamente, amantes de que el ser humano desarrolle su manera de ser.

Pero menos aún es, China y sus semejantes, partidaria de que la libertad religiosa se lleve a efecto en todas sus posibilidades. Por eso, tanto en China como, por ejemplo, ahora en España, tratan de que la misma no se ejerza (caso del gigante asiático) o que, en su defecto, venga a menos (caso, por ejemplo, de España)

Por eso, quien esperara que, teniendo como causa la celebración de los Juegos Olímpicos (a mí me importa muy poco el número que haga de ellos porque que se celebren en una nación opresora contra la religión me da bastante asco) se produjera, digamos, un aumento del respeto de la libertad religiosa y de lo que eso implica (libertad de culto, libertad de expresión sobre la misma, etc.) es que, en verdad, estaba en Babia, en la inopia o, simplemente, es que hacía uso de un buenismo enfermizo y peligroso.

Leer más... »

4.08.08

Laicismo y luz de la Iglesia

“La Iglesia se manifiesta, siempre, de forma retrógrada, es enemiga de la ciencia y de la investigación y, sobre todo, de la razón, porque lleva, en ella, la semilla de lo caduco”

Tales lindezas no han sido dichas, así y en tal literalidad, por persona alguna. Sin embargo, es el pensamiento laicista por excelencia, antieclesial y, también, anticatólico. Tal es como se manifiesta, en actos y obras, aquella forma de proceder que consiste, sobre todo, en hacer de menos a la Iglesia católica y, como se dice, en ponerla a caldo con cualquier vaga excusa para, si es eso posible, hacerla pasar por lo que no es ocultando, a la vez, lo que es.

Cañizares

En la Inauguración del Curso de Verano “Ángel Herrera Oria y la modernización de España” El Primado de España y arzobispo de Toledo, cardenal Antonio Cañizares, dijo que existe “un proyecto social y cultural que pretende configurar una sociedad laica sin ninguna referencia religiosa y moral tratando de imponer un pensamiento nihilista, eliminando de forma deliberada todo lo católico en la vida pública”.

Esto dicho por el cardenal Cañizares lo completa diciendo que lo peor se produce “cuando la propaganda muestra a la Iglesia como contraria a la ciencia y al progreso, adversa a la libertad, enemiga del bienestar o como promotora de la división, la confrontación y la violencia”.

El problema, o la cuestión, es que esto no es cierto porque la realidad de las cosas y de las circunstancias muestra que no lo es y no por repetir una mentira muchas veces dejará de ser mentira y pasará por verdad.

Leer más... »

3.08.08

La Palabra del Domingo - 3 de agosto de 2008

biblia


Mt 14:13-21

13 Al enterarse de eso, Jesús se alejó en una barca a un lugar desierto para estar a solas. Apenas lo supo la gente, dejó las ciudades y lo siguió a pie.

14 Cuando desembarcó, Jesús vio una gran muchedumbre y, compadeciéndose de ella, curó a los enfermos.

15 Al atardecer, los discípulos se acercaron y le dijeron: “Este es un lugar desierto y ya se hace tarde; despide a la multitud para que vaya a las ciudades a comprarse alimentos".

16 Pero Jesús les dijo: “No es necesario que se vayan, denles de comer ustedes mismos".

17 Ellos respondieron: “Aquí no tenemos más que cinco panes y dos pescados".

18 “Tráiganmelos aquí", les dijo.

19 Y después de ordenar a la multitud que se sentara sobre el pasto, tomó los cinco panes y los dos pescados, y levantando los ojos al cielo, pronunció la bendición, partió los panes, los dio a sus discípulos, y ellos los distribuyeron entre la multitud. 20 Todos comieron hasta saciarse y con los pedazos que sobraron se llenaron doce canastas.

21 Los que comieron fueron unos cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños.

Leer más... »

Juan Pablo II Magno - María

Magp

Como no podía ser de otra forma, María, Madre de Dios y Madre nuestra, fue tenida en cuenta por Juan Pablo II Magno para apoyarse en ella y ser, verdaderamente, un buen hijo.

Seguramente fue el amor que le tenía a María lo que le hizo elegir un lema que define su pontificado de forma perfecta: ¡Totus tuus! (todo tuyo) Se adhiere, así, al espíritu de San Luis María Grignion de Montfort.

Así lo dice el mismo Juan Pablo II Magno en “Cruzando el umbral de la Esperanza (Libro de pregunta-respuesta escrito, a medias, por así decirlo, con Vittorio Messori):

Esta formula no tiene solamente un carácter piadoso, no es una simple expresión de devoción; es algo mas. La orientación hacia una devoción tal se afirmo en mí en el periodo en que, durante la Segunda Guerra Mundial, trabajaba de obrero en una fábrica. En un primer momento me había parecido que debía alejarme un poco de la devoción mariana de la infancia, en beneficio de un cristianismo más cristocéntrico. Gracias a San Luis María Grignion de Montfort comprendí que la verdadera devoción a la Madre de Dios es sin embargo, cristocéntrica, que esta profundamente radica en los misterios de la Trinidad de la Encarnación y la Redención. Así pues, redescubrí la nueva piedad mariana, y esta forma madura de devoción a la Madre de Dios me ha seguido a través de los años. Respecto a la devoción mariana, cada uno de nosotros debe tener claro que no se trata solo de una necesidad del corazón, de una inclinación sentimental, sino que corresponde también a la verdad sobre la Madre de Dios. María es la Nueva Eva, que Dios pone ante el nuevo Adán – Cristo, comenzando por la Anunciación, a través de la noche del Nacimiento de Belén, el banquete de la Bodas en Cana de Galilea, la Cruz sobre el Gólgota, hasta el Cenáculo del Pentecostés: la Madre de Cristo Redentor es la Madre de la Iglesia“.

Leer más... »

2.08.08

Rouco-Zapatero: las difíciles relaciones del bien con el mal

Como es más que sabido, ayer, 1 de agosto, se llevó a cabo la reunión entre dos presidentes: el del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela.

Parece que Rodríguez ha tardado demasiado tiempo en reunirse con la persona que, por decirlo así, representa a más católicos de los que al primero le han votado en las elecciones del pasado 9 de marzo. Por eso extraña que dijera, hace ya bastante tiempo, que ya se reuniría con el Presidente de la CEE. Y es que lo decía como desdeñándolo y dándole poca importancia (que es la que, para él, en realidad, tiene)

Por otro lado, bien se puede calificar tal apreciación como algo retrógrada y malpensada. Pero es que con el mal, ya se sabe, el buen pensamiento suele tener malas consecuencias para el bien.

Leer más... »

1.08.08

ETA no conoce el Amor

Sanz Montes

El obispo de Huesca y Jaca, Monseñor Jesús Sanz Montes, ha dicho algo que, en verdad, es una perfecta definición de la situación que, realmente, se producirá cuando mañana, el asesino no arrepentido Ignacio de Juana Chaos, salga de la cárcel: “La sangre derramada” por él “clama al cielo”.

Hace ya mucho tiempo que la sangre de otra persona, Abel, también clamó al cielo e hizo que Dios preguntase a Caín dónde estaba su hermano (Gén 4:10: “Entonces Yavé le dijo: ‘¿Qué has hecho? Clama la sangre de tu hermano y su grito me llega desde la tierra’

Pero, de forma inmediata le vienen a uno a la mente muchas ideas y no todas ellas buenas, por desgracia para mi proceder pecador. Hacer tal cosa supone, sobre todo, una falta de algo sin lo cual, francamente lo digo, es muy difícil vivir o, al menos, se vive de una forma mala y negra.

Lo que, en realidad, ha faltado (y viene faltando desde hace muchos años, exactamente los mismos que van desde que se creó la nefasta serpiente etarra hasta hoy) aquí es una palabra, su contenido y esencia, que dice mucho (o poco) de quien no la lleva a la práctica porque supone una falta de conciencia humana: el Amor (con mayúscula porque grande es el de Dios por su criatura)

Hay un texto de las Sagradas Escrituras (seguramente habrá más, claro) que, por decirlo así, centra a la perfección, el tema del que, ahora, escribo. Es del Evangelio de San Juan (Jn 15: 9-17) y dice lo siguiente:

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.

Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado. Este es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. No os llamo ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca; de modo que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda. Lo que os mando es que os améis los unos a los otros
”.

Por lo tanto se refiere, explícitamente, al mandamiento más importante que, además, es citado así por Jesucristo a lo largo del Nuevo Testamento: el del Amor.

Leer más... »

31.07.08

"Público" y "El País", de la manita laicista

Cualquier persona sabe que dos medios de prensa como el diario “Público” y el diario “El País” no son, digamos, buenos amigos en lo tocante a propietarios ni en pensamientos sobre sus propias circunstancias (cada uno actúa según su egoísmo personal y particular) ni en nada de nada.

Sin embargo, los enemigos de la Iglesia católica, ejemplo de basurilla intelectual izquierdista llevados por la mano del Maligno sí se ponen de acuerdo en algo: ¡Exactamente, en zaherir a la Iglesia católica con ocasión de lo que sea!

Y, ahora, con la sentencia (ciertamente absurda, por otra parte) con la que se condena a amortizar el honor del antiguo director de ABC, José Antonio Zarzalejos, tanto un medio escrito como el otro, han ido a lo que más les mola: dar golpes en la cabeza de la Conferencia Episcopal Española a costa del periodista de la cadena COPE Federico Jiménez Losantos.

Pero bien sabemos que no se trata de eso sino de ir un poco más allá: eliminar a la COPE y, de paso, agredir a la Conferencia Episcopal Española en tal cabeza.

Y, la verdad, es que cada medio se ha retratado según su capacidad y según el conocimiento que tienen de los asuntos religiosos. Algo, sin embargo, sí han tenido en común: atacar, de manera laicista, retrógrada y algo fantasmilla a la cadena, que mal llaman, “de los obispos”.

Por ejemplo “El País” escribió, ayer miércoles 30 de julio, en un editorial, lo siguiente:

La Conferencia Episcopal todavía no ha ejercido la vigilancia a la que está obligada sobre esta tribuna radiofónica, tan disonante, al menos formalmente, con el ideario que dicen defender los obispos. Puede que sea cuestión personal del arzobispo de Madrid, el cardenal Rouco Varela, empeñado en apoyar a este locutor mentiroso y lenguaraz, pero es el conjunto de los obispos quienes toleran el mantenimiento de unos espacios donde son norma, nada evangélica, la descarada manipulación informativa y una impía ferocidad imprecatoria”.

Personalmente creo que las personas que, si es que lo hacen, escuchan, de parte de “El País” la cadena COPE lo hacen con un oído algo dirigido.

Leer más... »

30.07.08

Leonardo Boff, un liberado de la Iglesia

Dice Michael Löwy (cuyos artículos pueden encontrarse en www.rebelion.org, que es un buen ejemplo de las extrañas relaciones entre religión y política izquierdista), en su artículo titulado “La Teología de la Liberación: Leonardo Boff y Frei Betto” algo que puede resultar ilustrativo de la persona ante la que nos encontramos:

Podemos fechar el nacimiento de esta corriente, que podríamos denominar como “cristianismo de la liberación", a principios de los años 60, cuando la Juventud Universitaria Cristiana brasileña (JUC), alimentada de cultura católica francesa progresista (Emmanuel Mounier y la revista Esprit, el padre Lebret y el movimiento “Economía y Humanismo", el Karl Marx del jesuita J.Y. Calvez), formula por primera vez, en nombre del cristianismo, una propuesta radical de transformación social. Este movimiento se extiende después a otros países del continente y encuentra, a partir de los años 70, una expresión cultural, política y espiritual en la “Teología de la Liberación“.

Leonardo Boff era, fue, y sigue siendo, una de las personas que, seguramente, más daño ha hecho a la Iglesia católica porque su actuación fue, y es, intencionadamente rupturista con la Tradición y el Magisterio.

La página web www.servicioskoinonia.org da cabida a los escritos de Leonardo Boff y es un buen semillero de donde se puede extraer la cizaña que su actuación siembra.

Así, el día 31 de agosto de 2007 publicó un artículo titulado “La Iglesia Católica: ¿una gran secta?” en el que se vierten afirmaciones como las siguientes:

-“La Iglesia Católica se está aislando cada vez más de todo. Su base social son principalmente los movimientos, mediocres en pensamiento, subordinados a las autoridades, que prefieren la aeróbica de Dios a enfrentarse con los problemas de la pobreza y de la injusticia”

Tal afirmación, haciendo de menos a los movimientos que están enriqueciendo a la Iglesia católica dice bastante del concepto que Leonardo Boff tiene de la situación por la que pasa aquella.

Está claro que a él no le gusta la subordinación a las autoridades porque va en contra de un pensamiento que, como el suyo, dice ser libre. Pero libre, sólo, de lo que diga la Iglesia católica a la que dice pertenecer.

Leer más... »

29.07.08

¿Qué es lo que no se entiende de Pagola?

(ADVERTENCIA: ¡este post es algo extenso!)

En determinadas ocasiones es importante y necesario dejar, como se dice, las cosas claras. El caso que hoy nos toca es algo, digamos, preocupante porque, al parecer, resulta muy difícil (eso quieren hacer creer) que el tema del asunto del meollo del intríngulis de José Antonio Pagola se entienda.

Sin embargo es, esto lo digo yo (que no soy teólogo, con lo cual ya pueden empezar a arreciar las críticas a lo que voy a decir) algo bastante sencillo y fácil de entender.

Vamos a ver.

Tenemos, por un lado, un libro escrito por el teólogo citado arriba (Jesús. Aproximación histórica); tenemos una Nota que, a la fuerza, ha tenido que emitir la Conferencia Episcopal Española (”Nota de clarificación sobre el libro de José Antonio Pagola, “Jesús. Aproximación histórica (PPC, Madrid 2007, 544 pp.) sobre el mismo y tenemos, por último, la reacción de aquellos que se alinean con la tesis de Pagola y que firman documentos en los que se adhieren al mismo (Consideraciones para una valoración crítica de la Nota de clarificación de la Comisión Episcopal de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe sobre el libro de J. A. Pagola Jesús. Aproximación histórica (PPC, Madrid 2007, 544 pág.)

A la decisión, citada, de los teólogos, se ha sumado, como no podía ser de otra forma, la Asociación de teólogos Juan XXIII, porque ya sabemos que, al fin y al cabo, todos (unos, teólogos críticos y miembros de la citada Asociación, manifiestan, todos, las mismas ideas)
Así está la cosa.

Leer más... »

28.07.08

Disidencia en la Iglesia: cuando la luz ciega demasiado

Lucas, que antes de ser santo fuera médico de Pablo antes de que éste fuera, también, elegido para tal expresión del Amor de Dios, lo resumió así en sus Hechos de los Apóstoles (9:3-9):

Mientras iba de camino, ya cerca de Damasco, le envolvió de repente una luz que venía del cielo. Cayó al suelo y oyó una voz que le decía: «Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?» Preguntó él: «¿Quién eres tú, Señor?» Y él respondió: «Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Ahora levántate y entra en la ciudad. Allí se te dirá lo que tienes que hacer.» Los hombres que lo acompañaban se habían quedado atónitos, pues oían hablar, pero no veían a nadie, y Saulo, al levantarse del suelo, no veía nada por más que abría los ojos. Lo tomaron de la mano y lo llevaron a Damasco. Allí permaneció tres días sin comer ni beber, y estaba ciego

Se suele decir que, en tal momento, gozó Pablo de una conversión que lo llevaría por el mundo como Apóstol de los Gentiles que, dígase lo que se diga, suponía un añadido de valor a su ya difícil misión de transmisor de la Palabra de Dios.

Lo que hizo, a partir de tal momento, es fácilmente constatable porque se encuentra, palabra por palabra, en las Sagradas Escrituras

Pero algo hay de importante que destacar en el episodio de la conversión de Pablo y es que, en un principio, se quedó ciego. Poco más abajo se dice que: “Salió Ananías, entró en la casa y le impuso las manos diciendo: «Hermano Saulo, el Señor Jesús que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recobres la vista y quedes lleno del Espíritu Santo.» 18 Al instante se le cayeron de los ojos una especie de escamas y empezó a ver. Se levantó y fue bautizado” (Hechos 9:11-18)

Luego, Paulo volvió a ver y no quedó cegada su mente ni su corazón por la luz que lo descabalgó del caballo. De no haberse producido tal echo bien podría decirse que su conversión le habría servido para poco cuando, al contrario, tenía una misión encomendada de gran valor para la Iglesia naciente.

Leer más... »