InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Categoría: Tiempos litúrgicos

15.08.15

Y subió al Cielo; es que subió en cuerpo y alma

 

Es de fe y, por tanto, ha de ser  creído y defendido por todo católico, que María, Madre de Dios y Madre nuestra, ascendió al Cielo en cuerpo y alma.

Eso, la tal ascensión es, sin embargo, un gran misterio para nosotros que, no obstante, aceptamos como verdad por todo lo que, relacionado con María, apunta a tal resultado vital.

En realidad, todo lo relacionado con María tiene relación, valga la redundancia, con ella misma. Es decir, que, por ejemplo, el dogma de su Inmaculada Concepción no es algo descubierto por la Iglesia católica como quien descubre algo nuevo sino que era una necesidad intrínseca a la propia naturaleza espiritual de aquella joven que dijo sí al Ángel Gabriel. Lo único que se hizo fue formular el sentido del mismo.

Pues bien, decimos que todo tiene relación entre sí. Y este, el del día que celebramos hoy, es ejemplo de eso.

Leer más... »

24.12.11

Esta noche es Nochebuena

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Nochebuena

Hoy, 24 de diciembre, es un día muy especial de los que el calendario reserva a los grandes momentos de la historia de la humanidad.

¿Qué supone al nacimiento de Jesús para los que nos consideramos hijos de Dios?

Por ejemplo, sabemos que el Creador se ha hecho hombre.

Por ejemplo, sabemos que, desde entonces, Jesús tiene hermanos que somos nosotros.

Por ejemplo, sabemos que desde entonces Dios continua manifestando especial predilección por los pobres, por los pequeños en la fe, por los sencillos, por los limpios de corazón y, claro, por los pecadores a los que quiere sanar en su alma cual oveja perdida necesita que su pastor la devuelva al redil.

Por ejemplo, sabemos que desde entonces lo que es material ha de ceder a lo que es espiritual y que, por tanto, no importa tanto el escenario del nacimiento sino el considerar que la pobreza en la que nació Dios era la preferida por el Creador para que llegara a nuestro corazón la importancia de lo que no se compra con dinero sino que se adquiere con amor y entrega a los demás, Palabra hecha efectivo hacer.

Leer más... »

15.12.11

Serie Adviento - 4º domingo (18 de diciembre de 2011): María, actitudes suyas que seguir

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Corona de Adviento

Tradicional y litúrgicamente se ha dedicado el último domingo de Adviento, el 4º, a la persona que, dando su sí ante Gabriel, supo manifestar una humildad y un amor digno de su propia causa.

No extraña que así se haga porque, ciertamente, a las puertas de recordar el nacimiento del Hijo de Dios, que la Madre del Creador sea a quien se dedique el recuerdo, entra dentro del más puro sentimiento humano.

Si seguimos al evangelista que fuera médico, como hemos estado haciendo las dos últimas semanas, podemos darnos cuenta de que María, ante la comunicación del Enviado de Dios, no se queda en su casa a la espera del nacimiento de su hijo. Muy al contrario, “se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel”.

Así lo recoge san Lucas en 1, 39-40. Y no dice poco.

Casi como un resorte y pensando, seguramente, en la situación por la que estaba pasando Isabel, prima suya, a la que llamaban estéril, presta se dispuso a acudir en su ayuda. Manifestó, así, una disposición a la entrega que, luego, perfeccionaría a lo largo de su vida.

Leer más... »

12.12.11

En mitad del Adviento

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Esperando

Apenas hace unos días que comenzó el tiempo de Adviento y apenas faltan otros pocos días para que, de nuevo, la imagen amorosa de un niño nacido del Amor de Dios y de la voluntad de entrega de una joven, vuelva a nuestras vidas.

Por tanto, ahora, en la mitad del Adviento ha de convenir echar una mirada atrás y una hacia el inmediato futuro, para reconocernos en lo que pasó y, más que nada, en lo que hemos de tener en cuenta para nuestra vida porque, siendo el Adviento un tiempo de espera, no podemos olvidar que se hace necesario velar.

En realidad, como dice el evangelista Marcos (13,35) hemos de velar “pues no sabéis cuando vendrá el dueño de la casa”. Por eso siempre hemos de estar en perpetuo estado de revista porque, de no ser así, es muy posible que, cuando regrese Cristo nos encuentre algo alejados de la situación que, en espíritu, hemos de de gozar y disfrutar.

No podemos olvidar, por parta parte, que la labor de Juan, el Bautista, era, por así decirlo, una introducción de la persona de Cristo porque así estaba escrito cuando el naví Isaías dijo “Yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino”. Así, el camino que nos prepara es el que lleva al definitivo reino de Dios. No salirse de la senda recta, cumpliendo la voluntad de Dios es, exactamente, lo que Juan venía, vino, a hacer y que hoy día se ha repetir en nuestros corazones.

Leer más... »

10.12.11

Serie Adviento - 3er domingo (11 de diciembre de 2011): bautizo de agua y de fuego

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Adviento. Tercer Domingo

Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, y no soy digno de desatarle la correa de sus sandalias. El os bautizará en Espíritu Santo y fuego

El evangelista Lucas, en la, digamos, presentación de la labor de Juan el Bautista, pone, en boca del primo de Jesucristo, algo fundamental para nuestra fe: el bautizo con agua ha de suponer, también, el de fuego.

Entonces, como cristianos, en cuanto bautizados no podemos olvidar lo que supone tener tal encuentro espiritual con Dios. Al menos, no podemos dejar de lado lo que eso es para nosotros y para nuestras relaciones medidas o inmediatas.

Primero se nos bautiza con agua. Así se nos limpia el pecado original. Pero luego, el otro bautismo, el que quema nuestro corazón de piedra es el de fuego.

Leer más... »