InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: Noviembre 2017, 20

20.11.17

Serie Venerable Marta Robin – Darlo todo

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Le secret de Marthe Robin” escrito por el P. Jacques Ravanel" palabras que, con ayuda de Dios y del diccionario, hemos procurado traducir. 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Darlo todo

 

“Cuando se ha dado todo, hace falta, todavía, dar más”.

 

Sabemos que, desde que en la Ascensión de Jesucristo a los Cielos, dio comienzo, por decirlo así, la diáspora cristiana y la fe, luego llamada católica, empezó a dispersarse por el mundo entonces conocido, ha habido muchos hermanos nuestros que han demostrado que lo eran.

Queremos decir con esto que ha habido quien ha comprendido muy bien lo que supone ser discípulo de Cristo y, es más, hasta ha habido quien hay  dado la vida por eso. Los llamamos mártires y han acabado siéndolo no negando lo que eran.

Decimos, por tanto, que tales hermanos nuestros, lo han dado todo por su fe católica. Y, es más, aún hay quien eso sigue haciendo tantos siglos después de que los primeros discípulos de Cristo murieran por serlo.

Nuestra hermana Venerable Marta Robin que, en una manera quizá distinta pero real también fue mártir, por testigo, de su fe católica, sabe que las cosas, ciertamente, no son como podríamos pensar, de color rosa sino, a veces, de color más que negro.

De todas formas hay, y ella no lo niega sino que, al contrario, lo afirma con su vida, una forma de mostrar y demostrar lo que se es. Y hablamos de consecuencia y de fe de verdad y cierta.

A este respecto, es muy común sostener que, al ser discípulo de Cristo, no hay nada que no podamos hacer. Y es que tenemos un gran guardaespaldas del alma (Dios) y eso no hace más que afirmar nuestra fuerza y nuestra ansia por servirlo según quiere que le sirvamos.

“Darlo todo”. Marta Robin no se queda en la raya de un hacer que, digamos, sea rácano. No. Ella va más allá porque, en vida, fue una creyente que sobrepasó los límites de lo ordinario. Y fue extraordinaria porque supo sobrenaturalizar el sufrimiento y el dolor. Y por eso nos viene muy bien que nos diga las cosas como son y sin anestesia alguna.

Ella nos habla de una situación que, ciertamente, no es la de todos los creyentes católicos. Y es que no todo creyente católico está dispuesto a darlo todo.

Lo que queremos decir es que nos dice que “cuando se ha dado todo”. Y ahí está el problema: darlo todo.

Darlo todo por Dios no es fácil. Es decir, no es que sea imposible (muchos sí lo han hecho y lo hacen) pero el común comportamiento es hace lo posible para no darlo todo sino para darlo a cuentagotas que no es, precisamente, la mejor forma de mostrar que se es discípulo de Cristo.

Pero la Venerable Marta Robin entiende las cosas de otra manera. Es más, es la manera que, además, quiere Dios que sea.

Ella nos dice que, en caso de haberlo dado todo… además hay que dar más.

Ese “más” es verdaderamente terrible porque es un nivel de correspondencia al Amor de Dios de parte de sus hijos, de su semejanza, que no se cumple siempre…

De todas formas, dice Marta Robin que “hace falta”. ¿Es que a Dios le hace falta que hagamos sus hijos eso?

Podemos decir que, hablando con verdad, a Dios no le hace falta ni eso ni nada de nosotros. Es Todopoderoso. Sin embargo, le debe llenar de gozo que, además de darlo todo… demos más.

Ciertamente, nuestro Creador sabe como somos y nos perdona nuestra mucha falta de dar más sin, antes, haberlo dado todo. Pero debe estar más que contento y feliz viendo como alguno de sus criaturas humanas, véase Marta Robin, han comprendido lo que quiere su Padre Eterno. Comprendido, y más que comprendido.

 

Eleuterio Fernández Guzmán

Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
 
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: amigoslolos@telefonica.net.

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

…………………………..

Por la libertad de Asia Bibi. 
……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.

……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

La Venerable Marta Robin es buen ejemplo de lo que se puede llegar a ser: hija de Dios.

…………………………….

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.
…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

 

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.