InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: Noviembre 2017, 14

14.11.17

Un amigo de Lolo – "Lolo, libro a libro"- Me acuso (4)

Presentación

Resultado de imagen de manuel lozano garrido

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

 

Resultado de imagen de Mesa redonda con Dios

 

A partir de hoy, y con la ayuda de Dios, vamos a dedicar los próximos artículos referidos al Beato Manuel Lozano Garrido, a traer aquí textos de sus libros. Y vamos a hacerlo empezando por el primero de ellos, de título “Mesa redonda con Dios”. 

 

Me acuso (4)

 

Durante unas semanas vamos a traer a este especial apartado dedicado al Beato Lolo una serie de “acusaciones” que nos vienen la mar de bien para, si es posible, evitarlas nosotros. Se encuentran en la página 166 de su “Mesa redonda con Dios”.

 

“No, Cristo, no hables, que soy yo quien debe hacer de propio fiscal:

 

Ahí voy:

De crear un Cristo que sólo vive en mi piso, sin calles, trabajo, gentes ni humanidad; de un cristianismo de sacristía y onda corta, con incienso y cirios en las fábricas y las ventanillas, pero sin ejemplo, órdenes con espíritu y justicia”.

 

Quien conozca la vida, digamos, física, que sufrió el Beato Manuel Lozano Garrido (muy dolorida y dolorosa) podría decir que tampoco es para ponerse así ni pensar que lo que dice aquí es para acusarse. Y es que, habiendo sufrido mucho no debería hacer lo propio acerca de crear un Cristo que viva en su piso…

Sin embargo, también sabemos que no puede referirse a eso Lolo sino a algo que, seguramente, es más que común y que tiene que ver poco con su vida aunque él se acuse, precisamente, de eso.

En realidad, esconder a Cristo debajo de un celemín no es nada extraño. Es más, hoy día es algo que, por lo común, hace el católico. Quizá por miedo o (más por lo que sigue) por respeto humano, quien dice ser discípulo de Cristo mira para otro lado cuando se trata de hacer, justamente, lo contrario.

El caso es que habla Lolo de “crear”. Es decir que en algunas ocasiones hacemos un Cristo a nuestra medida que, como bien sabemos (somos pecadores), no es la mejor del mundo para andar por el siglo transmitiendo lo que la pena transmitir. Y tal creación no suele ser porque queramos hacerlo mejor sino, al contrario, para hacerlo a nuestra medida que suele ser corta y disminuida.

Querer arrinconar al Hijo de Dios supone, además, un error grave porque lastra mucho el bien que puede hacernos y hacer el Hijo de Dios. Ni podemos, pues, hacer eso ni considerarlo, tampoco, como algo tan íntimo que no salga de nosotros mismos. Y es que sería como guardar un tesoro que hemos encontrado y hacerlo, no por bien ajeno sino por avaricia.

Cristo, al contrario, es un Hijo, de Dios, que fue enviado al mundo para hacer, justamente, lo contrario: para que el mundo conociese que era el Emmanuel y que había venido al mundo para que el mundo se salvase. Y es más que cierto que poca salvación hubiese habido si aquel hombre, aquel Dios hecho hombre, no hubiera salido de Nazaret. No. Quiso, porque debía querer, ir por el mundo a decir que había llegado el Reino de Dios y para que, quien lo confesase Hijo del Padre Eterno, se salvase. Y eso no hubiera sido posible de haberse hecho, para sí mismo, un Hijo avaricioso en cuanto a lo que debía hacer.

También nos habla Lolo de “onda corta” que es lo mismo que decir egoísta. Y tal egoísmo se manifiesta en no querer manifestar, a nuestro prójimo, el gozo que tenemos de sabernos discípulos de Jesucristo. Algo así como si no hubiera nadie a quien transmitir eso cuando bien sabemos que no es que haya alguien sino que hay muchos “alguienes” que, bien no conocen a Cristo o hacen, como se acusa el Beato Manuel Lozano Garrido, como si fuera una propiedad suya como si nadie tuviera derecho a conocerlo.

Una fe alicorta no la puede querer Dios.

Esto de la fe alicorta nos viene muy expresada cuando Lolo hala de que, a veces, hacemos como si nuestra creencia consistiera en manifestar la teoría de las mismas (esos “incienso y cirios en las fábricas y en las ventanillas”, en todo caso, si es que tal se produce) pero, a la hora de la verdad, sin la correspondencia que es necesaria para que haya unidad de vida o, lo que es lo mismo, para que hagamos real lo que creemos.

Ciertamente, si bien nosotros estamos más que seguros que Lolo es posible que se acusara de lo que nos dice porque con franqueza lo sentía, nos bien la mar de bien que así lo dejara escrito porque nos vale, más que mejor, para vernos reflejados en unas palabras que gozan, con toda seguridad, de inspiración divina. No obstante, nos sirven a la perfección a los que, a lo sumo, gozamos dándonos cuenta de que haya quien aprecie la verdad de las cosas del alma con tanta claridad.

Eleuterio Fernández Guzmán

 Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
 
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: amigoslolos@telefonica.net.

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

 ……………………….

Por la libertad de Asia Bibi. 
……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa 
……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Saber sufrir, espiritualmente hablando, es un verdadero tesoro.

…………………………….

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

 

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.