InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: 2017

18.12.17

17.12.17

La Palabra del Domingo - 17 de diciembre de 2017

Jn 1, 6-8. 19-28

 

“6 Hubo un hombre, enviado por Dios: se llamaba Juan. 7 Este vino para un testimonio, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por él. 8 No era él la luz, sino quien debía dar testimonio de la luz. 19 Y este fue el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron donde él desde Jerusalén sacerdotes y levitas a preguntarle: ‘¿Quién eres tú?’ 20 El confesó, y no negó; confesó: ‘Yo no soy el Cristo.’ 21 Y le preguntaron: ‘¿Qué, pues? ¿Eres tú Elías?’ El dijo: ‘No lo soy.’ – ‘¿Eres tú el profeta?’ Respondió: ‘No.’ 22      Entonces le dijeron: ‘¿Quién eres, pues, para que demos respuesta a los que nos han enviado? ¿Qué dices de ti mismo?’ 23 Dijo él: ‘Yo soy = voz del que clama en el desierto: Rectificad el camino del Señor, =  como dijo el profeta Isaías.’ 24 Los enviados eran fariseos.25 Y le preguntaron: ‘¿Por qué, pues, bautizas, si no eres tú el Cristo ni Elías ni el profeta?’ 26 Juan les respondió: ‘Yo bautizo con agua, pero en medio de vosotros está uno a quien no conocéis, 27        que viene detrás de mí, a quien yo no soy digno de desatarle la correa de su sandalia.’ 28 Esto ocurrió en Betania, al otro lado del Jordán, donde estaba Juan bautizando.

         

COMENTARIO

 

El que ha de venir y ya viene

 

No hay nada mejor que servirse de aquellos hermanos nuestros que han visto y gozado ciertas cosas de nuestra fe. 

Seguramente Juan, quien escribe este evangelio, era discípulo el Bautista. Habría sido bautizado por el primo de Jesús en las aguas del Jordán y sabía, perfectamente, de qué estaba escribiendo cuando hace lo propio para empezar su texto sagrado. Es decir, no hablaba de oídas sino que era testigo directo de lo que entonces aconteció y, luego, de lo que acabaría pasando.  

Lo que aquí pasa, lo que escribe Juan que fue testigo de todo aquello, es muy importante porque nos pone sobre la pista de la voluntad de Dios, sobre lo que quiere para el hombre y, sobre todo, lo que está pensado para cada uno de nosotros.

Leer más... »

16.12.17

Meditaciones de Adviento – Sábado II de Adviento. Dios manifiesta su Gloria y Poder en Navidad

 

Resultado de imagen de La gloria de Dios en Navidad

 

Como creemos los hijos de Dios que nos sabemos católicos, que Dios haya hecho lo que ha hecho, desde la misma Creación hasta hoy mismo, no es nada extraño. Y no lo es porque reconocemos que, como Todopoderoso, todo lo puede hacer. 

Eso mismo pasa ahora, en Adviento pero, sobre todo, en el momento exacto de Navidad donde todo confluye en demostración de Quién ha sido el que ha hecho todo esto, de Quién lo hizo y, sobre todo, de Quién lo mantiene.

 

La Gloria de Dios

 

Cuando decimos “Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo” estamos manifestando que estamos convencidos acerca de que la Santísima Trinidad es Gloria pura y, por eso, alabamos que así lo sea. 

Al respecto del tiempo, el final de los tiempos, en el que fue enviado el Hijo de Dios, la Gloria del Creador se manifiesta porque hace lo propio la Majestad del Todopoderoso. 

Leer más... »

15.12.17

Meditaciones de Adviento – Viernes II de Adviento. En realidad, todo conduce a Belén

Resultado de imagen de HAcia BElén

Todo lleva a Belén. 

Esto, realmente, no supone descubrimiento alguno porque, en efecto, sabemos dónde nació el Mesías. Y eso no era nada nuevo para los que conocían las Sagradas Escrituras judías. Y es que el profeta Miqueas (5,1; Mt 2,6) ya dejó escrito “Mas tú, Belén Efrata, aunque eres la menor entre las familias de Judá, de ti me ha de salir aquel que ha de dominar en Israel, y cuyos orígenes son de antigüedad, desde los días de antaño”. 

Por eso, cuando Herodes preguntó a los conocedores de un momento tan importante como era el nacimiento del Mesías, ellos le contestaron (Mt 2,5) “En Belén de Judea porque así está escrito por medio del profeta”. 

Es más, en el Evangelio de San Juan (7, 42), cuando se produce una polémica acerca de Jesucristo y de aquello que decía pero, sobre todo, de cuál era su origen, su nacimiento, se recoge que “¿No dice la Escritura que el Cristo vendrá de la descendencia de David y de Belén, el pueblo de donde era David?” 

Leer más... »

14.12.17

Meditaciones de Adviento – Jueves II de Adviento. ¿Puede ser Adviento siempre?

 Resultado de imagen de Siempre es Adviento

Esta pregunta, quizá, pueda resultar extraña. En realidad, es una provocación al espíritu y a nuestra alma. Y es que se rompe con el esquema mental que determina que lo que tiene que ser sólo puede ser cuando tiene que ser. 

Con esto queremos decir, con la pregunta que hacemos, si es posible que el tiempo de Adviento se “extienda” a todo el tiempo litúrgico y, por decirlo pronto, natural. Vamos, que si es posible que siempre sea Adviento. 

Aquí caben dos posibilidades: que eso pueda ser posible y que no pueda ser. 

Pensemos lo segundo: no puede ser que Adviento sea todo el año, que sea siempre.

Leer más... »