InfoCatólica / Eleuterio Fernández Guzmán / Archivos para: Agosto 2011

31.08.11

Ad pedem litterae - Hermanos en la red: El Brigante

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Al pie de la letra es, digamos, una forma, de seguir lo que alguien dice sin desviarse ni siquiera un ápice.

En “Ad pedem litterae - Hermanos en la red” van a ser reproducidos aquellos artículos de católicos que hacen su labor en la red de redes y que suponen, por eso mismo, un encarar la creencia en un sentido claro y bien definido.

Ad pedem litterae - El Brigante

En el siguiente artículo, el Brigante nos propone, tras su reflexión, un muy interesante tema: el matrimonio. Me permito la licencia de titular el artículo general con el título del que, en realidad y como puede leerse, es la segunda parte del mismo

El Brigante

Inactuales cogitationes sobre el matrimonio

Dios inventó el matrimonio

Santo Tomás explica que el matrimonio existe principalmente para el bien común de la sociedad humana, para el bien de la especie humana. Este bien demanda que no cualquier hombre se pueda unir con cualquier mujer en contrato matrimonial. Y esto es hoy lo más llamativo para nuestros contemporáneos y probablemente para nosotros: los intereses de la especie y de la sociedad priman sobre los intereses, las conveniencias y los gustos individuales.

El hombre ha sido creado social, lo cual no quiere decir que todos los hombres tengan que ser simpáticos, sino que todos los hombres alcanzarán su finalidad propia en sociedad, en amistad, tengan o no un temperamento sociable o simpático. Los antipáticos, los huraños, los solitarios, los independientes, metafísicamente hablando son tan sociables como cualquiera. Para entender bien el matrimonio debemos ser conscientes de la creación, por la cual recibimos nuestra naturaleza social, o la determinación a obtener nuestros fines en sociedad.

El matrimonio es un modo socialmente insustituible de participar en la construcción de la vida política, el bien común.

Leer más... »

30.08.11

¿13TV es un Caballo de Troya dentro de la Iglesia católica?

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Hace unos escribí en este blog acerca del extraño caso de que Ramoncín, otrora “Rey del pollo frito”, vertiera sus opiniones sobre lo humano pero, también, sobre lo divino en un canal “católico” como es 13TV.

Sin embargo, gracias al P. Tomás de la Torre, que también escribe en InfoCatólica, he podido descubrir que, a lo mejor, lo que pasa es que 13TV no es tan católica como pretende presentarse y, en tal caso, habría que pedir cuentas a más de uno.

A este respecto hay cosas que son difíciles de asimilar por el asco que dan y por lo que suponen. Por eso, como dice el P. Tomás, los católicos nos merecemos alguna que otra explicación.

Merecemos que se nos explique, por ejemplo, lo siguiente:

Leer más... »

29.08.11

Camino Neocatecumenal: una semana después

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Encuentro Vocacional

Ya ha pasado una semana desde el encuentro en el que el Camino Neocatecumenal llamó a las vocaciones de los jóvenes presentes en la Plaza de Cibeles de Madrid (España) y, aunque, haya personas mucho más importantes que yo que ya han escrito sobre tan especial momento del Espíritu, me voy a permitir decir lo que pienso al respecto porque, al parecer, aquello fue, según algunos, malo de solemnidad.

5.000 y 3.200 son las cifras.

Así, dichos, los números, parecen fríos. Sin embargo, los mismos se refieren a personas que decidieron, supongo yo que no de repente, escoger una vida que no les será nada fácil ni todo les vendrá de cara. Seguramente, en muchos momentos de su existencia, tendrán que ofrecer mucho sufrimiento a Dios.

Y, sin embargo, unos cuantos miles de chicos (5000) y unos cuantos miles de chicas (3200) dijeron sí a la llamada de Dios, que no de Kiko Argüello siendo, éste, únicamente (que no es poco) quien esperó a que el Espíritu Santo soplara donde quisiese.

Leer más... »

28.08.11

La Palabra del Domingo - 28 de agosto de 2011 - Negarse a sí mismo

Biblia

Enlace a Libros y otros textos.
……………………..

Mt 16, 21-27. El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo.

21 Desde entonces comenzó Jesús a manifestar a sus discípulos que él debía ir a Jerusalén y sufrir mucho de parte de los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, y ser matado y resucitar al tercer día. 22 Tomándole aparte Pedro, se puso a reprenderle diciendo: «¡Lejos de ti, Señor! ¡De ningún modo te sucederá eso!» 23 Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: «¡Quítate de mi vista, Satanás! ¡Escándalo eres para mí, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres! 24 Entonces dijo Jesús a sus discípulos: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. 25 Porque quien quiera salvar su vida, la perderá, pero quien pierda su vida por mí, la encontrará. 26 Pues ¿de qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida? O ¿qué puede dar el hombre a cambio de su vida? 27 «Porque el Hijo del hombre ha de venir en la gloria de su Padre, con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno según su conducta.

COMENTARIO

Negarse a un mismo para vivir eternamente

Muchas veces se ha dicho y se dice que nadie ha dicho o dice que ser cristiano sea fácil y que seguir a Cristo sea como un paseo descansado en una tarde de día de fiesta.

Tampoco hay que ser muy original para decir esto ni, siquiera, para pensarlo porque el propio Jesucristo lo dice y dejan bien claro qué ha de esperar quien le siga. Vale la pena repetirlo para que nadie se lleve a engaño:

“Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque quien quiera salvar su vida, la perderá, pero quien pierda su vida por mí, la encontrará. Pues ¿de qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida? O ¿qué puede dar el hombre a cambio de su vida?

Ir en pos, detrás de Cristo, ha de suponer seguir la doctrina que Él transmite porque no otra cosa supone estar con el Hijo de Dios.

Pero, para eso, no basta con decirlo de boca para afuera. Hace falta negarse a sí mismo o, lo que es lo mismo, olvidarse de uno mismo y entregarse, totalmente, a Cristo.

Leer más... »

27.08.11

La dignidad de la persona está bajo mínimos

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

AVISO: para ser honrados tengo que decir que el artículo de hoy es bastante extenso. Sin embargo, me parece que el tema, la dignidad de la persona, es lo suficientemente importante como para tratarlo con cierta extensión. Hay muchos aspectos implicados en el mismo y, así, un tratamiento menor hubiera desvaído demasiado la cuestión.

………

Al que esto escribe siempre le ha preocupado que el ser humano olvide que es digno y que la dignidad es una característica que le adorna por el solo hecho de ser persona. Si Dios, además, lo crea, es fácil deducir que la misma dignidad humana es un don del Creador del que no tenemos derecho a desprendernos por ser, además, uno de los derechos que se llaman fundamentales y ser, por lo tanto, irrenunciables.

Por lo tanto, una sociedad en la que a la dignidad de la persona se le pone precio es una que está enferma y que mira, además con gozo, el fondo del abismo en el que está cercana a caer.

Valga este humilde trabajo, escrito hace unos cuantos años pero actualizado al ahora mismo para poner el acento en la importancia que debería tener un derecho tan divino como es el de preservar la dignidad de la persona, creación y semejanza de Dios.

Reconoce, ¡OH cristiano!, tu dignidad
y, hecho partícipe de la naturaleza divina,
no caigas ya más en la vieja vileza. Acuérdate de quién
es tu cabeza, y de qué cuerpo eres miembro.

(Papa S. León Magno)

SUMARIO

1.- Elementos básicos.- 2.- Justificación doctrinal: Iusnaturalismo y derecho - 2.1.-Huyendo de lo abstracto: la positivación del Derecho Natural.-3.- Concretando la cuestión – 3.1.- Bases morales – 3.2.- Objeto material.- 4.- Resultado que trae la dejación del derecho a la intimidad.- 5.- Concluyendo con esperanza.

1. Elementos básicos.

Dejó dicho y dice el Papa Juan XXIII, que el “hombre tiene por sí mismo derechos y deberes, que dimanan inmediatamente y al mismo tiempo de su propia naturaleza. Estos derechos y deberes son, por ello, universales e inviolables y no pueden renunciarse por ningún concepto”1 . La exégesis de este texto resulta, aunque parezca mentira, bastante elemental2. Y esta es la que sigue: el ser humano, por el hecho de serlo, tiene asociadas a su personalidad una serie de posibilidades que puede llegar a ejercer, obligaciones que cumplir y, sobre todo, algunas de aquellas -como derechos inviolables- que no pueden ser limitados, violentados o enajenados ni siquiera por quien los posee en calidad de propietario por esencialidad3. Además, también en el citado texto papal, se dice que “se considera que el bien común consiste principalmente en la defensa de los derechos y deberes de la persona humana”4 entre los que se encuentra “el debido respeto a su persona”5 (que encierra, por ser ese su objeto, el respeto a la intimidad de aquella).

Con relación a estos derechos, pero en un plano discursivo más cercano a la filosofía jurídica, Stuart Mill6 entiende que “No es libre ninguna sociedad, cualquiera que sea su forma de gobierno, en la cual estas libertades no estén respetadas en su totalidad; y ninguna es libre por completo ni no están en ella absoluta y plenamente garantizadas". Vemos como el escritor liberal, seguramente llevado de una actitud más que positiva o posibilista, admite que, cualquiera que sea la forma de gobierno, estas libertades han de ser respetadas. Lógicamente, en la época en que vivió (y murió en el año 1873) la aplicación de la entonces incipiente ideología socialista no había llegado a aplicarse en ninguna nación del mundo. De otra forma, el Sr. Mill no habría insinuado esa posibilidad, pues, sencillamente, no habría habido caso de tal respeto.

Pero antes de continuar con el discurso, habría que fijar el punto de vista desde el que sostenemos nuestra opinión y dónde nos apoyamos doctrinalmente.

Leer más... »

Páginas: 1 · 2