Santos Inocentes: pues la cosa no es para reírse nada de nada

 

Resultado de imagen de Santos Inocentes

Que me perdone quien tenga que perdonarme pero al que esto escribe nunca le ha hecho ninguna gracia que cuando llega el día de hoy, 28 de diciembre, y enmarcado en el recuerdo de los Santos Inocentes, se haga mofa y escarnio de un tal día y, por decirlo pronto, haya quien haga bromas a tal respecto. 

Ciertamente, aquí sólo puede haber bien mucha ignorancia o bien mucha mala baba. 

¿Es risible aquella matanza? ¿Acaso causa risa que hubiera niños muy pequeños que fueran asesinados de tal manera y por tal causa? 

A lo mejor, recordando lo que dice el Evangelio de San Mateo (que recoge este terrible hecho) a más de uno (también católico) se le quiten las ganas de echar unas risas a cuento de esto.

Dice el evangelista que fuera publicano esto que sigue:

 

Mt 2, 16

 

“Entonces Herodes, al ver que había sido burlado por los magos, se enfureció terriblemente y envió a matar a todos los niños de Belén y de toda su comarca, de dos años para abajo, según el tiempo que había precisado por los magos.”

 

Hoy día también hay inocentes que mueren de una forma tan terrible. Y nos referimos no a niños que sean asesinados una vez han nacido porque a un malnacido poderoso se le antoja que puede hacerlo. No. Nos referimos a los niños que, en el seno materno, son asesinados. Vamos, hablamos del aborto. 

El tema del aborto muchos creen que es algo pasado de moda. Queremos decir que se ha llegado al convencimiento de que es algo “normal” y de tal forma ha arraigado en el corazón de muchos católicos (no digamos, los herejes o los paganos) eso que pareciera como si la Esposa de Cristo y sus hijos nada tengan que decir a tal respecto. 

Resultado de imagen de El aborto

Los niños abortados son los inocentes, niños inocentes, de hoy día, de este 2017 y de los muchos años desde que se promovió tal forma de matar al prójimo, se protegió y, luego, se legisló para, casi, hacerlo moralmente obligatorio. Queda, además, a salvo de cualquier corazón de carne que no crea bueno ni mejor hacer tal cosa con quien no tiene defensa alguna y se encuentra en la peor situación, en cuanto a su defensa, que pudiera imaginar mente alguna. 

Los niños inocentes, seguramente santos como aquellos primeros si entendemos por santidad la mayor blancura del alma y su propia situación, mueren hoy día, en mucha forma, con el favor del poder establecido y, también, con el asentimiento del silencio de los borregos (que no simples corderos) que siguen los dictados de lo políticamente correcto y las imposiciones perversas del mundo y de los hijos de Satanás. 

Hay quien hace risa de este día. Y esto es más que triste porque supone, primero, que no entiende nada de nada aquella primera matanza en busca del Hijo de Dios. Pero, al parecer, tampoco se entiende nada de nada la muerte de los inocentes más inocentes que en el mundo pueda haber y que son los muchos nasciturus que son asesinados a manos de la ley y con el sostenimiento del mismo Estado. 

¿Hay que, ahora, ría en este día? 

Como diría Cristo: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Y es que, en verdad, no lo saben. 

Eleuterio Fernández Guzmán 

 Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
 
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: amigoslolos@telefonica.net.

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

………………………

Por la libertad de Asia Bibi. 

……………………

Por el respeto a la libertad religiosa.

……………………

Enlace a Libros y otros textos.

……………………

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

Hacer mofa y escarnio de un crimen tan terrible como el de los Santos Inocentes, es muestra de necedad y de ceguera. 

…………………………….

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí

4 comentarios

  
Alba
No nos reímos de la muerte cruel de los inocentes, pero nos alegramos de que el Señor los haya salvado, es como dice el himno de la liturgia, el tirano quiere matar a un Rey y corona a cuantos toca. Es lo mismo con los mártires, celebramos su memoria, fiesta o solemnidad, no por alegrarnos de que los mataran, sino de que con la gracia de Dios, dieron testimonio del amor que es el más fuerte. A mí no me causa problema el gastar pequeñas bromas en este día, porque es la alegría de que Dios saca el bien del mal. No sabemos los juicios de Dios, quizá fue para ellos, los niños, una gracia morir entonces. Y no quiero decir que sea para todos los abortados de hoy un bien morir así. El aborto es un crimen abominable, diabólico, y todo lo que se diga es poco. Una gran ofensa de Dios.


---
EFG


A mí,la verdad le digo, me duelen las bromas en este día.
28/12/17 10:23 AM
  
José Luis
Antes que nada, muy feliz y Santa Navidad, hermano Eleuterio.

Ya hace mucho tiempo, reflexionando sobre este ruego del Señor; “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Lo había pronunciado desde la cruz, por los paganos que no vieron los milagros de Jesús, ni oyeron, aquellos soldados, las enseñanzas del Divino Maestro. Posiblemente habrían oído las maravillas que hacía, como resucitar muertos, curar leprosos, y podría ser que no dieran crédito en algunos, pero en otros sí, como el centurión romano como leemos en el Evangelio de San Mateo 8,5-11. Pero los sumos sacerdotes que tenían mucha rabia a Jesús, sabemos que no alcanzó el perdón, porque pudiendo hacer el bien, se empeñaron en hacer matar al Salvador del mundo. Eran tiempos en que el Evangelio no se había extendido hasta la llegada de Pentecostés, por todo el mundo. En la Palabra de Dios, sabemos que es lo que tenemos que hacer y no hacer.

Leemos en una parábola del Señor: El rico epulón y el pobre Lázaro (Lc 16,19-31), ¿Por qué se condenó el rico? por no obedecer a la Palabra de Dios, y no obró con caridad por los pobres, se condenó porque no aceptó la Palabra de Dios. Pasa lo mismo hoy tenemos a la Iglesia Católica, al Magisterio, a nuestros pastores que nos hablan, pues como buscamos al Señor vamos y aprendemos, y ponemos en práctica lo que nos lleva a Dios,

Los tiempos de ignorancias pueden quedar atrás, si decidimos en vivir la vida del Evangelio.

Los que no creen, muchos de ellos se cierran en su propia ignorancia, no quieren creer para caminar en la verdad. No tienen excusas, porque a sabiendas hacen el mal, pero la Iglesia insiste abiertamente que hay que hacer el bien, y obrar con caridad y amor, No quieren hacer caso, pues sufrirán mucho en la eternidad.

En el día de hoy, que al mal se le sigue llamando bien, que las bromas, "inocentadas" no proceden del amor al prójimo, sino de la vida metida en el pecado, en el rechazo a Dios, pueden evitar esos males, las bromas, pues no es lo que se aprende de la Palabra de Dios, pues el mal siempre viene del corazón malo y retorcido.

Hace algunos años, había una persona, que sin saberlo, alguien le había colocado un muñeco de papel en la espalda, un desconocido le advirtió: "oiga, que lleva tal cosa en la espalda", se lo dijo otra persona. Pues al momento llevó su mano a donde estaba, se lo quitó, y volvió furiosamente por donde venía para buscar al culpable.

Pues el que ríe con las bromas "inocentadas", llegará un tiempo, en que tendrá llanto y amargura. Tengo que dar gracias a Dios, que nunca caí e esa perversidad de las bromas, aunque a mí también me hicieron algunas.

Hoy la sociedad siempre sigue siendo perversa, maligna, los abortos, la cruel matanza de los no nacidos, esto porque es el demonio quien le guía. La Iglesia enseña que el aborto es un gravísimo pecado, no quieren obedecer, y volviendo a lo que enseña Jesús:

Y él dijo: «Te ruego entonces, padre, que le envíes a casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les advierta y no vengan también a este lugar de tormentos». Pero replicó Abrahán: «Tienen a Moisés y a los Profetas. ¡Que los oigan!» Él dijo: «No, padre Abrahán; pero si alguno de entre los muertos va a ellos, se convertirán». Y le dijo: «Si no escuchan a Moisés y a los Profetas, tampoco se convencerán aunque uno resucite de entre los muertos». (Lc 16,27-31).

En nuestro caso, tenemos la Sagrada Biblia católica, a la Santa Madre Iglesia Católica, a nuestros pastores que están en comunión con Jesús nuestro Señor y el amor a la Iglesia Santa de Dios, pues escuchar a la Iglesia es creer en Dios.

Ya no podemos ir a oscuras, porque Cristo ha venido a nosotros, y nos ha enseñado todo lo que hemos de hacer para salvarnos, y que el que cree se salvará, y el que no crea, se condena, dice el Señor.


---
EFG


Totalmente de acuerdo con usted. Y no, no debemos ir a oscuras porque tenemos a Quien nos guíe y no son, precisamente, las mundanidades y ciertas risas a costa de.
28/12/17 10:52 AM
  
José
Querido D. Eleuterio:

Disiento desde el respeto y aprecio por la gran labor que usted realiza por la defensa de la verdad.

En la fiesta de hoy hay un gran burlado: Herodes. El himno que hoy hemos rezado en el oficio de lectura apunta en ese sentido: "Tanto al tirano le place / hacer de su orgullo ley, / que por deshacer a un Rey / un millar de reyes hace"; o el mismo sermón de san Quodvultdeus recuerda cómo Dios realiza su designio salvador sirviéndose incluso de la criminal voluntad de Herodes. Las bromas en este día nos enseñan cómo Dios se burla de nuestros planes fundamentados solo en nuestra autosuficiencia, cómo incluso del mal, Dios es capaz de sacar bien.

Las bromas inocentes y risas de hoy deberían servir para que crezcamos en humildad, y para enseñarnos a poner nuestra confianza solo en Cristo y su Iglesia.

Reciba un muy cordial saludo y mi deseo de que esté disfrutando de unas muy felices Navidades.
28/12/17 11:31 AM
  
Horacio de Buenos Aires
Creo que se está viendo distorsionado un acto simpático y relacionándolo con algo que nada tiene que ver. Que la matanza de Inocentes ha sido y sigue siendo espantosa, es verdad y los responsables (por acción u omisión) somos todos los católicos que no supimos, no pudimos o nos dimos por vencidos. Ciertamente no es responsabilidad de quien haga una broma a otra persona respecto de la inocencia de esta última. Gracias a Dios, hay gente con humor y con ganas de reírse aún en momentos complicados. De allí a relacionar una broma con la defensa del aborto, es querer amargar la vida ajena. El que quiera hacer una broma, la haga, que alegra el espíritu. Del aborto debemos encargarnos los católicos y no sabemos hacerlo. Eso es nuestra culpa, no del que haga una broma
28/12/17 11:44 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.