Serie Venerable Marta Robin – Orar, la oración

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Le secret de Marthe Robin” escrito por el P. Jacques Ravanel" palabras que, con ayuda de Dios y del diccionario, hemos procurado traducir. 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Orar, la oración

 

“La oración es antes que nada, antes que el trabajo, antes que todo. La oración es lo más importante de nuestra vida”

 

La verdad… es que hay que entender correctamente lo que nos dice la Venerable Marta Robin. Y es que es más que importante no equivocarse en esto. Nos va la vida espiritual en ello.

En realidad, cuando oramos, muchas, demasiadas, veces, solemos separar eso que sea la oración (según la hagamos) de lo que es nuestra vida ordinaria. Y es que no hay unidad de vida entre una cosa y la otra y tal pareciera nuestra existencia espiritual que fuéramos capaces de ser dos siendo, como somos, uno solo, alma y cuerpo una voluntad expresando el amor hacia Dios y hacia sus criaturas. 

La Venerable Marta Robin, quizá por su sentido espiritual (muy centrado en la Verdad y en lo que debe ser el mismo) sabe que las cosas no son como nosotros solemos creer que son sino, para Dios, muy distintas. Es decir, que cuando oramos es más que probable que no demos la importancia que tiene el hecho mismo de dirigirnos a nuestro Creador. Y en eso hay preferencias y obligaciones graves a seguir.

Quizá se pueda pensar que ponemos las cosas en un nivel tal alto que sólo los muy preparados (espiritualmente hablando) son capaces de alcanzar un sentido así, bueno y mejor, de orar. Sin embargo, eso lo decimos, la mayoría de las veces, para justificar nuestra tibieza.

Y bien. El final es, aquí, el principio, aquello por lo que debemos empezar si es queremos entender algo de esto.

Orar es lo primero. Eso nos lo dice nuestra buena hermana Marta porque sabe lo que dice. Y no lo hace para meter miedo a nuestro corazón (tan dado a lo poco y lo tibio) sino para que comprendamos y, comprendiendo, seamos capaces de orar con verdad.

Decir que lo más importante de nuestra vida es la oración quiere decir, simplemente, eso: en nuestra vida, en nuestra existencia diaria, la oración es lo más importante.

Ciertamente, con tan sólo repetir eso no vamos a conseguir nada. Es decir, si sostenemos, por activa y por pasiva, que orar es lo más importante y luego no lo aplicamos a nuestra vida… entonces nos estamos haciendo un flaco favor y aplicando aquello del cumplimiento en el sentido de “cumplo y miento…”

En fin… orar, al fin y al cabo, no es algo baladí sino algo de mucha importancia. Por eso la Venerable Marta Robin lo pone a un nivel tal alto. Vamos, que lo pone lo primero de todo, en primer lugar, antes de…

El caso es que tal “antes de” tiene su intríngulis. Queremos decir quizá más de uno (entre los que nos encontramos) tenga a bien pensar que orar antes del trabajo, antes de nuestra labor diaria o, por decirlo así, antes de todo, no es lo más fácil del mundo. No. No lo es. Y es que la mayoría de las veces miramos para otro lado cuando, antes de todo, debemos orar. Y hacemos las cosas sin el correspondiente ayuda espiritual que supone, para nosotros, dirigirnos a Dios para pedir auxilio, para dedicar la labor diario o, por decirlo pronto, para todo aquello que vamos a emprender.

Nosotros, no podemos negarlo, no estamos casi nunca a lo que deberíamos estar. Y eso es un mea culpa que debe estar en el debe de cada hijo de Dios que no es capaz de ver, en su Padre del Cielo, en su Creador, a Quien le escucha y a Quien quiere escucharle.

Al fin y al cabo, orar, la oración es una forma de hablar con Dios que el Todopoderoso nos ha entregado como don precioso y aunque, es cierto, hacer uso adecuado de ella es cosa nuestra, también lo es que no hacerlo como debe y corresponde hacerse muestra, bien a las claras, lo que somos.

Y eso, justamente eso, no era, precisamente, nuestra Venerable Marta Robin.

NOVENA AL BEATO MANUEL LOZANO GARRIDO, “LOLO”   www.amigosdelolo.com

 

Día 6º

 

Para todos los días de la novena

 

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

 

V/: Señor, ábreme los labios. R/: Y mi boca proclamará tu alabanza.

 

V/: Dios mío, ven en mi ayuda. R/: Señor, date prisa en socorrerme.

 

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

 

Oración inicial

 

Oh Dios, que en el corazón del Beato Manuel Lozano Garrido has infundido una gran alegría y sencillez para que en el sufrimiento irradiara el sentido salvífico del dolor; concédenos, por su intercesión y ejemplo, anunciar dignamente el Evangelio con obras y palabras. Por J.C.N.S. Amén

 

Reflexión propia para cada día (ver en su lugar más adelante)

 

Oración de los fieles

 

Confiando en la intercesión del Beato Manuel Lozano Garrido, supliquemos con toda confianza a Dios, nuestro Padre, que escuche nuestras plegarias.

 

1.     - Por la Santa Iglesia que, instituida por Jesucristo y conducida por el Espíritu Santo, peregrina hacia la casa del Padre: para que, en obediencia y comunión con el Santo Padre N., sea luz para los que buscan sinceramente al Señor y anuncie incansablemente su salvación. Roguemos al Señor.

 

2.     -Por nuestro Obispo: para que el Señor esté con él y le fortalezca y su pastoreo al frente de la Diócesis sea para gozo y alegría de esta Iglesia. Roguemos al Señor.

 

3.     - Por los gobernantes y los que tienen en sus manos las riquezas del mundo: para que, por intercesión del Beato Manuel Lozano, sean dotados por Dios de sabiduría y prudencia al administrar el bien común, teniendo en cuenta sobre todo a los más necesitados y desfavorecidos. Roguemos al Señor.

 

4.     - Por los enfermos y los discapacitados: para que en su tribulación experimenten la misericordia de Dios y puedan sentirse como Lolo dichosos de contribuir a la salvación de sus hermanos unidos a la Pasión de Cristo. Roguemos al Señor.

 

5.- Por los responsables de las comunicaciones sociales: para que Dios les infunda la voluntad de informar con honradez y verdad y conceda a los periodistas cristianos el celo ardiente que resplandeció en el Beato Manuel Lozano. Roguemos al Señor.

 

6.- Por los militantes cristianos y los laicos más comprometidos en la misión de la Iglesia: para que se sientan impulsados a anunciar el Evangelio con el mismo ardor con que lo hizo el Beato Lolo, tan identificado con el espíritu de la Acción Católica. Roguemos al Señor.

 

7.- Por los catequistas y educadores cristianos: para que asimilando con amor la verdad de Cristo, acierten a ser como Lolo luz para el ciego, pies para el cojo, oído para el sordo y habla para el mudo. Roguemos al Señor.

 

8.- Por todos nosotros: para que, siguiendo el ejemplo de Lolo, nos revistamos de los sentimientos de Cristo y demos con nuestras obras y palabras testimonio de su amor. Roguemos al Señor.

 

Encomendemos ahora la intención personal o particular de esta novena.

 

Oración: Oh Dios, que animaste al Beato Manuel Lozano Garrido para que alimentara con sus escritos, e iluminara con su ejemplo a tus hijos probados por la enfermedad, atiende nuestras súplicas y haz que, fructificando en buenas obras, avancemos fielmente por tus caminos. Por J. C. N. S.

 

Oración final (Todos):

 

Padre, te damos gracias por encontrarnos con tu Amor extremo a través de la vida del Beato Manuel Lozano Garrido, “Lolo”.

 

Te damos gracias porque por tu Espíritu imprimiste en él la imagen de tu Hijo Jesús.

 

Te damos gracias por su fe firme, por su amor a la Eucaristía, por su celo apostólico, por la valentía en sus escritos, por su paciencia y testimonio en la enfermedad, por su alegría permanente.

 

Te pedimos que, imitando sus pasos de cristiano, te hagamos presente en nuestros ambientes y que, como él, nunca dudemos que contamos siempre con la mano suave y firme de nuestra Madre la Virgen María.

 

(Oración aprobada por el Obispo de Jaén)

 

Reflexión personal: La Eucaristía y la Iglesia.

 

Texto bíblico: I Cor. 11, 17-22.

 

Manuel Lozano Garrido pasa 28 años de su vida paralítico. Algunos de esos años vive frente por frente de la capilla del sagrario de la Parroquia de Santa María de Linares. La verdad es que lo que más me gusta es esta vecindad de la parroquia Mientras trabajo, como o duermo, Cristo permanece de cara a mí Frente por frente, los dos estamos en postura de diálogo (Dios habla todos los días, p. 22). Luego cambió su domicilio a la c/ Cristóbal de Olid, donde murió en 1971. Tanto en una como en otra casa, no había ascensores y su inmovilidad y dolores le impedían poder ser trasladado a oír Misa en el templo. Cada día recibía la Comunión en su casa. Pero en los veranos de Tíscar, sí podía acercarse al templo en su sillón de ruedas: Aquí el domingo revitaliza para mí su solemnidad. En realidad, es la única ocasión que se me presenta al año para estar físicamente en la Misa Cuando entro lo primero que me llega es un sentimiento de familia (Dios habla todos los días, p. 140).

 

¡Un sentimiento de familia! La Iglesia es la familia de los hijos de Dios. Los primeros cristianos usaban dos frases que condensan muchas ideas: “Sine dominicum, non est dominica”: Sin Misa, no es domingo; sin la Misa, sin la participación en la celebración, es como si no fuera domingo. Era tal la estima, la devoción, la fuerza que sentían de la asistencia a la Misa, que consideraban como si no fuera DOMINGO si no asistían a la celebración. Por otra parte también decían: La Eucaristía hace la Iglesia; la Iglesia hace la Eucaristía; significa que la vida cristiana, el ser Iglesia, les venía de celebrar la Eucaristía; en la celebración apretaban sus lazos de familia de los hijos de Dios. Pero también al contrario: Nunca la Iglesia es tan Iglesia (asamblea y comunidad), como cuando se reúne para celebrar la Eucaristía.

 

Por ello la celebración profunda de la Eucaristía nos lleva al testimonio y al servicio: a un comportamiento de acuerdo con lo que creemos y celebramos (testimonio); y a un amor al prójimo que es acudir a servirle en comunión, en unión fraterna.

Reflexión personal: ¿Cómo es tu estima de la Eucaristía? ¿Procuras la participación personal y consciente en la Misa dominical? ¿Pones empeño en orar ante el Sagrario algunas veces o incluso algunos minutos cada día? (momento de silencio)

 

Hoy rezamos el Credo pidiendo para toda la Iglesia que viva de la fe y devoción a la Eucaristía, que es el Cuerpo de Cristo, el Hijo de María que nació en Belén.

 

Oración de los fieles y oración final: Como todos los días.

 

Eleuterio Fernández Guzmán

Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
 
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: amigoslolos@telefonica.net.

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

…………………………..

Por la libertad de Asia Bibi. 
……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.

……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

La Venerable Marta Robin es buen ejemplo de lo que se puede llegar a ser: hija de Dios.

…………………………….

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.
…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

 

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.