Serie Venerable Marta Robin – Una visión del amor

Hace mucho tiempo que hemos incardinado los comentarios acerca de la obra de la Venerable Marta Robin (francesa ella, de nacimiento y de nación) en la serie sobre la oración.  Sin embargo, es de recibo reconocer que desde hace mucho tiempo, también, no trata lo que traemos aquí de oraciones, en sí mismas consideradas (algunas veces sí, claro) sino de textos espirituales que nos pueden venir muy bien, primero, para conocer lo más posible a una hermana nuestra en la fe que supo llevar una vida, sufriente, sí, pero dada a la virtud y al amor al prójimo; y, en segundo lugar, también nos vendrá más que bien a nosotros, sus hermanos en la fe que buscamos, en ejemplos como el suyo, un espejo, el rastro de Dios en una vida ejemplar que seguir.

Por eso, nos vamos a acercar a su obra espiritual a través del contenido del libro “Le secret de Marthe Robin” escrito por el P. Jacques Ravanel" palabras que, con ayuda de Dios y del diccionario, hemos procurado traducir. 

    Resultado de imagen de Le secret de Marta Robin

 

Una visión del Amor

 

En una ocasión, debía correr el año 1932, al atardecer, la Venerable Marta Robin tuvo una visión de la que escribió esto que sigue:

 

“La dulce y dolorosa imagen del Salvador muriendo se mostró a mi alma” (Cuaderno íntimo, 26 de enero de 1932).

 

Las visiones que Dios permite que tengan sus hijos y, las mismas, referidas a realidades espirituales, son de muchos tipos, de muchas formas son las mismas y muy distinto el contenido, pueden establecer, en el corazón de quien sea beneficiado con ellas, un antes y un después.

La Venerable Marta Robin fue agraciada, creemos que muy especialmente, por Dios sobre esto. Sin embargo, lo que nos dice nos puede resultar más que sorprendente.

Cualquier ser humano, después del pecado original, sabe que la muerte es un momento trágico. Que sí, que estamos de acuerdo es que es nuestra hermana y que, en definitiva, lo que nos permite es pasar al más allá. Sin embargo, eso no quita (para nada de nada) que no sea uno de los momentos mejores de la existencia de una persona.

Morimos, sí, pero la muerte no es igual forma para toda persona. Es decir, no todos morimos igual porque hay muertes fulminantes; otras, debido a enfermedades, son muy lentas o muy difíciles de llevar. En fin, queremos decir que una cosa es que la muerte lo sea para todos y otra, muy distinta, que todos muramos igual. Y no, no morimos igual.

Esto lo decimos porque aquí, nuestra Venerable francesa, nos ha la de la muerte de Jesucristo. Y todos sabemos cómo fue, bajo qué condiciones y en qué circunstancias.

Eso lo sabemos, digamos, de forma general y por lo escuchado y leído acerca de la misma. Pero hay un sentido sobrenatural en la muerte del Hijo de Dios. Y es que, si no es así, no se entiende que Marta Robin diga lo que dice de la misma.

Debió ser un gran regalo de parte de Dios que se le mostrara a Marta Robin cómo fue, en el fondo (en el fondo y no sólo lo que pudiera ser apariencia exterior) el final de la vida de Jesucristo.

Decimos “en el fondo” porque sólo puede eso lo que justifique que diga que fue, nada más y nada menos, que “dulce y dolorosa”.

Nosotros podemos entender que fuera dolorosa la muerte de Jesucristo. Y es que si después de haber recibido, al menos, cien latigazos (en la flagelación) con los más diversos instrumentos de tortura, de tener que cargar (al menos, como solía ser lo ordinario) con un madero que podía muy pesar 60 o 70 kilos (los romanos no contaban con los ligeros materiales actuales) no era posible pensar que su muerte fuera de lo más llevadera. No. Fue dura y más que dura.

El caso es que para la Venerable Marta Robin, aquella muerte fue “dulce”.

Seguramente la dulzura de la muerte del Hijo de Dios sólo puede entenderse desde dos puntos de vista: en primer lugar, es que fue el exacto cumplimiento de la voluntad de Dios; en segundo lugar, que se dejó matar por voluntad propia. Y eso, sin duda, sólo pudo ser dulce par quien fue capaz de cumplir con lo que estaba escrito con tanta caballerosidad, gallardía y valentía.

Y así le mostró a Marta Robin. Y ella, como no podía ser menos, se tuvo que sentir en la obligación de dar tal regalo a sus hermanos de fe. Y ya, de paso, para que entendiera muchas cosas de su comportamiento espiritual.

 

Eleuterio Fernández Guzmán

Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
 
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: amigoslolos@telefonica.net.

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

…………………………..

Por la libertad de Asia Bibi. 
……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa.

……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

La Venerable Marta Robin es buen ejemplo de lo que se puede llegar a ser: hija de Dios.

…………………………….

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.
…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

 

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.