Y subió a los Cielos

Resultado de imagen de Asunción de María

Seguro que el Beato Manuel Lozano Garrido no se enfada si hoy, martes, día en el que el que esto escribe hace lo propio acerca de Lolo, lo dedico a su Madre y nuestra Madre, María, la que recordamos (para que no se nos olvida nunca) que subió al Cielo en cuerpo y alma porque era una mujer muy especial escogida y elegida por Dios. 

A tal respecto, tenemos por cierto y verdad, y es dogma de nuestra fe católica que la Madre de Dios fue lleva en cuerpo y alma al Cielo. Eso lo dejó dicho el Papa Pío XII, en la bula Munificentessimus DeusLo hizo en el año 1950 y no es que descubriera que eso era así sino que certificaba que era así porque el pueblo católico lo tenía por cierto y verdad desde hacía mucho, pero que mucho tiempo. 

Entonces dijo esto que sigue:

 “Pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celeste”.

 

En este texto leemos cosas que preocupan a más de un desavisado y a más de un hereje. 

Así, por ejemplo, que María era y es Inmaculada;

También, que aquella joven judía era la Madre de Dios y no sólo la Madre de un hombre, de nombre Jesús;

Que siempre fue Virgen: antes del parto, durante el parto y después del parto. Y, por fin, 

Que, a diferencia del resto de seres humanos cuyo cuerpo, al morir, queda en el mundo y su alma, vuela donde la sentencia divina diga que tiene que volar (Cielo, Infierno o Purgatorio-Purificatorio), Ella, la Madre de Dios tuvo el enorme privilegio de ser “llevada”, por así decirlo, a la Casa del Padre.

 

Por lo dicho, es fácil que a muchos se les atragante esta festividad que celebramos cada 15 de agosto. En mitad del verano recordamos que nuestra Madre era, también, de Dios y, por eso, el Todopoderoso no iba a permitir que su cuerpo se corrompiera. Y, como podía hacer lo que hizo… pues lo hizo y ya está. 

Que muchas cosas de las que aquí hablamos son misteriosas… pues es cierto, lo son. ¡Y qué! A nosotros lo único que nos importa es que un día, cuando Dios quiera, entenderemos esto y muchas otras realidades espirituales de las que, ahora, en el mundo, estamos más que alejados de ellas. Pero podemos vivir, de sobra, más que bien con saber que son ciertas. Y nos gozamos con creer en ellas por mucho que los haya que las desprecien o las hagan de menos.

 

Lo que aquí pasa es que María fue glorificada al ser llevada de tal forma al Cielo. Y eso fue así porque:

 

1. María no pecó nunca: ni originalmente ni actualmente. 

2. Fue la llena de gracia, como bien le dijo el Ángel Gabriel. 

3. Obtuvo el premio más excelso tras lo que hubiera sido una muerte, digamos, ordinaria: subir al Cielo de forma inmediata aunque ella lo hiciera sin haber muerto.

Resultado de imagen de Asunción de María

 

Sin embargo, esto no es todo. No. Y es que lo que pasa, la consecuencia de este dogma, de que María fuera llevada en cuerpo y alma al Cielo, es que, por ejemplo:

 

a. Es imagen de la Iglesia católica (no hablo de otras que tanto desprecian, por ejemplo, este dogma y otros relacionados con María). 

b. Es esperanza y consuelo de los afligidos en el mundo. 

c. Presenta, directamente y por sí, ante Dios, nuestras peticiones y súplicas. 

c. Nos contempla con su mirada caritativa, ergo, amorosa.

 

No podemos decir que sea poco lo que supone que María fuese asunta al Cielo en cuerpo y alma. Es más, que es mucho más importante de lo que muchos creen, bien que lo sabe Dios que quiso que eso pasara porque amaba más que más a su Madre. 

Y a nosotros, sus hijos del mundo, con esto gozamos más que con otras muchas cosas. Vamos, más que más.

 

Eleuterio Fernández Guzmán

 Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
 
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: amigoslolos@telefonica.net.

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

 ……………………….

Por la libertad de Asia Bibi. 
……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa 
……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

María subió al lado del Padre, de quien había traído a su Hijo al mundo. 

…………………………….

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

 

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.