Un amigo de Lolo – Los anchos hombros de Cristo

Presentación

Resultado de imagen de manuel lozano garrido

Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Sean, las palabras que puedan quedar aquí escritas, un pequeño y sentido homenaje a cristiano tan cabal y tan franco.

 

Libro de oración

 

En el libro “Rezar con el Beato Manuel Lozano, Lolo” (Publicado por Editorial Cobel, www.cobelediciones.com ) se hace referencia a una serie de textos del Beato de Linares (Jaén-España) en el que refleja la fe de nuestro amigo. Vamos a traer una selección de los mismos.

Los anchos hombros de Cristo

“Sobre las calles pasan sus hombres, distintos, pero también el Único, que siempre es el mismo, aunque su naturaleza tenga sustancia de Dios. La prisa con que nos movemos, las facturas, el problema, la situación moral o el tipo de angustia que nos abruma circulando los lleva Él sobre los hombros, con absoluta pesadumbre." (Cartas con la señal de la cruz, pp. 161-162)

 

Existe lo que nos pasa a cada uno de nosotros y el papel que juega Cristo en todo esto. Y, aunque muchos puedan pensar que nada tiene que ver una cosa con la otra, el Beato Manuel Lozano Garrido cree otra cosa y tiene total y absoluta razón.

El ser humano, puesto por Dios en el mundo, lleva una existencia más o menos atribula. Todo lo que hace debería tener vinculación con la voluntad de Dios. Sabemos, de todas formas, que no siempre es así sino que, muchas veces, hace todo lo contrario porque su naturaleza pecadora no le permite hacer lo que debe. Y eso ya lo dijo San Pablo cuando se dio cuenta de que hacía lo que no debía aún sabiendo que no debía hacerlo…

Pues bien, junto al caminar de cada uno de los hijos de Dios (de todos, pues) también camina Otro. Es Aquel que dio su vida para que sus hermanos los hombres se salvaran y pudiesen habitar las praderas del definitivo Reino de Dios y ocuparan alguna de las mansiones que está preparando el Mesías.

Todo, pues, pasa según a cada cual le corresponda hacer y sufrir. Pero tenemos un auxilio que es más que importante. Es más, es el único que vale la pena tener en cuenta por ser Quien es Aquel de quien nos viene.

Sobre esto, una vez dijo Jesucristo que podíamos dejarnos ayudar, que su yugo no era tan fuerte como podríamos pensar (y, humanamente, sabemos lo que eso supuso en su vida y, así, en la nuestra). Pero, sobre todo, que era muy importante comprender que Dios estaba en Él y Él estaba en Dios. Por eso era crucial (que viene de cruz) y elemental tener por buenas sus palabras porque eran Palabra de Dios.

Con esto queremos decir que Jesucristo soporta, sobre sus hombros, nuestras cargas. Eso ya lo hizo con los pecados de la humanidad cuando entregó su Cuerpo y su Sangre en beneficio de todos para que muchos se salvasen. Y los hombros de Cristo no son los de un simple hombre (que puede soportar limitado peso o pesadumbre si hablamos de penas del alma) sino los de Dios mismo. Por eso estamos más que seguros que pueden soportar no la carga de los pesos de la humanidad sino de todo el universo si eso puede ser que sea así. Es Todopoderoso y eso nos garantiza que estamos acompañados más que bien cuando nos damos cuenta de la compañía de Jesucristo.

Muchas veces, a este respecto, solemos creer que nada de lo que nos pasa puede ser traspasado a otro. Y en eso nos equivocamos porque Cristo está más que dispuesto a cargar con eso que no creemos poder traspasar porque sabemos que es cosa muy nuestra. Él sí puede; Él es capaz de soportar todo porque nos ama de tal manera que dio su vida por cada uno de nosotros. Y eso, que es lo más, ¿no ha de poder soportar lo menos de nuestra simple naturaleza sufriente?

Eleuterio Fernández Guzmán

 Nazareno

Para entrar en la Liga de Defensa Católica

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA

A la venta la 2ª edición del libro inédito del beato Lolo

Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Ya está disponible la 2ª edición de Las siete vidas del hombre de la calle, libro inédito de nuestro querido beato Lolo. La acogida ha sido tal que hemos tenido que reeditarlo para atender la creciente demanda del mismo: amigos de Lolo y su obra, para regalar, para centros de lectura y bibliotecas, librerías,… innumerables destinos para los hemos realizado una segunda edición de hermoso e inédito libro.


Si aún no lo compraste o si aún no lo regalaste ¡ahora es el momento de pedirlo!
 
portada del libro Las siete vidas del hombre de la calle, segunda edición, del beato Lolo

Recuerda que, con la adquisición de estos libros…

  • … enriqueces la vida espiritual de quién lo lea.
  • … colaboras a difundir la obra y devoción hacia nuestro querido Beato Lolo.
  • … colaboras a sufragar los gastos de la Fundación.

Ahora puedes adquirir tu ejemplar de la 2ª edición del libro inédito del Beato Lolo, escrito en el año 1960, “Las siete vidas del hombre de la calle”, pidiéndolo en:

Teléfono: 953692408

E-mail: amigoslolos@telefonica.net.

Colaboración económica: 6 € + gastos de envío

¡No pierdas esta oportunidad!

 ……………………….

Por la libertad de Asia Bibi. 
……………………..

Por el respeto a la libertad religiosa 
……………………..

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Panecillos de meditación

Llama el Beato Manuel Lozano GarridoLolo, “panecillos de meditación” (En “Las golondrinas nunca saben la hora”) a los pequeños momentos que nos pueden servir para ahondar en determinada realidad. Un, a modo, de alimento espiritual del que podemos servirnos.

Panecillo de hoy:

En realidad, Cristo es, para nosotros, como un San Cristóbal. 

…………………………….

Para leer Fe y Obras.

Para leer Apostolado de la Cruz y la Vida Eterna.

…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:

 

da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.