La Predicación misionera de la Iglesia desalentada en Karl Rahner

Entre los enemigos de la Misión, debemos destacar al tristemente célebre “teólogo” Karl Rahner, quien, con su hipótesis del “cristianismo anónimo”, apartó a muchos de la Misión Ad Gentes”. Refutación que el Padre Meinvielle hizo contra Rahner: “La Predicación misionera de la Iglesia desalentada en Karl Rahner” (J. Meinvielle, La Iglesia y el mundo moderno, pp. 109-114).

 

Karl Rahner es un teólogo, que ha adquirido gran notoriedad estos últimos años. Su teología se distingue por su fecundidad en suscitar problemas cuya solución lejos de satisfacer, produce malestar. Su problematicismo sistemático engendra legítimamente escepticismo. A su vez, este problematicismo denuncia una evidente falta de claros principios que pueden dejar de ser tales y convertirse en errores si se los desplaza del lugar que les corresponde y se les asigna un lugar y una significación preponderante. Tal, por ejemplo, la enseñanza de la Iglesia de que Dios da la gracia necesaria para la salvación a todo fiel o infiel que hace lo necesario para salvarse, de acuerdo con el axioma teológico que dice: “Facienti quod est in se, Deus no denegat gratiam”. Al que hace lo que está en sus manos, Dios no niega la gracia. Esta enseñanza tiene especial significación para los infieles que no tienen oportunidad de recibir la influencia del cristianismo. Aunque esta verdad sea manifiesta, como luego veremos, no hay que asignarle en el plan cristiano de la Iglesia y de la Salvación un lugar primario como si luego la incorporación a la Iglesia visible e histórica no fuera tan necesaria y ocupara sólo un lugar secundario o de supererogación. Porque las cosas se ordenan precisamente al revés.

La Revelación cristiana está toda ella dirigida a exponer el Plan de Dios sobre la Salvación con la venida de Jesucristo a este mundo y con la fundación de la Iglesia, como medio necesario para la Salvación. Este es el camino ordinario y necesario por el que Dios salva a los hombres. A los que sin falta propia no pueden echar mano de este medio, Dios, en sus misteriosos designios, les ha de hacer llegar su gracia —gracia sobrenatural— por caminos que sólo El se reserva, de suerte que puedan salvarse.

Karl Rahner, S. J. ha sistematizado, quizás con excesiva fuerza, lo que él llama un cristianismo invisible, que sería efecto de una “consagración de la Humanidad por la Encarnación del Verbo”.

“Al hacerse hombre el Verbo de Dios, dice Rahner, la Humanidad ha quedado convertida real-ontológicamente en el pueblo de los hijos de Dios, aún antecedentemente a la santificación efectiva de cada uno por la gracia”262. “Este pueblo de Dios que se extiende tanto como la Humanidad”… “antecede a (la) organización jurídica y social de lo que llamamos Iglesia”263. “Por otra parte, esta realidad verdadera e histórica del pueblo de Dios, que antecede a la Iglesia en cuanto magnitud social y jurídica. . . puede adoptar una ulterior concretización en eso que llamamos Iglesia”264. “Así, pues, donde y en la medida que haya pueblo de Dios, hay también ya, radicalmente, Iglesia, y, por cierto, independientemente de la voluntad del individuo”265.

De aquí se sigue que todo hombre, por el hecho de ser hombre, ya pertenece, radicalmente, a la Iglesia. Esta pertenencia radical implica una actualidad de pertenencia que no era admitida por Santo Tomás, quien habló sólo de pertenencia en potencia266, y que es la admitida corrientemente hasta aquí por los teólogos. Esta pertenencia actual, aunque no plenamente desarrollada, da todo derecho para que consideremos y llamamos “cristiano” a todo hombre por ser hombre. Si luego este hombre “asume totalmente su naturaleza humana concreta en su decisión libre”267, “asume toda su concreta realidad de naturaleza”268 y “la incorporación al pueblo de Dios se convierte en expresión de este acto justificante”269. En Rahner, por consiguiente, un infiel que sin culpa no pertenece a la Iglesia visible, pero que acepta con decisión personal, su naturaleza humana concreta (que ha sido consagrada por la Encarnación del Verbo) no sólo es cristiano invisible, sino que con esta decisión personal y libre, queda justificado.

Esta opinión de Rahner, S. J., sobre un cristianismo invisible que podría justificar a un infiel, aunque no ponga ningún acto de contenido propiamente sobrenatural; es sin duda atrevida y aunque pudiera ser defendida legítimamente dentro de las opiniones católicas, no debe ser destacada en forma tal que haga debilitar verdades fundamentales y primeras de las enseñanzas católicas.

El ardor misionero de San Pablo en la predicación es una exageración. En “Mision et Grâce”270, Karl Rahner, S. J., escribe:

“Forzoso es reconocer hoy que nos es imposible adoptar pura y simplemente el punto de partida de San Pablo. Ya de suyo que San Pablo representa para el cristianismo fiel una norma absoluta. Pero no es posible a los cristianos, viviendo en el siglo de la Historia de la Iglesia en que estamos, participar respecto a la salvación de los no-cristianos de las ideas pesimistas que San Pablo podía tener en óptica religiosa de su tiempo, o aún de los cristianos del siglo XVIII. En el pensamiento de San Pablo los hombres que no llegaban al bautismo estaban perdidos. Es verdad que San Pablo no ha enunciado dogma sobre este punto. Pero en la práctica era para él una evidencia.

“No es posible a los cristianos que estamos en pleno siglo XX suscribir enteramente esta perspectiva y esta manera de obrar. Tampoco tenemos el derecho. Un misionero de hoy no puede ya, como lo estaba un San Francisco Javier, estar animado de esta convicción: «Si me voy a los japoneses, si les enseño y predico el cristianismo, están salvados, irán al cielo. Si me quedo en Europa, están perdidos, como están perdidos sus padres por no haber oído hablar del Cristo y haber muerto sin bautismo»”271.

“Nuestra conciencia religiosa de cristianos de hoy es diferente. Nos es difícil pensar que los hombres que no han oído hablar de Cristo deben condenarse para siempre. No podemos apoyarnos sobre el dogma para hacer nuestro tal modo de ver las cosas. Sabemos hoy que existe un cristianismo invisible, en que se encuentra realmente, bajo el efecto de la acción de Dios, la justificación de la gracia santificante”.

Uno queda admirado o pasmado de la lógica que exhibe el Padre Karl Rahner, S. J. Porque si “el cristianismo invisible”, de cuya existencia estamos ciertos por “nuestra conciencia religiosa de cristianos de hoy”272 nos lleva a apartarnos de San Pablo que “representa para el cristiano fiel una norma absoluta”, la buena lógica nos había de llevar, en cambio, a revisar este cristianismo invisible. Sobre todo cuando el argumento central para creer en la salud de los infieles que no se oponen con su culpa a la recepción de la gracia justificante nos la da el mismo Apóstol, cuando en la I Carta a Timoteo; dice: “…Nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad”273.

Un buen teólogo ha de tener presente la jerarquía de verdades, la arquitectura del saber teológico, y es claro que la necesidad salvífica de Cristo, y, por lo tanto, su predicación se antepone a toda otra verdad, y más a una opinión de algunos teólogos, cual es la del cristianismo invisible, o anónimo, o de incógnito, que, como vemos, están esgrimiendo más de la cuenta y, por lo mismo, peligrosamente ciertos teólogos progresistas.

Y la primer verdad católica es que “en ningún otro hay salud, pues ningún otro hombre nos ha sido dado bajo el cielo, entre los hombres, por el cual podamos ser salvos”274. De aquí que Cristo haya dado mandato de “Id y enseñad a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”275. Y en Marcos: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, se salvará, mas el que no creyere, se condenará”276.

Y   que es necesaria la predicación lo dice a las claras el Apóstol San Palo: “Pero, ¿cómo invocarán a aquél en quien no han creído? Y ¿cómo predicarán si no son enviados?” Por consiguiente, la fe es por la predicación, y la predicación por la palabra de Cristo”277. De aquí que el Apóstol pudiera exclamar: “¡Ay de mí si no evangelizara!”278 Y San Pablo se expone a toda clase de peligros para cumplir su misión de predicar el Evangelio279.

Mal ha de andar la teología de Rahner cuando todo la lleva a desalentar la predicación evangélica por el mundo. ¿Cómo es posible que deje de recordar enseñanzas tan perentorias y apremiantes, claramente expuestas por el Salvador y los Apóstoles, en virtud de una tesis tan cuestionable como la suya, la del cristianismo invisible? Porque es cierto, certísimo, y de fe, que nadie se pierde sino por culpa propia y que Dios ha de suplir de algún modo la condición de aquellos a quienes no llega el Mensaje de la Iglesia visible. Pero, cómo y por cuáles caminos, si por el del cristianismo invisible de Rahner o por cualquier otro, nadie sabe nada ni nada dice la Revelación. Sólo sabemos lo del Apóstol: “¡Cuán insondables son sus juicios e inescrutables sus caminos! Porque, « ¿quién conoció el pensamiento del Señor? O ¿quién fue su consejero?»”280.

Nosotros sólo sabemos que aunque Dios da a todos y a cada uno la gracia suficiente para salvarse, sin embargo, a unos reparte más y a otros menos281 y que en esta repartición usa también todos los medios humanos, y también nos usa a nosotros, y hemos de estar dispuestos para cooperar a la difusión del Evangelio. Por mucho que pueda haber un cristianismo invisible, como lo imagina Rahner, tenemos obligación y necesidad de trabajar para que el cristianismo sea visible y bien visible, porque no puede ser sino una aberración monstruosa la que imagina que un mundo entregado al ateísmo y a la depravación de costumbres puede florecer en santidad. Porque, aunque Dios sea poderoso para sacar de las piedras hijos de Abraham282, nuestra misión es trabajar para el florecimiento de la salud moral y de la santidad en el mundo. Porque si nosotros, disponiendo de tantas gracias que Dios nos manda, somos tan malos, ¿qué han de ser aquellos que viven en un mundo infiel?

Por ello, Pío XI, en la encíclica “Rerum Ecclesiae”, llama a los infieles “los más necesitados de todos los hombres”, “nadie tan pobre ni tan desnudo, ni con tanta hambre y sed como aquellos a quienes faltan el conocimiento y la gracia de Dios”, y también caracteriza a los no-cristianos como “paganos miserables”, “hombres infelices”, “privados de los beneficios de la Redención”.

P. Federico, misionero en la meseta tibetana

_______________

 

262 Escritos de Teología, Taurus, Madrid, 1961, pág. 89.

263 Ibid., pág. 89.

264 Ibid., pág. 89.

265 Ibid., pág. 90.

266 Suma, 3, 8, 3.

267 RAHNER, ibid., pág. 90.

268 Ibid., pág. 91.

269 Ibid., pág. 91.

270 XX Siècle, Siècle de Grâce, Mame, Paris, 1962, pág. 212 y sig.

271 Ibid., pág. 214.

272 Ibid., págs. 214 y 215.

273 2, 14.

274 Hechos, 4, 12.

275 Mateo, 28, 19.

276 Marcos, 14, 15.

277 Rom., 10, 14-17.

278 I Cor., 9, 16.

279 2 Cor., cap. 11-12.

280 Rom., 11, 33.

281 SAN PABLO, Ef., 4, 7-12.

282 Mateo., 3, 9.

18 comentarios

  
Francisco Javier
Tenia que ser otro jesuita de saco y corbata. Ya la lista es larguísima.
06/01/17 7:41 PM
  
Miguel Antonio Barriola
No la tengo ahora a disposición, porque ando lejos del país, donde resido habitualmente, pero, San Juan Pablo II° en la "Redemptoris Missio", alude, oponiéndose a ella, a esta postura teológica (¿ - ?), que tanto ha desalentado el empuje misionero en la Iglesia.
En mi tierra natal, muchos sacaban la conclusión: "¿Para qué molestar a culturas lejanas? Con tal que sean buenos musulmanes o budistas, ya están salvados".
Hasta me tocó discutir con un misionero, semejante dislate.
De ahí los pseudoobjetivos de trabajo en tantos sectores eclesiales: "Demos antes de comer, casa, trabajo". Convirtiéndose más de un
movimiento de Iglesia en meras ONGs.
Nadie negará que se ha de dar de comer al hambriento, etc., pero sin
olvidar que "no sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios"(Deut 8, 3; Mt 4, 4)



......


Estimado Pater

Es magnífico su aporte, como siempre


PF
06/01/17 8:03 PM
  
Curro Estévez
Rahner, otro que tal baila.
A este sí que le han dado los curas progres el atributo de la infalibilidad.
La de veces que me han citado este hombre como oráculo de Dios.
06/01/17 8:26 PM
  
Ricardo de Argentina
Posiblemente en Rahner esté la causa mediata de los intentos de excomulgar al proselitismo que hemos visto poco ha.
Se ve que ha hecho escuela.
06/01/17 8:51 PM
  
SR.
Buen artículo.
06/01/17 11:03 PM
  
José Manuel
Valiente artículo. Se ve que la teología de Rhaner ha influido muchísimo en el actual Pontífice, Francisco, hasta el extremo de calificar de pecaminoso el proselitismo. Ambos se equivocan. Si el evangelismo pentecostal no para de crecer en Sudamérica es debido a la incesante predicación de los evangélicos. Hoy más que nunca hay que predicar para invitar a los hombres a la conversión.
07/01/17 1:17 AM
  
Maria -Ar
Gracias! Muy buen post!
+
07/01/17 3:38 AM
  
Álex
Desenfocar, ése es el mecanismo del engaño, la causa del error. O enfocar un detalle para que adquiera una relevancia que no le corresponde en una realidad ordenada y coherente. Se trata, entonces, de negar la realidad para construir otra, más conveniente.

Este subjetivismo es lo que ahora estamos padeciendo después de décadas de inventar 'realidades'. Se focaliza en la misericordia, oscureciendo la justicia. Se ilumina la Gracia, se saca del plano la libertad del hombre para abrirse o cerrarse a ella. Y quien maneja el foco no lo hace para encontrar la verdad, sino para sentirse mejor. En moral, a eso se le llama viciar la intención.

Qué bueno rescatar a Meinvielle. Ya había leído este fragmento suyo publicado en la red no ha mucho tiempo. Reconforta. Muchas gracias.

07/01/17 3:48 AM
  
Marisa
Aún el llamar "proselitismo" a la predicación del Evangelio, me parece, de lleno inadecuado. Es una especie de vaciamiento del verdadero sentido y significado de la predicación, y cambiarlo por una cierta "propaganda" más ligada a lo político que a lo religioso. Como si, en el fondo, se tratara de una disputa por el "poder" terrenal, en vez del ardor por la salvación de las almas, que no es más que caridad, en su máxime expresión "el amor al otro por amor a Cristo".

Saludos cordiales



.........

Estimada Marisa

No hay ningún deber de usar o no el término "proselitismo". De facto, hay vocablos más bellos y unívocos para significar la conquista de almas.
Lo que es falso es condenar sin más el "proselitismo" en todas y cada de sus posibles acepciones, al menos en la lengua castellana.
En breve, hay un proselitismo malo y otro bueno.
Muchos preferimos usar la espresión "misionar" en vez de "proselitizar", pero esto no significa reprobar sin más todo lo connotado con el término "proselitismo" y sus derivados.
A su vez, a menudo, lo que se busca al criticar el "proselitismo", no es oponerse a la propaganda terrenalista sino al apostolado sin más.

Por si te viene bien, a continuación te copio este pasaje que otrora he escrito:


Como no escapa a la mente de ningún hispano-parlante medianamente culto, la voz “proselitismo” admite en nuestra lengua una diversidad de suplencias de distinta connotación moral. El mismo vocablo, por tanto, no está exento de una intrínseca ambigüedad a tal punto que puede ser empleado tanto para denotar las más viles maniobras de los demócratas en pos de rejuntar papeletas en los circos electoraleros como para referirse al sacrificado apostolado de los Misioneros que se desgastan y mueren con tal de convertir paganos, herejes y cismáticos a la única Iglesia verdadera.

Con no poco placer, recuerdo haber tenido entre mis manos, durante mis visitas a las Universidades Pontificias romanas, algunos antiguos ejemplares de muy serias revistas misionales, en las que se usaba el término “proselitismo” para referirse, sin más, al apostolado de conversión de infieles.

Ejemplo señero del uso del término “proselitismo” entendido como conducta santa y aun obligatoria, lo encontramos en uno de los clásicos de la literatura misional. Nos referimos al magnífico libro intitulado “La Conversión del Mundo Pagano”. Este tomo, valga subrayarlo, fue escrito ni más ni menos que por un Sacerdote beatificado, el Beato Paolo Manna, quien con grande claridad enseñaba lo siguiente (la traducción es nuestra): “Proselitismo es un instinto de la naturaleza. Con mucha mayor razón es el instinto de la verdad sobrenatural y, para los Cristianos, es un solemne mandato de lo alto. Por lo tanto, si somos Apostólicos, debemos contribuir al Apostolado (…)” [1].

Mas, pongamos un ejemplo más. El célebre manual de Misionología escrito por Juan Carrascal S.J. intitulado “Si vas a ser misionero” (Edit. Sal Terrae, Santander, España, 1957) no sólo usa abundantemente el vocablo “proselitista” y sus derivados entendiéndolo como algo óptimo sino que uno de los capítulos de este gran libro lleva por nombre “Proselitismo Misionero”.

Carrascal, que fue misionero en China, hablando de los Catecumenados, da el siguiente consejo a los Misioneros: “Y una vez que tienes la tanda formada con unos 10, 20 o 30 [catecúmenos] entonces en tu mano está que se hallen contentos de haber venido y que salgan satisfechos y proselitistas y te aseguren las siguientes convocatorias” (resaltado nuestro).

El mismo Misionero escribió que “la doctrina de Cristo (…) es católica. Ni siquiera se puede decir que hay momentos inoportunos para su proselitismo“. También escribió que “El fin, pues, de nuestro proselitismo debe ser hacer amable, conveniente para él [=para el pagano] la doctrina de Dios“.

En Dios

Padre Federico

07/01/17 10:54 AM
  
María de las Nieves
El Apóstol misionero puede encontrarse entre paganos ,cristianos bautizados ,otras relIgiones o Es un enviado con una clara misión, lo primero anunciar la Buena Nueva -el Kerigma- Jesucristo muerto y resucitado ,murió por tí y vive para que tu vivas para siempre ¿Quieres eso? Si ,claro que quiero A partir de ahi catequesis evangelizadora Integrando la Revelación recibida y dando asentimento de fe .Con los protestantes profundizar lo que han recibido desde su bautismo hasta que sintonicen con lo que niegan de la fe católica.

Muchas veces la evangelización es posible a partir de un problema, Ofreciendo luz a la humanidad sufriente. Como misioneros que son en en tierras lejana nos recuerdan a San Francisco Javier nuestro patrono ,pero cercanos y unidos en el corazón de Jesucrsto por la oración y la Eucaristía.

Recojo está cita de Veritatis Splendor cap 2 que me parece preciosa.

La luz del rostro de Dios resplandece con toda su belleza en el rostro de Jesucristo, «imagen de Dios invisible» (Col 1, 15), «resplandor de su gloria» (Hb 1, 3), «lleno de gracia y de verdad» (Jn 1, 14): él es «el camino, la verdad y la vida» (Jn 14, 6). Por esto la respuesta decisiva a cada interrogante del hombre, en particular a sus interrogantes religiosos y morales, la da Jesucristo; más aún, como recuerda el concilio Vaticano II, la respuesta es la persona misma de Jesucristo:
«Realmente, el misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio del Verbo encarnado. Pues Adán, el primer hombre, era figura del que había de venir, es decir, de Cristo, el Señor. Cristo, el nuevo Adán, en la misma revelación del misterio del Padre y de su amor, manifiesta plenamente el hombre al propio hombre y le descubre la grandeza de su vocación»

Sin la Encarnación del Logos -Jesucristo- en las entrañas virginales de María – pureza y perfección -nunca el ser humano se podría conocer a sí mismo ,a todo más, analiza el exterior, la naturaleza, las cosas creadas,por la luz natural de la razón..

Que la fuerza y la luz del Señor le acompañe siempre.
07/01/17 1:53 PM
  
Juan Argento
Rahner dijo:

“Al hacerse hombre el Verbo de Dios, dice Rahner, la Humanidad ha quedado convertida real-ontológicamente en el pueblo de los hijos de Dios, aún antecedentemente a la santificación efectiva de cada uno por la gracia”

Esto es un error craso y burdo. La constitución de una persona como hijo de Dios y su santificación efectiva por la gracia son dos maneras de nombrar la misma realidad.

Luego del pecado original y de la consecuente pérdida de la filiación divina, el efecto "antecedente" de la Encarnación y Pasión del Verbo es que la Humanidad ha quedado convertida en el pueblo de los hijos de Dios en potencia.

Muchas gracias Padre Federico por precisar en qué consistía el concepto de "cristiano anónimo" de Rahner, porque yo no sabía que él sostenía que un hombre pasa a ser tal cuando “asume totalmente su naturaleza humana concreta en su decisión libre” (lo cual ni siquiera está claro qué significa), sino que, no habiendo leído nunca directamente su obra, creía que su posición en este tema era esencialmente la misma que la de S. Tomás de Aquino, quien afirma que un niño NO bautizado, cuando llegase al uso de razón respecto al fin último, "si en efecto se ordenare a sí mismo al fin debido, conseguirá por la gracia la remisión del pecado original." (ST I-II, q.89, a.6, Resp.)
07/01/17 4:41 PM
  
Marisa
Estimado Padre Federico:
Muchas gracias por su tiempo en responder a mi comentario. Me hizo muy bien. Me ha enseñado muchas cosas que no sabía con respecto al uso del término "proselitismo". En ese sentido, me ha dado paz.
Y estoy de acuerdo con usted en que, a menudo, lo que se busca al criticar el "proselitismo", no es oponerse a la propaganda terrenalista sino al apostolado sin más.

Le pido su bendición.


......

Estimada Marisa

Me alegro de lo que me dice.

+ Con mi bendición

Padre Federico
07/01/17 5:23 PM
  
Juan Argento
Padre Federico, puede ser útil (Ud lo evaluará) compartir una observación que acabo de hacer sobre el conjunto de la obra teológica de Rahner, respecto a la cual, en mi modesto conocimiento a partir de obras de terceros, soy consciente de tres errores:

- su teología trinitaria es el neomodalismo de Barth;
- su cristología desde abajo es un neoadopcionismo, y ha sido justamente criticada hasta por Kasper en ese sentido (*);
- su teología del "cristiano anónimo" tratada en este artículo.

A mi juicio, y siempre en mi modesto conocimiento, la única contribución válida de Rahner al avance de la teología es (...)

(*) Por otro lado la negación de la inmutabilidad divina por parte de Kasper ha sido justamente criticada por Rahner, diciendo algo así como que de poco nos serviría la existencia de un Dios con limitaciones similares a las nuestras. Cuando el grado de heterodoxia llega a ser tan grande, hasta otros heterodoxos se dan cuenta.



.....

Estimado Juan

Borro lo del supuesto acierto pues no me consta.

En Dios

Padre Federico
07/01/17 5:24 PM
  
Juan Argento
Padre, no hay problema. Como dato para su utilidad (puede luego borrar este comentario si prefiere) el tema está bien tratado en los tratados de Antropología Teológica de Ruiz de la Peña y de Scola, Marengo y Prades López:

- p. 344 de books.google.com/books?id=GxcK9Zqb-nMC

- Sección titulada "MODALIDAD DE LA INHABITACIÓN" de
www.mercaba.org/TEOLOGIA/SCOLA/313-362.htm



...

Estimado Juan

Lamentablemente ahora carezco de tiempo de leer ese libro.
Sobre Rahner, lee Fabro.

En Dios

Padre Federico
07/01/17 6:04 PM
  
Fruela
En las ciencias experimentales (Física, Química, etc), para que una teoría tenga validez y credibilidad, ha de demostrarse mediante demostración práctica. Y ha de cumplirse siempre en las mismas condiciones. La praxis ha demostrado de forma fehaciente una y otra vez la falsedad de algunas construcciones filosóficas como el marxismo. Y, del mismo modo, la teología de Rahner solo ha producido frutos amargos.
Sin embargo, tanto la filosofía marxista, como la teología rahneriana ahí siguen, sostenidas por unos agentes de aviesa intención.
¿Porqué no ha sido condenada dicha teología de manera formal por la Iglesia, como en su día fue condenado Arrio, Lutero y tantos otros? ¿Es que ignoran los papas el daño tremendo que sigue causando? Por supuesto, los papas anteriores a Francisco. Del actual no me espero nada bueno.


.....


Estimado Fruela

La tuya es una muy buena pregunta, que yo también me he hecho varias veces y se la he hecho a varios sacerdotes ortodoxos y mayores, mas nadie me supo responder.
Muchos sacerdotes ortodoxos que quieren defender todo o casi todo lo actuado por los últimos Papas justifican la omisión de la condena formal diciendo que una tal condena podría haber generado un cisma formal.
Personalmente, ansío que condenen formalmente al rahnerismo lo antes posible.
Mientras tanto, podemos esforzarnos en refutarlo nosotros.

Viva Dios

Padre Federico
09/01/17 12:46 PM
  
Alejandro Galván
Estimados lectores

Alejandro Galván, como corresponde, es tomista y está en contra de Rahner.
Su comentario es sagaz.

PF

.....




Como dijo un sacerdote amigo, Karl Ranher es un teólogo precioso para acercarse a la teología tomista. Una vez que te levantas del suelo, después del impacto de esta afirmación, te explicaba;
1) Es muy común al que se inicia en S. Tomás el quejarse de que es farragoso, con un lenguaje complicado, alejado de nuestro tiempo, etc...
2) Le haces leer a este iniciado los artículos de otros teólogos, diccionarios, etc... donde dicen que Ranher es el Santo Tomás del S. XX, que es la actualización para el hombre moderno y demás.
3) Una vez que este iniciado está ilusionado con la idea, le pasas el volumen del "Curso Fundamental sobre la Fé" de Ranher (tomando precauciones, claro, que a veces salpica)
4) Después que este iniciado ha leido unas 10 páginas (raramente llega a leer 20), se lanzará sobre las obras de Santo Tomás con renovada energía e ilusión, y se dará cuenta de cómo son fácilemnte comprensible.

En serio, leer a Ranher es la mejor manera de apreciar a S. Tomás.
10/01/17 12:23 PM
  
Alejandro Galván
Muchas gracias Rev. Padre Federico, realmente el autor del comentario (que yo me limito a transcribir) hizo el "Seminario mayor" (seminario de estudio anual ) sobre el famoso "GrundKurs", dentro de la Licenciatura en Teología Fundamental en la Pont. Universidad Gregoriana, y le marcó... para abrazar el tomismo con fuerzas renovadas. Gato escaldado...

Otro comentario que recuerdo:
"En los teólogos progresistas, tienes que leerte y releer 5 páginas para entender el concepto que pretenden exponer. En Ranher, tienes que leer y releer 10 páginas para captar el TEMA del que está hablando. Y si así lo has entendido, puedes tener la seguridad que has entendido mal su exposición."

Y otro (ya más en la línea del P. Guadalix, y muy adecuado a ud.):

"Hay gente que se enorgullece de haber escalado el Everest. Paparruchas. Yo me he estudiado el Grundkurs enterito, y sin bombonas de oxígeno ni sherpas."
10/01/17 11:41 PM
  
Luis Piqué Muñoz
¡El Espíritu sopla donde Quiere! ¡Y como muy Bien dice usted, Padre Federico, Dios da la suficiente Gracia a todos los Hombres para Salvarse! ¡y (...) aún a los más Pecadores, sean o no Cristianos, (...)! , un Ejemplo de siempre son los Ejemplares ¡debían serlo! Sacerdotes, son los más Perseguidos por Satán (...) Sin embargo, el Problema, pienso yo, de este ¡Ay! soberbio Teólogo, como otros modernos ¡Ay! la Modernidad, es que no reconocen el Bien ni el Mal, e Igualan el Hombre ¡el Pueblo de Dios! ¡cuando la Iglesia es el Cuerpo Místico de Cristo, (...) De ahí su actitud ¡satánica! de Negar la Palabra de Dios diciendo que está anticuada, desfasada ¡equivocada! ¡Ay! ¡son otros Tiempos! ¡Afán de Novedades! y decir ¡Afirmar! que sólo ahora en estos Tiempos de Ciencia y Progreso ¡el Alba de la Humanidad! ¡de Humanismo, en Fin! ¡de democracia y Libertad! Ja, Ja, Ja ¡se conoce ¡puede conocer! la Verdad que hay en la Palabra de Dios, y para ello la retuercen y Niegan sin ningún Pudor! (...)El Problema, apreciado Padre federico, viene de dentro no de fuera de la Iglesia. Y para terminar repetir que estas supuestas Teologías no son más que satanismos propios de endemoniados al Servicio del Diablo. Nada más.
13/01/17 4:41 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.