La mención del Obispo en la plegaria eucarística

  En el interior de la plegaria eucarística, el sacerdote siempre nombrará, con nombre propio, al Papa y al Obispo del lugar; con nombre propio, porque el ministerio lo ha asumido una persona concreta: “el papa Francisco, nuestro Obispo Demetrio…”, y no de forma genérica: “con el Papa, con nuestro obispo…”

   Pero, ¿qué sentido tiene y por qué se les nombra? Significa que esa Eucaristía que se celebra es legítima porque el sacerdote está en comunión con el Papa y con el Obispo, no es cismático. Así, cada pequeña comunidad local, que no puede vivir la Misa del Obispo, celebra la Santa Misa con un sacerdote legítimo y autorizado, que está en comunión con el Papa y con el propio Obispo del lugar.

     Por tanto, mencionar al Papa y al Obispo, con sus respectivos nombres, es sobre todo un signo de comunión eclesial.

   En este sentido, afirma la Constitución Lumen Gentium:

“El Obispo, por estar revestido de la plenitud del sacramento del orden, es «el administrador de la gracia del supremo sacerdocio», sobre todo en la Eucaristía, que él mismo celebra o procura que sea celebrada, y mediante la cual la Iglesia vive y crece continuamente. Esta Iglesia de Cristo está verdaderamente presente en todas las legítimas reuniones locales de los fieles, que, unidas a sus pastores, reciben también en el Nuevo Testamento el nombre de iglesias. Ellas son, en su lugar, el Pueblo nuevo, llamado por Dios en el Espíritu Santo y en gran plenitud” (LG 26).

     Los sacerdotes, como colaboradores del Obispo, expresan su comunión y su dependencia de él en el ministerio al nombrarlo en la plegaria eucarística: “los Obispos gozan de la plenitud del Sacramento del Orden y de ellos dependen en el ejercicio de su potestad los presbíteros” (Decreto Christus Dominus, n. 15).

   Vayamos a las plegarias eucarísticas. En todas ellas está la mención expresa del nombre del Papa y del Obispo, así como la posibilidad –no es obligatorio- de mencionar al obispo coadjutor o a los obispos auxiliares. Pero cuando se hace, no es tanto para rezar por ellos, sino para señalar que se está en comunión con ellos. La preposición “con” es la que más veces aparece.

En el Canon romano o plegaria eucarística I:

“por tu Iglesia santa y católica, para que le concedas la paz, la protejas, la congregues en la unidad y la gobiernes en el mundo entero, con tu servidor el Papa N., con nuestro obispo N.,

Aquí se puede hacer mención del obispo coadjutor o de los obispos auxiliares.

[con el obispo coadjutor (auxiliar) N.

o bien:

y sus obispos auxiliares, y todos los demás Obispos que, fieles a la verdad, promueven la fe católica y apostólica”.

La plegaria eucarística II, la más usada (a veces en exceso, como si fuera la única plegaria del Misal romano):

“Acuérdate, Señor, de tu Iglesia  extendida por toda la tierra; y con el Papa N., con nuestro Obispo N.,…”

En la plegaria eucarística III se ruega la unidad en la fe y en la caridad de la Iglesia, junto con el Papa, con el obispo y demás ministerios ordenados.

“Confirma en la fe y en la caridad a tu Iglesia, peregrina en la tierra: a tu servidor, el Papa N., a nuestro obispo N., al orden episcopal, a los presbíteros y diáconos, y a todo el pueblo redimido por ti.”

Sólo en la IV plegaria eucarística hay una mención que toma el matiz de súplica pidiendo por el Papa y por el obispo:

“Y ahora, Señor, acuérdate de todos aquellos por quienes se ofrece este sacrificio: de tu servidor el Papa N., de nuestro obispo N., del orden episcopal y de los presbíteros y diáconos, de los oferentes y de los aquí reunidos”.

Así pues, la mención explícita del Papa y del Obispo del lugar es un signo de comunión con ellos. No se trata de que se rece aquí por ellos, no es pedir por ellos, sino manifestar que esta asamblea local, con su sacerdote, celebra la Santa Misa estando con comunión con el Papa y con el obispo de la diócesis: ¡la eclesialidad!

Pedir por el Papa y por el Obispo se pide más bien en las preces de la oración de los fieles, no en la plegaria eucarística.

Además, como ya se indicó antes, se pueden añadir los nombres del obispo coadjutor o de los obispos auxiliares. Pero sería incorrecto añadir el nombre del Superior religioso, del Provincial o del Padre General por parte de los religiosos celebrando la santa Misa. Las realidades que se nombran son las grandes realidades sacramentales de la Iglesia: el Papa, centro de comunión de toda la Iglesia, y el Obispo diocesano, principio de la unidad de la Iglesia diocesana.

Terminamos con palabras de Juan Pablo II:

“La comunión eclesial de la asamblea eucarística es comunión con el propio Obispo y con el Romano Pontífice. En efecto, el Obispo es el principio visible y el fundamento de la unidad en su Iglesia particular. Sería, por tanto, una gran incongruencia que el Sacramento por excelencia de la unidad de la Iglesia fuera celebrado sin una verdadera comunión con el Obispo. San Ignacio de Antioquía escribía: « se considere segura la Eucaristía que se realiza bajo el Obispo o quien él haya encargado ». Asimismo, puesto que « el Romano Pontífice, como sucesor de Pedro, es el principio y fundamento perpetuo y visible de la unidad, tanto de los obispos como de la muchedumbre de los fieles », la comunión con él es una exigencia intrínseca de la celebración del Sacrificio eucarístico. De aquí la gran verdad expresada de varios modos en la Liturgia: « Toda celebración de la Eucaristía se realiza en unión no sólo con el propio obispo sino también con el Papa, con el orden episcopal, con todo el clero y con el pueblo entero. Toda válida celebración de la Eucaristía expresa esta comunión universal con Pedro y con la Iglesia entera, o la reclama objetivamente, como en el caso de las Iglesias cristianas separadas de Roma » (Ecclesia de Eucharistia, n. 39).

12 comentarios

  
Francisco José Delgado
Episcopus in prece eucharistica memoratur non tantum vel non praecipue honoris gratia, sed ob causam communionis et caritatis, sive ad significandum oeconomum gratiae summi sacerdotii, sive ad divina auxilia pro eius persona et ministerio impetranda in ipsa celebratione Eucharistiae, quae est totius actionis virtutisque Ecclesiae culmen et fons.

SACRA CONGREGATIO PRO CULTU DIVINO, Decretum De nomine Episcopi in prece eucaristica proferendo, 1972
27/12/17 12:13 PM
  
Ignacio
Padre, le planteo tres preguntas:
1) ¿Qué sucede cuando un sacerdote de un ordinariato personal o prelatura personal celebra Misa en un templo del ordinariato o prelatura, o en otro templo, pero sólo con fieles que pertenecen a ella, y el lugar de la celebración está situado geográficamente en una diócesis territorial? ¿a cuál obispo debe nombrar, al diocesano, al ordinario de la prelatura, o a ambos?
2) ¿Qué sucede en casos de sede vacante episcopal (sé que en la papal se omite por completo la mención y el nombre del Papa)? ¿Se nombra al administrador apostólico, siempre que sea un obispo, o se le omite?
3) ¿Qué debe hacer un sacerdote si celebra Misa en un sitio del que desconoce completamente a qué diócesis pertenece o quién es el Obispo (pongo por caso, una misa de campaña en una expedición larga)?

**************

JAVIER:

No soy canonista y puede que mi opinión aquí esté equivocada.
La IGMR dice: "El Obispo diocesano, o el que en el derecho se le equipare, se debe nombrar con esta fórmula: juntamente con tu servidor el Papa N. y con nuestro Obispo (o: Vicario, Prelado, Prefecto, Abad) N." (n. 49). Por tanto, supongo que en ese caso tan específico, será "nuestro Prelado N.".
2) En caso de sede vacante, se nombra al administrador apostólico (éste siempre es obispo) y no al administrador diocesano (que es un presbítero).
3) Con san Google es más fácil saber dónde está uno, en qué diócesis y quién es el obispo. Pero el caso que me presenta es absolutamente excepcional porque normalmente se programa cuándo se celebra la Santa Misa en una expedición larga o peregrinación. Era una buena costumbre tener en las sacristías el cuadro con la foto del Papa y otro con la foto del Obispo y su nombre debajo.
27/12/17 3:42 PM
  
JAHC
¿Hasta qué punto podemos decir que hay comunión eclesial en la celebración cuando el sacerdote altera ad libitum la celebración eucarística, modificando u omitiendo oraciones, introduciendo auténticas "morcillas" e incluso reduciendo la Eucaristía a "un gesto de Jesús mientras cenaba con sus amigos"?
Tengo en mi Parroquia un caso (la verdad es que esta tierra mía da mucho juego) en el que el sacerdote no menciona "con tu servidor el Papa Francisco" sino "con el Obispo de Roma Francisco" lo que más allá de que sea legítimo o no, tengo mis dudas, resulta cuando menos chocante,
En esta zona, al menos en la Unidad Pastoral que me toca sufrir, nos encontramos que Dios ya no es "Todopoderoso" en todo caso este atributo se ha convertido en "Misericordioso"...
En fin, ¿comunión eclesial? Por favor, explíquemelo por mucho que se nombre al Obispo...

********************

JAVIER:

Resulta chocante la salvaje creatividad de quien todo lo tiene que cambiar un poco, añadir su sello personal... ¿No pone el Misal "con el Papa N."? ¿Por qué hemos de tocarlo todo, cambiarlo todo? Dígase lo mismo de las oraciones y demás: el texto que se pronuncia es el aprobado por la Iglesia, no hemos de manipularlo.
27/12/17 7:49 PM
  
Una
No creo que lo publiquen. Pero voy a contar algo: Estos últimos tiempos he estado sufriendo muchísimo en todas las misas. Soy persona de misa diaria.
Un día en el Santísimo se me señaló que fuera a una Iglesia/parroquia determinada a un horario determinado. No quise hacer caso, pensé "total para qué voy a sufrir lo mismo".
Finalmente me decidí a hacerlo. Sentí una fuerte presencia de Dios y mucha paz, aunque no sabía por qué. Llegado el momento, el sacerdote no dijo el nombre del Papa, sólo dijo por "el Papa y sus obispos". Me quedé impresionada, agradecida. Dios nos va guiando. Se comulga con el Papa, pero no en el lugar Sagrado, con alguien que va repartiendo mentiras y atacando la Verdad del Señor.
27/12/17 9:30 PM
  
María A
Muchas gracias.

Una duda: Si el administrador apostólico no es Obispo y no tiene la plenitud del sacramento del orden ¿se le cita por su nombre?


*************

JAVIER:

Administrador apostólico es siempre un Obispo nombrado por la Santa Sede; un adminsitrador diocesano es presbítero, elegido por el Colegio de Consultores para regir la sede vacante. Sólo se nombra al administrador apostólico en su caso.
27/12/17 10:50 PM
  
Santiago
Y en las prelaturas personales es lícito agregar también además del obispo territorial el nombre del prelado?

**************

JAVIER:

En otro comentario doy respuesta a esta pregunta que ya me hicieron.
28/12/17 2:47 AM
  
Tulkas
La comunión con el obispo y con rl Papa NO es gratuita, presupone en ellos la “fe ortodoxa y católica”. En el Canon Missae esto es explícitamente claro.

Cierto que sólo Dios conoce la sinceridad del corazón, en virtud de la cual puede haber verdadera comunión más allá de las apariencias.
28/12/17 1:58 PM
  
Jordi
Interesante, pero no resuelve el caso de pluralidad de Papas si hay crisis eclesiales.

Cuando habían confusamente dos o tres Papas en la Edad Media, incluso los santos se adherían a uno u otro, como San Vicente Ferrer, de lo imposible que era saber el Papa legítimo.

Por ello, la invocación al Papa y al Obispo se basa en la presunción de buena fe en su legitimidad, validez y licitud de elección y ejercicio.
28/12/17 3:56 PM
  
Guillermo
¿En caso de que un presbítero célebre Misa para un grupo de fieles de su diócesis pero estando en otra, a quién debe nombrar?

****************

JAVIER:

Dirá el nombre del Obispo del lugar pues están bajo su jurisdicción.
29/12/17 1:31 PM
  
Ikari
Cuando mi diócesis estaba en sede vacante nombraban al administrador diocesano, me daba la impresión de que era un error y ya veo que era así. Me preguntaba si en todo caso tendrían que nombrar al arzobispo quien es la cabeza de la provincia eclesiástica. Supongo que es el administrador apostólico por defecto.

***************

JAVIER:

Al administrador apostólico lo nombra la Santa Sede al publicar la sede vacante. Si no lo nombra, el Colegio de consultores -antiguamente sería el Cabildo Catedral- elige al administrador diocesano.
30/12/17 2:41 PM
  
Miguel García Cinto
Padre Javier:
Suelo ayudar de acólito no instituido, a un sacerdote ruso amigo mío, que emplea con mucha frecuencia el Canón Romano o Primera Plegaria Eucarística, creo que es la más antigua de las plegarias eucarísticas, me satisface mucho cuando pronuncia el nombre del Papa y el del Arzobispo de la Diócesis, diciendo a continuación: y todos los demás obispos que fieles a la verdad, promueven la fe católica y apostólica.
Ignoro si estoy equivocado, pero saco en conclusión que los supuestos obispos infieles, no están incluidos.
¿Estoy en un error?
Gracias Padre Javier.
El Señor le bendiga.

**********************

JAVIER:

NO me atrevo a calibrar, ni soy quién para discernir, quiénes son los obispos que "fieles a la verdad promueven la fe catolica y apostólica" y quiénes no y estarían excluidos. En principio son todos los obispos en comunión con el Papa que rigen legítimamente su sede.
30/12/17 7:35 PM
  
Norberto
D. Javier, disculpe el excursus, ¿tratará sobre el momento adecuado de cantar villancicos en la celebración de la Eucaristía?, porque villancico en la Entrada, villancico en Ofertorio, villancico en la Comunión...

***********************

JAVIER:

No pensaba tratarlo. Hay un abuso en tiempo de Navidad al convertirlo todo en "villancico popular" y cantar estos villancicos populares en todo momento de la Misa. El canto de entrada, de ofertorio, de comunión, etc., tienen sus propias características que deben respetarse. Y los villancicos populares, una vez acabada la Misa, tal vez cuando se dé a besar la imagen del Niño Jesús.
Es muy grande la pobreza en el canto litúrgico y lo peor es cuando no hay ganas ni interés de formarse por parte de coros parroquiales...
02/01/18 6:40 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.