La bendición con la Oración "super populum"

La bendición con la Oración "super populum"

Entre los elementos que enriquecen la celebración de la Santa Misa están la bendición solemne o la oración “super populum”, con que se solemniza la bendición final de la Misa.

En la nueva edición del Misal aparece al final del formulario de la Misa diaria esta última oración “super populum”, que se realiza ad libitum, es decir, no es obligatoria, pero sí es aconsejable, porque forma parte de la más antigua tradición romana.

Sin embargo, y en general –salvadas las excepciones que sean- se realiza mal. Si nos vamos al Ordinario de la Misa encontramos cómo se realiza el rito.

Terminada la oración de postcomunión, el sacerdote saluda a fieles diciendo:

V/ El Señor esté con vosotros.

R/ Y con tu espíritu.

 El diácono (y si no lo hay, el sacerdote) indica a los fieles la postura:

 V/ Inclinaos para recibir la bendición.

Aquí todos se inclinan y permanecen inclinados hasta terminar la bendición, porque la bendición es gracia del Señor y la recibimos humildemente, como un don.

Entonces el sacerdote extiende las manos sobre el pueblo; no como se extienden para las oraciones de la Misa o el prefacio (en forma de cruz, con las palmas de la manos hacia delante), sino imponiéndolas sobre el pueblo, como una epíclesis, una petición de descenso del Espíritu Santo y su gracia.

Con las manos así, sobre el pueblo, recita la oración, que concluye “por Jesucristo, nuestro Señor. –R/ Amén”.

E imparte la bendición:

“La bendición de Dios todopoderoso, Padre…”

Son pequeños signos, pequeños ritos, pero elocuentes si se hacen bien. Normalmente se olvida la monición: “Inclinaos para recibir la bendición”, y en muchos casos la postura de las manos no es de epíclesis sobre el pueblo…

¿Qué suplican estas “oraciones super populum”?

Por ejemplo:

 Señor, protege con tu mano poderosa

a este pueblo suplicante;

dígnate purificarlo y orientarlo

para que, consolado en el presente,

tienda sin cesar hacia los bienes futuros.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

O también:

 Señor, que tu pueblo reciba los frutos

de tu generosa bendición

para que, libre de todo pecado,

logre alcanzar los bienes que desea.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

 Y un último modelo:

 Ilumina, Señor, a tu pueblo

para que cumpliendo tu santa voluntad

pueda practicar siempre el bien.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Con este tipo de oraciones se suplica la dirección interior de los fieles cristianos: desear a Dios, vivir santamente como fruto de la celebración eucarística, ser sostenidos por su gracia.

Y es que, más en este tiempo de Cuaresma, necesitamos la bendición de Dios que nos sostenga en nuestra debilidad: son muchos (¡deberían ser muchos!) los ayunos, penitencias, mortificaciones, oraciones, ejercicios de misericordia y de caridad, y para no desfallecer, la bendición de Dios sostendrá nuestra debilidad.

 

11 comentarios

  
JAHC
La verdad es que, al menos en las parroquias que frecuento en esta tierra de mis pecados, esta bendición super populum (cualquiera de ellas que vienen en el Misal, preciosa) no se utiliza ni poco ni mucho: nada.
Se tiende a banalizar (no sé si es ésta la expresión más apropiada) todo o casi todo en la Liturgia. En muchas parroquias entre las "modas" que se han introducido está la de cambiar los atributos de Dios; así la Bendición ya no es de Dios "todopoderoso" sino de Dios "misericordioso".
Vamos, que es un suma y sigue...
12/03/17 8:09 PM
  
claudio
Respetado Padre, pasamos del OGMR 46 al 57. De la Oración de los Fieles a la Bendición sobre los Fieles. Tiene tanta razón en resaltar las características y la importancia de la Bendición "sobre el pueblo". Es un momento de la Misa enormemente importante por los efectos que deberían producirse de llevar esa Bendición hacia fuera del templo. Soy un abuelo de 70 años que he ido a Misas en medio mundo. Hay una característica que se repite en muchas celebraciones hasta el "oremus" luego de la comunión hay una cierta calma, pero a partir de allí empiezan los movimientos de "salida". A veces he pensado que la Bendición queda flotando en el aire y no baja porque no encuentra ya dónde posarse. Leyendo lo suyo tomo conciencia clara que si a la Bendición se le diera el curso más solemne que propone quedaría más temporalmente separada del rito de despedida. No en vano el Misal pone en boca del Diácono el rito de despedida.
PD. Podría explicar la diferencia entre la Bendición del celebrante Presbítero y del celebrante Obispo, en su forma claro, el contenido es el mismo.
Le pido que siga con estos temas didácticos litúrgicos que vienen nos vienen a los "desordenados" laicos y algún que otro "ordenado", cómo la ve......

***********

JAVIER:

En su forma sí hay una variante. El presbítero traza una sola cruz sobre el pueblo mientras que el obispo traza tres, al nombre de cada una de las Personas divinas.

También el Obispo puede usar habitualmente un formulario reservado sólo a él para bendecir:

V/ El Señor esté con vosotros...
V/ Bendito sea el nombre del Señor. R/ Ahora y por todos los siglos
V/ Nuestro auxilio es el nombre del Señor. R/ Que hizo el cielo y la tierra.
V/ Y la bendición de Dios todopoderoso, Pa + dre, Hi +jo y Espíritu + Santo descienda sobre vosotros y permanezca siempre. R/ Amén.
12/03/17 8:29 PM
  
susi
Muchas gracias por esta preciosa explicación. Me gusta saber cosas de la sagrada liturgia y hasta hace relativamente poco, no sabía que la bendición se recibía inclinándose: los sacerdotes no nos lo dicen.
En efecto, nos hacen mucha falta las bendiciones divinas.Que el Señor las derrame abundantemente sobre usted.

*************

JAVIER:

Efectivamente, inclinados. En el rito de la Oración super populum y en la bendición solemne sí se advierte explícitamente antes con la monición diaconal: "Inclinaos para recibir la bendición".
12/03/17 9:13 PM
  
vicente
en Cuaresma se debe hacer.
12/03/17 10:46 PM
  
Ignacio
Un detalle curioso: tengo entendido que de las "Oraciones Super Populum", las únicas obligatorias son las de los domingos de Cuaresma y la del Viernes Santo (que cierra la acción litúrgica porque no se da la bendición ese día). Las demás son todas ad libitum. Sabía además que en el tiempo de Cuaresma, aparecen indicadas para cada día, tanto ferial como dominical. Sin embargo, algo que desconocía y que aparece en la nueva edición del Misal, es que también se pueden utilizar en los demás tiempos litúrgicos y existen formularios para ello, en lugar de la bendición solemne con los tres "amén".

******

JAVIER:

Cierto, así es.
13/03/17 5:01 AM
  
Alfonso
Ignacio:
Esta bendición sobre el pueblo es propia de la liturgía romana. La del triple amén proviene de la tradición hispana.

************************

JAVIER:

Así es. La bendición en la liturgia hispano-mozárabe es un rito preparatorio de la comunión (junto al Credo, el Padrenuestro y el Sancta sanctis) y que servía en cierto modo de despedida para aquellos que no comulgaban...
13/03/17 1:47 PM
  
Daniel Argentina
Ayer estuve pensando en vos Padre Javier y me alegro hoy aparezca un post tuyo, porque como no tenés correo no hay forma de hacerte consultas, aun cuando no respondan al tema, que no sea por estos comentarios. Tengo dos consultas y un comentario. Las consultas van en este y el comentario en otro.
Consulta 1) Veo que se esta generalizando en Argentina que cuando el celebrante dice "El señor esté con ustedes", al responder la gente extiende las manos ligeramente al responder "Y con tu espíritu". Me gusta el gesto, pero no se si es lícito. No creo que nada lo prohiba, peeeero es como innovar. ¿Que opinás?
Consulta 2) Cuando se dice "Señor, no soy digno de que entres en mi casa..." alguna vez he visto feligreses ponerse la mano al pecho como gesto de pesar (análogo al golpe del "por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa") ¿Que opinas?

*************

JAVIER:

Consulta 1): Son ganas de ser expresivos sin necesidad. No se prescribe ningún gesto por parte de los fieles al responder "Y con tu espíritu", pues mejor estarse quietecito.

Consulta 2): en el Misal anterior, el de Juan XXIII, o forma extraordinaria del rito romano, sí se golpeaba el pecho al pronunciar "no soy digno de que entres en mi casa" (non sum dignus ut...). Eso ha pervivido en algunas personas. El Misal actual no lo indica.
13/03/17 3:28 PM
  
Daniel Argentina
Aquí va el comentario.
No me parece del todo satisfactoria la solución que da el misal de ponerse de pié al decir el celebrante "Oren hermanos para que este sacrificio..."
La gente comienza a ponerse de pie mientras el sacerdote habla y en algunos casos sigue haciendo el gesto de levantarse mientras responde "El Señor reciba de tus manos este Sacrificio..."
Alguna vez un sacerdote, aaaaños atrás, decía que prefería que se pongan de pie luego de "...y el de toda su Santa Iglesia", porque era poco digno todo el movimiento que acompañaba a una y otra frases. El misal establece lo contrario, como bien dijiste.
Pero a mi entender falla en este detalle. No es como cuando el celebrante invita diciendo "Oremos...", que automaticamente implica ponerse de pie.
La unica solución digna que se me ocurre es que antes del "Oren hermanos..." se diga expresamente :"De pie". Aunque sigue sin gustarme. No se si me explico o soy confuso, que como lo soy de costumbre, podría no ser esta la excepción. ;) :)


***************

JAVIER:

De verdad que no lo veo tan complicado. Es oír las palabras "Orad hermanos" e inmediatamente ponerse de pie.
13/03/17 3:34 PM
  
Luis
Mientras el sacerdote dice "La bendición de Dios Todopoderoso Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre vosotros" los fieles suelen hacer la señal de la cruz. Pero alguna persona me ha comentado que no es necesario, sólo la inclinación. ¿Qué es lo correcto?
Muchas gracias por sus valiosas aclaraciones

*********

JAVIER:

Tradicionalmente, al ser bendecidos, todos hacemos la señal de la cruz, santiguándonos, aunque nada pone en la Ordenación General del Misal Romano.

Únicamente monjes y monjas benedictinos y cistercienses -seguro que alguna Orden más- reciben la bendición inclinándose profundamente sin santiguarse.
13/03/17 6:07 PM
  
claudio
Con relación al oremus luego de terminado el rito de las ofrendas, el OGMR tiene dos puntos diferentes 53 y 54.
Ese oren hermanos tiene carácter presidencial ?, el celebrante debe levantar las manos en ese momento ?
hay que pararse en ese momento ? o hay que esperar que empiece la plegaria propiamente dicha para hacerlo ? o se debe hacer en el momento que el celebrante dice levantemos el corazón ?.
Pregunto esto ya que he visto que en diferentes lugares ocurren ciertos desórdenes en los cuales la mitad se para y la otra se queda sentada hasta contestar lo tenemos levantado hacia el Señor.
Afectuosamente, Claudio.

****************

JAVIER:

Creo que ya he respondido y aclarado de sobra estos puntos en el post sobre la nueva edición del Misal.

"Orad hermanos para que este sacrificio mío y vuestro..." es presidencial, ¡Claro!, lo dice el sacerdote extendiendo y cerrando las manos.

Y en cuanto pronuncia "Orad hermanos", todos, todos, se ponen en pie.

Es bastante fácil.
13/03/17 8:12 PM
  
José Eladio
En Las Apariciones a las niñas de Garabandal. según cuenta en su libro "Se fue con prisas a la montaña" El P. Eusebio Garcia de Pesquera O.F.M.
La Virgen les pedía a las niñas ponerse de rodillas, para recibir esta bendición. Les decía, que Nuestro Señor Jesucristo. estaba con el sacerdote en ese momento.
Si, ya se que las apariciones de Garabandal, no están oficialmente, recogidas, por la Iglesia Catolica. Pero yo creo en ellas.
Saludos, para todos.
13/03/17 8:49 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.