Un enigma llamado Benedicto XVI

helicóteroEl sábado 11 de febrero se cumplen 4 años de la renuncia de Benedicto XVI. Desde entonces el Papa emérito ha permanecido casi completamente en silencio, dedicado a la oración por la Iglesia.

De entre sus apariciones públicas y sus declaraciones o escritos –que no han sido demasiados- ocupa un lugar por demás importante lo escrito para una publicación sobre Juan Pablo II, con ocasión de su canonización.

Allí señala que, para él, los textos magisteriales más importantes fueron los siguientes:

  •  la “Redemptor hominis” de 1979, en la que el Papa “ofrece su síntesis personal de la fe cristiana", que hoy “puede ser de gran ayuda para todos lo que están buscando";
  •  la “Redemptoris missio” de 1987, que “resalta la importancia permanente de la tarea misionera de la Iglesia";
  •  la “Evangelium vitae” de 1995, que “desarrolla uno de los temas fundamentales de todo el pontificado de Juan Pablo II: la dignidad intangible de la vida humana, desde el primer instante de su concepción";
  •  la “Fides et ratio” de 1998, que “ofrece una nueva visión de la relación entre fe cristiana y razón filosófica".

No hay que ser muy perpicaz para darse cuenta de que estos documentos se ocupan de temas sumamente relevantes. Ni es necesario ser muy lúcido para descubrir que en varios aspectos cada una de estas temáticas ha sido minimizada, relativizada o al menos enormemente atenuada -vuelvo sobre ello más adelante-.

 

Luego de esas suscintas referencias a las encíclicas, Benedicto se extiende un poco más sobre otros dos documentos: Veritatis Splendor y Dominus Iesus.

Y los destaco, porque me parece muy notable como el 2017 parece haberse iniciado con el ataque frontal a aquellos dos textos.

La primera está siendo contestada de una forma tan frontal que asusta. Redactada sobre el entramado del diálogo de Jesús con el Joven Rico, en continuidad con el Catecismo, redime los “Diez Mandamientos” de una apreciación negativa injustísima, que hoy parece estar nuevamente de moda. Las fundamentaciones con que algunas conferencias episcopales u obispos de diócesis puntuales justifican la comunión de quienes viven en adulterio parecen sacadas textualmente de las doctrinas que aparecen en Veritatis Splendor… condenadas.

La relativización de la necesidad de la misión, la justificación de la apostasía en prestigiosos y cuasi oficiales medios católicos, los compromisos con el judaísmo en detrimento de la plena unidad católica, la lectura del Corán en reuniones “católicas” -no me atrevo a llamarlas celebraciones, la exaltación de Lutero como testigo del Evangelio, las propuestas y pedidos de intercomunión, el hecho de que con toda naturalidad se hable de iglesias refiriéndose a comunidades luteranas o protestantes –lo que implica una negación o distorsión del concepto de “Iglesia”, constituido enteramente sobre el sacramento del Orden y la Eucaristía como actualización de la Pascua- significan una negación y contestación de hecho a aspectos nucleares de la Dominus Iesus.

Y aunque sea menos perceptible, en las actitudes contrarias a ambos documentos hay en la base una negación de otro de los documentos señalados como más relevantes: Fides et Ratio. Porque, por un lado, hay un discurso irracional, por el cual se nos quiere convencer de que en sus propuestas todo sigue igual siendo enteramente distinto. Que no hay cambios cuando los cambios son evidentes. Que hay una continuidad completa cuando la ruptura es absolutamente clara. Se está negando uno de los fundamentos del ejercicio de la razón: el principio de no contradicción, sin el cual la realidad se vuelve ininteligible. Se niega, por otra parte, la capacidad metafísica de la inteligencia, de tal modo que van desapareciendo las referencias a la “naturaleza humana". como un vestigio de tiempos ya superados. La fe, en estos planteos, ya no aparece como la respuesta al Dios que se revela. Ya no es el acto de aquel que, oyendo, y movido por la gracia, da su asentimiento a la Palabra y al que la y se pronuncia. La fe es puro constructo humano, y la Revelación no es ya un hecho trascendente, irrupción de lo eterno e inmutable en la historia. Por lo tanto, la “doctrina” -nueva malapalabra- y la praxis eclesial son un modelo para armar, completamente ajustable y camaleonizable con el contexto vigente.

Dicho esto, y volviendo al inicio, confieso que el enigma de la renuncia de Benedicto XVI se vuelve aún más grande, al menos para mí. ¿Qué pensará realmente, más allá de lo que pueda o decida decir o callar? ¿O habrá cambiado radicalmente su manera de pensar, en la cumbre de sus días?

No lo sé ni puedo saberlo, y quizá no lo sepa nunca. Lo que sí intuyo es que detrás de todo hay un misterioso designio divino, que incluye también los errores y prevaricaciones humanas.

Si bien pueden encontrar los textos en este artículo de Infocatólica de 2014, los transcribo nuevamente aquí para favorecer su lectura.

E imploro Domino Iesu que su Esposa, la Iglesia, no se deje encandilar por el anhelo del aplauso, por la necesidad de la aprobación del mundo, sino que continúe fiel a su misión de hacer resplandecer en el mundo Veritatis Splendor.

Sobre Veritatis Splendor

La encíclica sobre los problemas morales, la “Veritatis splendor", ha necesitado muchos años de maduración y su actualidad sigue siendo inmutable.

La constitución del Vaticano II sobre la Iglesia en el mundo contemporáneo, frente a la orientación prevalentemente iusnaturalista de la teología moral de la época, quería que la doctrina moral católica sobre la figura de Jesús y su mensaje tuviera un fundamento bíblico.

Esto se intentó mediante alusiones solo durante un breve periodo. Después se fue afirmando la opinión de que la Biblia no tenía ninguna moral propia que anunciar, sino que reenviaba a los modelos morales periódicamente válidos. La moral es cuestión de razón, se decía, no de fe.

Desapareció así, por una parte, la moral entendida en sentido iusnaturalista, pero en su lugar no se afirmó ninguna concepción cristiana. Y puesto que no se podía reconocer ni un fundamento metafísico ni uno cristológico de la moral, se recurrió a soluciones pragmáticas: a una moral fundada sobre el principio del equilibrio de bienes, en el que ya no existía lo que es verdaderamente mal y lo que es verdaderamente bien, sino solo lo que, desde el punto de vista de la eficacia, es mejor o peor.

La gran tarea que Juan Pablo II hizo en esa encíclica fue la de encontrar nuevamente un fundamento metafísico en la antropología, como también una concreción cristiana en la nueva imagen de hombre de la Sagrada Escritura.

Estudiar y asimilar esta encíclica sigue siendo una obligación de grandísima importancia.

Sobre Dominus Iesus

También aquí quisiera poner un ejemplo. Frente a la tormenta que se había creado entorno a la declaración Dominus Iesus me dijo que durante el ángelus pretendía defender sin equívoco el documento. Me invitó a escribir un texto que fuera, por así decir, hermético y no permitiera ninguna interpretación diversa. Debía emerger de forma del todo inequívoca que él aprobaba el documento incondicionalmente.

Por tanto, preparé un breve discurso; no pretendía, sin embargo, ser demasiado brusco y así intenté expresarme con claridad pero sin dureza. Después de haberlo leído, el Papa me pregunto otra vez: «¿Es realmente suficientemente claro?» Yo respondí que sí. Quien conoce los teólogos no se asombrará del hecho que, sin embargo, después hubo quien mantuvo que el Papa había prudentemente tomado distancia del texto.

53 comentarios

  
Panto Crator
Excelente artículo, muy ilustrador, con buenas interrogantes y señalamientos puntuales:

"Las fundamentaciones con que algunas conferencias episcopales u obispos de diócesis puntuales justifican la comunión de quienes viven en adulterio parecen sacadas textualmente de las doctrinas que aparecen en Veritatis Splendor… condenadas."

En efecto, empiezan a salir a la luz algunos falsos obreros del Evangelio, tal vez envalentonados por un supuesto apoyo del Papa Francisco a la comunión de los divorciados vueltos a casar, sin embargo, han cometido un error de cálculo, han soslayado el mensaje del cardenal Muller que ha hablado en calidad de Prefecto para la Congregación de la Fe, de lo que se infiere cuenta con el asentimiento del Papa Francisco, quien ha dejado más que claro que AL debe ser interpretada conforme al Magisterio y a Veritatis Splendor de San Juan Pablo II, lo que espero por el bien de la Iglesia sea aceptada la aclaración por los cuatro cardenales.

En consecuencia, el Papa ha desactivado el conflicto con los cardenales de las dubia y aunque no se ha pronunciado directamente él, ya lo ha hecho el cardenal Muller, ahora el conflicto se centra en los rebeldes obispos de Malta, Argentina, Filipinas, Alemania y algunos de los E.U.A., a los que debe recaer una sanción formal.

---

Padre Leandro

Panto Crator, yo no estaría tan seguro de lo que afirmas. Te dejo unos párrafos del artículo de hoy de Sandro Magister.

“Yo, en mi trabajo, os veo, os sigo, os acompaño con afecto. Vuestra revista está a menudo en mi escritorio. Y sé que vosotros, en vuestro trabajo, no me perdéis nunca de vista. Habéis acompañado fielmente todos los pasajes fundamentales de mi pontificado, la publicación de las encíclicas y de las exhortaciones apostólicas, dando de ellas una interpretación fiel”.

De esto se deduce, por ejemplo, que el vía libre a la comunión a los divorciados que se han vuelto a casar, dado por hecho por “La Civiltà Cattolica” antes incluso de que saliera la exhortación post-sinodal “Amoris laetitia”, era y es “una interpretación fiel” del pensamiento del Papa"
10/02/17 3:22 AM
  
Falstaff
Benedicto XVI, adalid de la ortodoxia, es Papa emérito dedicado a la oración. Mientras, Francisco, Papa al que le gusta autoproclamarse Obispo de Roma, está dando lugar a la heterodoxia mediante expresiones confusas. Realmente, es un enigma desgarrador.
10/02/17 3:41 AM
  
El kiku
"Dicho esto, y volviendo al inicio, confieso que el enigma de la renuncia de Benedicto XVI se vuelve aún más grande, al menos para mí." Pues un grupo de católicos han escrito al Presidente Trump pidiéndole que investigue sobre este tema , con preguntas como:
" -¿Con qué propósito la Agencia de Seguridad Nacional supervisó el cónclave que eligió Papa a Francisco?
-¿Qué otras operaciones encubiertas fueron realizadas por agentes operativos del gobierno de los EE.UU. en relación a la renuncia del Papa Benedicto o al cónclave que eligió a Francisco?
- ¿Ha tenido el gobierno de los EE.UU. agentes en contacto con la “Mafia del Cardenal Danneels”?
-Las transacciones monetarias internacionales con el Vaticano fueron suspendidas durante pocos días previos a la renuncia del Papa Benedicto. ¿Hubo alguna agencia estadounidense involucrada en esto? [
-¿Por qué fueron reanudadas las transacciones monetarias internacionales el 12 de febrero de 2013, el día siguiente al anuncio de la renuncia de Benedicto XVI? ¿Es pura coincidencia?
-¿Qué acciones, si acaso hubo alguna, fueron de hecho realizadas por John Podesta, Hillary Clinton y otros individuos relacionados con la administración Obama que estuvieron involucrados en la discusión en la que se buscaba promover una “Primavera Católica”?
-¿Cuál fue el propósito y la naturaleza del encuentro secreto entre el vicepresidente Joseph Biden y el Papa Benedicto XVI en el Vaticano el 3 de junio de 2011 o en fecha cercana?
-¿Qué roles juegan George Soros y otros financistas internacionales que pueden estar actualmente residiendo en el territorio de los EE.UU.?"
El original en inglés en la web The Remnant. Está traducido al español en otras webs.



---

Padre Leandro
He leído esa nota. Personalmente, le creo a BXVI cuando afirma que renunció de modo completamente libre. Por eso para mí es un imponente enigma.
Si lo que ud. trae a colación aquí fuera cierto, se solucionaría por un lado, pero aparecerían otros problemas, al menos para mí. ¿Qué credibilidad quedaría para el Papa emérito?
10/02/17 3:49 AM
  
Néstor
Lo del enigma de la renuncia de Benedicto XVI es muy cierto, y las preguntas que estos católicos plantean a Trump son muy sugerentes. Es evidente que hay mucho que no sabemos.

Saludos cordiales.
10/02/17 5:02 AM
  
El kiku
La credibilidad del Papa, de Benedicto XVI, no está en juego, si no fuera de toda duda . Aquí lo que está en juego es la verdad . Está claro que si todos los datos, y hechos anteriores y posteriores apuntan a que la renuncia no fue libre, entonces las palabras que pueda decir Su Santidad entonces, y posteriormente, tampoco son libres.
Por otro lado , si usted cree que hay total "libertad" en tal decisión , tampoco veo a qué "enigma" se refiere.

10/02/17 5:18 AM
  
Falstaff
Con respecto a lo que dice El Kiku, que yo recuerde Benedicto XVI se esforzó en recordar que Francisco era el Papa antes del sínodo y, especialmente, de la Amoris Laetitia. Después no le recuerdo declaración de apoyo a Francisco, y eso que al principio de este pontificado decía maravillas sobre el mismo. De repente, se ha hecho el silencio.

Teniendo en cuenta que el Señor vela porque su Vicario no exprese ni asiente como magisterio nada que sea contrario a la Fe y la moral, hay que reconocer que la situación actual es, cuando menos, oscura e ininteligible.
10/02/17 5:19 AM
  
Falstaff
De hecho, al principio Benedicto reivindicaba que Francisco era el Papa de la reforma necesaria que él no había podido hacer. Pero después la reforma disciplinar ha mutado en reforma doctrinal, a la vez que lo disciplinar sigue más o menos igual.

Da la sensación de que hay un proyecto truncado. Un rumbo traicionado.
10/02/17 5:30 AM
  
Hernio
La actitud de Benedicto XVI durante estos últimos cuatro años, en la misma línea de tantos obispos supuestamente muy ortodoxos, aumenta la confusión y la cruz que estamos padeciendo. Casi no hay referencias entre los pastores que nos iluminen en estos tiempos de prueba.
Seguramente nos excedimos al ensalzar al emsalzar en su momento a Juan Pablo II y a Benedicto XVI. Me acuerdo que, al mencionar en vida a Juan Pablo II, había en nuestro grupo quien respondía con veneración "santo, santo". Si, santo, pero hoy la Iglesia está como está, y no será responsabilidad exclusiva del último Papa, que apenas lleva cuatro años en el cargo. Creo que debemos acudir más en busca de luz a los primeros Papas del siglo XX.
10/02/17 6:59 AM
  
vicente
Benedicto XVI renunció porque ya no podía más. Los documentos de san Juan Pablo II han de ser custodiados y practicados. Y los de Francisco también. gracias.
10/02/17 7:39 AM
  
Pasmado
Falstaff: "Mientras, Francisco, Papa al que le gusta autoproclamarse Obispo de Roma, está dando lugar a la heterodoxia ..."
Cito de Wikipedia:
11: “Gloria olivae” (La gloria del olivo). Benedicto XVI (2005-2013), nació y fue bautizado en un Sábado de Gloria. También se atribuye al escudo de la Orden de los benedictinos que contiene un olivo.
112: "Petrus Romanus" (Pedro Romano). Francisco (2013- ).
La profecía termina con una cita apocalíptica y una alusión a lo que podría ser el último papa: ”In extrema S.R.E. sedebit Petrus Romanus qui pascet oues in multis tribulationibus, quibus transactis ciuitas septicollis diruetur, & Judex tremendus iudicabit populum suum. Finis”. En latin la frase significa: En persecución extrema, en la Santa Iglesia Romana reinará Pedro el Romano quien cuidará a su rebaño entre muchas tribulaciones, tras lo cual la ciudad de las siete colinas [probable alusión a Roma, pero Jerusalén también tiene 7 colinas] será destruida y el Juez Terrible juzgará a su pueblo. Fin’.
10/02/17 8:29 AM
  
chico
Eso de que este Papa fue elgido por influencias extrañas es un sueño total. Por la otra parte, el lío de A.L. no interesa a nadie. Lo he comprobado hablando con muchos curas. No se enteran de nada. Están en otra. sólo aquí en Infocatólica se comenta.
10/02/17 9:36 AM
  
Marisa
Además de las preguntas que El kiku transcribe, me ha parecido clarísima la fundamentación del pedido de investigación, en tanto católicos. Y, con toda la tristeza que esto implica debo decir que comparto cada una de las preocupaciones y lamentos de quienes suscriben dicha petición a Trump.
Los fundamentos que esgrimen son una especie de síntesis de lo que usted, Padre, ha explicado tan claramente en este blog, yendo al foco de los cambios desde el punto de vista doctrinal.
Asimismo, el pedido realizado a Trump me parece de una inteligencia magistral.
Que la Virgen Santísima nos ampare, proteja, guíe y bendiga.
10/02/17 9:53 AM
  
Hermenegildo
Padre Leandro: yo creo que no es incompatible que Benedicto XVI creyese de buena fe que renunciaba libremente y que a sus espaldas se hubiera urdido una trama para ponerle las cosas tan difíciles que él se hubiera visto obligado a abdicar pensando que era incapaz de afrontar la situación.

Que la Administración Obama, tan decidida a intervenir en todos los escenarios del mundo para imponer su agenda "progre", hubiese maniobrado para favorecer la sustitución de Benedicto XVI por otro Papa más "liberal" me parece muy verosímil. Que el Papa Ratzinger, tan cándido y confiado para todo, no se hubiera percatado, también resulta creíble. Ciertamente, nadie le obligó a abdicar a punta de pistola, pero le pusieron las cosas tan complicadas que tiró la toalla, aunque él no se diera cuenta del complot.
10/02/17 10:57 AM
  
pedro de madrid
Quiero ser cauto en esta cuestión, que tiene como resultado la renuncia voluntaria de un Papa, creo sucedieron estas renuncias dos o tres veces en los sucesores de San Pedro. Lo que si me hace meditar son los interrogantes que presenta Kiku, basándose en las preguntas que un grupo de católicos norteamericanos(que parecen bien informados), le hacen al presidente Trum, para que investigue, por si una serie de poderosísimas personas mundiales y de signo completamente ajeno a la iglesia católica (por no decir contrarias) pudieron afectar a la renuncia y elección de un nuevo Papa. Injerencias nada positivas para los católicos
10/02/17 11:28 AM
  
Tito livio
A ver. Es todo mucho mas sencillo. ¿Como fu do cristo la Iglesia? ¿Sobre dos rocas, una actuante y otra orante? ¿Sobre dos papas uno actuante y otro orante., Uno actuante y otro emérito? Porque hoy, desde 2013 tenemos dos papas. Para disimular el asunto, la vo traducción, nos quieren engañar con eso de papa emérito. Pero eso es del todo imposible. No puede haber dos papas, ni eméritos ni orantes ni actuantes ni narices. La Iglesia solo tiene un Pedro.
Pero resulta que hay dos hombres que de titulan papa. Que llevan y usan el sigilo pescatoris, quevisten de blanco, que usan el capelo papal blanco.
Pues, que no nos emgañen mas, Tofo esto es imposible, o uno u otro, pero no los dos. ¿Cuál? Aquí está la cuestión. Y yo lo tengo muy claro.
10/02/17 11:55 AM
  
Ikari
Admiro a Benedicto XVI y su renuncia me ha dejado intrigado. Sólo se que su última gran catequesis es la oración. Tal vez el mismo no sepa explicar con certeza lo que lo llevó a renunciar, cual San José que tampoco tendría claro porque huiría de noche con su familia si tenía al Salvador.
10/02/17 12:43 PM
  
Julio Gil
El Santo Padre Benedicto XVI, a quien Dios guarde muchos años, es humano y como todo humano tiene también sus defectos y comete errores.

Yo creo que la renuncia fue completamente libre, pero que tal vez el Papa fue demasiado ingenuo y optimista. Él confió en la Providencia y en el Espíritu Santo, y creyó de buena fe que el Colegio de Cardenales estaba alineado con él, de modo que el Cónclave daría lugar a una sucesión tranquila, tal vez en la persona del cardenal Scola. No tuvo en cuenta las maniobras de los hombres (¡quién iba a pensar que había un grupo importante de cardenales conspirando en la sombra desde tiempo atrás!).

Él mismo lo reconoce en su último libro entrevista: cuando se enteró de que el elegido era el cardenal de Buenos Aires, se alarmó. Cierto que luego matiza el juicio diciendo que la primera bendición de Francisco desde la logia apostólica le conmovió mucho, etc., pero el hecho es que la noticia de su elección le alarmó, precisamente porque en el Vaticano a mons. Jorge Mario Bergoglio se le tenía por persona calculadora y autoritaria.
10/02/17 12:46 PM
  
Marisa
chico: "el lío de A.L. no interesa a nadie. Lo he comprobado hablando con muchos curas. No se enteran de nada. Están en otra. sólo aquí en Infocatólica se comenta."

No sé en qué mundo vives, pero seguro no en el real.
10/02/17 12:49 PM
  
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
De lo que sigue más abajo, todavía nadie en el Vaticano ha dado ninguna explicación:

El cardenal Danneels admite haber sido parte de una «mafia» para elegir Papa. En la presentación de su biografía autorizada, el arzobispo emérito de Bruselas, cardenal Godfried Dannels, reconoce que él y otros cardenales, unidos por el deseo de ‘modernizar' la Iglesia, formaron una «mafia» para impedir la elección de Benedicto XVI y oponerse a él una vez elegido. Los miembros de esa «mafia», conocida por el nombre de Grupo de Saint-Gall/Sankt Gallen por la abadía suiza en que celebraba sus reuniones, eran, aparte de él, el cardenal arzobispo de Milán, Carlo Mario Martini (fallecido en 2012) y su compatriota Achille Silvestrini, los cardenales alemanes Walter Kasper y Karl Lehman, el británico Basil Hume (fallecido en 1999) y el obispo holandés Adriaan Van Luyn.

Cuando Ratzinger fue elegido papa en 2005, el grupo no se deshizo, sino que decidió oponerse a él y preparar la sucesión del pontífice alemán, comportamiento prohibido por el Derecho Canónico. Para ello, no dudaron en criticar en público a Benedicto XVI y reclamar que la Iglesia debía ser más ‘alegre’ y menos ‘antipática’.

Las maquinaciones y acuerdos entre los cardenales para elegir papa están prohibidos por la constitución apostólica ‘Universi Dominici Gregis’, promulgada en 1996, y cuyo artículo 79 reza así: «Confirmando también las prescripciones de mis Predecesores, prohíbo a quien sea, aunque tenga la dignidad de Cardenal, mientras viva el Pontífice, y sin haberlo consultado, hacer pactos sobre la elección de su Sucesor, prometer votos o tomar decisiones a este respecto en reuniones privadas».
En el artículo 81, esos compromisos se castigan con la excomunión.

Me parece que algo tan grave merece una explicación.
10/02/17 12:55 PM
  
Falstaff
Tito Livio, es cierto, eso de que haya dos Papas no tiene sentido. Cuando Benedicto abdicó pensé que volvería a ser un simple Obispo y que volvería a vestir con sotana negra, ya que el papado no es un sacramento y no es de por sí para toda la vida. No entiendo porqué era necesario mantener el título de Papa.
10/02/17 1:03 PM
  
Renée
"Lo que si me hace meditar son los interrogantes que presenta Kiku, basándose en las preguntas que un grupo de católicos norteamericanos(que parecen bien informados), le hacen al presidente Trum, para que investigue, por si una serie de poderosísimas personas mundiales y de signo completamente ajeno a la iglesia católica (por no decir contrarias) pudieron afectar a la renuncia y elección de un nuevo Papa. Injerencias nada positivas para los católicos"

Bastante de eso debió haber, dado que en su entrevista al diario El País, el mismo Francisco pide que el cónclave sea "católico". ¡Diantres! ¿Es que hubo alguno que no lo fuera???? Y lo que es peor: Que espera verlo, PERO NO DESDE EL INFIERNO.

???????????????????

Y como Francisco -con lo que dice y no dice, con lo que hace y no hace- ha logrado que TODA LA PONZOÑA QUE ACECHA EN EL FANGO SALGA A LA SUPERFICIE, creánme que a veces pienso que lo último que vio en la televisión hace dos décadas fue la serie "Yo, Claudio".

www.youtube.com/watch?v=OVUsP5-Bhu0

Padre, ¿me pemitiría escribirle a su privado? Tengo una consulta que hacerle.
10/02/17 1:04 PM
  
claudio
Benedicto XVI ejerció un derecho que tenía y no necesita explicar nada. Si alguien puede pedirle explicaciones no somos nosotros los pecadores. Claro la Iglesia quedó dolorida de su ida y ahora estamos como perdidos Mc 6 30.34 "Y al desembarcar, vio mucha gente, sintió compasión de ellos, pues estaban como ovejas que no tienen pastor, y se puso a enseñarles muchas cosas". Esa sensación terrible y angustiante es la que advierto en muchos creyentes, no se sienten pastoreados y protegidos, hay convulsiones, peleas, imposiciones, al que piensa distinto se lo aparta y hasta se amenaza a los confesores con suspenderlos. De ese laberinto únicamente se sale por arriba, recemos al Padre que envíe pastores y que no nos abandone......
10/02/17 2:31 PM
  
Juanjo
Yo también opino, como el autor del artículo, que Benedicto XVI renunció espontáneamente.

Sin embargo, esto no excluye la posibilidad (que sigo considerando poco probable) de que su renuncia pudiera estar viciada de nulidad.

Hay cuatro elementos que vician el consentimiento: violencia, intimidación, error y dolo.
- Hay violencia cuando se emplea la fuerza física
- Hay intimidación cuando se emplea violencia moral, mediante amenazas de daños.
- Hay error la causa determinante de nuestro consentimiento es una apreciación errónea en la que hemos caído espontáneamente
- Hay dolo cuando el error es inducido por otro con maniobras maliciosas.

Pues bien, yo excluyo las posibilidades de violencia o intimidación, porque considero a Benedicto XVI lo suficientemente valiente y sobre todo entregado a Dios para afrontar las violencias físicas y las amenzas.

Sin embargo, creo que "el dolo" no puede excluirse sin más. Benedicto XVI podría haber sido llevado a tomar esta decisión mediante un cúmulo de mentiras arteramente encadenadas... Lo problemático de esta posibilidad es que resulta muy difícil de probar; solo lo sabe Dios.
10/02/17 2:49 PM
  
Francisco Javier
cuatro años han pasado y el Papa Benedicto XVI sigue vivo lo que hace mas evidente que lo hicieron renunciar por algo muy serio y que la mafia de los heterodoxos escogieron al papa que querían y hoy se pasean haciendo a su gusto en el Vaticano con declaraciones, exhortaciones y hechos polémicos dia a dia. Si no fuera porque mi novia es católica y porque aprecio a mi grupo de hermanos católicos con los que me reuno y porque me encanta ir al Santisimo a orar en este momento renunciaría a la Iglesia Católica hasta que por lo menos nos aclaren que paso en realidad.
10/02/17 3:02 PM
  
Miguel Antonio Barriola
Casi todos esos tan importantes documentos magisteriales de San Juan Pablo II vienen siendo negados o malinterpretados bajo la actual dirección suprema de la Iglesia.
Ya se dijo bastante sobre lo referente a los sacramentos del matrimonio, reconciliación y Eucaristía.
Pero en cuanto a "Veritatis Splendor" y "Fides et Ratio", estamos frescos, si es que se aconseja a la "revista, que está siempre en el escritorio papal", que "no se encastille en certezas".
Porque, pienso yo y pido que se me corrija si ando errado: no hay que contentarse con las certezas ya obtenidas y se ha de ir siempre adelante: "Duc in altum" ( Lc 5, 4), pero no de cualquier modo: con una barca, salvavidas por si hubiere peligros, teniendo una meta, un norte. En fin, que la trigonometría no niega la aritmética, ni la física atómica destruye del todo las "certezas" rectamente adquiridas por la física anterior.
Así: hay que enfrentar a la "cultura líquida" (Baumann) de estos tiempos, pero...¿amoldándose a ella? ¿No se ha de discutir, criticar y luchar contra desvíos tales como el aborto, vientres de alquiler, lobbies- gay, terrorismo islámico? Así como seguir manteniendo la Unitrinidad de Dios, la perpetua virginidad de María, la "transsubstanciación", Nicea, Éfeso, Calcedonia...Trento, Vaticano II?
Esta bien que "Deus est semper maior", en estupenda frase de San Agustín. Sólo que no será mayor cambiando sus atributos conocidos o creídos "desde siempre", o sus acciones y revelaciones en la "historia salutis". Su superioridad se debe sólo a los cortos alcances del intelecto humano, por más que se crea, que puede "llegar a ser como dioses".
Con esfuerzo, entre oscuridades y luchas ha llegado la Iglesia a definir la "consustancialidad de Jesús con el Padre" (Nicea), que María es "Madre de Dios" (ëfeso), no sólo del galileo Jesús de Nazareth, etc. etc.
Ahora, porque Dios sea siempre más grande, ¿se podrá poner en tela de juicio estas verdades inconmovibles?
10/02/17 3:07 PM
  
El kiku
Vosotros sois Pedros, y sobre estas dos piedras edificaré mi iglesia. Esto es lo que los tibios en coma espiritual y que esconden la cabeza en la tierra como el avestruz, quieren que nos traguemos.

"Rezad por mí, para que no huya, por miedo, delante de los lobos" , dijo el Papa, Benedicto XVI cuando asumió el Pontificado, sabía todas las intrigas, corrupción e insidias dentro del Vaticano, mismas que torturaron a su antecesor y amigo, Juan Pablo II. Y ambos, plenamente conscientes del parteaguas de la Historia que nos ha tocado vivir, de los manejos y embustes de la masonería eclesiástica que permitirá - junto a la apostasía de los bautizados-, que antes de la Parusía, se de la abominación de la desolación y que el Anticristo tome su lugar, nos dejan ese imperdible punto 675 del Catecismo. Para los que se esfuerzan en salvarse, claro.

La última prueba de la Iglesia

675 Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes (cf. Lc 18, 8; Mt 24, 12). La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra (cf. Lc 21, 12; Jn 15, 19-20) desvelará el "misterio de iniquidad" bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne (cf. 2 Ts 2, 4-12; 1Ts 5, 2-3;2 Jn 7; 1 Jn 2, 18.22).




10/02/17 3:47 PM
  
claudio
Recuerden que existió Lutero (distingo claramente entre el originario y los luteranos actuales, pero bueno......) y en consecuencia la Iglesia se manifestó en la Teología Dogmática y Sacramental con absoluta libertad y bajo el Espíritu Santo y siguió, sigue y seguirá, bajo los mismos principios. Gracias a Dios es así. Las "modas" pasan. Pero recemos muy fervientemente por los Párrocos y los confesores ya que sobre esas espaldas ha caído una carga muy pesada y una responsabilidad enorme, es la última línea de defensa del camino a la salvación. Let ua pray.....
10/02/17 4:01 PM
  
Néstor
Estamos de acuerdo en que en la Iglesia no puede haber dos Papas al mismo tiempo. Ahora bien, hasta prueba en contrario, eso quiere decir que el Papa es Francisco, porque él fue elegido por el cónclave, mientras que Benedicto XVI renunció, insistiendo además en el carácter libre de su renuncia.

Eso no quita que evidentemente no conocemos el trasfondo de la misma, más allá de ciertos vislumbres aquí y allá. Y que sin duda, más allá de los detalles, ha habido de por medio una furiosa actividad de los representantes del Nuevo Orden Mundial, especialmente el "lobby gay" eclesiástico al que Benedicto XVI combatió prioritariamente con el tema de la "pedofilia".

Y es evidente que estos enemigos de la Iglesia, representados entre otros por los teólogos heterodoxos, tienen hoy día el campo mucho más libre que en tiempos de Benedicto XVI.

Saludos cordiales.
10/02/17 4:19 PM
  
Fuenteovejuna
La renuncia de Benedicto encierra un gran misterio igual que el prudente silencio que guarda hasta ahora, más allá de algunas esporádicas citas al Magisterio.
Pero dado el cariz de los acontecimientos que hoy predomina en la Iglesia con la impronta del Papa Francisco, un día no lejano ese silencio de Benedicto tendrá que llegar a su fin.
Todo indica que la actual crisis se encamina hacia un desenlace en el corto plazo y que seguramente llegará con el acta formal de corrección fraterna que los cuatro cardenales le harán llegar al Papa, como hace poco anticipó el Cardenal Burke.
Sobre esta controversia mucho se ha dicho y escrito hasta ahora pese al silencio de Francisco, pero es indudable que cuando Benedicto no tenga más remedio que fijar su posición, la Iglesia de Cristo entrará de lleno en la última etapa de su Pasión y Muerte antes de su gloriosa Resurrección. Está escrito.

10/02/17 4:40 PM
  
Juanjo
Otra consideración.

Han pasado 4 años y Benedicto sigue vivo... y Jorge Mario Bergoglio ya ha cumplido 80 años.

De donde se deduce que, si Benedicto XVI hubiera demorado su renuncia hasta ahora, el cardenal Bergoglio ya no habría podido entrar en el cónclave...
10/02/17 5:15 PM
  
Francisco Javier
Señores: ya no soporto mas tanto rumor y escándalos, vengo a sitios católicos como este y otros a reafirmar mi fe y que me encuentro siempre: malas noticias, blasfemias, conspiraciones, silencios cómplices, censuras y hoy hasta en boca de quienes están mas arriba, esta no es la Iglesia en la que creo de fidelidad a Cristo, esto que hoy tenemos es una caricatura que usurpa el nombre de lo que Cristo hizo. A partir de este momento dejo la Iglesia, nada mas me limitare a visitar el Santísimo para orar directamente a Cristo una vez por semana en vista que no veo otra opción porque protestante no me hare ni creo en el ateismo, ya no quiero saber de ostias que son repartidas "a consciencia de cada quien" o misas con sacerdotes que pretenden "bendecir" lo que siempre ha sido pecado, monjas que ofenden a la Virgen María en plena TV (y la vida sigue igual o ¿es que el Vaticano ya llamo la atencion de esta supuesta religiosa? mas probable que llueva oro del cielo a que esto pase hoy dia) o de Vaticano que humilla a quienes buscan la fidelidad a Cristo y ensalza e invita de ponentes a los abortistas, marxistas, activistas gay, católicos tibios.
Así que cuando halla un nuevo Cónclave (a menos que la supuesta profecía que dicen que este sera el ultimo papa y que la Iglesia seria destruida resulta cierta) hay nos vemos si es que la muerte no viene a mi primero. Que Dios tenga misericordia de todos nosotros y de mi alma.
10/02/17 5:55 PM
  
solodoctrina
Si uno lee Veritatis Splendor da la impresión que fue pensada por San Juan Pablo II y dedicada a un pontificado como el de Francisco, pero para ponerle límites a la confusión que ha generado dicho pontificado a los cristianos, el cual está rehabilitando falsas doctrinas y personajes amonestados como Haring, básico en la desorientación que viene desde Roma, actualmente en curso.

Por ese motivo en AL no se menciona ni una vez a VS, el más importante documento eclesial sobre teología moral luego del Concilio de Trento.

Por ese motivo, los 4 Cardenales católicos utilizan fundamentalmente Veritatis Splendor en sus dubia sobre AL.
10/02/17 5:57 PM
  
Néstor
Precisamente, el demonio quiere tentarnos para dejar la Iglesia porque sabe que no es la Iglesia la que nos necesita a nosotros, sino nosotros los que la necesitamos a ella. La Iglesia es indefectible, no será destruida jamás, sino que será transfigurada en la Jerusalén Celestial cuando el Señor venga por segunda vez. Mientras tanto, los que tienen que irse o convertirse son los heterodoxos.

Saludos cordiales.
10/02/17 6:36 PM
  
Marisa
Gracias a Dios y a la mediación de la Santísima Virgen, mientras más conozco las obras (y omisiones) de los miembros (todos, incluida y fundamentalmente yo) de la Iglesia, más creo en que además de humana es DIVINA. De otra manera, sería imposible que hubiese subsistido y siga haciéndolo desde hace más de 2000 años.
10/02/17 6:47 PM
  
Miguel Antonio Barriola
Nunca hay que abandonar a la Iglesia, por más que surjan sedicentes católicos, que la ensucian con sus falsas doctrina o sus obras.
Jesús ama a la Iglesia. No porque cae embelesado de su belleza, sino "lavándola por medio del agua y de la palabra" (Ef. 5, 26).
Nunca olvidemos el "mysterium lunae", con el que los Padres comparaban a la Iglesia. Se dan épocas en que brilla llena y recibiendo totalmente la luz de Cristo, en otros decrece, pero nunca desaparece.
No se puede divorciar a Cristo de su esposa, la Iglesia.
Así como en el Israel de dura cerviz, quedaba siempre, no obstante, un "pequeño resto", lo mismo ha pasado en la Iglesia a lo largo de los siglos y también en el momento actual.
Es que tal levadura en la masa, no se pasea ante las cámaras ni llama la atención. Pero sí que Dios la conoce y aprecia.
10/02/17 7:33 PM
  
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Francisco Javier: No es esta la solución a tu problema. Le debes fidelidad a nuestro Señor Jesucristo y no es esta la forma de actuar. "Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el Reino de los Cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan." (Mt 11,12). El verdadero soldado de Cristo no es un cobarde. Que el Espíritu Santo te ilumine y la Santísima Virgen María te cubra con su manto.
10/02/17 7:46 PM
  
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Marisa: "mientras más conozco las obras (y omisiones) de los miembros (todos, incluida y fundamentalmente yo) de la Iglesia, más creo en que además de humana es DIVINA.".

El Padre Sixto Castellano S.J. (Q.E.P.D.) contaba una vez que un pastor anglicano de mucho prestigio, en un Congreso (no recuerdo bien si de filosofía o teología), se quejaba de la Iglesia Católica aduciendo que el Vaticano impedía el acceso de particulares a sus archivos secretos. Ante su reclamo fue autorizado para consultar todo lo que considerara necesario. Después de cierto tiempo hizo pública profesión de fe católica. ¿Qué razones adujo para su conversión? Que después de haber visto toda la maldad y pecados de los miembros de la Iglesia Católica durante el tiempo que había estado investigado no le quedaba la menor duda de que quien la dirige es el Espíritu Santo De no ser así no se hubiera podido mantener inconmovible durante tanto tiempo.

Y así se seguirá manteniendo, porque nuestro Señor Jesucristo nos lo ha prometido.
10/02/17 8:32 PM
  
El kiku
"Mientras tanto, los que tienen que irse o convertirse son los heterodoxos. " Esto es definitivamente no querer reconocer la época en la que estamos, pese a la Biblia, las profecías, el Catecismo y la más que evidente realidad que comenzó aquel 13 de marzo del 2013. Usted mismo.
10/02/17 8:46 PM
  
Gerardus VIII
Por cierto, uno de los que han hecho la petición a Trump, es un teniente coronel del ejército de los Estados Unidos.
Hay otros sucesos que apoyan la necesidad de una investigación: 1. Hillary Clinton siendo secretaria de Estado, mostro su nada disimulable desprecio al no encontrarse con Benedicto XVI, incluso cuando visitó Italia.
2. Las filtraciones de wikileaks muestra el interés real de políticos demócratas de apoyar una “primavera católica”, usando a personas dentro de la Iglesia que representen su ideología. Lo cual es de manual en el modus operandi de las misiones de la C.I.A.
3. Sí mal no lo recuerdo, en enero del año 2012 o 2013 se filtró un documento secreto del gobierno de los Estados Unidos, el cual agregaba el catolicismo en la lista de los enemigos de los Estados Unidos, por oponerse a las “libertades y derechos” que defiende ese gobierno: aborto, anticoncepción, homosexualismo, etc.

Comentando el artículo ya en sí, he leído toda clase de posturas respecto a la renuncia y conservación del título de Papa emérito.
Hay quienes lo relacionan con el tercer secreto de Fátima, un obispo vestido de blanco, los pastorcitos tienen la intuición que es el santo padre, pero no están seguros, hay algo raro en él, que les impide tener la certeza, al final ellos mismos lo dicen, efectivamente, era el santo padre.

Otros dicen que el pensamiento de Ratzinger, esta empapado de sincretismo e inmanencia, influenciado en la filosofía idealista, así como de teólogos censurados por Pío XII.
Así pues, consideran que el que vista de blanco y pretenda ser papa emérito, es la muestra más evidente de la terrible crisis y confusión que atraviesa la Iglesia.
10/02/17 9:50 PM
  
Lobo Feroz
Aquí lo único claro es el escandalazo supino que esta dando la Iglesia a los creyentes que observan atonitos y aterrados la apostasía de sus consagrados, desde el Papa hasta el ultimo de los sacerdotes que se mofan de Cristo celebrando Eucaristías ignominiosas, cambian su doctrina, y cometen pecados aborrecibles y abominables

---

Padre Leandro

Lobo, su ferocidad le quita lucidez, o al menos precisión al hablar.
Como es que dice que "desde el Papa hasta el último de los sacerdotes" y acusa a todos de cosas increíbles? Acaso conoce a todos los sacerdotes del mundo? A mí, al menos, no. Este tipo de exabruptos hacen que parezca más razonable a veces cerrar los comentarios, pero lo dejo para que quede como testimonio.
10/02/17 10:42 PM
  
Pepito
Mi opinión es que el Vaticano está tan dominado por elementos masónicos y otros grupos al servicio del NOM, a los que la Verdad Católica le molesta por oponerse a sus pretensiones de dominación terrena, que lo mejor que podría hacer el Papa es irse del Vaticano y poner la Prima Sede de la Iglesia Católica en otro país en que dichos elementos no tuviesen tanta influencia, por ejemplo, Polonia, Hungría.

Creo que el Papa debería irse del Vaticano llevándose consigo a aquella parte de los Cardenales y del personal vaticano que permanecen aún fieles al íntegro Depósito de la Fe y dejar a las manzanas podridas de relativismo, modernismo y mundanismo.

Ya dijo Cristo que "cuando os persigan en una ciudad, huid a otra. En verdad os digo que no se acabarán las ciudades de Israel antes de que venga el Hijo del Hombre."

Y esta fuga mundi vaticana aunque supusiese un detrimento económico para la Iglesia Católica, sin embargo redundaría en un gran bien espiritual y moral para la misma.

Una Sede Papal pobre, quizá instalada en precarias condiciones en algún convento de Polonia o Hungría, pero libre de las manzanas podridas que hoy en día dominan en el Vaticano.

Hay ocasiones en que lo más prudente es huir de lo mundano, en este caso de un Vaticano mundano, y erigir una nueva Sede Papal donde el aire no estuviese tan contaminado de mundanidad. Pero bueno, es sólo una opinión.
11/02/17 12:08 AM
  
Rexjhs
Yo creo firmemente que BXVI sigue siendo Papa, porque su renuncia fue nula (me callo las razones). No por casualidad se quedó en Roma, vistiendo solideo, pectoral y sotana blanca. Y su título es "Su Santidad". Mons. Gänswein ya lo dejó caer en aquellas escandalosas declaraciones en la presentación del libro de Regoli. Y cito:

"Igualmente brillante y clarificadora es la exposición profunda y bien documentada de Don Regoli sobre las diversas fases del pontificado. Sobre todo la relativa al inicio, el cónclave de abril de 2005, del cual Joseph Ratzinger, después de una de las elecciones más breves de la historia de la Iglesia, salió elegido tras sólo cuatro votaciones, seguido de una dramática lucha entre el así llamado “Partido de la sal de la tierra” en torno a los cardenales, López Trujíllo, Ruini, Herranz, Rouco Varela y Medina y el denominado “Gruppo de San Gallo” en torno a los cardenales Danneels, Martini, Silvestrini y Murphy-O’Connor; grupo que recientemente, el mismo cardenal Danneels de Bruselas, de manera divertida ha definido como “una especie de mafia-club”. La elección fue ciertamente el resultado de un enfrentamiento, la clave la había proporcionado el mismo Ratzinger como cardenal decano, en la histórica homilía del 18 de abril de 2005 en San Pedro; precisamente allí, donde a “Una dictadura del relativismo que no reconoce nada como definitivo y que deja como última medida solo el propio yo y sus propias ansias” contrapuso otra medida: “El Hijo de Dios y verdadero hombre” como “la medida de verdadero humanismo”. Esta parte del inteligente análisis de Regoli, hoy se lee casi como una obra de suspense desde no hace mucho tiempo; mientras, en cambio, la “dictadura del relativismo” desde hace tiempo se expresa de modo abrumador a través de los muchos canales de nuevos medios de comunicación que, en el 2005, apenas podíamos imaginar."

"La renuncia trascendental del Papa teólogo ha representado un paso hacia adelante esencialmente por el hecho de que el 11 de febrero de 2013, hablando en latín ante los cardenales sorprendidos, introduce en la Iglesia católica la nueva institución del “Papa emérito”, declarando que sus fuerzas no eran las suficientes “para ejercitar de modo adecuado el ministerio petrino”. La palabra clave de aquella Declaración es munus petrinum, traducido como ocurre la mayoría de las veces - como “ministerio petrino”-. Sin embargo, munus, en latín, tiene una gran variedad de significados: puede querer decir servicio, encargo, guía o don, incluso prodigio. Antes y después de su dimisión, Benedicto ha entendido y entiende su tarea como la participación en tal “ministerio petrino”. Él ha dejado la cátedra pontificia y sin embargo, con el paso del 11 de febrero de 2013, no ha abandonado de hecho este ministerio. Él, en cambio, ha integrado el cargo personal en una dimensión colegial y sinodal, casi un ministerio en común...

"Desde la elección de su sucesor, Francisco, el 13 de marzo de 2013, no hay por tanto dos papas, pero de hecho el ministerio se expandió - con un miembro activo y un miembro contemplativo-. Por esto, Benedicto XVI no ha renunciado ni a su nombre, ni a la sotana blanca. Por esto, el apelativo correcto para dirigirse a él es todavía hoy el de “Santidad”; y por esto, tampoco se ha retirado a un monasterio aislado, sino dentro del Vaticano - como si solo hubiese hecho un paso a un lado para dar espacio a su sucesor y a una nueva etapa en la historia del papado que él, con ese paso, ha enriquecido con el “eje” de su oración y de su compasión puesta en los jardines vaticanos".
11/02/17 12:46 AM
  
milton
Lástima que la mafia de San Galo haya sacado al papa verdadero de la silla de Pedro
11/02/17 2:29 AM
  
Julio Gil
Gerardus VIII: en mi opinión el pensamiento de Ratzinger no es ni sincretista ni inmanentista. Lo que sucede es que él quiso insertarse desde el principio en la corriente intelectual personalista y existencialista (la que estaba de moda cuando era joven), y por eso prescindió deliberadamente de Santo Tomás y la tradición escolástica, como tantos otros universitarios y académicos de su generación. En este sentido, es hijo de su tiempo y encarna a la perfección el espíritu de toda una época. La pena es que, al prescindir de Santo Tomás, se prescinde también de una luz filosófica y teológica muy potente (que además es un gran don de la Providencia a toda la Iglesia), y se corre el riesgo de dar palos de ciego y perder pie en ciertas cuestiones.
11/02/17 11:45 AM
  
Almudena1
Llevo tiempo leyendo y pensando sobre el tema y de todo me quedo con el titular,
Un enigma llamado Benedicto XVI.
11/02/17 2:36 PM
  
mtbrsg
Francisco Javier no te vayas. A mí me sucede muchas veces como a Vd. y con las mismas dudas. Y cuando me pasa eso pienso en las palabras de la Liturgia Eucarística: ".... no tengas en cuenta nuestros pecados, sino en la Fe de tu Iglesia .....", a lo que añado la anécdota de Beatriz Mercedes Alonso, que me ha gustado mucho.
Nosotros creemos en Jesucristo, Hijo del Dios Vivo, muerto y resucitado por nuestros pecados. No creemos por el Papa ni por los sacerdotes, seglares o consagrados. Aguanta. No te vayas.
11/02/17 3:46 PM
  
Alejandros
Solo debemos esperar un poco mas y veremos al Papa legítimo Benedicto XVI oponiéndose a la abolición de la Eucaristía que Bergoglio tiene preparada para el dia 13 de marzo, fecha en que la masonería eclesiástica le aupó para usurpar el trono sagrado.
Cuando se produzca el Cisma debemos ayudar a otros para que no sean engañados y arrastrados por la falsa iglesia del anticristo.
Arzobispo Fulton Sheen: de la verdadera Iglesia surgirá la falsa iglesia del anticristo.
Beata, Ana Catalina Enmerich: dos papas enfrentados.
Se está cumpliendo la 2ª de Tesalonicenses 2. Catecismo 675. Apocalipsis 13.
Un saludo.
11/02/17 4:06 PM
  
mtbrsg
Alejandros, "Solo debemos esperar un poco mas y veremos al Papa legítimo Benedicto XVI oponiéndose a la abolición de la Eucaristía que Bergoglio tiene preparada para el dia 13 de marzo, fecha en que la masonería eclesiástica le aupó para usurpar el trono sagrado". Pa llorar 😭😭😭. Como diría mi hijo "Vd. se chuta o se chuta?"
11/02/17 5:20 PM
  
Falstaff
Francisco Javier, no es legítimo irse de la Iglesia. Dios nos ha regalado la fe y sabemos que fuera de la Iglesia no hay salvación. No tenemos derecho a dejar solo al Señor. Hay que perseverar siempre.
11/02/17 6:41 PM
  
Gerardus VIII
Julio Gil, interesante tu percepción del pensamiento de Ratzinger, y también lo que trascribes del último libro entrevista: cuando se enteró de que el elegido era el cardenal de Buenos Aires, se alarmó. Cierto que luego matiza el juicio diciendo que la primera bendición de Francisco desde la logia apostólica le conmovió mucho.

Respecto a la renuncia de Benedicto XVI, yo tuve la fuerte intuición que alguna conferencia episcopal o agrupación como el llamamiento a la disidencia (la cual desobedecía públicamente las enseñanzas y autoridad de la Iglesia) le exigía al Papa alterar la doctrina, o renunciar, de lo contrario habría cisma.
Benedicto XVI renunció, no para complacerlos, sino pensando que era por el bien de la Iglesia. El tiempo desgastó el control que ejercía sobre la Iglesia, y era necesario que un nuevo Papa, fuerte, se enfrentara a esos herejes.

Muy interesante el artículo, Juan Pablo II, si bien no escribió la Dominus Iesus, él fue quien pidió la creación del documento, además exigió que fuera claro.
Estamos hablando de uno de los documentos más fuertes en el último medio siglo, y pareciera que después de leerlo, por lo que le dijo a Ratzinger, no estaba totalmente satisfecho.

Quizás si Juan Pablo II hubiera podido ver la descomposición que padecemos, su pontificado hubiera sido radicalmente diferente.
11/02/17 11:53 PM
  
Alejandros
mtbrsg:
Cuando se trata de temas tan importantes por ser vitales para la salvación de las almas, no debemos descalificar sin mas porque lo diga mi hijo o mi suegra, debemos ser mas serios e investigar para poder debatir y aportar mas luz a lo que ya sabemos. Y si somos tan cómodos que preferimos estar viendo futbol, no debemos CHUTAR a portería en dichas condiciones porque no vamos a conseguir el gol tan deseado.
13/02/17 8:57 PM
  
Chimo de Valencia
Hay un hecho cierto que no se ha indicado y no se puede soslayar. Papas que hayan renunciado y concluido su pontificado en vida ha habido unos cuantos, creo que 9, y es una posibilidad prescrita por el derecho canónico y perfectamente válida. Pero papas que han renunciado al “gobierno efectivo de la Iglesia”, pero han mantenido su título, como “emérito” junto a otro “activo”, es la primera vez, y de dudosa fundamentación jurídica. S.S.Benedicto XVI sigue siendo Papa, no ha dejado de serlo, y, por tanto, el arzobispo Bergoglio no está claro que lo pueda ser. Eso sin entrar a valorar que su “pontificado” está siendo un desastre contra la fe y la Iglesia.
14/02/17 9:36 AM
  
Copa Amarga
Padre Leandro :
Es casualidad o usted ha leído el articulo escrito en 1968 por Joseph Ratzinger; "Juan XXIII, el enigma" ?

Padre Leandro

No, no lo he leído ni conocía su existencia!
Lo encontré hace un rato en la web.
Bendiciones!
20/02/17 12:15 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.