« Notas acerca de un camino.El Rosario. »

18.11.09

Feminismo.

A las 11:46 AM, por Miguel Serrano Cabeza
Categorías : General

Simone de Beauvoir, 1908-1986: Copyright (C) 2008 The Guardian - Jerry Bauer/Getty Images.



Hace unos días, leyendo el comentario Eleison nº 123 de monseñor Richard Williamson, SSPX, “La feminidad redescubierta”, me acordé de un artículo de Pío Moa. Al releerlo me dí cuenta que ambos textos eran complementarios. Por eso los presento juntos.

Los fragmentos del texto de Moa constituyen un análisis de la ideología que domina Occidente. El texto de monseñor Williamson muestra la acción de la Gracia de Dios en la vida de dos personas.



1. Pío Moa: El feminismo como ideología.


La fuerza de las ideologías:

“Las ideologías parten de (y crean) una radical insatisfacción con la historia y el estado actual de la Humanidad, a los que caracterizan como “alienados” o similares; y conducen a planes de reeducación universal. En la medida en que esos planes tienen éxito, someten a la vida humana a una especie de encarcelamiento moral y político. Y en la medida en que su éxito prueba su fracaso -ya que nunca alcanzan sus objetivos- se quedan en invocaciones rituales de un provenir feliz que justificaría el absoluto poder actual de los detentadores de la verdad “desalienante"; y en condena obsesiva del pasado, cuya supuesta maldad sin reservas haría parecer tolerable la desdicha del presente… (p. 17)

Si alguien predicase que andar erguido sobre los pies constituye una imposición cultural perfectamente abolible, y encontrase en ella la causa de los frecuentes dolores de espalda y desviaciones de columna vertebral, y propusiera que para salir de tales miserias lo ideal -y natural- sería andar a cuatro patas, chocaría de entrada con la irrisión, aunque quizá no generalizada. Si, además, dramatizara los daños de la columna vertebral, abundando en los casos más espeluznantes, e insistiera en que la costumbre de andar erguido nace del interés de inmemoriales opresores, y arguyese que derrotando a los defensores de tal imposición cultural se adelantaría un largo trecho no sólo en la supresión de los dolores de espalda sino en la emancipación humana, ya tendría el predicador esperanza de hallar simpatías. Y si, encima, identificase el interés de andar a cuatro patas con algún amplio sector social, no sería raro que juntase adeptos. Sabiendo explotar el ansia de la prensa por la novedad, colocando a tales ideas el marchamo de progresistas, y tildando a las opuestas de reaccionarias, el ideólogo se haría con una audiencia quizá no despreciable.

Las posibilidades de teorización histórica y de especulación futurista a partir de la tesis dicha son inagotables. Se encontrarían mil ejemplos demostrativos de cómo andar a dos pies va ligado a la alienación, al idealismo hipócrita de los opresores -bajo el que sólo yace la sórdida realidad del dominio y la explotación-, reñido con las necesidades y tendencias más naturales de los humanos, expresadas, por ejemplo, en la niñez, cuando apenas rigen los moldes culturales. Se descubrirían sociedades de un pasado remoto en el que la gente sería feliz andando a cuatro patas. Se elaborarían planes de reeducación para redimir al ser humano de una deformación secular, perennizada por el prejuicio y acaso por castas sacerdotales.

Una caricatura, ciertamente -aunque hoy en día cabe esperar hasta cosas como ésta-. (pp. 15-16)

Un ejemplo menos caricaturesco es, por lo que hace al tema de este ensayo, el del matriarcado. No existen indicios reales de que tal institución se haya dado jamás. Pero la racionalización del matriarcado proporcionaba una supuesta solución a numerosos problemas históricos, aun cuando muchos vinieran creados, en círculo [vicioso], por la misma solución, y aun cuando se partía de la falacia de que el patriarcado tenía que manifestarse absolutamente, con lo que los hechos que lo relativizaban se tomaban por pruebas de una situación matriarcal previa. La interpretación de la historia por esa vía era simple, casi perfecta, y proporcionaba a los feministas un apoyo histórico-social satisfactorio. La religión, pongamos por caso (y cuanto ella condensa como sensación de misterio), quedaba erradicada, era sólo un reflejo [más] de la dominación del hombre sobre la mujer… (p. 18)

La ideología seguramente más lograda y elaborada es el marxismo. Éste, aunque como cuerpo de doctrina se halle hoy en declive, ha dado sustancia y fecundado a casi todas las restantes ideologías, entre ellas la que vamos a tratar, el feminismo… Por esta razón se harán también en este estudio paralelismos entre los dos movimientos. (p. 19)

La propaganda feminista:

La suposición básica del feminismo reside en que las diferencias entre los sexos se ciñen a lo genital, sin más consecuencia social o cultural necesaria. De ahí que la diferenciación de los sexos en papeles, actitudes y talantes sea vista como una imposición arbitraria, cuyo objeto sería afianzar la opresión del varón sobre la mujer.

Entre los elementos de la propaganda feminista se encuentran:

- Una incitación tenaz a la incorporación e igualamiento de la mujer con el hombre en todos los planos profesionales, políticos, deportivos… Incitación que se expone como progresista y emancipadora.

- Desvalorización simétrica de las funciones típica y tradicionalmente femeninas, en especial la maternidad, la crianza de los niños y la atención a la casa. Papeles que aparecen como signo neutro en el mejor de los casos, y explícita o implícitamente negativo en la mayoría: “Mujer, tu hogar es tu prisión". Se trata de una tara a superar mediante la “socialización” según unos, o adjudicando al varón los mismos papeles que a la mujer en la casa, la crianza… según otros. Lo contrario sería “injusto".

- Consideración de la sexualidad como una diversión individual, sólo muy secundariamente ligada a la procreación o establecimiento de vínculos personales estables (lo último no suele defenderse, pero es consecuencia de lo primero).

Estos tres aspectos van muy trabados entre sí, aunque el acento recaiga en éste o aquél, según las tendencias: el tercero ha sido llevado al extremo por ciertos ácrato-feministas, mientras que los socialismos reales han probado a conciliar el igualitarismo con la institucionalización del matrimonio y la familia. Conciliación frustrada, desde luego.

La propaganda feminista posee un alto voltaje emotivo y un arsenal de descalificaciones inmediatas contra las ideas o tendencias discrepantes, tachadas de “reaccionarias", “machistas", “sexistas", opuestas a la “mujer", cuando no fascistas, oscurantistas… (pp. 20-21)

No se exagera al decir que, desde el fin de la Segunda Guerra Mundial sobre todo, en muchos países los programas de reeducación en sentido feminista han sido intensivos y en general dominantes. Y el proceso se ha vuelto cada vez más institucionalizado y excluyente. En ello viene a resumirse el triunfo espectacular del feminismo. (p. 25)

La degradación de la relación hombre-mujer:

Un fruto característico de estos decenios de reeducación feminista ha sido una variedad de fenómenos sociales resumibles en la pérdida del respeto del hombre hacia la mujer. Ello constituye uno de los temas cruciales, si no el crucial, del informe Hite:

‘El trato indiferente que el hombre da a la mujer en las relaciones entre solteros parece que se está volviendo cada vez más hostil y antagónico. La bárbara descortesía de muchos hombres… parece que representa un inmenso incremento sobre los últimos años. En ocasiones la grosería constituye una flagrante exhibición de poder y desprecio masculinos… En el mundo de las relaciones fluctuantes, sin compromiso, son comportamientos-tipo el que el hombre se vaya inmediatamente después de copular, que no llame o que lo haga cuando le de la gana’ (Hite:1988[1]:322)

‘Las relaciones de muchas mujeres son desgraciadas, incluso degradantes (aun cuando ninguna quiera confesarlo), y muchos hombres tratan a la mujer con condescendencia, de una manera tan informal que en cualquier momento podrían dejar a una mujer y declararse a otra’ (Hite:1988:331). (p. 30)

No sólo hay desigualdad, sino asimetría entre los sexos. Un hombre puede tener gran cantidad de hijos, y una mujer sólo un corto número de ellos. En contraste, la intensidad del sentimiento paternal y el maternal no admite comparación (aunque ciertas feministas se empeñen en negarlo). Resulta incluso defendible que el sentimiento maternal enraíza directamente en la biología, mientras que el paternal se queda en cultural. Por eso, cuanto ayude a destruir los valores que vinculan al padre con sus hijos sólo puede pagarlo crudamente la mujer, y sobre todo los niños; así como, aunque indirectamente, el propio varón. Pero el sentimiento paternal y sus derivaciones legales ha sido atacado por los feministas, en especial los marxo-feministas, como causa clave de la opresión de la mujer.

El socavamiento de la relación de pareja, acompañado de prédicas moralistas en contra, se manifiesta a la perfección en el problema del aborto, acaso el más machacón caballo de batalla internacional del feminismo en los años recientes. La doctrina al respecto se concentra en el lema “nosotras parimos, nosotras decidimos", el cual condensa a su vez la filosofía de las legislaciones abortistas adoptadas en muchas naciones. Ello equivale a una invitación, punto menos que irresistible, a la irresponsabilidad paterna. Y siendo el sentimiento [biólógico] paterno más débil que el materno, el efecto no podía ser otro que el conocido: un cada vez mayor desentendimiento del varón respecto a la prole y a la relación estable, percibidas como una simple carga.

Sorprende entonces que los mismos feministas se embarquen en campañas de persuasión y hasta persecución legal del padre para que peche con sus “responsabilidades” (económicas, porque otras se vuelve arduo). Pero el padre irresponsable y feministizado replicará: ‘¿No es la mujer quien decide? Que cargue con las cosecuencias y no me arrastre a mí, que no deseaba más que un rato de diversión. ¿Voy a tener que pagar la vida entera por un impulso momentáneo? No dramaticemos el sexo. Si ella quiso tener el niño, o se descuidó, que no me complique. Que el Estado la ayude’.

Pocos hombres hablarían con tan franca brutalidad, pero muchos comportamientos siguen la lógica de esta respuesta, inducida por el feminismo, y se manifiestan en el aumento de madres solteras y madres adolescentes; o en el descenso anormal de hijos [y en el aumento desorbitado de abortos], piadosamente embellecido[s] como ‘calidad de vida’ por determinados ideólogos. (pp. 31-33)

A los feministas no se les pasa por la cabeza que su ideología tenga que ver con este fenómeno. O con el similar de la vulgaridad en la conducta femenina, también en alza enorme en las últimas décadas, entendiendo por vulgaridad una mezcla de exhibicionismo sexual e imitación de los modelos, modo de hablar y de sentir de los hombres -y en particular de los hombres más brutales-. Pero no sólo tales tendencias se muestran acentuadamente en el ámbito anglosajón, donde más martilleante ha sido la propaganda feminista, sino entre la juventud de otros muchos países, la cual ha sido sometida a una tenaz “educación” y reeducación sexual desde la escuela. (p. 30)

Un rasgo esencial, como he dicho, del feminismo, es el desprecio y el odio a las labores del hogar y la educación de los hijos. Esa presión ha empujado a muchas amas de casa a adoptar aires “emancipados", a fumar y beber, a emplear un lenguaje soez incluso con sus hijos pequeños, a ceder su papel educativo, ya medio esfumado, a la televísión… Han aumentado también la depresión y el autodesprecio, la sensación de inutilidad, el alcoholismo… pese a la evidencia de que su desvalorizado trabajo no es menos, sino más fundamental que el profesional, realizado antes por hombres y ahora por unos y otras. (p. 44)

… la mujer afronta el trabajo profesional y al mismo tiempo lleva a trancas y barrancas el hogar y los hijos, pues, a pesar de todas las prédicas y presiones, el hombre tiene menos interés u otras actitudes [menos comprometidas] al respecto. Pese a la omnipresente propaganda sobre la “emancipación” y la “liberación” de la mujer, ésta sufre a menudo la sensación de no hacer bien nada, y un enorme estrés manifiesto en el número creciente de mujeres que renuncian a tener hijos o a tener más de uno, en trastornos depresivos y de la conducta, en los hogares sin contenido y en los ‘huérfanos con padres’, las separaciones y divorcios, con las consecuencias evidentes para todos, y en especial para los hijos… (p. 48)

La sociedad homosexual:

Una crítica tradicional al feminismo culpaba a éste, en definitiva, de masculinizar a la mujer; y una respuesta no menos tradicional negaba que hubiera conductas y valores ligados al sexo. Pero la [inmensa] experiencia en contra ya no se puede ignorar, y ha forzado al feminismo a brincar de un extremo a otro: ahora encuentra la salida en que el varón se feminice (a cambio de lo cual se le promete indecible bienestar). (p. 34)

El objetivo del feminismo es la igualdad, y por tanto la exclusión de la complementariedad entre los sexos. Ausente la complementariedad esencial, el único aspecto de interés mutuo serán las relaciones sexuales físicas. Empero, dichas relaciones no tienen por qué ser heterosexuales. Siguiendo la vía por la que encauzan el asunto las ideologías, el sexo se limita a una necesidad fisiológica, satisfactible de diversas maneras igualmente válidas. Como lamenta Germaine Greer (con aversión no justificada en sus propios principios), la cuestión consistiría en ‘descargar la energía sexual de manera regular, como un lavado de estómago’. O, como instruía el buen Wilhelm Reich a la juventud avanzada, viene a ser algo parecido a rascarse.

Porfía el mensaje feminista en que la homosexualidad y la heterosexualidad son perfecta e igualmente válidas. Pero la lógica debiera inclinarle a preferir resueltamente la homosexualidad, cuando menos en tanto no se alcance la igualdad real de los sexos (que parece ir para largo). Otro problema consiste en que la homosexualidad reproduce a menudo, en remedo, la división de papeles; pero eso se superaría, sin duda, con mayor rapidez que la desigualdad heterosexual.(pp. 35-36)

Así, la dinámica del feminismo conduce a una sociedad homosexual. Y no sólo como ‘cultura’ preferible mientras no llegue la igualdad de los sexos, sino siempre, porque tal igualdad cuenta con escasísimas posibilidades de pasar de la imaginación. Y ese remedio tiene marca común con la dictadura proletaria o con la promesa de andar a cuatro patas para superar las molestias del espinazo. (p. 39)

En mi opinión, el feminismo y los fenómenos relacionados con él constituyen una verdadera plaga cuyos efectos sólo empezamos a entrever.” (p. 48)

cfr. Pío Moa: “La sociedad homosexual y otros ensayos", Madrid: Criterio Libros, 2001, pp. 15-48
http://www.casadellibro.com/libro-la-sociedad-homosexual-y-otros-ensayos/804041/2900000815108
______________________________________________________________________________________

[1]
cfr. Shere Hite: “Mujeres y amor. Nuevo informe Hite", Barcelona: Plaza Janés, 1988, ISBN: 84-01230-01-2
http://www.iberlibro.com/servlet/SearchResults?an=hite&sortby=3&sts=t&tn=Mujeres+y+amor&x=0&y=0



2. Monseñor Richard Williamson, SSPX: La feminidad redescubierta.


“Cuando un pueblo amurallado está siendo atacado, y el enemigo está continuamente atacando una parte de esta muralla, los habitantes deben continuar defendiendo esa parte de la muralla. Hoy en día el enemigo de la Humanidad, Satanás, está continuamente atacando a la verdadera feminidad, porque sin verdaderas mujeres no pueden existir verdaderas madres, ni una vida de familia verdadera, ni niños verdaderamente felices y por ende tampoco seres humanos verdaderos. Ojala pudiera citar el testimonio completo de otra ex-feminista quien me escribió hace algunos meses para agradecerme por ‘afirmar y sostener nuestra naturaleza verdadera como mujeres’, de acuerdo a como ahora ella lo percibe. Enseguida presento un escueto resumen de su carta, que es considerada un clásico por su contenido:

‘Nacida a mediados de los años 60’s, tuve a un padre violento y abusivo, y no he contado con una figura paterna desde entonces. Después de que él muriera, cuando yo apenas tenía 14 años, rechacé mi Fe Católica y me aleje de la Iglesia -es difícil creer en un Dios de amor cuando no eres amada por tus propios padres. Lejos de la Iglesia abracé el feminismo radical y el paganismo, termine por odiar los vestidos porque los veía como una forma de vestir inferior a la que usan los varones. Me pregunto ¿de dónde saqué la idea de que las mujeres son débiles? Ahora entiendo que las mujeres no son para nada débiles, sino que somos fuertes en aspectos diferentes a los de los hombres.

Fui a la Universidad decidida a demostrar que podía hacer cualquier cosa que un hombre pudiera hacer. Pero durante los siguientes siete años como policía me di cuenta de que la agresividad y la dominación requeridas por aquel trabajo no se me daban naturalmente, y que nunca podría ser tan fuerte físicamente como los hombres. Así es que equiparé cualquier signo de feminidad en mí con debilidad. Al mismo tiempo, como feminista radical, odiaba a los varones y deseaba no necesitar a ninguno de ellos y, debido a toda esa basura feminista, casi no llegue a casarme. Pero al llegar a los treinta y tantos me di cuenta de que corría el riesgo de quedarme sola el resto de mi vida, así que decidí comenzar a salir con muchachos. Poco tiempo después conocí a mi futuro esposo.

Cuando me pidió que me pusiera un vestido para que estuviera más guapa ¡exploté! Me lo probé sólo para darle gusto. Fue entonces cuando mi comportamiento empezó a cambiar lentamente. Y a medida que empecé a actuar y a sentirme más femenina, descubrí que me gustaba sentirme así porque sentía que era algo natural para mí. Cuando después de algún tiempo nos casamos, mis prioridades cambiaron, y deseaba mucho quedarme en casa. En el trabajo puedo imponerme pero no es algo de lo que yo disfrute. Entiendo perfectamente ahora que es normal para mí, como mujer, preferir no ser el líder, porque esa es la manera en que Dios me diseñó. He pasado toda mi vida laboral tratando de competir con hombres e intentando ser como ellos, y esto me ha hecho infeliz y me ha llevado a sentirme fracasada porque por más que lo intentaba, nunca fui como los hombres ni nunca podré serlo, porque no soy un hombre.

Fue el amor de mi esposo el que me permitió, después de 26 años, volver a la Iglesia a regañadientas -¡es que Dios me llamaba! Allí encontré todo algo diferente de cómo lo recordaba y, para empezar, no estuve de acuerdo con la postura de la Iglesia en todas las cuestiones que involucran a las mujeres. Pero a medida que leía más y más, mis ojos se abrieron y me di cuenta, entre otras cosas, de cómo la manera en que me visto influye en mis sentimientos e inclusive en mi personalidad. Cuando me pongo vestidos o faldas me siento gentil y femenina, más natural. Mi educación continua en las enseñanzas de la Iglesia, que incluye las ‘Cartas del Rector‘, me ha ayudado a respetarme a mi misma como la mujer que soy, y no como el pseudo-varón que nunca fui.

Es en detrimento de todos que el feminismo haya arraigado en nuestra cultura.’”

Fin del testimonio.

Madre de Dios, por favor, consigue para nosotros hombres varoniles sin los cuales difícilmente tendremos mujeres femeninas.

Kyrie eleison.
Londres, Inglaterra.

cfr. Monseñor Richard Williamson, SSPX: Comentario Eleison nº 123 de 14 de noviembre de 2009, “La feminidad redescubierta".
http://radiocristiandad.wordpress.com/2009/11/16/monsenor-williamson-comentario-eleison-nº-123-la-femineidad-redescubierta/



Para más detalles, se puede leer la entrevista que el r.p. Jorge Enrique Múgica, LC, realiza a la profesora de Antropología de la Universidad CEU San Pablo de Madrid, Patricia Martínez Peroni.

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=4788



ADVENIAT REGNVM TVVM

90 comentarios

Comentario de Yolanda
Miguel:

Traer un texto de Pío Moa para descalificar el feminismo es una locura. No hay una línea del texto de Moa que no contenga un disparate, una tergiversación, un despropósito o, directamente, una mentira.

El otro texto es un testimonio muy lamentable, fuera de lo habitual, no significativo ni representativo más que de la triste experiencia de una señora particular.

Miguel:

no hay nada peor que una invectiva en la que el argumentario se basa en prejuicios y en conclusiones obtenidas de antemano sobre datos falsos. La caricatura de feminismo que contiene no tiene nada que ver con la relaidad abrumadoramente mayoritaria.

Si, para colmo, supones con P. Moa que antes del feminismo no había "degradación de la relación hombre-mujer", menos aún va a poder triunfar tu propósito. La "relación hombre-mujer" sana está por ver generalizada en la sociedad. Antes estaba degradadísima; de ahí, quizá, los excesos de un tipo de feminismo minoritario, residual, nunca generalizado que, ni siquiera ése, se asemeja a la caricatura tergiversada y falaz que presentas en estos textos disparatados.
18/11/09 3:43 PM
Comentario de Luis P. Escacena
Muy interesantes los comentarios del denostado Pío Moa. Lo de andar a cuatro patas como supuesta bandera de una idología liberadora es, sencillamente, genial, digna de Chesterton. Y el testimonio de esa mujer a Williamson, real como la vida misma.
18/11/09 5:14 PM
Comentario de Yolanda
Luis P. Escacena:

El testimonio de esa mujer a Williamson, es "real como la vida misma" sólo porque acbe suponer que es auténtico. Nada más. Significativo o representativo de esa desdichada señora y nada más.

El panfleto de Pío Moa, una ristra de barbaridades de este jaez: """El objetivo del feminismo es la igualdad, y por tanto la exclusión de la complementariedad entre los sexos"" Jajajaja. Claro, eso es falso, lo ha sido siempre, apenas habrá tres o cuatro extremistas desarraigados que lo hayan interpretado así. Pero viene Pío Moa, escribe esa mentira (es que no es ni media-verdad, que ya sería grave) y sólo quienes están deseando creérsela para tener al menos algún (uno siquiera) argumento contra ese invento se la pueden creer. Así todo.
18/11/09 5:38 PM
Comentario de Luis López
No entiendo cómo se puede ser a la vez cristiano y feminista, leyendo textos como por ejemplo Gálatas 3,28: "... no hay varón ni mujer pues todos sois uno en Cristo".

El feminismo, a mi juicio, tiene más que ver con los trementos textos que reflejan la caída del género humano, y el deterioro de la relación de sexos: "tu deseo te arrástrará hacia tu marido que te dominará" (Gen. 3,16).

Pienso que el cristianismo -no la política o la ideología de género- es el único remedio para conjurar ese desastre de dominación y tensión.
18/11/09 6:15 PM
Comentario de Luis Pedro Escacena Potes
Yolanda: Me dices que todas las mujeres que se dicen feministas que conoces no son como imaginas que las describe Moa. Pero Moa no está describiendo a esas mujeres que tu conoces que se dicen feminstas, está describiendo al feminismo, que es una ideología, un cuerpo de ideas, ya sabes,liberadoras de la mujer. Y es muy acertada esa descripción. Por otro lado, tú te fías de que el texto primero es de Pío Moa porque así se dice en el texto, pues yo hago lo mismo con lo que dice esa mujer. Por último, la verosimilitud de su testimonio me la ofrece el "modelo" de mujer que esa ideología propugna.
18/11/09 6:17 PM
Comentario de Tulkas
El texto del cabeza de los cismáticos es revelador de coger el todo por la parte. Identificar "feminismo" con "igualitarismo sexual" es descabellado, por más que en el seno del feminismo haya habido y hay algo de esto.

El papel de la mujer en la sociedad moderna, en pie de igualdad de derechos y oportunidades civiles no es obra de la Iglesia, ciertamente.

Puede que dependa en parte de la idea cristiana de la igualdad de dignidad entre el hombre y la mujer, pero poco más.
18/11/09 6:40 PM
Comentario de Yolanda
Luis Pedro Escacena Potes:

""Me dices que todas las mujeres que se dicen feministas que conoces no son como imaginas que las describe Moa""

No, no he dicho eso. Pero vamos, es que ni parecido.

Añades:

Moa "está describiendo al feminismo, que es una ideología, un cuerpo de ideas, ya sabes,liberadoras de la mujer. Y es muy acertada esa descripción"

En absoluto es acertada la descripción. Esa es la descripción retorcida y falsa que se quiere atribuir al feminismo en general, interesadamente, porque si se mira la realidad del feminismo general so le podría desacreditar con esos tópicos falseados.

Estoy con Tulkas: "Identificar "feminismo" con "igualitarismo sexual" es descabellado" No es algo ni tan siquiera propio de u sector amplio del feminismo. Mira: no es ni minoritario, es algo, si acaso, residual. Pero conviene a las ideologías reaccionarias que el feminismo se vea de ese modo.

Antes que tú, Luis Pedro, ya he dicho yo que el testimonio de sa mujer es perfectamente verosímil. Primero de todo, no tengo razones para poner en duda que es cierto. Pero norepresenta a nadie más que a sí misma. Y es creíble, claro. Es más, el hecho de que sea tan tráumatica su experiencia seguramente es lo que la ha empujado a contarla, a predicar cuán doloroso ha sido para ella "su" experiencia.

Pero miles de mujeres NO hemos ido " a la Universidad decidida a demostrar que podía hacer cualquier cosa que un hombre pudiera hacer ". Ir con esos fines espurios tiene que ser tremendo. Hubiera sido mejor para ella ir por el placer de aprender, por vocación intelectual, por deseos de desarrollo personal...vaya: ir por razones intrínsecas, como hemos ido la inmensa mayoría de las mujeres y no a competir con nadie y menos en razón del sexo del presunto adversario.

Es que es todo tan falso, tan artificial en ese razonamiento...

Y si esto te lo dice una mujer de más de cuarenta años, que no ha ido a competir, que no tiene experiencias traumáticas ni de los estudios, ni del trabajo, ni del matrimonio, ni de la maternidad... pero que por nada del mundo regresaría a los tiempos en que SÍ se imponía la ideología contraria, imagínate las jóvenes universitarias: les suena a chino el discurso de la competitividad, el discurso del igualitarismo y todo ese invento.



18/11/09 7:46 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza

Para evitar que el texto de Pío Moa se alargara demasiado, omití partes significativas que presento ahora:


Algunas contradicciones elementales:

"También debe señalarse que la ideología feminista no es especialmente femenina. Ni la masa de su propaganda, [nì] de las medidas administrativas en marcha, tienen origen en grupos feministas -que corrientemente excluyen a los hombres- sino en partidos, gobiernos y otros aparatos políticos y sociales de composición abrumadoramente masculina. [Sin embargo eso no] quiere decir que el influjo de los grupos feministas sea insignificante, muy al contrario.

Además, las ideas feministas han sido promovidas fundamentalmente por otras ideologías y como componente de éstas: el feminismo es parte muy importante en el comunismo, socialismo, anarquismo, [y en] un buen sector del liberalismo, y otros. Entre los teorizadores e iniciadores del feminismo pueden citarse a Engels, o a Stuart Mill (y hasta Platón); y el creador del seudomito matriarcal es también un hombre, Bachofen. O sea, que si bien en los últimos decenios gran número de mujeres han llegado a la condición de ideólogas y teóricas del feminismo, las ideas y actitudes básicas son anteriores y vinculadas a ideologías más amplias. (pp. 24-25)

Los feministas pintan la historia de la mujer como un lúgubre relato de opresiones, humillación y explotación [femenina] a beneficio del hombre hasta la época actual en que las mujeres, o bastantes de ellas, habrían empezado a ver las cosas en su debida perspectiva y a desafiar la dominación del macho.

De creer el dictamen de las ideologías al uso [como el marxismo], la inmensa mayoría de los varones también habría vivido permanentemente oprimida y 'alienada'. Pero la historia registra innúmeras rebeliones masculinas y la elaboración de ideas más o menos liberadoras; aparte de que una minoría de varones habría conseguido no ser oprimida sino opresora. [Sin embargo] Ninguno de esos hechos se ha detectado entre las mujeres; y aunque buscando con tiento y exprimiendo lo que haga falta los datos de la Historia se descubran episodios [ocasionales] de rebelión femenina, los mismos apenas rebasan la [categoría histórica de] anécdota.

Ello se comprueba aún mejor sin necesidad de bucear en un pasado en buena medida incognoscible. Las ideologías hoy más frecuentes, incluyendo la feminista, tienden a identificar la delincuencia con una rebeldía, inconsciente y primaria, contra la marginación y la opresión. Si la tesis fuera cierta, y lo fueran también las [tesis] feministas, las cárceles estarían colmadas de mujeres. Ocurre al revés, empero: la delincuencia femenina es insignificante y son hombres los que abarrotan las prisiones. Y siempre ha pasado igual.

Tampoco cabe argüir que a las mujeres se les ha enseñado a ser sumisas, porque a los oprimidos y marginados se les ha enseñado lo mismo, y no sólo con palabras e ideas sino también con drástica violencia. De ahí se concluye que, o bien las mujeres se han sentido siempre mucho menos oprimidas de lo que los feministas aseguran, o bien su pretendida sumisión sería la prueba de una [supuesta] inferioridad 'real'. Con una óptica feminista, la segunda alternativa es la evidente y forzosa.

Pero, se objetará [que], aunque así haya sido, ya no lo es: las mujeres feministas del presente habrían venido a 'lavar' el honor de las pobres esclavas, neciamente sumisas por siglos y siglos según la óptica feminista. No obstante, si aceptamos esta salida, ella nos lleva a otra [conclusión]: que las "conquistas" modernas de la mujer se deben a los hombres.

[Veamos por qué.] En efecto, se puede exponer como una injusticia la veda a la mujer de oficios y profesiones tradicionalmente masculinos, siempre que se admita simultáneamente que esos oficios son creaciones del varón. La incorporación masiva de la mujer al trabajo fuera de casa no ha sido obra de ideas feministas, sino de necesidades industriales y de las terribles guerras -de motivación ideológica- de nuestra época. El acceso de la mujer a prácticamente todos los puestos y posiciones de la sociedad 'patriarcal' ha resultado comparativamente rápido, fácil y poco violento. Las leyes y medidas aprobadoras de dicho acceso han sido tomadas por varones, y la presión -feminista y no feminista- que las ha hecho posibles no ha venido exclusiva ni principalmente de los grupos feministas de mujeres.

Otras contradicciones del feminismo resaltan emblemáticamente en un fenómeno en impetuoso auge: el atletismo femenino. El atletismo entraña unos valores, una rivalidad y un exhibicionismo que siempre se consideraron típicamente masculinos. Aquél nació probablemente como entrenamiento guerrero, y como juego es una forma de desviar la agresividad violenta. Hoy, el feminismo promueve muy activamente la participación de mujeres en ese juego, y la rivalidad internacional al respecto se liga, abierta o subliminalmente, al progreso en la "emancipación de la mujer" [y hasta ahí, ningún problema].

Ahora bien, basta contemplar tales competiciones para notar que los triunfos atléticos suelen lograrse a costa de la feminidad física de las triunfadoras (que rebajan, ciertamente, las diferencias sexuales en ese campo). [Es algo normal.] Y el ansia de ganar ha conducido a muy variadas desviaciones, especulando con los desarreglos que se producen en el ciclo femenino, y con cosas más graves [que ya no son algo tan normal].

Recientemente, la doctora Renate Huch, de Zürich, 'ha denunciado el embarazo deliberado y la interrupción provocada como parte de un entrenamiento deportivo. En el embarazo se produce un aumento del volumen de la sangre, lo que supone un aumento del transporte de oxígeno a la musculatura. Mientras la embarazada no aumente de peso [además del feto y del saco amniótico], sus capacidades deportivas aumentan, aunque el embarazo deberá interrumpirse entre el tercero y sexto mes... Estas prácticas pérfidas e inaceptables se realizan en todos los países, pero permanecen cuidadosamente escondidas', según la citada doctora ('Doping sexual femenino', diario El Independiente [de Madrid], 8-VII-1988). (pp. 26-28)

[Lo que se supone que había empezado como una 'liberación' ha terminado como una 'esclavización' de la mujer precisamente a causa de su condición femenina.]

El nuevo bandazo del feminismo:

El feminismo femenino siempre ha vacilado entre la igualdad con el varón y la idea de los valores femeninos como 'otra cultura'. Pero la base es siempre la abolición de la complementariedad. En unos momentos ha predominado la masculinización de la mujer arguyendo que no hay valores ligados a los sexos, y en otra se exalta disparatadamente este tipo de valores, negando que la 'cultura' de la mujer necesite la del varón [sino, más bien, al revés], ...proponiendo una feminización general que parece ser el bandazo hoy predominante. (n. 15, p. 35)

[A este respecto] Son instructivas las apreciaciones de la prensa en torno a la Ministra de Asuntos Sociales (Matilde Fernández) a raíz de su nombramiento: 'De ella cuentan que es capaz de poner orden en una reunión de hombres con sólo pegar un buen puñetazo en la mesa', explicaba admirativamente Cambio 16 (8-VIII-1988), mientras Diario 16 (misma fecha) resaltaba lo 'femenino': cuando hace años se vio 'obligada' a viajar a Londres para abortar, antes de regresar a España se fue de tiendas por la ciudad de Támesis 'porque de alguna manera «irse de trapos» cura las depresiones'. (n. 1, p. 21)

Conclusión:

Casi todas las mujeres (y no sólo ellas) expresarán en mayor o menor grado quejas como las recopiladas por Hite. Nadie es completamente feliz, ¿se concluye de ahí que todos somos desdichados? ¿O que debemos adoptar las recetas que los sacamuelas ideológicos nos tratan de imponer? Una cosa es admitir que a casi todos nos duele la espalda -y a algunos les atormenta- [y que hay que hacer algo para evitarlo] y otra [muy distinta es] ponerse a andar a cuatro patas." (p. 40)

18/11/09 8:48 PM
Comentario de Yolanda
pues sí, pues sí... ¡Vaya si hay contradicciones en el larguíiiiiiisimo texto entrecortado que transcribe Miguel!

Premisas falsas y conclusiones diversas que ni siquiera se desprenderían de esas premisas en el caso de que fueran verdaderas, cuánto menos siendo todas tan falsas.

Total, el autor de ese texto publica porque hoy endía se publica cuaquier cosa que tenga un "nicho" de mercado. El mercado de la reacción compra esta clase de libros absolutamente inconsistentes tan sólo porque dan a sus peculiares lectores la alegría de confirmar aparentemente sus prejuicios. Otro "sacamuelas ideológico" con suerte. Le pagan, y muy bien, por ello.
18/11/09 9:05 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Yolanda:

Ya conozco tu opinión. Ahora espero la enumeración pormenorizada de esas premisas que invalidan lo arriba dicho por Pío Moa.

Espero con interés muy especial tu argumentación contra la tesis de que el feminismo de origen marxista no sólo no ayuda a la mujer sino que supone un problema para ella al minimizar la relación del hombre con su descendencia ridiculizando las inseparables virtudes masculinas de virilidad y paternidad.

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM.
18/11/09 9:16 PM
Comentario de Yolanda
¡¡¡enumeración pormenorizada!!!

¡Ay, Dios mío...! ¿Quién me mandaría?

No tengo escapatoria, ¿verdad? Diga lo que diga, parecerá que intento evadir el reto.

Y esa tesis (el feminismo de origen marxista no sólo no ayuda a la mujer sino que supone un problema para ella al minimizar la relación del hombre con su descendencia ridiculizando las inseparables virtudes masculinas de virilidad y paternidad) quizá sea la menos rebatible. Pero también lo es.

Voy.
18/11/09 9:46 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Yolanda:

Si lo niegas todo, no te sorprendas que te pida que te expliques. Tú misma te has asignado el trabajo, no yo.

No creo que a las universitarias de hoy en día les "suene a chino" que el actual Presidente del Gobierno se autodefina como "rojo" y "feminista" en el mismo sentido en el que Pio Moa usa esos términos:

http://www.libertaddigital.com/opinion/dieter-brandau-hevia/rojo-feminista-justiciero-naif--27634/

Y creo que, al menos las estudiantes de Derecho, tienen perfecta noticia de la existencia del anteproyecto de la nueva ley orgánica del aborto en cuyo art. 9 se regulan los contenidos mínimos del apartado de educación sexual del conjunto de asignaturas conocido genéricamente como de "Educación para la Ciudadanía": "El sistema educativo contemplará la formación en salud sexual y reproductiva".

¿Y qué enfoque se usara para esa "formación en salud sexual y reproductiva"? Pues se usará un "enfoque de género sobre salud sexual y salud reproductiva" (art. 5.2) Y, evidentemente, "La formación de los profesionales de la salud se abordará con un enfoque de género" (art. 8).

http://www.lourdesmunozsantamaria.cat/IMG/pdf/ANTEPROYECTOLleiavortament.pdf

¿Y en qué consiste ese enfoque de género? Pues consiste, tal y como dice Pio Moa, en que "las diferencias entre los sexos se ciñen a lo genital, sin más consecuencia social o cultural necesaria. De ahí que la diferenciación de los sexos en papeles, actitudes y talantes sea vista como una imposición arbitraria, cuyo objeto sería afianzar la opresión del varón sobre la mujer."

O, como dice Fernando Barragán Medero en la p. 18 de "Sexualidad, educación sexual y género" del "Programa de educación afectivo-social" para "Educación Secundaria" del "Instituto andaluz de la mujer", dependiente de la "Consejería de Educación Y Ciencia" de la "Junta de Andalucía":


"La distinción entre sexo y género resulta imprescindible ya que el primer término designa los caracteres físicos, anatómicos y genitales de carácter biológico, mientras que el género alude a las características culturales definidas por cada sociedad como masculinas o femeninas."

http://www.juntadeandalucia.es/averroes/publicaciones/valores/afecsex1.pdf

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM
18/11/09 10:06 PM
Comentario de Yolanda
Bueno, bueno, bueno, Miguel, no me añadas má tarea, que es todo lo mismo.

No es que me sorprenda, pero como lo que niego es la mayor, a lo mejor no hace falta ser tan "pormenorizados".

No obstante, te pormenorizo.

no importa cuánta bibliografía (sobre todo si es ¡Pío Moa!) aportes. Importa que, según vosotros, la ideología de género es algo que está extendido como por ósmosis en la sociedad. Y luego (o antes) pasáis a definirla así:

"¿En qué consiste ese enfoque de género? Pues consiste, tal y como dice Pio Moa, en que "las diferencias entre los sexos se ciñen a lo genital, sin más consecuencia social o cultural necesaria."

Bueno, pues no. No es eso loq ue stá extendido entre la sociedad ni siquiera entre la más feminista de hecho. No estoy hablando de ningún conciliábulo minoritario de mujeres feministas desbocadas, sino de lo que supuestamente, según vosotros, ha calado en la sociedad.

Y para nada es esa la experiencia. La mujeres van a la universidad no a competir sino a formarse. La inmensa mayoría no padeced esas terribles frustraciones que sufrió esa pober mujer. Ni las mujeres de nuestra edad, ni las chicas jóvenes universitarias de ahora. No viven preocupadas por esos temas. No ven competidores en los varones. No consideran que las diferencias con los chicos sean meramente genitales. Ni ellas, ni sus padres y madres. Ni los sectores ilustrados de la sociedad ni los más brutos.

Esta cita:

"La distinción entre sexo y género resulta imprescindible ya que el primer término designa los caracteres físicos, anatómicos y genitales de carácter biológico, mientras que el género alude a las características culturales definidas por cada sociedad como masculinas o femeninas."

es una rama de doble filo.

Por un lado contiene una enorme verdad: la inmensa mayoría de las características presunatmente femeninas que tradicionalmente se nos han atribuido no son "naturales" sino social y culturalmente determinasa. Y han sido, cuanto más artificialmente asignadas, más incapacitantes para las mujeres. Pero la frasecita contiene otra trampa. Que las diferencias de género sean biológicas, no excluye otras. Y que las de género sean culturales, tampoco.

Es decir, probablemente hay diferencias de conducta, de percepción sensorial incluso, de modos de razonamiento específicamente ligadas a cada sexo. Bien: ésas, entonces, no son diferencias de género, sino de sexo.

Ahora bien: ¿se conoce el catálogo de esas diferencias? ¿O me lo vais a seguir asignando los de siempre por el artículo 33?

Y, habiéndose localizado, aislado e identificado, ¿qué hay humano que no esté, desde la pura biología, mediatizado fuertemente por lo cultural hasta el pundo de llegar a ser casi indistinguible?

La ideología de género tiene mucho más d einvento ultraconservador que de ideología de izquierda que haya calado en la sociedad. Decir que las mujeres somos ahora más esclavas o más desgraciadas (en especial las que nos hemos dejado arrastrar supuestamente por la ideología de género) es una boutade: no volveríamos a la vida de nuestras madres y abuelas ni locas. Entre otras cosas porque ellas nos prepararon para que no siguiéramos su ejemplo.

Ya me gustaría a mí poder preguntar con garantías de que la respuesta fuera sincera si vosotros educaríais a vuestras niñas con menos nivel que a vuestros hijos en lo académico, les buscaríais un buen partido, les aconsejaríais dedicarse a ser dulces, tiernas y pacientes esposas tradicionales, dedicarse en exclusiva a lo doméstico y criar una prole numerosísima. Y sólo eso.

Claro: una pobre mujer con un trabajo miserable, 8 horas de trabajo físico, tres de transporte, mal pagado... y además tareas domésticas no compartidas ¡caray! claro: esta está fatal, esa es una víctima de una sociedad de consumo alimentada por el neoliberlismo: tiene que trabajar así simplemente para tener un modo de vida, no lujoso, pero sí que no la reduzca a la marginación, terrible. Pero eso no lo causa el feminismo. Nunca ha predicado que, en vez de ser los varones esclavos de un patrón, lo sean varones y, además, mujeres. El ejemplo no puede ser peor. Como el del atletismo: nada ha habido más vituperado pro la izquierda que el deporte de élite en general, para varones y mujeres. Que en los varones sean menos chillonas las consecuencias no significa que no sea la izquierda, desde siempre, quien denuncia las monstruosidades que se hacen con niños y niñas, varones y mujeres en el deporte de élite. Sacar el ejemplo del atletismo femenino es darme la razón.

La tesis segú la cual "el feminismo femenino siempre ha vacilado entre la igualdad con el varón y la idea de los valores femeninos como 'otra cultura'. Pero la base es siempre la abolición de la complementariedad" es otra suposición falsa. La compelmentariedad nunca se discute. Es cierto que se reivindica el derecho a emparejarse libremente con personas del mismo sexo, donde la complementriedad no reside en los genitales. Pero la opinión general es justamente la complementariedad. no sólko la opinión general en la realidad sino en la teoría. La inmensa mayoría de las personas se sigue emparejando con personas del sexo contrario y lo hace en razón de la diferencia y de la complementariedad.

Lo que ocurre es que ya no aceptamos que esa complementariedad se haga visible a través de los modelos que hacían libres y realizados a los varones y desdichadas a la mujeres.

Corto de momento. Veo que esto es enorme. Tú me lo pides pormenorizado.

Y yo no eludo responder lo que jamás debe quedar sin respuesta y menos si es en un terreno en el que me siento sobradamente segura.

Sigo con lo que quieras.

18/11/09 10:41 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Yolanda:

En el artículo que nos ocupa, Pío Moa cita en su apoyo la opinión de Doris Lessing (1919), autora de "El cuaderno dorado" (1962) y Premio Nobel de literatura (2007):

"Sobre la aversión a los hijos observaba Doris Lessing, entrevistada por Juan Ramón Iborra en Blanco y Negro [en verano de 1988]: 'Es una de las cosas que recriminé al movimiento feminista. Ellas trataban a las mujeres que decidían tener hijos como si fueran ciudadanas de segunda clase...'

[Hablando de la 'liberación' de la mujer] Insiste éste [el entrevistador]: 'Será cuestión de tiempo que las cosas cambien'.

Respuesta: 'Tal vez. Aunque puede que se le haya escapado un detalle: que las mujeres no parecen tener gran prisa por meterse en política, o en la gran empresa. Me pregunto por qué... El banco Natwest tenía un proyecto para promocionar a las mujeres dentro del propio banco y descubrió que sólo le interesaba a una parte muy pequeña de empleadas. Les brindaron cursillos especiales y cosas por el estilo, pero en general, las mujeres no querían competir. En cambio, lo que sí deseaban era casarse y tener familia... a excepción de una minoría. Y aquello me resultó sumamente interesante porque, a pesar de tanto movimiento feminista, esto es todavía lo que parece que la mayoría de las mujeres quiere. Y no veo por qué no... Me parece que no es justo que reciban críticas por pensar así.' (p. 46)

[Sigue diciendo Doris Lessing] 'Que yo sepa, a Simone de Beauvoir nunca le gustó ser mujer. No le gustaba serlo y siempre se estaba quejando de ello. A mí no me parece nada terrible. Tiene sus ventajas. Y de todas maneras ¿qué puedes hacer? Lo que me asombra es que noto cierto tono de queja en lo que dice. ¿A quién dirigía sus quejas? ¿A la naturaleza?' (n. 23, pp. 46-47)

Juan Ramón Iborra ha publicado dos libros de entrevistas titulados "Confesionario" y "Confesionario 2". El segundo de ellos incluye esta entrevista con Doris Lessing.

http://www.casadellibro.com/libro-confesionario-2/867141/2900000881916

Finalmente, Pío Moa también comenta: "una opinión mía, sin pretensiones de objetividad, es que 'El segundo sexo' [de Simone de Beauvoir] ha ocasionado más neurosis que una catarata de traumas infantiles. El dilema de si la mujer 'nace o se hace' no tiene mayor enjundia que el de si el hombre como o bebe (o el de si bailar o desfilar)."

Es de este feminismo de origen marxista, que separa sexo de identidad sexual (también llamada 'género'), del que Pío Moa, la Junta de Andalucía y yo estamos hablando.

No estoy hablando de los usos y costumbres en la España de la posguerra, ni de la situación de la mujer en el Islam. Esos son otros temas que se apartan del objetivo de este post.

Estoy intentando introducir el tema de la influencia del marxo-feminismo en el auge de los problemas de la mujer moderna, especialmente el maltrato físico, el aborto y las familias monoparentales.

Un saludo... y seguimos, por supuesto.

ADVENIAT REGNVM TVVM.
18/11/09 11:06 PM
Comentario de Yolanda
Doris Lessing es Premio Nobel, pero no es oráculo del Señor, digo yo.

Puedes traer la opinión autorizadísima de miles de muejres: ninguna vale más que otra mientras estén, como está Doris Lessing en el texto que aporta, en el terreno de la opinión.

¿Que Simone de Beauvoir no estaba a gusto con ser mujer? Y miles de varones con ser varones. Hoy y siempre. ¿Que por culpa de esa señora (Beauvoir) haya cundido un malestar artificial con la naturaleza femenina? No lo creo. El malestar no es con ser mujere (algunas lo padecerán, claro, como toda la vida y como muchos varones con su naturaleza masculina) sino con la manera de ser mujer impuesta. No me gusta, no nos gusta la manera de ser mujer que impusieron a nuestras madres y abuelas. Lo diga o no S. de Beauvoir.

Y, lo diga o no lo diga Doris Lessing, el ejemplo d elas dirfectivas del banco que cita tiene muchas explicaciones que no están ligadas, no sólo, a la naturaleza masculina o femenina.
18/11/09 11:26 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Yolanda:

Vale. Y lo que tú digas también tiene muchas explicaciones.

No he aportado mucho a la conversación ¿verdad? Pues algo así es lo que tú haces.

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM.
18/11/09 11:29 PM
Comentario de Yolanda
Vaya, Miguel, por un momento creí que dialogábamos con franqueza.

Qué boba, pensar eso de ti...
18/11/09 11:49 PM
Comentario de Isaac García Expósito
Miguel: Moa y Williamsom, ¡es que te va la marcha!

Por el extracto del libro de Moa, parece que tiene buena pinta. ¿Es así?

¿Sabes si está en la red el informe Hite?
18/11/09 11:54 PM
Como andan hoy los post, de combativos.
Pio Moa me parece bastante pintoresco en sus análisis, pero en este debo decir que estoy totalmente de acuerdo con él.
La ideología feminista -nada que ver con la busqueda de los mismos derechos para hombre y mujer- usa el análisis marxista, y como cualquier reflexión que se basa en tal instrumento de acercamiento a la realidad, falla estrepitosamente.
¿Hasta donde ha calado la ideología de género?
Pues creo que hasta donde pueden calar las ideologías bombardeadas desde el poder: hasta la parte consciente, en cuanto se produce el lapsus se desbarata la supuesta firmeza de las ideas aprendidas.
Entre las mujeres normales de hoy en día, está muy extendida esa pintoresca pretensión de que las diferencias de comportamiento entre sexos tienen una base exclusivamente cultural, y no biológica (tan pintoresca como defender lo contrario, por cierto).
Hasta el lapsus, como siempre.

¿Qué tipo de hombre les gusta más, chicas?
Recitado de sandeces políticamente correctas.
¿Cómo es el hombre del que se han realmente se han enamorado?
Totalmente distinto del supuesto prototipo que debía de gustarles.

Entrevista a cualquier chica moderna de la calle.
"Las chicas de ahora estamos más liberadas, y ya no tenemos ningún problema en tomar la iniciativa, y dar el primer paso si nos gusta un chico"
Entrevista a cualquier chico moderno de la calle (es decir, un buen porrón de años más joven que yo)
"Como esperes que ellas den el primer paso, te puedes morir esperando"

Lo gracioso es que las respuestas se dan desde la convicción de que son ciertas, aunque luego el comportamiento personal y social sea totalmente distinto a esas afirmaciones.

Es decir, la ingenieria social tiene sus límites, pero también es cierto que funciona hasta un punto, hasta el punto en que la parte consciente lleva el mando.

Una mujer puede volcarse en su carrera profesional, y prescindir de su tendencia a la maternidad, solo porque está convencida de que eso es su deseo, y puede dedicar un montón de años a conseguirlo.
Para que abandone ese modelo vital, en cambio, es necesario que esa parte prerracional aflore, y suele aflorar, pero no se cambia tan rápido de vida, ni es tan fácil.
Lo más normal es volverse loco intentando compaginar deseos contrapuestos, lo que uno ha aprendido y lo que uno siente, y sufrir bastante en el intento.
Como además los años no pasan en balde, al final el erroneo modelo feminista sí tiene una capacidad importante de trastocar la vida de una mujer.

19/11/09 12:31 AM
Comentario de Yolanda
Entre las mujeres normales de hoy en día, está muy extendida esa pintoresca pretensión de que las diferencias de comportamiento entre sexos tienen una base exclusivamente cultural, y no biológica (tan pintoresca como defender lo contrario, por cierto).
______________---

Pue si ambas cosa te parecen pintorescas, kepa, ¿con qué dices estar de acuerdo de Pio Moa?

kepa: la srespuestas políticamente correctas a tests sociológicos mal diseñados se han dado toda la vida acerca de cuaqluier tema. Aun en la más estricta privacidad y en secreto garantizado, las respuestas a la deseabilidad social son la norma en los tests que se hagn acerca de cualquier tema.

"""Lo gracioso es que las respuestas se dan desde la convicción de que son ciertas, aunque luego el comportamiento personal y social sea totalmente distinto a esas afirmaciones""", dices.

Haz lo mismo a chicos, dentistas, ancianas, obispos, limpiadoras, futbolistas, camioneros..... sobre cualquier tema. Dirán la estupidez más contraria a su comportamiento real, pero dirán lo que se supone que deben decir.

""¿Hasta donde ha calado la ideología de género?
Pues creo que hasta donde pueden calar las ideologías bombardeadas desde el poder: hasta la parte consciente, en cuanto se produce el lapsus se desbarata la supuesta firmeza de las ideas aprendidas""

Como en todo.

A la hora de la verdad, nos jugamos nuestras vidas particulares, la única vida ue tenemos. No es ciertoq eu el feminismo no tenga que ver con la búsqueda de los mismos derechos apra varones y mujeres.

Mira, kepa: nos venía todo en el mismo paquete. Si queríamos la misma dignidad reconocida de hecho, había que hacer lo que hemos hecho. Lo cierto es que ninguan de las que se ha librado de la vida que llevaron sus madres y abuelas, querría volver a aquella situación.

Todas rectificaríamos algo de nuestras trayectorias (¡y todos!) pero nunca en el sentido de volver a la situación de nuestras madres y abuelas. Y la manera que tuvieron ellas de sacarnos de la condena que ellas vivieron fue empujarnos a estudiar, a tener un medio de vida propio y, consecuentemente, a tener menos hijos.

Ahora, rectificamos entre todos lo que haya que rectificar. Pero a la cocina, a la incultura, a la discriminación entre hermanos y hermanas, a los mil partos y a la dependencia absoluta de un hombre -te salga bueno o malo- sin posibilidad remisión de esa condena... a eso no vuelve ninguna mujer.

19/11/09 12:50 AM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Yolanda:

Si me lo permites, seguiré hablando del asunto que nos ocupa. Y una parte de ese asunto consiste en ensalzar, frente a las indecencias del marxo-feminismo, las tareas del hogar y a quien las realiza, sea mujer (tradicionalmente) u hombre (yo mismo). Para ello, como tus comentarios van mayoritariamente dirigidos contra el texto de Pío Moa, seguiré citando fragmentos del mismo artículo:


"El escritor Ricardo Senabre publica en ABC, el 23 de agosto de 1997, un artículo titulado 'Marujas', del que vale la pena citar unos párrafos: la palabra «maruja», 'de ser un hipocorístico familiar del nombre María ha pasado a designar -con evidente carga desdeñosa- a la mujer que «se queda en casa», que «no hace nada», que «no trabaja». Pocas veces se ha producido con mayor rapidez la difusión de una idea más falsa e injusta... Esta sociedad nuestra, cada vez más insensible, más ajena al raciocinio y más adicta a las consignas y tópicos, descubre con frecuencia grotescas contradicciones. He discutido a veces con personas que, invocando una libertad cuyo significado parecía serles un tanto nebuloso, defendían que la prostitución, por ejemplo, es un oficio tan respetable como cualquier otro [pero no es así: lo respetable son las prostitutas, no su oficio que, como cualquier otro tipo de explotación, debería desaparecer]; pero luego hablaban con desdeñosa condescendencia de las «marujas», sin duda -hay que suponerlo así- porque éstas no salen a trabajar por las esquinas y los bares de alterne. ¿Cabe mayor aberración?.'

Pero las «marujas» 'limpian, cosen, planchan, administran y distribuyen los ingresos de la familia, organizan su alimentación, su vestimenta, su ocio, e incluso mantienen la pervivencia del grupo como tal entidad familiar. Cuando se afirma, rozando las cimas de la irracionalidad, que estas mujeres no aportan dinero a casa, habría que sugerir a quienes así se retratan que intenten calcular -si son capaces- cuánto aportan en esfuerzo, en horas de trabajo y dedicación, en desinterés -no hablemos de otras donaciones como el amor o la generosidad que empiezan a no llevarse-, y que lo traduzcan a dinero contante y sonante. En muchos casos, el sueldo de esa «maruja» que, según la traducción común, «no trabaja», es superior al de cualquier miembro de la familia, y con frecuencia gracias a su contribución salen los demás adelante con dignidad'".(pp. 44-45)

19/11/09 1:28 AM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Yolanda:

Cuando decía "Pues algo así es lo que tú haces." quería decir exactamente:

01.
"Traer un texto de Pío Moa para descalificar el feminismo es una locura"
¿Por qué? Explícate razonadamente. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

02.
"No hay una línea del texto de Moa que no contenga un disparate, una tergiversación, un despropósito o, directamente, una mentira."
Enuméralos probando que son disparates, tergiversaciones, despropósitos o mentiras según corresponda. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

03.
"El otro texto es un testimonio muy lamentable, fuera de lo habitual, no significativo ni representativo más que de la triste experiencia de una señora particular."
Prueba que es un testimonio muy lamentable, fuera de lo habitual, no significativo ni reresentativo. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

04.
"no hay nada peor que una invectiva en la que el argumentario se basa en prejuicios y en conclusiones obtenidas de antemano sobre datos falsos"
Enumera y describe los prejuicios y datos falsos. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

05.
"La caricatura de feminismo que contiene no tiene nada que ver con la relaidad abrumadoramente mayoritaria"
Describe cuál es y en qué consiste esa realidad abrumadoramenta mayoritaria del feminismo. Prueba que esa realidad que describes es, efectivamente, mayoritaria dentro del feminismo occidental. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

06.
"La "relación hombre-mujer" sana está por ver generalizada en la sociedad"
Describe en qué consiste era relación hombre-mujer sana. Demuestra que la relación hombre-mujer generalizada en la sociedad no es sana. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

07.
"un tipo de feminismo minoritario, residual, nunca generalizado que, ni siquiera ése, se asemeja a la caricatura tergiversada y falaz que presentas en estos textos disparatados"
Demuestra que el marxo-feminismo es minoritario, residual, nunca generalizado. Señala los rasgos de caricaturización, tergiversación y falacia a los que te refieres en la descripción del marxo-feminismo. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

08.
"Esa es la descripción retorcida y falsa que se quiere atribuir al feminismo en general, interesadamente, porque si se mira la realidad del feminismo general so le podría desacreditar con esos tópicos falseados."
Indica en qué consiste el retorcimiento y la falsedad que se quiere atribuir al feminismo en general. Indica quién quiere hacerla y por qué está interesado en hacerla. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

09.
"Identificar "feminismo" con "igualitarismo sexual" es descabellado" No es algo ni tan siquiera propio de u sector amplio del feminismo. Mira: no es ni minoritario, es algo, si acaso, residual. Pero conviene a las ideologías reaccionarias que el feminismo se vea de ese modo."
Demuestra que la identificación de feminismo con igualitarismo sexual es descabellada, minoritaria y residual. Explica en qué consiste la teoría de género. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

10.
"es todo tan falso, tan artificial en ese razonamiento"
Describe y muestra lo falso y artificial del razonamiento del texto de monseñor Williamson. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

11.
"las jóvenes universitarias: les suena a chino el discurso de la competitividad, el discurso del igualitarismo"
¿Por qué lo dices? Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

12.
"hay contradicciones en el larguíiiiiiisimo texto entrecortado que transcribe Miguel"
Descríbelas de forma razonada. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

13.
"Premisas falsas y conclusiones diversas que ni siquiera se desprenderían de esas premisas en el caso de que fueran verdaderas, cuánto menos siendo todas tan falsas."
Describe y demuestra la falsedad de las premisas falsas. Describe los errores de argumentación. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

14.
"esta clase de libros absolutamente inconsistentes"
Describe en qué consiste exactamente lo absoluto de la inconsistencia del libro de Pío Moa. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

15.
"Y esa tesis (el feminismo de origen marxista no sólo no ayuda a la mujer sino que supone un problema para ella al minimizar la relación del hombre con su descendencia ridiculizando las inseparables virtudes masculinas de virilidad y paternidad) quizá sea la menos rebatible. Pero también lo es."
Describe y demuestra la falsedad de esa tesis. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

16.
"pero como lo que niego es la mayor, a lo mejor no hace falta ser tan "pormenorizados"."
¿Cuál es exactamente la premisa 'mayor que niegas' y que afectaría a la totalidad de afirmaciónes del texto de Pío Moa? ¿Por qué la niegas? Razona tu respuesta. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

Ciertamente, has razonado algunas de tus afirmaciones. Eso vendrá ahora.

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM
19/11/09 1:32 AM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Yolanda:

A.
"El panfleto de Pío Moa, una ristra de barbaridades de este jaez: """El objetivo del feminismo es la igualdad, y por tanto la exclusión de la complementariedad entre los sexos"" Jajajaja. Claro, eso es falso, lo ha sido siempre, apenas habrá tres o cuatro extremistas desarraigados que lo hayan interpretado así. Pero viene Pío Moa, escribe esa mentira (es que no es ni media-verdad, que ya sería grave) y sólo quienes están deseando creérsela para tener al menos algún (uno siquiera) argumento contra ese invento se la pueden creer. Así todo."

Describe exactamente en qué consiste para tí el feminismo mayoritario. Indica las fuentes en las que te apoyas para afirmar "apenas habrá tres o cuatro extremistas desarraigados que lo hayan interpretado así".

La editorial Egales es la más grande en su género. En la reseña a uno de los libros que edita (Judith Halberstam: "Masculinidad femenina") habla del "sistema heterocentrado en que vivimos". ¿Son estos los "apenas tres o cuatro extremistas desarraigados"?

http://www.editorialegales.com/fichalibro.php?id=1739

B.
"según vosotros, la ideología de género es algo que está extendido como por ósmosis en la sociedad. Y luego (o antes) pasáis a definirla así: "¿En qué consiste ese enfoque de género? Pues consiste, tal y como dice Pio Moa, en que "las diferencias entre los sexos se ciñen a lo genital, sin más consecuencia social o cultural necesaria." Bueno, pues no. No es eso loq ue stá extendido entre la sociedad ni siquiera entre la más feminista de hecho. No estoy hablando de ningún conciliábulo minoritario de mujeres feministas desbocadas, sino de lo que supuestamente, según vosotros, ha calado en la sociedad."

Sólo tú has hablado de ósmosis. La ideología se extiende por medio de la propaganda. Tal y como indica Pío Moa en el texto: "No se exagera al decir que, desde el fin de la Segunda Guerra Mundial sobre todo, en muchos países los programas de reeducación en sentido feminista han sido intensivos y en general dominantes. Y el proceso se ha vuelto cada vez más institucionalizado y excluyente. En ello viene a resumirse el triunfo espectacular del feminismo."

C.
"La ideología de género tiene mucho más d einvento ultraconservador que de ideología de izquierda que haya calado en la sociedad. Decir que las mujeres somos ahora más esclavas o más desgraciadas (en especial las que nos hemos dejado arrastrar supuestamente por la ideología de género) es una boutade: no volveríamos a la vida de nuestras madres y abuelas ni locas. Entre otras cosas porque ellas nos prepararon para que no siguiéramos su ejemplo. Ya me gustaría a mí poder preguntar con garantías de que la respuesta fuera sincera si vosotros educaríais a vuestras niñas con menos nivel que a vuestros hijos en lo académico, les buscaríais un buen partido, les aconsejaríais dedicarse a ser dulces, tiernas y pacientes esposas tradicionales, dedicarse en exclusiva a lo doméstico y criar una prole numerosísima. Y sólo eso."

Explica y aporta datos sobre tu teoría acerca del origen ultraconservador de la ideología de género.

Cada época tiene sus rasgos. La situación de la mujer mejora a marchas forzadas. Cada año mueren menos mujeres a manos de sus parejas. Cada año hay menos embarazos adolescentes. Cada año hay menos abortos. Cada año la población femenina reduce el consumo de ansiolíticos. Cada año hay menos familias monoparentales formadas por una mujer no viuda y sus hijos que se mueven alrededor del umbral de la pobreza. ¿O es al revés?

Tengo dos hijas. Quiero que sean sabias. Que tengan la mejor educación y que aprendan lo máximo posible. Que todos y todas sean mejores que ellas con tal de que ellas alcancen la realización máxima de todo su potencial. Que sean felices. Que sean santas. Especialmente que sean santas. Pero para eso van a tener que estudiar mucho. Quiero para ellas lo mismo que para mi hijo, lo mismo que para mí, y lo mismo que para mi mujer. Me da igual que sean amas de casa o filósofas. Si son amas de casa, quiero que estudien, estudien, y estudien. Si son filósofas o científicas, quiero que tengan una familia como la que ahora tienen pero dejando de ser hijas y hermanas para pasar a ser madres y esposas. Y, respecto a mi hijo, exactamente igual, dejando de ser hijo y hermano para pasar a ser padre y esposo. Y si eso supone que es "amo de casa", mientras estudie, estudie, y estudie, y sea santo -sobre todo eso- me parecerá estupendo y le daré muchas gracias a Dios.

D.
"Claro: una pobre mujer con un trabajo miserable, 8 horas de trabajo físico, tres de transporte, mal pagado... y además tareas domésticas no compartidas ¡caray! claro: esta está fatal, esa es una víctima de una sociedad de consumo alimentada por el neoliberlismo: tiene que trabajar así simplemente para tener un modo de vida, no lujoso, pero sí que no la reduzca a la marginación, terrible. Pero eso no lo causa el feminismo. Nunca ha predicado que, en vez de ser los varones esclavos de un patrón, lo sean varones y, además, mujeres. El ejemplo no puede ser peor. Como el del atletismo: nada ha habido más vituperado pro la izquierda que el deporte de élite en general, para varones y mujeres. Que en los varones sean menos chillonas las consecuencias no significa que no sea la izquierda, desde siempre, quien denuncia las monstruosidades que se hacen con niños y niñas, varones y mujeres en el deporte de élite. Sacar el ejemplo del atletismo femenino es darme la razón."

Lo que facilita el marxo-feminismo es el injusto desentendimiento de los hombres respecto a su "liberada" mujer. "Liberada" para trabajar dentro y fuera de casa. Las mujeres han aprendido a salir de casa. El problema es que, durante el proceso, los hombres no sólo no han aprendido a entrar en ella, sino que se han desentendido del todo, provocando la ruina familiar.

Los paises del Bloque Comunista tengo entendido que ganaban un número desproporcionado de medallas en relación a su población. Le sigue pasando lo mismo a China, Cuba y Corea del Norte. Todavía me acuerdo de las pobres atletas femeninas de la República Democrática, deformadas a fuerza de los esteroides anabolizantes que nadie era capaz de detectar en su sangre y en su orina. No está nada mal para ser algo tan vituperado por la izquierda.

Curiosamente, las denuncias del tratamiento de las atletas de la República Democrática y de las gimnastas chinas, entre tantas otras, nunca las realizó la izquierda. De hecho, la izquierda nunca ha realizado ninguna denuncia en ningún país del antiguo bloque Comunista, ni en China, ni en Corea del Norte, ni en Cuba. ¿Por qué será?

En el PSUC primero y en el PSC después, en cuyo entorno me tocó vivir algunos años, nunca ví ese rechazo al deporte de élite que describes.

Sacar el ejemplo del atletismo femenino no es darte la razón: es mostrar cómo hasta un supuesto ejemplo de "liberación" femenina puede acabar siendo un motivo más de esclavitud.

E.
"La tesis segú la cual "el feminismo femenino siempre ha vacilado entre la igualdad con el varón y la idea de los valores femeninos como 'otra cultura'. Pero la base es siempre la abolición de la complementariedad" es otra suposición falsa. La compelmentariedad nunca se discute. Es cierto que se reivindica el derecho a emparejarse libremente con personas del mismo sexo, donde la complementriedad no reside en los genitales. Pero la opinión general es justamente la complementariedad. no sólko la opinión general en la realidad sino en la teoría. La inmensa mayoría de las personas se sigue emparejando con personas del sexo contrario y lo hace en razón de la diferencia y de la complementariedad. Lo que ocurre es que ya no aceptamos que esa complementariedad se haga visible a través de los modelos que hacían libres y realizados a los varones y desdichadas a la mujeres."

Donde tú dices que la "complementariedad no reside en los genitales" yo digo que "la complementariedad no SÓLO reside en los genitales". Para tí los genitales no son condición necesaria ni suficiente. Para mí son condición necesaria, pero no suficiente.

Si tan desdichadas han sido las mujeres a lo largo de la historia, no te será difícil mostrar la historia de su lucha. Todos conocemos la existencia de la "Historia general del Socialismo" en 8 volúmenes en la editorial Destino, de Barcelona. Y la "Historia de los Papas" desde el Prerrenacimiento hasta la Ilustración de Johannes von Pastor en 40 volúmenes en la editorial Luis de Caralt, también de Barcelona. Muéstranos una historia del feminismo que nos narre con todo lujo de detalles el devenir histórico de la lucha de las mujeres para lograr su liberación. Como dice Pío Moa:

"la historia registra innúmeras rebeliones masculinas y la elaboración de ideas más o menos liberadoras; aparte de que una minoría de varones habría conseguido no ser oprimida sino opresora. [Sin embargo] Ninguno de esos hechos se ha detectado entre las mujeres; y aunque buscando con tiento y exprimiendo lo que haga falta los datos de la Historia se descubran episodios [ocasionales] de rebelión femenina, los mismos apenas rebasan la [categoría histórica de] anécdota."

F.
"Doris Lessing es Premio Nobel, pero no es oráculo del Señor, digo yo. Puedes traer la opinión autorizadísima de miles de muejres: ninguna vale más que otra mientras estén, como está Doris Lessing en el texto que aporta, en el terreno de la opinión. ¿Que Simone de Beauvoir no estaba a gusto con ser mujer? Y miles de varones con ser varones. Hoy y siempre. ¿Que por culpa de esa señora (Beauvoir) haya cundido un malestar artificial con la naturaleza femenina? No lo creo. El malestar no es con ser mujere (algunas lo padecerán, claro, como toda la vida y como muchos varones con su naturaleza masculina) sino con la manera de ser mujer impuesta. No me gusta, no nos gusta la manera de ser mujer que impusieron a nuestras madres y abuelas. Lo diga o no S. de Beauvoir. Y, lo diga o no lo diga Doris Lessing, el ejemplo d elas dirfectivas del banco que cita tiene muchas explicaciones que no están ligadas, no sólo, a la naturaleza masculina o femenina."

Doris Lessing es una de las grandes representantes del movimiento feminista. Su libro "El cuaderno dorado" es uno de los iconos del feminismo moderno. En este asunto, su opinión no vale lo mismo que la tuya o la mía. Vale más.

¿Por qué crees que "El segundo sexo" es un libro tan importante? Busca en Google. Mira en alguna historia de la filosofía. Muéstranos algún autor que diga que, en realidad, la autora y su obra no han influido mucho ni influyen mucho en el feminismo.

A no ser que se produzca una crisis terrible, una debacle, una catástrofe o un cataclismo, ninguna generación, de hombres o de mujeres, le gusta vivir como la anterior. El cambio en la forma de vida las mujeres ha venido provocado por las guerras del s. XX y la incorporación de la mujer a la vida laboral. La mujer y el obrero, una vez terminada la guerra, han visto mejorar sus condiciones de vida en los países democráticos. Los trabajadores de hoy en día no quieren volver a las condiciones de sus padres y abuelos. Las mujeres tampoco. Pero no ha sido el feminismo el que ha cambiado las condiciones objetivas de la mujer. En palabras de Pío Moa:

"La incorporación masiva de la mujer al trabajo fuera de casa no ha sido obra de ideas feministas, sino de necesidades industriales y de las terribles guerras -de motivación ideológica- de nuestra época. El acceso de la mujer a prácticamente todos los puestos y posiciones de la sociedad 'patriarcal' ha resultado comparativamente rápido, fácil y poco violento. Las leyes y medidas aprobadoras de dicho acceso han sido tomadas por varones, y la presión -feminista y no feminista- que las ha hecho posibles no ha venido exclusiva ni principalmente de los grupos feministas de mujeres."

G.
"Lo cierto es que ninguan de las que se ha librado de la vida que llevaron sus madres y abuelas, querría volver a aquella situación. Todas rectificaríamos algo de nuestras trayectorias (¡y todos!) pero nunca en el sentido de volver a la situación de nuestras madres y abuelas. Y la manera que tuvieron ellas de sacarnos de la condena que ellas vivieron fue empujarnos a estudiar, a tener un medio de vida propio y, consecuentemente, a tener menos hijos. Ahora, rectificamos entre todos lo que haya que rectificar. Pero a la cocina, a la incultura, a la discriminación entre hermanos y hermanas, a los mil partos y a la dependencia absoluta de un hombre -te salga bueno o malo- sin posibilidad remisión de esa condena... a eso no vuelve ninguna mujer."

Lógico, pero "la búsqueda de los mismos derechos para hombre y mujer", en feliz expresión de kepa, no tiene nada que ver con el feminismo del cual habla Pío Moa. Esa búsqueda es un simple acto de justicia independiente de cualquier ideología. Tampoco ningún obrero querría volver a las jornadas de trabajo de sol a sol por un salario de hambre en unas condiciones insalubres.

H.
"Vaya, Miguel, por un momento creí que dialogábamos con franqueza. Qué boba, pensar eso de ti..."

Si realmente piensas así ¿por qué estás leyendo? Yo no pienso así. Por eso estoy escribiendo.

Un saludo.

ADVENIAT REGNVVM TVVM
19/11/09 2:23 AM
Yolanda
Francamente, me sorprende tu posición defensiva. Sí, puede ser que esa señora sea simplemente Nobel y no Oráculo de Dios. Pero me dejas con la curiosidad ¿eres tú? Nobel u óracle de Dios o simplemente una feminista en algún grado, o simplemente una orgullosa. Pues no creo que seas como tú mismo dices boba. ¿O sí?
19/11/09 2:48 AM
Comentario de Yolanda
elka:

Hace tiempo que se me conoce por aquí.

he lllegado a la conclusión de que a estos nicks "novedosos",pretendidamente ofensivos, con dos o tres frases insidiosas y que aprecen y desaparecen por arte de magia, los ignoro.

Miguel:
"""Describe y demuestra la falsedad de esa tesis. Indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones"""

Ad infinitum. Te repires tanto que hasta podría parecer que has dicho algo que no se resuma en dos líneas. ¿Quieres 8 volúmenes de citas?

Tranquilo. Tengo que trabajar, ¿sabes? Y no me acuesto normalmente a las 2,30 de la madrugada para sotener un debate repetitivo (sola contra un montón de neocones) y estéril, ni menos esperaba que, después de la manera borde en que habías cerrado la cuestión, amanecieras con esto.

Puedes multiplicar los puntos 01 al 16 ó al 160; o de la A a la Z y luego empezarcon ABC, como las matrículas. Seguiré negando la mayor.

Y seré yo esta vez la que te haga preguntas a ti,q ue tú deberás justificar.
19/11/09 8:00 AM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Yolanda:

Como soy "amo de casa" y no hago nada, no tengo que ir a trabajar. Por eso dispongo de tanto tiempo libre para responder a mis amables lectores.

Tengo curiosidad por conocer eso que tú llamas "la mayor" cuando dices que "pero como lo que niego es la mayor, a lo mejor no hace falta ser tan 'pormenorizados'".

¿Cuál es exactamente esa premisa "mayor que niegas" y que afectaría a la totalidad de las afirmaciónes realizadas en el texto de Pío Moa? ¿Por qué la niegas? Razona tu respuesta describiendo lo que tú entiendes por feminismo. Por favor, indica las fuentes en las que se apoyan tus opiniones.

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM.
19/11/09 8:15 AM
Comentario de Yolanda
Y seré yo esta vez la que te haga preguntas a ti,que tú deberás justificar
_____________
19/11/09 9:50 AM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Yolanda:

Estaré encantado de responder a tus preguntas siempre y cuando guarden relación con el post que nos ocupa, claro.

Sigo esperando tus respuestas, especialmente la nº 16 que te acabo de recordar un poco más arriba.

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM
19/11/09 10:45 AM
No he podido leer todo el hilo. Sólo quiero apuntar que no es lo mismo el "feminismo de primera ola" de las sufragettes, etc. -que se limitaban a pedir la igualdad de derechos entre mujeres y varones- que el feminismo "de segunda ola" de los 60-70 (prefigurado por Simone de Beauvoir en "El segundo sexo" -que creo que es de los 50- y después por Betty Friedan en "The Feminine Mystique", 1963), que es el que adopta ya una deriva abiertamente anti-familiarista, abortista y liberacionista (la familia como "cárcel de la mujer"; el aborto como derecho irrenunciable, a fin de que la mujer pueda "vivir sin miedos su sexualidad": por cierto, la frase volvió a ser pronunciada hace pocos meses por Leyre Pajín).

Yo creo que las feministas anteriores a 1960 que lucharon por la igualdad de derechos, por poder estudiar en la universidad, trabajar, etc. hicieron una gran aportación a la sociedad libre. Y que las feministas posteriores a 1960 -que han "conseguido" el aborto libre, la desintegración de la familia, la adopción por muchas mujeres de un modelo de sexualidad "trivializada" y sin compromiso [típicamente masculino, por cierto]- han hecho un DAÑO TERRIBLE a la sociedad, y muy especialmente a las propias mujeres (¿sabe alguien que en el mundo "faltan" 163 millones de mujeres ... porque el aborto se ceba preferentemente en los fetos de sexo femenino?).

19/11/09 10:50 AM
Había leído ya el libro de Moa y no me acordaba de los detalles, pero sí de su tesis de cómo el feminismo nos obliga a caminar hacia una sociedad homosexual, cosa hoy día irrefutable. Lo que me parece genial es ponerlo en relación con el textp de Wiliamson, que es más bien una experiencia personal: el naufragio de una persona que se ahoga en el mundo de Matrix y que es liberada gracias a la experiencia del amor y de la fe verdadera, y no con largos razonamientos.
Sin duda que vivimos tiempos difíciles y la cruzada que tenemos que mantener los cristianos hoy día es contra viento y marea: la ideología y la moral.
Admiro, Miguel, tu paciencia y dedicación. Me he dado el tiempo de leer todo el hilo y estoy realmente sorprendida (no es la primera vez), así como de tu inteligencia y preparación. Pero me reconocerás que pecas de ingenuo si intentas convencer a Yolanda con razonamientos. Tus conocimientos “teóricos” sobre el feminismo necesitan un poco de conocimientos “prácticos” sobre las mujeres en particular.
Creo que fue Chesterton el que decía que si dedicaba toda su vida a convencer a un agnóstico quizá lo conseguiría en su lecho de muerte, pero que mientras tanto habrían nacido miles de agnósticos a los que convencer. En el caso de que ese agnóstico fuera mujer no le habría convencido nunca. Ni el mismo Chesterton creo que lo habría intentado, era demasiado inteligente.
La Santísima Virgen, que tenía que ser muy inteligente, tampoco desmonta los “razonamientos” de Jesús en Caná, simplemente los ignora y pasa a la acción. Actuaba como mujer al ciento por ciento. Verla cómo “maneja” a su Hijo no deja de ser un caso singular del inmenso poder que tiene cualquier mujer frente al varón: “que no sabe decirle que NO”. A fin de cuentas fue la misma estrategia, sólo que al contrario. La que utilizó el mismísimo diablo con Adán en el Paraíso. Si hubiera hecho pecar antes a Adán este no habría convencido nunca a Eva, ellas son únicas llevando la contraria, no hay argumento que sirva. En el caso que cuenta Willianson más sirvió decirle lo bonita que se veía con un vestido que miles de razonamientos: eso sí que es sabiduría. No has observado que cuando Eva le lleva el fruto a Adán, el muy imbécil se lo come sin rechistar. Ellos hacen siempre lo que nosotras les decimos aunque piensen los muy imbéciles que son los “machotes”. Nosotras dejamos que se lo crean.
El feminismo es una de las sandeces mayores que ha producido el pensamiento humano. Y un arma espantosa de reeducación e ingeniería social. Un poco de sabiduría y de meditación de la Santa Biblia nos ayudaría a superarla más que muchos libros…
19/11/09 11:56 AM
Buenos días Miguel. Me acerco a este blog que me ha aconsejado fervientemente mi amigo y comentarista suyo Foix. Ante todo quisiera darle la enhorabuena por sus posts, tanto por la calidad como por la ayuda que ofrecen. En este último aspecto quiero remarcar el del Rosario. Le agradezco toda la información sobre las descargas, especialmente útil el Rosary Army (yo vivo en Irlanda y trato de rezar en ingles) y la versión en latín.

Respecto a este artículo del feminismo me parece muy acertado Moa y comparto su punto de vista al unirlo con el otro escrito. Me atrevo a sugerir con respeto un artículo que leí hace tiempo de Dale O'Leary y que a mí me sirvió para entender las raíces ideológicas y la evolución de este subproducto marxista (otro mas) generador de la famosa “ideología de género”, y el producto femin-ismo en diferentes vertientes (Todo “ismo” es una bomba diseñada para destruir y enfermar el sentido del lenguaje me parece a mi).
En el fondo un conjunto de construcciones ideológicas que no llevan mas que a la autodestrucción:

http://www.ewtn.com/library/issues/feminism.txt

Atentamente y gracias,
MM
19/11/09 12:19 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
_Luis P. Escacena_

Es verdad, no me había dado cuenta de las reminiscencias chestertonianas de tomar el "andar a cuatro patas como supuesta bandera de una idología liberadora".

A mí también me parece que el testimonio de esa mujer a Williamson es real como la vida misma. Conozco muy bien un caso similar que, por desgracia, no ha terminado tan felizmente.


_Luis López_

Estoy de acuerdo con lo que dices.

Cristo no vino a predicar una salvación para los hombres y otra para las mujeres. Sin embargo, no trató igual a unos y a otras. Y unas y otros no le respondieron por igual. La fidelidad de las mujeres al mensaje de Cristo fue superior a la de los hombres: la Virgen María, su prima santa Isabel, la vieja viuda Isabel del Templo, María Magdalena, María esposa de Cleofás, las hermanas de Lázaro Marta y María de Betania, la Veronica, María madre de Santiago el menor y de José, Salomé madre de los hijos de Zebedeo Santiago el mayor y Juan, Juana y el resto de mujeres (cfr. Mt.27:55-56 y 28:1-10; Mc.15: 40-41 y 16:1-8; Lc.23:49 y 24:1-12; Jn. 19:25-27 y 20:1-6) que acudieron temprano al sepulcro lo atestiguan claramente.


_Luis Pedro Escacena Potes_

Más claro y conciso, imposible. Felicidades.


_Tulkas_

El superior de la FSSPX, es monseñor Bernard Fellay. Si la FSSPX fuera cismática estaría excomulgada.

Si desea conocer el influjo de la Iglesia, no tiene nada más que releer el post y los comentarios de "Cinco celtas cortos". Allí verá cómo se las gastaban los celtas y los germanos con los hombres. Respecto a las mujeres... no creo que haga falta que le diga lo que hacían con ellas.

http://infocatolica.com/blog/hatojacopone.php/0910311151-cinco-celtas-cortos

En tanto en cuanto que el cristianismo recuerde a los hombres su obligación de atender sus deberes conyugales y familiares, supone una protección para la mujer. Si vd. no lo cree así, le ruego que argumente su opinión aportando pruebas y fuentes.


_Isaac García Expósito_

Cuando un español, liberal y agnóstico, y un inglés, obispo tradicionalista católico, se ponen de acuerdo para, en momentos y lugares y con própósitos y audiencias distintas, decir lo mismo acerca de un tema, hay que decirlo bien alto y claro porque el asunto debe ser importante y el análisis no debe andar muy desencaminado.

A Pío Moa siempre hay que tomarlo un poco "cum granum salis". Es un liberal en lo político, conservador en lo cultural y agnóstico en lo religioso. Sus argumentos son honestos y merecen ser considerados. Pasa exactamente lo mismo con el filósofo Gustavo Bueno. Aunque es un filósofo materialista, sus argumentos son honestos y merecen ser considerados. Por eso la lectura del Catoblepas me parece tan interesante.

http://www.nodulo.org/ec/

El libro de Pío Moa trata muchos asuntos. especialmente históricos, que ha desarrollado con más detalle en sus libros de historia sobre la República y los nacionalismos catalán y vasco. Para mí, lo más interesante del libro es el artículo que aquí he presentado.

Hasta donde yo sé, el informe Hite, al estar sujeto a copyright, no está en la Red. En fragmentos del artículo que no he incluido, Pío Moa se despacha a gusto contra su valor científico.

Fuera de tema, hablando de libros, estoy leyendo el libro del carmelita descalzo Nicholas Herman, más conocido como el Hermano Lawrence (1614-1691), "Practice of the Presence of God: The Best Rule of Holy Life". Es un libro católico estrictamente ortodoxo. No dice nada nuevo, pero es tan claro y directo que me está ayudando mucho. Lo he descubierto ¡a través de una página protestante!

http://en.wikipedia.org/wiki/Brother_Lawrence
http://www.ccel.org/ccel/lawrence/practice.html


_kepa_

Ciertamente, no hay que confundir el marxo-feminismo con la busqueda de los mismos derechos para hombre y mujer. Aquí estamos hablando de lo primero, no de lo segundo.

Estoy de acuerdo con lo que dices, especialmente de acuerdo con lo de "Lo más normal es volverse loco intentando compaginar deseos contrapuestos, lo que uno ha aprendido y lo que uno siente, y sufrir bastante en el intento. Como además los años no pasan en balde, al final el erroneo modelo feminista sí tiene una capacidad importante de trastocar la vida de una mujer."

Tengo un ejemplo bien cerca mío.


_elka_

A Yolanda no le impresionan ni las opiniones, ni los argumentos de Pío Moa, Doris Lessing, Richard Williamson, Patricia Martínez Peroni, Luis Pedro Escacena Potes, Luis López, Isaac García Expósito, ni los de kepa, ni los tuyos, ni los míos porque, aunque podamos "multiplicar los puntos 01 al 16 ó al 160; o de la A a la Z y luego empezarcon ABC, como las matrículas. Seguiré negando la mayor."

Y nosotros seguiremos esperando conocer en qué consiste eso que ella llama "la mayor" cuando dice que "pero como lo que niego es la mayor, a lo mejor no hace falta ser tan 'pormenorizados'".

¿Cuál será esa premisa "mayor" que afectaría a la totalidad de las afirmaciónes realizadas en el texto de Pío Moa? Esperemos su respuesta razonada describiendo lo que entiende por feminismo e indicando las fuentes de sus opiniones.


_CCCP_

Tu comentario es muy oportuno y atinado. Como el de kepa, clarifica el ámbito de la discusión. Aquí estamos hablando del marxo-feminismo que se extiende en Occidente a partir de la segunda mitad del s. XX.

Estoy totalmente de acuerdo tus apreciaciones.


_Rosa_

¡Genial! ¡Sólo una mujer podía hacer semejantes reflexiones acerca de otras mujeres! ¡Las anoto todas! ¡Muchas gracias!

Siempre he pensado que el Diablo, inteligencia pura en acción, tenía muy claro que si quería acabar con los dos tenía que empezar tentando a Eva, la más lista. El papel de Adán acusando a Eva (cfr. Gn.3:12, "La mujer que pusiste a mi lado me dio el fruto y yo comí de él") es digno de encabezar una Historia General de la Infamia (y la estupidez).

El marxo-feminismo es una ideología destructiva. Cuanto antes nos demos cuenta y actuemos en consecuencia, mejor para todos.

Hace un par de días que me ha llegado la edición de la Biblia a cargo de monseñor Juan Straubinger editada por la Universidad Católica de La Plata. Como es la 1ª edición (y no la 3ª) le falta la introducción al Nuevo Testamento, que se puede descargar casi en su totalidad de aquí:

http://www.aciprensa.com/Biblia/evangelio.htm

Me voy ahora mismo a aplicar tu consejo.


_McMurphy_

Muchas gracias por el vínculo que paso a leer inmediatamente.

En mi caso, he copiado los mp3s del rosario en latín, en inglés y en español en la tarjeta de memoria de mi teléfono móvil, y he usado la versión gratuita de Nero (Home Edition) para crear cuatro CDs para el coche. Así, en desplazamientos muy cortos rezo con la versión de The Rosary Army, y en desplazamientos más largos rezo con la versión "confeccionada".

Regina angelorum, ora pro nobis!


Un saludo a todos.

ADVENIAT REGNVM TVVM
19/11/09 12:32 PM
Comentario de Yolanda
Breve anticipo en una guardia: por una vez -espero que no sirva d eprecedente- adopto la distinción que ha hecho CCCP, como un buen punto de partida para entendernos. Asumo (con matizaciones, pero lo dejo ahí pra no eternizarnos) esa diferenciación. Ese el el error de base de Pío Moa y de Miguel: hacer un revoltijo de ideas de diferente origen, profesadas por grupos distintos y de consecuencias diferentes.

Te da tiempo a pensar en ello, Miguel.

Rosa: ni a mí ni a nadie se le convence SOLO con razonamientos. Hay "razones" prácticas. Esas son las que convencen.

Estoy segura, además, de que Miguel no pretende convencer(me)
19/11/09 12:50 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Yolanda:

¿Qué es lo que he confundido? ¿Qué es lo que no entiendes cuando hablo que marxo-feminismo y encabezo el post con una foto de Simone de Beauvoir?

Yo he dicho:


"Es de este feminismo de origen marxista, que separa sexo de identidad sexual (también llamada 'género'), del que Pío Moa, la Junta de Andalucía y yo estamos hablando.

No estoy hablando de los usos y costumbres en la España de la posguerra, ni de la situación de la mujer en el Islam. Esos son otros temas que se apartan del objetivo de este post.

Estoy intentando introducir el tema de la influencia del marxo-feminismo en el auge de los problemas de la mujer moderna, especialmente el maltrato físico, el aborto y las familias monoparentales...

Lo que facilita el marxo-feminismo es el injusto desentendimiento de los hombres respecto a su 'liberada' mujer. 'Liberada' para trabajar dentro y fuera de casa. Las mujeres han aprendido a salir de casa. El problema es que, durante el proceso, los hombres no sólo no han aprendido a entrar en ella, sino que se han desentendido del todo, provocando la ruina familiar."



Y Pío Moa indica claramente en su artículo:


"La ideología seguramente más lograda y elaborada es el marxismo. Éste, aunque como cuerpo de doctrina se halle hoy en declive, ha dado sustancia y fecundado a casi todas las restantes ideologías, entre ellas la que vamos a tratar, el feminismo… Por esta razón se harán también en este estudio paralelismos entre los dos movimientos. (p. 19)"

"Por eso, cuanto ayude a destruir los valores que vinculan al padre con sus hijos sólo puede pagarlo crudamente la mujer, y sobre todo los niños; así como, aunque indirectamente, el propio varón. Pero el sentimiento paternal y sus derivaciones legales ha sido atacado por los feministas, en especial los marxo-feministas, como causa clave de la opresión de la mujer."



Tú misma has dicho:


"Y esa tesis (el feminismo de origen marxista no sólo no ayuda a la mujer sino que supone un problema para ella al minimizar la relación del hombre con su descendencia ridiculizando las inseparables virtudes masculinas de virilidad y paternidad) quizá sea la menos rebatible. Pero también lo es."


Atente a tus palabras y cumple lo que tú misma dices.

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM.
19/11/09 1:03 PM
Miguel
Sigues pecando de ingenuo. Aterriza.
Yolanda cree por propia confesión “que no pretendes convencerla de nada”, vuelca sobre ti sus propias intenciones, algo humano pero sobre todo típicamente femenino. Cree que tus largos y prolijos argumentos son para estimular tu narcisismo, o porque hoy te has levantado alterado, o porque has discutido con tu mujer, no le cabe en la cabeza que sean argumentos racionales elaborados para convencer al otro mediante el peso de la argumentación. Si quieres convencerla de este tema, o de cualquier otro, pero este mucho más porque se presta a lo pasional, tienes que preguntarle si está casada, o si tiene hijos, si se siente bonita y le gusta que la piropeen, o cual es su color favorito, o simplemente qué perfume utiliza. Después de eso tienes que elaborar tu “táctica” de convicción. Seguramente hoy ella se encuentra especialmente belicosa en sus “argumentos” porque ha discutido con la vecina, o porque le ha parecido que el panadero le atendía después que a la vanidosa de la rubia del piso de arriba… Ante eso tus citas del informe Hite, o de Marx, o de la misma Biblia se estrellan como las olas del mar contra las rocas del acantilado.
Hijo te falta un poco de experiencia. Te lo dice una veterana.
19/11/09 3:01 PM
Comentario de Yolanda

A la molesta señora, molesta y desagradable, prejuicisosa y maleducada que me acusa de volcar en Miguel no sé qué y, a renglón seguido, me atribuye sus (de ella) expectativas (Yolanda...cree que tus largos y prolijos argumentos son para estimular tu narcisismo...no le cabe en la cabeza que sean argumentos racionales elaborados para convencer al otro mediante el peso de la argumentación...¿dónde lo dije?¿por qué se inventa lo que yo creo o lo que me cabe en la cabeza?, en fin...)

Te respondo, riquina a tus incógnitas, esas que te parecen tan importantes para terminar de (des)calificarme:

1- si está casada: soy viuda hace once meses

2- tiene hijos: dos varones, de 18 y 12 años

3- si se siente bonita: me encuentro divina de la muerte

4- si le gusta que la piropeen: sí, claro, groserías no, piropos sí, mne encantan; garcias a Dios recibo muchos adiario.

5- cuál es su color favorito: el amarillo

6-qué perfume utiliza: normalmente un agua freca de lavanda; para las ocasiones, Chamade de Guerlaine, ya sólo en ediciones para coleccionistas

Y bien, Rosa: ¿qué aporta este interrogatorio? ¿Quieres ir a parar a algún lado serio? Fíjate lo serio que es tu planteamiento. Es ese el concepto que tienes de la mujeres: hay que saber su perfume y si se siente bonita para debatir con mujeres. Helo aquí: lo peor de la educación recibida por algunas. Y lo rematas bien, "veterana":

""Seguramente hoy ella se encuentra especialmente belicosa en sus “argumentos” porque ha discutido con la vecina"": Nunca discuto con vecinas

""o porque le ha parecido que el panadero le atendía después que a la vanidosa de la rubia del piso de arriba"": yo soy aún más vanidosa ninguna rubia de ningún quinto: y es que ¡Dios me ha dado tantos motivos!

Hala, monina, a fregar.
19/11/09 3:25 PM
¿Ves?
19/11/09 3:36 PM
Comentario de Yolanda
Miguel:

Intentaré, aunque es muy difícil, contestarte prescindiendo de esa manifiesta hostilidad con que me obsequias.

No me sorprende tu insistencia en citar fuentes, habida cuenta de la enorme importancia que das a las que tú citas. No me explico por qué una opinión como la tuya precisa avalarse con lecturas de, por ejemplo, Pío Moa. O cualesquiera otras. Ninguna avala opiniones. Cifras, datos, etc, puede. Aun así, tampoco es ese el tipo de razonmiento requerido. Ni tan siquiera quizá se base toda la discusión en "argumentos", puesto que los hechos, en según que temas, son más convincentes que los razonamientos más o menos artificiosos.

Prescindiré también del la cita del periódico acerca de las "Marujas", que supongo que no va dedicada a mí, ya que no he mencionado en absoluto esa palabra ni me he referido al tema de ese artículo que, desde luego, exagera mucho al hablar del desprecio a las marujas, generaliza a todo tipo de maruja, y pasa por alto que no es lo mismo ser maruja que marujo.

No obstante, y como he respondido a esta señora autoerigida en pepito Grillo, con "razonamientos" pordíamos eguir intentando convencernos de que Aquiles no alcanzará a la tortuga. Pero el hecho es que, en a práctica, la alcanza, pese a todos los razonamientos que parece que imposibilitan que la alcance.

Cuando digo que niego la mayor, me refiero a que la caricatura de feminismo que tú llamas marxo-feminismo y que pretendes extendida a toda la sociedad y culpalble de todos sus males, en particular los que afectan a la familia, es un modo de pensar en absoluto extendido a la sociedad en general. Y, desde otro punto de vista, los "males de la familia": a) no todos son males; b) no todos tienen su origen en el marxo-feminismo

Para avalar esas afirmaciones me bastaría a pelar a la experiencia. La tuya no puede ser completamente diferenete a la mía. ¿Quieres saber cuáles son "mis lecturas" feministas? Claro que de joven leía a Simone de Beauvoir, claro que de joven leía a la antropóloga Margaret Mead, claro que respiré el aire de ciertas forams de feminismo que las chicas de los 70-80 vivíamos y qu ahora les parecen a mis alumnas "demasiado Extremistas", "deamasiado radicales". A ellas, y a mí misma.

Las lecturas e juventud constituyen hitos, claro. Pero no ejercen un influjo sin escapatoria a quienes someten constantemente a revisiónsus lecturas, sus ideas, sus experiencias. Es lo que veo que no ocurre en las filas ultraconservadoras: jamás se somete a contraste y revisión un prejuicio: Si nace prejuicio, prejuicio se queda.

Hoy en día, ¿qué textos ejercen más influencia en mí? desde luego todo lo leído en mi vida deja un posos negativo o positivo, de asentimiento o de crítica; pero, por encima de todo, hoy son la Escritura y los textos Magisteriales mis lecturas-guía. Incluso para analizarlos críticamente en algún aspecto. Pero citar la HV a un tradicionalista como tú, de losq ue desautoriazan el CVII, a lo mejor es como citarme a mí a Pío Moa como argumento de autoridad. A Pío Moa lo pongo bajo sospecha como a todo autor de best-sellers de kiosko.

Afirmar que el marxo-feminismo ha liberado a los varones porque ahora se desentienden de su "liberada" mujer es ignorar que las mujeres liberadas somos (sí, lo digo sin pudor ninguno: yo me considero "liberada") son las que no tienen un varón "desentendido". E ignorar también que, antes de los logros "liberadores" de la mujer, la posición de ésta era, sencillamente, terrorífica. valorarq ue ahora es aún peor, puese hasta ser cuestión de gustos. Lo sería si no fuera poruq epones los ejemplos de la más tremenda abyección para avalarlo.

Querría ver dónde están esas mujeres tan desdichadas alas que te refieres. las hay, claro, ¡sin duda! yo conozco varias y no en estadísticas sino de carne y hueso. Y por cada una hay cientos, miles y millosnes de muejeres de la generación de mi madre, mi abuela, mi bisabuela, completamente sojuzgadas a un modelo de relación varón-mujer dque las colocaba como hembras reproductoras, vacas lecheras, descanso el guerrero, y las incapacitaba para decidir, librarse de un mal marido llegado el caso y ser dueñas de sí mismas.

El modelo propuesto no es el de las mujeres desdichadas porque han cambiado el trabajo del hogar por el del hogar más del de fuera. ¿Quién propone ese modelo? Y, más aún: ¿es ese el modelo que predomina en la sociedad? En absoluto. ¿El de mi generación? No. ¿El de la generación de nuestros hijos? Menos aún.

¿Es ese modelo de feminismo el promotor de los 115.000 abortos? Las feministas clásicas siempre han negado ese "derecho". Es el liberalismo desbocado con su necesidad de consumo atroz el que promueve la baja natalidad, el placer como última razón y, la irresponsabilidad como norma de conducta y, en consecuecia el aborto como derecho.

Voy a parar por ahora.

Realmente no sé qué es lo que tan mal te parece de mi postura:

¿Que no me fíe un pelo de Pío Moa y diga que no es ciertoq ue la sociedad actual y sus males para la familia y la mujer derivan del marxo-feminismo y una ideología de género que no consiste en lo que él dice?

¿Que te diga que es falso el modelo de mujer que quiere competir con el varón por encima de todo?

¿Que te asegure que las jóvenes no ven la universidad como el modo de "ganar" a los varones sino como autorrealización?

¿Que te diga que las vrdaderas mujeers liberadas somos las que comapartimos responsabilidades y tareas con nuestros maridos sin competencias ni subordinaciones? ¿Las que podemos tener a nuestros maridos seguos de que no nos acostamos con ellos por el plato de lentejas sino por amor? ¿Las que a la condición de esposos unimos un compañerismo igualitario en la dignidad, los derechos y obligaciones pero complementario en los que demanera espontánea va sugiriéndose en el matrimonio como complementariedad real y no impuesta por modelos ideológicos?

¿Que te diga que fueron nuestras madres y abuelas las que nos empujaron a estudiar, a tener un trabajo, a tener menos hijos que ellas y a no depender de ningún varón precisamente como garantía de amor a nuestros maridos?

¿Que te pregunte qué proponéis para las mujeres, el modelos de nustras madres y abuelas? ¿Eso es lo que queréis para vuestras hijas?

Y ahora, Miguel, si hablamos sin acritud, sin impertinencias, sin Pepitos Grillos mosconeando insidiosamente... bien, si no, tú mismo me dices (como hiciste ayer) que lo dejamos, pero para recibir bofetadas, mejor no fingimos debatir.
19/11/09 4:10 PM
Yolanda, me parece bien que no me hagas caso, pues te pudiera convencer.
No se de que hablas de nicks que van y viene????, yo llevo bastante tiempo leyendo éste portal. Pero éste tema está muy clavado en mí. Y me he decidido escribir, No sé cuantos post llevas tú ni me importa.
Yo era como tú, super feminista sin saber porqué; sino porque ya estaba bien de estar sometida a los hombres...
Tuve dos niñas y después dos niños, todo me fue bien con las niñas hasta que los niños empezaron el colegio. Me di cuenta que los colegios estaban hechos para nenas y mis nenes eran alumnos de segunda clase. Aprendí mucho, ya lo creo, y con éxito eduqué a mis hijos .
Pero no muchos padres pueden decir lo mismo ya que los varones fueron categorizados en la mayor parte como inútiles, inferiores, y hasta machistas y sexista y se les daba retilin para apaciguar sus "personas" varoniles intranquilas e inquietas el patrón era la niña modosita obediente y aplicada... Resultado mira alrededor en hospitales ¿no encuentras más médicos mujeres que varones?, a ver, profesores hay más hombres o mujeres y mira alrededor y verás cuantas enfermeras y enfermeros hay.
Si eres sincera te darás cuenta que hay demasiados "chicos metrosexuales" ... Y ahora a educar a todos sexualmente a los 11años si no antes ¿y quien les educa y quién está en el ministerio de educación? FEMINISTAS MARXISTAS, tú yolanda te crees que sabes, yo lo sé. Y acaso no repitas ¡es que los hombres no sirven para nada! Debes ser bien progresiva. Por aquí te conocen bien.
19/11/09 5:16 PM
Comentario de Yolanda
elka o kelpa:

No he entendido nada de tu comentario ni de por qué me lo diriges a mí.
19/11/09 6:41 PM
Miguel
Peligra que estemos realizando un diálogo de besugos, y no solamente porque alguna pobre neuroasténica no tenga tiempo de leer (escuchar) lo que se dice, sino porque, y esto me parece lo más importante:

Hay que volver a predicar las virtudes fundamentales cristianas (e incluso precristianas.)

Y la sumisión (obediencia, docilidad, disciplina… y todo lo que se relaciona con ella) es una de las más importantes. Hasta el pagano Centurión romano lo entendió: “yo también estoy sometido a disciplina”, y recuerda que el Señor no encontró en todo Israel una fe igual. Si nosotros no lo entendemos es porque nos afecta este principio de rebeldía modernista que infecciona hasta a la propia Iglesia y que amenaza con destruirnos por completo. Una vez le oí decir a una monja que el propio San Pablo por decir eso de: “Mujeres someteos a vuestros maridos” era machista. Pobre monja. De alguna manera estaba ejemplificando este momento actual donde la rebeldía lo contagia todo: las relaciones padre-hijo, hermanos entre sí, maestro-discípulo, esposo-esposa… y hasta la propia jerarquía de la Santa Iglesia, que pareciera que se ha vuelto loca.
Hasta los diablos se someten, y no solamente al nombre Jesús, sino unos a otros en su debido rango y autoridad, para establecer un poderoso ejército. Si no nos damos cuenta que nuestro mayor poder está en el de una auténtica sumisión a Dios Padre, a Nuestro Señor Jesucristo, a la Santa Madre Iglesia en las personas de sus legítimos Pastores, y a otras tantas e innumerables cosas… seremos, como ya lo estamos siendo, un ejército en desbandada.
Someterse es protejerse, es salvarse, es quererse, es amar... porque el cristiano se somete por amor.
La familia, como la sociedad entera, necesita ese saberse someter unos a otros. La mujer que sabe someterse a su marido tiene un poder tan grande y tan sublime que muchas pobres feministas no saben ni podrán comprender jamás…
¡Están tan lejos de María! La esclava del Señor, la que se sometió a José, la que sabía guardar todas esas cosas en su corazón.
Como no nos demos prisa pronto será imposible que nos entendamos en este mundo confuso: con tanto hombre con alma, lo que infinitamente peor que el cuerpo, de mujer, y mujeres con espíritus de hombres. Son los peores afeminados y machorras que nos podemos encontrar.
Estos ya no tienen curación posible. Sólo nos queda rezar...
19/11/09 7:25 PM
Comentario de rastri
De entre esas cosas de feminismos y machismos no entiendo. Son cosas de ismos que nada unen.

Mi cometario es muy simple; Aunque como todas las cosas simples: muy difícil de comprender.

Dentro del contexto de la evolución universal. Y siento esto por lo que a la mujer y al hombre se corresponde en su evolución ascendente.

Después del Animal Irracional Macho-Hembra. El que proviene de las muchas aguas y minerales universales. Aparece la evolución universal definida en el Animal Racional-HEMBRA- macho- (v.Ap.13,1-8).

Y después del Animal Racional HEMBRA- macho- que proviene de las aguas y minerales del Universo planetario-
De las aguas y barros del planeta Tierra aparece la evolución universal definida en LA MUJER ANIMAL RACIONAL-macho (Ap.13,9-18)

Y después de la MUJER ANIMAL RACIONAL-macho- que proviene de las aguas y minerales del planeta Tierra aparece la evolución universal definida en el HOMBRE ANIMAL RACIONAL MACHO -Angel- (ap.21,17)

Dicho sea: Así como todo hombre, antes de ser hombre como tal definido, ha sido mujer. Así toda mujer antes de ser mujer ha sido animal. Así,...
Y todo esto entendido que de la mujer no es condición sine qua non de ser animal Hembra, la Gran Ramera (v.ap.18,7) Pues una cosa es ser hembra y otra ser mujer.

Dicho sea: El Primer escalón de esta universal creación, ascendente en su evolución, es la Naturaleza Elemental;
El Segundo es la Naturaleza Mineral;
El Tercero es el Reino Vegetal;
El Cuarto es el Reino Animal Irracional; (
El Quinto es el Reino Animal Racional; Hembra (ap.13,1-8)
El Sexto es el Reino Animal Racional Mujer (ap. 13,9-18)
Y Séptimo es el que será después de la resurreeción día del descanso.
19/11/09 7:30 PM
Comentario de Alejandro
Enhorabuena Miguel por este post, realmente interesante. Había leído hace un tiempo el libro de Pío Moa “La sociedad homosexual”. Recuerdo que me llamo mucho la atención cuando lo leí, como otros libros y artículos de este autor y desde entonces me hice adicto a su blog en LD. Tengo tu misma percepción sobre Moa. No necesariamente estoy siempre de acuerdo con él, pero me parece no solo honesto en sus argumentaciones, sino también valiente, de no importarle ir a contracorriente en un panorama donde impera lo políticamente correcto. A pesar de declararse agnóstico, tiene algunos artículos en defensa de la Iglesia Católica o de la familia que me parecen brillantes, mejores que los de muchos católicos. Tal vez el hecho de que fue marxista en su juventud le de una ventaja para dominar cierto tipo de dialéctica.

Por cierto, he leído en algún comentario que argumentando se deduce que Aquiles nunca alcanza a la tortuga. Falso. Es cuando se plantea erróneamente la argumentación que se llega a esa conclusión
19/11/09 7:42 PM
Comentario de Yolanda
he leído en algún comentario que argumentando se deduce que Aquiles nunca alcanza a la tortuga. Falso. Es cuando se plantea erróneamente la argumentación que se llega a esa conclusión
____________

ha leído usted mal
19/11/09 7:48 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Rosa:

Estoy de acuerdo. Te recomiendo vivamente -si no lo has leído ya- el vínculo recomendado por McMurphy:

http://www.ewtn.com/library/issues/feminism.txt


Alejandro:

El puesto de trabajo de Pío Moa no depende de ninguna editorial en concreto. No pertenece a ningún movimiento de la Iglesia por motivos evidentes. Tampoco pertenece a ningún partido. Para lo bueno y para lo malo, es libre e independiente para decir abiertamente lo que cree, sin más consideraciones de oportunidad laboral, pastoral o política.

Por desgracia, no es ése el caso de la mayoría de los católicos dedicados a escribir.

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM
19/11/09 8:21 PM
Estupendos comentarios, Yolanda.
Estoy también de acuerdo con la diferencia que hace CCCP, pero el error es creer que el feminismo actual consiste en el segundo tipo radical que nació en los 60. Sigue existiendo el primer feminismo, porque sigue siendo necesario. Y ese es el feminismo de casi todas las feministas.
A mí lo que me indigna es que toda esta gente utiliza las exageraciones de cuatro radicales para descalificar el feminismo generalizando.
Somos personalistas, creemos en la igualdad de derechos y oportunidades para desarrollarse como personas. Por eso seguimos siendo feministas en un mundo que sigue siendo machista. El feminismo no pretende en absoluto que las mujeres sean iguales a los varones. Eso es absurdo. Lo que queremos es que una mujer no tenga recortados sus derechos como persona por el hecho de ser mujer. Si los varones son distintos y sirven para distintos tipos de trabajos, las mujeres también. Que cada cual realice su vocación y que la sociedad se organice de forma que sea posible compatibilizar trabajo y familia, tanto para los varones como para las mujeres.
Lo que no queremos es que le coloquen a una persona etiquetas previas definiendo lo que puede o no puede hacer. Que cada persona sea él o ella misma y elija libremente sus compromisos con otras personas en relación de reciprocidad. Complementarias vale, fagocitadas no. Pero complementarias no significa que te conviertan en un complemento como otro cualquiera sino que quién tú eres, tal como de verdad eres se complementa con el verdadero ser de otra persona. Sin que nadie intente convertirte en una falsa costilla.
Y eso sin hablar de lo terrible que es la condición de las mujer en la mayor parte del mundo, todavía hoy.
Pero el tema del post creo que es otro. Simplemente decir que no llamen feminismo a eso de lo que protestan, mientras que en el mundo se sigue oprimiendo a las mujeres sin que a ellos parezca preocuparles demasiado.
Eso es todo. Buenas noches.
19/11/09 11:24 PM
El feminismo es el veneno que nos llevará a la ruina. Como Eva, la mujer sucumbe al susurro mentiroso y degradador de la serpiente: "Come, y serás como los hombres". Ahí se encierra todo.
20/11/09 11:29 AM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
asun:

1.
"Estoy también de acuerdo con la diferencia que hace CCCP"
Magnífico. Yo también estoy de acuerdo con esa distinción.

2.
"creemos en la igualdad de derechos y oportunidades para desarrollarse como personas"
Estupendo. Pienso exactamente igual.

3.
"Lo que queremos es que una mujer no tenga recortados sus derechos como persona por el hecho de ser mujer."
Efectivamente. Estoy totalmente de acuerdo.

4.
"Si los varones son distintos y sirven para distintos tipos de trabajos, las mujeres también. Que cada cual realice su vocación y que la sociedad se organice de forma que sea posible compatibilizar trabajo y familia, tanto para los varones como para las mujeres."
Así es. Suscribo todo lo que dices.

5.
"Lo que no queremos es que le coloquen a una persona etiquetas previas definiendo lo que puede o no puede hacer. Que cada persona sea él o ella misma y elija libremente sus compromisos con otras personas en relación de reciprocidad. Complementarias vale, fagocitadas no. Pero complementarias no significa que te conviertan en un complemento como otro cualquiera sino que quién tú eres, tal como de verdad eres se complementa con el verdadero ser de otra persona. Sin que nadie intente convertirte en una falsa costilla."

Estoy totalmente de acuerdo. Por una parte, el Estado NO ES NADIE para definir en qué consiste el matrimonio. Por otra, los católicos estamos discriminados frente al resto de creencias. Si nos casamos por el rito católico oriental, el sacramento ¡tiene efectos fiscales! Sin embargo, si nos casamos por el rito ortodoxo occidental, el sacramento aun siendo igualmente válido ¡no tiene efectos fiscales!

Como sabes, en la descripción de la creación del ser humano en el libro del Génesis, se unen dos tradiciones rabínicas. La de la costilla (Gn.2:21) pretende indicar que la mujer está hecha de la MISMA carne que el hombre. Y carne que está unida a las vísceras más grandes e importantes: los pulmones y -sobre todo- el corazón.

Para los pueblos de cultura semítica el alma residía en la sangre. De ahí la prohibición de comerla. Todavía hoy en día, los musulmanes degüellan a los corderos para que el consumo de su carne sea 'halal' (permitido). De ahí la importancia otorgada al corazón como víscera y a las costillas como protectoras suyas. Era la forma del redactor rabínico de expresar que se debía a la mujer, por ser la parte más íntima del hombre, el mismo respecto que al hombre .

Veamos lo que dice Gn.1:27: "Y creó Dios al hombre (homo) a imagen suya; a imagen de Dios lo creó; varón (vir) y mujer (mulier) los creó."

El texto bíblico se refiere a dos individuos cada uno de ellos dotado de un sexo complementario con el del otro, no a dos individuos dotados de sexos independientes, ni a uno o varios individuos cada uno de ellos dotado de varios sexos. Por eso la narración continúa (Gn.1:28): "Sed fecundos y multiplicaos, y henchid la tierra y sometedla". Y es precisamente en ese mismo sentido en el que Jesucristo interpreta ese texto del libro del Génesis cuando dice (Mt.19:4-5): "¿No habéis leído que el Creador, desde el principio 'varón y mujer los creó'?... Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne. De modo que ya no son dos, sino una carne'"

La expresión "una carne" se refiere a la hipotética futura descendencia, en la que ambos se convierten en "una carne".

Se podrá estar de acuerdo o no. Lo que no se puede es ser seguidor de Jesucristo y no estar de acuerdo con lo que Jesucristo dice.

6.
"Y eso sin hablar de lo terrible que es la condición de las mujer en la mayor parte del mundo, todavía hoy."
Es verdad. Especialmente triste es la situación de la mujer en los países musulmanes, tal y como tantas veces denunció Oriana Fallacci ("La rabia y el orgullo", "La fuerza de la razón", "Entrevista a mí misma. El Apocalipsis"), Ayaan Hirsi Ali ("Submission", "Yo acuso", "Mi vida, mi libertad", "Infidel", "The Caged Virgin: An Emancipation Proclamation for Women and Islam"), Brigitte Gabriel ("Because they Hate", "They Must Be Stopped") y tantas otras mujeres que, aun no siendo católicas, han conocido bien de cerca cuál es la situación de la mujer bajo el Islam.

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM.
20/11/09 11:35 AM
Comentario de Bill Maher
Mi actual compañera sentimental proviene de un país latinoamericano.
Su vecina era una señora que cuando niña fue violada y sus padres solucionaron el problema obligando al hombre que lo hizo a casarse con ella. Con el tiempo y tras tener dos hijos con ese tipo, se acabó suicidando.
Lo que cuento puede parecer trágico, pero en nuestra cultura cristiana occidental, hasta hace apenas unas décadas lo escandaloso de una violación era el "honor" perdio de la mujer y la familia de ésta, cuestión que se solucionaba con un matrimonio apañado, puede que canónicamente inválido, pero igualmente oficiado por un sacerdote y motivado por una mentalidad religiosa machista innegable.
A todos los cristianos que tan negativamente valoran el feminismo, y la izquierda, y mayo del 68, etc. les recordaría que si ahora consideran a sus hijas como personas que cuando son violadas merecen atención psicológica y que su agresor sea castigado con algo distinto al matrimonio, es gracias a aquellos tan denostados por ellos.
Gracias a todas las mujeres tachadas de putas, lesbianas y machorras; y a todos los hombres llamados rojos y maricones , que se atrevieron a defender la idea de igualdad de la mujer, y que ésta tiene derecho a vivir y disfrutar del sexo sin que ello suponga vergüenza o mancha, y que la mujer puede realizarse sin estar subordinada a un hombre.
Gracias a estas personas ahora pueden permitirse al lujo de mirar por encima del hombro a los practicantes de otras religiones monoteistas tan parecidas en el fondo a la suya.
20/11/09 12:03 PM
Hombre Bill, por lo que cuentas más que cristianismo, lo que parece es que era la ausencia de cristianismo lo que rondaba en ese entorno. Está muy chulo esto de echarle las culpas a Dios de nuestros desmanes.
20/11/09 12:13 PM
Bill.
Gracías a Mayo del 68 estamos inmersos en el reletivismo reinante. aumento de suicidios,crisis de autoridad: familiar social,religiosa,etc el decálogo y el evangelio no te son muy familiares ¿verdad?. no merece la pena echar perlas a los cerdos.
20/11/09 12:50 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Bill Maher:

Si todavía existen comportamientos miserables como esos, hay que perseguirlos hasta acabar con ellos.

Por otra parte, aquí tiene algunos frutos de 70 años de "liberación", tanto de hombres como de mujeres:

* Aleksandr Litvinenko & Yuri Felshtinski: "Rusia dinamitada."
Barcelona: Alba, 2007, 406pp, ISBN: 978-84-8428-353-9

* Aleksandr Solzhenitsyn: "Archipiélago Gulag, I."
Barcelona: Tusquets, 2007, 824pp, ISBN: 978-84-8310-408-8

* Aleksandr Solzhenitsyn: "Archipiélago Gulag, II."
Barcelona: Tusquets, 2005, 794pp, ISBN: 978-84-8310-409-5

* Aleksandr Solzhenitsyn: "Archipiélago Gulag, III."
Barcelona: Tusquets, 2007, 740pp, ISBN: 978-84-8383-021-5

* Anna Andreevna Ajmatova & Marina Ivanovna Tsetaeva: "El canto y la ceniza. Antología poética."
Barcelona: Galaxia Gútemberg, 2005, 304pp, ISBN: 978-84-6721-448-2

* Anna Politkóvskaya: "Diario ruso."
Barcelona: Debate, 2007, 395pp, ISBN: 978-84-8306-736-9

* Carlos Semprún Maura: "Revolución y contrarrevolución en Cataluña."
Barcelona: Tusquets, 1978, 320pp, ISBN: 978-84-7223-724-7
http://www.somnisllibertaris.com/libro/revolucionycontrarevolucion/index02.htm

* Carlos Semprún Maura: "Ni Dios, ni amo, ni CNT."
Barcelona: Tusquets, 1978, 144pp, ISBN: 978-84-7223-726-1

* Carlos Semprún Maura: "El año que viene en Madrid."
Barcelona: Luis Porcel Editor, 1978, 280pp, ISBN: 978-84-85321-10-0

* Carlos Semprún Maura: "Las barricadas solitarias."
Barcelona: Plaza & Janés, 1985, 272pp, ISBN: 978-84-01-30430-9

* Carlos Semprún Maura: "El ladrón de Madrid."
Barcelona: Plaza & Janés, 1988, 208pp, ISBN: 978-84-01-30394-4

* Carlos Semprún Maura: "Vida y mentira de Jean-Paul Sartre."
Madrid: Nossa y Jara Editores, 1996, 372pp, ISBN: 978-84-87169-64-9

* Carlos Semprún Maura: "Polvo de líneas y otros cuentos."
Valencia: Pre-Textos, 1997, 108pp, ISBN: 978-84-8191-153-4

* Carlos Semprún Maura: "El exilio fue una fiesta."
Barcelona: Planeta, 1998, 336pp, ISBN: 978-84-08-02377-7

* Carlos Semprún Maura: "Las aventuras prodigiosas."
Barcelona: Seix Barral, 2004, 349pp, ISBN: 978-84-3221-197-3

* Carlos Semprún Maura: "A orillas del Sena, un español..."
Madrid: Hoja Perenne, 2006, 217pp, ISBN: 978-84-9343-262-1

* Ivan Shmeliov: "El sol de los muertos."
Sevilla: El olivo azul, 2008, 354pp, ISBN: 978-84-9359-005-5

* Jan Valtin: "La noche quedó atrás."
Barcelona: Seix-Barral, 2008, 800pp, ISBN: 978-84-3223-168-1

* Pável Florenski: "Cartas de la prisión y de los campos."
Navarra: EUNSA, 2005, 312pp, ISBN: 978-84-3132-292-2

* Sándor Márai: "¡Tierra, Tierra!"
Barcelona: Salamandra, 2006, 446pp, ISBN: 978-84-9838-000-2

* Sergei Kourdakov: "El esbirro."
Madrid: Palabra, 2002, 320pp, ISBN: 978-84-8239-667-5

* Varlam Shalámov: "Relatos de Kolimá. Vol. I."
Barcelona: Minúscula, 2007, 356pp, ISBN: 978-84-9558-734-3

* Varlam Shalámov: "Relatos de Kolimá. Vol. II."
Barcelona: Minúscula, 2009, 366pp, ISBN: 978-84-9558-747-3

* Vasili Grossman: "Vida y destino."
Barcelona: Galaxia Gútemberg, 2007, 1111p, ISBN:978-84-8109-703-0

* Victor Kravchenko: "Yo escogí la libertad."
Madrid: Ciudadela, 2008, 496pp, ISBN: 978-84-9683-624-2

* Vitali Shentalinski: "Esclavos de la libertad: los archivos literarios del KGB."
Barcelona: Galaxia Gútemberg, 2006, 600pp, ISBN: 978-84-8109-586-9

* Vitali Shentalinski: "Denuncia contra Sócrates: nuevos descubrimientos en los archivos literarios del KGB."
Barcelona: Galaxia Gútemberg, 2006, 552pp, ISBN: 978-84-8109-630-9

* Vitali Shentalinski: "Crimen sin castigo: últimos descubrimientos de los archivos literarios del KGB."
Barcelona: Galaxia Gútemberg, 2007, 632pp, ISBN: 978-84-8109-667-5

* Vladimir Soloviev: "Los tres diálogos y el Relato del anticristo."
Barcelona: Scire, 1999, 190pp, ISBN: 978-84-9310-971-4

Aunque si no le gusta la literatura quizá prefiera algo de historia:

VV.AA.: "El libro negro del comunismo: Crímenes, terror y represión."
Madrid/Barcelona: Espasa-Calpe/Planeta, 1998, 865pp, ISBN: 978-84-0802-595-5

Es un libro especialmente interesante en tanto en cuanto que está escrito por seis historiadores de izquierdas -todos ellos profesores universitarios especialistas en las materias sobre las que escriben en este libro- que se identifican y que escriben como tales historiadores de izquierdas, cumpliendo perfectamente con la auto-exigencia metodológica que, en el prólogo a la "Historia General del Socialismo", enuncia Jacques Droz:


"[A los autores] No se les ocurriría rechazar... la acusación de haber querido escribir una historia «socialista» del socialismo, sin que por eso pueda ser puesta nunca en duda su voluntad de ser objetivos."


cfr. VV.AA.: "Historia general del socialismo. De los origenes a 1875. Vol. 1",
Barcelona: Ediciones Destino, Colección Destino libro, Volumen 212, 1984, ISBN: 84-233-1305-0, p. 13

Un saludo.

ADVENIAT REGNM TVVM.
20/11/09 1:36 PM
Iba a escribir algo, pero la vista del rostro más que masculinizado, inhumanizado, de Simone de Beauvoir, al par que el recuerdo de su vida miserable, rastreras e infeliz desde el momento en que ingresa en la vida del infame Sartre -devorando vidas de amantes de "ambos géneros" con burlas- y hasta que lo despide dedicándole un libro nauseabundo, me han hecho desistir.
He aquí el ícono de la humanidad impía, del hombre caído que no se quiere levantar. Dios se haya apiado de ella, en virtud de la gracia de su infancia católica.
20/11/09 2:49 PM
Comentario de Yolanda
Está muy chulo esto de echarle las culpas a Dios de nuestros desmanes.

___________

Catholicus, creo que Bill no le ecahba la culpa a Dios sino a los católicos más tradicionales.
20/11/09 3:07 PM
Culpa a la Iglesia, que es el Cuerpo de Cristo. Quien odia a la Iglesia - la tradicional- odia a Dios.
20/11/09 3:27 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Yolanda:

Si Bill Maher estuviera "vituperando" a alguien, borraría su comentario.

Aquel que use "falacias ad hominem" (como "malentiendes, lo que te place") verá borrado su comentario.

http://es.wikipedia.org/wiki/Argumentum_ad_hominem#Falacia_ad_hominem

ADVENIAT REGNVM TVVM
20/11/09 4:34 PM
Me alegra le haya interesado la conferencia de O’Leary, Miguel. Me sirvió bastante para entender la mecánica del pensamiento que se esconde tras este particular ismo y la ideología de géneros.
El problema realmente es siempre el mismo: cuando el ser humano se pone a pensar sobre un aspecto de forma total desconectado de cualquier tipo de trascendencia, el ego termina creando sofisticados pasillos decorados con grandes temas pero que siempre terminan en el mismo foso: la autodestrucción.
El paso de la ruptura de los 2 sexos naturales a los (7 u 8, no se) géneros intelectuales un ejemplo magnífico y espantoso.
Lo que te das cuenta es que el marxismo y todos sus subproductos están magníficamente diseñados y son droga dura, muy difícil salir de ellos sobre todo porque están avalados permanentemente por el gran dogma del mundo moderno: la idea de Progreso (esa idea realmente es criminal y clave para entender esto), que absuelve fechorías, valida ideas aberrantes y oculta el drama con distracciones.

Me ha encantado entrar aquí, me aconsejaron bien.
20/11/09 4:51 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Respecto al tema que estamos tratando aquí, quizá no esté de más echarle un vistazo a "La paradoja sexual", una artículo de Santiago Navajas, publicado en la sección de libros de Libertad Digital. Se trata de un comentario acerca del nuevo libro de la psicóloga cognitiva Susan Pinker, hermana de Steven Pinker, otro psicólogo cognitivo, famoso por sus afirmaciones estrictamente materialistas[1].

El comentario no es profundo, pero al menos empieza planteando el tema de forma clara, que no es poco.

http://libros.libertaddigital.com/abstenerse-machistas-aguerridos-feministas-de-pelo-en-pecho-1276237197.html

_____________________________________________________________________________________

[1] Respecto a Steven Pinker, es muy interesante la reseña que Antonio Gimeno Bautista hace a su libro "La tab(u)la rasa" (Barcelona: Paidós, 2003) en el nº 21-22 de diciembre de 2004 de la Ilustración Liberal:

http://www.libertaddigital.com/ilustracion_liberal/articulo.php/559

ADVENIAT REGNVM TVVM.
20/11/09 7:13 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Yolanda:

Rosa especula sobre los motivos quizá podrían estar influyendo de alguna manera en tu forma de participar en este blog. No te descalifica a tí para desacreditar tus argumentos.

Falacia ad hominem: "ya, ya, ya voy pillando el critrerio de este blogger, ya".

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM.
20/11/09 7:22 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Yolanda:

Falacias ad hominem:

"Especular...jajajjajjjajajjajjaja Voy a dar la dirección de este blog a mis alumnos jajajjajjajajjajjajajjajaja, para que entiendan la expresión "ley del embudo", jajajjajjajjja , y de paso, todo el catálogo de falacias, claro".

"jajjajajajjajajajjajjaja ¡¡¡ESPECULAR!!!!!"

Gracias por tu colaboración.

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM
20/11/09 8:01 PM
Miguel, no te pierdas leer el opúsculo "La descomposición del catolicismo", sobre el concilio y el postconcilio, escrito por Louis Bouyer. Agotado hace años, se puede leer on line aquí. Imprescindible:

[Aquí aparecen los dos vínculos al libro]
http://caminante-wanderer.blogspot.com/

[Primer vínculo]
http://ifile.it/179i5ta

[Segundo vínculo]
http://rapidshare.com/files/307070049/Bouyer_-_Descomposicion.pdf.html
20/11/09 11:02 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Luis:

Muchísimas gracias. El documento es, sencillamente, sobrecogedor. No tenía ni idea de su existencia.

Ciertamente, es imposible conseguirlo en español incluso a través de los servicios de libros de lance de IberLibro:

Louis Bouyer: "La descomposición del catolicismo", Barcelona: Herder, 1970

http://www.iberlibro.com/

Se pueden localizar algunos (pocos) ejemplares en inglés:

http://www.iberlibro.com/servlet/SearchResults?sortby=3&sts=t&tn=Decomposition+of+Catholicism&x=26&y=18
http://www.amazon.com/gp/offer-listing/B0006DXNVY/ref=dp_olp_used?ie=UTF8&qid=1258805491&sr=1-4&condition=used
http://search.barnesandnoble.com/used/results.aspx?CNT=L.+Bouyer&TTL=Decomposition+of+Catholicism&usedpagetype=usedlisting&wid=29079032

Desde ahora, la versión española también se puede leer en linea, y descargar si así se desea, desde esta dirección:

https://docs.google.com/fileview?id=0B3sCBMM91OjZMWMwZjgzN2QtOTQ5Ny00MjQ0LWJkMzgtZjVlNzc1MjM1MWJi&hl=es

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM.
21/11/09 11:44 AM
CCPP: Estoy de acuerdo con usted, nuestras antepasadas estaban en las patas de los caballos en lucha contra unas leyes inicuas y gracias a ellas y a algunos hombres que se dieron cuenta que esas leyes eran contrarias a la naturaleza, estamos aquí las mujeres de ahora,Estoy de acuerdo con usted en que no me gusta nada el feminismo abortista y anti familia, y exageradamente contrario al hombre, yo lo que quiero son mis derechos y no ir contra nadie, quiero a todos presentes en la sociedad. En vez de cuotas y discriminación positiva más compartir la familia que también es muy bueno que esté presente el padre y más crear leyes conciliatorias para el padre y la madre. Para los dos.y más ayuda a las familias
21/11/09 12:22 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Ana:

Estoy totalmente de acuerdo con vd.

Las mujeres han demostrado sobradamente ser capaces de "salir" de casa. Ahora nos "toca" a los hombres "demostrar" que somos capaces de "entrar" en casa. Cada uno con nuestro estilo y forma.

Se ha acabado eso de "Nena, ¿qué hay para cenar?", o "Oye, ¿sabes si está planchada mi camisa azul?", Ahora, el hombre también debe ser capaz de decir "Me parece que el 'nenico' se está quedando sin pantalones...".

El que se quede sin trabajo, o el que cobre menos, es el candidato ideal a "quedarse en casa". Sin embargo, dada la natural psicopatía de los hombres, las relaciones humanas siempre tenderán a ser más fáciles para la mayoría las mujeres. Y el orden público "familiar" siempre tenderá a ser más fácil para la mayoría de los hombres. Pero sin exclusivismos, ni en lo uno, ni en lo otro.

No hay excusa para que los hombres no vayamos a hacer la compra y no sepamos "defendernos" frente a esas señoras que, por vernos como hombres, y por tanto redomados "pardillos", siempre están intentando "colarse", tanto en el "puesto de la fruta y la verdura" como en la pescadería y en la carnicería. ¡Hay que ver cómo se enfadan cuando las "toreas", defendiendo "tus" derechos...!

Por algún motivo que se me escapa, en la panadería no pasa...

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM.
21/11/09 12:44 PM
Comentario de azahar
Yo creo que las cosas se deben mirar desde un punto de vista más normal, más de "estar por casa". En una familia tradicional no se está por quién hace más o hace menos.

Las labores y trabajo familiar surgen espontáneamente, sin medir el grado de implicación. Debe ser stressante estar más pendiente de lo que hace uno o hace otro, que de hacer lo que se ha de hacer para el bien familiar.

Cuando se tienen que realizar distinciones o imposiciones me parece que algo falla.

He conocido mujeres que se quejan de sus maridos y, luego, por circunstancias, te enteras que son los que más pringan en casa. Pero es que mola mucho el decir que el marido no hace nada. A muchas mujeres les eleva su grado de autoestima porque es lo que se lleva.

Creo que hay que respetar las inclinaciones de cada uno. Si a la mujer le gusta cocinar o planchar... ¿por qué no puede hacerlo? Igual al marido le gusta guardar la compra en la despensa. No se trata de acuerdos legales, sino de costumbres tácitas que se imponen sin saber por qué.
21/11/09 2:26 PM
Comentario de Bill Maher
Miguel Serrano:

Ya empezamos a mezclar churras con merinas.
Yo hablo de mayo del 68 y ud. salta con el gulag soviético.
Si le sirve de consuelo no soy bolchevique, así que estoy de acuerdo con ud. en lo terrible del régimen comunista de la URSS.
Pero me ha gustado su respuesta, pues dice mucho de su mentalidad y sus intenciones.
Usted lo mete todo en el mismo saco, lo que intelectualmente es muy cómodo, no se toma la molestia de diferenciar entre el feminismo occidental de posguerra influido por el marxismo y el bolchevismo. A fin de cuentas todo lo que huela izquierda es lo mismo ¿Verdad?.
Y por cierto, ni los que la tienen más grandes son mejores amantes, ni el que presenta la lista de libros más larga es más inteligente, así que no intente apabullar con esas respuestas kilométricas que fallan el objetivo.
¿Cuál es la solución al machismo cristiano, decir que los rojos son peores?
21/11/09 3:23 PM
Comentario de Bill Maher
También me ha gustado mucho que cite a Oriana Falacia pues ella misma se describía como "cristiana atea".
Curiosamente incluso José saramago se ha llegado a denominar así, porque reconoce que culturalmente somos cristianos.
A fin de cuentas somos producto de nuestra herencia cultural y hemos nacido en un mundo donde se han mezclado la tradición judeocristiana con las ideas de izquierda.
Usted mismo si está orgulloso de ser amo de casa mientras su mujer trabaja, lo siento pero no será porque lo ha leído en una encíclica papal (sobre todo en ese monumento al machismo que es la CASTI CONNUBII de Pío XI), sino porque en nuestra sociedad esas actitudes empiezan a ser valoradas positivamente.
En una sociedad nacionalcatólica un varón no podría hacer lo mismo sin que se dudara de su hombría.
¿Somos cristianos ateos, marxistas creyentes, neopaganos, poscristianos...?
21/11/09 3:51 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Bill Maher:

Le recuerdo que el título de este post es "Feminismo" y no "Deconstrucción de la encíclica 'Casti Connubii'". Podríamos hablar de eso, pero nos distraería del objetivo que aquí nos ocupa: el feminismo. De todas formas, si vd. desea mencionarla para apoyar sus argumentos, es vd. muy libre.

Creo que ya ha quedado suficientemente claro que tanto Pio Moa como yo nos estamos refiriendo al marxo-feminismo, al feminismo de génesis marxista que apoyaba, entre otras, Simone de Beauvoir. El mismo feminismo que se defendía oficialmente en los países del antiguo Bloque del Este.

En el comentario que vd. indica, presupongo que revolución marxista incluye la "revolución sexual" de origen marxista a la que Pio Moa llama marxo-feminismo. Y también presupongo que, entre los afectados por esa revolución marxista, están las mujeres. Así pues, me limito a mostrar los resultados de la revolución marxista en cuanto que ésta afecta a esas mismas mujeres de las que el marxo-feminismo dice ocuparse.

Que cada uno extraiga las consecuencias que estime oportuno de la "revolución sexual" que llevó aparejada esa revolución marxista: entre otras, el aborto como medio anticonceptivo.

Creo que entre 1989 y 2009, en esos 20 años sin Gulags pero con Laogais en China y campos de "prisioneros de conciencia" en Corea del Norte y Cuba, ese feminismo de génesis marxista se ha modificado un tanto en cuanto a su praxis de acción política pero no en cuanto a su antropología político-filosófica. El animalito ha cambiado de collar. Pero sigue siendo el mismo animalito.

¿Qué es lo que estoy mezclando?

Si vd. cree que estoy equivocado, además de indicarme qué es lo que yo pienso (cosa no muy práctica), podría explicarme en qué estoy equivocado.

Le recuerdo que, aunque toda explicación incluye afirmaciones, no todas las afirmaciones forman explicaciones. Para que un conjunto de afirmaciones formen una explicación han de estar dotadas de una estructura muy concreta suficientemente descrita por la lógica.

Le agradecería que me explicara en qué ha consistido ese supuesto cambio entre la antropología político-filosófica del marxo-feminismo de inicios de los '60 y las teorías de género o de identidad sexual actuales, originalmente formuladas, por cierto, a inicios de los '60 dentro del marco del marxo-feminismo.

Como veo identidad entre ambos constructos, ambos propugnados por la Internacional Socialista, así lo indico. Supongo que vd. dice que los estoy "mezclando" porque no ve identidad entre ellos. Bien. Explíquese.

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM.
21/11/09 4:13 PM
Comentario de Bill Maher
Miguel Serrano:

1)Simone de Beauvoir habría acabado en un gulag si hubiese vivido en la URSS.
En los países estalinistas la homosexualidad era delito, la prostitución oficialmente no existía y la pornografía estaba prohibida.
Pero como el aborto era libre, uds. tienden a pensar que todo el monte era orégano. Creen que si se admite una práctica anticristiana, se admiten todas.
¿Creen que había comunas hippies en Moscú donde se practicaba el amor libre?
¿El Kremlin financiaba a los colectivos gays?
¿Se educaba sexualmente a los niños en las escuelas?
Que efectivamente existiera un feminismo de inspiración marxista no significa que todo lo marxista tenga que ver con la liberación sexual y el feminismo.
La única conexión que veo es que gracias a la revolución rusa el marxismo pudo tener influencia suficiente como para despertar la atención de intelectuales en Europa Occidental. Pero crear condiciones favorables para que algo aparezca no significa que haya una relación forzosa de causa-efecto.
El triunfo del cristianismo en Europa no es causa necesaria de las cruzadas, aunque a los cruzados se les pueda considerar cristianos (buenos o malos, eso es subjetivo).
Así que de la misma manera que muchos cristianos están hartos de que se mencione siempre la inquisición y las cruzadas para criticar todo lo cristiano, tratar de manchar el feminismo y la liberación sexual con los crímenes de los bolcheviques es igualmente tramposo.

2)Veo de positivo en la revolución sexual de los ´60 que recordó a las personas que el sexo es una actividad natural que no debe estar condicionada por tabúes religiosos, sociales y económicos.
Ni la masturbación te vuelve ciego, ni la virginidad es requisito indispensable para casarse, ni la homosexualidad es una enfermedad mental, ni cambiar de pareja es una perversión...
Respecto a las consecuencias negativas, no veo una sola.
¿Aborto? Lo siento, pero eso ya estaba inventado.
¿Pederastia, abuso y violaciones? Requisitos indispensables para disfrutar del sexo son la libertad y el entendimiento. Si me acuesto con alguien en contra de su voluntad o si éste no puede saber qué está pasando, no es legítimo.
¿Homosexualidad? ¿Desde cuando eso es un problema?
¿Promiscuidad? Amor libre es acostarte con quien tú quieras, no con todo el mundo.

3)Así que siento mucho que ud. crea que la revolución sexual la inventó el KGB para acabar con Occidente.
Teorías de la conspiración hay para todos los gustos, hay novelas históricas que dicen que Jesús era un agente al servicio del Imperio Romano para crear un judaísmo pacífico y tolerante con la ocupación...
Claro que la menos el sr. Moa gana dinero con esa literatura, supongo que en su caso es pura afición.


21/11/09 11:25 PM
Comentario de Leandro
Me da que el nombramiento de Catherine Asthon como alta representante de la UE, en el que se ha empeñado Zapatero, promete próximos artículos sobre este tema.
22/11/09 12:12 AM
Comentario de Alejandro
Azahar, que razón tienes. En una familia donde hay verdadero amor lo que se busca es el servicio y la donación al otro. Y esto se puede hacer de muchas formas y maneras. Y tan digno es manejar una escoba o una plancha, como trabajar fuera del hogar para traer un salario a la casa. Para esto no existen formulas que valgan para todos. Cada pareja puede tener su propia manera de arreglarse, desde la libertad y generosidad de cada miembro de la pareja. Es injusto decir que el catolicismo condenaba a la mujer a encerrarse en la casa. Si se mira bien, ha sido en las sociedades cristianas donde la mujer ha ido siempre gozando de una mayor libertad en comparación con otro tipo de religiones y culturas. Mas bien, fue que en el siglo pasado se cambio de una sociedad básicamente rural, donde mayoritariamente el hombre salía a trabajar en las duras labores del campo todo el día mientras la mujer atendía el hogar, a otro tipo de sociedad industrial y de servicios que no solo facilita la incorporación de la mujer al mercado de trabajo sino que no se sostendría sin la valiosa participación de la mujer. Eso de que el hombre no comparte el trabajo domestico, si somos honestos, a día de hoy es mas un mito que una realidad. En la gran mayoría de los casos el hombre también participa de estas tareas domesticas y apoya a su mujer si quiere trabajar fuera de casa. No faltaran nunca desacuerdos, que son normales a toda convivencia, pero los que no se involucran ya son las excepciones que confirman la regla. Habrá quien diga que ese cambio lo trajo el feminismo. No se le puede negar su influencia. Pero estoy seguro de que se hubiera producido de cualquier modo, de forma natural siguiendo los cambios sociales que se han dado por el propio cambio de las actividades económicas. Es como decir que los asalariados viven mejor hoy que hace un siglo gracias al marxismo. Pues miren por donde que fue en los países capitalistas donde los asalariados han llegado a alcanzar las mejores remuneraciones y condiciones de trabajo.

Algunos de los comentarios señalan que no se puede meter a todos los feminismos en el mismo saco. Yo creo que cuando Miguel critica al feminismo todos tenemos muy claro a que tipo de feminismo se refiere. A mí al menos no me hacen falta los matices. Más bien son estas feministas, las que tienen la mala costumbre de meter a todas las mujeres en el mismo saco, y a todos los hombres también. Se apropian de la representación de “las mujeres” igual que los comunistas se apropian la representación de la clase trabajadora oprimida, o los nacionalistas de la representación del “pueblo vasco” o catalán. Y para ellas el hombre, o sea todos los hombres, es el enemigo a batir, como lo es la burguesía para los comunistas, o el estado opresor español para el nacionalismo. Eso si que es una autentica estafa intelectual. Miren ustedes, algunos vascos son nacionalistas, otros todo lo contrario, algunos trabajadores son comunistas, otros de derecha. Y yo conozco algunas mujeres, madre de familia numerosa, que han optado no solo por quedarse en casa, sino que además practican el “home schooling” con sus hijos. Y son felices de la vida y no cambiarían esa situación por nada. Por que al final lo importante es la libertad, tan malo es que un hombre tome decisiones por una mujer “porque es suya”, como que las decisiones las tome otra mujer en nombre del feminismo y el movimiento de liberación de la mujer.
22/11/09 1:29 AM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Bill Maher:

1)
La Pasionaria terminó sus días en Moscú con una pensión equivalente a la de un General de Brigada del Ejército Rojo. No éstá del todo claro cómo hubiera terminado Simone de Beauvoir.

El fenómeno hippie, la pornografía y la prostitución sólo pueden darse libremente en los países capitalistas porque sólo en ellos existe la libertad para que se dé de forma pública. Por otra parte, sus buenos rublos le costaba al PC ruso financiar los movimientos revolucionarios de izquierdas en las universidades de medio mundo.

El Kremlin, siguiendo la doctrina marxista clásica, creía firmemente que su supervivencia como régimen comunista estaba estrictamente ligada a la extensión de la revolución marxista al resto del planeta. Para ello creó un área de influencia en el Este de Europa, tras el llamado Telón de Acero. Para ello organizó un grupo de países al que, con gran sentido del humor, llamó "Países no alineados" y que, curiosamente siempre se "alineaban" según sus intereses.

Por otra parte supongo que no se le escapa que las "condiciones" objetivas para la ejecución de la praxis política eran harto diferentes fuera y dentro de los países socialistas. Por eso, lo que los mismos países socialistas no toleraban en su interior, era fomentado por ellos mismos en su exterior con la esperanza de acelerar las contradicciones internas del sistema capitalista.

Así pues, sí, el Kremlin financiaba fuera de sus fronteras organizaciones de izquierdas que no hubiera tolerado ni en broma dentro de las suyas.

Pero hombre de Dios ¿es que no ha leído vd. nunca "literatura" marxista? Las editoriales Mir y Progreso han publicado mucha en español.

Respecto a la moral sexual con la que se adoctrinaba a los niños en las escuelas rojas sólo tenemos que ver cuáles han sido los resultados. Para ello podemos tomar la ratio entre las tasas de embarazos/abortos provocados/nacimientos producidos. Luego podemos echarle un vistazo a las tasas de divorcio y alcoholismo, y compararlas con las de cualquier otro país en esas mismas fechas. Ese contraste es fruto de la educación recibida.

El marxismo es una ideología extraordinariamente trabada y coherente que reinterpreta todos los planos de la realidad en términos de dominación, y que define las relaciones entre los individuos de forma dialéctica (opresores/oprimidos). Su desarrollo orgánico no terminó con la muerte de Lenin, ni con el asesinato de Trotski, ni con la muerte de Stalin. Y una de sus evoluciones es el marxo-feminismo.

El marxismo es una ideología criminal porque siempre usa el Terror de Estado como herramienta de acción política (praxis). No sólo se trata de los bolcheviques. Se trata de toda revolución marxista. No ha habido ni una sola revolución marxista que, una vez haya triunfado, no haya empleado el Terror de Estado como forma de gobierno. Así fue en Moscú en 1917 y, desde entonces así ha sido siempre y en todas partes, y así es ahora mismo en China, Corea del Norte y Cuba.

El marxismo se llena la boca de bonitas palabras. Lástima que sean mentira. Le delantan sus manos siempre llenas de sangre. Sangre de hombres y mujeres por igual.

Las cosas eran como eran las cosas en los ss. XVI-XVIII., y los presos comunes pedían ser juzgados por la Inquisición antes que acabar en las mazmorras reales. La Inquisición era un tribunal eclesiástico dependiente del Rey. Cada país católico tenía su propia inquisición. La inquisición española ejecutó menos personas en toda su historia que protestantes fueron asesinados en la Noche de San Bartolomé en Francia.

Del marxismo mejor no hablar. Sólo en el s. XX ha masacrado docenas de millones de personas.

2)
El marxismo no inventó ninguna miseria humana, sólo las incorporó dentro de un sistema ideológico que propagó de forma muy eficaz. ¿Quién "pagó" esa propaganda? Pues la pagó el mismo país que acogió tres veces a Rafael Alberti por ser un poeta "tan" revolucionario. El mismo país que sostuvo la inexistente economía cubana. ¿Adivina vd. cuál es?

El aborto no es un asesinato, es una liberación. El matrimonio no es tal, es un mero ayuntamiento carnal sujeto a contrato. El sexo es de uno mismo, y de nadie más. No es de la pareja con la que uno se compromete de por vida, y a la cual uno hace donación libre de su vida y de su sexualidad. ¡Eso sería una forma de esclavitud...!

3)
No lo sienta por mí, siéntalo por las pobres desgraciadas que, creyéndose el camelo del marxo-feminismo, viven instaladas en el rencor negándose a sí mismas.

Siento decirle que la praxis política internacional de los regímenes marxistas no es ninguna teoría de la conspiración. El KGB siempre ha sido muy activo. Y aún hoy en día lo sigue siendo.

¿Le parece a vd. muy normal morir a causa de un envenenamiento sistemático y continuado con polonio radioactivo en pleno centro de Londres? Pues eso fue lo que le pasó a Aleksandr Litvinenko. Claro, fue un aunto "interno", un "enfado" de la "casa"...

¿Y qué tal la muerte de Anna Politkóvskaya en el ascensor de su casa de un tiro en el corazón, y dos de remate en la cabeza el día del cumpleaños del entonces Presidente Putin? Claro, un hecho "desgraciado" y una coincidencia "curiosa". Que el día anterior Putin hubiera hecho unas declaraciones afirmando que se trataba una periodista que "ya" era del todo "irrelevante" es sólo otra "casualidad"...

No. No creo que la relación entre el marxo-feminismo y el marxismo sea "casual". ¿Vd. sí?

Puede creer lo que más le convenga, claro.

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM.
22/11/09 8:51 PM
Comentario de Un par de citas
"El primer antagonismo de clases coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer unidos en matrimonio monógamo, y la primera opresión de una clase por la otra, con la del sexo femenino por el masculino." ("El Origen de la Familia, la Propiedad y el Estado", Friedrich Engels)

"El colapso de la revolución comunista en Rusia se debió al fracaso en destruir a la familia, que es la verdadera causa de la opresión sicológica, económica y política. ‘Mamá' es una institución sin la cual el sistema se destruiría. Entonces ‘Mamá' debe ser destruida para ser sustituida por una ‘feminista socialista' que acabaría con la explotación capitalista." ("La Dialéctica del Sexo", de la feminista Shulamith Firestone)
22/11/09 10:53 PM
Comentario de Y otra
"Asegurar la eliminación de las clases sexuales requiere que la clase subyugada (las mujeres) se alce en revolución y se apodere del control de la reproducción; se restaure a la mujer la propiedad sobre sus propios cuerpos, como también el control femenino de la fertilidad humana, incluyendo tanto las nuevas tecnologías como todas las instituciones sociales de nacimiento y cuidado de niños.
Y así como la meta final de la revolución socialista era no sólo acabar con el privilegio de la clase económica, sino con la distinción misma entre clases económicas, la meta definitiva (...) debe ser igualmente -a diferencia del primer movimiento feminista- no simplemente acabar con el privilegio masculino, sino acabar con la distinción de sexos misma: las diferencias genitales entre los seres humanos ya no importarían culturalmente".

("La Dialéctica del Sexo", de la feminista Shulamith Firestone)
22/11/09 11:01 PM
Amigos, me parece que se nos han colado de rondón unas cuantas ideas de la modernidad -bueno, se os han colado a algunos; otros somos refractarios- que se apartan del Magisterio.
Citan por ahí arriba Casti connubi; hay más, pero el mensaje constante -yo creo que magisterial- de los Papas ha sido en la línea de esa Enciclica: el lugar común de la mujer y madre es el hogar, y cualquier sistema económico debe velar porque ninguna mujer se vea obligada a abandonar su familia obligada por las circunstancias económicas.
"Más todavía: tal libertad falsa e igualdad antinatural con el marido tórnase en daño de la mujer misma, pues si ésta desciende de la sede verdaderamente regia a que el Evangelio la ha levantado dentro de los muros del hogar, muy pronto caerá —si no en la apariencia, sí en la realidad—en la antigua esclavitud, y volverá a ser, como en el paganismo, mero instrumento de placer o capricho del hombre."
Lógicamente, el propia Papa reconoce una necesaria flexibilidad según las costumbres de cada sociedad, y de cada tiempo, pero pide que no se olvide la idea central.
Así que no creo que se pueda defender, sin ir contra estas tesis, que tanto el hombre como la mujer pueden quedarse en casa al cuidado de la prole, de forma indistinta.
No quiero entrar al debate personal -yo no me quedaría en casa mientras mi mujer trabaja fuera salvo debacle económica, y sería una pesadilla; mientras que hay otros que pueden sentirse muy a gusto en esas circunstancias-, sino a lo que de verdad puede haber de requerimiento magisterial en esos documentos.
Como siempre, las ideas de la Iglesia parecen muy anticuadas, y ¡oh! casualidad, cuando no se ponen en práctica comienzan los problemas sociales.
Tal vez la generalización del trabajo femenino fuera de casa sea uno de esos temas tabues, donde también la Iglesia tenía razón.
23/11/09 9:16 AM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
kepa:

Hay dos modos de ser humanamente. Hay un modo de ser femenino y hay un modo de ser masculino. Y ambos se complementan para poder formar el vínculo conyugal que da lugar a la familia.

En ambos casos se trata de dos seres humanos iguales en dignidad y en derechos. Ambos han sido creados a imagen y semejanza de Dios, y ambos han sido redimidos de su naturaleza caída -caída de distinta forma en cada uno de ellos según su modo de ser- por Nuestro Señor Jesucristo.

Creo que el hecho de quién entre el sueldo en casa está incluido dentro de esa "necesaria flexibilidad según las costumbres de cada sociedad", siempre y cuando no se pretendan disolver las diferencias que existen entre ambos modos de ser humano.

El hombre, por naturaleza, es más violento, psicópata (indiferente a los sentimientos ajenos) e independiente. La mujer es menos violenta, menos psicópata y más gregaria que el hombre. Sólo hay que echar un vistazo al porcentaje de población reclusa de uno y otro sexo. O detenerse a observar quién de los dos mantiene las relaciones sociales de la pareja con el resto de la familia.

¿La mujer en casa? Depende de las circunstancias. Cuando Pío XI publicó su encíclica faltaban menos de seis años para que comenzara la Guerra Civil Española primero y la Segunda Guerra Mundial después. Durante esas guerras, de Portugal a Noruega, de Islandia a Rusia, y de España a Grecia, casi todas las mujeres se pusieron a trabajar: en las fábricas de armamento o de conservas, en los campos o en las casas reconvertidas en improvisadas naves de manofacturas industriales que producían desde calzado o ropa hasta botones, hebillas, pasadores, casquillos de munición o monturas de gafas.

¿Hicieron mal aquellas mujeres? No, claro que no. Hasta aquí todos estamos de acuerdo.

Después de las guerras del s. XX, el mismo cambio en los procesos industriales que ha proporcionado mejores sistemas sanitarios, mejor alimentación y mejores condiciones laborales a la mayoría de la población de los países industrializados[1] es el que, poco a poco, permite que hombres y mujeres compitan en pie de igualdad en todo aquello en lo que, efectivamente, son iguales.

Hasta ahora las mujeres tenían que plantearse cuándo y cómo ser madres para no perder un sueldo necesario para la sostener el hogar que querían construir y mantener. No creo que sea justo dejarles todo el peso a ellas. Han de ser ambos miembros de la pareja los que, haciendo un análisis coste-beneficio racional, decidan qué es lo que va a hacer cada uno. Y si eso supone que, por el bien espiritual y material de la familia, el que ha de abandonar temporalmente su trabajo o su carrera profesional ha de ser el hombre, entonces es el hombre el que ha de tener lo que hay que tener para ejercer su función de padre (y que sólo un padre sabe como ejercer, aunque, por desgracia, no todos los padres sepan ejercer como Dios manda).

No creo que se trate de una actitud intrínsecamente perversa y pecaminosa. Pío XI estaba preocupado por el futuro de la familia y por las fuerzas centrífugas que ya entonces la amenazaban. Por eso, tomando los consejos del único lugar de donde se pueden tomar, de la experiencia pasada, recomendó que la madre permaneciera con los los hijos.

Pero cambios sociales muy intensos (provocados por una Guerra Mundial) que Pío XI no podía preveer pronto dejaron desfasados esos consejos.

Sin embargo, nunca quedará desfasada la advertencia de que tanto hombres como mujeres han de mantener su modo particular de ser humanos, su modo particular de ser hijos de Dios, su modo particular de ser ellos mismos, su modo particular de ser padres. Como tampoco quedará nunca desfasada la razón por la cual Pío XI recomendó que la mujer se quedara en casa: la separación de los hijos del seno familiar para pasar a ser educados por un Estado cada vez más omnipresente y totalitario es un mal objetivo.

Ciertamente, lo ideal es que pudieran ser amas de casa todas aquellas mujeres que quisieran serlo, y no sólo las que, por fortuna para ellas, puedan permitírselo. En cualquier caso, no creo que deban ser amas de casa al precio de que el hombre tenga que trabajar tantísimo fuera de casa que convierta a sus hijos en virtuales huérfanos y a su mujer en viuda virtual. No son pocos los casos en los que, al separarse en tal medida la convivencia de los esposos, se rompe el amor conyugal y se disgrega la familia.

Lo mismo hay que decir de la situación en la que ambos trabajan. En ningún caso los cónyuges han de convertir a sus hijos en huérfanos de padre y madre. Y en ningún caso han de estar tan separados el uno del otro como para que exista riesgo de ruptura del amor conyugal. Si trabajan los dos es para que ninguno de ellos tenga que trabajar tanto como para que no tenga el tiempo necesario para aportar su calor y su forma de ser humano a la familia. No para que los dos carezcan de ese tiempo familiar precioso, abandonando a su descendencia en los brazos del Estado. No es esa la Voluntad de Dios.

Así interpreto "Castii Connubii".

Un saludo.
______________________________________________________________________________________
[1] En los países no industrializados los déspotas locales se lo quedan todo aunque no les sea de ningún provecho aparente. Es una forma más de control despótico de la población. Es famosa la "anécdota" de toneladas y toneladas de ayuda humanitaria pudriéndose en Biafra mientras la población local moría de inanición a unos pocos quilómetros.

ADVENIAT REGNVM TVVM.
23/11/09 2:01 PM
Conste que solo defiendo como aconsejable la presencia femenina en el hogar durante la crianza de los niños pequeños, y que me parece igualmente interesante el estudio de formulas de reducción de jornada que pudieran hacer compatible una cierta presencia en el mercado laboral, con una imprescindible presencia en casa.
Pero constato que ahora sí se produce una ruptura con lo que creo -creo- que es núcleo duro de las recomendaciones de los papas.
"Que la mujer no se vea obligada a trabajar fuera de casa, en detrimento de su dedicación al hogar"
Ahora no hay una libre opción, la inmensa mayoría de las mujeres se ven obligadas a buscarse un sueldo fuera, simplemente para poder pagar las facturas.
Todas esas cajeras, reponedoras, operarias, con trabajos mal pagados y horarios interminables no están en esos puestos por realizarse, mientras su hijo -solo uno, para más no da-, se reparte entre abuelas y guarderias.
La mayoría de las mujeres que conozco, nada machistas, reconocen que se quedarían en casa cuando sus hijos son pequeños, y que van al trabajo de muy mala gana.
No me parece mal que haya libertad para escoger una vida más o menos tradicional en el reparto de roles, me parece mal que, por imposición económica e ideológica todo el entramado familiar se vaya al garete.
Al final, el nuevo y liberador modelo de igualdad en el trabajo fuera de casa ha traido que solo disfruten de la familia aquellos que tienen unos ingresos suficientemente potentes como para permitirse una reducción de jornada para ellas, o una persona a jornada completa para el cuidado de niños y las tareas del hogar.
Todas las demás familias oscilan entre la desesperación, los horarios enloquecidos, las abuelas machacadas o la esterilidad autoimpuesta.
Es una birria de modelo, y no solo para los que somos conservadores; las mujeres de la cuadrilla, tan modernas en esto como las que más, reconocen que algo va muy mal, y que hemos ido, todos, a peor.
Que nuestros padres, y madres, lo tenían más fácil, vaya.
23/11/09 2:33 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
kepa:

Sean cuales sean las dificultades, lo más importante es defender la familia como unidad básica de convivencia. Y, dentro de la familia, proteger a los más débiles: los niños. Para eso hacen falta los dos progenitores.

Los niños necesitan mucho a sus madres. Y las niñas a sus padres. Y ambos a los dos. En la familia todos somos imprescindibles. Por eso creo que nadie debe verse obligado "a trabajar fuera de casa, en detrimento de su dedicación al hogar".

Ciertamente, no todo lo que reluce es oro en el campo de la "liberación" femenina.

No sé si nuestros padres (madres y padres) lo tuvieron más fácil. Lo que sí sé es que nosotros como hijos lo tuvimos mucho más fácil de lo que ahora lo tienen nuestros hijos.

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM.
23/11/09 4:10 PM
no estoy de acuerdo con la sumisión de la mujer al marido que he leido, prefiero y me quedo con Juan PabloII: Uno al otro y los dos a Cristo
23/11/09 5:29 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
Ana:

Aquí nadie ha hablado se "sumisión" de nadie a nadie.

En "Castii connubii", hablando de la sumisión de la que habla San Pablo (Ef.5:22-23), Pío XI nos recuerda a todos que:


"Tal sumisión no niega ni quita la libertad que en pleno derecho compete a la mujer, así por su dignidad de persona humana como por sus nobilísimas funciones de esposa, madre y compañera, ni la obliga a dar satisfacción a cualesquiera gustos del marido, no muy conformes quizá con la razón o la dignidad de esposa, ni, finalmente, enseña que se haya de equiparar la esposa con aquellas personas que en derecho se llaman menores y a las que por falta de madurez de juicio o por desconocimiento de los asuntos humanos no se les suele conceder el ejercicio de sus derechos... si el marido faltase a sus deberes, debe la mujer hacer sus veces en la dirección de la familia."

http://www.jesus.2000.years.de/holy_father/pius_xi/encyclicals/documents/hf_p-xi_enc_31121930_casti-connubii_sp.html


Por otra parte ¡quién podrá negar lo que dice Juan Pablo II en este punto...!

Un saludo.

ADVENIAT REGNVM TVVM
23/11/09 6:15 PM
Miguel : gracias por la respuesta, quizá esté sensibilizada y haya interpretado mal un comentario que he leido , no de usted sino de una mujer, sobre el poder de una mujer sometida y me ha chirriado. Me alegro que no esté de acuerdo con eso.
Por la fiesta de ayer:Venga a nosotros tu Reino Señor
23/11/09 9:17 PM
Si estabas de acuerdo en tantas cosas como dices, deja de hacer el juego al machismo con esa crítica del feminismo, que comienza con el título del post y el artículo de Moa más el caso de esa mujer tan rara.
Por supuesto estoy de acuerdo con que el sistema actual es una porquería, y es que de feminista no tiene nada, pero eso no os da derecho a utilizar la palabra feminismo para denigrarla culpabilizando a las mujeres que quieren ser personas y ciudadanas, del mal funcionamiento de la sociedad.
El mundo tiene que ser personalista y para eso tiene que ser feminista. Si la situación es inhumana hoy para la familia no es por culpa del feminismo que permite a las mujeres un trabajo remunerado sino por culpa del machismo que jamás ha pensado en hacer compatible el trabajo remunerado y la independencia económica con la vida de familia. Ni una mujer más en dependencia obligada. NO TENEMOS QUE VOLVER AL MACHISMO PATRIARCALISTA, tenemos que avanzar hacia adelante y organizar la sociedad de una forma más racional que tenga en cuenta a las familias, al tener en cuenta el punto de vista femenino de las cosas. Pero lo que sea esa visión femenina no sois los varones los que lo vais a decidir una vez más. Estamos hartas de que las chinas tengan que tener los pies pequeños, las mujeres jirafa los cuellos largos y las africanas ablación de clítoris. Somos personas, y no tenemos por qué depender de lo que un varón piense que debemos ser, ni ponernos en situación de vulnerabilidad física o económica. Simplemente queremos ponernos de acuerdo para organizar un mundo mejor en el que la familia resulte fortaliecida, pero no se hará contra nosotras las mujeres, de modo que dejad el rollo ese que con la excusa de la ideología de género vitupera al feminismo y defended los derechos de las personas, sean varones o mujeres. Ninguna mujer quiere ser igual a un varón, pero no quiere ser menos persona, como tradicionalmente ha venido siendo. La mujer tiene que tener su lugar en todos los ámbitos de la sociedad. De modo que dejad de utilizad ese invento de la "ideología de género" para guillotinar una vez más a toda Olimpia de Gouges que reivindique los derechos de la ciudadana diciendo que el feminismo es diabólico. Jesús era personalista, es decir, en una sociedad machista: FEMINISTA. Y el feminismo no debe morir hasta que cesen las injusticias contra las mujeres.
24/11/09 8:50 PM
Vengo de leer un artículo sobre el caso de Nagore, y la indignación me ha hecho escribir del tirón, sin colocar la puntuación adecuada. Espero que nadie se ahogue al leerlo.
En todo caso y resumiendo: en un mundo tan injusto con las mujeres, el que no defiende el feminismo, sin paliativos, es cómplice del machismo, por mucho que lo quiera encubrir con la pretensión de que el feminismo no es personalismo sino una peculiar ideología de género que no hay más remedio que condenar.
24/11/09 9:06 PM
Comentario de Ano-nimo
Una respuesta al machismo kk de vk de Pio Mora y de tantos otros justificador, en el fondo, de lo que pasa:

http://www.youtube.com/watch?v=8JTZXYPpufs

¡Rompe de una vez las cadenas,
vuelve a la libertad!
¡Y defiéndete, ármate!.

Y totalmente de acuerdo con Sofía.
24/11/09 10:23 PM
Comentario de Ano-nimo
Perdón, con Asun.
24/11/09 10:26 PM
Gracias,Miguel, por tu consejo. Tus deseos son órdenes para mí. El artículo en cuestión era buenísimo. Por eso precisamente me atrevo a volver a aportar mi pequeño grano de arena porque siento que me encuentro más de acuerdo con Kepa que contigo.
Para los que todavía no esté viciados ni confundidos con la machacona y cansina propaganda del “sistema” la sana doctrina de la Iglesia es un formidable muro de protección para la dignidad de las mujeres.
Lamentablemente hemos llegado a un momento en que las cosas que nos dice la palabra de Dios “chirrían”. Y cualquier mujer cristiana, o que intente vivir cristianamente parecerá “rara”. Creo que nos falta vida de oración. El problema no es de Dios ni de su Palabra sino nuestro. Los ejemplos que se podrían aducir son muchos y conocidos: “mujeres, estad sujetas a vuestros maridos” (1 Pe 3, 1), “quiero que sepáis que la cabeza de todo hombre es Cristo, la cabeza de la mujer es el hombre, y la cabeza de Cristo es Dios” (1 Cor 11, 3), “Estad sujetos unos a otros en el temor de Cristo. Las mujeres a sus maridos como al Señor” (Ef 5, 21), “Mujeres: estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor. Maridos: amad a vuestras mujeres y no seáis ásperos con ellas. Hijos: obedeced en todo a vuestros padres, pues esto es agradable al Señor” (Col 3, 18)… Por supuesto que esto está en armonía a los consejos complementarios: “amad a vuestras mujeres como Cristo a su Iglesia” (Ef 5, 25), o que ya no ha diferencia entre hombre o mujer porque “todos vosotros sois uno solo en Cristo Jesús” (Ga 3, 28)
No se trata de establecer una jerarquía de naturaleza. La doctrina de la Iglesia ha sostenido siempre la igualdad en dignidad entre el hombre y la mujer. Pero es evidente que el matrimonio por sus fines mismos impone una diferenciación de “funciones”, el que quiera entender que entienda.
Al decir Kepa que el lugar más propio de la mujer es el hogar, no está diciendo que no sean capaces de realizar cierta labores profesionales mejor que los hombres, eso es indiscutible, sino, al contrario, que es el hombre el que no está capacitado por igual para realizar la tierna y dulce tarea de la crianza.
Verifiquemos los hechos. Estamos ante la descomposición de la familia. Cada vez es más frecuente la llamada familia monoparental. Estableciendo de antemano que son situaciones anormales. ¿Cuál es el primer estadio de anormalidad? ¿Padres solteros o madres solteras a cargo de sus pobres hijos que son los que sin duda pagan el “pato”? ¿Ves? No es la misma relación la que existe entre los hijos y su madre y entre estos y su padre, por mucho que se diga.
Lo ideal sería que nadie tuviera que salir de casa para trabajar, y quizá se consiga ahora con las modernas tecnologías que permiten trabajar a distancia. Lamentablemente el progreso se utiliza casi siempre en contra por eso de que “los hijos de las tinieblas son más astutos”. Lo óptimo sería que padre y madre se quedaran en el hogar. Que padre no vería en eso su sueño dorado. Tener que salir todos los días “al curro, al trullo, a la pega, al tajo…” o como se diga. Pero si alguien tuviera que salir, como ha sido lo normal desde que el mundo fue mundo, lo mejor es que sea el varón. Porque está fisiológica y psicológicamente mejor dotado para ello. La mujer sufre mucho más la ausencia de sus hijos, por ejemplo. Por supuesto que casos hay y habrá muchísimos, en los que habrá que hacer excepciones, como el trabajo infantil, que en circunstancias está más que justificado. Todo será según el cómo y cuanto, se supone que estamos hablando en cristiano y los padres aman y quieren lo mejor para sus hijos. Ya sabemos que lo mejor es enemigo de lo bueno, y no voy a entrar en casuística alguna, pero es evidente que el “sistema” que la iglesia propugna es el que mejor funciona.

Si de lo que se trata es de acabar con las injusticias contra las mujeres (siempre hay ingenuos e ilusos que se dejan convencer con cuatro clichés de la propaganda) habría que inventar un “ancianismo” que reivindique los derechos y la dignidad del anciano, un “niñísmo” para los derechos todavía no conseguidos de los niños, el “juvenismo” creo que es el único que no haría falta desarrollar dada la excesiva “adoración” que recibe, incluso por los miembros de la propia jerarquía de la Iglesia. Pero igual podríamos seguir así con un sin fin de necedades por el estilo…

Espero, Miguel, que sepa perdonar lo largo de la intervención, que por otro lado me da por pensar que no sirve para mucho. Aprovecho para volverte a agradecer tus aportes siempre tan sistemáticos, lúcidos y pacientes con todos. Confieso que envidio tu paciencia de Santo Job, yo la perdería con demasiada facilidad.
Por cierto no consigo acceder al libro que comentabas más arriba de Randy Engel. Me parece que es debido a mi torpeza en el manejo de Internet, pero cualquier ayuda te lo agradecería enormemente.
24/11/09 10:33 PM
Comentario de Alejandro
¡¡¡¿¿¿Jesús feminista???!!! Ni Jesús vino a librar a los romanos de la opresión de los judíos, ni a los pobres de la opresión de los ricos, ni a las mujeres de la opresión de los hombres. Jesús vino a salvar al Hombre del pecado que es lo que realmente le oprime y lo esclaviza.

El porqué las chinas tienen el pie pequeño habría que preguntárselo a los chinos. Y de la ablación de clítoris a los musulmanes. Pero en esta España, habría que preguntar a esas feministas integristas, arribistas y oportunistas porque tratan a las mujeres como discapacitadas. España ya lleva décadas combatiendo contra el machismo, legislando contra el. Se le reserva millones de euros al año de fondos públicos. Se han creado cientos de concejalías, conserjerías, secretarías, institutos, observatorios, congresos, estudios y publicaciones que nadie lee pero da igual porque se subvencionan. Faltaba el ministerio de la mujer, y para que no se notara mucho le han llamado de igualdad, que sirve precisamente para deformar el concepto de igualdad. Ahora la igualdad es discriminar positivamente a la mujer. Como si la mujer no fuera capaz de demostrar nada por si sola sin la ayuda económica del estado y el respaldo de leyes injustas, represivas y discriminatorias.
25/11/09 12:24 AM
A Ana_MS,
Hola y gracias. Tremendo el link.
A Alejandro,
¿Y quién dice que es feminista la discriminación positiva? De eso me quejo, de que generalicéis llamando feminismo a las ideas de cuatro memos y en nombre de ellos descalifiquéis al feminismo en su totalidad y arriméis el ascua a la sardina machista.
Lo de los pies pequeños de las chinas, vendados hasta no poder caminar, como los abortos y abandonos de niñas chinas, como la sura 4 del Corán, como el maltrato a tantas mujeres españolas por parte de machistas, son consecuencias de que no se considera a la mujer una persona con igual dignidad que el varón.
Y desde luego que Jesús fue personalista, que fue feminista por tanto en esa sociedad machista. Precisamente porque vino a librarnos del pecado que oprime y esclaviza, tal como tú dices. Tal vez algún día te librará a ti también ahora puede libraros de la soberbia machista a todo el que le haga falta. Por lo pronto cuando le preguntaron por la posibilidad de repudiar a la mujer les dejó claro que desde el principio Dios los creó varón y mujer, a su imagen y semejanza. Esta cita del Génesis es la premisa de todo personalismo, y todo feminismo, por tanto, mientras que el mundo sea machista.
Rosa,
Mientras que haya injusticias contra la mujer claro que hay que ser feministas reivindicando la dignidad de la mujer como persona y sus derechos como ciudadana.
Y desde luego que en esta sociedad en la que los ancianos han pasado de ser autoridad a ser considerados estorbos hace falta salir en defensa del anciano. Y por supuesto que existen muchísimas organizaciones en defensa de los niños, y debemos colaborar con ellas. La defensa de la justicia es global. Defender a unos no supone dejar de defender a otros, sino todo lo contrario. Defendemos a todo ser humano. Y no me vayas a salir con el aborto, el aborto no es feminista, es un gol machista. Sino que se lo digan a la chica a la que golpeó salvajemente su "novio" porque no quería abortar, hace poco en Málaga.
Defiendan ustedes la justicia, critiquen lo que es criticable, pero no utilicen la palabra feminismo en vano, que el feminismo es un movimiento muy digno, por mucho que se rieran de las sufragistas, que las ridiculizaran, que las encarcelaran, Seguiremos luchando por los derechos de la mujer en todo el mundo.
25/11/09 12:58 AM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
[1.-]
Ayer por la tarde Aceprensa publicó un artículo de Ignacio Aréchaga titulado "Economía de la revolución sexual". En él, Aréchaga describe algunas de las conclusiones a las que llega el Premio Nobel de Economía 2001 George Akerlof.

Akerlof es especialista en cuantificar fenómenos sociales en términos económicos.

En dos estudios de 1996 y 1998 concluyó que la revolución sexual y la legalización del aborto habían liberado a la mujer de la maternidad. Pero, además, le habían dejado en una posición vulnerable si decidía ejercer la maternidad puesto que esa misma revolución sexual y esa misma legalización del aborto habían separado a los hombres de sus reponsabilidades como padres.

Es exactamente el mismo argumento que usó Pío Moa en su artículo de septiembre de 1988. La única diferencia es que lo enuncia un economista diez años después y le conceden el Premio Nobel de Economía.

Vale la pena leer el artículo completo.

http://www.aceprensa.com/articulos/2009/nov/26/economia-de-la-revolucion-sexual/

[2.-]
Aceprensa también ha publicado dos artículos del profesor de la Valparaíso University School of Law in Indiana, Richard Stith. Los dos siguen la misma linea argumental descrita.

El primero de ellos es una traducción de un artículo publicado en el número de agosto-septiembre de la revista First Things. El título lo dice casi todo: "Cómo el aborto da más poder... a los hombres".

Me ha parecido especialmente inteligente (y trágico) este argumento:
"Si el sexo consentido no implica el consentimiento para actuar como madre, ¿por qué habría de suponer el consentimiento a ser padre?"

El último párrafo del artículo es demoledor:
El resultado de todo esto es que, al final, la madre se queda sola con su derecho a elegir, como la única responsable. 'Por primera vez en la historia, el padre, el médico y el seguro médico pueden apuntarla con el dedo como la persona concreta que permitió que viniera al mundo un ser humano inconveniente'.

http://www.aceprensa.com/articulos/2009/sep/28/como-el-aborto-da-mas-poder-los-hombres/

El otro es una traducción de una versión del artículo anterior publicada de forma electrónica en varias páginas-e. El título es del mismo tenor que el anterior: "El aborto a petición, o la liberación del hombre". Está claramente escrito desde una posición política de izquierdas heterodoxas.

Aunque no estoy de acuerdo con algún detalle accesorio, estoy de acuerdo en la linea general de argumentación en lo que se refiere al aborto.

http://www.aceprensa.com/articulos/2008/sep/24/el-aborto-peticion-o-la-liberacion-del-hombre/

ADVENIAT REGNVM TVVM
27/11/09 4:00 PM
Interesantísimo el artículo, se comparta o no la manera de ver las cosas o ideología de Pío Moa. Lo cierto es que dice verdades como templos que nadie se atreve a decir. Y la carta de la ex-feminista, da ganas de seguirla escribiendo... hay tanto que decir.

Cuando pueda, leo los otros extractos que pones. A ver cuando espabilamos las mujeres y somos lo que somos, y no lo que nos dictan cuatro pavas (siniestras, como las ladies de gris que ayer se abrazaban en el Congreso tras la trágica ratificación de lo que ya era una penosísima realidad en nuestro país, el aborto, ahora como derecho, sin vergüenza).
28/11/09 4:31 PM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.

Miguel Serrano Cabeza

Miguel Serrano Cabeza

Barcelonés de origen zaragozano (Aranda de Moncayo-Illueca), licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Barcelona y católico converso del indiferentismo, vive con su familia en Murcia.

En este blog

Creative Commons License
Todos y cada uno de los posts y de los comentarios de este BLOG, «EL HATO DEL VIEJO JACOPONE», sin NINGUNA excepción, implícita o explícita, están sujetos a los derechos de copia de sus respectivos autores bajo esta Licencia de Creative Commons.
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso