¡He encontrado patrono!

Llevaba tiempo buscando un patrono, un santo del S.XXI, al que encomendar las celebraciones familiares: cumpleaños, bautizos, bodas, aniversarios, barbacoas con amigos, las fiestas veraniegas,…

Los que me conocen saben que me pirro por una buena fiesta en la que poder disfrutar del cariño de mi familia y de mis amigos; y en las que Dios, también presente, nos llena de amor, intimidad y alegría.

Porque las fiestas son un gran don de Dios, toda la familia contribuye a ella, y son un buen un momento para agradecer ya la llegada de aquella otra fiesta que nunca acabará.

“Fiestorros” en los que se rompen la monotonía de nuestras ajetreadas vidas, fomentan la amistad, la alegría y el optimismo, activa nuestro cuidado y servicio a los demás, sosiegan, unen a los que en ellas participan, y sobretodo, relajan el espíritu. Y si además te marcas un buen bailoteo tonificante para reparar nuestro cuerpo y prepararlo para el fin del descanso, como le gustaba llamarlo a Santo Tomás, mejor que mejor.

Muy a mi pesar, o no … ¡Por fin lo he encontrado!  Se llama Chema Postigo. Y a él me encomiendo.

Para muchos de los medios de comunicación se le reconoce únicamente como el padre de la familia numerosa con más hijos escolarizados.

Para mí es un ejemplo y todo un privilegio  haber podido conocerlo y tratarlo. Amante esposo, padre orgulloso y tierno, con una intensa y apostólica vida familiar, gran amigo de sus amigos y siempre, siempre, en un segundo plano, servidor incansable del que sabe que debe recristianizar las fiestas y costumbres familiares con alegría, sobriedad y sacrificio.

Como nos señalaba San Josemaría Escrivá de Balaguer, “Urge recristianizar las fiestas y costumbres populares. -Urge evitar que los espectáculos públicos se vean en esta disyuntiva: o ñoños o paganos. Pide al Señor que haya quien trabaje en esa labor de urgencia, que podemos llamar “apostolado de la diversión"” (Camino, núm. 975).

¡Y Chema en esto lo bordaba!

Muchas, muchas , muchas  gracias por tu ejemplo!!!! 

4 comentarios

  
Cris
Ole!
09/03/17 12:38 PM
  
chico
Es que la vida es Fiesta. Eso es la pura verdad. Pero para entender que es así uno tiene que tener Fe católica y vivirla. Hay que vivir sabiendo que lo mejor y más divertido es vivir la vida cómo y donde Dios te pone. Y aceptando todo lo que Dios te echa. Pero, claro, es que la vida está hecha para creer en católico y si no.....A REVENTAR SE HA DICHO.
09/03/17 2:43 PM
  
José Luis
Cuando mejor conocemos la Sagrada Biblia, comprendemos que hay cosas que nosotros veíamos como algo bueno, que nosotros no lo tomábamos como pecado, una reflexión muy atenta a la Sagrada Biblia, como decía, y puede ser de guía, las enseñanzas de los Santos Padres de la Iglesia Católica. De Hecho, cuando leemos los Santos Evangelios, el Señor nos pide que debemos orar para no caer en la tentación. Cuando nos falta la oración, no tenemos en cuenta que las diversiones que nosotros aceptamos, no hubiese comenzado pro aceptar la tentación. Pero el ser humano no está hecho para este mundo, que es pasarlo bien todo o casi todo el tiempo. Porque el tiempo de las diversiones para los mundanos se acaban, por ejemplo, una enfermedad, una adversidad, ya no tiene gana de nada. Pero para el creyente, que se entrega a Dios, y con la gracia de la perseverancia, en la Voluntad de Dios, las tentaciones no les llegan a influir. No se dejan vencer, y si tienen una enfermedad, gracias a su unión con el Espíritu Santo, no se angustia como los no creyentes.

Precisamente, la tentación ahora en Cuaresma, la diversión en esto o lo otro. Debemos evitar todo engaño del príncipe de las tinieblas. Pues Cuaresma es tiempo de conversión, más bien, toda nuestra vida.
Si nos damos a las diversiones, no estamos obedeciendo a Cristo que nos pide cambiar de vida, que oremos. Hemos de estar muy atentos a la voz del Señor. Lo que nos pide a lo largo de la Sagrada Biblia.

• «Si hoy hacéis penitencia de vuestros pecados, guardaos de perder vuestra alma, pasando el día siguiente en los bailes. No seáis pródigos, hermanos míos, del tiempo destinado a vuestra salud, empleándolos en diversiones y juegos; o por mejor decir, en ser vosotros el juguete de la vanidad. (S. Efrén, Encom., in Psalm., sent. 4, Tric. T. 3, p. 78.) »"

• «Todos sabemos, por haberlo aprendido en la Escritura, que un cristiano no debe emplear el tiempo en juegos y diversiones del mundo. (S. Efrén, -a lud. reb. abast.,-sent. 13, Tric. T. 3, p. 79.) »

Ningún santo por sí mismo, se prestaría a ser patrono de las diversiones, ya que perseveraron en la Voluntad de Dios,
Pero hay ciertos autores que no son sinceros, al escribir vidas de santos, porque se inventan cosas según los caprichos del hombre viejo, para complacer y engañar a ciegos. Pero quien viva a Cristo, no se dedican en aceptar las falsas propuestas de los mal intencionados. Al justificar la mentalidad mundana, no son precisamente personas piadosas, sino impías.

El propósito de las diversiones, juegos, entretenimientos mundanos, es desviarnos de lo que el Señor nos está pidiendo.
Los momentos de descanso que tenemos respecto al trabajo, son momentos propicios para la oración, o el estudio de la Sagrada Biblia, del Magisterio de la Iglesia Católica, de la doctrina de los Santos y Santas, son inmensamente más enriquecedores que si nos arrojamos a las diversiones, por muy saludable que parezca, pero son diversiones al fin al cabo, que nos pone barrera a estar más unido a Cristo, en la oración.

Las diversiones son apariencia de bien, pero nunca nos presenta los valores del Espíritu Santo.

• «Siendo cristianos, no debiéramos conocer otra guerra que la que es preciso hacer contra las potestades espirituales, que son nuestros enemigos. (S. Gregorio Nacianceno, Orat. 14, sent. 24, Tric. T. 3, p. 355.) »

Los enemigos del alma: mundo, demonio y carne, las diversiones no son amistades que nos conviene, para pasar un rato.
Hay cristianos que se han imaginado que el Señor quiere que se divierta, son fuertes y duros los engaños del enemigo infernal. Cuando un cristiano no tiene conocimiento de los intereses de Cristo, aún cuando tiene la posibilidad de comprenderlo, por su fijación en las mundanidades. Ya se ha desviado del camino recto. El Papa Francisco repetidamente ha dicho, que no aceptemos la mundanidad, hay que hacerle caso en esto, pues también ha reconocido, que la mundanidad es peligrosísima. Y es verdad.

Claramente, cuando leemos las Sagradas Escrituras, no es cosa de Dios las diversiones ni los juegos, ni los pasatiempos de ocio, sino del enemigo infernal, y así como el mundo, embota el corazón para que no se comprenda siquiera lo más fácil de la Palabra de Dios.
10/03/17 10:13 AM
  
miriv
-Si hay una fecha señalada en la vida de todo cristiano es el día de su bautismo. Por este sacramento, todos fuimos incoporados al Padre, nuestro Creador, al Hijo Jesucristo, nuestro Salvador, y al E.Santo nuestro Santificador. Entramos a formar parte de la Familia divina como hijos adoptivos y a formar parte de la Iglesia terrena, nuestra Madre.
Merece la pena que en el ANIVERSARIO DE nuestro BAUTIZO,el día más GRANDE DE NUESTRA VIDA ,hagamos una fiesta para dar Gracias a Dios y a nuestros padres-¡si viven¡ - por la acertada elección que tomaron por nosotros.

-Buena ocasión para renovar cada cristiano las promesas de su bautismo,recibido de bebés inconscientes.

-Ahora bien, no todos fuimos bautizados el día de nuestro nacimiento, de ahí el interés de cada cual por conocer el dia exacto de su bautizo y en donde.
fue bautizado y quienes fueron sus PADRINOS.

-Se constata que cada vez menos gente, celebra el día de su CUMPLEAÑOS y se va tomando conciencia, entre los cristianos, de celebrar el día del bautismo.

-Esto es ya una realidad entre comunidades de religiosas de clausura sobre todo. Buena cosa sería que los demás tomarámos nota de su ejemplo e iniciativa para celebrar el DÍA MÁS GRANDE DE LA VIDA=BAUTISMO

10/03/17 1:20 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.