“Si estás enamorado ¡no te cases!”

Después de convertir sus anteriores campañas en un éxito viral, la iniciativa soyamante.org  acaba de lanzar su cuarta propuesta: “Si estás enamorado ¡no te cases!”

No os dejéis llevar por el título. Es más, mirarlo hasta el final y comprenderéis el verdadero significado del amor, de pasar del bien posible al bien real, de no quedarte en la posibilidad sino en la posesión del bien, en la verdadera entrega de las parejas que se aman. Más aun,como dice el Santo Padre ,"el amor no termina cuando os habéis conquistado el uno al otro, sino es en precisamente en este momento cuando inicia".

A muchos os podrá parecer poco romántico pero el amor no está hecho sólo de corazón, sentimiento y pasión, sino de voluntad, fortaleza, paciencia, coraje, y mucho, mucho sentido del humor.  En otras palabras: “¡Querer quererte, exclusivamente a ti, hasta el fin de nuestra vida! es “un trabajo de todos los días, podría decir un trabajo artesanal, un trabajo de orfebrería, porque el marido tiene la tarea de hacer más mujer a su esposa y la esposa tiene la tarea de hacer más hombre a su marido”.

Amigos, ¡estar enamorado es increíble! El mundo parece perfecto, todo es completo júbilo, pero todo esto no es lo suficientemente grande como para casarse. Es suficiente para empezar a conocer a alguien, para ver si detrás de todo el torbellino de sentimientos finalmente viene una calma duradera en donde podamos vislumbrar un horizonte claro y prometedor.

El pensador sueco, Soren Kierkegaard, lo expresa con estas acertadísimas palabras sobre el amor y la entrega: “Por jovial e indescriptible que sea el amor, siente la necesidad de atarse. Solamente cuando el amor es un deber está eternamente asegurado. Esta seguridad que confiere la eternidad disipa toda inquietud y hace al amor perfecto. Porque el amor inmediato que se contenta con existir, no puede verse libre de cierta angustia, la de poder cambiar. Por el contrario, el verdadero amor, que se ha hecho eterno al convertirse en deber, no cambia jamás. Solamente cuando el amor es deber es también eternamente libre, en una dependencia feliz".

44 comentarios

  
Herminio Andújar
Eso de hacer más mujer a la esposa y más hombre al marido, eso sí que es peronismo teológico.
12/02/17 8:30 AM
  
Bah
Pelagianada de manual sin la presencia de la gracia de Dios por ningún lado.

Absolutamente lamentable.
12/02/17 12:39 PM
  
Luisfer
¿Solamente cuando es un deber está eternamente asegurado el amor?
No estoy de acuerdo con ello. Es amor no es un deber, es un don de Dios.
Habrá deberes con la filia, cónyuge o del día a día pero el amor es otra cosa.
12/02/17 12:45 PM
  
Bah
El argumento es además ridículo. Uno se casa cuando esta enamorado, no cuando mantiene una relación como si llevara años casado. La clave es que Dios puede mantener esa unión cuando llegan las dificultades, la rutina, los problemas típicos de la convivencia. No se les puede pedir a los novios un amor maduro, embridado en las gracias del sacramento. No pueden esperar la gracia antes de casarse. Sin esa gracia, las dificultades hacen que el noviazgo fracase, no abre las puertas al matrimonio.
12/02/17 12:45 PM
  
Carlos Javier
Gracias Reme por seguir siendo una ventana abierta por donde entra aire fresco (como dice nuestro querido Papa Francisco). Tu labor de servicio a la Iglesia está siendo fecunda.
Deliciosa entrada y me ha encantado tu cita a la preciosa Exhortación Amoris Laetitia del Santo Padre.
12/02/17 12:47 PM
  
chico
Pues a mí, el contenido me parece una verdad como un templo de grande.El amor es primero fruto de la inteligencia. Yo no puedo amar a lo que no conozco. Luego viene la voluntad con sentimientos. Pero pueden faltar los sentimientos y haber un exquisito amor. Porque el amor es decisión de amar hasta la muerte, con la gracia de Dios.Pero: Si no se reza, el amor se muere porque se muere la razón y la voluntad y aparecen los sentimientos ciegos que lo echan todo a perder. Todo depende de la oración, todo depende de la oración y sobre todo de la oración a la virgen María. No escribo de memoria sino de experiencia personal.
12/02/17 12:59 PM
  
Bah
¿preciosa Exhortación Amoris Laetitia?

¿Preciosa la exhortación que ha puesto a la Iglesia al borde de un cisma?

Lo que hay que leer...
12/02/17 1:00 PM
  
Alonso Gracián
Hay un problema serio con este tipo de enfoque del asunto, y es su pelagianismo. Porque en este tipo de vídeo en que no se menciona la profunda herida que afecta al amor humano, se da a entender por omisión que es posible un matrimonio feliz sin el auxilio de la gracia, sin la mediación sacramental de la Iglesia, sin la redención del amor y del cuerpo operada por Cristo a través de los sacramentos.

No se considera que el amor humano está profundamente herido y oscurecido por el pecado original y los pecados personales, y que necesita no sólo de la elevación sobrenatural del sacramento, sino del auxilio constante de la gracia sobrenatural.

El amor humano necesita del sacramento del matrimonio porque está enfermo por la caída. La dependencia de Dios es total. Y aquí está clave para que un matrimonio funcione.
12/02/17 1:05 PM
  
Ron
Excelente. Totalmente de acuerdo con el video. Cuando el "enamoramiento" pasa, se necesita algo más fuerte para sostener un compromiso. Dios por supuesto y Dios es amor.
12/02/17 1:20 PM
  
David García
Muy de acuerdo con la entrada, y es que para tener un compromiso para toda la vida no hace falta Dios para nada.
Crear una familia feliz y mantenerla es motivo mas que suficiente.
Anda que no habrá habido matrimonios de ateos ejemplares y de creyentes lamentables.
12/02/17 3:05 PM
  
Luis López
Pues sí. Y tres de los más grandes escritores de la historia así lo confirman.

"Los matrimonios por amor, llevan aparejados la ejecución del arrepentimiento"

(Miguel de Cervantes. El casamiento engañoso)

"Un buen matrimonio, si existe, rehúsa la compañía y las condiciones del amor. Intenta remedar la de la amistad. Es una dulce asociación de vida llena de constancia, de confianza y de un número infinito de útiles y sólidos servicios y de obligaciones mutuas. Ninguna mujer que prueba su sabor querría ocupar el lugar de una amante de su marido"

(Michel de Montaigne. Ensayos. Libro III, Cap. V)

"Nunca me pasó por la imaginación considerar entonces que aquel sacramento (matrimonio) lo debiera procurar para sólo el servicio y la gloria de Dios, perpetuando mi especie, mediante la sucesión; sólo procuré la delectación"

(Mateo Alemán. Guzmán de Alfarache. (Parte II, Libro II, Cap. V)
12/02/17 3:05 PM
  
Hector R
Perdon Alonso, pero no creo que la intencion de Remedios, haya sido cosa de pelagianismo, o al menos un error no calculado. ella niegue la gracia de Dios, solo da algunos consejos que encuentra, lo cual me parece bien
12/02/17 3:34 PM
  
Hector R
Hay David Garcia, mire en todo el campo de la vida, hay victorias y derrotas, pero la diferencia en un VERDADERO CRISTIANO, es no bajar la cabeza delante de Cristo, porque para nosotros el sufrimiento redime. En el caso de los ateos podran, vivir bien su matrimonio, pero con la gracia de Dios muchos seguramente, hubieran salvado su matrimonio, ojo que eso vale para los cristianos, que solo eran de bautismo, pero que no quisieron tener ese encuentro personal, con Cristo. Que chocantes son las comparaciones, David, como pones palabras que Remedios no ha dicho :-(
12/02/17 3:40 PM
  
Hector R
Hay, David Garcia, mire en todo el campo de la vida, hay victorias y derrotas, pero la diferencia en un VERDADERO CRISTIANO, es no bajar la cabeza delante de Cristo, porque para nosotros el sufrimiento redime. En el caso de los ateos podran, vivir bien su matrimonio, pero con la gracia de Dios muchos seguramente, hubieran salvado su matrimonio, ojo que eso vale para los cristianos, que solo eran de bautismo, pero que no quisieron tener ese encuentro personal, con Cristo. Que chocantes son las comparaciones, David, como pones palabras que Remedios no ha dicho :-(
12/02/17 3:40 PM
  
Hector R
Ademas, mantener una familia y hacerla feliz, huff se dice bonito, pero en la practica hay una gran distancia
12/02/17 3:42 PM
  
David García
Perdon si no me he expresado bien, pero yo no he puesto nada en boca de nadie, todo lo que he dicho es de mi cosecha.
Y nadie ha dicho que sea fácil mantener un matrimonio feliz, solo que no hace falta ningún Dios para eso, y a los muchos ejemplos que se pueden encontrar me remito.
Que para los creyentes pueda ser una ayuda pues vale, pero que no hace falta para nada pues también.
12/02/17 6:13 PM
  
FJ
No sé de qué se escandalizan.

El matrimonio es una institución natural y por tanto al alcance de todos. Y como algo natural y querido de Dios por el principio, siempre aporta alguna gracia. ¿Acaso un matrimonio de convertidos se tiene que volver a casar por la Iglesia? ¿No verdad? Pues eso.

Otra cosa es el sacramento, que le confiere de una gracia SOBRENATURAL y a los que son fieles al mismo y se empeñan en buscarla les colma de dones de todo tipo.

Pero se puede ser feliz humanamente en un matrimonio, porque es institución natural. Que no es poco. Y en esa línea va el vídeo.

En vez de criticar tanto, deberían más bien ponderar y alegrarse de ser cristianos: ¡cuántas gracias pueden sacar ustedes de sus matrimonios solo por el hecho de que son un sacramento! E intentar atraer a los de fuera con las maravillas del matrimonio cristiano: "¿Ven lo grande que es el amor natural? Pues cristianamente SE DESBORDA y en DIOS". No lanzar acusaciones de pelagianismo.

Lo de pepinillos en vinagre debe ser de las pocas cosas que ha dicho muy bien dichas el Sucesor de Pedro.
12/02/17 6:48 PM
  
Alfredo
Luisfer: le conteste en el blog del padre Leandro Bonnin

Por cierto, el amor sí es un deber (una obligación).

La Iglesia condeno las siguientes proposiciones laxistas:

«No estamos obligados a amar al prójimo por acto interno y formal» (D I16o).

*Podemos satisfacer al precepto de amar al prójimo por solos actos externos» (D 1161). (Cf. ROYO MARÍN, Antonio: Teología Moral para seglares, n. 516) Le recomiendo el libro.
12/02/17 7:10 PM
  
Ricardo de Argentina
Buena cita del pensador danés Soren Kierkegaard.

El video está bien pensado y se entiende lo que quiere decir, pero me temo que no produzca demasiado efecto entre sus destinatarios, las parejas jóvenes.
Primero, porque los ejemplos son de gente de mi época, que también llevo décadas de casado, entonces no arrastran porque surge inmediatamente la objeción: "Son de otra época".
Y segundo, porque te responden: "Por supuesto que no me caso: me junto. Luego veré."

Tanto es así que un sacerdote comentaba que celebra más "regularizaciones" que casamientos de no convivientes.
12/02/17 7:23 PM
  
Guillermo PF
Por supuesto, Ricardo de Argentina, es que es la pura realidad, a la noche de bodas llegan hoy en día "intactos" cuatro convencidos mal contados. La pasión es muy difícil sujetarla, y no está al alcance de casi nadie la información digamos oficial (convincente y sólida, ¡que esa es otra!, porque al final se reduce a "por que es así y punto") que te haga reorientar los años de noviazgo.
Y si antes sí se respetaba, ¿a cuántos hemos podido escuchar, y hasta nuestros abuelos lo contaban, decir algo así como que antes casarse era "un melón cerrado", no sabías cómo te podía salir porque te lo jugabas todo a una carta, cuando ya habías firmado y encima estabas consumando, por lo cual ya no había posible vuelta atrás. Hombre, claro que lo normal era que todo saliera bien (y si no salía, nadie se iba a enterar, quedaba entre las cuatro paredes). Pero no podemos engañarnos, la receta del "éxito" no era otra que la costumbre, la resignación, por no decir el miedo. Por eso no había separaciones (el divorcio ni existía), y por eso la continencia prematrimonial tenía sentido, o mejor dicho explicación.

En cuanto a lo de "no casarse estando enamorado", yo no creo que sea ningún problema. Es más, es que es una contradicción en sí misma. La bioquímica demuestra (no hay discusión científica en contra, lo siento; no ha ocurrido en este caso ningún sesgo moral que genere polémica, como por ejemplo con la afectividad del mismo sexo) demuestra que el enamoramiento dura unos pocos meses, los que duran los efectos del cóctel explosivo oxitocina+dopamina+serotonina. Se te pasa el chute y PUM, empieza lo que es normalmente el amor, puede que con el tiempo cariño simplemente y que no es poco.
De manera que... poco peligro eso de casarse enamorado, pues nadie corre a firmar papeles en esos primeros meses. Claro que al menos deseas que dure toda la vida, y en realidad sería la forma más sincera de contraer matrimonio, porque la realidad es que cuando ya das el paso de casarte, cuando hace ya años del enamoramiento, tú te estás casando pensando en que dure lo que tenga que durar, no nos engañemos. INSISTO en que a excepción de los cuatro afortunados "elegidos".

Pero eso, que lleva razón ese sacerdote que menciona Ricardo de Argentina, que celebra más regularizaciones que casamientos de no convivientes.
Y lo más grave (para quien sea grave o gravísimo) no es eso, sino que en su boda comulgan. Confesando o sin confesar, supongamos que confesando. Pero sin arrepentir. ¿Se van a arrepentir de vivir como llevan viviendo "de buen rollito" varios años? ¿Les va a pesar de todo corazón años más tarde, incluso en el lecho de muerte, "cuánto me arrepiento de haber tenido relaciones de novios hace 60 años"? ¿Existe propósito de enmienda, cuando ya no procede enmendar nada puesto que dejas de ser soltero y ya en qué ilicitud vas a recaer?
12/02/17 8:28 PM
  
Ricardo de Argentina
En esto último te equivocas, Guillermo PF, y mucho: la castidad conyugal obliga bajo pecado. Tanto como la castidad del soltero. Que son dos castidades con límites diferentes, por supuesto, pero límites al fin, y bien definidos.

También yerras cuando atribuyes la estabilidad de los matrimonios de las sociedades otrora cristianas a razones espúreas. No, no era así. LA razón de esos matrimonios mayoritariamente exitosos eran dos, como mínimo:
* Una sociedad que "pensaba en cristiano", mientras que ahora piensa en términos absolutamente egoístas.
* Una sociedad conformada por un tejido de familias bien constituidas, lo que era una base muy apropiada para la fundación de nuevas familias.
Porque no debemos olvidar la siguiente ecuación:
1 MATRIMONIO = 1 FAMILIA.
Aunque sea una familia en deseos, si Dios no manda hijos. Porque si en un matrimonio que se celebra no hay intención de fundar una familia, ese matrimonio no ha sido válido.
12/02/17 8:59 PM
  
Bah
Los comentarios laudatorios del apóstata David García son la peor crítica al vídeo.

FJ, eso que dices depende de si los conversos estaban bautizados o no. Si estaban bautizados, por supuesto que tienen que casarse por la Iglesia. ¿A usted le parece que el vídeo tiene como objetivo paganos no bautizados?
12/02/17 9:04 PM
  
Luiscar73
El querer mora en la voluntad y el sentimiento la fortalece pero no siempre la acompaña,por que la fidelidad se prueba cuando se esta de mala gana.
Si el sentimiento no te acompaña, ama con la voluntad que es donde esta el querer ,y veras como la próxima vez también querra estar contigo.

En efecto, para amar con fidelidad,que es el fin del Amor,no te fies del enamoramiento,sino de la Gracia de Dios.
12/02/17 9:40 PM
  
Guillermo PF
Ricardo de Argentina, yo lo siento de verdad pero no yerro. Yo no estoy rechazando el llamamiento general a la castidad (otra cosa es que, actualmente, lo comparta, o lo comprenda, o lo valore, o lo pueda volver a asumir como antes). Pero no yerro en el sentido de que a la vista está que solamente cuatro convencidos, del Camino Neocatecumenal y poca gente más, están respetando la castidad prematrimonial. No se entiende hoy en día. Es un hecho. Y nadie la sabe fundamentar. O sí la saben fundamentar, pero de la única manera posible (tan profunda y arcana) que solo están capacitados para recibirla muy pocos (los del Camino). Cristo lo reconoce, referido a otra cuestión paralela: "esto muy pocos lo pueden recibir". Y costaría años de formación espiritual generalizar ese objetivo siquiera un 10%, conseguir generalizar la acción salvífica de la gracia. Posible. Deseable. Pero limitada. Conclusión: fracaso estruendoso. ¿Qué le podemos hacer?

Le doy toda la razón en su planteamiento de cómo hasta el siglo XX los matrimonios eran estables. Efectivamente, la fe (podríamos precisar más bien diciendo la religión) sostenía esa y muchas otras cosas. Y efectivamente también, el tejido social era eminentemente familiar, lo cual daba pie a hacer lo mismo, fundar familias. Era lo que había. Luego me está dando la razón: costumbre, resignación, y suprimiré ahora lo de que también miedo porque seguramente me lo va a negar también (pero desencaminado no ando, vamos). Lo matizaremos en presión social. Innegable.
12/02/17 9:49 PM
  
Palas Atenea
Guillermo PF: Lo que dices es que ahora la unión de dos personas ya no la sostiene nadie, y hablo de unión sin mencionar siquiera la palabra matrimonio, ya que no hay fe, ni costumbre, ni resignación..., que es lo mismo que decir que el hombre debe vivir solo en contraposición al Génesis que dice: "No es bueno que el hombre esté solo". Porque ya me dirás a mi: después de la atracción física, que es efímera, no se puede sostener una relación con otra persona sin basarse en la costumbre, la resignación, la falta de egoísmo, el sacrificio del proyecto personal, la mirada comprensiva, y el cambio del pronombre personal de primera persona singular por el pronombre personal de primera persona plural.
Es más, yo diría, que ni siquiera se puede sostener relación alguna, aunque no tenga componente sexual, es decir ni con parientes ni con amigos. Todas las relaciones humanas están basadas en la responsabilidad y el sacrificio, antes, ahora y por los siglos de los siglos.
Pieper decía, con razón, que la virtud de la justicia sólo se puede ejercer con extraños, nunca en el seno familiar porque en éste la justicia no funciona, lo cual es equivalente a decir que algunos dentro de esa relación deben aportar más que otros. El 50% no funciona en ninguna relación desinteresada y ya me dirás qué gano yo, mirando a mi propio ombligo, en una relación-sea ésta la que sea-en la que tengo que aportar más que el otro y en una sociedad que se pasa la vida hablándome de mis derechos.
Es más que evidente que antes, en cualquier cultura, el núcleo central de la vida humana era la familia, mientras que ahora lo es la persona individual. Así que el fracaso de toda relación, sea del tipo que sea, está servido.
Es decir que Theo van Gogh debió haber mandado a freír espárragos a su hermano Vincent, fuente de continuos problemas y escasísimas satisfacciones, por la misma razón que una mujer se desprende de un marido enfermo y fracasado.
12/02/17 11:10 PM
  
Ricardo de Argentina
Guillemo PF, sí yerras porque la castidad obliga la cumplan uno o la cumplan todos. La nuestra es la religión de Cristo, no la religión de las Estadísticas.
Tampoco entendían los discípulos la "dureza" de las exigencias de Cristo y se le iban yendo. Él entonces no propuso un diálogo para "concensuar" y evitar lo que tú llamas "fracaso", sino que a los pocos que quedaban les espetó:"¿También vosotros queréis iros?". Y no se fueron, porque si se iban sí que fracasaban, definitivamente. Lo mismo quienes mancillan la castidad fracasan. Se van de patitas al infierno. Menudo fracaso. Sean el 1% o el 99% da exactamente igual: fracaso asegurado si no se arrepienten en tiempo y forma.
12/02/17 11:14 PM
  
Palas Atenea
Ricardo: La castidad puede venir después de casados también por consecuencia de una enfermedad, un accidente o la razón que sea. Si ésta es imposible habría que bendecir que el cónyuge sano tuviera relaciones sexuales con otras personas. Por mucho que intentemos evadir el problema éste no desaparece con la simplicidad que a Guillermo le gustaría.
12/02/17 11:35 PM
  
Guillermo PF
Palas, yo lo que digo es mucho más sencillito que todo tu elaborado desarrollo. Yo en ningún momento he negado que, sea como sea, lo normal (o mejor dicho lo deseable) es que "algo hay" que mantiene la llama encendida. Con infinitos problemas y obstáculos más que antes (y también menos presión), pero desde luego no ese pesimismo que lamento haber parecido traslucir.

Ricardo, que muy bien, pero que sigues sin saber dar más justificación que "porque sí, por narices y porque es lo que te conviene quieras o no quieras". Y además ¡en tiempo y forma! Y con toda la documentación en regla. Pues muy bien, para ti y enhorabuena. No me voy a escudar en estadísticas ni mayorías, me voy a limitar a expresarme a mí mismo: yo no lo puedo entender, me creía que lo entendía, pero sea como sea (¡y sin haber cedido en la práctica religiosa!) se me cayó todo ese castillo de naipes. ¿Por qué? (Y ya me vais a decir otra vez que ya estoy "hablando de mi libro", puñetas).

Por cierto, sí que se fueron. En la hora de la verdad, en la Pasión. El Amado fue el único que aguantó, y las mujeres. Vale que luego volvieron y dieron testimonio hasta el final. Pero que es complicado hasta decir basta, también. De "yugo llevadero y de carga ligera", poquito poquito... lo siento.
13/02/17 12:31 AM
  
Ricardo de Argentina
Guillermo, yo digo lo que la Iglesia enseña, así que si no te place, ya sabes adónde quejarte.
Tiempo, es el que Dios te de de vida. Y forma, es la que corresponde a una confesión, que con arrepentirte solamente no basta.
13/02/17 2:46 AM
  
Ricardo de Argentina
Palas, no estoy hablando de abstinencia sexual en el matrimonio, que es a lo que te refieres, sino de castidad matrimonial. Lo cual significa que el sacramento del matrimonio no es un salvoconducto para el desenfreno sexual. En la conducta de los esposos hay límites, que no pueden violarse sin pecar mortalmente.
13/02/17 2:50 AM
  
Ricardo de Argentina
Guillermo, acerca de la pregunta tan personal que haces, lo mejor sería te consigas un buen confesor. Es imposible contestarte sin conocer las circunstancias. Tengo entendido que eres español, así que descuento que si lo pides, gente habrá entre los responsables del portal que te darán nombre y ubicación de algún buen sacerdote.
13/02/17 4:11 AM
  
Guillermo PF
Gracias, Ricardo. No te preocupes, que el Sacramento de la Reconciliación todavía no me ha dado por despreciarlo. Creo en la intermediación del sacerdote y no he llegado a la conclusión de muchos otros (sin contar a ese prácticamente 90 % de comulgantes que no suelen confesar) que han perdido la confianza en comentarle sus defectos a "otro hombre", y se agarran a que "el del Sagrario" también te escucha directamente, y sin Sagrario, en lo escondido de tu habitación. Que yo también lo hago las más de las veces, ojo. Aunque muy de tarde en tarde (a veces de Cuaresma en Cuaresma) yo todavía confieso. Y casi siempre de las mismas cosas. Al igual que, seguramente, los que confiesan con mayor frecuencia (desde pequeño me preguntaba si esos que confiesan todos los domingos antes de misa, se pasarían la semana cayendo al mismo agujero y levantándose el domingo; o lo suyo era incurable o capaces eran de caer cada semana en errores diferentes...)

También es una gran verdad otra cosa. Comprobado. Que un sacerdote te pone prácticamente en el infierno (pero además sinceramente preocupado el hombre) y otro día otro no es que directamente te indulte (que también me han dicho dónde encontrarlo, aunque todavía no he ido), pero sí que te tranquiliza argumentando hasta qué punto lo que te pasa es del todo culpa tuya.

Y en esas estamos. Gracias de nuevo y gracias por tu segura oración.
13/02/17 9:42 AM
  
Anticlimacus
Sören Kierkegaard era danés.
13/02/17 10:03 AM
  
Alfonso
Señores anti-pelagianos, ¿ustedes en cada frase que dicen todos los días mencionan la Gracia de Dios? ¿Siempre que se dice algo sin mencionar a Dios se incurre en pelagianismo?

Los siguientes consejos, ¿son pelagianos?
- Ama a tu prójimo.
- No robes.
- Espera al matrimonio antes de tener relaciones sexuales.
- Dentro del matrimonio, vive la castidad.
...

A quien diga todo esto, ¿le vamos a acusar de pelagiano?

Estoy pensando... a ver si Jesucristo va a resultar pelagiano. Por supuesto que mencionaba a Dios a menudo, pero en muchas otras ocasiones no. ¿Serían intervenciones pelagianas?

A ver si somos capaces de ver las aportaciones positivas que hacen otros...
13/02/17 10:16 AM
  
Ricardo de Argentina
Cuenta con mis oraciones Guillermo.
Y si me permites un consejo práctico: confiesa como mínimo cada dos meses, pero si ves que eres reincidente, aumenta la frecuencia.
Te hablo por experiencia.
Dios podrá lo que tú no puedes, siempre que hagas lo que tú sí puedes: acercarte con frecuencia a los sacramentos, vehículos de su gracia.
13/02/17 12:38 PM
  
Carlos Javier
Ya ves Reme los riesgos de la casa. Haces un escrito precioso, destacando verdades como templos y citando al Santo Padre, vicario de Cristo, y te acusan de pelagianismo y en definitiva de herejía.
Ahora más que nunca se te necesita en este sitio web.
Gracias por el esfuerzo. Sólo lamento el consumo elevado de Almax que este servicio te deba estar produciendo.
13/02/17 3:49 PM
  
Álex
A mí me parece que el vídeo es correcto para transmitir el mensaje que pretende hacer llegar a los jóvenes: que vayan más allá del puro sentimiento. Es un mensaje muy necesario, incluso diría que es urgente, tal y como están las cosas.

Lo único que me chirría del post -y lo digo con ánimo constructivo- es que se cite a Kierkegaard, un pensador romántico pero en absoluto recomendable para buscar la verdad. Lo bueno de la cita de Kierkegaard sobre la responsabilidad y el deber en el amor se puede encontrar en multitud de textos eclesiales, por ejemplo de San Juan Pablo II. Quien escribe el post es su autora, y por supuesto cita a quien le parezca oportuno, pero considero que los católicos pecamos de buscar fuera de la Iglesia sustento a la doctrina para mejor presentarla al mundo, sin darnos cuenta que caemos en magnificar lo externo y minusvalorar lo propio, que, por otra parte, contiene más verdad. Y así, por ejemplo, se multiplican en los libros de Religión las fotos y las frases de Gandhi o Martin Luther King, y apenas aparecen las de los santos, con una riqueza impresionante y por supuesto necesaria para el católico, que los desconoce.
13/02/17 5:24 PM
  
Ricardo de Argentina
Luisfer ¿Solamente cuando es un deber está eternamente asegurado el amor? No estoy de acuerdo con ello. Es amor no es un deber, es un don de Dios. Habrá deberes con la filia, cónyuge o del día a día pero el amor es otra cosa.
----
¿Así que el amor no es un deber?
Dice el Super Mandamiento: "Amarás a Dios con todo tu corazón y al prójimo como a tí mismo".
¿Los cristianos no "debemos" amar a Dios, a nuestros padres y hermanos, a nuestro cónyuge, al prójimo, a nuestros enemigos?
¿Eso no es amor, es "otra cosa"?

Me temo que lo que tú entiendes por "amor" es lo que en Argentina vulgarmente llamamos "calentura".
Que es justamente lo que Remedios nos viene a decir que no alcanza para fundar sólidamente un Matrimonio=Familia.
Y tiene razón.
13/02/17 5:35 PM
  
Bah
¿ustedes en cada frase que dicen todos los días mencionan la Gracia de Dios?

No, pero no se nos ocurre hablar sobre el matrimonio sin mencionar la Gracia de Dios.
13/02/17 6:09 PM
  
Alfonso
El vídeo habla de requisitos para casarse. Y no va dirigido exclusivamente a cristianos. La Iglesia enseña que los no cristianos también pueden casarse. A ver si van a ser otros los herejes en este foro.

Además el vídeo, por supuesto, no habla de TODOS los requisitos para casarse. Solo da un mensaje: que no basta el sentimiento. No es un tratado sobre el matrimonio. No pretende abarcarlo todo. Solo dice que el sentimiento no basta: que también hace falta entrega, sacrificio.

Creo que es un buen mensaje. Si usted quiere completarlo, adelante. Pero no juzgue a este vídeo por lo que no es. Es solo un vídeo, que transmite un mensaje positivo. Y que ha llegado a muchos millones de personas.
14/02/17 9:41 AM
  
Juanlu- Sevilla
Magnífico post como siempre Doña Remedios. Enhorabuena. Mi ánimo a tu trabajo y tu fiel compromiso con la Iglesia y el Papa, lo que tampoco es cuestión menor.
14/02/17 4:03 PM
  
Gabriela de Argentina
Conozco varios ateos en mi ambito laboral que tienen matrimonios indisolubles y felices desde hace muchos años, que serian la envidia de muchos matrimonios catolicos. Desde cuando no se puede ser feliz en un matrimonio natural? Por favor!
15/02/17 7:46 PM
  
Guillermo PF
Gabriela, es cierto, y lo que no tiene sentido ninguno, ni humana ni sensatamente, es obstinarse en mantener una relación que dejó de significar nada, que lleva años sin ilusión ninguna de reavivarse, que obliga a vivir en un permanente y diario asco y que anula a la persona y a su dignidad, prosternándola a la humillación y al sufrimiento absurdo e inútil.
16/02/17 12:19 AM
  
chico
Por la cantidad de comentaristas se ve la importancia que tiene el tema. Y es que el hombre es amor, porque es imagen y semejanza de Dios que es Amor. Pero el pecado original nos hizo polvo todo. Por eso todos queremos recomponer este rompecabezas amoroso en que nos convirtió ese pecado. Pero los cristianos vivos lo tenemos claro. Sabemos a qué atenernos. Lo malo está en los que no creen. ¡ Pobrecicos ellos !.Porque yo no puedo entender, es metafísicamente imposible, que una pareja atea se lleve bien. En algún momento hace aguas y se convierten en unos unidos solteros. Yo he visto esas parejas y han terminado así al final de sus vidas. Unidos sin ilusión. Y así permanecen porque es lo mejor para ellos, pues a estas alturas desunirse...... ¡menudo lío !.
17/02/17 11:29 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.