27.06.10

¿Es posible negar la existencia de Jesús?

La revista Mensaje (fundada por San Alberto Hurtado) ha decidido dedicar parte de su más reciente edición a los artículos humorísticos y publicar ¿Es posible demostrar la existencia de Jesús?, por Ariel Álvarez Valdés.

Escribe el autor

Cuando buscamos en la antigüedad los datos sobre su existencia histórica, descubrimos con asombro que sus contemporáneos no dijeron casi nada de él. Su vida y su muerte fueron el acontecimiento menos importante de la historia romana de ese tiempo.

Me pregunto de dónde surge ese asombro del que habla, después de todo, que su figura sea fundacional para nosotros, no implica que lo haya sido para sus contemporáneos, quienes seguramente lo veían como un predicador más.

El artículo en sí no está tan mal, comienza por repasar los pasajes habituales de Flavio Josefo y las teorías acerca de interpolaciones cristianas, pero el sólo hecho de que alguien pueda observar a su alrededor, darse cuenta de lo que ha alcanzado occidente como cultura y negar que NSJC haya existido ¡es comiquísimo!

Me pregunto quién podría explicar toda Europa y América sin el cristianismo, y el cristianismo sin NSJC.

Leer más... »

26.06.10

Presentación

Se dice que lo mejor es comenzar con un chiste, pero no conozco el sentido del humor de mis lectores, así que vamos a lo nuestro.

En primer lugar, agradecer a Infocatólica por la cordial invitación a este bloguero chileno de tanto tiempo. En segundo lugar, presentarme, soy un abogado que cuenta con 35 años y casado hace 10. Hace más de 12 años que estoy dando vueltas por las ínternets en diversos foros con el nick “patoace", tratando de mostrar que la posición católica es, si no cierta, al menos, internamente coherente.

Ese mismo tiempo de transitar por los debates y foros me han dotado de una piel dura para conversar, así que no tengo problemas con los insultos hacia mí y las salidas de madre. Las blasfemias, en cambio, serán eliminadas sumariamente. Tampoco soy de criticar mucho a los obispos y sacerdotes: cierto, están lejos de ser perfectos y muchos se las merecen, pero mi experiencia se ha formado conversando con protestantes y escépticos, y por eso siempre me ha parecido que no tiene mucho sentido que un soldado critique a sus oficiales en el campo de batalla.

Como dice al costado, mi instrucción formal se limita al derecho chileno, así que todas las opiniones en los asuntos de que tratará este espacio son eso, mis opiniones. Me gusta la historia y la ciencia ficción, por mi temperamento filosófico, y la fantasía y los juegos de rol, por mis gustos literarios. Como verán, un tipo más bien simple.

24.06.10

Ciencia y religión

Un lector nos pregunta:

¿Cuál es tu concepto de Ciencia?

Mi respuesta

Ciencia: conjunto abstracto de conocimientos adquiridos por los hombres, a través de un método que comprenda observar fenómenos naturales, formular reglas generales a partir de dicha observación y producir resultados replicables.

Es un conjunto abstracto porque comprende no solo lo que actualmente existe, sino también lo que pueden llegar a existir.

Es un conjunto de conocimientos, en el sentido que son proposiciones verdaderas. Así, si en el S. XIX se pensaba que el espacio entre los cuerpos estaba lleno de éter, tal proposición no pasa a formar parte de la ciencia porque la mayoría de los científicos pensaran que era correcto, pues tal opinión ha resultado falsa.

Finalmente, estos conocimientos deben haber sido adquiridos a través del método científico, lo que permite distinguir a la ciencia de otras disciplinas del conocimiento, como la historia, la filosofía, la ética o la teología.

Leer más... »

Cómo entrenar a tu dragón

Por primera vez el estudio Dreamworks alcanza los niveles a los que nos tiene acostumbrados Pixar en los filmes de animación familiar, con esta adorable historia de un joven que intenta encontrar su lugar en el mundo.

Cómo entrenar a tu dragón

En las películar anteriores de esta productora, pienso en las sagas Shrek y Madagascar, siempre había guiños más o menos evidentes a los padres, con menciones que podían pasar desapercibidas a los niños, dependiendo de su edad. En la primera entrega de Shrek, esto se entendía como una forma involucrar a los adultos que iban a ver la película sólo por acompañar a los niños, pero luego de tantos años y cuando el cine de animación tiene ya su propio público, no tiene sentido insistir con ese truco. Es más, para quienes buscamos compartir un trozo de niñez con nuestros hijos, la posibilidad de encontrarnos con esos «chistes para los padres» sólo ayudan a destruir la posibilidad de disfrutar de la película, y uno termina apreciando el esfuerzo de Pixar y su insuperable trayectoria en este ámbito.

Leer más... »