InfoCatólica / La Esfera y la Cruz / Categoría: Religión

28.11.14

Génesis: dioses y reyes

ExodoLa Iglesia siempre ha enseñado que el sentido literal de la sagrada escritura es primordial, y que de éste dependen los tres sentidos espirituales (alegórico, moral y anagógico). Al mismo tiempo, “sentido literal” no es lo primero que se nos viene a la mente cuando leemos un texto, sino que lo descubrimos a través de la adecuada interpretación.

A primera vista, en un sentido que podríamos llamar “literalista”, el relato de la creación en seis días que encontramos en el Génesis, parece una colección de actos divinos sin sentido, donde, por ejemplo, la luz, por ejemplo es creada antes que el sol. Sin embargo, solo descubrimos el sentido literal cuando ponemos el Génesis en el contexto de las teogonías de la antigüedad, como nos invita a hacerlo el profesor Ratzinger, y así nos damos cuenta que los pueblos que rodeaban a los israelitas adoraban a la luna, el sol y los astros como dioses, pero el Génesis los corrige fundamentalmente, al presentarlos como meras lámparas creadas por Dios.

Bueno, pero ¿qué tiene que ver todo esto con la película Éxodo: dioses y reyes que todavía no se ha estrenado?

Hay una escena del avance donde Ramsés repite enfáticamente “¡yo soy un dios, yo soy un dios!”, seguramente ante la orden de Yavé de dejar partir a su pueblo. Cuando la vi, algo me hizo pensar en la promesa de la serpiente (“serán como dioses”) y como pueden haber entendido esas palabras los primeros que escucharon ese relato de la creación.

Leer más... »

13.06.14

Sobre la divina providencia y el mal en el mundo

ProdigoUn visitante comenta:

Dice Pato “Tú sabes que la Providencia lo gobierna todo y nada ocurre sin que Dios lo quiera o permita".
Claro que siguiendo la misma lógica entonces si cada violación es querida o permitida por Dios, igualmente cada aborto es querido o permitido por Dios.

Efectivamente. El Catecismo, hablando acerca de la divina providencia, enseña:

311 […] Dios no es de ninguna manera, ni directa ni indirectamente, la causa del mal moral. Sin embargo, lo permite, respetando la libertad de su criatura, y, misteriosamente, sabe sacar de él el bien

Lo malo no ocurre porque Dios lo quiera, pero sí lo permite.

Esto puede parecer una sutileza para algunos, sin una diferencia real de fondo entre una u otra actitud, pero en realidad es una distinción de una importancia capital para la vida de todos nosotros, porque sienta las bases para la tolerancia en la vida política, con la que tanto se llenan la boca los enemigos de la Iglesia, pero que no ha surgido como principio social en ninguna otra cultura que no sea aquella inspirada por el cristianismo.

En efecto, cuando Dios, que gobierna el universo, permite un mal moral como un aborto, por respeto a la dignidad y libertad de los humanos que deciden participar en ese crimen abominable, le está indicando al príncipe, el gobernante humano, que él también debe respetar esa dignidad y libertad, y que no todo está permitido en la búsqueda del bien, que los políticos suelen identificar con la mantención de su propio régimen.

Leer más... »

4.06.14

Errores fundamentales: De dónde viene la Biblia

ManoCuando el monje agustino Martín Lutero quiso liberar a la Escritura de las garras de la institución romana, y ponerla a disposición de todos los cristianos, no se percató que, junto con romper las cadenas del Magisterio, dejó a la Biblia aislada de todo el contexto que le entregaba la Tradición, la liturgia y la historia. Ya en vida, el padre de la reforma protestante tuvo oportunidad de lamentar la proliferación de sectas, y las amargas disputas entre ellos, pues cada uno se creía inspirado por Dios.

A pesar de ello, ha perdurado y se ha extendido entre los cristianos este mito de que la Escritura se basta a sí misma y que todo contexto es una puerta abierta para la corrupción humana. De hecho, ante la pregunta acerca de donde proviene la autoridad de la Biblia, la mayoría responderá algo en referencia a su contenido edificante para la vida, y otros se imaginarán que un ángel se lo entregó a los apóstoles, o que fue encontrada en una caverna, completa con tapas de oro y tabla de contenidos. Incluso puede que muchos tengan en mente esa escena de Los Diez Mandamientos, cuando el dedo de Dios escribe sobre las tablas de la ley, para pensar que lo mismo se aplica a toda la Biblia.

En cualquier caso, la enorme mayoría de los cristianos simplemente asume que la Biblia es el pilar fundamental del cristianismo, al punto que la Iglesia no puede ir más allá de lo que aparece en la Escritura y tan esencial que de otro modo no puede haber cristianismo. Este es un error fundamental, que lleva a muchos malos entendidos y que solo puede ser corregido aprendiendo acerca de cómo llegamos a contar con esta colección de 77 libros editados bajo las mismas tapas y bajo el título “La Biblia”.

Leer más... »

Páginas: 1 · 2

12.05.14

Errores fundamentales acerca de la Biblia

VirtudesVivimos en una sociedad que no quiere saber nada con la religión, y por lo tanto no sabe nada de la religión, y así, la gran mayoría de los bautizados ignoran incluso los aspectos fundamentales de la fe que se suponía debían recibir. Y cuando uno de esos aspectos se refiere al rol que cumple la Biblia en el cristianismo, no es de extrañar que se cometan errores fundamentales.

Específicamente, quería llamar vuestra atención a la Biblia, y la abismante la ignorancia que existe sobre ella.

Puesto que todas las culturas han usado la literatura y las fábulas para transmitir nociones de sabiduría y experiencia, cuando el cristiano mal catequizado escucha cada domingo que lee un trozo y luego se declara “Palabra de Dios”, naturalmente piensa que estamos ante un libro de historias edificantes que (tal como dice la portada del Libro de las Virtudes) “exaltan los valores que nos hacen mejores personas”.

Pero si un católico de misa dominical se anima a leer la Biblia, con este misma idea en la cabeza, más vale que se prepare para una gran decepción. Naturalmente comenzará por el Génesis, y pasará por los primeros 11 capítulos sin entender mucho, pero sin grandes complicaciones, porque el diluvio y la torre de Babel tienen un tono épico que no se presta para cuestionamientos. “Seguro hay cosas interesantes ahí” se dice “pero ya alguien me las explicará, sigamos adelante”.

Cuando llegamos a Abraham ya parece que estamos hablando de sujetos con los que podemos identificarnos, pero si esperamos una especie de “vida ejemplar", de inmediato comienzan los problemas. El relato inicial nos cuenta que, luego de arribar a la tierra prometida, Abraham tiene que bajar a Egipto por causa de una hambruna, y ahí le pide a Sarai que diga ser su hermana, para evitar represalias del faraón.

Pero ¿El padre de la fe y elegido de Dios pidiéndole a su señora que mienta? Se supone que los cristianos no deben mentir nunca, y que Satanás es el Padre de la Mentira; ciertamente que no es un buen comienzo para un patriarca.

Leer más... »

2.04.14

5 cosas sobre el encuentro con la samaritana que tal vez no conocías

SamaritanaComo veíamos en el mensaje anterior, la cuaresma comenzó cubriendo bases importantes del cristianismo, con el relato del Pecado Original y la tentación de NSJC, para seguir en el segundo domingo de este tiempo litúrgico con la transfiguración.

Esta semana, sin embargo, volvemos a reflexionar sobre un evento que no parece tener nada sobrenatural: el encuentro de Jesús con la mujer samaritana. Aquí les dejo algunos detalles de ese encuentro que tal vez sirvan para comprende mejor lo que está ocurriendo.

#5. El Pozo de Jacob evoca un contexto nupcial

El episodio comienza con Jesús en camino a Galilea, y descansando en el pozo de Jacob. La historia de ese pozo la encontramos en el capítulo 29 del Génesis, donde Jacob conoce a su esposa Raquel, cuando ella llega a dar de beber a los animales de su padre Labán en este pozo, y él va de camino a Padán Aram, luego que Isaac le prohíbe casarse con una mujer cananea.

Leer más... »

Páginas: 1 · 2