Aborto en Éxodo 21 ¿una multa?

Recientemente el columnista de Radio Cooperativa, Juan Pablo Rivera quiso resucitar un viejo argumento para convencernos de que Dios no tiene problemas con el asesinato de niños:

Lo más cercano a una condena referente al aborto se encuentra en el capítulo 21 del Éxodo (una especie de declaración de la ley de los antiguos israelitas). Pero incluso allí, se consideraba los fetos como entes que aún no alcanzan la constitución de un ser humano completo […] Un creyente que base sus propias convicciones religiosas en la palabra sagrada de las Escrituras no podría considerar a un feto como un ser humano completo, puesto que no existe pasaje alguno que asimile a un feto al mismo nivel de un ser humano.

La Biblia es un libro maravilloso, que a la vez puede leer un niño y un teólogo, sin agotar jamás sus significados y relevancia. Lamentablemente, algunos se toman de eso para insistir en una lectura pueril y simplista cuando les conviene. El pasaje en cuestión es el siguiente:

Si unos hombres se pelean, y uno de ellos atropella a una mujer embarazada y le provoca un aborto, sin que sobrevenga ninguna otra desgracia, el culpable deberá pagar la indemnización que le imponga el marido de la mujer, y el pago se hará por arbitraje. Pero si sucede una desgracia, tendrás que dar vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, contusión por contusión. [Ex 21, 22-25]

¿Acaso Dios considera que la vida del feto no equivale más que a una multa?

No, claro que no.

En primer lugar tengamos presente que los preceptos del Antiguo Testamento en general, y el Éxodo en particular deben entenderse siempre a la luz de Cristo.  Ellos expresan la voluntad de Dios de un modo parcial, adaptada a la realidad de los antiguos israelitas. Las leyes de la Antigua Alianza no son directamente aplicables hoy en día, porque fueron superadas por una ley más plena y profunda en NSJC. El Antiguo Testamento contiene regulaciones de instituciones que no son aceptables hoy en día, como la esclavitud y el divorcio, que eran propias de un pueblo bárbaro y primitivo. Fue necesario que Dios regulara esas cosas y no las prohibiera como hubiera querido, por la dureza de los corazones de los hombres.

Por eso, nunca es tan fácil como apuntar a un pasaje y creer que eso basta para decir que sabemos todo lo que hay que saber al respecto. Es un error que suelen cometer los fundamentalistas, tanto de corte evangélico como ateo.

Por otro lado, el Éxodo tampoco está diciendo lo que cree leer Juan Pablo Rivera.

La clave es que el término “abortar” que los traductores ponen en Exodo 21,22 no implica la muerte del niño, simplemente se trata de provocar el nacimiento antes del tiempo en que naturalmente habría ocurrido. ¿Sabemos nosotros más de hebreo antiguo más que los traductores? Claro que no, pero los traductores no están de acuerdo en que aquí se trate de un aborto, en el sentido moderno. La Bibilia de Jerusalén, por ejemplo, pone “provocan el parto sin más daño”. La versión King James, por su parte, traduce “so that her fruit depart from her” (de modo que su fruto se aparte de ella) sin hablar de “abortion” o “miscarriage”.

Esta ambigüedad en el término empleado para un aborto subsiste hasta la época de San Pablo y el Nuevo Testamento. Así, en 1 Cor 15, 8 leemos que San Pablo se considera a sí mismo “un aborto”, por haber llegado a ser apóstol cuando Jesús ya había resucitado, a diferencia de los otros apóstoles. Obviamente san Pablo no se considera muerto, ni siquiera inferior en su misión a Pedro y los doce. Al compararse con un aborto, solo denota la idea de algo ocurrido fuera de su tiempo debido.

Con esa idea en mente volvemos a leer el texto del Éxodo 21 y todo tiene mucho más sentido. Si dos hombres riñendo provocan que una mujer entre en labores de parto antes de tiempo, se les impondrá una multa, si no sobreviene otra desgracia. En cambio, si se produce otra desgracia, como la muerte del feto o de la mujer, el castigo es la ley del talión, vida por vida, ojo por ojo, mano por mano.

Al final de cuentas, incluso en la antigua ley que Dios entrego a un pueblo rebelde y duro de corazón, encontramos lo mismo que ha sido evidente para toda la humanidad desde el origen de los tiempos: procurar la muerte de tus propios hijos es un crimen que clama al cielo.

Addenda: What Exodus 21:22 Says about Abortion (Lo que Éxodo 21,22 dice sobre el aborto)

Este artículo se extiende sobre los terminos en concreto que utiliza el original hebreo del Éxodo, y apunta en dirección a la misma ambigüedad que anotamos.

15 comentarios

  
Roberto
Clarísimo. Gracias y que Dios te Bendiga...
07/02/17 11:17 PM
  
gringo
¿Saben más de hebreo los traductores de la Biblia que... los hebreos?.
Los judíos interpretan Ex21,22-23 como una referencia clara al aborto ("hapalá"), y el sentido que le dan es que si se provoca accidentalmente un aborto se paga una multa, pero si se mata a la madre entonces hay castigo por homicidio.
07/02/17 11:56 PM
  
Juan Argento
Enlazo un artículo en inglés que respalda la tesis de este artículo con información detallada sobre las palabras hebreas usadas en el pasaje, el sentido de esas palabras en otros pasajes del AT donde son usadas, y el sentido en el contexto de este pasaje.

www.str.org/articles/what-exodus-21-22-says-about-abortion

08/02/17 12:56 AM
  
Luis Fernando
Esto lo discutí yo hace cosa de 20 años en un foro protestante con un tipo que decía que la Biblia no condenaba el aborto.
Pero les da igual. Ellos sueltan su mentira y saben que mucha gente no leerá luego la prueba de que mienten.
08/02/17 2:08 AM
  
Luis López
"Un creyente que base sus propias convicciones religiosas en la palabra sagrada de las Escrituras no podría considerar a un feto como un ser humano completo, puesto que no existe pasaje alguno que asimile a un feto al mismo nivel de un ser humano".

¿Qué no? Pues fíjese lo que le dice Yavhe al talludito Jeremías:

"Antes de FORMARTE en el vientre materno TE CONOCÍ, antes de que SALIERAS del SENO TE CONSAGRÉ" (Jer. 1,5)

¿Qué está diciendo este sujeto, que a aquel al que Dios conoció y consagró ANTES y DURANTE su gestación no es "un ser humano"?

¿O acaso insinúa que el Señor, que amaba a los niños, a los débiles y a los más necesitados de protección, hubiera aprobado que se les envenenase, se les triturase o se les achicharrase en el vientre materno?

Verdaderamente algunos cogen las Escrituras como el demonio en el desierto, tentando al Señor.
08/02/17 11:08 AM
  
Juan Argento
Luis López, el Sr. Rivera cita precisamente ese pasaje en su artículo enlazado por Pato Acevedo al principio del suyo, diciendo que se trata de un recurso literario:

"Aquí, simplemente Jeremías está afirmando su autoridad como profeta mediante recursos poéticos. En otras palabras, Dios mismo planeó que él fuera profeta, aún antes de que él naciera. Concluir de tal pasaje algo relacionado sobre aborto y fetos es una interpretación derechamente abusiva."

Para los cristianos, el pasaje de la Escritura que fundamenta más directamente que el embrión es un ser humano dotado de alma espiritual desde el momento de su concepción es el que narra cuando la Virgen María, después de haber concebido a Jesús, "se fue con prontitud a la región montañosa" (Lc 1,39) a la casa de su prima Isabel, embarazada de 6 meses de Juan el Bautista. Al encontrarse las primas, Juan saltó de alegría en el seno de Isabel en respuesta a la proximidad del Verbo hecho carne en el seno de María. Como escribió S. Ambrosio comentando el pasaje, "el hijo sintió la presencia del Hijo".

Ahora bien, el Verbo asumió una naturaleza humana íntegra, compuesta de cuerpo material, formado de la materia del cuerpo de María, y alma espiritual, creada directamente por Dios. Dado que, de acuerdo al pasaje citado, el Verbo encarnado estaba presente en el seno de María inmediatamente luego del anuncio del ángel, se deduce que, a partir de la concepción de Jesús, existía en el seno de María una naturaleza humana íntegra, cuerpo y alma. Y dado que, como dice el Papa S. León Magno en su Epístola ad lulianum: "La carne de Cristo no era de distinta naturaleza de la nuestra, ni le fue infundida el alma en otro momento que a los demás hombres.", se deduce que en los demas hombres el alma espiritual también es infundida en el momento de su concepción.
08/02/17 1:45 PM
  
Francisco de México
Pato:

Definitivamente el mejor argumento para un católico en particular, y cristiano en general está en que indicaste:

" Las leyes de la Antigua Alianza no son directamente aplicables hoy en día, porque fueron superadas por una ley más plena y profunda en NSJC." Basta recordar las palabras que se usan en la consagración del vino "Sangre de la Alianza Nueva y Eterna", vivimos un Nuevo Testamento (Nueva Alianza) con Dios.

La Antigua Alianza con los hebreos se rompió y de ahí nació el judaísmo actual y el cristianismo, ambas religiones somos herederas directas de la primigenia hebrea. Ambas religiones con diferencias sustanciales a nuestra antecesora común.
08/02/17 3:13 PM
  
Luis López
Juan Argento, en efecto, el gran argumento contra el aborto que puede proponer un cristiano está en el encuentro de esas esas dos excepcionales mujeres, que nos narra Lucas.

Cordiales saludos.
08/02/17 6:39 PM
  
Alejandro Galván
Solo para mi ilustración: en qué se basa el Sr. Rivera para descalificar a Jr 1,5 como MERO recurso literario? Le cae gordo?
08/02/17 8:20 PM
  
gringo
En cualquier caso no veo ninguna autorización al aborto, simplemente se considera la muerte accidental del embrión como un delito menor que se castiga con multa y no con muerte.
Pero sigue estando penado.
Si se quiere criticar la actitud cruel de Yavé con los no natos en lugar del Levítico habría que buscar en otros libros, en los que niños que aún están en el vientre de sus madres pagan por la cólera de Dios: El diluvio universal, la destrucción de Sodoma y Gomorra, el exterminio de los cananeos durante la conquista de la Tierra Prometida.
08/02/17 11:54 PM
  
Hunter
En realidad, Pato, ese es un pasaje menor.
El pasaje más revelador está en el segundo libro de Samuel.

Dios MATA directamente - después de hacerle sufrir una semana de agonía - a una criatura por los pecados de su padre ("porque hiciste blasfemar a los enemigos de Jehová"). De este modo, aparte de saltarse su propia ley (Deuteronomio, los hijos no pagarán por los pecados de sus padres) Dios muestra cuando poco le importa la vida humana más inocente.

Ya se las pretendidas explicaciones. Las he leído muchas veces. Son insoportables.

Ahora, por favor, piensa en quien está más justificado, si Dios haciendo daño a un niño inocente (pudiendo hacer cualquier otra cosa para castigar a David) o la madre que agobiada por sus circunstancias y sin ver otra salida toma la dificil decisión de abortar.
09/02/17 2:55 PM
  
Pato Acevedo
@ Hunter: Tu comentario no se refiere al aborto en general, ni a la columna de Juan Pablo Rivera en particular. Luego, es off topic. Esta vez solo como advertencia.
09/02/17 4:57 PM
  
Hunter
Advertencia aceptada.
09/02/17 6:20 PM
  
Flambeau
Sobre el tema del problema del mal, el AT, etc., aquí hay una buena respuesta en este blog (aclaro que en el punto 8 claramente se refiere a su potentia absoluta, no a su potentia ordinata): disintiendo.blogspot.com.ar/2008/05/hay-varias-formas-de-reducir-inanidad.html
09/02/17 7:01 PM
  
Rafa Reyes
Estamos viendo la letra de lo que hay escrito en La Biblia. ¿Acaso no estaban los Profetas para interpretar la Palabra de Dios? Volvemos al error de juzgar lo que hay escrito hace miles de años con la mentalidad actual (pasaje del camello por el ojo de una aguja).
Yo no necesito referir ningún escrito de referencia para saber qué es un niño, un aborto, un no nacido o un infanticidio. Ni necesito divagar con ello. El infanticidio es un crimen, y ya está.
NOTA: el texto no especifica la situación del hecho, entonces por qué darle tantas interpretaciones.
12/02/17 10:36 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.