El Motu proprio Summorum pontificum en Costa Rica y el cumplimiento de una promesa

De vez en cuando viene bien hacer un recuento, no solo para alabar, suplicar y dar gracias a  Dios sino para ofrecer a quienes los desconocen, hechos puntuales con los que se puedan formar un juicio ya que los prejuicios impiden elaborar juicios veraces por lo que, sin estar en posesión de la verdad, pues – ¡nada!- imposible acertar, ser justos, ni nada.

Sobre la celebración de la misa Tridentina en Costa Rica

Tal como lo he narrado anteriormente, en Costa Rica, la misa tridentina se llegó a celebrar debido a que, con un joven, primero y, con otro, después, nos dimos a la tarea de solicitar la celebración de la forma extraordinaria a los sacerdotes de algunas diócesis y de la arquidiócesis de San José tal como el motu proprio Summorum Pontìficum lo indica para, de ese modo, también ofrecer la oportunidad de aprender a los sacerdotes que lo desearan.

Durante varios años nuestra labor fue totalmente infructuosa dentro de ese ámbito, sin embargo, habíamos establecido contacto con el padre Sixto Varela Santamaría quien, para ese entonces, estudiaba en Roma.

Nuestra relación tuvo sus altos y bajos debido a que el padre tenía su forma de pensar y yo la mía; sin embargo, debido a que la gracia nos capacita cuando se trata de la consecución del Bien, llegamos a entendernos al punto que, poco tiempo antes de su regreso, prometió que una vez le asignaran parroquia facilitaría la celebración.

Cumplió su promesa pero no solo eso, sino que nos tomó bajo su cuidado pastoral y así fue como a la vez quedamos bajo el cuidado pastoral de su obispo, Monseñor Ángel Sancasimiro.

Durante el tiempo que la gracia construía y fortalecía la relación con el padre Sixto sucedieron muchas cosas entre los fieles que solicitábamos la misa tridentina, sin embargo, el Señor tuvo piedad preservàndonos de caer en extremos, no sin antes exigirnos fidelidad a la Santa Iglesia para, de ese modo, dar cumplimiento a su voluntad respecto a la celebración de la Santa Misa según la forma extraordinaria.

Es de suponer que, por la “novedad”, la relación con algunos fieles la cosa no fue fácil por lo que tampoco lo fue con algunos presbíteros ya que desconocían el motu proprio Summorum pontificum así como lo que el papa Benedicto XVI ha escrito sobre la riqueza teológico-doctrinal contenida en la forma extraordinaria. La mayoría solo había escuchado hablar de la Fraternidad Sacerdotal San Pio X (FSSPX) o lefebvristas, hacia los que guardan recelo y con quienes todavìa nos confunden.  

No es imprudencia reconocer abiertamente que, desde entonces y hasta el momento, muchos fieles y presbíteros, rechazan la necesidad pastoral de dicha celebración;  en secreto unos pocos la reciben agradecidos pero los que así piensan constituyen una minoría, comparada con quienes de plano la rechazan o, la rechazan, aunque admitiendo el valor de su forma.

Estando así las cosas, sencillamente, decidimos colocarnos bajo el cuidado pastoral del padre Sixto de quien habíamos obtenido su confianza para, con toda sencillez, dedicarnos a fomentar el conocimiento de ambas formas del rito romano y procurar la visita de sacerdotes que conocieran la celebración y asì ofrecerla a los fieles y sacerdotes que desearan aprenderla.

Para maravillarse de la obra de Dios falta que conozcan que el grupito cercano al padre Sixto está constituido por tan solo cuatro personas que, con ayuda de Dios, han conservado una magnífica relación entre ellos como con el padre Sixto quien los cuida como verdadero padre.

Junto a ellos varios más colaboran intensamente cada vez que nos visita un sacerdote. 

Me gustaría nombrar a estas personas pero no les he consultado, aunque -de todas formas y conociéndolos- sospecho que preferirán mantenerse en el anonimato. 

Pues bien,  a partir del interés suscitado por la celebración, jóvenes profesionales se organizaron para conformar la asociación “Summorum Pontificum” en apoyo al Instituto del Buen Pastor y, catedráticos y extranjeros, conformaron el apostolado (*) de San Lázaro que, aparte de su actividad, solicita y apoya la celebración de la santa misa.  

De tal efervescencia nació un grupo de mujeres jòvenes que fomenta la virtud, el pudor y la castidad en hombres y mujeres.

Existe sólidamente conformado un grupo de jóvenes acólitos que se reúne y recibe formación permanente.

Existen dos conocedores de música sacra que, sin reparo, nos asisten con lo necesario. Esperamos que, con el tiempo, otros se unan. 

Asimismo, los sacerdotes que nos visitan, ofrecen conferencias, confesiones y la oportunidad de aprender a celebrar la forma extraordinaria; aunque, esto último, sin mayor resultado.

De dichos sacerdotes, es admirable la dedicación del padre Agustín quien se traslada en promedio una vez al mes desde su lugar de misión en Nicaragua para celebrar la santa misa.

Hace falta mencionar que con el mismo cariño se movilizan desde Mèxico y Colombia el padre Fryar, Heenan y Grégory-Lutz.

Y, como si en relación a los sacerdotes ésto fuera poco, el padre Sixto aprendió a celebrar según el misal de Pablo VI por lo que los fieles han podido conocer la santa misa celebrada ad orientem la que han llegado a apreciar asì como a familiarizarse con la comunión de rodillas y en la boca.

Sin duda alguna, dentro del ámbito litúrgico de nuestro paìs es admirable hallar tal expresión de continuidad en la Liturgia y fidelidad al Concilio Vaticano II.

Es necesario destacar que, de nuestro grupo, ha nacido una vocación al sacerdocio que da sus primeros pasos en el camino de discernimiento en la persona que fomentó la creación del grupo de acólitos.

Como parte del apostolado, hemos creado la página en Facebook llamada “Santa Misa en Latín en Costa Rica”, con casi tres mil seguidores, desde la cual promovemos tanto el aprecio por ambas formas del rito romano como la obediencia a nuestros pastores; a la vez defendemos la vida, el matrimonio, la familia, la libertad de expresión y religiosa.  ¡Cómo no hacerlo!

La página ha resultado de incomparable valor como medio para invitar a participar de la misa tridentina a nuestros compatriotas; incluso, fieles de países centroamericanos no solo preguntan sobre cómo solicitarla en sus países sino que realizan consultas relacionadas las que, con todo esmero, respondemos.

En dicha página, hemos empezado a promover el que, con la certeza de ser algo bueno, demos los primeros pasos hacia que la Fraternidad Sacerdotal San Pedro (FSSP) tanto como el Instituto del Buen Pastor obtengan lo necesario para radicar en nuestro país.

De muy poco de lo que el Señor hace dentro de su Iglesia, yo, Maricruz Tasies, puedo dar testimonio de primera mano, ésta es una de ellas.

Han de existir muchas otras cosas que desconozco que suceden a partir de la celebraciòn de la forma extraordinaria pero, al menos, dejo aquí constancia de los frutos que la gracia han rendido mediante el motu proprio Summorum Pontificum y del cumplimiento de la promesa de un buen hombre de Dios.  

¡Deo omnis gloria!

—————–

NOTA: Deben saber que, de un par de años para acá, me dedico solamente a servir como apoyo moral a los que realmente trabajan.

A veces, tambièn, solo sirvo para dar guerra. jeje

 

4 comentarios

  
Alejandro Anchía
He tenido la dicha de asistir a varias misas bajo el rito extraordinario romano y puedo decir que quedé enamorado, es una total belleza y sincronía que uno realmente se siente envuelto en la liturgia, lo que me gusta de este movimiento es la forma en q promueven ambas celebraciones litúrgicas tanto la novus ordo como ma vetus ordo, las 2 celebradas muy dignamente. Creo que es algo de suma importancia que este tipo de celebración se fomente, no hay que tenerle mido y hay que orar para que sea la voluntad de Dios que la FSSP y el instituto del buen pastor tengan pronto sede en CR y la misa bajo el rito extraordinario romano sea mas frecuente.

-------------
Gracias por tu comentario, Alejandro.
Espero poder saludarte para la pròxima.
13/09/17 7:52 PM
  
Jero
En Argentina, en la Arquidiócesis de Buenos Aires no hay celebración en la forma extraordinaria. En el Gran Buenos Aires hay apenas dos. Tal vez tres. (Sin contar las capillas de la FSSPX). En total, estamos hablando de más de 12 millones de habitantes.

Y un comentario: el término "Misa tridentina" es inexacto, además de un poco "cosificador". Lo primero, porque el rito romano no se creó en Trento. Allí fue finalmente hecho canon litúrgico y uniformado en la mayoría de la Europa latina, pero existía desde hacía siglos. Lo segundo, porque es mejor decir "Misa tradicional", o su nombre oficial "forma extraordinaria del rito romano". Ambos términos son más amables y descriptivos que "Misa tridentina". Pero sólo es una sugerencia personal!

--------
Gracias, Jero, por la correcciòn. Entiendo que estàs en lo correcto.
El caso es que utilizo ese tèrmino porque para mis coterràneos es màs comprensible.
13/09/17 9:43 PM
  
Didier Gerardo
Amados Obispos de la Provincia Eclesiástica de Costa Rica.

La forma Extraordinaria sujeta a Roma es la mejor opción para Defender y Promover la Fe Cristiana Católica, el Matrimonio Legítimo UNA+1 Canónico e Indisoluble y abiertos a la Vida Humana.

La mayoría de Católicos no sabe que el divorcio civil, la unión civil entre pre divorciados, la unión de hecho, la unión entre gente del mismo sexo, el uso y consumo de anticipación impeditivo abortiva, la FIV, el aborto, la eutanasia y similares, ninguno fue o será legalizado para Católicos.


-------------
Don Didier, cuàntas cosas verdaderas ha dicho usted con tan pocas palabras.
Estoy admirada, sobre todo, que le he entendido todo.
Muchas gracias.
14/09/17 2:35 PM
  
Luis Piqué Muñoz
Me alegro mucho de su brillante y exitoso Trabajo, Tarea espiritual, queridísima Amiga Maricruz. En efecto, la Misa Tradicional es un Bien para la Iglesia y debe ser conservada, como alternativa posible, viable a la Moderna ¡que a veces ¡Ay! lleva a excesos y no es tan Santa como debiera! Finalmente, mi enhorabuena por las jóvenes y Madres, como usted, que fomentan la Castidad y la Pureza ¡la Virtud más difícil ¡y esencial, necesaria para Ver y no ofender a Dios! por la satánica y triste facilidad de la Fornicación y el Acto Impuro de la que pocos se libran ¡algunos Santos, aunque la Pureza sin Amor es Inútil y estéril! ¡Se te perdona mucho porque has amado mucho! ¡Y eso lo confieso yo, Hombre Impuro ¡Ay! Pervertido, Corrupto, Gran Pecador, Carne de Infierno! ¡No quiero Escandalizar pero me conozco y sé cuáles son mis Defectos y abundantes y Graves Pecados, de Pensamiento, Palabra, Obra y Omisión! ¡Sin embargo, conociendo el Gran Amor que tiene Dios Jesús a los Pecadores ¡Grandes Pecadores aún más! ¡a mí ¡como a todos! Dios siempre me ha Amado mucho y me ha dado Infinito y Glorioso Gozo y Felicidad! no pierdo la Esperanza de convertirme y que Dios me Santifique y me envíe Directo al Cielo, aunque sea un suave y dulce Disparate! Ja, Ja, Ja. Nada más.
21/09/17 5:50 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.