¡Sea a Dios toda la gloria por los buenos y santos sacerdotes!

Cinco horas nos hemos dejado gastar en la Vigilia Pascual. Cinco horas que pasaron volando.

Oh, si! La Vigilia Pascual no fue perfecta pero fue la más digna celebración que fuera realizada en mi parroquia más allá de la última década.

Sí, porque también las parroquias pasan por su Viernes Santo.

De hecho, muchas parroquias, son el modelo a escala de lo que en la Iglesia universal sucede cuando a la persona a quien Cristo ha delegado autoridad, pasa de largo de su responsabilidad hacia las almas.

Sin embargo, el Señor, tras habernos hecho probar las durísimas consecuencias, escuchó nuestra plegaria y ha enviado a un párroco que, por ejemplo,  se sienta a confesar revestido con su estola durante algunas horas a la semana dentro del templo. No sentado en su oficina (mientras realiza otras tareas), no sin estola y no mediante cita previa sino como debe ser.

De tener un buen y santo sacerdote cuidando de nuestras almas es que, por ejemplo, Benjamín, acompañado de su esposa e hija, no se pierde celebración litúrgica; también asiste a diversos actos de piedad, ora en familia y en comunidad. Lo veo confesarse y hacer caridad.

Siempre se les ve en paz y sonriendo.

Ayer domingo le pregunté por qué asistía también a misa de Gloria si lo había hecho a la Vigilia Pascual y dijo que por no haberlas tenido tan bellas y al alcance de la mano por muchos años.

Si, no se puede negar, so pena de ser hereje, que la gracia posee el poder para suplir las graves carencias de un párroco; pero el caso es que, cuando tenemos buenos y santos sacerdotes, queda perfectamente en evidencia el profundo y expansivo efecto transformador de la gracia.

De tal manera que, no tiene la menor importancia que durante el proceso de reconstrucción de una parroquia los coros continúen eligiendo canciones infantiles para el momento de la Comunión cuando, lo verdaderamente importante, sucede en silencio en lo profundo de cada alma debido a la gracia que es derramada por la buena y digna administración de los sacramentos, a facilitar el crecimiento en la oración así como a ofrecer la frecuente recepción de la Eucaristía.   

Sobre este aspecto centremos nuestra atención y no lo perdamos jamás de vista ya que, sin lugar a dudas, bajo el cuidado de un buen y santo sacerdote, continuaremos experimentando las consecuencias de haber hallado el sepulcro vacío tras el drama del Viernes Santo.  

¡Sea a Dios toda la gloria por los buenos y santos sacerdotes!.

 

10 comentarios

  
Vladimir
Muchos párrocos no hacen nada para que las celebraciones litúrgicas se desarrollen con dignidad y fidelidad a las normas establecidas.
Esto se debe a la pereza o a la ignorancia o a ambas.
19/04/17 3:48 PM
  
Luis Piqué Muñoz
¡Sea a Dios toda la Gloria, queridísima Maricruz! Pero también el Milagro ¡y me temo que no sólo ¡aunque sobretodo, ahora son ateos con cierta Frecuencia! ahora, sino siempre! Pero en fin, la Misericordia de Dios es Infinita. Este Jueves Santo fui, excepcionalmente, a la Parroquia de Bellvitge ¡y el ínclito Cura ¡que no Sacerdote! ¡el día de la Eucaristía! no mencionó ni por asomo el Cuerpo, ni la Sangre de Cristo, ni la Cruz, ni la Redención ¡la Salvación! el Perdón de los Pecados! ¡La Eucaristía es un Servicio! (!?) En la Consagración dijo lo que le vino en Gana y en la Comunión una Sarta de Disparates ¡Sin embargo ¡el Espíritu Sopla donde quiere, y no hay que Juzgar Nunca, el Pecado, no el Pecador ¡que somos todos! el Viernes Santo hizo una magnífica y conmovedora Homilía sobre el Pobrecito y el fracasado en Vida, que son los Elegidos de Dios ¡Este es el Gran defecto de siempre del Sacerdote ¡la Palabra de Dios! Hoy además tampoco respetan la Liturgia, no quieren confesar y no Creen en la Eucaristía ¡Hay cada vez más curas ateos que conciben la Iglesia sólo como una Organización social de Caridad, democrática y progresista ¡eso sí! ¡moderna y Nazifeminista! ¡sobretodo! ¡Ay! ¡todos, [editado] autoridades, sacerdotes y fieles! ¡todos Nazifeministas feroces y fanáticos! En definitiva, el ateísmo se ha infiltrado ¡como la peste destructora del Nazifeminismo! en la Iglesia y el mundo moderno, también muchos que se dicen Católicos ¡Recemos, yo el primero, Gran Pecador, Pervertido y Carne de Infierno, por los buenos y santos sacerdotes, que no faltarán Nunca a la Iglesia, como no faltará Nunca Cristo! ¡Los Ultimos Tiempos! Nada más.
21/04/17 6:25 PM
  
Maricruz Tasies
Mucho me temo, estimados comentaristas, que -de lo primero- que deben pedir es la gracia para ver la maravillosa obra que Dios hace en los hombres porque es mucho mayor que cualquier majadería de la que somos capaces.
22/04/17 8:46 AM
  
chico
Desde hace días estoy pensando frecuentemente en esto: La gente anda triste, apesadumbrada, porque ha perdido al Sacerdote, que es Cristo para cada uno, por su Ordenación. Deberían ir a conversar con él, a Confesarse a pedirle consejo. El Sacerdote es el hombre más importante del mundo. Ahora no me meto en la vida que el Sacerdote debe llevar por ser tan Grande. Me meto con los cristianos que han perdido al Sacerdote. Y eso es terrible para ellos, con unas consecuencias malísimas. Hay que usar de los Sacerdotes, pues para eso son: Para servir al Pueblo Santo de Dios.
23/04/17 8:23 PM
  
chico
Más sobre el tema: anoto esta frase del Santo Cura de Ars que más o menos es así. "Dejad a un pueblo 20 años sin sacerdote y al cabo de ellos la vida de esas gentes serán como las de las besias ". Y eso se constata bien. Y también sucede que: Dejad a un hombre apartado del sacerdote y la vida de ese hombre será como la de las bestias .
25/04/17 9:00 AM
  
chico
Ahora me podré algo filósofo: Dios es El Ser. El que es y existe. Por derecho. El hombre es también ser: es y existe, pero por creación de Dios. Bueno, pues leí un librito delgado más bien, pero enjundioso, de Romano Guardini, que recuerdo se titula "El ser", o algo parecido. Y en él, citando a San Agustín , dice que hay pecados que hieren profundamente al ser del hombre. Y que ya no valen ni psicólogos ni psiquiatras para sanarlo, sino sólo el perdón de Dios en el Sacramento de la Confesión. Y para eso existe el Sacerdote: para sanar las almas en la Confesión. ¡ Si será necesario el Sacerdote en el mundo !.
26/04/17 12:54 PM
  
chico
Ahora, de mi experiencia personal: Pasaba yo por una etapa adolescente muy fea para mí, con sufrimiento moral. Y Me hicieron tests tres curas psicólogos. Dos me dejaron para la mona, como se dice en Argentina, muy apesadumbrado. Entonces me fui al tercero con mis preocupaciones por los resultados de los tests. Resultó que este cura no me trató como psicólogo sino como cura. Y mi situación emocional cambió totalmente. Recobré la alegría y la paz por lo bien que me aconsejó. Por eso pienso yo ¡ Ah, si la gente fuera más a los curas, cuánto mejor estarían !.
27/04/17 9:58 AM
  
chico
El día 23 de éste fue el Día del Libro y de la Rosa. Bueno, aunque con unos días de retraso voy a recomendar la lectura de dos libros que a mí me gustan mucho y son sobre el sacerdote. Yo los he leído al menos dos veces cada uno. Uno. "Diario de un cura rural" de Georges Bernanos. Otro: "El poder y la gloria" de Grahan Green. ¡ Sensacionales !.
28/04/17 9:12 AM
  
chico
Hoy me voy a fijar en la belleza, concretamente en la de la pintura que muestra la belleza de la santidad de los Sacerdotes Santos. Ejemplo: "Cuadro de la Última Comunión de San José de Calasanz". Autor: Francisco de Goya. Es impresionante porque inspira devoción, respeto, admiración, sacralidad. Es, históricamente la última Comunión de un santo sacerdote. Ciego, impedido para celebrar la santa Misa, cercano a su muerte. Y antes, quiere despedirse de sus chicos de la escuela, de sus compañeros de trabajo escolar. Es el momento en que, arrodillado y todo devoto , recibe al Señor en su boca, de manos del Celebrante que parece se siente indigno de hacerlo para el santo cura. Terminada la Misa se retirará a su cuarto donde morirá a los veinte días , repitiendo : Jesús, Jesús, Jesús. Y será entonces, cuando esos chiquillos compungidos que ahí vemos, irán gritando por las calles de Roma a grito pelado: "Ha muerteo el santo, ha muerto el santo". Y eso, que el Papa Inocencio X ya le había destruido la Orden Escolapia.
29/04/17 9:25 AM
  
chico
Para mí, desde chico, siempre me atrajo mucho la figura del sacerdote. Mis padres me enseñaron a quererlos y a respetarlos, hagan lo que hagan, siempre que sean sacerdotes. En mi pueblo siempre hubo buenos curas. Cada pueblo tenía el suyo. La fe decayó cuando eso ya no sucedió. ¡ Qué pena !. Iban de sotana, siempre metidos en su casa, iban a las otras si les llamaban. Y sabían todo lo que ocurría en ellas y sabían bien quién era cada uno de sus feligreses. Los chicos, por la calle, íbamos a besarle las manos. Y nos decían palabras alegres, o que nos portáramos bien, o que fuéramos buenos en la escuela. Cada día, Misa por la mañana y por la tarde, rosario. Jamás dejaban sola la parroquia. Mañana, más.
30/04/17 8:56 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.