Frases solemnes rellenas de nada (III): Hay que vivir el presente

Es de esas frases que suenan magníficamente bien, que parece que responden al máximo de sensatez vital y madurez equilibrada, y que vamos repitiendo sin acabar de saber muy bien lo que decimos. Siento discrepar. Porque no sólo me parece una frase engañosa, sino además imposible y de un maquiavelismo solapado que asusta.

A un servidor le parece que es una frase terrible que supone no responsabilizarse del pasado ni comprometerse en el futuro. Vivamos el ahora mismo. “Comamos y bebamos que mañana moriremos”. No hay nada más terrible que esto.

 

Me ha salido una entrada larga. Mis disculpas.

¿Pasar del pasado?”

La historia se estudia por algo. No es sólo descripción caprichosa de algo que pasó. La historia cuenta qué pasó, por qué pasó y qué consecuencias tuvo. Estudiar la revolución francesa no es sólo el 14 de julio y la toma de la Bastilla. Es conocer los antecedentes, por qué se llegó ahí y qué consecuencias tuvo para Francia y para el mundo. De ese estudio se sacan conclusiones para el futuro, como debe ser.

Lo mismo ocurre con la vida de cada cual. Nuestras vidas están marcadas por decisiones y acontecimientos. Unas erradas, otras pleno acierto. Pues es bueno volver al pasado. Ya sabemos que no se pueden cambiar los acontecimientos, pero sí analizar lo que pasó, por qué, cómo y qué consecuencias tuvo. Y desde ahí aprender para el futuro. Eso se llama “revisión de vida”, “examen de conciencia” o como quiera cada cual. Es molesto, lo sé por propia experiencia.

Imaginemos una pareja en la que ha habido un problema de infidelidad. Lo maduro no es decir que como ya ha pasado no tiene importancia y que no merece la pena hablar de ello. Lo maduro es sentarse, hablar, analizar qué ha pasado y por qué, y asumir cada cual sus responsabilidades. Evidentemente a quien menos le apetece hablar es al más culpable. Normal. Y supongo que diría que lo importantes es vivir el momento presente. Pues sí, pero malamente viviremos el presente si no está bien clarificado el pasado.

Claro que importa el pasado, y mucho. Por eso se manipula tanto la historia, la universal, la de España y la de nuestro día a día. Y sin embargo no se puede vivir el presente, y mucho menos pensar en el futuro, si el pasado no quedó resuelto.

Cargarse el pasado es fantástico. Si no hay pasado, si no importa, no hay responsabilidades que asumir. Ni necesidad de hacer penitencia por los pecados, ni de pedir perdón, ni de arrepentirse de nada. Fabuloso. Tampoco hay que dar explicaciones de nada ni a nadie. Lo pasado, pasado. Vivamos el presente. Si no hay pasado, si no debe importarnos, fuera jueces y tribunales, abajo cárceles, lo pasado ya pasó.

Si no hay pasado no puede comprenderse el hoy y mucho menos juzgarlo. Vemos dos personas. Una que vive de manera acomodada. La otra en la miseria. Rápido decimos que no es justo. ¿Sabemos el pasado de esas dos personas? Porque pudiera suceder que el que lleva una vida acomodada haya trabajado y ahorrado toda su vida para gozar de una cierta tranquilidad pecuniaria, y el otro lleve toda la vida de vago y de taberna en taberna. O al revés. Que el rico ha sido un ladrón que expolió al pobre. Pero para distinguir hay que saber el pasado.

Hablar del pasado es duro, sobre todo de ciertas cosas del pasado. Aceptar que nos hemos equivocado, que no nos hemos portado bien con algunas personas, que hemos hecho daño, que nos hemos cargado la propia vida con decisiones equivocadas cuesta mucho. Reconocerlo y además pedir perdón por el daño hecho es aún más duro. Reconocernos incapaces de hacerlo durísimo. Por eso es genial eso de vivir el presente. Se acabaron los problemas.

Para un cristiano es más que claro. Por eso la iglesia recomienda, ha recomendado, siguiendo la Escritura y al mismo Jesús, la necesidad de la penitencia por los pecados –pasados, evidentemente-. Pero si no hay pasado… pues ni pedir perdón, ni confesión, ni penitencia, ni dar explicaciones… Es fantástico. Pero tan superficial, tan inmaduro…

Por eso decía al principio que esa frase tan bonita de “vivir el presente” puede encerrar el maquiavelismo de no querer responsabilizarse cada uno de su propio pasado. Y eso no es bueno. Eso es terrible.

Lo de vivir sin pensar en el futuro no es que sea una insensatez, sino que es directamente imposible.

Toda la literatura, tanto religiosa como profana, considera sensato al hombre previsor, al que piensa en el día de mañana. Necio, por el contrario, a quien no lo hace. Pensemos por ejemplo en la fábula de la cigarra y la hormiga. Pensemos en el evangelio. En todas las culturas se considera sabio al hombre previsor, necio al que no piensa en el futuro. Ese “comamos y bebamos (hoy) que mañana moriremos es la frase clave. En definitiva, vivamos el ahora, que el después quien sabe. Periandro, uno de los siete sabios de Grecia, decía: “sé previsor con todas las cosas”.

Lo curioso es que mientras hablamos así, constantemente tomamos opciones de futuro: votamos en las elecciones, cotizamos a la seguridad social para asegurar una pensión, tenemos seguro de casa y automóvil, nos ponemos la vacuna de la gripe, controlamos el colesterol… y hasta hacemos la compra de la semana. Eso son opciones de previsión de futuro.

Y podemos seguir con muchas más cosas. Cada contrato: laboral, de alquiler, de prestación de servicios, habla de lo que vendrá. Una pareja habla de su futuro, y malo si no lo hace: estamos bien y ya veremos. La gente va asumiendo compromisos, temporales o de por vida, compromisos que hablan de futuro.

Despreciar el futuro en aras de gozar del presente es simplemente una forma de hablar. Vivamos el presente. Perfecto. ¿Tienes seguro del hogar, del automóvil, cotizas a la seguridad social, haces revisiones médicas…? Pues ya sabes. Deja todo eso porque lo que importa es el aquí y ahora.

Negarse a mirar al futuro puede ser incluso una forma muy sibilina de eludir todo compromiso personal. ¿Nos casamos? Vivamos el presente. Fantástico. ¿Nos planteamos algún proyecto? Vivamos el presente. ¿Nos vemos mañana? Quién sabe… lo importante es el presente.

Negarse a mirar al futuro es jugar al avestruz. No hay futuro. No hay juicio. No hay infierno. No hay cielo. Avestruz.

Cuando sólo miramos el ahora mismo, y despreciamos las consecuencias futuras de nuestros actos, es cuando más abundantemente “metemos la pata”. ¿Pero es que no pensaste en? No… no se me ocurrió. Esa es la diferencia entre el sabio y el necio. El sabio mira más allá del momento, el necio se queda en el aquí y ahora. Luego pasa lo que pasa.

Por eso decía que eso de “vivir el momento presente” es una forma sibilina, maquiavélica, de no responsabilizarse del pasado ni comprometerse con el futuro. Pero además una engañifa. Porque el mismo que dice eso vota en las elecciones, tiene seguros varios, contrato de trabajo y cotiza para garantizarse una pensión en el futuro.

Claro que hay que vivir en el presente. Pero sabiendo que el presente es hijo de un pasado que ahí quedó y que nuestro presente lo vamos construyendo con la mirada puesta en el futuro. Pero claro, es un gran invento eso de “vivir el momento presente”, porque del pasado no tengo ni que pedir perdón ni que dar explicaciones y como el futuro nadie sabe, pues tampoco hago planes ni me comprometo a nada.

Pues nada, a por ello. Por cierto, ¿se va a dar de baja en los seguros? No ¿verdad? Ya me parecía a mí…

21 comentarios

  
Porteñ
Buenísimo post! Se podría añadir en qué sentido Cristo dice que a cada día le basta su afán, que podría avalar el vivir el presente.

Y según mi cuenta esta es la tercera frase solemne rellena de nada: 1.- Amigo de sus amigos 2.- Fiel a sí mismo. Muy buena esta sección! Y el blog también!

- - - - -
Jorge:
Pues tiene toda la razón...
09/10/17 11:25 AM
  
Charo
No siempre el pasado es malo. Muchas veces te da fuerzas para vivir el presente...
09/10/17 11:27 AM
  
Palas Atenea
Pues sí. La Providencia es como un dejar en manos de Dios el futuro, todo aquello de las flores del campo que no hilan ni tejen también parece que va en esa dirección. Pero la interpretación de eso no es más que el recuerdo de que, al final, es el hombre el que tiene que interpretar si lo que la Providencia le da debe ser contemplado de manera inminente o a largo plazo.
A mi la Providencia me ha dado oportunidades que, a primera vista, parecían desgracias, y de hecho lo fueron en los primeros tiempos, pero que vistas con posterioridad resultaron ser lo que más me convenía.
No siempre la Providencia actúa en el presente, puede actuar en el futuro y, si uno no sabe verlo, se equivoca irremediablemente.
Yo he salido de bastantes apuros a base de educación católica, sentido común y confianza en la Providencia, pero no inminentemente. Nada de "carpe diem", que es una expresión del poeta Horacio y Horacio era pagano. El que se enfrente a un proyecto cuyo final no conoce no puede guiarse por ese pensamiento.
1) Yo tuve que renunciar a los bonitos pisos de la constructora que me compró la casa porque mi madre necesitaba un hogar de inmediato, y los bonitos pisos tardarían como mínimo tres años. Solución inmediata.
2) Yo me comprometí a cuidar de mi madre mientras viviera y vivió diez años más. Solución a largo plazo.
En ambos casos la Providencia me ayudó porque encontré con rapidez la casa que necesitaba y porque Dios me permitió cuidar de mi madre hasta que murió.
09/10/17 1:01 PM
  
Palas Atenea
¡Ah! Y aunque haya hablado del presente y del futuro también el pasado tiene peso en las decisiones porque la educación que has recibido en tu casa y en la Iglesia, que está presente a la hora de decidir que es lo que la Providencia te ofrece, es importantísima. Lo que habrían hecho mis abuelos o mis padres, o lo que dice la Iglesia, forma parte de la interpretación providencial. La Providencia actúa de esta manera y espera de ti que sepas interpretarla, porque si tú no sabes hacerlo, no va a funcionar. Dios cuenta con el hombre y de nada sirve su ayuda si no oyes lo que te quiere decir.
09/10/17 1:18 PM
  
PG
El pasado fue, en su momento, el presente en donde prevenimos para el futuro que, actualmente es el presente y que al terminar estas lineas, se volvió pasado, esperando a futuro una respuesta que se torne a tiempo presente... Padre, he de guardar su escrito para leerlo todos los días, ya que todo lo que que emite es la pura verdad. Saludos
09/10/17 1:45 PM
  
Luis Enrique
Palas Atenea escuché una homilía del Padre Santiago Martín, dónde explicaba que esas palabras que nombras de la Biblia se referían a no vivir agobiados nunca, y no dejarnos llevar por la desesperación.

Totalmente de acuerdo con el Padre Jorge de hacer planes para el futuro hay que hacerlos, pero también tenemos que recordar que las disminuciones vendrán en el futuro. Creo recordar un aforismo oriental (más o menos) que dice del hombre occidental al principio utiliza la salud para ganar dinero y al final pierde el dinero para recuperar la salud.

El refranero español que es muy sabio nos recuerda que en el tiempo presente "a lo hecho, pecho" que no sé si de alguna manera tiene relación con la expresión "hay que vivir el presente".
09/10/17 3:09 PM
  
Haddock.
Como ostentador de la cátedra de matemáticas en la Universidad de Oxford, adjunto unas fórmulas irrebatibles que se me ocurrieron ayer en el calabozo tras ser detenido por una pelea al salir disfrazado de Puigdemont y al confundirme una cuadrilla de herejes anglicanos con Harry Potter:

Presente menos pasado menos futuro, igual: Infantilismo separatista.
Presente mas pasado menos futuro, igual: Melancolía.
Presente menos pasado mas "futuro", igual : Comunismo podemita.
Pasado mas presente mas futuro, igual : Catolicismo.
Pasado a secas, igual : Colgao.
Futuro a secas, igual : Colgao.
Presente a secas, igual: Jilipoyuá.

(He querido escribirlo con signos matemáticos, pero no los encuentro en el teclado nuevo y abreviado, jolín)



09/10/17 4:34 PM
  
Luis Piqué Muñoz
¡Brillantísimo Artículo, Gran Padre Jorge! ¡9! En efecto, el pasado anuncia el presente y el Porvenir ¡Por eso, como muy Bien dice, se engaña y Miente con él! ¡Y hoy se le Desprecia, porque se trata de defender al Mundo y al Hombre moderno! Así los Crímenes y Errores de la Dictadura, sirven al fascismo democrático moderno para ocultar sus Crímenes y Errores ¡en mi Opinión mucho Mayores, y sin Guerra de por medio que los justifique! Aparte de que todo lo que se dice sobre Franco y el franquismo en el satanismo mediático es falso o está Inventado ¡Franco el Satán moderno, frente a la adorada Diosa Nazifeminista Democracia! Finalmente, en efecto si no hay pasado ni Futuro ¡todo es el ahora, el día de Hoy! no hay Pecado, ni Castigo ni Recompensa ¡y sobretodo no hay Esperanza, la dulce espera de un Mundo mejor ¡no sólo el Paraíso de los Bienaventurados, aunque sobretodo! sólo la desesperación y el aburrimiento del Mundo moderno! ¡La Modernidad, compendio de todas las Herejías! ¡Los Ultimos Tiempos! Nada más.
09/10/17 5:18 PM
  
Milton
Por tanto, no os preocupéis por el día de mañana; porque el día de mañana se cuidará de sí mismo. Bástele a cada día sus propios problemas. Mt 6,34

¿Qué provecho saca quien trabaja de tanto afanarse? He visto la tarea que Dios ha impuesto al género humano para abrumarlo con ella. Dios hizo todo hermoso en su momento, y puso en la mente humana el sentido del tiempo, aun cuando el hombre no alcanza a comprender la obra que Dios realiza de principio a fin. (Eclesiastés 3,9-11)

Amén
09/10/17 5:44 PM
  
Onesimo
¿ Está hablando del famoso Carpe diem? Por desgracia son tantos que viven sin preocuparse del futuro y me estoy refiriendo a ese otro futuro que llamamos eternidad cuya antesala es la muerte de la no quieren que se les miente porque dicen que eso es de mentes alienadas. Y sin embargo es el futuro que a todos nos espera se crea o no en el. Eso al menos es lo que yo veo se respira en nuestro ambiente
09/10/17 6:28 PM
  
claudio
Respetado Padre, el Reino de Dios es el futuro al que aspiramos todos los pecadores, tenemos formas de dejar el pasado buenas y malas, pero todos podemos ser Dimas.
Hablando de dichos sin sentido hay un destrabalenguas (diálogo) muy antiguo que dice: a. No me diga...b. Si le digo....c. Qué me dice.....d. Qué le digo......e. Le digo que no me diga.....
Y OLÉ
09/10/17 6:50 PM
  
maria
Magnífico D. Jorge. A mí nunca me gustó esa frase pero no sabria expresarlo tan bien como vd.
09/10/17 7:00 PM
  
JGSB
San Josemaría Escrivá de Balaguer, en 'Camino', en el capítulo 'Propósitos', punto 253, escribe lo siguiente: "Pórtate bien "ahora", sin acordarte de "ayer", que ya pasó, y sin preocuparte de "mañana", que no sabes si llegará para ti."
Merece la pena repasar el capítulo completo de Propósitos, escrito por alguien nada sospechoso de no pensar en el futuro ni de no hacer examen de conciencia.
A mi entender, no es tan drástico ese desprecio al presente, que es lo único que tenemos, y no podemos escudarnos ni en el pasado ni en el futuro para dejar de vivir correctamente cada momento presente, que es lo único que tenemos.
09/10/17 7:07 PM
  
Eunice
"Haz lo que puedas; pide lo que no puedas y Dios hará que todo lo puedas" máxima atribuida a S. Agustin que luego adoptó el Concilio de Trento. Cuentan que un padre pidio a su hijo pequeño que moviera de lugar una maceta bastante grande. El peque tras varios intentos se dió por vencido, no puedo. El padre le respondió: pero has hecho todo lo posible? Si respondió el pequeño. Te equivocas, te ha faltado pedir ayuda a tu padre. Pues eso.
09/10/17 7:13 PM
  
Lisardo
Señor, entrego el pasado a tu misericordia, el futuro a tu Providencia y el presente a tu amor. Solo tengo el día de hoy para amarte y amar a los que me has dado.
09/10/17 7:16 PM
  
Ptolomeo
Por eso os digo: No estéis agobiados por la vida, pensando qué vais a comer o beber, ni por el cuerpo, pensando con qué os vais a vestir. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo que el vestido? Mirad a los pájaros: ni siembran, ni siegan, ni almacenan y, sin embargo, vuestro Padre celestial los alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellos?
¿Quién de vosotros, a fuerza de agobiarse, podrá añadir una hora al tiempo de su vida?
¿Por qué os agobiáis por el vestido? Fijaos cómo crecen los lirios del campo: ni trabajan ni hilan. Y os digo que ni Salomón, en todo su fasto, estaba vestido como uno de ellos. Pues, si a la hierba, que hoy está en el campo y mañana se quema en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más por vosotros, gente de poca fe? No andéis agobiados, pensando qué vais a comer, o qué vais a beber, o con qué os vais a vestir. Los gentiles se afanan por esas cosas. Ya sabe vuestro Padre del cielo que tenéis necesidad de todo eso.
09/10/17 7:31 PM
  
Haddock.
"La gloria del pasado es disturbio, profusión, un caos de flores. Pero posee otra gloria más. El pasado ha derrotado a las fuerzas de la destrucción: la posibilidad devino hecho, y los hechos no pueden ser suprimidos jamás...no soñemos con vivir en el presente, pues el presente no posee existencia. Regocijémonos por haber añadido más y más al pasado, acrecentando el estruendo de su música y la profusión caótica de sus flores"
A. Burgess, escritor, compositor, bebedor y deficiente católico inglés.

09/10/17 10:37 PM
  
Salmantino
Suelo estar siempre de acuerdo con usted, Don Jorge, pero esta vez discrepo en parte.

Creo que se ha ido a un caso extremo, como es olvidarse exclusivamente del pasado sin sacar conclusiones del mismo que puedan ayudar a no repetir errores. La necedad de hacer esto es indiscutible. Sin embargo, también nos podemos ir a otro caso extremo, como es el de aquellas personas incapaces de dejar atrás su pasado debido a algún problema espiritual o psicológico. Para estas personas la frase "hay que vivir el presente" es un buen consejo.

Me parece que la frase que ha elegido hoy, a diferencia de las anteriores, no es en si misma una memez sino que su validez depende enormemente del contexto.

Un saludo
09/10/17 11:10 PM
  
Alberto el retrogrado rigido y reaccionario
Otra frase que habría que destripar: "Lo importante es que sea buena persona"

"Mi hijo no es creyente Ha dejado a su mujer y a los hijos y vive com una pareja pero lo importante es que sea buena persona"
10/10/17 12:01 AM
  
Progrando Fernandez, Neoteólogo para la nueva evangenización 2.0
A ver a ver,

El pasado es la inquisicion el franquismo, la caspa, la sopa avecrem de la abuela que the quema la lengua. El pasado es el IFone 1 y ya vamos por el IFone 10. Como vamos a perder el tiempo con esas cosas? Lo que importa es el presente. Un presente solidario y de paz que nos configura con una solidaridad planetaria y ecológica de paz y de conciliación, de diálogo y de paz. Bueno paz no que ya lo he dicho.

Es ese presente que construye un futuro donde el migrante se siente a salvo compartiendo nuestro pan y si hace falta, el coche y la hija. Acerquémonos al otro, al diferente al marginado con una mirada transformadora, para construir ese presente que anuncia futuro, que construye puentes de diálogo, que no va para acá sino para allá, que se abre y rompe barreras y es incluyente de las periferias y los descartados y que hace lio, que crea y difunde el espiritu solidario y transformador de identidades plurales y diversas.
10/10/17 12:19 AM
  
rastri

Digo yo que:

Del mal vivir avergonzado mientras no es arrepentido y reparado, no es cosa de ingesta pasada sino de un presente mal digerido.

Limpie pues el racional su pasado y tendrá via libre a ese futuro, siempre, tan querido y codiciado.

Vamos don Jorge admitirá usted que me ha salido bien la cosa



10/10/17 9:58 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.