Homilía del domingo de la Transfiguración

NOTA PREVIA: Colocaré la homilía dominical normalmente pasado el domingo. Estos días que estoy fuera de la parroquia, como algo excepcional, intentaré colgarla antes, ya que hay sacerdotes que así me lo piden. Pero lo de estos días será algo puntual.

TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR

Todos los años leemos el evangelio de la transfiguración en el segundo domingo de cuaresma. El primer domingo es el de las tentaciones, seguro que recuerdan, donde vemos a Jesús triunfante ante las tentaciones del enemigo y aprendemos a enfrentarnos a las nuestras con las armas de Cristo: la Palabra de Dios.

El domingo segundo es el de la transfiguración. Cristo quiso llevar a los apóstoles más cercanos al monte Tabor, para transfigurarse ante ellos, ofrecerles la visión de un futuro de gloria, y enseñar, según escucharemos después en el prefacio, “que la pasión es el camino de la gloria”.

El día 6 de agosto es el día de la transfiguración. Este año cae en domingo y prevalece sobre la liturgia del domingo ordinario correspondiente.

La transfiguración es poner la mirada en el futuro y hacer que la gloria que se nos dará nos anime en el camino difícil de la vida. Lo podemos aplicar a la vida ordinaria. Esos opositores que no salen, trabajar y se esfuerzan para conseguir la meta. El atleta que sufre y llora trabajando cada día para arañar la décima o el centímetro que le faltan. La madre que soporta las penalidades de su embarazo soñando en un nuevo hijo.

No siempre es fácil la vida cristiana. Nunca lo ha sido, en lo personal y en lo que nos rodea. Si me permiten, hoy especialmente. El momento es complejo. La fe se desprecia, la iglesia, los templos, sufren ataques. En un mundo de supuestas libertades parece que todos tienen derecho a hablar y opinar, incluso otras religiones, menos los católicos. Los sacerdotes, los religiosos sufrimos desaires. Jamás me han agredido físicamente, insultos llevo unos cuantos. La doctrina de la Iglesia, que en muchas cosas es el simple derecho natural: respeto a la vida, sinceridad, no robar, no matar, se pone en solfa mientras se ensalzan las mayores aberraciones en aras de un falso respeto.

Difícil ser cristiano así. Si la vida cristiana nos supone un esfuerzo especial, complejo resulta mantener el buen espíritu cuando nos rodean el robo, la mentira, el pacer, el materialismo, la laicidad inventada. Mucha gente me lo dice: te entran ganas de tirar la toalla, cuando nos miran a sacerdotes y los de más arriba y tienen la impresión de que no nos mojamos lo suficiente.

Para esto nos viene bien la transfiguración. Es como si Cristo nos tomara hoy de la mano y por un agujerito nos quisiera mostrar algunas cosas: Dios colocado en su trono (Daniel) recibiendo el honor de todos los pueblos; Dios Padre enseñándonos que Cristo es su Hijo, el amado, su palabra, la gloria que un día se nos entregará.

Hoy miramos a Cristo, su gloria, su vida. Miramos también a tantos que nos han precedido en la fe, los santos, los que nos educaron, los que levantaron este templo para gloria de Dios, los que nos transmitieron la fe, y nos decimos: dificultades sí, pero yo como ellos, yo de Cristo, yo fiel hasta el final, porque me sostiene su ejemplo y me sostiene el mismo Cristo con su gracia.

Cuando tengamos miedo, cuando la cosa se ponga difícil, cuando parezca que todo se nos pone en contra y no podemos más será el momento de subir al Tabor, contemplar las primicias de la gloria y seguir ascendiendo hasta que un día lleguemos a la meta.

 

11 comentarios

  
José J. Escandell
Lo peor es salir del Tabor: volver a la lucha. ¡Se está tan bien ahí arriba, en las nubes! Yo haría las tres tiendas y me quedaría allí, atontao y feliz.
04/08/17 9:44 PM
  
Silvia de Argentina
SOLAMENTE MUY FELIZ DIA DEL PÁRROCO
04/08/17 10:47 PM
  
Alvaro
Gracias don Jorge. Hace unos años en El segundo domingo de Cuaresma escuche la homilia que sobre la Transfiguración del Señor hizo monseñor Martínez Camino nuestro obispo auxiliar. Dijo algo que se me ha quedado muy dentro. Indicó que la eucaristía debía ser nuestro Tabor semanal. El mensaje es sencillo pero real y la verdad me encanto oírlo y pienso que tiene mucha razón.
04/08/17 11:14 PM
  
Met88
Muy bien eso de "en la vida ordinaria". Ya que después de experimentar la transfiguración en el Tabor y exclamar aquello de "que bien se está aquí", toca bajar y seguir llevando la cruz de cada día (cuando Pedro dice "hagamos tres tiendas..." el Evangelio añade: "no sabía lo que decía"). Eso sí, sabiendo que el Señor es Todopoderoso y que después de la muerte resucita, que tras la cruz está la gloria.
05/08/17 2:13 AM
  
chico
El que quiere siempre tiene la suficiente Gracia para superar todas las pruebas de la vida. Pero tiene que querer como lo enseña Dios por su Santa Iglesia católica. Y entonces, querer es hacer, a imagen de lo que hace Dios: Su voluntad es lo que crea.
05/08/17 9:08 AM
  
rastri
La transfiguración consiste en el conseguir llenarse del espíritu lúcido de Dios y así obligar a salir de nuestro cuerpo la tenebrosa oscuridad y muerte que como vestimenta temporal nos acompaña, el tornarnos lúcidos como Dios parte de Dios; dentro de Dios.

Este transfigurarse en ser parte de Dios; dentro de Dios solo la puede hacer Dios
05/08/17 9:45 AM
  
clara
Claro que sí, Pater. Hay que subir al Tabor cuando uno está agobiado y cansado y lo que sucede de tejas para abajo empieza a pesar en exceso. Luego uno vuelve un poco atontolinado como Pedro pero con las pilas cargadas para seguir con el combate diario.
05/08/17 9:47 AM
  
rastri
Espero Don Jorge que en esta homilía de Transfiguración, usted, no se encogerá y omitirá esa parte que se refiere a la venida del profeta Elías.

Dígales que este profeta, desde aquellos días de 1968, está ya entre nosotros. Que viene a preparar la segunda venida de Jesús a este planeta Tierra; Y que viene como bien dice Jesus (Mc. 11-13; Mt.17,11-13) a restablecer todas las cosas a como fueran del Pecado original.
Dígales que lean bien el Evangelio y tengan en cuenta de que cuando Jesús habla en verbo y tiempo de presente como aquí lo hace; no habla en pasado ni en futuro sino que habla en verbo y tiempo de presente.
Dígales, por si no entienden, que en espíritu y poder de Elías son tres los Elías; Tres en trinidad, que como judíos son tres unidos por tradición en principio de legítima herencia genética.

Y aquí los tres Elías; Elías el de Thivée que vino al mundo a dar testimonio del Dios de Israel; quien por continuidad de herencia genética, de padres a hijos, transmitió su testigo Elías, Juan el Bautista,(Mt.11,14) quien, en espíritu y poder de Elías, viniendo al mundo a dar testimonio de Jesús el Mesías.; De la misma forma como lo recibió, éste Juan el Bautista, transmitió su testigo de profeta al tercer Elías; el que ha venido a dar testimonio del Dios Espíritu Santo restableciendo todas las cosas.

Y dígales que tengan fe; que éste, Elías, el Tercer Elías pronto se dará a conocer ; y que viene "en Espiritu y poder de Elías"; que es como obligar a los elementos de este planeta, -tierra, agua y fuego-, a obedecerle por principio de Ley de Jerarquías.
05/08/17 10:39 AM
  
doiraje
SÚPLICA

Tengo secos los ojos
de mirar el vacío...
¡Dame, Dios, la esperanza
para saber que existo!
¡Dame la fe que mueve
las montañas de sitio!
Dame una base, algo
en que apoyar mi grito.
Algo que me consuele,
Señor, de haber nacido.

(Susana March)
05/08/17 8:01 PM
  
Luis Piqué Muñoz
En mi Opinión, la Transfiguración, la Gloria y la Pasión son lo mismo ¡Siempre he considerado másTranscendente, Eterna e Infinita la maravillosa y terrible Pasión, que la misma Gloriosa y suprema Resurrección! ¡Viva la Pasión! ¡Viva la Cruz! ¡Viva la Resurrección! ¡Viva Dios!
06/08/17 1:44 PM
  
Luis Piqué Muñoz
El Sufrimiento, el Dolor ¡físico y Espiritual! la Cruz ¡la Pasión! sublima y Purifica, glorifica convirtiendo en Oro la Herrumbre del Espíritu, Corazón de Carne el Corazón de Piedra ¡la Mísera Tierra en Paraíso de Sacrificio, el Pecado en Gozo y Felicidad, Amor de Dios! ¡la Omnipotencia del Amor! ¡Viva la Cruz! ¡Viva la Pasión1 ¡Viva Jesús! ¡Viva el Espíritu Santo! ¡Viva Dios!
07/08/17 6:05 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.