InfoCatólica / Cor ad cor loquitur / Categoría: Religiosos

1.11.12

El Prepósito General, el Sínodo de los Obispos...y la voz de los Laicos

El P. Adolfo Nicolás, sj, Prepósito General de la Compañía de Jesús, ha concedido una entrevista al Servicio Digital de Información de su orden religiosa. El “papa negro” ha dado su opinión sobre el último Sínodo. Aunque reconoce aspectos positivos en el mismo, lo cierto es que sus críticas son muy contundentes. Ha dicho que la voz del Pueblo de Dios no ha tenido ocasión de expresarse en Roma, lo cual ha hecho difícil evitar el sentimiento de que se trataba de una reunión de «hombres de Iglesia afirmando la Iglesia», lo que puede llevar a caer en el peligro de buscar «más de lo mismo».

No estoy de acuerdo con esa crítica. Un sínodo de obispos es un sínodo de obispos. Está para lo que está. Y si no, se llamaría de otra manera. Si ya es difícil que los obispos puedan tener intervenciones largas en este tipo de asambleas, ni les cuento lo que sería si se diera paso a los sacerdotes, diáconos y seglares. Por otra parte, los fieles pueden dar su parecer a sus respectivos obispos en las jornadas diocesanas. En las mismas se puede escuchar su voz. Y luego el obispo es el responsable de llevar a Roma lo que crea oportuno.

Sin embargo, me parece mucho más precoupante lo que ha manifestado el P. Nicolás en relación a un tema tan fundamental como las misiones y la salvación de los hombres. Al comentar la espiritualidad de los pueblos asiáticos, asegura que en ellos se da lo siguiente:

Leer más... »

15.10.12

Evangelización y misión. Hoy como ayer

Ya estamos en pleno Año de la Fe y en medio de un impulso eclesial a la nueva evangelización. Sin embargo, leyendo todo lo que se publica y se comenta sobre la manera de evangelizar, me da la sensación de que se buscan demasiadas explicaciones a sobre cómo se debe construir la rueda cuando solo hay una de hacerla bien: que sea redonda.

La evangelización es algo a la vez tan complicado y tan simple como anunciar al hombre que es pecador, que necesita aceptar a Cristo como Señor y Salvador para ser salvo y que se le ofrece gratuitamente la gracia para su justificación y santificación. Y que si por gracia responde positivamente a la gracia -que se recibe mayormente mediante los sacramentos y por la acción constante del Espíritu Santo en el alma del fiel- y produce las obras que Dios ha preparado de antemano para que las haga, podrá ser salvo. Si no, se condenará.

Es necesario transmitir ese mensaje teniendo en cuenta las particularidades históricas y culturales del mundo moderno y de las naciones que deben ser evangelizadas o reevangelizadas, pero o se predica ese kerigma sin restarle una tilde, o perdemos el tiempo. Y creo que estamos demasiado obsesionados en divagaciones sobre como es o deja de ser el mundo hoy en día, que ni es ni deja de ser lo que siempre ha sido. Es decir, los hombres son tan pecadores ahora como en el año 50 dC, y el mundo, en el significado bíblico del término, es y será siempre igual.

Hay naciones que han sido históricamente cristianas y que hoy están en un proceso de apostasía evidente. La transmisión de la fe de generación en generación se ha quebrado dramáticamente en multitud de familias. Y eso se ve agravado por el hecho de que los incrédulos no son como los que viven en naciones a las que nunca ha llegado el evangelio, de forma que la predicación del mismo supone una novedad real en sus vidas. No, en nuestros pueblos los incrédulos tienen una imagen distorsionada de la fe, de manera que cuando les hablas de Cristo y de la Iglesia, ellos ya tienen una idea preconcebida y errónea de ambas realidades.

Leer más... »

19.07.12

Vete de tu tierra y de tu parentela

En Ur vivía un buen hombre al que un día el Señor le dijo: “Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré” (Gen 12,1). Y ese hombre, que se llamaba Abram, obedeció a la voz del Altísimo y comenzó un camino que le convirtió en el padre de la fe, en padre de muchos pueblos (por eso pasó a llamarse Abraham).

Lo que ocurrió hace 35 siglos, sigue dándose hoy, en pleno siglo XXI. Dios llama a quien quiere y el hombre, por gracia, puede responder a su llamado o seguir una senda diferente. La localidad cordobesa de Zuheros no es Ur y la hermana Carmen y la hermana Felisa no son Abraham y Sara, pero ambas han sido igual de sensibles a la voluntad de Dios para sus vidas, emprendiendo un camino de consagración a Cristo.

Leer más... »

5.06.12

Sor Patricia defiende a Sor Margarita

Sor Patricia ha salido a defender el buen nombre de Sor Margarita. La primera es presidenta del Instituto de las Hermanas de la Misericordia de las Américas. La segunda es religiosa de dicho instituto y ayer fue objeto de una notificación de la Congregación para la Doctrina de la Fe debido a las barbaridades que escribió en su libro “Just Love. A Framework for Christian Sexual Ethics“.

Antes de ir a lo que Sor Patricia ha dicho, conviene que le echemos un vistazo a la notificación del dicasterio vaticano. Aunque la enumeración de las desviaciones doctrinales en materia de moral sexual puede ser más llamativo, lo más importante para mí de la nota es la siguiente afirmación:

La autora no entiende correctamente el papel del Magisterio de la Iglesia, que es expresión de la autoridad de los Obispos para enseñar en comunión con el Sucesor de Pedro, que guía a la Iglesia a una comprensión siempre más profunda de la Palabra de Dios que se encuentra en la Sagrada Escritura.(…) Sor Farley trata argumentos de carácter moral ignorando la enseñanza constante del Magisterio, y cuando ocasionalmente lo menciona, lo trata como a una opinión más.

El 100% de todas las herejías y desviaciones doctrinales parten de ese error. Quien no acepta el papel del Magisterio de la Iglesia, acaba desviándose de sus enseñanzas. Da igual que te llames Arrio, Martín Lutero o Margarita. Si piensas que tu opinión personal vale tanto o más que la del magisterio, estás cruzando la puerta que marca la salida de la Iglesia de Cristo. Es cuestión de tiempo que salgas o te hagan salir.

Leer más... »

5.12.11

Caso P. Carlos Novoa: bien está lo que bien acaba

El P. Carlos Novoa ha publicado un artículo en el que intenta explicarnos que, al hablar del aborto, donde dijo “digo", en realidad quiso decir “diego”.

Yo creo que la cosa está claro. El sacerdote jesuita colombiano ha rectificado. Su rectificación la presenta como aclaración. El problema no era que necesitáramos que nos aclarara lo que dijo, ya que todo el mundo le entendió en el mismo sentido. Pro-abortistas y provida, fieles y no fieles, entendieron sus palabras como un apoyo a la despenalización del aborto. Ahora nos dice que no, que en ningún caso él ha querido hacer tal cosa. El caso es que lo hizo, pero digamos que aceptamos “pulpo como animal de compañía". Vamos a quedarnos con su última declaración.

Dicha declaración es bien clarita:

Leer más... »