El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama

Evangelio del lunes de la quinta semana de Pascua

El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama. Y el que me ama será amado por mi Padre, y yo le amaré y yo mismo me manifestaré a él.
Judas, no el Iscariote, le dijo: -Señor, ¿y qué ha pasado para que tú te vayas a manifestar a nosotros y no al mundo?
Jesús le respondió: -Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que escucháis no es mía sino del Padre que me ha enviado. Os he hablado de todo esto estando con vosotros; pero el Paráclito, el Espíritu Santo que el Padre enviará en mi nombre, Él os enseñará todo y os recordará todas las cosas que os he dicho.
Jn 14,21-26

No es cosa buena ser engañado ni engañarse a uno mismo. Quien separa el amor al Señor del cumplimiento de sus mandamientos engaña a otros y se autoengaña. 

Cristo deja las cosas muy claras. El que le ama, guarda su palabra. Quien no la guarda, no le ama. Y para que nadie pudiera alegar ignorancia, el Espíritu Santo se encarga de recordar lo que Cristo ha dicho. 

Hay quienes andan difundiendo en este tiempo el bulo de que no tenemos manera segura de saber lo que Cristo dijo. Se mofan del Señor, ignoran al Espíritu Santo y llevan a quienes les escuchan y siguen por la senda de la perdición.

Ignoremos sus maquinaciones. Recordemos lo que nos dice el primero de los salmos:

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de impíos, ni se detiene en el camino de pecadores, ni toma asiento con farsantes, sino que se complace en la Ley del Señor, y noche y día medita en su Ley.
Salm 1,1-2

Y también:

Dichoso el hombre que teme al Señor, y se complace de lleno en sus mandamientos.
Salm 112,1

Líbranos, Señor, de toda rebeldía visible u oculta que nos impide cumplir tu ley y ser libres para amarte de verdad.

Luis Fernando

5 comentarios

  
Juan Enrique
¡Bien dicho! Dios ha puesto su Ley en favor nuestro. Nuestro Señor Jesucristo le da plenitud.
15/05/17 10:04 PM
  
Juan Andrés
Si señor, "delincuentes espirituales" disfrazados de pastor. Y esta expresión "Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él y haremos morada en él", similar a aquella otra respecto a que "si alguien oye mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaremos juntos" me parecen las mas fascinantes de la Biblia...
15/05/17 10:13 PM
  
Pedro
A veces se alega para no obedecer que no tenemos manera segura de saber lo que Cristo dijo. En otro momento la excusa es la doctrina, la condenada doctrina, que consiste en "conocimientos académicos. Doctrina que enorgullece pero no salva ni alegra el fondo del ser". Y se escudan en que, según ellos, Jesús "sabe que nos perdemos en la doctrina que nos confunde más que iluminarnos". Otras veces es la liturgia, los ritos que nos distraen del mandato del amor...
15/05/17 11:01 PM
  
Noticias de fondo
Impresionante. La homilía ayer comenzó con que el hombre de hoy cuenta con GPS y con ello, el camino. Cuando Jesús dice "Yo soy el camino" no dice "la Palabra es mi camino" y, tampoco, "mis mandamientos son el camino". Esto expresa que no hay un camino y este debe ser descubierto por cada uno y el discernimiento es sobre cada uno sin pretender juzgar mediante normas. Todo un canto a Amoris Laetitia en su peor parte. Comparto con el articulista: es todo uno y no se puede separar. Pero parece ser que estos sacerdotes y tantos católicos tienen biblias con textos en negritas y textos en grisáceos pálidos.
16/05/17 2:06 AM
  
Alberto el fariseo (así me llama alguno en Roma)
Son herejías que vienen y van. Acabarán todos mal. Y lo bueno es que, como ahora hay cámaras y grabadoras, servirá para documentar mejor esas herejías para los crisitianos del futuro, para que se rían a gusto de lo que decían estos mequetrefes, algunos, purpurados.

Y también servirá para documentar y agradecer y dar gloria a los santos y martires que, con la ayuda de Dios. se les opusieron.

Si es que Nuestro Señor no viene antes.
16/05/17 10:04 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.