« Lo de Pagola va más allá de un libro y un teólogo concretoTrinidad Jiménez tiene un rostro de hormigón armado »

27.05.10

¿Librerías católicas, Isaac?

A las 6:12 PM, por Luis Fernando
Categorías : Anti-magisterio, Actualidad

“¿Por qué no retiran los libros de Anselm Grün de las librerías católicas?” se pregunta Isaac García Expósito en su blog. Tras dar las razones por las que cree que no es normal que en dichas librerías se venda el material de ese benedictino, mi buen amigo sevillano -y sevillista- dice: “Y lo dicho para Anselm Grün, vale para Pagola, Küng y compañía“.

Bien, lo primero que cabe preguntarse es qué es una librería católica. Se supone que nos referimos a una librería controlada por una institución de la Iglesia -p.e, una orden religiosa, una diócesis- que ofrece libros de teología, liturgia, espiritualidad, etc. En ese caso, sería de sentido común que el material a la venta fuera conforme al magisterio de la Iglesia, pero basta darse un paseo por algunas de las librerías católicas con más solera de España para darse cuenta que no es así. Hace unos meses paseaba por una capital de provincia (no Huesca) y me encontré con una de esas “librerías católicas". ¿Saben ustedes cuál era el libro más anunciado en la cristalera principal? El último de Dan Brown, el tipo que escribió el Código Da Vinci. Compartía los honores, aunque en un segundo plano, el best-seller de Pagola.

Pero esto no es nuevo. Una de las cosas más curiosas que me encontré cuando regresé a la Iglesia es que mientras que la principal librería evangélica de Madrid, cercana a la plaza de toros de las Ventas, contenía sólo libros evangélicos sin un ápice de teología liberal en su contenido, su homónima católica tenía, por ejemplo, una stand lleno de libros que también se encuentran en librerías de Nueva Era como Bohindra. Cuando le pregunté la razón de que vendieran esa basura a uno de los religiosos que estaban detrás del mostrador, me miró como si fuera un bicho raro.

Se puede pensar que lo que buscan, al fin y al cabo, es que el negocio salga adelante. Pero supongo que muchos se escandalizarían si las librerías “católicas” vendieran DVDs y revistas pornográficas. Y pocos negocios tan rentables hay como el de la industria del porno. Yo no sé si la ortodoxia vende. Posiblemente menos que la heterodoxia. Pero, sinceramente, si van a vender material que corrompe el alma, si venden aquello que satisface a los que gustan de dejarse llevar por “todo viento de doctrina” (Ef 4,14), no sé qué les impide dar un paso adelante y vender material para satisfacer a los que se dejan llevar por los deseos de la carne. Total, ambas cosas llevan a la perdición.

Estimado Isaac, creo que las librerías católicas reflejan bien la realidad del catolicismo en este país. Las hay buenas, no lo dudo, pero nadie hace nada para evitar que el error y la herejía sirvan para mejorar el resultado económico de muchas de ellas. Así son las cosas. Así seguirán siendo mientras la autoridad eclesial no se ponga al servicio del bien común. Y que nadie diga que queremos reinstaurar el Índice de libros prohibidos. No valdría de nada. El problema no está en la existencia o no existencia de índices. El problema es la laxitud para combatir la secularización interna. El problema es que se permite que se llame católico a aquello que no lo es.

Luis Fernando Pérez

31 comentarios

Comentario de Bartleby
Pues es lo que hay: en las librerías diocesanas (y conozco unas cuantas) te puedes encontrar cualquier basura; es más, lo normal es que la encuentres.
Y si lo dices, les importa un pito.
Por eso, como católico, me da igual comprar mis libros en un sitio que en otro.
27/05/10 6:30 PM
Comentario de Gregory
Hace poco en una libreria enocntre un libro-entrevista con un sacerdote cuestionado en su vida privada y presentado como un modelo Sacerdotal que sabemos muy bien no fue nunca. Al hacerle la observación a la Hermana encargada retiro el libro inmediatamente. Desde luego que hay muchos otros libros que no deberian estar ahi sea porque su teología ha sido cuestionada por el magisterio o porque el autor ha dicho publicamente que no es católico sino un ecoteologo (con lo que esto pudiera significar) en verdad que las librerias católicas deberian hacer una purga de libros.
27/05/10 6:44 PM
Comentario de Ricardo de Argentina
LF, eso que tan bien describes, pasa como un calco en Argentina.
Bien dices que :
El problema es que se permite que se llame católico a aquello que no lo es.
El problema es que se permite que se llame católico a aquello que no lo es.
El problema es que se permite que se llame católico a aquello que no lo es.

Cosa que habría que repetir no tres, sino trescientos millones de veces, o hasta que QUIENES TENGAN ALGO QUE VER CON TAL ESTADO DE COSAS, hagan algo conducente, eficaz y reciamente católico que remedie tan lamentable situación.
27/05/10 6:56 PM
Comentario de Ricardo de Argentina
En otro orden, me ha parecido sumamente acertada la incoherencia que señalas entre la férrea censura que se ejerce en las librerías católicas contra la pornografía, y la nula censura contra la heterodoxia, tanto o más grave que aquélla a los ojos de Dios, porque hay heterodoxias que pueden llevar a cometer pecados contra el Espíritu, de esos que no se perdonan.

Victorianismo puro, ¿verdad?
27/05/10 7:05 PM
Comentario de Yolanda
A Pagola lo habéis hecho best-seller los contra-pagolistas militantes.

----

LF:
En esta caso, no. Cuando Monseñor Demetrio Fernández publicó su carta pastoral advirtiendo que el Jesús de Pagola no era el de la Iglesia, ya se habían vendido miles y miles de libros. Que la polémica le ha ayudado a vender más, no lo niego. Pero habría vendido mucho.
De todas formas, da igual. A quien está predispuesto a comprar libros heterodoxos le puede "venir bien" que la Iglesia los señale, pero eso no puede ser argumento para que la Madre y Maestra no indique dónde está el error. Sobre todo si el mismo es sostenido por alguno de sus sacerdotes y teólogos.
27/05/10 7:22 PM
Comentario de Luis C.
A lo mejor deberiais crear un sello de calidad "C. de Católico" y que unos inspectores fuesen libreria por libreria que quiera dicho sello en su puerta para verificar que efectivamente todo lo que en ella se vende es católico. Diferenciar y dar un valor añadido de calidad es una buena estrategia comercial. Y no lo digo de coña eh...

---

LF:
Para eso, a nivel de libros, deberían de estar los nihil obstat e imprimatur... si de verdad se concedieran con garantía. El problema es que ha habido un obispo que, saltándose las indicaciones explícitas que le dieron en Roma, decidió conceder un nihil obstat a una versión "light" del Jesús de Pagola.
De todas formas, yo sé que en España se están moviendo hilos episcopales para mejorar el tema. Al menos a nivel de editoriales católicas. Espero que se haga lo mismo con las librerías.
27/05/10 7:24 PM
Hasta las del Opus Dei lo venden:

http://www.troa.es/listlibrerias.asp



Y aquí también:

http://www.balmeslibreria.com/balmeslibreria/Resultado-de-la-b%C3%BAsqueda/_x8MvNd1vDYZQ3PlbiN8m1A
27/05/10 8:46 PM
Es el sida espiritual, que decía el gran obispo francés perseguido. Inmunodeficiencia ante la heterodoxia.
27/05/10 9:07 PM
Comentario de Yolanda
La Iglesia debe señalar dónde está el error en los libros errados, claro. Lo que nunca alcanzaré a entender es el grado de inquina persecutoria contra Pagolqa en particular.

Recuerdo que estaba yo, en 2007, en una librería Crisol mirando libros, antes de toda polémica -o al menos yo no me había enterado de que la hubiera- y vi el de Pagola, mirñe contraportada, índice, y hojas sueltas y me dije: "Más de lo mismo pero en soso y sin aprato crítico". Y lo dejé por aburrido, insustancial, repetitivo y no novedoso. No lo dejé por heterodoxo, claro, menos aún en 2007. En todo caso, me dio una impresión de "escasez de heterodoxia".

Al poco concí la polémica. Me apresuré a comparlo, antes de que hicieran versiones light. Me sigue pareciendo aburrido y no lo he leído entero.

No entendo por qué ESTE libro y ESTE hombre en particular se han convertido en el muñeco de pim pam pum de la lucha antiheterodoxa. Con la de cosas que hay por ahí mucho más fuertes, no sé pr qué, si lucháis contra el presunto mal que hace Pagola, le dais tanta propaganda y lo convertís en best seller.

Por otra pare, una cosa es señalar sus errores y otra el ensañamiento; y a modo de chivo expiatorio.



----

LF:
Lo dije en su día. Si Pagola hubiera aceptado aparcar su libro tras la nota de la CEE, este sería un tema cerrado. Pero no, insistió en arreglar lo que no puede ser arreglado -parte de unos principios incorregibles- y quien era su obispo se tiró pendiente abajo ignorando las directrices de Roma. Por eso mismo seguimos hoy hablando de Pagola. Ahora bien, una cosa es cierta. Si finalmente Roma "condena" a Pagola, estará condenando una forma de hacer "aproximaciones históricas" que no ha seguido sólo el teólogo vasco.
27/05/10 10:16 PM
Comentario de Hermenegildo
En mi ciudad, la librería diocesana está situada en el edificio del Obispado. El Obispo pasa por la puerta de esta librería cada vez que va a trabajar a su despacho. En la librería se vende libros de autores heterodoxos, sin que el Obispo lo haya impedido nunca.
El librero, católico fiel, se defiende argumentando que las editoriales le imponen vender esos libros si quiere recibir suministros.
27/05/10 10:27 PM
Comentario de Pedro Sanz
No entiendo por qué también se pone aquí a Anselm Grün entre los autores sospechosos de heterodoxia. Admiro vuestra intención por defender que la Iglesia no se desvíe de su camino, pero si la única propuesta que hacéis es la de la prohibición, la sospecha permanente y no aceptar con buen espíritu las aportaciones de tanta y tan valiosa gente que tiene mucho que decir, no sé qué puede ser de nuestra querida Iglesia. Así no vamos. Ni Anselm Grün ni Pagola... son el enemigo. Vamos a emplear nuestras fuerzas en construir, no en tirarnos piedras.

---

LF:
Yo no he leído a Grün. Pero sí sé que en librerías católicas hay libros heréticos. Y sobre eso he escrito.
27/05/10 10:28 PM
Comentario de Martin Ellingham
Sobre Anselmo Grumo y su modernismo,

http://tomaylee-sagradasescrituras.blogspot.com/2009/05/el-modernismo-sigue-candente.html
28/05/10 12:07 AM
Comentario de Cathelineau
Viajo mucho por España, conozco bastantes librerías diocesanas y religiosas y puedo asegurar que sólo en una de ellas, situada en Cuenca, y llevada por una joven orden religiosa femenina, cuyo nombre no recuerdo, se cuida la ortodoxia al 100%.

Es una auténtica pena y una desgracia que los obispos no cuiden el material que se vende en sus librerías. Se debe estudiar a fondo el tema y darles otra orientación, sin ninguna concesión a la heterodoxia, hay muchas editoriales fiables no necesariamente religiosas a las que se debe potenciar, tipo Libros Libres, El buey mudo, Ciudadela, Áltera, Sekotia, etc. A la vez habría que expurgar obras de otras editoriales que se alejan mucho de criterios de fidelidad al Magisterio, como Verbo Divino o Sal Terrae. Pero ello requiere voluntad firme,ideas claras, y sobre todo amor al Pueblo de Dios.
28/05/10 12:08 AM
En Sevilla tenemos la librería "Apostolado Mariano", que al menos que Isaac me diga lo contrario creo que es fiel 100% a la Iglesia.

Por cierto, tiene muchísimos libritos del Padre Dr. Benjamín Martín Sánchez

La web:
http://www.apostoladomariano.com
28/05/10 12:19 AM
El otro día estaba rebuscando entre las novedades de una libreria de estas que se dicen católicas y al lado de la nueva edición que ha sacado la BAC del libro sobre el sacerdocio de San Juan Crisóstomo me encontré El caballero de la armadura oxidada. La dependienta ante mi cara de asombro se me acercó y me preguntó si me pasaba algo y le dije que, bueno pues que no era el libro más apropiado para tenerlo en esa librería y me contestó literalmente: Y por qué no? Pues mire se lo llevan muchísimo para catequesis. Bueno pues para muestra el botón.
Ah, y a ver quien tiene reaños de ir a la Claret de Barcelona y decirle a los pseudofrailes que allí están que no es lo más apropiado tener allí las obras completas de Osho. El negoci, es el negoci, nen.
28/05/10 12:27 AM
Luis:

¿Te has pasado en Barcelona por la Librería Balmes?

http://www.balmeslibreria.com/

Pueden encontrarse joyas si se rebusca.
28/05/10 3:50 AM
Comentario de Beto de Argentina
Lo más grave es que muchas de las librerías que ofrece
confusión (autoayuda, heterodoxias varias,etc) pertenecen a órdenes o instituciones religiosas, lo cual me hace reflexionar que estamos:
a)Ante una decadencia sin límites
b)Un muy buen negocio
Para el caso a) el remedio es Benedicto XVI y para el caso b) ¿porque no una taberna? al menos en ellas encontraremos gente sencilla y con ideas claras, sin tratar de ser políticamente correctos con el sistema.
28/05/10 5:17 AM
¿Sólo de España, LF? Como te comenté el otro día, en la San Pablo de Caracas la sección de Teología estaba plagada de obras de Tamayo, Pagola, Kühn, Schillebeeckx y demás conmilitones.

¡Y son las obras que se utilizan en los seminarios de aquí!

¡Ah! y sin contar las obras de eneagrama, Anthony De Mello, etc. Lo único que no recuerdo haber visto (tal ves porque no busqué bien) fueron las obras de Vassula Ryden

---

LF:
Sí, supongo que fuera de España pasa lo mismo.

28/05/10 6:14 AM
Comentario de ricardo
En Barcelona la libreria Claret, de la calle Lauria, es un claro exponente de lo escrito en el artículo.
A mi no me han visto mas.
Luis estoy contigo.
28/05/10 8:41 AM
Comentario de Isaac García Expósito
Lo que escribes Luis Fernando es así.

El error se transmite a través de los canales (librerías) y medios (editoriales) pertenecientes a la Iglesia.

El fiel, despistado, que llega a la librería supuestamente católica, se encuentra un Anthony de Mello al lado del Tomás de Kempis. Si a eso, además, le sumamos el ambiente (los curas no predican, los obispos no hablan con claridad, y los mass media ofrecen la información que el mundo quiere), pues tenemos una coctelera explosiva.
28/05/10 9:03 AM
Comentario de Juan 35
Si el problema es el negocio, como apuntó un forero, a mi me parece más sano para el alma poner un bar,o una pizzería.
Es más sano vender una pizza de cuatro quesos que un libro que pudre el alma.
Ahora, explica tú eso al 90% de los responsables de la librerías "católicas".
Ya lo ha dicho recientemente el Papa con mucha sabiduría:El problema de la decadencia del catolicismo no es del mundo sino de la falta de fidelidad de los propios católicos.
Hoy se deja que se venda un libro herético en una librería católica, mañana dejamos que se casen dos novios que son proabortistas, pasado tomará la comunión un hombre o mujer divorciado,al día siguiente dejaremos que el padrino del bautismo de un niño sea un ateo, al otro confesará un cura?¿ en pantalones vaqueros y otro día más los curas de alguna Parroquia darán rosquillas por santas Hostias.
Después diremos que el demonio es mu malo, que el mundo está fatal y que los católicos pobrecitos somos malos por eso.
Señores responsables de la Disciplina y Ortodoxia de nuestra fe (cada cual sabrá a quién me refiero):
El Señor les va a pedir cuentas de su negligencia y dejadez, de sus respetos humanos y ese amor por el relativismo y ganas de quedar bien con todo el mundo que demuestran...les van a pedir cuentas en definitiva por cada alma perdida o puesta en peligro por su falta de celo y yo no quisiera estar en su lugar.
28/05/10 9:26 AM
Comentario de Luis López
Deberíamos tener también una cierta flexibilidad. Lograr que sólo se despachen libros de una pristina pureza doctrinal 100% me parece imposible. Por redución al absurdo, tendríamos que expurgar de las librerías católicas las Patrologías que incluyeran por ejemplo a Tertuliano (por acabar su vida como hereje) o a Origenes (por incluir ideas heterodoxas). Y en relación con autores ortodoxos pero que pueden en algún momento puntual pueden equivocarse ¿Vamos también a eliminarlos? Prohibiremos por ejemplo toda la obra de Schillebeeckx por contener determinados parajes discutibles o heterodoxos. Me parece bien que no se venda a Dan Brown -más por su falta de calidad que por sus necedades- pero ¿Excluye eso que se vendan obras de ficción como "El Señor de los Anillos"? Sinceramente, poner el listón muy alto implicaría vender sólo el 10% de lo que se vende actualmente en cualquier librería católica.
28/05/10 9:58 AM
Por esa razón unos amigos pusieron en marcha la librería católica de internet(http://www.lalibreriacatolica.com/).

Para vender SÓLO libros católicos o bien compatibles con la fe.
28/05/10 11:24 AM
Comentario de Percival
En toda América Latina (¿en todo el mundo?)pasa lo mismo que en España: las librerías católicas venden de todo. Pero si lo hacen por afán de aumentar y diversificar los ingresos, es también porque los clientes buscan esos libros. Por eso no es un problema sólo de qué se vende, sino de qué se compra. El problema del "hambre de novedades" desborda el de las librerías "supermercado religioso".
Por otra parte hay creatividades interesantes: en Caracas hay una librería católica con un departamento de artículos litúrgicos, que tiene una ¡capilla con sagrario! al lado. Se puede comprar y orar. Me parece buen tándem.
28/05/10 1:10 PM
Comentario de redondo
Para Luis o cualquiera que me pueda ayudar:
dices en tu mensaje: El caballero de la armadura oxidada. La dependienta ante mi cara de asombro se me acercó y me preguntó si me pasaba algo y le dije que, bueno pues que no era el libro más apropiado para tenerlo en esa librería y me contestó literalmente: Y por qué no? Pues mire se lo llevan muchísimo para catequesis.
Me podrias explicar que le pasa a este libro
28/05/10 1:22 PM
Comentario de Luis Fernando
Yo no lo he leído pero tengo entendido que es de espiritualidad "nueva Era" total.
28/05/10 1:27 PM
Comentario de Flavia
La responsabilidad de una librería católica es inmensa, porque creyentes de no mucha formación piensan que todo cuanto compren allí es de total garantía, y ya sabemos que no es así pero ellos no lo saben.

Ningún libro puesto en entredicho por la Jerarquía católica debería venderse en estas librerías. ¿ Que no lo han leído ? Al menos, obligación tienen de enterarse de cómo está considerado ese libro.

Yo sí he he leído " El caballero de la armadura oxidada ". Y no entiendo que se utilice en una catequesis cuando los niños tienen a su disposición excelentes Biblias infantiles para que vayan conociendo la Historia Sagrada y se aficionen luego a la lectura de la Biblia.

¿ O es que piensan que en la Biblia no podemos aprender nada ?

Estamos muy mal...


28/05/10 1:43 PM
Comentario de Miguel Serrano Cabeza
He trabajado algún tiempo porteando los libros de una distribuidora.

Me consta que hay librerías de "temática" LGBT que sólo venden obras afines o que no sean contrarias a la ideología de género ni al progresismo político. Y que si algún cliente les pide algún libro que se salga de sus gustos le invitan a que visite otra librería.

En esas librerías se vende Dan Brown pero jamás se vende una Biblia. Parecen tener un odio especial al apóstol San Pablo.

Sin embargo hay librerías que son de "temática" LGBT pero que venden de todo. Un día, echando un pitillo con la propietaria de una de esas librerías, me dijo:

- "Es curioso. En mi librería han entrado hasta ancianos sacerdotes, con su sotana de botones abrochada hasta abajo. No han podido evitar ver los libros que vendo. Sin embargo, no han hecho ningún comentario. Se han limitado a comprar la Nácar-Colunga, el libro de la Madre Teresa, o la novedad religiosa de turno. Alguno hasta me ha pedido algún libro religioso descatalogado o de segunda mano, que no he tenido ningún inconveniente en localizar y vendérselo a precio de coste. No voy a salir de pobre por eso...

Sin embargo, me he encontrado con tipos rastafaris, cargados de tatuajes y pendientes que han salido escandalizados echando pestes de mi librería porque habían visto la edición grande de la Biblia de la BAC, el último libro de César Vidal o de Federico Jiménez Losantos, o la última novedad de Arcaduz.

Es curioso que los viejos curas tradicionales sean mucho más comprensivos y tolerantes que los nuevos jóvenes multiculturales."

Así pues, si una libreria LGBT sólo vende LGBT de la editoriales Egalés, Triángulo y similares, es muy normal, porque para eso es una librería LGBT.

Sin embargo, si una librería católica sólo vende libros católicos, es algo aberrante, porque para eso es una librería.

Y luego va y resulta que los católicos, especialmente los católicos más "tradicionales" somos unos radicales inflexibles e intolerantes...

Me parece a mí que el problema es justamente el contrario. Si las librerías diocesanas quieren vender libros heterodoxos, que dejen de ser librerías diocesanas.

No me parece una petición demasiado "radical".
28/05/10 2:05 PM
Comentario de Francisco.
Soy librero, mi librería no es confesional pero no vendo libros que ataquen a mi Madre la Iglesia. Todos me felicitan por ello, pero luego nadie me compra nada. Me muero de asco. Todos van a adquirir sus libros a las católicas oficiales donde les venden toda la basura y mucho más. Así son de consecuentes... Por lo cual seguiré con mi ideario de no vender libros que ataquen a la Iglesia, pero hago el tonto por completo. Eso sí, mi conciencia está tranquila, aunque mis bolsillos vacíos. Pero Dios ante todo.

---

LF:
¿Y dónde tiene usted su librería?
Créame que ocurre algo parecido en el mundillo de internet. Las editoriales "ortodoxas" no se anuncian apenas en portales ortodoxos. Las "dudosas" o claramente "heterodoxas" sí se anuncian en portales religiosos donde abunda la herejía y los ataques a la Iglesia.
28/05/10 4:55 PM
Comentario de Cathelineau
Miguel Serrano, tienes razón, tu petición no es radical.

Se trata de un dilema : o negocio u ortodoxia católica. Y si es esto último, el obispo debe implicarse a fondo, él y toda la diócesis: catequistas, formadores, sacerdotes, movimientos, fieles, etc. Él pone los límites y los demás sugieren.La heterodoxia debe ser desterrada de cualquier librería diocesana, por el bien de las almas.


PAX CHRISTI,
28/05/10 4:58 PM
Un libro de Tracey Rowland:

Culture and the Thomist Tradition: After Vatican II

http://www.amazon.com/Culture-Thomist-Tradition-Routledge-Orthodoxy/dp/0415305276/ref=ntt_at_ep_dpt_2


'A menudo la gente sale de los institutos de teología creyendo que no es posible conocer casi nada sobre Cristo después de que se le haya sometido a una deconstrucción haciéndole pasar por diversas lentes hermenéuticas. Cristo viene a ser así como una matrioschka: después de retirar una capa detrás de otra, no queda en el centro nada más que aire. La sección introductoria de Jesús de Nazaret realiza, en consecuencia, varias y valiosas observaciones sobre la hermenéutica bíblica como material preparatorio para presentar al Cristo de las escrituras. Esta obra es también bastante personal. Es la forma que tiene Benedicto de decir: esto es lo que, o más bien quien Él es para mí, y éstos son mis motivos para comprenderle de esta forma.'

http://mujerenconstruccion.blogspot.com/2008/07/tracey-rowland-teloga-australiana-habla.html
29/05/10 4:01 PM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
(Los saltos de línea se conviertan a <br />)
(Nombre, email y página web)
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Luis Fernando Pérez Bustamante

Luis Fernando Pérez Bustamante

Seglar, casado y padre de tres hijos. Dedicado durante años a la apologética católica en foros, chats y blogs de internet, en la actualidad es director de InfoCatólica. Los artículos de este blog pueden ser reproducidos citando la fuente, salvo prohibición expresa del autor.



El hilo invisible

El hilo invisible. Un candidato a presidente, Juana la Loca, sectas apocalípticas, tabernas, el genocidio de Ruanda, condenas a muerte, un parto, la Biblioteca de Babel, una tía monja, madres que esperan, padres que sufren, dioses griegos, personas corrientes, mártires y malvados.
Los veintidós relatos cortos recogidos en este libro difícilmente podrían ser más variados, amenos e impactantes. De alguna forma, reflejan la gran riqueza del ser humano, cuyos sentimientos, convicciones, conflictos y vivencias constituyen una fuente de inspiración inagotable para la literatura.

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso