Pero ¿es persona?

Hace pocos días recibí una consulta de un estudiante de bachillerato. Un joven cristiano y celoso por la defensa de su fe y muy activo defensor de la vida. Tuvo una discusión con su profesor de ciencias sobre el tema del aborto y se planteaba la cuestión crucial: ¿Se trata de una persona? En más de una ocasión he escrito sobre el tema y merece la mena hacerlo una y otra vez y creo que no hace falta explicitar los motivos. Ofrezco hoy en el blog la consulta y mi respuesta por si pueden ser de utilidad.

Estimado P. Mateo, hace unos días, discutiendo sobre el problema del aborto con un profesor de ciencias me dijo si podía considerarse persona un conjunto de células, refiriéndose al embrión humano en sus primeros estadios. Yo le respondí que este “conjunto de células”, si no es eliminado, en pocos meses se convertirá en un niño. No sé si mi respuesta fue la correcta y me gustaría tener más argumentos. Gracias.

 

La cuestión de fondo es lo que entendemos bajo el concepto de “persona”. Para muchos es una cuestión puramente funcional y no una realidad profunda, subyacente; filosóficamente hablando, diríamos una realidad ontológica, algo que debe ser reconocido. Así, para cierta corriente de pensamiento cuando un ser humano pierde sus facultades cognitivas, deja de ser persona. Algunos incluso, por poner un ejemplo, llegan a llamar “vegetal” a alguien que ha quedado en un como profundo e irreversible. En estas perspectivas, la realidad y dignidad de la persona, más que ser reconocidas y respetadas, son atribuidas y quitadas arbitrariamente en función de una ideología profundamente deshumanizadora. ¿El ser humano es persona porque lo decidimos nosotros o bien, porque en sí mismo es persona, nosotros debemos reconocerlo como tal?

Esta forma de pensar es contraria a la fe y a la razón. Hace unos años, la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó un importante documento que le ayudará a afrontar estas cuestiones. Se trata de la instrucción “Dignitas personae” que considera  algunas cuestiones de bioética. Se publicó el año 2008 y  sigue siendo de rabiosa actualidad.

Sobre el punto que usted me consulta dice textualmente este documento que expone la posición de la Iglesia: “El cuerpo de un ser humano, desde los primeros estadios de su existencia, no se puede reducir al conjunto de sus células. El cuerpo embrionario se desarrolla progresivamente según un “programa” bien definido y con un fin propio, que se manifiesta con el nacimiento de cada niño”.

Como puede usted ver, su razonamiento no difiere mucho de esta enseñanza de la Iglesia asequible a la pura razón. Por lo que respecta al concepto de persona le comento un razonamiento muy simple que escuche hace años en una conferencia de Julián Marías: “Todos intuitivamente y sin esfuerzo diferenciamos el ser personal del ser impersonal. Si durante esta conferencia alguien llamara a la puerta todos preguntaríamos “quién” llama y no “qué” llama. Y este ser personal tiene una dignidad única que debe ser respetada”. Cuando nos referimos al ser humano nunca estamos ante un amasijo amorfo de células. Hay una presencia, una persona creada por Dios a su imagen y semejanza y con un destino de eternidad. Estamos ante tierra sagrada que nunca se puede pisotear impunemente. Sobre esta cuestión afirma la mencionada instrucción: “El fruto de la generación humana desde el primer momento de su existencia, es decir, desde la constitución del cigoto, exige el respeto incondicionado que es moralmente debido al ser humano en su totalidad corporal y espiritual. El ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción”.

Establecer un momento en que el ser humano no sería “persona” conduce teóricamente a un callejón sin salida y, prácticamente, a las más brutales agresiones. Los que afirman que el ser humano en un momento dado no es persona y poco después lo es deben explicar, si pueden, en virtud de qué irrumpe el ser personal y desde qué criterios. No lo harán, porque su explicación si fuera honesta nos presentaría una concepción de la persona de una pobreza impresionante y unas perspectivas para la humanidad realmente aterradores e inquietantes…

Lea el documento. Le ayudará mucho. Y esta es la cuestión de fondo que subyace en tantos debates de bioética y si no la tenemos clara nos perdemos en un laberinto sin salida.

Anexo

Por su interés y relación con el contenido del post recojo algunas preguntas y respuestas del indispensable documento que publicó en 1991 el Comité para la Defensa de la Vida de la CEE bajo el título “100 preguntas y respuestas sobre el aborto":

3. ¿Es un ser humano el fruto de la concepción en sus primeras fases de desarrollo?

Desde que se produce la fecundación mediante la unión del espermatozoide con el óvulo, surge un nuevo ser humano distinto de todos los que han existido, existen y existirán. En ese momento se inicia un proceso vital esencialmente nuevo y diferente a los del espermatozoide y del óvulo, que tiene ya esperanza de vida en plenitud. Desde ese primer instante, la vida del nuevo ser merece respeto y protección, porque el desarrollo humano es un continuo en el que no hay saltos cualitativos, sino la progresiva realización de ese destino personal. Todo intento de distinguir entre el no nacido y el nacido en relación con su condición humana carece de fundamento.

4. ¿Así que no es verdad que al principio existe una cierta realidad biológica, pero que sólo llegará a ser un ser humano más tarde?

No. Desde que se forma el nuevo patrimonio genético con la fecundación existe un ser humano al que sólo le hace falta desarrollarse y crecer para convertirse en adulto. A partir de la fecundación se produce un desarrollo continuo en el nuevo individuo de la especie humana, pero en este desarrollo nunca se da un cambio cualitativo que permita afirmar que primero no existía un ser humano y después, sí. Este cambio cualitativo únicamente ocurre en la fecundación, y a partir de entonces el nuevo ser, en interacción con la madre, sólo precisa de factores externos para llegar a adulto: oxígeno, alimentación y paso del tiempo. El resto está ya en él desde el principio.

5. ¿Cómo puede existir un ser humano mientras es algo tan pequeño que no tiene el más mínimo aspecto externo de tal?

La realidad no es sólo la que captan nuestros sentidos. Los microscopios electrónicos y los telescopios más modernos nos ofrecen, sin lugar a dudas, aspectos de la realidad que jamás habríamos podido captar con nuestros ojos. De manera semejante, la ciencia demuestra rotundamente que el ser humano recién concebido es el mismo, y no otro, que el que después se convertirá en bebé, en niño, en joven, en adulto y en anciano. El aspecto que presenta varía según su fase de desarrollo. Y así, en la vida intrauterina primero es un embrión pre-implantado (hasta la llamada anidación, unos 12-14 días después de la fecundación, en que cabe la posibilidad de que de un mismo óvulo fecundado surjan gemelos); después es un embrión hasta que se forman todos sus órganos; luego, mientras éstos van madurando, un feto, hasta formarse el bebé tal como nace. Y después continúa el mismo proceso de crecimiento y maduración, y más tarde se produce el inverso de decadencia hasta la muerte.

Por eso no tiene sentido decir que un niño proviene de un feto, sino que él mismo fue antes un feto, del mismo modo que un adulto no proviene de un niño, sino que antes fue niño, y siempre es el mismo ser humano, desde el principio. Y tan absurdo sería defender que el hijo recién concebido no es un ser humano porque no tiene aspecto de niño, como suponer que el niño no es un ser humano porque no tiene el aspecto externo del adulto.

6. Admitiendo que existe una nueva vida desde el momento de la fecundación, ¿no podría ser una vida vegetal o animal, para llegar a ser humana en una fase posterior?

No. Con los actuales conocimientos genéticos, es indudable que cada ser es lo que es desde el momento de la fecundación. De la unión de gametos vegetales sólo sale un vegetal; de gametos animales no racionales, por ejemplo un chimpancé, sólo sale otro chimpancé, y de la unión de gametos humanos siempre sale un ser humano.

18 comentarios

  
Chico
Esto nos lleva necesariamente a retomar el tema del Alma. Hoy nadie habla del alma. Y es por el alma que el hombre es hombre y existe desde el primer momento de su concepción. Y todo esto es fruto de ignorar la doctrina de Santo Tomás de Aquino y de la Iglesia católica

___________

El tema del alma es fundamental. La Dignitas personae lo establece muy claramente. Será objeto de un próximo artículo. Gracias.
19/01/17 12:26 PM
  
Eduardo Berrios
Una duda respecto a su planteamiento, cuando una mujer sufre un aborto espontaneo, (el 60% porciento de los óvulos fecundados terminan en abortos espotaneos antes de los 3 primeros meses) ¿esos niños terminan en el limbo?

________

Estas personas como todos los niños sin bautismo, la iglesia los confía a la misericordia de Dios. Es la afirmación de la CDF
19/01/17 2:06 PM
  
Forestier
Pero aún admitiendo que el embrión es un "amasijo de células", queda por resolver su relación con la realidad. Es decir, el sustantivo "embrión" requiere, de acuerdo con sus propiedades, su correspondiente adjetivo. No existe un embrión de nada, sino embriones de gatos, de perros, de elefantes, y sobre todo existe el embrión humano", En la realidad noo se da sustantivo sin adjetivo, e igual ocurre en la sintaxis gramatical. ¡Ay madre mía! Ser abortista, y encima desconocer principios de la realidad y de la gramática.
19/01/17 2:39 PM
  
José Ángel Antonio
Si es un profesor de ciencias el primer paso no es el concepto persona (que es filosófico) sino el concepto "individuo de nuestra especie", "uno de nosotros", un "homo sapiens sapiens". Hay que insistirle al profe de ciencias que el embrión humano es, simplemente, un humano en una de sus diversas fases, la fase de embrión, que es un individuo de nuestra especie desde su concepción hasta su muerte natural.

El aspecto no importa mucho: el patito feo y el hermoso cisne son el mismo bicho; la polilla y el gusano de seda son el mismo bicho. El bebé y el anciano son la misma persona y la misma especie.

El profe de ciencias ha de leer en internet " Comienzo ontogénico del individuo humano desde su genoma", de Carlos Y Valenzuela, Revista Médica de Chile, 2001. Ahí se ve irrefutablemente que nuestros embriones son "de los nuestros", son individuos humanos, somos nosotros.

La segunda pregunta es: ¿podemos decretar con justicia y ética que algunos seres humanos pueden ser congelados, comprados, vendidos, matados, etc... por ejemplo, si son pequeños y aún no han nacido, o si su color es distinto?

Para eso hay que reflexionar sobre la compra-venta de seres humanos en la esclavitud: reconocían que eran "animales humanos" pero sin dignidad...

Para eso recomiendo el artículo "Reig Pla compara el aborto y la esclavitud, y negros pro-vida le dan la razón en 5 puntos".

Con estos dos artículos tienes ganado el debate de la razón.
19/01/17 2:51 PM
  
Frayescobabcn
Desde el mismo momento de la Concepción, ese cigoto y posteriormente ese embrión desarrolla un Código Genético Único que lo convertirá en un niño desarrollado y formado.

Es a través de ese código genético cómo se va construyendo- desarrollando por etapas ese futuro niño que repito ES UN SER HUMANO DESDE EL MISMO MOMENTO DE SU CONCEPCIÓN PORQUE ADQUIERE DE LA UNIÓN DEL ESPERMATOZOIDE Y OVULO ESE CÓDIGO GENÉTICO ÚNICO, ser humano que necesita desarrollarse-formarse 9 meses para ser un niño
19/01/17 4:13 PM
  
María de las Nieves
La ciencia embriológica nos aporta los suficientes datos para definir cuando empieza a haber un ser humano distinto de sus padres y que esa nueva persona empieza con su encarnación su primera andadura en la fecundación,en ciencia le llamamos embrión totipotente, con ADN y cromosomas propios de varón o de mujer, pero desde otra disciplina como la antropología decimos que es una persona e hijo de personas humanas.

La persona embrionaria desde su realidad silenciosa va dejando de ser un secreto, esa persona que se estudia es un interrogante, es cada persona concreta, cada hombre y cada mujer como seres diferenciados y con anatomía y fisiología distinta, que pueden estar en fase embrionaria, fetal, niño, adulto. no son conjuntos celulares ,es un alguien.

Es cierto que el término persona se aplica ontológicamente ,ya que jurídicamente se admite que es persona después de su nacimiento. Teológicamente Dios crea al embrión humano siendo el mismo Dios creador quien crea el alma que forma el cuerpo que le impulsa para desde sí mismo crear la arteria para buscar el alimento en otra arteria de su madre sin confundir ambas,
.Cada persona humana se manifiesta al mundo a través de su cuerpo. Por ello, el diminuto cuerpo en formación del embrión con su dinamismo propio exhibe en cada momento imagen de su cuerpo, que cambia de forma muy rápida, pero en su interior la vitalidad, el movimiento interno y externo, va configurando su psiquismo y todo el proceso está configurado por la inteligencia y la voluntad que están presentes en el mundo interior del embrión y del feto.

Hay un inductor inteligente que marca el proceso desde el código genético y configuran el "Yo soy" una persona humana con su dignidad,que se hace visible con su cuerpo cambiante en crecimiento y desarrollo.
19/01/17 5:30 PM
  
Jordi
Al final, el concepto de persona queda reducido a lo que dispone el Parlamento con sus leyes.

Estos conceptos reductivos siempre van directamente hacia lo que la Revolución francesa, el nazismo y el comunismo dictaminaban: sólo se es persona si se es útil para la raza, la revolución o el proletariado.

Si se tienen enfermedades o disidencias, entonces deja de ser persona con dignidad, igualdad y derechos humanos inviolables.

Siempre hay una situación o circunstancia que permite violar la inviolabilidad.

La modernidad de hoy, no dará nunca una ley impositiva, como el nazismo o el comunismo, sino dispositiva: te matarás tú mismo, con la fuerza de la ley (eutanasia) o matarás tú pero sin decir que es un homicidio (aborto).
19/01/17 6:48 PM
  
Ricardo de Argentina
Hablar de un feto (humano o no) como de "un conjunto de células", es racionalmente aberrante. Hay allí una mala intención evidentísima. Podrá llamarse así a un cadáver, pero jamás a un organismo vivo. Ni siquiera vegetal.
19/01/17 10:19 PM
  
Palas Atenea
José Ángel Antonio tiene razón, el concepto persona es filosófico y, además procede de la Iglesia porque fue utilizado por primera vez por los Padres Capadocios para definir las Personas de la Trinidad. Hay personas humanas y Personas Divinas. Por lo tanto no procede, desde el punto de vista científico, hablar de ellas. En cambio sí es procedente el concepto de ser humano.

_______

¿Podemos pensar el ser humano sin la categoría de persona? Creo que no. Es cierto que el personalísimo moderno hunde sus raíces
en las discusiones trinitarias y cristológicas delos primeros siglos pero ahora es un concepto adquirido y fundamental. Y, por cierto, ilustra como "el misterio del hombre sólo se ilumina plenamente a la luz del misterio del Verbo Encarnado".
19/01/17 10:50 PM
  
shaezan

La "persona feto" o la "persona embrión" son tan dignas de respeto como la "persona anciana", la "persona madura", la "persona joven" o la "persona adolescente".


Un lema así, y con las imágenes adecuadas, debería colocarse en todos los templos.



19/01/17 11:09 PM
  
Gonzalo
Yo le diría al profe: "usted también es un conjunto de células".

En el sentido en que esto es verdad, también es verdad que el embrión lo es. Y también, en el sentido en que no es verdad que el profe es un conjunto de células, tampoco es verdad para el embrión.
19/01/17 11:20 PM
  
Palas Atenea
Ya sé que es imposible disociar el concepto de persona del de ser humano pero, como dice José Ángel, un profesor de ciencias puede no aceptarlos como sinónimos, se ceñirá a la biología.
________

En un planteamiento intelectual honesto podría ser, pero en el caso de este profesor y muchos, en realidad se ciñen a una ideología muy concreta. En definitiva se debe reconocer la especificad
y dignidad del ser humano desde el mismo instante de su concepción. Pues, omitiendo el concepto "persona", lo que están diciendo es que el embrión no es un ser humano. La cuestión de fondo es clara.
.
20/01/17 1:12 AM
  
María de las Nieves
Un ser humano adviene a la existencia . Explicar este hecho humano del origen nos hace utilizar conceptos ,siendo el concepto un pensamiento expresado mediante las palabras.

Describir y conceptualizar este hecho origen de nuestra humanidad individualizada como cuerpo es la primera realidad visible y reconocible, permite que nos acerquemos a este mismo hecho real con pensamientos distintos y no encontramos un concepto adecuado que todos demos por válido.

La reflexión que tenemos que hacer abarca diversas disciplinas para explicar ese mismo hecho ,las ciencias biomédicas lo expresan como zigoto o embrión totipotente ,la filosofía incorpora término persona humana, las ciencias jurídicas persona para los ya nacidos, pero no para los prenatales, la Teología con la Encarnación del Verbo- Palabra- Logos nos habla del Hijo Persona divina. Armonizar este hecho origen humano es tarea de todos .

Un término que me ha parecido que se puede incorporar es el Yo soy... tomado de la definición que Dios da de si mismo en Ex 3.14 "Yo Soy el que Soy" y que Jesucristo en el NT se lo atribuye varias veces y Dios es nuestro creador .En términos humanos ya decimos yo soy María o yo soy Juan ,el nombre personal remite a la identidad origen ,ese yo soy... puntual ,origen y nombre conceptual .
20/01/17 3:08 PM
  
Andrés-Eduardo Luis
Al producirse la vida germinal, surge una nueva vida diferente de todas las que han existido, existen y existirán. En ese momento se inicia un proceso vital esencialmente nuevo y diferente en proyecto de vida con genoma que jamás había existido. Proyecto que es expulsado del medio donde se produce, medio interno progenitor, al medio externo para, porque así lo quiere la creación, permanecer en la existencia desarrollándose. Así ocurre en todas las fases de todos los ciclos de los seres vivos, los seres humanos pertenecemos a ellos. En el ciclo vital todos los momentos son nuevos, no es el ciclo vital una carrera por etapas, es una carrera que no cesa, no para, es continua. La esencialidad de la etapa cigoto, enorme, pero también enorme la etapa de expulsión al medio externo de la vida nueva ya iniciada; tal vez a favor de esta vida germinal está el portar algo que nunca había existido, mientras que el cigoto está formado por moléculas, permítame decirle, que todas, ‘viejas’, pues ya existían todas sus moléculas previamente formadas en los medios internos progenitores, esto no merma su importancia en el ciclo de la vida; ni el que inicie, valiéndose de moléculas ‘viejas’, la duplicación de las secuencias génicas, que también existían, para dividir su célula en dos, en cuatro, …. en muchas; todo con moléculas ‘viejas’ , es así hasta que el blastocito, por sí mismo, logra absorber del medio externo, endometrio muy vascularizado por previa preparación biológica, nutrientes; etapa esta del ciclo biológico trascendental para el desarrollo de la vida. Todas las etapas son novedosas en relación con el medio y por formarse sustancias nuevas en un desarrollo continuo expresión de aquellos genes, únicos, exclusivo e irrepetibles de las células que iniciaron el nuevo ciclo de la vida.
______________

Novedad y continuidad. Todo guiado por el designio divino que nos va "tejiendo en el seno materno". Desde un punto de vista metafísico y teológico no podemos olvidar el alma humana creada directamente por Dios.
22/01/17 12:14 PM
  
Andrés-Eduardo Luis
En primer lugar, todo mi agradecimiento para usted, P. Mateo.
"Novedad y continuidad. Todo guiado por el designio divino que nos va "tejiendo en el seno materno"".

Seno materno es siempre medio externo tanto de la madre como del hijo. Este seno es la adaptación filogenética para desarrollar la novedad a él expulsada desde el medio interno progenitor donde se formó, novedad, por tanto, ya individualizada. ¿Produce el designio divino, apendicitis aguda, peritonitis, septicemia y exterminio? Si se detecta apendicitis y se prohíbe el auxilio ¿es el designio divino quién lleva al exterminio? El seno materno, en un porcentaje significativo, es una apendicitis aguda para la vida recién individualizada.
“Desde un punto de vista metafísico y teológico no podemos olvidar el alma humana creada directamente por Dios.”
La inmanencia sin trascendencia es reduccionismo pero no entiendo la inversa. Como muy bien dice la vida es: novedad, continuidad, novedad, ….. pero si no se permite a la novedad tener continuidad ¿cómo puede ser esa vida (que no existe, han impuesto su exterminio), una realidad palpable trascendente?
22/01/17 6:35 PM
  
Juan Mariner
Si rompo los huevos de un ave que es especie protegida por ley me cae un puro de los guardias forestales de padre y señor mío, y ya puedo ir diciendo que no es un ave todavía, ya,...
23/01/17 6:53 PM
  
Rafa Reyes
1+2=3 En esta ecuación, dos números conducen a un tercero.
Óvulo+Espermatozoide=Un niño precioso. En esta otra ecuación, con las mismas premisas, tenemos un resultado análogo.
Que el niño mida un centímetro o que tenga dos metros quien niega la existencia de vida íntegra, además de ignorante, es un malvado y si quiere matar esa vida es un asesino y comete un alevoso crimen.
No entiendo por qué tanto discutir con gente que no atiende a razones por su ideocia, ignorancia o inanidad.
12/02/17 11:06 AM
  
María de las Nieves
Andrés-Eduardo Luis
El útero es órgano interno de la mujer y es seno materno en la gestación para alojar al embrión, feto.. hasta nacimiento. La fecundación ocurre en la trompa materna y se implanta el embrión 5 días después en ese seno materno que es primer hogar de la persona embrionaria y es un medio externo para el bebé que está desarrollándose en el saco amniótico.

¿Produce el designio divino, apendicitis aguda, peritonitis, septicemia y exterminio?
Esa pregunta no tiene relación con el proceso de la gestación.

Si se detecta apendicitis y se prohíbe el auxilio ¿es el designio divino quién lleva al exterminio?
Es un proceso infeccioso en otro órgano de la madre.
Dios es creador de todo hasta de la bacterias que son patógenas para nosotros.

El seno materno, en un porcentaje significativo, es una apendicitis aguda para la vida recién individualizada.
Es una afirmación sin sentido lógico, la apendicitis con un embarazo puede ocurrir concomitantemente pero no es el caso que se analiza aquí.

Andrés estudia la gestación, como es su desarrollo y no mezcles los conceptos de otras patologías.
12/02/17 10:21 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.