13.01.14

(23) Ecos de Epifanía, tiempos de ecumenismo...

Con el Bautismo del Señor terminamos el tiempo de Navidad, y pienso que una vez desarmado el Pesebre, queda para algunos una sensación como de que “ya empezamos la carrera nuevamente”…y no me termina de convencer esta idea, qué quieren que les diga. He oído una homilía en que muy tranquilamente, se nos refería cómo la Iglesia “ahora de repente nos presenta a un Jesús ya adulto…”, como si se tratara de una película en que se coloca el cartelito: “Años más tarde..”, y nosotros fuésemos meros espectadores.
No me parece que sea suficiente ese modo de vivir el tiempo litúrgico, porque no se trata de capítulos inconexos de una serie, sino fundamentalmente de un misterio infinito- el misterio de Cristo y de su Iglesia- que se prolonga a lo largo de todo el Año litúrgico, y en que cada fiesta se engarza maravillosamente con la precedente y la que le sigue. El tiempo se me ocurre más bien como el foco de una luz intensa que progresivamente va recorriendo los diversos ángulos y rincones de un mismo escenario majestuoso, que es la fe en la cual y por la cual somos, nos movemos y existimos.

A mí siempre me sedujo especialmente la fiesta de Epifanía, y pienso que entre arbolitos y Papá Noel, los Santos Reyes Magos (¡porque son santos! ¿cuántas veces acudimos a ellos en la oración, además de hacerlos objeto de admiración y literatura?) han sido de algún modo desplazados en la atención no sólo del mundo sino de muchos fieles. Si a ello sumamos el racionalismo reinante que hasta llega a negar insolentemente su mismísima existencia, el saldo es lamentable, por el empobrecimiento espiritual que conlleva el desaprovechar las luces que esta fiesta nos deja.

Leer más... »

25.12.13

(22) Que exulte el Universo, ¡ha nacido Cristo!

“Celebremos el nacimiento del Señor con la asistencia y aire de fiesta que merece.

Exulten de gozo los varones, exulten las mujeres: Cristo nació varón, pero nació de mujer; ambos sexos quedan honrados. Pase, pues, ya al segundo hombre quien había sido condenado con anterioridad en el primero. Una mujer nos indujo a la muerte, una mujer nos alumbró la vida.

Exultad, vírgenes santas: la virgen os parió a aquel con quien podéis casaros sin corrupción alguna, vosotras que no podéis perder lo que amáis ni concibiendo ni pariendo.

Exultad, justos: ha nacido el Justificador.

Exultad, débiles y enfermos: ha nacido el Sanador.

Exultad, cautivos: ha nacido el Redentor.

Exultad, siervos: ha nacido el Señor.

Exultad, hombres libres: ha nacido el Libertador.

Exultad cristianos todos: ha nacido Cristo.”

(San Agustín, Sermón 184)

Les deseo a todos los lectores y a la querida familia de InfoCatólica, una Muy Feliz y Santa Navidad, pidiendo la gracia de que nuestros gozos y tristezas sean siempre según el Corazón de Cristo, sin dejarnos arrastrar por los criterios de la carne ni del mundo, que este Niño Divino ha venido a restaurar.

13.12.13

4.12.13

(20) Sobre el uso de las Catedrales y la mirada a las profanaciones

En unas horas en que los argentinos asistimos a una ola de asaltos a comercios en la provincia de Córdoba, declarada en estado de sitio, me resuena insistentemente en la conciencia la indignación que surge cuando se agravia “nuestra casa”, y estableciendo algunas relaciones, me pregunto: ¿qué importancia tienen para los católicos los templos, los lugares sagrados? ¿No son acaso también, “nuestras casas”?…

Y así como veíamos con espanto el intento de profanación de las hordas abortistas hace unos días en San Juan, no puedo dejar de preguntarme, con respeto filial, pero también con el derecho que asiste a los hijos sobre la casa de su Padre: ¿sólo se considera profanación si ésta se realiza de manera violenta?

El diccionario de la RAE, sobre el verbo “profanar” (Del lat. profanāre), define: 1. Tratar algo sagrado sin el debido respeto, o aplicarlo a usos profanos.- 2. Deslucir, desdorar, deshonrar, prostituir, hacer uso indigno de cosas respetables.

Y me pregunto entonces cuál es el nombre que debe darse a un “Acto” por el 20º Aniversario del Establecimiento de las Relaciones Diplomáticas entre el Estado de Israel y la Santa Sede dentro de … la Catedral de Buenos Aires, anunciado aquí para el día de mañana.

Leer más... »

29.11.13

(19) NO podemos ni debemos acostumbrarnos -28º Encuentro Nac. de Mujeres Autoconvocadas-

“Fíjense en la higuera y en los demás árboles. Cuando echan los primeros brotes, ustedes saben que el verano ya está cerca. Así también, apenas vean ustedes que suceden las cosas que les dije, sepan que el Reino de Dios está cerca.El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Cuídense de ustedes mismos, no sea que una vida materializada, las borracheras o las preocupaciones de este mundo los vuelvan interiormente torpes y ese día caiga sobre ustedes de improviso…”(Lc.21,29-34)

NO es suficiente la noticia y las crónicas: hay confusiones…

Desde ya, pido disculpas a los lectores por la extensión de este artículo, pareciéndome que el tema trasciende mucho lo anecdótico, y hay algunos puntos para detenernos, y para que se conozca un poco mejor este tema.

Un año más, ha terminado un nuevo Encuentro de Mujeres Autoconvocadas (que de autoconvocadas no tienen ni las la “a”.) y se empiezan a “coleccionar” y difundir fotos y videos ilustrativos (advertimos sobre su fuerte contenido explícito este año, no apto para menores) para que el mundo sepa que aquí, en Argentina, los Aquelarres no sólo existen, sino que se programan con bastante anticipación, se les proporciona aparato propagandístico y hasta se los declara cínicamente “de interés cultural” y el día menos pensado, si seguimos así, se organizarán plateas de “morbo sacrílego sadomasoquista” a cielo abierto, frente a templos católicos de esta patria que lleva como enseña los colores del manto de Nuestra Señora.

Leer más... »

24.11.13

(18) Acción de Gracias por un grano de arena

A menos de una semana de finalizado el XVI Encuentro de Formación Católica de Bs. As., no quisiera omitir el dejar constancia fotográfica de un sinfín de gracias que hemos recibido en estos días, tanto organizadores como asistentes, y que no cesamos de agradecer.

Entre algunos favores, destaco por ejemplo, el haber compartido estos días con dos conferencistas muy diferentes entre sí, como lo son el querido padre Alfredo Sáenz -cuya sola presencia es para nosotros un regalo maravilloso-, y Amparo Medina, invitada especial desde Ecuador, testimonio viviente de un milagro de la gracia, al convertirla de guerrillera atea y abortista, en militante católica a favor de la vida, convencida de que lo único imprescindible es buscar la santidad.

Esperamos poder compartir algunas conferencias en posts sucesivos.

Quizá muchos opinen que esto es irrelevante, o que tal vez magnificamos en este Encuentro un suceso que al fin y al cabo, frente a todos los grandes eventos que hoy vemos en el mundo católico… Pero yo creo que tal vez, entre tanto culto a lo grandilocuente y espectacular, numerolátrico, se corre el riesgo de menospreciar el ámbito de lo pequeño, en que Dios sigue convirtiendo el agua en vino en múltiples Canáa, y multiplicando panes y peces para dar de comer a multitudes con nuestra contadísima pobreza. Y ese menosprecio atenta siempre contra la esperanza, porque se ha entorpecido la mirada para ver cotidianamente todo “más allá”. Y el cristiano, hombre de la trascendencia, jamás puede conformarse con quedarse “hic et nunc”, sino que siempre, siempre, es preciso remontar la mirada y el corazón, y ver que somos águilas casi sin saberlo, porque Cristo es Rey del Universo, y nosotros somos suyos.

No es irrelevante que ni un solo asistente haya quedado sin imponerse el Escapulario del Carmen, ni que haya habido 9 confirmaciones en la Misa del domingo. No es irrelevante que hayamos tenido, además de las 16 conferencias, 3 o 4 sacerdotes “católicos” disponibles casi todos los días para oír confesiones a cualquier hora, compartiendo con los fieles liturgia, mesa, estudio y eutrapelia. Ha sido, sí, una fiesta, y bendito sea Dios por ello.

No quiero, pues, “acostumbrarme", ni dejar de sorprendernos año tras año, y Dios nos guarde de la frialdad, y dejar de agradecerle, que al fin y al cabo, la Acción de Gracias es el núcleo de nuestra vida, “fuente y culmen” de toda ella…

Dejo, pues, algunas fotos, invitando a los que hayan asistido, a compartir unas líneas si lo ven oportuno, y agradeciendo una y otra vez a quienes han hecho posibles estos días con su colaboración y oraciones.

25.10.13

(17) "Las Leyes del Desorden -lineamientos jurídicos contra el Reinado de Cristo-""

En la brega de los bautizados por el Reinado Social de Cristo (pues éste no es mero enunciado piadoso, sino que requiere del compromiso de aquellos), se hace necesario tomar conciencia de los elementos que obstaculizan este Reinado, y éstos no son sino los clásicos enemigos del alma –mundo, demonio y carne- que, según las diferentes épocas, toman nuevos y variados “estilos”, pero siempre convergentes hacia el mismo fin:

“No preguntéis quién es el enemigo; ni qué vestidos lleva. Éste se encuentra en todas partes y en medio de todos. Sabe ser violento y taimado. En estos últimos siglos ha intentado llevar a cabo la disgregación intelectual, moral, social, de la unidad del organismo misterioso de Cristo. Ha querido la naturaleza sin la gracia; la razón sin la fe; la libertad sin la autoridad; a veces, la autoridad sin la libertad. Es un enemigo que cada vez se ha hecho más concreto con una despreocupación que deja todavía atónitos: Cristo, sí; la Iglesia, no. Después: Dios sí, Cristo no. Finalmente el grito impío: Dios ha muerto; más aún, Dios no ha existido jamás. Y he aquí la tentativa de edificar la estructura del mundo sobre fundamentos que Nos no dudamos en señalar como a principales responsables de la amenaza que gravita sobre la humanidad: una economía sin Dios, un derecho sin Dios; una política sin Dios. El enemigo se ha preparado y se prepara para que Cristo sea un extraño en la universidad, en la escuela, en la familia, en la administración de la justicia, en la actividad legislativa, en la inteligencia entre los pueblos, allí donde se determina la paz o la guerra. Este enemigo está corrompiendo el mundo con una prensa y con espectáculos que matan el pudor en los jóvenes y en las doncellas, y destruye el amor entre los esposos.” (S.S.Pío XII, alocución del 12-10-1952)

Y tal como está el mundo, parece ser que uno de los modos más efectivos y “elegantes” de persecución de los cristianos es la vía de lo “legal".

Leer más... »