15.10.13

(14) Todos los que militáis...

Por supuesto que no podemos dejar pasar su fecha sin recordar a nuestra Santa Teresa “la Grande”, con todo lo que tiene todavía para decirnos -¡ella siempre es tan actual!- , y con todo lo que a la vez, nosotros podemos pedirle, en este consorcio tan bendito de la Comunión de los Santos.

Transcribimos, entonces, una de sus poesías más bellas, a nuestro juicio, por más que sea harto conocida, y a continuación, algunas oraciones en verso que le dedicara el P. Leonardo Castellani en enero de 1947, y por cuya pluma nos dirigimos a la santa Doctora, pidiendo su intercesión.

Todos los que militáis

debajo de esta bandera,

ya no durmáis, no durmáis,

pues que no hay paz en la tierra.

Si como capitán fuerte

quiso nuestro Dios morir,

comencémosle a seguir,

pues que le dimos la muerte.

Oh, qué venturosa suerte

se le siguió de esta guerra!

Ya no durmáis, no durmáis,

pues Dios falta de la tierra.

Leer más... »

12.10.13

(13) La Hispanidad y Dos Banderas

Cuando hay que descubrir un Nuevo Mundo
o hay que domar al moro,
o hay que medir el cinturón de oro
del Ecuador, o alzar sobre el profundo
espanto del error negro que pesa
sobre la Cristiandad, el pensamiento
que es amor en Teresa
y es claridad en Trento,
cuando hay que consumar la maravilla
de alguna nueva hazaña, los ángeles que están junto a su Silla,
miran a Dios… y piensan en España.

(J.M. Pemán, Poema de la Bestia y el Angel, fragm.)

Yo comprendo que al estar compuesto este portal-familia mayoritariamente por españoles, casi sin querer, crean que no vale la pena insistir en el tema, pues tanto les han censurado de aquí y de allá, que como quien dice, parece que se tratara de soberbia o vanagloria…

Permítanme entonces que alejada de esos sentimientos, y en cambio henchida el alma de gratitud y santo orgullo por haber nacido en esta América Hispana, hoy comparta algunas ideas, que pongo a los pies de Nuestra Señora del Pilar y de Santiago.

Leer más... »

7.10.13

(12) ¡Morir antes que cansarnos!

El nombre de María vivas mieles
Que significa el MAR solemne y santo
Rompió como un mar bravo allá en Lepanto
Y destrozó el poder de los infieles.

Un relente de rosas y claveles
Azulceleste veste y blanco manto,
Pero también el ímpetu y espanto
Contra los viles, contra los luzbeles.

Porque Ella es reina y madre todo junto,
Del poder del amor vivo prasunto,
Y como Reina tiene sus cuarteles.

Como una flor camuflada en flores
Y como Madre tiene sus furores
Cuando le tocan sus hijitos fieles.

("Auxilium Chistianorum", por el Padre Leonardo Castellani)

No quería dejar pasar este día sin compartir al menos, esta imagen que es puro bálsamo, en medio de las fatigas de nuestros días, y en que el peligro supremo es perder la “perspectiva”, creyendo que es todo tan tremendo, que a muchos se les nubla la esperanza y allí es donde se dan cita tantos desvaríos…

Porque seguimos siendo la pequeña grey, David frente a Goliat, y el mar embravecido, como entonces, en Lepanto.

Pero la Reina es nuestro Alcázar, un regazo hecho Madre, y aplasta a la Serpiente.

Leer más... »

1.10.13

(11) Santa Teresita, un águila guerrera

Hace unos cuantos años, un cliente de nuestra librería, agnóstico entonces, manifestó que no quería saber nada con esos “santitos dulzones” como Santa Teresa de Lisieux, y esa expresión desencadenó una áspera discusión, intentando explicarle la importancia de esta gran Santa, Doctora de la Iglesia y Patrona de las Misiones.

Luego de varios años regresó para contarnos que había viajado a Alemania, se había convertido en el santuario de Schoenstatt y …se había hecho devotísimo de Sta. Teresita, pues decía haber encontrado en ella un raro y seductor modelo de fortaleza, para hombres y mujeres de toda edad.

De ella ya había dicho Pío XI: “Se ha disminuido su espiritualidad: es un alma viril, es un gran hombre…” Es de advertir cómo en nuestro siglo, en cambio, la “perspectiva de género” es el correlato de una espiritualidad afeminada, que conduce a la subversión de psicologías y cuerpos en la masculinización de la mujer y el afeminamiento de los varones. A esta época le cuesta sin duda “digerir” la estampa del Stabat Mater, que es como una brújula: de pie, junto a la Cruz, Aurora de Esperanza.

En homenaje a Sta. Teresita, en este día de su fiesta, comparto con nuestros lectores algunas “perlas” tal vez poco difundidas, en que sin temor a un lenguaje enérgico, habla de la conquista del Cielo. Pidámosle especialmente que interceda para que en este mes recibamos grandes gracias de conversión de nuestros pobres corazones, y nos “contagie” su celo apostólico para encender las almas.

Leer más... »

29.09.13

(10) La Santa Inquisición

Así la llamo yo, sí; sin comillas ni ironías, en conciencia, mirando las leyes liberales -con la libertad de ir todos cantando al infierno, acostumbrados a vivir en un buen simulacro del mismo-. Evoco, pues, a la Santa Inquisición, viendo las leyes humanistas de que gozamos, tan respetuosas de todo tipo de “género” humano, homínido, humanoide, homúnculo, homifémino, trans-humano, trashumante (ya que estamos…), y un largo etcétera- y por supuesto, democráticas numerolátricas y esquizofrénicas (¿suena bien el binomio, eh?).

Como bien señala la historiadora francesa Regine Pernóud, “..Se comprende que en muchos aspectos, la Inquisición fuera sobre todo la reacción de una sociedad que consideraba la defensa de la fe tan imporante como a nosotros nos parece la protección de la salud fisica” (Qué es la Edad Media, Ed. Magisterio Español, Madrid, 1979, p. 162).

Hoy, quien optara por permanecer al margen del sistema de “salud” (sic) en Estados Unidos, por ejemplo, sería sancionado con una multa. El culto al cuerpo va desde las modas para anoréxicas; el ocultamiento y asesinato de los enfermos con la eugenesia y eutanasia; el estiramiento de la cara de las “estrellas” hasta tironearles el dedo gordo del pie, y cuanta ridiculez se nos ocurra para lucir lo más “plásticamente” posible.

Por el contrario, la defensa de las almas hay que suplicarla a veces mediante “recolección de firmas” para presentar hasta al propio Obispo, porque es como si estuviésemos hablando de fantasmas, y el Número de las firmas hace visible lo que ya ni se recuerda que existe. En cuanto a Defensa de la Fe…gracias a Dios, aún hay algunos sacerdotes y obispos que se avienen a celebrar Misas en Desagravio, como el que se realizará este jueves en la parroquia porteña de San Ignacio, tras su reciente profanación.

Leer más... »

25.09.13

(9) La ponzoña de la Mentira

300

Cuando Nerón inculpó a los cristianos del incendio de Roma, debe haber habido más de un ciudadano que se previniera contra ellos, y más allá del fruto bendito del martirio que se siguió de ello, -bien mayor que Dios obtiene de todos los males-, es indudable que la calumnia original no fue un acto puramente “humano”, sino engendrado en los abismos infernales.

No es gratuito entonces -nada en la Sagrada Escritura lo es-, que Ntro. Señor designara a Lucifer como el Padre de la Mentira , homicida desde el principio (Jn.8,44) y Príncipe de este mundo (Jn. 14,30). Debemos colegir, por tanto, que alguna íntima relación causal debe haber entre

- el accionar concreto de Satanás en la historia, en el mundo concreto y real en que nos movemos –aunque sin pertenecer a él-,

- el imperio de la Mentira, y

- la persecución a los cristianos.

Puede parecer una verdad de Perogrullo este razonamiento, pero sin embargo creo que es muy oportuno a veces, “repasar las tablas de multiplicar”, cuando no nos dan las cuentas…

Leer más... »

21.09.13

(8) Los pobres Desgraciados

María Santísima, tipo, Madre y modelo de la Iglesia, es sin duda Maestra de la fe y de la oración. No podemos entonces dejar de consultarla en nuestros criterios espirituales y materiales de perfección cristiana.

Ahora bien, Ella en Fátima asocia el término “pobres” al de pecadores, es decir, propiamente hablando, a los des-graciados, los sin-gracia, ya sea con o sin bienes materiales.

Hace varios años, un amigo nuestro perdió a un hijo en un trágico accidente, y en una hermosa carta que circuló haciendo un enorme bien, hizo referencia precisa a este tema, poniendo en su justo lugar el término “desgracia”, que nada tenía que ver con lo ocurrido a su hijo, pues él, gracias a Dios, no era de ningún modo un desgraciado.

Últimamente el Papa nos exhorta a ir a las “periferias existenciales”, y nos surge una pregunta: ¿podemos ir realmente allí, cuando primero no hemos llevado, delante, el corazón? ¿Es fecundo ir físicamente adonde no se va con Cristo, es decir, donde no somos conducidos por Su corazón de Rey de cielos y tierra?

Acudir con el Cuerpo -pues somos miembros vivos de Su Cuerpo místico- sin portar el Corazón, sin querer Su voluntad, ¿no será amontonar allí, nuevos cadáveres?…

Porque hay una sola cosa necesaria, y es que Cristo reine, y todo lo demás nos será dado por añadidura…

¿Pero podrá reinar El si nosotros -los que nos creemos fieles, porque hemos sido llamados a ser sus testigos- no somos vehículos de Su Divina Misericordia, vale decir, si le negamos “abonar” con nuestra oración de petición, el camino de nuestros pasos? ¿Cómo hacer que reine su Justicia, por ejemplo, si antes de hablar de ella, no “visitamos” con su Misericordia, a través de nuestra oración sincera, el alma de los injustos?

Y buscando entre los pobres más pobres, he encontrado en las periferias de mi corazón, a los que tal vez debamos confesar que hemos abandonado ya, porque hasta se ha secado nuestra oración por ellos. Entonces participamos, de alguna manera, de sus culpas, siendo luz que no alumbra, y sal que no sala.

Leer más... »