8.01.17

(153) Preparando las estampitas...o Lutero contra sí mismo (y II)

 testigo1En el segundo post sobre este tema presentamos algunos testimonios más -que revelan su pensamiento y actitudes- de este personaje, al que hoy se pretende reconocer como “testigo del Evangelio”, acoplándose así a la pérdida de sentido común del mundo, que hoy impone el absurdo como norma de pensamiento universal.  En defensa no sólo de la fe, pues, sino del principio lógico de no contradicción (algo no puede ser blanco y negro al mismo tiempo, y por tanto, no se puede odiar lo católico siendo a su vez “modelo” para los católicos), esperamos contribuir sencillamente a la Verdad, que es Una.

Y como una condición de la unidad y el entendimiento mutuo debería ser, entre otras, la univocidad de los términos que empleamos, habría que preguntarse ante todo qué se entiende por “testigo del Evangelio”. Viendo la historia, vemos que quienes así son reconocidos se han destacado en todos los tiempos especialmente por su humildad, pues “Dios resiste a los soberbios” (1 Pe 5,5; Sant 4,6).

En el personaje que nos ocupa, por el contrario, si hay una nota que lo caracteriza es

Leer más... »

6.01.17

(152) Preparando las estampitas...o Lutero contra sí mismo (I)

estampa2Entre los “Materiales para la SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS y para el resto del año  2017″ que la Santa Sede ha publicado recientemente, leemos que

  “Separando lo que es polémico de las cosas buenas de la Reforma, los católicos ahora son capaces de prestar sus oídos a los desafíos de Lutero para la Iglesia de hoy, reconociéndole como un «testigo del evangelio» (Del conflicto a la comunión, 29). Y así, después de siglos de mutuas condenas y vilipendios, los católicos y los luteranos en 2017 conmemorarán por primera vez juntos el comienzo de la Reforma….”

Encontramos pues, en un solo párrafo, varias propuestas que lamentablemente no estamos dispuestos a compartir de ningún modo, pues ni celebramos ni conmemoramos la apostasía de entonces, ni la de ahora.

Leer más... »

31.12.16

(151) 2017, Centenario de Fátima, ¿cómo celebramos su comienzo?...

FatimaGobbiEl Nuevo Año viene siempre preñado de expectativas, pero sobre todo cumpliéndose en unos meses el Centenario de las apariciones de Ntra. Sra. de Fátima, y precipitándose una serie de acontecimientos eclesiales más que significativos.

Con este “telón de fondo”, no es ocioso plantearse cómo celebrar este Fin de Año y comienzo del que llega. Sabemos que más de una familia se lo ha planteado a menudo, tratando de remar “contra corriente” en medio de un ambiente para nada favorable a la coherencia cristiana, que se ha apropiado de nuestras Fiestas, pero vaciándolas de su espíritu genuino, y adulterándolo todo.

Aunque hace un par de años publiqué ya algunas de estas citas, las vuelvo a compartir con mis lectores, como para tenerlas en cuenta en nuestros criterios de “celebraciones navideñas".

Leer más... »

(150) Sobre el corazón de los santos, la historia de los villancicos…y Gramsci

Los santos son las personas más realistas, las más sabias, las que tienen mejor puestos los pies sobre la tierra…y por tener el corazón en el Cielo, no hay tropiezos que valgan, para seguir adelante, siempre adelante!.

lecturaPor eso en estos días navideños es muy saludable inclinarnos un poco más a sus lecturas que a algunas del siglo, porque asociando nuestras almas a las suyas, se sigue un aumento de fortaleza y alegría (ambas son una…) tanto propia, como de quienes nos rodean.

Así, pues, hemos estado leyendo  algunas composiciones navideñas, y luego de unos célebres sermones hemos pasado a los villancicos de Santa Teresa y de San Alfonso.. ¿Habrán ellos carecido de “conciencia” sobre las cruces de la Iglesia, o serían algo aniñados, o….? No; no nos parece que estas preguntas merezcan una respuesta afirmativa.

Leer más... »

27.12.16

(149) ¡La Navidad sólo puede ser Feliz!

“Cristo, la luz verdadera no se detiene ante los muros ni se quebranta por los elementos,ni se oscurece ante las tinieblas. La luz de Cristo es día sin ocaso, día sin fin; por todas partes resplandece, por todas partes penetra, en todas partes permanece. Cristo es el día, según el apóstol: “La noche está muy avanzada y el día se acerca.” (Rm 13,12) La noche está avanzada, precede el día…”

(San Máximo de Turín. Homilía sobre el salmo 14) 

navidAlepoParecería que en medio de la tormenta, como no se ve el sol, no hay manera de detenerse a dar gracias por él, ni por la luz, porque sólo se siente el salpicar del agua sobre el rostro, la barca que amenaza naufragar, y a lo único que se atina en estos momentos es a asirse de los mástiles que aún no se han quebrado, o de cualquier viga que parezca firme para soportar el embate de las olas…  Por eso tal vez, leíamos hoy en un medio pretendidamente católico: Me considero un pesimista. Quizás la razón sea que estoy informado de lo que está ocurriendo en el mundo. Si es cierto lo que dicen, que el ignorante es feliz, su corolario también debe de serlo: el que sabe mucho es infeliz…”     Y me he indignado.

Leer más... »

23.12.16

(148) ¡Gracias, Mons. Juan C. Sanahuja, heraldo fiel del Señor de la Vida!

“El hará volver el corazón de los padres hacia sus hijos y el corazón de los hijos hacia sus padres, para que yo no venga a castigar el país con el exterminio total.” (Mal. 3, 24)

PJCSanahujaNo dudamos que el llamado de Dios Padre a celebrar más cerca Suyo la fiesta de la Vida por excelencia que es la Navidad, ha sido el galardón más justo a una vida sacerdotal signada por la defensa de la verdad y de la vida. Así de ejemplar y consoladora para los fieles, ha sido la de Mons. Juan Claudio Sanahuja.

Nada es casual para el cristiano.

Leer más... »

21.11.16

(147) Algunos no quieren que Él reine sobre nosotros…

 REY

“…Nunca resplandecería una esperanza cierta de paz verdadera entre los pueblos mientras los individuos y las naciones negasen y rechazasen el imperio de nuestro Salvador…” (Pio XI, Quas Primas)

Cuando el papa Pío XI proclamaba la fiesta solemne de Cristo Rey en su encíclica Quas Primas, la situación del mundo era ciertamente agobiante. Hoy, crecidas sobradamente las semillas de descomposición y subversión social que entonces señalaba la Iglesia como Madre y Maestra, seguimos celebrando esta magnífica fiesta, pero lamentablemente hay que clarificar esta doctrina no sólo para que se entere el mundo, sino incluso muchos miembros de la Iglesia, porque no es la doctrina católica la que abunda entre quienes deberían enseñarla cotidianamente a los fieles para alimento y fortaleza en el combate.

Por eso, repasar hoy ciertos clarísimos párrafos de aquella encíclica es como un bálsamo para el alma, y hemos querido comentarlos.

Leer más... »