(185) ¿Hacia dónde va el Ecumenismo...? (conferencia del Dr. Mario Caponnetto)

precipicioSeguimos con el tema, sí, porque no es de poca monta, pues está en juego nuestra propia identidad de católicos, vale decir: nuestra propia subsistencia como tales.

Porque si en estos días oímos hablar a Nuestro Señor sobre la gravedad del descuido de nuestros talentos, creemos que el mayor talento que podemos haber recibido es la vida de la Gracia y la verdadera Fe, y no tenemos derecho a rebajarla para comprar una paz ficticia, que dista muchísimo de ser la de Cristo, tal como lo ha comprendido la Iglesia durante toda su historia. ¿Podemos “resignarnos” a ver como tantas almas son precipitadas al vacío, sin oponer resistencia?

No ha terminado aún el año de la nefasta conmemoración de la Revolución Protestante, y ya se están haciendo sentir sus hediondos frutos, preanunciando otros, mucho más abominables, porque el camino hacia el abismo es mucho más rápido que el que va hacia las Cumbres…

Urge, pues, seguir clarificando, denunciando y subrayando la verdadera doctrina, así como se siente también urgido el infierno a redoblar sus argucias para seguir confundiendo a las almas, conforme sabe que le queda menos tiempo.

Seguimos compartiendo entonces con nuestros lectores algunas conferencias de los Encuentros de Formación Católica, y seleccionamos esta vez la de Mario Caponnetto correspondiente a este año dedicada precisamente a este tema, creyendo que puede seguir clarificando el panorama a muchos fieles de buena voluntad, pero mareados por la confusión eclesial reinante.  A éstos los instamos a preguntarse: ¿Deberemos pisotear y condenar definitivamente al olvido todo el Magisterio precedente? No nos referimos a meras “entrevistas” ni opiniones de pontífices precedentes, sino por ejemplo, a encíclicas como la que señala esta situación, que hoy quieren hacer pasar como de genuino y “sano” ecumenismo y que en realidad rezuma sincretismo y vulgar apostasía:

“..Convencidos de que son rarísimos los hombres privados de todo sentimiento religioso, parecen haber visto en ello esperanza de que no será difícil que los pueblos, aunque disientan unos de otros en materia de religión, convengan fraternalmente en la profesión de algunas doctrinas que sean como fundamento común de la vida espiritual. Con tal fin suelen estos mismos organizar congresos, reuniones y conferencias, con no escaso número de oyentes e invitar a discutir allí promiscuamente a todos, a infieles de todo género, de cristianos y hasta a aquellos que apostataron miserablemente de Cristo o con obstinada pertinacia niegan la divinidad de su Persona o misión.” (SS Pío XI, Carta Encíclica Mortalium animos, n. 2.).

Señala allí el Sumo Pontífice Pío XI, sin contradecir un ápice la doctrina católica precedente, ni escandalizar a ningún alma fiel, aunque le molestase al espíritu del Mundo:

Pío XI “Tales tentativas no pueden, de ninguna manera obtener la aprobación de los católicos, puesto que están fundadas en la falsa opinión de los que piensan que todas las religiones son, con poca diferencia, buenas y laudables, pues, aunque de distinto modo, todas nos demuestran y significan igualmente el ingénito y nativo sentimiento con que somos llevados hacia Dios y reconocemos obedientemente su imperio.

Cuantos sustentan esta opinión, no sólo yerran y se engañan, sino también rechazan la verdadera religión, adulterando su concepto esencial, y poco a poco vienen a parar al naturalismo y ateísmo; de donde claramente se sigue que, cuantos se adhieren a tales opiniones y tentativas, se apartan totalmente de la religión revelada por Dios” (ibid. n. 3).

Y apelando no ya a la fe católica, sino al más elemental sentido común de quien quiera razonar coherentemente, se preguntaba entonces el Papa:

“¿Cómo es posible imaginar una confederación cristiana, cada uno de cuyos miembros pueda, hasta en materias de fe, conservar su sentir y juicio propios aunque contradigan al juicio y sentir de los demás? ¿y de qué manera, si se nos quiere decir, podrían formar una sola y misma Asociación de fieles los hombres que defienden doctrinas contrarias, como, por ejemplo, los que afirman y los que niegan que la sagrada Tradición es fuente genuina de la divina Revelación; los que consideran de institución divina la jerarquía eclesiástica, formada de Obispos, presbíteros y servidores del altar, y los que afirman que esa Jerarquía se ha introducido poco a poco por las circunstancias de tiempos y de cosas; los que adoran a Cristo realmente presente en la Sagrada Eucaristía por la maravillosa conversión del pan y del vino, llamada “transubstanciación“, y los que afirman que el Cuerpo de Cristo está allí presente sólo por la fe, o por el signo y virtud del Sacramento; los que en la misma Eucaristía reconocen su doble naturaleza de sacramento y sacrificio, y los que sostienen que sólo es un recuerdo o conmemoración de la Cena del Señor; los que estiman buena y útil la suplicante invocación de los Santos que reinan con Cristo, sobre todo de la Virgen María Madre de Dios, y la veneración de sus imágenes, y los que pretenden que tal culto es ilícito por ser contrario al honor del único Mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo?”(n. 14)…

Ahora bien, si un sujeto cambiase repentinamente en sus apetitos, preferencias, principios, rechazos, y no se reconociera ya como hijo de sus padres¿no diríamos que éste se ha convertido prácticamente en “otra persona”?

Nos preguntamos entonces, ¿si se nos quiere convencer de una doctrina y práctica que contradice a cada paso todo lo que ha sostenido durante 2000 años la Iglesia católica, ¿podemos sostener que ésta puede llevar también el apelativo de “católica”, o que –a menos que se trate de una pesadilla- estamos asistiendo a la perversión más alevosa que ha sufrido jamás la Esposa de Cristo?

Por la gravedad de este tema y de tamañas y tan groseras contradicciones, apuntamos aquí algunos párrafos de esta conferencia que instamos vivamente a escuchar íntegra más abajo:

“(…) Ya no es posible, en recta conciencia católica, no oponer siquiera alguna resistencia a esta enorme marea de confusión y desconcierto, ni pasar por alto ciertas palabras y gestos no sólo de importantes representantes de la Jerarquía católica y aún de enteras Conferencias Episcopales sino hasta del mismo Santo Padre respecto de esta conmemoración.

(…) lo que se ve y oye en estos días resulta sustancialmente distinto de todo lo anterior. En efecto, una cosa es el ecumenismo problemático aún con todas sus evidentes fallas en su implementación y otra muy distinta es la asunción lisa y llana de las premisas fundamentales de la herejía protestante, premisas que ya no sólo no se condenan sino que ahora se las asume como bienes y dones de Dios para la Iglesia.

(…) Nos explicamos. En toda esta llevada y traída conmemoración de la Reforma el problema central no es ni la figura de Lutero (al que se quiere poco menos que canonizar), ni los propósitos que lo movieron (a los que, sin ningún fundamento, se los presume nobles y loables), ni las circunstancias históricas que acompañaron el surgimiento del protestantismo (que se tergiversan y exageran de manera escandalosa con desprecio absoluto por la verdad histórica). No, el problema central es lo que significó y significa el protestantismo, en sus múltiples formas y expresiones, como radical subversión de la Fe, como una herida impiadosa inferida al Cuerpo Místico de Cristo que es la Iglesia y como fuente del inmenso caudal de males que provocó no sólo en el orden estrictamente religioso sino, además, filosófico, cultural y político. Es esta esencia del protestantismo la que, día a día, en gestos, palabras y acciones parece ser asumida por las máximas jerarquías de la Iglesia.

(…) En realidad estas dos cosas son una sola y responden al mismo espíritu que está en la base de la rebelión protestante que es el inicio de todas las rebeliones que se han venido sucediendo a través del proceso de la Revolución Anticristiana a partir de la Modernidad. Ese espíritu no es otro que el de la crítica revolucionaria, radicalmente subversiva, que iniciada por Lutero irá irradiando, en sucesivas etapas históricas, todos los errores y horrores de la Modernidad: de la Reforma Protestante a los Filósofos de la Ilustración, de éstos a la Revolución Francesa, de ésta al Comunismo ateo, de éste al Nuevo Orden Mundial el mayor y siniestro intento de implantar la Civitas Homini enemiga irreconciliable del Reino de Cristo.

Se trata, en definitiva, de ese espíritu que cristaliza en el hombre nuevo, pero no en el sentido paulino sino en el de todas las utopías revolucionarias que desde hace cinco siglos vienen destruyendo todo cuanto, en esta tierra, lleva el nombre de Cristo y de Su Iglesia.

(…) Por todo eso, no podemos callar ni permanecer indiferentes frente a esta aventura ecuménica y con todo respeto elevamos al Santo Padre nuestra súplica filial para que se ponga fin a tanta confusión.

Súplica a la que unimos nuestra ferviente oración al Padre sirviéndonos de una de las invocaciones de las Letanías de los Santos: Ut omnes errantes ad unitatem Ecclesiae revocare, et infideles universos ad Evangelii lumen perducare digneris. Te rogamus, audi nos.

Dígnate Señor devolver a la unidad de la Iglesia a todos los que viven en el error y llevar a todos los infieles a la luz del Evangelio. Escúchanos, Señor.

——————————————————

Infocatólica agradecerá vuestra generosa colaboración; le sugerimos cómo hacerlo

——————————————————

Pueden solicitar el catálogo completo de grabaciones de los Encuentros de Formación Católica de Bs.As. a cfsanbernardo@yahoo.com.ar .Envíos al interior y exterior. Pago por depósito en Cuenta Bancaria o Western Union.

mp3 EFC2017

 

19 comentarios

  
Agradecido
El Dr Mario Caponnetto no sólo es una de las cabezas más brillantes de la Iglesia de estos tiempos sino que además su bondad y su humildad son una lección viviente para todos.
-------------------
V.G.: Coincido.
20/11/17 2:51 PM
  
Jordi
No y no y nunca jamás al ecumenismo sincretista y apostático. Es panteismo.
--------------------
V.G.: No, no es panteísmo, pero puede conducir a él, y al neopaganismo, o por lo menos lo abona muy bien.
20/11/17 2:56 PM
  
Milton
"Lejos, sin embargo, de los hijos de la Iglesia Católica ser jamás en modo alguno enemigos de los que no nos están unidos por los vínculos de la misma fe y caridad; al contrario, si aquellos son pobres o están enfermos o afligidos por cualesquiera otras miserias, esfuércense más bien en cumplir con ellos todos los deberes de la caridad cristiana y en ayudarlos siempre y, ante todo, pongan empeño por sacarlos de las tinieblas del error en que míseramente yacen y reducirlos a la verdad católica y a la Madre amantísima, la Iglesia, que no cesa nunca de tenderles sus manos maternas y llamarlos nuevamente a su seno, a fin de que, fundados y firmes en la fe, esperanza y caridad y fructificando en toda obra buena (Col 1,10), consigan la eterna salvación." (Denzinger-
Hünermann 1678. Pío IX, Encíclica Quanto conficiamur moerore, n. 8, 10 de agosto de 1863)
------------------
V.G.: Muchas gracias Milton!
20/11/17 5:50 PM
  
Juan Pablo lizcano
Una Bendición escuchar al Dr. Mario Caponnetto.
La Iglesia es el Cuerpo Místico de Cristo. Pero vemos con tristeza que :
La Iglesia ya no ocupa el centro. Cristo ha sido desplazado . Junto a la Cruz de Cristo : herejes , buda , etc . Ayúdanos ; te lo rogamos Señor . Amén .
20/11/17 7:51 PM
  
hornero (Argentina)
Luego de escuchar y leer lo dicho por el Dr. Mario Caponetto, entiendo que una nube tóxica de errores ha envuelto poco a poco este intento nacido con el sano propósito de la unidad y que ha derivado hacia la apostasía, esto es, en vez de la recomposición del Cuerpo Místico por vía de la conversión de los miembros separados de él, se intenta una unión (que no es lo mismo que unidad) de meros acuerdos humanos, orientada a sustituir, es decir, a destruir la Iglesia de Cristo, porque no otro es el resultado de renunciar a la Doctrina católica. Existe un único medio para retomar el Camino, la Verdad y la Vida que Cristo nos ofrece por medio de la Iglesia: María, Primera Evangelizadora, de la que se ha querido prescindir. Sólo Ella nos librará de falsos intentos, nos concederá la sabiduría, la astucia y la fortaleza necesarias para transitar el abrupto camino del combate contra el demonio. Resumiendo: NO HAY ECUMENISMO SIN COMBATE. NO HAY ECUMENISMO SIN MARÍA, PRIMERA EVANGELIZADORA.

20/11/17 10:38 PM
  
Hugo Z. Hackenbush
Parece que el Papa está dispuesto a cambiarles todos los obispos a ustedes.
¡Bien por él!
Ya es hora de un profundo cambio en la Iglesia Argentina, tan implicada en pasados de represión.
---------------------
V.G.: Bien por su comentario! Que nos demuestra a las claras, por su elocuentísimo tono, que no se trata de hermanos sino de enemigos; otra fe, otra iglesia...en las que nos alegraremos por diferentes "advenimientos".
21/11/17 1:12 PM
  
Santiago Pizano
Al hermano, todo. Con el hereje, ni el lenguaje.
------------------
V.G.: Excepto la oración, que no se le niega a ningún vivo ni muerto...
22/11/17 2:28 AM
  
Hugo Z. Hackenbush
Lleva usted razón.
Yo me alegro de lo que hace el Papa, cabeza de la Iglesia, Vicario de Cristo.
Y usted se alegra de lo que hace un obispo de pasado represor.
Ciertamente no parece la misma Iglesia.
Lo que no se muy bien es quién está fuera de cuál.
-----------------------
V.G.:¿¿¿Obispo de pasado represor??? El grado de demencia al que llegan algunos es sorprendente.
Y yo me alegro cuando el Papa o cualquier bautizado hace o dice algo conforme al Evangelio, la Tradición y el Magisterio...Una pena tener que aclararlo.
22/11/17 9:47 AM
  
gringo
Suelen uds rechazar todo lo "moderno" como si fuera un invento del demonio.
Para uds la Ilustración empieza y acaba con la guillotina. Si no fuera por la Ilustración, Argentina no sería una república sino una colonia gobernada desde Madrid por algún heredero de Fernando VII con poderes absolutos.
----------------------------
V.G.:Gringo, ud. se comenta solo... Mañana organizo en casa una fiesta (de disfraces, claro) para celebrar la Revolución Francesa también, y lo invito.
22/11/17 10:39 AM
  
Santiago Pizano
Siempre rezo por la conversión de todos los hombres al Evangelio. No siempre fui católico aunque nunca pude ser ateo. Igual le agradezco la corrección.
22/11/17 12:47 PM
  
Ricardo de Argentina
¿"...colonia gobernada desde Madrid"? Gringo, lamento que hayas perdido una excelente ocasión de ocultar tu ignorancia en cuestiones históricas.
El Río de la Plata fue un Virreinato, esto es, un Reino delegado de la España de Ultramar. Jamás fue una colonia -ni de hecho ni de derecho-
como sí lo fueron y lo son las anglosajonas de América, y todas las que luego se establecieron en Africa.
El origen -sic- del malestar de los criollos fue justamente el absolutismo liberal que carcomió a las monarquías europeas, y que de a poco fue llevando a los borbones españoles a querer tratarnos como a una colonia.
La prisión del rey fue la chispa que disparó una institución típicamente hispánica: la asunción de fueros ante la desistencia de la autoridad.
Argentina es el país adonde se ven más claros los dos pasos del proceso emancipador: en 1810 asumió los fueros en nombre del rey, y en 1816 se declaró independiente de un rey felón y miope que pretendía tratarnos como a una colonia.
23/11/17 10:28 AM
  
gringo
Ricardo de la Argentina, sí vale, Uds tenían autogobierno y se daban sus propias leyes y escogian Uds al virrey...
Se pongan como se pongan me llama la atención lo mucho que les gusta matizar algunas etapas históricas, como la Segunda Guerra Mundial donde no pierden ocasión de recordar que "los malos" no eran tan malos, ni "los buenos" tan buenos.
Sin embargo le tienen tanta inquina a la Ilustración, un odio sectario que no reconocen nada bueno.
Pues lo dicho, si no fuera por la Ilustración Uds (y nosotros a esta orilla) seguriamos gobernados despoticamente por algún descendiente de Fernando VII.
23/11/17 6:54 PM
  
Progrando Fernandez, Neoteólogo para la nueva evangenización 2.0
gringo:

Por eso a ustedes les eligen ahora virrey desde Mordor.
Que se cree usted que las palabras son mágicas? Se cree que por agitar las palabras libertad y democracia va usted a tener libertad y democracia suponiendo que haya algún acuerdo sobre lo que es eso?.
Ahora vivimos en un sistema mucho mas totalitario que nunca, mas medieval en el sentido que usted se imagina, que nunca. El sistema liberal no ha eliminado las clases, ni las dinastías dirigentes, ni los caciques. Mandan mas que antes. Solo que ahora están eximidos de responsabilidades gracias a que el brazo ejecutor es la maquinaria anonima del estado liberal que lo controla todo y al que dominan. Antes si las mesnadas del conde te hacían una injusticia, sabías quien era el culpable. y ese agravio tarde o temprano lo pagaba.
Ahora el brazo ejecutor es un becario de policia de una comisaria que depende de una subsecretaria que depende de una delegacion de un minsterio de un gobierno de un ministro que es amigo del tío de que quiere perjudicar porque un día no le alabaste como es debido.

Pero en fin, que puede entender un liberal? Nada. es como hablar con un tronco de árbol.
24/11/17 12:57 PM
  
gringo
Déjese de tonterías que en España hemos visto a todo un ministro del Interior entrando en prisión.
Hasta la saciedad repiten Uds la palabra totalitario faltando al respeto a las verdaderas víctimas de esos regímenes.
Ya hubieran querido los kulakis bajo Stalin, los judíos bajo Hitler, o los cristianos sirios bajo el DAESH tener las libertades que tenemos en España.
Este es un país donde se puede escribir "el presidente del gobierno es un inepto y un ladrón" y te vas a la cama a dormir tranquilamente, sin miedo a que te saquen en pijama a las tres de la mañana.
25/11/17 12:15 AM
  
hornero (Argentina)
Ricardo de Argentina: bien explicado nuestro origen institucional que nos honra por la madurez temprana de nuestra conciencia nacional.

gringo: su nombre me ayuda a explicarle que acá tenemos ciertas prevención ante los gringos, porque en general les ha costado entendernos. No obstante, su comentario reconoce que poseemos unidad fundamental de pensamiento y de sentimientos. Creo que es así, y es importante que lo sea.

Progrando Fernandez, Neoteólogo para la nueva evangenización 2.0: ¡que bueno es señalar a los liberales la miopía de su visión supuestamente "progresista"!.
25/11/17 12:23 AM
  
Alberto el retrogrado reaccionario y rígido
Somos libres y aqui nunca se ha vivido mejor, le dijo el pollo a otro en un criadero.

"Este es un país donde se puede escribir "el presidente del gobierno es un inepto y un ladrón"

Lo dicho es como hablar con un tronco

Alma inocente. ¿Y eso que cambia? El presidente del gobierno no es el que manda. Los que mandan no se arriesgan a perder el poder por los votos. A los que mandan de verdad tu no los puedes criticar. Eso por definición. El circo payasil de la política liberal es para entretener las mentes deficientes, los esclavos contentos que se crees libres pero son unos pobre adictos que se empapan de las consignas que interesan, por medios que todos dicen lo mismo.

25/11/17 1:42 AM
  
Ricardo de Argentina
"El sistema liberal no ha eliminado las clases, ni las dinastías dirigentes, ni los caciques. Mandan mas que antes."
----

Don Progra, es tal cual.
Los siglos predemocráticos no han conocido las fortunas de vértigo que amasan un puñado de hiper-ultra millonarios. Tampoco el poder que concentran unas pocas y determinadas familias, con total desconocimiento de un público que en cambio sabe muchísimo de fútbol y de otras profundidades sapiensales de similar nivel. O ni siquiera.
Jamás antes el hombre común ha estado tan alejado de las fuentes de riqueza económica, acaparadas en pocas manos.
Jamás antes ha estado tan alejado de las decisiones políticas.
Jamás antes ha tenido tantas dificultades para formar familia.
Jamás antes ha sufrido un prolijo proceso de uniformación mental e ideologización idiotizante, que lo ha llevado a pertenecer a una masa amorfa que es manejada con criterios veterinarios.

Pero ojo, estas cosas no se las debes decir a un liberal convicto y confeso que cree a pie juntillas en la "libertad" y en la "democracia".
No sirve de nada.
25/11/17 1:52 AM
  
gringo
hornero, "gringo" es sólo un Nick, no es un gentilicio. Soy español y comprendo muy bien a los hispanoamericanos.
Aprovecho para presentar mis condolencias a los hermanos argentinos por la pérdida de los valientes tripulantes del submarino ARA San Juan.
Por desgracia parece una herencia que los españoles dejamos en América el maltrato a los militares, que muchas veces ponen en riesgo sus vidas usando material defectuoso, debido a la falta de financiación e incluso a la corrupción y el latrocinio.
Y luego viene la burocracia y el nepotismo, y los máximos responsables suelen salir indemnes de todo, pagando algún chivo expiatorio. Cosas parecidas han ocurrido también a esta orilla del Atlántico, incluso durante etapas en las que los militares gobernaban el país. Sean monarquías o repúblicas, dictaduras o democracias, las naciones hispanas culturalmente deberían aprender que los actos tienen consecuencias y que las responsabilidades deben ser asumidas.
25/11/17 2:17 PM
  
gringo
Ricardo, ¿ puede decirme cuántos diputados argentinos había en las Cortes de Castilla en tiempos de los Habsburgo? .
Evidentemente es una pregunta retórica.
Los americanos no tenían representación política, por eso se les puede considerar colonias.
Eran gobernados directamente por el rey con ayuda del Consejo de Indias, un órgano donde la mayoría de sus miembros nunca había puesto un pie en el nuevo continente.

Alberto, vale y ¿ quiénes son nuestros amos verdaderos, los judíos o los masones? . ¿Es ud de esos que se creen las tonterías de los Protocolos o de Maurice Pinay?.
Igualmente ud puede escribir en España "hay un complot judeo-masónico para destruir Occidente porque nos odian", y después echarse a dormir tranquilamente.
A Maurice Pinay lo leí hace veinte años y nadie prohibió ese libro ni me llevaron a la cárcel.
27/11/17 12:11 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.