(178) Impresiones de la visita de Mons.Schneider -pinceladas fotográficas y una homilía sobre Cristo Rey-

EFCMons.SchneiderComo vulgarmente se dice, hay personas y momentos que señalan “un antes y un después”, ya sea para bien o para mal, en muchas almas y sociedades. En nuestro caso, aunque sea algo tardíamente, recién terminando de reponernos de los trabajos y emociones vividos en el último Encuentro de Formación Católica y de la primera visita de Mons. A. Schneider a nuestra patria, no queremos seguir adelante sin detenernos para compartir con nuestros lectores al menos unas impresiones, porque creemos que la gratitud debe ser distintivo de los hijos de Dios, y en medio de las noticias que vemos últimamente, vemos oportuno este post, para levantar los corazones.

No hace falta insistir –sobre todo luego del último post-  sobre el daño que hace a los fieles la sensación de orfandad de auténticos pastores que velen por la integridad de la fe en el contemporáneo romance que muchos de ellos mantienen con el mundo y sus máximas.

Pero en proporción inversa, el regocijo y consuelo (“Consolad a mi pueblo, dice el Señor” Is. 40,1) y fortaleza que nos proporcionan a laicos y sacerdotes los pastores fieles a la Verdad del Evangelio, es evidente.

Pero a decir verdad, no necesariamente esta fidelidad viene siempre acompañada de las virtudes más nobles en el trato personal con todos ellos. Quiero decir que hay obispos a quienes agradecemos de todo corazón su contundencia a la hora de defender la verdad y fustigar el error, pero que lamentablemente “dan de comer al león” del modernismo cuando en su trato personal con la grey se manifiestan ostensiblemente altaneros, quisquillosos, fríos…en fin, en quienes no resplandece precisamente su caridad, y con quienes por ejemplo, lograr al menos una respuesta de su parte cuando se les escribe o requiere pastoralmente -ya se trate de laicos o de sacerdotes-, es casi como ganar la lotería. Se abona así la falsa dialéctica entre verdad y caridad por la cual se confunde a muchos que se prosternan maravillados cuando se topan con otros pastores demagogos, que se dejan llamar por su nombre de pila y se reúnen asiduamente con los más pequeños (que no necesariamente son los pobres), aunque relativicen luego moral y doctrina, y les importe un rábano la integridad de la fe.

Personalmente, obligados a elegir, por supuesto preferimos a los primeros, que nos confirman en la fe, pero esto no significa que no echemos de menos un trato más cordial, si es que por otra parte, nosotros les debemos un asentimiento filial.mons1

Habida cuenta de estas “enormes minucias", el caso es que, debemos confesarlo, al invitar a Mons. Schneider para nuestro último Encuentro de Formación Católica, sin haberlo tratado nunca sino epistolarmente -aunque por cierto, de modo amabilísimo-, no sabíamos qué tal se llevaría nuestro temperamento latino, fuertemente afectivo, con el de alguien oriundo de la antigua Unión Soviética, con una historia más que austera. Algunos esperaban a alguien más bien parco o tal vez algo distante y muy reservado… y la sorpresa ha sido mayúscula, verdaderamente sobrecogedora, al encontrarnos con un ser humano profundamente cálido, extremadamente paternal, con una delicadeza exquisita hacia cada alma -grande o pequeña- que ha salido a su paso, aunando en sí virtudes preciosas que raramente se encuentran juntas en gran medida: profundidad y solidez doctrinal, y una sencillez y cordialidad extrema, sin afectación. Hemos visto a un hombre verdaderamente humilde sin fingimiento, paciente y jovial, con una inalterable y sorprendente serenidad ante algunas incomodidades ante las que más de uno hubiera perdido la calma, como cuando al llegar al aeropuerto el sábado 30 por la mañana, se enteró de que su equipaje había sido retenido hasta el lunes por la tarde…Hubo otros incidentes más o menos pintorescos y también exasperantes, y en todos ellos se lo vio con la mons4misma paciencia y mirada ancha y elevada mucho más allá de las circunstancias, instándonos siempre a soportar, ofrecer y reparar. Cuando alguna vez alguien le ha hecho notar su solicitud con todos (como cuando prefirió compartir ciertas comidas con los más jóvenes, o demorarse en charla íntima y amena con los acólitos en sacristía, o accediendo a entrevistas de buen grado aún interrumpiendo un momento de descanso), se ha mostrado extrañado, y ha respondido es lo que debe hacer un pastor, a quien le corresponde más que a nadie, el rol de padre ante todo”

Podemos afirmar que no en vano el Señor, mucho antes de su consagración episcopal, lo eligió como miembro de los Canónigos Regulares de la Santa Cruz, cuyo carisma descansa sobre la adoración, la expiación y la misión.  Allí recibió el nombre de Athanasius, que no fue elección propia, sino de sus superiores. En el relato que nos hizo de su vocación, doy fe que el fervor de su expresión denotaba aún el corazón puro y radiante del niño que confirmaba aquel llamado con signos más que contundentes, que sería largo describir aquí. Haber sido testigos de que ese mismo corazón sea el que anima al león de ortodoxia que hace honor a su nombre, ha sido una gracia inestimable.

mons2Ahora bien, ¿por qué este retrato de tono laudatorio?  Y yo digo ¿y por qué no? Si damos nombre y apellido cuando se trata de señalar ciertos vicios o yerros de los lobos disfrazados de pastores, ¿por qué no hemos de señalar también las virtudes de los pastores fieles y celosos? ¿Por qué guardar el encomio sólo para los difuntos, si los vivos también pueden y deben ser estimulados en las gracias recibidas, agradeciéndoles la respuesta a ellas, por las que son ejemplo para sus hermanos y fieles? Creo que además de escuchar sus entrevistas y declaraciones, es muy saludable gozarnos en las personas que el Señor nos regala en ciertos pastores “con perfume a Cristo", y no dejar de rogar por ellos, y su perseverancia en la fidelidad.

Conocer y tratar a Mons. Schneider ha sido para nosotros un verdadero regalo del Padre, y con la croniquita fotográfica que acompaña este post queremos ilustrar lo que decimos, aprovechando para reflejar algunos momentos de este agradecido XX Encuentro en que se ha beneficiado una considerable cantidad de jóvenes y familias con niños de todas las edades.  Dios mediante, iremos subiendo a nuestro canal de You tube -CF.S.Bernardo de Claraval- y a este blog algunas de sus conferencias de esos días, ya del Encuentro como fuera de éste.

Hoy dejamos aquí su homilía del domingo 1 de octubre, en la Misa celebrada en la Pquia. María Auxiliadora (Ramos Mejía) en el marco del XX Encuentro de Formación Católica de Bs.As.:

Una muy querida amiga suele decir “¡Dios es tan delicado con sus hijos!”, y es una frase maravillosa, harto comprobada por nosotros.

finalmons

Dios consuela a su Pueblo, no nos deja huérfanos. Y así como castiga nuestras infidelidades con pastores inicuos, sostiene también la fidelidad de los pequeños con pastores que nos remiten al Corazón de Jesús.

Benditos sean todos ellos, y por amor de Dios, ¡que se atrevan a alzar su voz cada vez más!.

———————————————————-

PD: Ya están disponibles los audios completos del XX Encuentro en mp3, pudiendo encargarlos (a un costo de $280.- pesos argentinos o a 20 euros), a cfsanbernardo@yahoo.com.ar. Se realizan envíos por correo postal.

Infocatólica agradecerá vuestra generosa colaboración; le sugerimos cómo hacerlo.

 

10 comentarios

  
María Elizalde.
!¡Muchísimas gracias! Estas noticias, alegran y reconfortan y más en estos tiempos tan confusos... Damos gracias y pedimos también por él.
En cuanto a la primera parte del comentario, tan obvia, una gota de humor:
Un niño, rezaba todas las noches y decía: "Padre Dios, sólo te pido dos cosas"
1. Que los malos se hagan buenos 2.Que los buenos sean más simpáticos"
Un saludo desde el norte de España.
---------
V.G.: Muchas gracias por su comentario, María!
23/10/17 6:21 PM
  
Ricardo de Argentina
Gran logro este Encuentro.
¿Pudieron concretar la conferencia en línea con Luis Fernando?
--------------------
V.G.: ¡¡Sí, gracias a Dios, y con muy buena acogida de los asistentes!! Y gracias por mencionarlo, Ricardo. Aunque nos hubiese gustado más tener su presencia, fue una gran satisfacción haber podido concretar esa conferencia y la de Mario Caponnetto, ambas sobre Ecumenismo.
23/10/17 9:57 PM
  
Belén
Que alegría Virginia. Hace tiempo que no te escribo un correo electrónico. Un abrazo desde España
-----------
V.G.:¡Cierto, se te extraña! Un abrazo en María Reina!
23/10/17 11:08 PM
  
Pedro
M Virginia:
Monseñor Atanasius ha tenido palabras muy duras hacia el camino neocatecumenal. Al ser un obispo íntegro con el magiterio y testigo fiel de Cristo tal y como lo has descrito, como se debe interpretar aquella entrevista que hizo y que calificó al camino de filo-protestante y lobo con piel de cordero. Valiente desde luego sí fue.
Un saludo
----------------------
Estimado Pedro: le agradezco mucho el comentario, que sé que muchos tienen como prevención hacia él, y lo comprendo. Habiéndole escuchado en una larga conversación sus argumentos sobre el tema, debo decirle que me ha parecido completamente fundado en sus juicios, a la luz de ciertos datos. Esto no significa una descalificación de las personas concretas que están dentro del Camino, sino del movimiento en sí, que como Pastor, debe juzgar desapasionadamente a la luz de la doctrina católica, más allá de las prácticas toleradas o admitidas de hecho (y de derecho) por numerosos pastores.
Un saludo muy cordial en María Reina.
23/10/17 11:55 PM
  
Pablo
Por favor que lo nombren Papa...
24/10/17 11:39 AM
  
Eduardo Davis
Estimada Virginia: Le doy gracias a Dios por estos Encuentros de Formación Católica que con tanto esfuerzo usted y su esposo llevan adelante desde hace 20 años. La presencia gratisima de Mons. Schneider en este último fue una bendición para todos y un premio a la perseverancia de ustedes. Le pido a nuestra Madre del Cielo que por muchos años puedan continuar con estos encuentros, y que cada vez más jóvenes se vean beneficiados por ellos.
--------------------
V.G.: Muchas gracias Eduardo! Dios quiera concedérnoslo.
25/10/17 1:44 PM
  
gustavo perez
Cuántos obispos como Mons. Schneider quisiéramos tener hoy en la Iglesia. Hombre y pastor integérrimo. De una solidez doctrinal a toda prueba, defensor de la Tradición y que es capaz de decir la verdad sin miramientos sin falsas vergüenzas...
25/10/17 6:30 PM
  
Margarita Camus
Atanasio de vacaciones y sus feligreses abandonados.
Todo un ejemplo, sí.
-------------------
V.G.: Margarita, su comentario es una infamia, pero pensando bien, creo que seguramente producto de la ignorancia, así que le informo que Mons. es Ob. auxiliar, en una diócesis donde su propio obispo apoya su labor misionera. ¿Sabe ud. que la congregación a la que pertenece es misionera? ¿Sabe la cantidad de católicos que tiene su diócesis? Baste para calcularlo, el saber que Kazajstán (el país entero),cuenta con 16.824.900 millones de habitantes, de los cuales, unos 8 millones son musulmanes, unos 6 millones son ortodoxos, y unos 360.000 católicos.
Ya quisiéramos que muchos obispos auxiliares de Argentina, con diócecsis de muchos más habitantes, tengan unas "vacaciones" al menos la mitad de apostólicas que Mons.Schneider, cuyo fruto repercute en bienes y bendiciones para TODA la Iglesia.
27/10/17 1:45 PM
  
Silvia
Querida Virginia muchas gracias por la excelencia y esfuerzo que significo para uds las ultima Jornadas.
Quisiera destacar en los muchos sacerdotes presentes, algunos expositores y otros asistentes, el ejemplo que nos dejaron como verdaderos Apostoles configurados a Nuestro Señor signo de luz y esperanza para los tiempos difícil que enfrentamos. Han constituido para nosotros un ejemplo de lo que verdaderamente significa estar configurado a Cristo, y una esperanza en medio de tanto fariseismo esclesistico.
Gracias especiales a Mons Schneider por la delicadeza que tuvo de venir desde tan lejos , por sus Eucaristias , sus palabras y por el amor que irradiaba, sin lugar a dudas en Mons Schneider resalta su santidad. Lastima que estas cualidades no sean tan faciles de detectar en los Obispos, tan alejados de ejercer la paternidad con sus sacerdotes, de sostenerlos y animarlos y tan proclives a desvarolizarlos.
28/10/17 1:17 PM
  
gustavo perez
Qué gracia y bendición es para la Iglesia este obispo fiel, integérrimo y defensor de lo que hoy es la Iglesia se ataca "sin misericordia": la Tradición. Se quiere hacer tabula rasa de la dogmática y de todo lo que signifique mantener el depositum fidei, como lo manda el Señor.
16/11/17 10:50 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.