La masturbación es objetivamente mala

Para la moral católica, la sexualidad es el lenguaje privilegiado del amor y de la relación interpersonal. Pero en la masturbación estamos ante un acto autoerótico, de repliegue sobre sí mismo, que se opone a la finalidad de la sexualidad y al uso natural de los órganos genitales, con una complacencia egoísta que se sitúa en el polo opuesto a la apertura y a la entrega hacia los otros

26/08/13 6:12 PM | Imprimir | Enviar

En mi artículo «¿Hay que cambiar la Moral Sexual?» decía que varios de los puntos de la Moral Sexual, entre ellos la masturbación, no son malos porque los prohibe la Iglesia, sino que la Iglesia los prohibe porque son malos. Por ello el tema de este artículo es por qué la masturbación es objetivamente mala.

Aunque es un fenómeno que se da en todas las edades, voy a hablar fundamentalmente de la masturbación en la adolescencia, cuando este problema es más acusado. El adolescente, especialmente el varón, siente con fuerza la llamada de su propio cuerpo. Es un disfrute solitario, una búsqueda del placer por sí mismo, que puede ser también un fenómeno sustitutivo, intentando satisfacer así sus estímulos sexuales el sujeto de cualquier edad que por una u otra razón se encuentra en la imposibilidad física o moral de practicar el coito. Desde el punto de vista médico generalmente no tiene consecuencias dañosas, excepto en casos extremos de frecuencia excesiva y obsesiva, ya que las glándulas sexuales tienden a vaciarse de sus secreciones por medio de la eyaculación espontánea o provocada. Los efectos negativos, cuando se producen, se deben a la carga psicológica e hipocondríaca que se ha sobreañadido, a los sentimientos de culpa que le acompañan y de autodepreciación que se derivan.

En las chicas la frecuencia es inferior, por ser su sexualidad más difusa por todo el cuerpo y menos genitalizada, aunque parece estar en claro aumento. Desde luego el fenómeno de la masturbación es un fenómeno común, estadísticamente común, que no es lo mismo que normal o correspondiente a la naturaleza humana. Por frecuente que sea en ciertos momentos de la evolución sexual, no deja de ser una imperfección. La frecuencia estadística no supone normalidad moral ni es un criterio de verdad ética.

El adolescente tiene un cuerpo maduro con una personalidad todavía inmadura, siendo las energías que sobreabundan en él fundamentalmente sexuales, pues el despertar hormonal supone el paso de un cuerpo infantil a otro que es capaz de transmitir vida. Por ello, su instinto sexual le empuja a tales actos, con el descubrimiento del propio cuerpo y de sus energías ocultas, hasta entonces desconocidas. Además, está el influjo del ambiente social, es decir, el olvido del pudor, los libros, revistas, películas, videos, espectáculos e informaciones sexuales que les llegan por todos los lados, incluidos amigos y compañeros, y que no son precisamente formativos, sin olvidar la pérdida del sentido de Dios y del pecado. También las diversas carencias afectivas, un ambiente familiar inadecuado en el que no encuentra el clima de seguridad y apoyo que necesita, el aburrimiento, la tristeza, la depresión, el agotamiento, los fracasos escolares, los complejos de inferioridad, el intento de conjurar la soledad, pues el deseo sexual aumenta en proporción con la soledad que uno experimenta, el descontento en general, el insuficiente ejercicio físico y por supuesto su egoísmo (a menudo el chico está combatido por dos deseos contrarios: desea a alguien con quien abrirse y expresarle sus dificultades, pero al mismo tiempo su sentido de culpabilidad y el carácter intimísimo de estos hechos le dificultan su apertura, tanto más cuanto que le repugna dar una imagen de sí mismo que no sea perfecta).

La causa fundamental de la masturbación es no tener bien resuelto el problema afectivo. Quien logra resolverlo p. ej. el joven que está enamorado y respeta a su comparte, ha solucionado o está en vías de solucionar su problema de masturbación.

La masturbación es objetivamente mala, porque la sexualidad humana está al servicio del amor y de la comunicación. Ahora bien, esto no se realiza, sino todo lo contrario, en la masturbación, que es un mecanismo negativo. En cambio, como el impulso que nos lleva a relacionarnos con gente del otro sexo, pertenece al proceso de maduración de la vida humana, el adolescente debe esforzarse en una recta formación y afirmación de su sexualidad, no a base de una represión o desprecio de sus instintos, sino de construcción e integración de la sexualidad en el conjunto de sus relaciones. Para la moral católica, la sexualidad es el lenguaje privilegiado del amor y de la relación interpersonal. Pero en la masturbación estamos ante un acto autoerótico, de repliegue sobre sí mismo, que se opone a la finalidad de la sexualidad y al uso natural de los órganos genitales, con una complacencia egoísta que se sitúa en el polo opuesto a la apertura y a la entrega hacia los otros y por ello es síntoma de una sexualidad en estado de inmadurez o fijada en una etapa inmadura.

Desde luego, las acciones sexuales de todo tipo, y por supuesto las masturbatorias, no pueden ser vistas como moralmente neutrales o puramente biológicas, sino que, como todo lo sexual, ha de examinarse a la luz de la relación interpersonal.

En la masturbación la sexualidad no puede vivirse en su riqueza, al no realizar este acto el sentido objetivo de la sexualidad de mutua entrega y apertura a la vida en el contexto de un amor verdadero. La masturbación es negativa porque implica un replegarse del individuo sobre sí mismo, con una actitud autoerótica, es decir el placer empieza y termina en uno mismo, por lo que su consecuencia es aumentar la soledad al transformar en individual algo que es naturalmente social, y por ello es una inmadurez, al no facilitar la comunicación, rasgo fundamental de la sexualidad madura.

Pero, sobre todo, el vicio solitario generalmente representa una manifestación de egoísmo que dificulta o impide el paso a un amor más generoso y heterosexual, y por ello en cuanto fuente de egoísmo bloquea o al menos dificulta la progresiva apertura de la personalidad.

 

Pedro Trevijano, sacerdote

40 comentarios

Estas reflexiones son correctas, pero propias de un sicólogo. De un sacerdote se podría esperar un enfoque más trascendente. No me imagino a Cristo con razones puramente naturalistas, y desde luego, a un adolescente poco le preocupan esas razones tan objetivas para pensar que la gratificación que experimenta con el onanismo es mucho más convincente. Un cura debe hablar del temor del Señor, de sus mandamientos, de su voluntad, del pecado, del Infierno, etc. Digo yo.
27/08/13 1:08 AM
Comentario de Enrique
Qué es peor , o más grave, masturbarse o fornicar?
27/08/13 8:41 AM
Eso es como preguntar si es malo matar por ahogamiento o por un balazo.Como cristianos debemos respetarnos como Templo del Espíritu Santo que somos.Además de por el respeto y amor que profesamos a nuestra pareja.
27/08/13 12:17 PM
Fran, usar la razón natural para convencer a aquellos que no tienen una buena formación religiosa es lícito, además de necesario.
Y la situación actual de España es la de una población que se autodenomina católica pero que tiene unos conocimientos en materia religiosa muy deficientes.
27/08/13 12:34 PM
Comentario de Pedro Trevijano
Lo que pretendo ahora es indicar, con argumentos válidos tanto para creyentes como no creyentes, el por qué la masturbación es objetivamente mala. Ya llegará el momento de ver lo que dice la Moral Católica sobre ella. Saludos Pedro Trevijano.
27/08/13 1:13 PM
¿Y la masturbación en los adultos?
27/08/13 1:26 PM
Comentario de José Luis
A la pregunta de Enrique, podrían dar respuestas aquellos mismos que está condenados en el infierno, del que no podrán salir jamás. El odio que se tienen entre sus mismos compañeros; cómplices del mismo pecado.

Si uno se acostumbra de joven, pero que luego no hace nada por corregirse, si llega a anciano, no podrá salvarse. El hábito estos pecados de impurezas, debilita más y más al espíritu. Y son muchos, que incluso en el momento de morir, no quisieron arrepentirse de corazón, no podían.

Esos pecados de impurezas, lujuria, nunca trae nada bueno, ni en vida ni después de la muerte. Le acompañan otra serie de pecados, el odio, la ira, el desprecio por la corrección, falsear la verdad. En cierta ocasión, hace años, alguien me dijo en la calle, cuando le hablé de que su conducta no era grata al Señor, se justificó diciendo que eso está permitido en el Evangelio. Ciertamente, las impureza hace más ciego al que está ciego, no aceptando corrección fraterna.

Hoy día, también hay ancianos que dicen, que prefieren ir al infierno, porque allí podría satisfacerse en todos los pecados de la carne. Ese es el estado de la vida que se acostumbra en su juventud por las impurezas.

En el infierno no existe la figura humana, todo es deformidad y monstruosidad, horror infinito.

Otro de los malos frutos de esos pecados impuros, es la apostasía, la irreligiosidad, el ateísmo, la idolatría...

Ninguna persona ha venido a este mundo a condenarse, el que se condena es porque quie
27/08/13 1:42 PM
Comentario de Kewois
David:

No le parece exagerado hacer una analogía entre la masturbación y/o fornicación con el asesinato???

No le parece que hay un abismo moral entre dañar a un ser humano privándolo de su vida con respecto a tener una relación sexual consentida o masturbarse.

En general a todos: Por que pedir esa prohibición total, absoluta, cuya consecuencia es el sufrimiento eterno?

K
27/08/13 5:20 PM
Comentario de Kewois
>Desde el punto de vista médico generalmente no tiene consecuencias dañosas, >excepto en casos extremos de frecuencia excesiva y obsesiva,

De acuerdo.


>Los efectos negativos, cuando se producen, se deben a la carga psicológica e >hipocondríaca que se ha sobreañadido, a los sentimientos de culpa que le >acompañan y de autodepreciación que se derivan

que son los sentimientos que precisamente ustedes fomentan como se puede apreciar en los comentarios donde los lectores piden que el enfoque no sea tas ascéptico sino que recalque por ejemplo el sentimiento de autodesprecio.

Los psicólogos, sexólogos recomiendan la masturbación como una manera de aliviar tensiones sexuales y logra el conocimiento de la propia sexualidad a fin de tener una sexualidad más plena al momento de formar una unión duradera.

>Por frecuente que sea en ciertos momentos de la evolución sexual, no deja de ser >una imperfección. La frecuencia estadística no supone normalidad moral ni es un >criterio de verdad ética.

No veo de donde saca que es una imperfección. Ese calificativo hace que el artículo no sea imparcial como se lo presenta. De hecho al principio se dice claramente que no conlleva consecuencias dañosas.

>También las diversas carencias afectivas, un ambiente familiar inadecuado en el >que no encuentra el clima de seguridad y apoyo que necesita, el aburrimiento, la >tristeza, la depresión, el agotamiento, los fracasos escolares, los complejos de >inferioridad, el intento de con
27/08/13 5:21 PM
Comentario de Hermenegildo
No hay que olvidar tampoco que, según el punto 2352 del Catecismo de la Iglesia Católica, sobre la masturbación, "para emitir un juicio justo acerca de la responsabilidad moral de los sujetos y para orientar la acción pastoral, ha de tenerse en cuenta la inmadurez afectiva, la fuerza de los hábitos contraídos, el estado de angustia u otros factores psíquicos o sociales que pueden atenuar o tal vez reducir al mínimo la culpabilidad moral".
27/08/13 6:27 PM
Comentario de InfoCatólica
Absténgase de escribir comentarios aquellos que no comparten la moral católica en esta materia. No serán publicados.
Sí se admiten preguntas o dudas, siempre que no sean tendenciosas.
27/08/13 8:54 PM
Comentario de Jorge Gómez
Considero que no es un foro incluyente cuando participes o no de la moral católica, se excluye de manera explicita a quienes quizás con argumentos válidos y argumentaciones sólidas no están de acuerdo con la mirada que no es cátolica exclusivamente, pues en ella misma restringen algunos de sus miembros.
En la pluralidad y en la diferencia, obviamente con el respeto y el decoro es que se consiguen la verdadera riqueza para los seres humanos.
27/08/13 9:17 PM
Comentario de Juan Mariner
No hagan caso de los hipócritas e interesados de siempre, el autodominio personal nos hará más poderosos que ellos, el autodominio acaba siendo dominio del medio.
27/08/13 11:13 PM
Comentario de Luis Fernando
Jorge Gómez, efectivamente este no es un foro incluyente. Y es mi intención que siga sin serlo en el futuro.
28/08/13 12:37 AM
Comentario de kewois
Pues si la opinión es solo dirigida a creyentes y miembros de la grey católica pues perfecto.
No tengo absolutamente nada que decir.
Cualquier grupo de personas tien derecho a decidir que es bueno y que es malo.

Ahora si se pretende escribir un artíulo para creyentes y no creyentes tratando de probar la bondad o maldad objetiva de algo pues aténganse a las discusiones.

Si por ejemplo un rabino o un imám dijera que objetivamente la carne de cerdo es abominable pues yo tengo todo el derecho de criticar tal postura y pedir pruebas y defender que su consumo es perfectamente inocuo.

Ahora si el rabino o el iman dijera que para su grey ya sea judío ortodoxa o islámica no se come cerdo porque así lo dice la Biblia o el Corán. Pues perfecto. No tengo nada que objetar siempre y cuando no me impidan ocritique que YO coma cerdo.

Si bien mi comentario no pasó en su totalidad pas+o lo suficiente. Sigo esperando las evidencias empíricas d elo afirmado cuando el Sr, Trevijano disponga de tiempo o si lo desea.

Saludos
Kewois
28/08/13 5:30 AM
Comentario de Tito Livio
dice un comentario que: "Cualquier grupo de personas tiene derecho a decidir que es bueno y que es mal".
Pues no, existe el Bien y el Mal objetivos, válidos para todas las culturas de todos los tiempos. Por ejemplo, en todas las culturas de todos los tiempos matar está mal, es en sí mismo malo. Otra cosa es que, después, los hombres pongamos escusas para poder matar y hacer el Mal y que encima parezca bueno (que sí ofrendas al sol, que si canibalismo, que sí pena de muerte...).

Así que al comentarista que dice: "Cualquier grupo de personas tiene derecho a decidir que es bueno y que es mal" se le puede aplicar su teoría y puedo formar un grupo de amiguetes (asociación legal) que defienda lo bueno que es para la sociedad eliminar a todos los ancianos por ser un peso para la sociedad que no aporta nada; a todos los ciegos (por la misma razón), a todos los gordos (por la misma razón, de hecho en algunas compañías aéreas ya se les hace pagar su delito de existencia haciéndoles el billete más caro) y así podría continuar hasta llegar a incluir al propio comentarista. Uff el susto que se iba a llevar. Y todo en nombre del bien y del progreso de la humanidad.
28/08/13 8:42 AM
«Para la moral católica, la sexualidad es el lenguaje privilegiado del amor y de la relación interpersona».
El voto de castidad explica muchas cosas.
28/08/13 10:01 AM
Ruego una aclaración: alude Hermenegildo al 2352 del Catecismo. Dicho punto fue corregido en una adenda posterior. He comprobado la versión online en edición castellana y latina y efectivamente es como dice Hermenegildo ¿Alguien tiene una edición impresa actual? Me gustaría saber que dice.
28/08/13 10:56 AM
Comentario de Pedro Trevijano
El texto de Hermenegildo es el último, el que está en vigor. Lo pienso citar íntegro en mi último artículo sobre el tema. Saludos Pedro Trevijano.
28/08/13 6:53 PM
Comentario de Kewois
>Tito Livio
>dice un comentario que: "Cualquier grupo de personas tiene derecho a decidir que es bueno y >que es mal".
>Pues no, existe el Bien y el Mal objetivos, válidos para todas las culturas de todos los tiempos.


Tiene usted razón, me faltó escribir siempre y cuando no se dañe a otras personas.


Faltaría entonces dar pruebas objetivas que la masturbación es dañina, cosa que en el primer párrafo dice que médicamente no lo es salvo en casos en que sea un comportamiento obsesivo o para el caso de los islámicos que me prueben que el cerdo es “malo”.

Kewois
28/08/13 9:05 PM
Comentario de Ma. Elena Jiménez Gómez
Le pregunto a este Señor religioso Pedro Trevijiano...¿Por qué no tiene una conversación pública con el Obispo de Chihuhua Andrés Vera?...seguramente le saldrá con algo muy diferente...y ya de paso pregúntele que opina del homosexualismo que hace un tiempo sacaron un video con una declaración ..que a varios nos pareció escandalosa, apoyando al homosexualismo y viéndolo como algo natural, y lo peor que su postura no proyectó seriedad ni respeto. . . .
29/08/13 12:49 AM
Comentario de Franco
Kewois, si la Biblia le ordena a los judios no comer carne, esa orden es exclusivamente para los judios, no asi para cristianos ni paganos. Es muy diferente hablar de reglas especificas de una cultura, de hablar de un tema presente en todas las culturas, como es la sexualidad.
En lo que respecta al bien y el mal, los pecados no dejan de serlo porque no haya daño a terceros. Hay pecados que se cometen contra uno mismo, y pueden ser muy graves.
29/08/13 4:21 AM
Comentario de Pedro Trevijano
A Maria Elena. No sé lo qu dice el Obispo y por tanto no voy a opinar. Lo que sí digo que si lo que ese Obispo dice está de acuerdo con el Magisterio de la Iglesia, expresado por ejemplo en el Catecismo de la Iglesia Católica y en el YouCat, el Obispo tiene razón. Si está en desacuerdo, pues está equivocado. Saludos Pedro Trevijano
29/08/13 10:45 AM
Plenamente de acuerdo con los comentarios de Kewois, agradecezco al administrador que nos los haya borrado.

Efectivamente,no hay ningún tipo de consideraciones objetivas en el artículo. Más bien, de lo que se trata es de explicar por qué un sacerdote, desde un punto de vista católico por supuesto,considera que una persona podría verse perjudicada por la masturbación siendo o no creyente.

Pero tratar algo desde un punto de vista,ya sea este católico, ateo o mediopensionista supone automáticamente abandonar la visión objetiva.

Si la masturbación produjese a la larga algún tipo de alteración,entonces sí se trataría de un argumento objetivo. Pero ese es el único argumento objetivo presente en el artículo,y donde se aclara que la masturbación no da problemas salvo en ciertas patologías.

Por otro lado,los católicos son plenamente libres para decidir y expresar qué consideran bueno o malo mientras respeten a los que no lo somos.

Un saludo.
29/08/13 1:46 PM
Comentario de Pato Acevedo
@ Roi: Las consideraciones objetivas están en el artículo, cuando dice "La masturbación es objetivamente mala, porque la sexualidad humana está al servicio del amor y de la comunicación"

La opinión de que la bondad o maldad de una conducta se evalúa exclusivamente por las consecuencias que tiene (o si es dañino, como dice Kewois) se llama consecuencialismo, y es absurdo. Al contrario, lo objetivamente malo o bueno de una conducta se establece por la naturaleza de las cosas, en el caso de la sexualidad humana, por si está al servicio del amor y la comunicación.
29/08/13 7:45 PM
Padre, la masturbación yo la considero como un pecado leve o como materia de pecado, ya sé que, a la hora de confesarse, este hecho hay que comentárselo también al Confesor, pero podría ser considerada esta materia como un pecado mortal, al nivel de la fornicación, el adulterio o la práctica de la sodomía? o sólo un pecado venial o una materia de pecado? Es una cuestión que siempre me ha preocupado y que, me da la sensación de que la Iglesia, aunque reconoce la cualidad pecaminosa de la masturbación, tanto como materia como pecado, parece que la cualificación de la misma en cuantto a su gravedad como pecado depende más bien del Teólogo. Espero su respuesta, pues ya le digo que, ahora apenas ya no, pero hace años fue un tema que casi me atormentaba.
30/08/13 12:28 AM
ES UNA TENTACIÒN DEL MALIGNO QUE HAY QUE RECHAZAR
30/08/13 6:18 AM
Comentario de José Luis
Pero sí, la “masturbación” reúne las condiciones de pecado mortal. Si la persona se habitúa a este pecado, es muy difícil la salvación eterna de su alma, en estos tiempos la situación es imposible, porque el pecador reincidente, no es capaz de huir de los peligros que están a su vista, como la televisión, el cine, las modas pecaminosas, la soberbia, la idolatría y mundanidad del Maligno, (aficiones mundanas…) etc.

Sigue siendo pecado mortal, aún cuando algunos no quieran reconocerlo como tal, por la costumbre que ha echado raíz en su vida.
Otro de los problemas de este pecado, en que el alma no quiere corregirse por ejemplo, que se le da la referencia del Catecismo de la Iglesia Católica, 2352, lo explica con toda claridad. Y si el Espíritu Santo nos enseña que es pecado grave, los que no obedecen a Dios, dicen que no es pecado. No es aconsejable rechazar la
Como dice Maga sobre la confesión, se necesita luego espíritu de enmienda, porque en la confesión si no hay profundo arrepentimiento ni dolor de los pecados, siempre irá a recaer en esos pecados impuros, y no se salvará.

Maga, confíe en la Santísima Madre de Dios, rece devotamente el Santo Rosario, anímese a leer “Las Glorias de María”, Eucaristía y confesión sacramental, importante para vencer las tentaciones impuras, huir de las ocasiones peligrosas, televisión, etc. Y saldrá ganando méritos para gloria de Dios.

Bueno es oración y meditación del Santo Rosario. Lea en el CIC, 2351 en adelante.
30/08/13 9:15 AM
Comentario de Pedro Trevijano
A Maga: Todavía voy a dedicar dos artículos al tema de la masturbación. En el segundo tocaré el tema que me señalas. Pero para que no tengas que esperar te diré que la enseñanza oficial de la Iglesia, es decir lo que ella dice, está en el nº 2352 del Catecismo de la Iglesia Católica y a él me voy a remitir fundamentalmente. Saludos Pedro Trevijano
30/08/13 10:24 AM
¿Y que pasa con los matrimonios correctas ya mayores, que solo pueden realizar su acto sexual con la masturbación mutua?
Además, en esas parejas la masturbación no impide la trasmisión de la vida ni el engendramiento de nuevos seres, porque ya no pueden ejercer la penetración.
Solo la masturbación mutua en esos casos, parece, que es la única forma de practicar el amor mutuo.
30/08/13 12:20 PM
José Luis, gracias por tus recomendaciones, pero gracias a la ayuda de la Gracia divina, que no de mi débil voluntad, hace años que ya he vencido y dominado esta impureza, a pesar de las tentaciones que se puedan presentar y de ser toda mi vida una persona con abstinencia sexual con mujeres ( entiendase que total para evitar malos entendidos) absoluto y sin haber tenido ni novia con 33 años de vida, pero gracias por sus consejos. Con respecto al Padre Trevijano, espero sus 2 artículos como agua de Mayo , pues la cuestión que he planteado ayer creo que el Catecismo la expone un tanto farragosamente. Por eso, hice la pregunta ayer.
31/08/13 4:07 AM
Comentario de Mi-Ka-El Encontré un buen antecedente
Les recomiendo los libros del húngaro, obispo de Veszprém, Tihamér Thot. Son de comienzos del siglo pasado, pero siguen manteniendo, por lo que se ve, su actualidad:
El joven de carácter, El joven y Cristo, Energía y pureza, Se sobrio, Los diez mandamientos, Cristo Rey, Creo en Jesucristo: el Mesías; Creo en Jesucristo: el Redentor, El matrimonio cristiano, Creo en Dios, Creo en la vida perdurable, Creo en la Iglesia, Eucaristía, Padre nuestro, Venga a nos el tu reino, Prensa y cátedra, Verdad y caridad y Formación religiosa para los jóvenes. Seguro que ayudarán a mantener limpio el templo del Espíritu Santo.
31/08/13 3:22 PM
Soy joven, y he dejado este sucio pecado, por gracia de Dios y sí me siento mejor, ante Dios y ante mí misma.
Un saludo.
Testimonio.
31/08/13 8:04 PM
Como etimologista diré: Mas-turbacion, turbación del macho. Se consideraba más propio de los hombres, y nada positivo, pues viene de estar turbado, angustiado. sin duda, se vive mejor sin masturbarse, y es algo a lo que sólo se accede, creo, con la gracia de Dios, algo que está fuera del alcance de los no cristianos, la pureza no existía antes de Cristo, ni fuera de Cristo y añadiría de María. Por ser algo íntimo y oculto, no tenemos estadísticas fiables, pero existe la vida sin masturbacion fuera de Cristo? Gran pregunta.
1/09/13 10:02 AM
Comentario de Patricio Vilches (desde Chile)
Este es un interesante tema a tratar en cualquier ámbito. Doy infinitas gracias a don Pedro por interesarse y publicar su opinión sobre este tema y su consecuencia moral. Por primera vez en mi vida me toca leer de un sacerdote un artículo sobre la masturbación, problemática que subsiste soterrada en nuestra sociedad y atormenta a muchos. Gracias y seguimos atentos a sus artículos que leímos con fruición.
2/09/13 3:50 AM
Me gustaría saber si existe la posibilidad de contactar de forma privada con D. Pedro Trevijano, para comentarle algunas cuestiones personales sobre este asunto. Gracias.
2/09/13 3:30 PM
Comentario de Luis Fernando
Raúl, escríbame a director@infocatolica.com y le paso el email y tfno del P. Trevijano.
2/09/13 9:21 PM
Comentario de antonio barrón
Me gustaria saber que opina el sacerdote sobtre el comentario de SOLO. Gracias
2/09/13 9:48 PM
Comentario de Ignacio
Como siempre (siempre, sin excepción) intentan dar la impresión que hablan desde una posición "racional" para terminar diciendo que es así y punto, porque así lo manda la Doctrina de la Iglesia y al que le guste bien y al que no no puede participar.

Gran ayuda le hacen a quienes buscan iluminación interior... ve esto y sale corriendo.
5/09/13 2:04 PM
Comentario de pepiño
"Lo que pretendo ahora es indicar, con argumentos válidos tanto para creyentes como no creyentes, el por qué la masturbación es objetivamente mala."

Señor Trevijano, está Vd. en un error. Vd. pretende en dos párrafos hablar de un tema en un terreno pretendidamente "neutral", es decir, sin mencionar el hecho religioso. Vd. cae en el engaño del enemigo - como muchos otros en muchos otros temas - creyendo que puede dar alguna luz al que tiene dudas si omite la palabra de Dios, y creyendo que puede ser más hábil que el enemigo exponiendo argumentos "científicos". Dudo que con este planteamiento convenza a alguien - más allá de los que ya sabemos que es pernicioso - y me parece que podrá ayudar a reforzar en la postura contraria a aquellos que adivinan la precaria forma de hablar de este tema.
6/09/13 12:51 PM

Este artículo no admite comentarios.

Conferencias de espiritualidad

(132) Reino y mundo s. XVIII 19

por José María Iraburu


Liturgia de las Horas

  • lecturas del tiempo del Año
  • lecturas del Santoral


Suscríbete al boletín gratuito de InfoCatólica

Todos los días en tu buzón de correo

Sugerencias de libros

.



Librería Balmes

Aborto cero Reflexiones trabajo hogar

Patrocinios
Fundación Gratis date Traducciones técnicas
Radio María Magnificat.tv
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso