Arcadi Oliveres, Justicia i Pau & Co

A un servidor le puede parecer escandaloso que con tan pésima gestión la Junta de Gobierno que preside el señor Oliveres haya renovado en el cargo al director de la asociación. O que el señor Oliveres hable tan alegremente del IBI como privilegio de la Iglesia, cuando la Ley de Mecenazgo del año 2002 extendió tal exención a todas las entidades sin ánimo de lucro, incluida Justícia i Pau.

09/09/12 9:27 PM | Imprimir | Enviar

Como a un servidor en algún lugar ya le han etiquetado de ultracatólico, denominación que en ciertos medios infalibles se corresponde con quien simplemente exprese posiciones acordes con el magisterio eclesial ordinario o se le ocurra defender al Papa o mostrar filial acatamiento a la jerarquía, no va a perder nada por comentar ciertas manifestaciones que ha expresado el profesor Arcadi Oliveres con motivo de esa reunión de unas decenas de gente bienintencionada y de una docena de liberados (entiéndase en la peor acepción del vocablo) que es el Congreso de la Juan XXIII.

El profesor Oliveres hace algunas afirmaciones dudosas y otras rigurosamente ciertas. Es dudoso que la Iglesia jerárquica esté más preocupada por el aborto o por los matrimonios gay que en responder a la crisis. Es exagerado hasta la falsedad afirmar que la Iglesia jerárquica es responsable, por acción y omisión, de esta crisis (en realidad, sólo le faltó a don Arcadi la responsabilidad por pensamiento y palabra).

Ahora bien, Oliveres dice algo muy acertado: «Habría que saber dónde pone la Iglesia sus dineros. Y en ocasiones lo hace en instituciones escandalosas desde el punto de vista financiero.» Esto es demostrable. ¿Quieren un ejemplo? Yo se lo doy: Justícia i Pau, institución que el profesor Oliveres conoce bien por ser el Presidente de la Junta de Gobierno. Años atrás colaboré con un grupo local de una ciudad vallesana. Ya ven, todos tenemos un pasado, incluso los ultracatólicos. Se organizaban unas reuniones de oración por la paz, se enviaban cartas a la prensa con motivo de ciertas cuestiones sociales, etc. Un intento legítimo y bondadoso, probablemente poco efectivo, por mejorar nuestro mundo («por concienciar», decíamos entonces). Hoy, ciertamente, soy bastante escéptico respecto a los resultados que este tipo de acciones, dejando aparte la oración que nunca se pierde y cuyos frutos inmediatos ignoramos, consiguen.

Pero vayamos al asunto. Justícia i Pau reconoce en su página web que recibe apoyo económico para su funcionamiento del Arzobispado de Barcelona. Les sugiero que consulten la memoria de Actividades de la asociación en el ejercicio 2011 y en concreto la cuenta de Explotación. Comprobarán, por ejemplo, que del total de ingresos (278.240), la mitad (139.029) procede de subvenciones públicas (en el 2007 era peor: el 64% de los ingresos). Del total de gastos (272.720), más de la mitad se les va en personal (141.422); son cuatro personas y probablemente no todas a jornada completa, o sea que mal pagados no parece que estén. Además, teniendo en cuenta el resto de gastos de funcionamiento, quedan sólo para gastos de sensibilización e incidencia (lo que debería ser el fin de la asociación) 92.674 € (poco más de una tercera parte). Incluso podríamos mencionar la contribución de la entidad a los perversos mercados financieros: cuatro mil eurillos de gastos bancarios.

A un servidor le puede parecer escandaloso que con tan pésima gestión la Junta de Gobierno que preside el señor Oliveres haya renovado en el cargo al director de la asociación. O que el señor Oliveres hable tan alegremente del IBI como privilegio de la Iglesia, cuando la Ley de Mecenazgo del año 2002 extendió tal exención a todas las entidades sin ánimo de lucro, incluida Justícia i Pau. Yo quiero suponer que el señor Oliveres no es responsable, ni por acción ni por omisión, de la crisis. Pero...¿qué legitimidad hay que darle a las palabras de quien preside una entidad que en la práctica funciona sólo gracias a mamar de las ubres de la Administración y del Arzobispado?

Un servidor no vería con malos ojos una declaración episcopal sobre la crisis. Y uno puede entender, hasta cierto punto, que si te invitan a hablar en el Congreso de la Juan XXIII, tendrás que decir cosas que halaguen los oídos de los participantes, que para eso van, para escuchar lo que quieren oír, para proporcionarse mutuo consuelo y percibir que no navegan heroicamente (es un decir, ya me entienden) solos en mitad de la tormenta. Pero tampoco entiendo que haya que darles carnaza de forma tan descarada.

 

Publicado originalmente en "Desde mi celda"

6 comentarios

Comentario de Faramir
Ja, ja, ja.

Excelente investigación. Son la 'izquierda caviar'.
9/09/12 10:51 PM
Comentario de anonimo
Creo que estos cuatro gatos de Justicia y Pau tienen una cara dura como el mármol que raya en el cinismo. O sea, tienen un morro que se lo pisan.

¿A cuánto asciende su nómina? ¿Y cuál es su horario laboral? ¿Y su memoria de actividades? ¿En cuántos conflictos internacionales han mediado? ¿O acaso lo habrán hecho para pacificar las ansias separatistas de vascos y catalanes que pone en peligro la convivencia en paz de los españoles?

¿A cuántos oprimidos por jornadas de sol a sol han liberado de la esclavitud? ¿Habrá sido o Somalia, o lo harán aquí ahora que a los funcionarios les han quitado la paga extra y les han aumentado la jornada laboral? ¿Pero, ësto no es lo que hacen los sindicatos?

Lo mejor que podrían hacer para paliar la crisis económica y promover la justicia es hacer caso a san Pablo: el que no trabaje que no coma porque hay muchos que no hacen nada y se meten en todo...
Su mejor contribución a la Justicia sería disolver la asociación y dar sus fondos a Cáritas que cada vez tiene que atender a más gente.

A eso se reducen las exigencias independentistas de los catalanes, a conseguir cada vez más fondos públicos y subvenciones para que sus "amigos" vivan del cuento. Del cuento de tantas asociaciones subvencionadas e inútiles.
10/09/12 9:50 PM
Comentario de anonimo
Lo más triste es que en estas subvencionadas asociaciones catalanas de la nada, también participe la Iglesia.
¿Quizás las personas que tiene en nómina Justicia y Pau son "amigos" fifty-fifty de la Administración y de la Iglesia, igual que el origen de sus fondos? ¿Explicará ésto la deriva nacionalista-independentista de la Iglesia en Cataluña?
10/09/12 9:56 PM
Comentario de Binirrafal
Comparto los tres comentarios anteriores y añado que estas asociaciones surgidas en tiempos de la transición, tuvieron un papel dinamizador y desestabilizador; ahora son una rémora de la sociedad: inútiles, arcaicas y demagógicas.
11/09/12 1:06 PM
Conozco bien JiP. Es legítimo expresar la opinión aquí versada, y necesaria si es constructiva referente a su utilidad, campañas, opiniones, y no voy a extenderme defendiendo en detalle JiP , no da para tanto un post. Simplemente quisiera apostillar que los comentaristas de la noticia caen en el prejuicio irreflexivo. No es cierto lo que afirman ni lo que sugieren. Solo mencionar que JiP es una entidad eclesial y que por tanto, como otras entidades de la Iglesia, también recibe fondos para su funcionamiento. Y los trabajadores de JiP reciben un salario acorde con su escala profesional y la dedicación, como en cualquier empresa. Y no son enchufados. Hace falta más conocimiento y más bondad. Un saludo.
12/09/12 11:22 PM
Comentario de Javivi
¿cuatro gatos? jodó, a 35.000 euros por bigote yo me pegaba maullando todas las noches de enero en plena calle y lo que haga falta.
14/09/12 11:57 PM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
  • Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.

Conferencias de espiritualidad

(137) Reino y mundo Vaticano II 24

por José María Iraburu


Liturgia de las Horas

  • lecturas del tiempo del Año
  • lecturas del Santoral

Suscríbete al boletín gratuito de InfoCatólica

Todos los días en tu buzón de correo

Opinión

Monseñor Julián Ruiz Martorell

Sí a la vida, por Monseñor Julián Ruiz Martorell

Monseñor José Ignacio Munilla

Voz de los sin voz, por Monseñor José Ignacio Munilla

Pedro Trevijano Etcheverria

Aborto y vida, por Pedro Trevijano Etcheverria

Ver todos los artículos►

Librería Balmes

Alvaro del Portillo Pablo VI



Sugerencias de libros

.


Patrocinios
Fundación Gratis date Traducciones técnicas
Radio María Magnificat.tv
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso