«Madre tierra» sí, Cristo no

No compartimos ninguna forma de animismo ni característica alguna de deidad que pudiera atribuirse a la tierra, porque el Dios Creador se ha revelado definitivamente en Jesucristo, verdadero hombre y verdadero Dios. Si se desvanece esta visión, se acaba por considerar la naturaleza como un tabú intocable o, al contrario, por abusar de ella

17/08/12 12:24 AM | Imprimir | Enviar

El discernimiento es necesario en la vida de la Fe para no dejar a la improvisación las urgencias pastorales, frente a situaciones desafiantes que parecen moverse más rápidamente que nosotros. Muchos de los que somos llamados cristianos de a pie, percibimos con frecuencia, vacíos pastorales, en temas tan extremadamente capitales como la ambigüedad entre inculturación del Evangelio, religiosidad popular, magia y superstición, que parecen fundirse en un solo marco.

En junio pasado, paralelamente a Río+20, (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible), que tuvo lugar en el Brasil, se verificó la llamada Cumbre de los pueblos, la que hizo gala del proyecto anticristiano Carta de la Tierra, poniendo en evidencia el sincretismo y panteísmo ecologista diseñado para remplazar al Decálogo. La Carta de la Tierra y la Declaración universal del bien común de la madre tierra y de la humanidad, presentada esta última, en la Primera Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra, realizada en Cochabamba (abril 2010), tienen como fin primero y último el posicionamiento de una reingeniería pagana, que se vino desarrollando, muy particularmente a partir del V Centenario del Descubrimiento de América, para armar una Iglesia ecuménica mundial, al servicio de un Nuevo orden mundial, (democracia sociocósmica en expresión del ex presbítero Leonardo Boff), o dicho de otra forma un socialismo espiritual, sistemático proyecto de retorno, a la idolatría y el paganismo.

Reingeniería que ha venido haciendo sonar una matraca muy bien orquestada para hacer revivir prácticas pseudo religiosas, partiendo de un concepto indigenista muy bien calculado, y con la mira puesta en minar los cimientos de la Iglesia Católica. 

En ese arco, los Obispos de Bolivia, en la pasada Cuaresma, han hecho pública una nueva Carta Pastoral colectiva, que parecería no ha tenido la resonancia que tuvieron otras pastorales y declaraciones en tiempos no muy lejanos. La Carta Pastoral sobre medio ambiente y desarrollo humano en Bolivia, lleva por título El Universo, don de Dios para la vida. 

Es de particular importancia el capítulo IV: La naturaleza de la sabiduría de los pueblos indígenas. Los obispos, como Maestros de la Fe, con claridad meridiana han abordado un aspecto capital:

Las espiritualidades indígenas y originarias tienen una forma propia de entender a Dios en la naturaleza y en todo el universo. En la cosmovisión andina y amazónica, lo creado es sagrado; es vida y fuente de vida. La Pachamama, considerada en las culturas del occidente del país como madre generosa y sustento de la vida, expresa la idea de cuidar y criar todo el universo, espacio y tiempo, donde todo está relacionado, en correspondencia y complementación… (n. 37), sin embargo, como cristianos, no compartimos ninguna forma de animismo ni característica alguna de deidad que pudiera atribuirse a la tierra, porque el Dios Creador se ha revelado definitivamente en Jesucristo, verdadero hombre y verdadero Dios.

Por eso también consideramos que la tierra no es sujeto de derechos, ya que sólo es la persona humana, culmen de la creación, la que tiene derechos y deberes frente a todo lo creado, pues se trata de un don del Dios trascendente, cuyo valor es trascendental más allá de su utilidad económica. Si se desvanece esta visión, se acaba por considerar la naturaleza como un tabú intocable o, al contrario, por abusar de ella (n. 38). 

La colocación de la religión verdadera de Jesucristo al mismo nivel de las falsas religiones, fue señalada como ignominiosa por el Papa Pío XI, en conexión magisterial con su predecesor el Papa León XIII quién enseñó que es contrario a la razón que el error y la verdad deberían tener derechos iguales. 

Causan confusión aquellos, sean sacerdotes, religiosos, religiosas, laicos, laicas, que, culturalizan la devoción y amor filial del creyente, equiparando a María con Pachamama.  Nada más absurdo… no podemos confundir nuestra religión revelada con religiones naturalistas. La Pachamama es y será siempre una realidad creada. Los cristianos católicos no podemos ser arrastrados al error por ninguna autoridad, sea ésta religiosa o política. 

Y se da el fenómeno de que quienes afirman que la realidad cristiana trasciende las categorías de lo sagrado y lo profano (Thils), promueven una devaluación de lo sagrado cristiano no trepidando en calificar de sagrada cualquier otra cosa

Ningún desarrollo teológico o espiritual es válido si se confecciona éste fuera de la orientación bíblica y tradicional, asegurada siempre por el Magisterio apostólico, según lo puntualiza la Constitución dogmática sobre la Iglesia (cf.: Dei Verbum, n.10), no puede ser católico, será una gnosis, una ideología. 

Jesucristo dejó atrás todo el orden sacral de la Ley antigua, anunciando la interioridad fundamental de la santidad que no ha de quedar limitada a exterioridades rituales, derogó las sacralidades mosaicas y estableció un orden nuevo de sacralidades. El Templo de Jerusalén cumplió su función cultual, ya que el Templo es Él mismo. Para los cristianos Dios es Santo, no es sagrado, la humanidad de Cristo es sagrada, y en Cristo todo el pueblo cristiano forma un pueblo santo y sagrado. 

En la Iglesia, Cuerpo de Cristo, se distinguen grados diversos de sacralidad, y en esos grados se basa el lenguaje cristiano de lo sagrado. La Iglesia por lo tanto tiene el derecho y el deber de configurar lo sagrado, estableciendo unos usos, o aprobando al menos ciertas costumbres, pues ella tiene autoridad para cuidar la manifestación visible del Invisible. Fidelidad o traición. No hay otra alternativa.

5 comentarios

Comentario de Indyana Jones
Todo este ecologismos que diviniza a la Madre Tierra, que habla de "la humanidad", en femenino, relegando al limbo de lo sospechoso el término "hombre" como genérico; todo esto que está exaltado en el "Código Davinci" (recordad cómo el protagonista, al final, se arrodilla ante la imagen de "la diosa"); todo esto, digo, viene de la mano de ese feminismo ideológico que nos invade por todas partes, como el "Matrix" en el que vivimos. Es decir, del Neo-Marxismo, que sustituye la lucha de clases por la lucha de sexos. Pero es lo mismo.

El Hombre-Varón Cristo Jesús, que nos revela la esencia de Dios como Padre-Abba-Papá; el Varón de Dolores, la Cabeza de la Humanidad redimida por Él; la Cabeza de su Esposa, la Iglesia. El Cristo Real, el Varón-Cristo Jesús, porque esa es la Voluntad libérrima del Padre, Dios -no de la Madre, Diosa-; este cristo es al que hay que abatir: el principal enemigo del feminismo atroz que padecemos, el principal obstáculo para la liberación de la mujer, según estas y estos locos y locas que nos gobiernan ("Sabéis que los poderosos de los pueblos los oprimen y tiranizan". Esto es del Evangelio).

Teología feminista, Teología de la liberación de la mujeres, Teología de la madre tierra, Teología del ecologismo, Teología de la madre, pero sin el padre....¿Qué más hace falta para que nos demos cuenta?
18/08/12 3:09 PM
Comentario de Indyana Jones
La Iglesia no tiene ni el derecho ni el deber de configurar nada: Ella, la Iglesia, ha recibido de su Esposo, Cristo, la Vida para que la cuide y aliente. Y este es su destino. Ser la Esposa del Esposo, Cristo.

La Iglesia, como buena Esposa, enriquece lo que su Esposo le ha dado. No puede inventarse nada, ni manipular nada de la Semilla del Verbo Divino, su Esposo.

¡Mira que me gustan estas palabras: Esposo, y Esposa!
18/08/12 9:25 PM
Comentario de Alberto Prieto
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, durante todo su gobierno ha dicho abiertamente que debemos escuchar a la Pachamama e incluso logró colocar en la Constitución del Ecuador (marco legal para todas las leyes del país), una sección donde le da la misma importancia y derechos a la naturaleza que a las personas. Seguramente en espera de que la Pachamama mañana reencarne y pueda expresar sus pensamientos...

Es evidente que la Pachamama no puede hacer tal cosa y que la corriente ideológica de Rafael Correa va más allá del comunismo disfrazado de socialismo. Incluye este punto religioso con el que lograría instaurar un anti-religiosismo por ley que es lo que el comunismo no pudo erradicar en sus pueblos.

En el momento en que la constitución era redactada hubo una denuncia de un asambleísta que esta constitución fue redactada en España. No me extrañaría que se trate de algún asesoramiento socialista de Correa porque en Ecuador con los políticos actuales no hubiera logrado redactar tamaña Constitución ni en 10 años.
21/08/12 5:42 PM
Comentario de Germán Mazuelo-Leytón
Lo mismo que en la Constitución boliviana. Con la connotación de que Morales fue un protegido de sectores eclesiales en tiempos pasados y Correa funcionario de Pastoral Social del Ecuador.
22/08/12 12:09 AM
Comentario de Lluís
Juan Pablo I habló de Dios madre. Está claro que no hablaba de la "madre tierra"; bien es sabido a qué se refería. Sólo era un apunte. Gracias.
29/08/12 1:47 PM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
  • Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.

Conferencias de espiritualidad

(141) Vida nueva Utopía evangélica 2

por José María Iraburu


Liturgia de las Horas

  • lecturas del tiempo del Año
  • lecturas del Santoral

Opinión

Mons. Fernando Arêas Rifan

Nos han precedido, por Mons. Fernando Arêas Rifan

Pedro Trevijano Etcheverria

La libertad como ideal humano, por Pedro Trevijano Etcheverria

Santiago Martín

Benedicto enseña de nuevo, por Santiago Martín

Ver todos los artículos►



Suscríbete al boletín gratuito de InfoCatólica

Todos los días en tu buzón de correo

Librería Balmes

C. S. Lewis y la Iglesia católica Cuando todos se van, ellos se quedan

Sugerencias de libros

.

Patrocinios
Fundación Gratis date Traducciones técnicas
Radio María Magnificat.tv
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso