El papel del Papado en nuestra fe

Cristo confió el gobierno de su Iglesia a san Pedro y a los demás Apóstoles, que por ley de vida han encontrado sus sucesores en los Papas y en el Colegio Episcopal, es decir en la sucesión apostólica.

30/06/12 9:14 PM | Imprimir | Enviar

En estos días hemos celebrado la fiesta de San Pedro, el primer Papa, mi patrono. Al ponerme bajo su patrocinio, la Iglesia me pone un ejemplo de caridad y me confía especialmente bajo su protección. El propio Jesucristo confió una misión especial a Pedro, que es mi deber dejarle llevar a cabo en mí: «confirma a tus hermanos en la fe» (Lc 22,32) y como cristiano y sacerdote que soy tengo a mi vez la responsabilidad de hacerlo con los demás. .

Por ello no puedo por menos de preguntarme sobre el papel del Papado en nuestra fe. Ante todo lo esencial de mi fe es creer que la segunda Persona de la Trinidad, el Hijo, se ha hecho Hombre en Jesucristo, por lo que es verdadero Dios y verdadero Hombre, con el objetivo de, a través de su Pasión, Muerte y Resurrección, injertarnos en la Vida Trinitaria y llevarnos así a la felicidad eterna.

Pero actualmente nos encontramos con que muchos aceptan a Jesucristo, pero no a la Iglesia, por lo que lo primero que tenemos que plantearnos es si hay alguna relación entre Cristo y la Iglesia Católica. En pocas palabras, ¿tiene algo que ver la Iglesia Católica con Jesucristo? Una contestación muy clara la encontramos en Mt 16,18: «Ahora te digo yo: -Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia».

Ahora bien si hay una Iglesia de Jesucristo, a la que Él llama mi Iglesia, es indudable que esa Iglesia debe tener unas señas de identidad que nos permitan reconocerla sin demasiadas dificultades. Cristo confió el gobierno de su Iglesia a san Pedro y a los demás Apóstoles, que por ley de vida han encontrado sus sucesores en los Papas y en el Colegio Episcopal, es decir en la sucesión apostólica. Este tema de la sucesión apostólica es el gran argumento para saber que estamos en la verdadera Iglesia de Cristo, Como dice el Catecismo: «Toda la Iglesia es apostólica mientras permanezca, a través de lo sucesores de san Pedro y los Apóstoles, en comunión de fe y de vida con su origen» (CEC 863). El mismo Jesús nos confirma su permanencia en la Iglesia y la fidelidad de Ésta a Él, cuando en la frase final del evangelio de san Mateo nos dice: «Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de los tiempos»(Mt 28,20). Recuerdo que de esta frase me serví cuando hablando con un mormón, pero creo que valdría también para todos los grupos que se han separado de la Iglesia Católica, le dije: «Vosotros pensáis que la Iglesia la fundó Jesucristo, pero se corrompió inmediatamente, hasta que en el siglo XIX, Joseph Smith la devolvió a su plenitud. Personalmente, y más teniendo en cuenta Mt 28,20, no creo que ni Jesucristo, ni el Espíritu Santo se tomasen unas vacaciones de diecinueve siglos». Creo que la Iglesia siempre ha mantenido las verdades de la fe, aunque en la práctica, es indudable que todos somos pecadores y, por tanto, en muchas ocasiones, dejamos bastante que desear.

Actualmente muchos critican a la Iglesia y la rechazan, aunque sigan considerándose católicos, e incluso buenos católicos. Pero basta que la Iglesia diga A, para que ellos opinen lo contrario. El relativismo, lo políticamente correcto, el anticlericalismo, están haciendo estragos. Especialmente el rechazo es claro en el campo moral. Y sin embargo lo primero que me enseñaron en Teología Moral es que la Iglesia es Madre y tiene sentido común. De hecho cuando veo algunas de las cosas que defienden nuestros adversarios, no puedo por menos de recordar aquello de: «Pobre la sociedad en la que hay que defender lo evidente». Y en cuanto al anticlericalismo de mucha gente les respondo: «Seguramente os habréis encontrado con algún cura idiota. Pero si en vuestra vida os encontráis con algún médico idiota, seguro que os vais a otro médico y no se os ocurre pensar que todos los médicos son idiotas. Pues aquí haced lo mismo».

 

Pedro Trevijano, sacerdote

.

 

1 comentario

Comentario de vicente
sin comunión con el Papa no hay
fe verdadera;
felicidades.
1/07/12 7:57 AM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
  • Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.

InfoCatólica necesita su ayuda

InfoCatólica necesita tu ayuda. Haz click para verlo a tamaño real

Pulsa en la imagen para verla a mayor tamaño

Opinión

Monseñor Demetrio Fernández

Hágase en mí según tu palabra, por Monseñor Demetrio Fernández

Raúl Hasbún

Encuestas, por Raúl Hasbún

Pedro Trevijano Etcheverria

La vocación consagrada, por Pedro Trevijano Etcheverria

Ver todos los artículos►

Librería Balmes

De María a María Mary's Land. Tierra de María

Conferencias de espiritualidad

(146) Vida nueva Utopías profanas 7

por José María Iraburu


Liturgia de las Horas

  • lecturas del tiempo del Año
  • lecturas del Santoral


Sugerencias de libros

.

Suscríbete al boletín gratuito de InfoCatólica

Todos los días en tu buzón de correo


Patrocinios
Fundación Gratis date Traducciones técnicas
Radio María Magnificat.tv
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso