«Los ordinariatos anglocatólicos: estado de la cuestión», por José María Chiclana

Hay que tener en cuenta que los grupos de anglicanos que buscan la unión con Roma, no son personas «enfadadas» con su Iglesia, o desafectos de la Comunión Anglicana que vayan a Roma buscando un refugio: Son personas que en muchos casos llevan años viviendo el catecismo de la Iglesia Católica.

03/05/12 8:42 AM | Imprimir | Enviar

Durante la Semana Santa y hasta el Domingo de la Divina Misericordia, alrededor de 330 fieles anglicanos fueron recibidos en la Iglesia Católica a través de los dos Ordinariatos Personales en USA e Inglaterra. A final de año también serán ordenados sacerdotes católicos unos 40 pastores anglicanos más; 35 están en proceso en USA y 20 en Inglaterra.

Inglaterra

En Inglaterra, durante la Semana Santa fueron recibidos en la Iglesia Católica alrededor de 250 fieles anglicanos que se incorporaron al Ordinariato Personal de Our Lady of Walsingham. Unos 150 fieles lo hicieron a través de alguno de los 49 grupos que ya existían en el ordinariato inglés, y los otros 100 lo hicieron formando cuatro nuevos grupos en las ciudades de Croydon, Darlington, Maidstone y Lancashire.

Asimismo, el día 21 de abril serán ordenados 2 nuevos sacerdotes en el primer ordinariato inglés. Uno de ellos, James Bradley, fue el diácono que cantó el evangelio durante el acto de recepción de Benedicto XVI en la JMJ. No está casado.

Con estos dos nuevos sacerdotes, ya son casi 60 los antiguos ministros anglicanos ordenados sacerdotes católicos a través del Ordinariato Personal de Our Lady of Walshingham. El martes santo celebraron por primera vez la misa crismal junto con el ordinario Mons. Keith Newton.

Estados Unidos

Por otro lado, en Estados Unidos, fueron recibidos los primeros de los alrededor de 1400 fieles anglicanos que han manifestado su deseo de incorporarse en cuanto sea posible al primer ordinariato personal de Estados Unidos, The Chair of St. Peter: 18 fieles de la St. Joseph of Arimathea Anglican Use Society y 25 de la parroquia anglicana de St. Michael the Archangel, en Philadelphia. El 11 de abril fue ordenado el primer diácono incardinado en este ordinariato.

Canadá

Por otro lado, el domingo 15 de abril, en la catedral de Ottawa, el Arzobispo de esta ciudad recibió en la Iglesia Católica a unos 40 fieles procedentes de la Anglican- Catholic Church of Canada. Estos fieles se incorporarán al Ordnariato de The Chair of St. Peter, en Estados Unidos, formando parte de un decanato (arciprestazgo) llamado Deanary of St. John the Baptist que dependerá del Ordinariato estadounidense. La Anglican Church of Canadá, había solicitado el 12 de marzo de 2010 a la Santa Sede la erección de un ordinariato personal en Canadá.

Aunque en principio la Constitución Apostólica Anglicanorum Coetibus prevé que un ordinariato personal actúe dentro de los límites de una Conferencia Episcopal (AC I § 1), en el primer ordinariato inglés hay un grupo de Escocia y en el estadounidense, uno de Canadá,  que son Conferencias Episcopales distintas. El tiempo y la experiencia dirán si esta figura jurídica evoluciona hacia otro tipo de circunscripción eclesiástica.

Cómo empezó todo

La fisura en la comunión Anglicana  ha ido creciendo a lo largo de los años introduciendo cambios en la tradición, en la doctrina, en la liturgia y en la enseñanza moral, algo que complica una futura unión global con la Iglesia Católica. El primer paso importante de esta quiebra tuvo lugar en 1930 en la Conferencia de Lambeth.

La Conferencia de Lambeth es una reunión que desde 1897 organiza Canterbury para todos los obispos de la comunión anglicana en el mundo que deseen acudir. Tiene lugar más o menos cada 10 años. En la Conferencia de 1930, la resolución nº 15,  introdujo como moralmente aceptable la utilización de métodos anticonceptivos para casos excepcionales, métodos que en 1908, la misma Conferencia, en la resolución nº 47 había declarado como moralmente ilícitos. Este fue el punto de partida para que algunos grupos comenzaran su acercamiento a Roma. Acercamiento que empezó a concretarse a partir de la aprobación de la ordenación de mujeres en Estados Unidos, 40 años más tarde.

No se trata de gente enfadada

Sin embargo hay que tener en cuenta que los grupos de anglicanos que buscan la unión con Roma, no son personas “enfadadas” con su Iglesia, o desafectos de la Comunión Anglicana que vayan a Roma buscando un refugio: Son personas que en muchos casos llevan años viviendo el catecismo de la Iglesia Católica y que ven en la tradición de la Iglesia Católica, en los sacramentos y en la unión con el Vicario de Cristo y su magisterio, la base de una verdadera Iglesia, de dónde han manado las tradiciones litúrgicas, espirituales y pastorales de la tradición anglicana. Tradiciones que la Iglesia Católica reconoce como un tesoro para custodiar y proteger.

Intentos de unión

Aunque han existido a lo largo de la historia intentos de unión corporativa de la Comunión Anglicana con Roma (la correspondencia de Louis Ellies Dupin (1657-1719), con el entonces arzobispo de Canterbury, William  Wake (1557-1737), los intentos en 1890 de Lord Halifax presidente de la English Church Union, las conversaciones de Malinas (1920), los reuniones de la Anglican-Roman Catholic International Commission ARCIC), el origen del acercamiento de estos grupos hay que buscarlo en el Movimiento de Oxford, formado entre otros por el Beato John Henry Newman (1801-90), Edward Bouverie Pusey (1800-82) o John Keble (1792-1866).

A través de un estudio de la Iglesia anterior a la Reforma y de los Padres de la Iglesia, el Movimiento de Oxford recuperó en gran medida el patrimonio de la doctrina católica que pertenece a  la Iglesia de Inglaterra, en su periodo anterior a la Reforma e hizo un llamamiento para la reinserción de estas doctrinas y prácticas litúrgicas en la vida de la Comunión Anglicana contemporánea. A partir de aquí surgirían dentro de la comunión anglicana, grupos que comúnmente se conocen como anglo- católicos, aunque ser anglo- católico no significa necesariamente mirar a Roma.

El camino hasta Roma ha sido diverso en Estados Unidos e Inglaterra

Estados Unidos

En 1976 la Iglesia Episcopal (anglicana) de Estados Unidos aprobó la ordenación de mujeres. Cedía así a la presión provocada tras la “ordenación” de 11 mujeres como pastores en 1974,

En marzo- abril de 1977, hace ahora 35 años, dos grupos de fieles anglicanos solicitaron poder ser recibidos en la Iglesia Católica de forma corporativa, manteniendo las tradiciones litúrgicas, espirituales y pastorales de la tradición anglicana.

El primero era The American Church Union, un grupo de pastores episcopalianos y laicos, dirigidos por el Canónigo Albert Dubois, que ya se habían separado de la Iglesia Episcopal, tras la decisión de 1976. Antes de esto, The American Church Union, tenía entre sus objetivos la unión con Roma. Crearon entonces un órgano al que llamaron la Pro-Diócesis de San Agustín de Canterbury en California, formado por varias parroquias episcopalianas y solicitaron a la Santa Sede una unión corporativa con Roma.

Por otro lado, y casi al mismo tiempo, una sociedad de ministros episcopalianos llamada The Society of the Holy Cross, de Georgia, se dirigió a la jerarquía estadounidense para solicitar asimismo la unión con Roma, creando una estructura jurídica donde pudieran vivirse y protegerse las tradiciones anglicanas y se concediera a sus miembros la posibilidad de ser ordenados sacerdotes católicos aunque estuvieran casados. The Society of the Holy Cross se inspiró en el Movimiento de Oxford, y su objetivo principal era precisamente la unión con Roma. Su líder era Fr. James Parker, que sería después uno de los primeros pastores episcopalianos ordenado sacerdote católico.

Hubo acercamientos de otro gran grupo de fieles de Luisana, que finalmente decidió seguir en la Iglesia Episcopal.

En 1980, tras el parecer positivo de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, y tras desechar la posibilidad de crear una nueva iglesia ritual o una nueva estructura jurisdiccional, se creó la Pastoral Provision, que preveía la creación de parroquias personales donde se conservasen y viviesen las tradiciones anglicanas aprobadas por la Santa Sede, y permitía a pastores anglicanos ser ordenados sacerdotes católicos, dispensando de la ley del celibato como excepción y tras un riguroso proceso. Asimismo se aprobó el Book of divine Worship, como libro litúrgico para utilizar en la Santa Misa. Contenía parte del Book of Common Prayer Anglicano con la inclusión de las cuatro Plegarias Eucarísticas del Misal Romano.

Desde 1981, han sido ordenados 103 sacerdotes bajo la Pastoral Provision, 12 de ellos eran célibes. Han fallecido ya 15. Según un estudio realizado en 2008, el número total de fieles de Uso Anglicano en USA era de 1957 en tres parroquias personales de Uso Anglicano y cinco societys o congregations.  (J.M. SHEEHAN, A new canonical configuration for the Pastoral Provision for former episcopalians in the United States of America?, Edusc, Roma, 2009). En marzo de 2012, la web de la Pastoral Provision (www.pastoralprovion.org) mencionaba la existencia de siete parroquias o societys  personales de Uso anglicano, aunque en la práctica, hoy en día, hay más de 26 parroquias o societys en Estados Unidos donde se celebran ceremonias conforme el uso anglicano aprobado por la Santa Sede en 1986/2003.

Se prevé que muchos de estos fieles entren a formar parte del Ordinariato de The Chair of St. Peter.  

Inglaterra

En Julio de 1986 se escribe el informe Macclean que concluye que la ordenación de mujeres podría traer división a la Iglesia Anglicana de Inglaterra. Efectivamente, el 11 noviembre 1992, los obispos de la Iglesia Anglicana de Inglaterra, deciden en una votación ganada por escaso por escaso margen, la posibilidad de ordenar mujeres. En ese momento comienzan los movimientos de algunos grupos de anglicanos para ser recibidos de forma corporativa en la Iglesia Católica.

En torno al 20 de diciembre de 1992 comienzan una serie de reuniones entre católicos y anglicanos en casa del Cardenal Hume. Los asistentes eran,  por parte católica: El Cardinal Hume, el Obispo de Norwich Alan C. Clarke, - que era el chairman católico de ARCIC-, Vincent  Nicholls – en ese momento asistente de Hume y más tarde Arzobispo de Birmingham y hoy de Canterbury- el entonces obispo y más tarde cardenal Murphy O' Connor, y Monseñor Philip Carroll que era el secretario de la Conferencia Episcopal. Los anglicanos estaban representados por el Obispo anglicano de Londres, Dr. Leonard, impulsor de la unión con Roma, el  Reverendo Peter Geldard, Fr. John Broadhurst Obispo de Forward in Faith, (hoy uno de los tres primeros sacerdotes del ordinariato inglés) Christopher Colven- director de la Society of the Holly Cross en ese momento y David Skeogh (antiguo secretario de Leonard que tomaba nota de las reuniones).

Durante estas reuniones que tuvieron lugar hasta mediados de 1993 los grupos de anglicanos solicitaron a la Iglesia Católica la creación de una figura jurídica – una prelatura personal o una diócesis personal con el propio Hume como prelado, o al menos una Pastoral Provision como en USA- donde pudieran ser recibidos en la Iglesia Católica de forma corporativa, manteniéndose unidos los fieles en grupos (si podían, manteniendo también el mismo templo tras un acuerdo con la Iglesia Anglicana), atendidos por el mismo pastor que sería ordenado sacerdote católico, manteniendo las tradiciones anglicanas.

El 26 de abril de 1993, la Conferencia Episcopal Inglesa emitió un comunicado señalando que la recepción de aquellos anglicanos que deseasen ser recibidos en la Iglesia Católica se haría de forma individual, aunque se podría contemplar que durante el tiempo de formación se mantuviesen algunos grupos. Se rechazaba la propuesta de crear una estructura jurídica donde se pudiesen conservar las tradiciones anglicanas y facilitar así el paso de más fieles a la Iglesia Católica.

Los “Flying Bishops”

Por otro lado, la Iglesia Anglicana de Inglaterra ofreció a las parroquias contrarias a la ordenación de mujeres la posibilidad de entrar bajo la jurisdicción de los llamados “Provincial Episcopal Visitors”, obispos que actuarían sin un territorio determinado, y que recibieron el nombre popular de “Flying bishops”.  Esta posibilidad,  llevó a muchos grupos que estaban dispuestos a pasar a Roma, a mantenerse en la Iglesia de Inglaterra. Tres de los cuatro primeros sacerdotes católicos del Ordinariato de Our Lady of Walsingham, fueron “Provincial Episcopal Visitors”.

Aunque las fuentes no son precisas y no hay datos oficiales, desde 1992 hasta 2007, en Inglaterra han sido ordenados sacerdotes católicos 580 antiguos anglicanos, de los cuales, 120 están casados. Otros 150 antiguos pastores no han sido ordenados y fueron recibidos como laicos. (P. GELARD, Conversion and enrichment, en Anglicans and the Roman Catholic Church, Ed. By S. CAVANAUGH, Ignatius Press, San Francisco, 2011, (pp. 40- 63) p. 57)

Desde abril de 2008 hasta octubre de 2009 tuvieron lugar en Roma diversos encuentros entre algunos obispos anglicanos de Inglaterra y la Congregación de la Doctrina de la Fe, de los que salió finalmente la Constitución Apostólica Anglicanorum Coetibus anunciada el 20 de octubre de 2009.

Australia

La Anglo Catholic Church in Australia (ACCA), solicitó a la Santa Sede en octubre de 2010, la creación de un Ordinariato Personal para Australia. En noviembre de 2010, la Congregación de la Doctrina de la Fe nombró al Obispo católico Peter Elliot, antiguo fiel anglicano, como delegado para la implementación del Ordinariato.

Desde 2011 han tenido lugar en varias ciudades australianas jornadas de oración, reflexión y presentación de lo que podría ser el futuro Ordinariato que, según Mons. Elliot, se erigirá a lo largo de 2012.

Jhon Hepworth, anterior primado de la TAC, declaró hace ya tiempo, que unos 800 fieles de la Anglican Catholic Church in Australia (ACCA) se han comprometido a ingresar en el futuro ordinariato.

Por otro lado, en junio de 2011 el Sínodo de la Torres Strait Church (iglesia anglicana que acepta el Catecismo de la Iglesia Católica, establecida en las Islas del Norte de Australia y en Papúa Nueva Guinea) solicitó convertirse en un Ordinariato Personal distinto del Ordinariato Australiano. La Iglesia del Estrecho de Torres, cuenta con un obispo, 13 sacerdotes, 5 diáconos y alrededor de 800 laicos. La petición fue enviada a la Santa Sede por el Obispo Elliot, pero de momento no ha habido respuesta oficial. La Iglesia del Estrecho de Torres ha declarado recientemente que sigue deseando incorporarse a un Ordinariato Personal en Australia. De momento sigue formando parte de la Tradiciona Anglican Communion.

La Anglo Lutheran Catholic Church

Otra historia interesante en relación con los ordinariatos, es la de la Anglo- Luteran Catholic Church (ALCC). Fue creada en 1997 y procede de la «Lutheran Evangelical Catholic tradition». Lleva el término “Anglo” en su nombre porque en su momento adoptaron el ritual anglicano y porque alguno de sus miembros originales eran obispos anglicanos,  pero desde su creación, en ningún momento han estado en comunión con la Sede de Canterbury. Celebran los siete sacramentos, y aceptan el Catecismo de la Iglesia Católica.

El 13 de mayo de 2009, seis meses antes de que se promulgara la Constitución Apostólica Anglicanorum Coetibus, la Anglo Luteran Catholic Church (ALCC) había cursado una petición formal ante el Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, para ser recibida en la Iglesia Católica como un único cuerpo como una sociedad sacerdotal o de la forma que dispusiese el Santo Padre.

En Julio de 2009 la ALCC recibió una carta de la Santa Sede en la que se señalaba que se consideraba seriamente su petición. Cuando en noviembre de 2009 se hizo público que el Papa erigiría ordinariatos personales para antiguos fieles anglicanos, la ALCC  continuó esperando y no hizo ninguna petición.

En octubre de 2010, la ALCC recibió una carta del Secretario de la CDF, Mons. Ladaria, informando de que el Card. Wuerl había sido nombrado delegado apostólico de la Santa Sede para la implementación de AC en USA. La carta invitaba a la ALCC a ponerse en contacto con el Card. Wuerl.

Esta carta – como se comprobó después- no era una invitación a ingresar en el ordinariato, sino, una invitación a ponerse en contacto para estudiar esa posibilidad, aunque al inicio, se interpretó como una invitación formal a ingresar en el ordinariato. Así, en febrero de 2011 los líderes de la ALCC dijeron que la Santa Sede había invitado a la ALCC a ingresar en un futuro Ordinariato «a través de las provisiones de Anglicanorum Coetibus» y que aceptaban incondicionalmente esa invitación.

Aunque se pensaba que esa invitación era para estudiar una forma corporativa de unión, finalmente, el ordinario del Ordinariato de The Chair of St. Peter, Mons. Steenson,  en febrero de 2012, invitaba a los miembros de la ALCC, a ingresar en uno de los ordinariatos de manera individual y no de forma corporativa, por faltar en la ALCC «una conexión orgánica con el anglicanismo», como señalaba el texto de su carta. Asimismo, señalaba que esta invitación a ingresar de forma individual se aplicaba también a los pastores de la ALCC que quisieran ingresar en el ordinariato, y que debería desarrollarse con éstos, un programa de formación distinto del que en ese momento estaba en marcha para los futuros sacerdotes del ordinariato en USA.

El número de miembros de la ALCC es de aproximadamente 11.000 personas, en los Estados Unidos, Canadá, Alemania, Sudán del Norte y Sudán del Sur donde residen la mayor parte de sus miembros. Toda la información sobre la ALCC puede encontrase en su website www.anglolutherancatholic.org .

 

José María Chiclana 

 

 

3 comentarios

Comentario de Francisco José Delgado
La información es muy interesante. Sin embargo, queda un poco en el aire el tema de bajo qué criterios se decide la ordenación de los anglicanos como sacerdotes. Como se ha dicho arriba, no todos los sacerdotes anglicanos son ordenados como sacerdotes católicos, sino que algunos se incorporan como laicos. Hay abundantes casos en los que algunos sacerdotes anglicanos no deberían jamás ser ordenados sacerdotes católicos, pues a veces esos mismos fueron expulsados de seminarios católicos y congregaciones religiosas y buscaron en la comunidad anglicana una forma de acceder al ministerio.
En mi caso conozco una facción anglicana que opera en el Perú, cuyos "sacerdotes" se declaran católicos y se dedican a estafar a los fieles de manera escandalosa. Tiemblo de pensar que semejante panda de sinvergüenzas pudiera alguna vez acceder al sacerdocio católico.
En la web de mi parroquia (www.parroquiasfn.org) hay información sobre el tema.
4/05/12 5:53 AM
Los criterios no son públicos de momento. Esperemos que en breve sí lo sean. De momento, por ejemplo, en USA se presentaron 67 dossiers de ministros anglicanos y se admitieron 35. Parece que sí se está aplicando muy estrictamente. No se hacen públicos por delicadeza con la persona. Como dice, algunos de estos casos han sido rechazados precisamente por eso, porque se trataba de antiguos sacerdotes católicos, o de personas que habían estado en seminarios católicos y después se casaron, etc.
4/05/12 12:15 PM
Comentario de Dahrendorf
Jose: Por lo que escudriño por ahí, por los blogs que tratan del ordinariato, me parece que no podemos saber los criterios de admisión. Es cierto que leí que se admitieron 35 en USA, pero también se dijo que de la TAC no se admitía a nadie en Inglaterra y parece que el obispo Mercer y dos o tres más ya han recibido la aprobación del expediente. Lo mismo se rumoreó de los canadienses y ahora están en proceso de formación. Me da la sensación de que cada uno tiene un ritmo distinto y que depende también de si se tiene "padrino" o no.
En cuanto a lo que dice Fco José Delgado, en general las iglesias anglicanas de latinoamérica son de ex sacerdotes católicos o grupúsculos de iletrados ordenados express. Todas se dicen católicas, claro. Es que mola un montón ser "arzobispo primado", vestirse cual cardenal y jugar a las iglesias.
9/05/12 12:31 AM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
  • Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.

Conferencias de espiritualidad

(144) Vida nueva Utopías profanas 5

por José María Iraburu


Liturgia de las Horas

  • lecturas del tiempo del Año
  • lecturas del Santoral


Librería Balmes

Mi viaje hacia el perdón Cómo el mundo occidental perdió realmente a Dios

Suscríbete al boletín gratuito de InfoCatólica

Todos los días en tu buzón de correo


Sugerencias de libros

.

Patrocinios
Fundación Gratis date Traducciones técnicas
Radio María Magnificat.tv
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso