«Las creencias religiosas pueden ser dañinas para gays y lesbianas»

El Juez Walker defiende el matrimonio gay atacando la religión

Entre las conclusiones de la polémica sentencia que anuló a principios de este mes la prohibición del matrimonio gay en California, se encuentra un ataque frontal al catolicismo y otras confesiones religiosas. Según el Juez Vaughn Walker, conocido activista homosexual, las creencias religiosas que consideran un pecado las relaciones homosexuales son dañinas para gays y lesbianas. Multitud de voces de protesta consideran que esta afirmación del juez es un ataque a la libertad religiosa que defiende la constitución estadounidense.

(Bruno Moreno/InfoCatólica) Desde que, el pasado día 4 de agosto, la sentencia sobre el caso Perry contra Schwarzenegger anulase la limitación del matrimonio en California al celebrado entre un hombre y una mujer, la polémica no ha cesado en los Estados Unidos. En un primer momento, dicha polémica se centró en el núcleo de la decisión del Juez Vaughn Walker: la cancelación de la denominada Proposición 8, que defendía el matrimonio tradicional y fue aprobada en referéndum por los votantes californianos. Sin embargo, a medida que se han ido estudiando en detalle otros aspectos de la decisión, ha quedado de manifiesto una parte de la misma que podría tener graves consecuencias para los católicos y para los miembros de otras religiones en los Estados Unidos.

Afirmaciones propias de la propaganda del lobby gay

Dentro de los más de cien folios de la sentencia, hay una parte dedicada a las conclusiones sobre cuestiones de hecho (findings of fact), en las que se basa la decisión final tomada. Entre esas conclusiones del juez, se encuentran una serie de afirmaciones propias de la propaganda gay, como que “no existen diferencias significativas entre las parejas del mismo sexo y las parejas de sexo opuesto” o que el “género ya no forma parte esencial del matrimonio”.  También se afirma que el hecho de que un niño sea educado por una pareja homosexual no afecta a su desarrollo y que esto “es aceptado sin ninguna discrepancia seria en el campo de la psicología del desarrollo”. Todo esto se añade a una concepción del matrimonio que se reduce al “reconocimiento y la aprobación por parte del Estado de la elección de una pareja de vivir juntos, comprometerse mutuamente y formar un hogar basado en sus sentimientos mutuos y crear una asociación económica y sostenerse económicamente el uno al otro y a las personas que dependan de los mismos”.

Con estas afirmaciones y muchas otras, se ponían las bases para otra conclusión sobre cuestión de hecho, la número 77, que podría resultar crucial para la futura relación entre el Estado y las diferentes confesiones religiosas. En la decisión judicial se da como cosa probada que “las creencias religiosas que establecen que las relaciones entre gays y lesbianas son pecaminosas o inferiores a las relaciones heterosexuales resultan dañinas para gays y lesbianas”. Esta afirmación es una clara alusión a la doctrina católica sobre la homosexualidad, compartida por otros grupos religiosos como los mormones, gran parte de los evangélicos y los luteranos del Sínodo de Missouri.

En apoyo de esta afirmación, se citaban textos del documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe del año 2003, titulado “Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales” firmado por el entonces Cardenal Joseph Ratzinger. Este documento recoge la visión cristiana sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer y sobre la distinción entre la homosexualidad, que es simplemente una tendencia objetivamente desordenada, y los actos homosexuales, que constituyen un pecado grave. Sin embargo, las conclusiones del juez contiene un error mayúsculo: la afirmación de que “la Iglesia Católica considera que la homosexualidad es pecaminosa”.  También se presentó el testimonio de un experto, Gary Segura, Profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Stanford, que afirmó que la “religión es el obstáculo principal para el progreso político de gays y lesbianas”.

Católicos, evangélicos, mormones y luteranos rechazan la sentencia

Resulta especialmente significativo que, en la conclusión del Juez Walker, no se habla de que una acción particular por parte de los creyentes sea dañina para las personas homosexuales, sino de que las mismas creencias religiosas son dañinas. En consecuencia, a partir de esta cuestión de hecho, podría llegar a considerarse un delito manifestar públicamente esas creencias religiosas “dañinas”. Algunos analistas piensan que, de hecho, esta decisión judicial es el primer paso para la aprobación de normas que prohíban cualquier defensa de la doctrina cristiana sobre la homosexualidad.

Multitud de católicos, entre ellos varios obispos, han mostrado ya su malestar por estas afirmaciones contenidas en la sentencia del Juez Vaughn Walker. También diversas personalidades evangélicas, mormonas y luteranas han declarado públicamente su indignación. La mayoría de las críticas han señalado que esta decisión judicial es un ataque frontal a la libertad religiosa que defiende la primera enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

 

13 comentarios

percival
Estimado "Si Dios te...": el ataque del juez a la religión era innecesario como argumento, extemporáneo y contraproducente porque no sustenta nada de cara a la sentencia. En cambio, la devalúa tácitamente, porque la convierte en una revancha antirreligiosa (vistas las reacciones de los aquí mencionados y otras que aparecerán, sin duda, p.e. desde el islamismo y el judaismo). Y que reaccionen las religiones desde distintos ángulos (incluso la de las "gafas mágicas"), es normal y justo: no sólo porque el tema de las "gafas" no es un argumento para que no tengan los mormones razones válidas para rechazar la homosexualidad, ni que cualquier religión deje de tenerlas tampoco por motivos meramente de razón humana, sino porque el juez violenta a la sociedad de California, que expresó su rechazo más de una vez. Y tú, en la misma onda de la democracia a conveniencia, quieres acallar la voz de cualquier persona religiosa.
14/08/10 1:09 PM
marcial
El ataque a la religión de este juez es irrelevante. Tanto como la defensa del juez por los enemigos de la religión. Y es irrelevante porque no llega ni a rozar el núcleo de la cuestión. A saber: que la homosexualidad es un defecto contra-natura. Y lo es con independencia de que unos señores se reunan y voten esto o aquello, ya que ninguna votación puede alterar la naturaleza humana. Puede, eso sí, imponerse, con gran daño social, un modelo de persona contrario a esa naturaleza. A esto lo llaman "progreso". Y sus valedores se llaman a sí mismos razonables, e irracionales al resto. Lo cierto es que difícilmente podrá encontrarse en la historia época más irracional que la contemporánea, como atestiguan el arte y el pensamiento de este tiempo, que son basura.

Afortunadamente, estas ideas tienen los días contados. Al apartarse occidente de Dios, quedaron estériles los vientres de nuestras mujeres. Relación causa-efecto que los "progresistas" no llegan a captar, ellos que son tan racionales. El hecho es que nos quedan un par de generaciones antes de ser sustituidos por sociedades teocráticas islámicas. Muertos los "progresistas" desaparecerá con ellos el soporte de unas ideas que han acabado con esta sociedad en menos de 50 años, cuando las sociedades tradicionales (teocéntricas, agricolas y ganaderas, patriarcales), cristianas o no, sobrevivieron durante milenios.

A eso también sobreviviremos, por supuesto, los católicos. Así que nada, "progres", sigan ustedes "progresand
14/08/10 1:45 PM
Sucede una cosa que vale la pena notar en la conducta de los activistas homosexuales y es que, así como han reducido la sexualidad a nivel de objeto antes que considerarla un medio para elevarse sobre su condición, tienden a querer reducir todo de igual manera: conceptos, arte, relaciones, personas, religiones, política, etc.

Es lo que ha hecho este juez, se ha encerrado en si mismo como juez homosexual y ha decidido reducir las creencias religiosas a objeto manipulable, para así traerse a su nivel a las personas y colocarlas en posición de ser también manipuladas, silenciadas, en este caso.
14/08/10 1:53 PM
marcial
El "pensamiento" progre se caracteriza por su extremada rudeza; por su incapacidad para discernir, es decir, separar. Véase

"la religión no puede ni podra nunca parar el avance y progreso de la raza humana"

¿Qué religión, pregunto? Si se trata del catolicismo, cualquiera que no sea un ignorante sabrá que el catolicismo elevó a la humanidad desde la barbarie. Tan cierto como que, al separarse de él, esa misma humanidad recae en la misma barbarie. El festival de muerte que ha sido el siglo XX no lo ha sido por las enseñanzas católicas, sino precisamente por la negación de esas enseñanzas. Y si por "progreso" se entiende "ciencia", por el módico precio de 18 euros, que es lo que vale el librito de Thomas Woods, cualquiera puede salir de su ignorancia respecto al origen católico de la ciencia occidental. Si se entiende más genéricamente "pensamiento", no ha habido cumbres más altas que el pensamiento católico.

En fin, con "pensamientos" progres así, consigna, falsedad y difamación del pasado a partes iguales vamos como vamos. Pero eso sí, los progres felices. Nuevos corintios que se creen en la cima de la historia, ignorantes de que siguen el mismo camino de perdición que otros muchos, muchas veces antes en la historia, recorrieron.
14/08/10 2:08 PM
Marina Altuve
Marcial me da lástima tu comentario, tengo un hermano gay quien tiene años viviendo con su novio en Venezuela. De hecho el me ha enseñado la verdadera esencia de una relación ya que tiene casi 10 años con su pareja. Y tú vienes a decir que es contra-natura. Por favor, cuando eso ya hace décadas que fue comprobado científicamente.

Aprendamos a ser tolerantes y respetuosos. No es eso lo que nos hace entender la Iglesia. Te vas a ir directo al infierno que tú crees, diciendo calamidades como esas.

En fin, tarde o temprano la legalización del matrimonio homosexual será una realidad en todos los países.
14/08/10 4:40 PM
marcial
Nada, puede constituirse sino sobre la Verdad. Y la verdad no tiene nada que ver con los sentimentalismos. Que la relación homosexual es contra-natura es una cosa. Las consecuencias que se deriven de ello son otra cosa, y las habrá legítimas e ilegítimas. Una desviación no deja de serlo porque tengamos cerca personas desviadas a las que queremos.
14/08/10 5:08 PM
FZalacaín
...eso ya fue comprobado científicamente...
14/08/10 6:06 PM
Tito Livio
Una cosa es ser tolerantes y respetuosos y otra no reconocer la verdad. La verdad es que tal relación es contra-natura. Y si todo el mundo dijese que que es de noche siendo de dia esto no cambiaría el hecho de ser de día. Nadie puede cambiar la verdad de que la Fe Católica recoge tal relación contra-natura considerándola pecado. Y nadie puede cambiar este hecho, por muchos jueces y aunque todo el universo universal y todas las leyes del mundo mundial dijesen lo contrario, eso no cambiaría la verdad del pecado de la relación homosexual, lesbicca cualquier otra que no sea hombre-mujer dentro del matrimonio religioso cristiano (por lo tanto los que viven en el matrimonio exclusivamente civil también están en pecado). Repito, nada puede hacer cambiar esto. A este paso pienso que llegará el día en que sostener públicamente o en privado (en familia) todo esto supondrá ser detenido multado y encarcelado, y así seremos perseguidos pero eso no cambiará la verdad. El ser humano quiere hacer la verdad a su imagen y semejanza y pretende componer así su propia verdad pero no por ello esa composición humana es La Verdad.
14/08/10 7:52 PM
menos milongas
Srs, la batalla de la Iglesia va en otro orden y es el de la relación de nuestra alma ya dañada por el pecado original,con nuestro creador, y es nuestra empeño constante de separarnos de Dios por lo que creemos que es natural y no lo es. No se engañen, el acto homosexual, como el acto de adulterio, como el acto de robar, son pecado, y por tanto te separan del amor de Dios, no hay mas milongas, y la Iglesia tiene que contar con los ataques que nos llegen por defender lo que a parte de ser revelado por Dios, es de sentido común, cosa que el sentido común durante 2000 años ha sido más católico de lo que es en la actualidad.
Un homosexual "activo ", como un adultero son libres de cabar su propia fosa, la Iglesia tiene el deber, con amor de advertirles, hacia donde van, cueste lo que cueste.
En esa soledad de defender lo que otros muchos no entienden, está la grandeza del deposito de la fe de 2000 años de historia.
Animo si Dios está con nosotros, quién contra nosotros?
14/08/10 8:02 PM
jorge
Marina

Quien debe ser tolerante y respetuoso es el juez Walker, quien se burla de la voluntad popular californiana, la cual es contraria a reconocer como matrimonio uniones (emparejamientos) de personas del mismo sexo.

Debemos darnos cuenta lo grave de la situación, donde la razón es dejada a un lado al momento de legislar e interpretar las leyes. Cada vez más las leyes son menos razonables y más arbitrarias, resultando ser sólo producto de la mera voluntad, gusto o pasión de quienes tienen el poder que el pueblo les ha confiado.

La razón fundamental del matrimonio es el de preservar y perpetuar el concepto de unidad. Es por ello que resulta de UNIÓN de UN varón y UNA mujer, para formar UNA familia.

No hay razón para permitir que el matrimonio se el resultado de DOS personas del mismo sexo, pues simplemente no habría argumento en contra de permitir que el matrimonio sea entre tres personas, del género que fueran, o entre cuatro u ocho. Simplemente, al violar el concepto de unidad, cualquier cosa es posible no por la razón sino por mera voluntad, y eso es arbitrario, lo que nos conduce finalmente a ser sociedades autoritarias e intolerantes, ya paradoja.

Y la esencia de las relaciones humanas va mucho más allá de la homosexualidad, y no pueden ser una excusa para legislar arbitrariamente.
15/08/10 1:45 AM
gringo
A los amantes de las voluntades populares les recuerdo que siempre que se ha aprobado por mayoría parlamentaria o plebiscitaria una ley favorable al divorcio, el aborto o el matrimonio gay, uds. han despotricado contra la democracia, así que no me vengan ahora con hipocresías.
Una mayoría en un referendum en California no puede contradecir a la Constitución de los EEUU, de la misma forma que una mayoría en un referendum en Cataluña no puede contradecir a la Constitución Española.
Y son los jueces los que determinan qué contradice y qué no las constituciones.
Y si un juez federal determina que la Proposición 8 violaba la Constitución Federal, pues a aguantarse. Lo mismo que nuestro TC ha determinado que una serie de artículos del Statut eran incompatibles con nuestra Carta Magna.
15/08/10 12:43 PM
Joaquín
gringo, espero con enorme impaciencia que me digas en qué artículo de la Constitución de los EEUU se dice que los homosexuales pueden casarse.

Supongo que entenderás también que un juez federal no es la última palabra sobre la constitucionalidad de ninguna ley yankee.
15/08/10 1:46 PM
jorge
gringo,

A ver, espero leer tu respuesta a la pregunta de Joaquin....
15/08/10 8:36 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.