Un obispo anglicano en camino hacia la Iglesia Católica

Edwin Barnes: «El cardenal Newman tiene mucho que ver con lo que está sucediendo hoy en Inglaterra»

Edwin Barnes es obispo anglicano emérito de Richborough y uno de los «obispos volantes» del anglocatolicismo en Inglaterra. Ha accedido a responder a las preguntas de InfoCatólica sobre la creación por Benedicto XVI de Ordinariatos en Inglaterra que acogerán a los anglocatólicos que quieran volver a la Iglesia Católica. También nos habla sobre sus propios planes en este sentido y las dificultades que puede haber en el camino. Barnes manifiesta su convencimiento de que estamos asistiendo a la ruptura de la Comunión Anglicana y que sus miembros optarán por convertirse en católicos o por formar diversos grupos protestantes.

13/07/10 7:56 AM | Imprimir | Enviar

Archivado en:

Entrevistas

(Bruno Moreno/InfoCatólica) Edwin Barnes, obispo anglicano emérito de Richborough, está casado y tiene dos hijos. En 1995, fue elegido por el Arzobispo de Canterbury para convertirse en uno de los obispos encargados del cuidado pastoral de los anglocatólicos. Es, además, presidente de la Church Union, una de las más importantes asociaciones de anglocatólicos de Inglaterra.

– Bishop Barnes, ¿qué es un anglocatólico?

La Iglesia de Inglaterra contiene muchos tipos de cristianos. Se denominan “anglocatólicos” aquellos que están más cerca de la comprensión católica de la Escritura, la Tradición y la Iglesia y que manifiestan esto en su forma de expresarse (hablando, por ejemplo, del Altar, en lugar de la Santa Mesa) y en su forma de actuar (celebrando la Eucaristía regular y frecuentemente, en muchas iglesias no sólo cada semana, sino diariamente).

–Usted ha sido obispo anglicano durante los últimos quince años. ¿Cuál ha sido su papel como “obispo volante” (flying bishop)?

En 1992, el Consejo central de nuestra Iglesia, el Sínodo General, decidió que era posible ordenar mujeres como sacerdotes. Al hacerlo, también afirmó que era necesario tomar medidas para que los que no aceptábamos esta innovación pudiéramos seguir siendo anglicanos. Para ello, cada Arzobispo (hay dos en Inglaterra) consagraron uno o dos obispos opuestos a la ordenación de mujeres, para que se ocuparan de las necesidades de personas y comunidades que votaron para acogerse a dichas medidas.  Eran sufragáneos de los Arzobispos y se les conocía como Visitadores Episcopales Provinciales o, coloquialmente, “obispos volantes”.

Mi tarea, durante los seis años entre 1995-2001, consistió en viajar a lo ancho y largo de la parte oriental de la Provincia de Canterbury. Fui consagrado como Obispo de la sede de Richborough, un título tomado del lugar en el que San Agustín de Canterbury desembarcó en Inglaterra al cumplir la misión que el Papa Gregorio le había encomendado.  Cuando me jubilé, me convertí en un simple obispo emérito y honorario en la diócesis en la que vivo, Winchester. Mi sucesor como Obispo de Richborough es el obispo Keith Newton.

–¿Fue una sorpresa para usted la creación por el Papa Benedicto XVI de los nuevos Ordinariatos Personales para los anglicanos que deseen una plena comunión con la Iglesia Católica?

La iniciativa del Santo Padre, dirigida a grupos de anglicanos, fue una enorme y muy grata sorpresa.

–Mucha gente pregunta “¿por qué ahora?” Si los anglocatólicos desean recuperar la comunión con la Sede de Pedro, ¿por qué han esperado hasta ahora? ¿Se trata únicamente de la consagración de mujeres como obispos o es algo más profundo?

Muchos de nosotros creíamos que la Iglesia de Inglaterra, al menos durante el último siglo, se estaba moviendo en una dirección cada vez más católica. Gracias a las conversaciones internacionales entre la Comunión Anglicana y Roma (las Conversaciones ARCIC), creíamos y esperábamos que se conseguiría una unión entre ambas durante nuestras vidas. Desde la ordenación de mujeres como sacerdotes y, ahora, la probable consagración de mujeres como obispos, esa esperanza se ha desvanecido como un sueño imposible.

–¿Qué elementos principales del patrimonio anglicano le gustaría que preservasen los Ordinariatos?

Nuestros Padres en la Fe hablaron de guardar una cierta “reserva” en asuntos de fe.  Es decir, una suerte de espíritu íntimo y sencillo que puede encontrarse en lo mejor de las costumbres anglicanas. Creo que es una voz religiosa, un tono que se ajusta a nuestro carácter nacional. El lenguaje de nuestro Libro de Oración (Prayer Book), que introdujo la lengua vernácula en la liturgia hace cinco siglos, parece capturar algo de esta sensibilidad religiosa sencilla y poco expresiva pero con sentimientos muy profundos. En realidad, sin embargo, creo que no podremos descubrir nuestro Patrimonio hasta que lo veamos en un contexto completamente católico.

–¿Espera que los Ordinariatos Anglicanos atraigan a mucha gente en Inglaterra y Gales? ¿Habrá parroquias enteras que den ese paso?

Actualmente, resulta difícil imaginar cómo sería posible que parroquias enteras entrasen a formar parte del Ordinariato, por la sencilla razón de que la Iglesia de Inglaterra es muy territorial y no abandonará fácilmente, por ejemplo, sus edificios. Aun así, hay varios sacerdotes que conozco que están preparando a sus feligreses y que aprovecharán la primera oportunidad de entrar a formar parte del Ordinariato, sin importar si pueden o no conservar sus iglesias parroquiales.

–¿Cree que habrá obispos anglicanos que entren a formar parte de los Ordinariatos? ¿Tiene usted personalmente la intención de aprovechar esta oportunidad?

Ciertamente, conozco a varios obispos que están explorando esta posibilidad, como estoy haciendo yo mismo. No creo que haya ningún otro futuro para los católicos en la Iglesia de Inglaterra.

–¿Estaría dispuesto a pedir su ordenación en la Iglesia Católica? ¿Considera que esa ordenación o cualquiera que sea su papel en el Ordinariato serían un rechazo de su trabajo pastoral en la Comunión Anglicana o una culminación de ese trabajo?

Como la llamada del Santo Padre se dirige a “grupos de anglicanos”, creo que mi futuro personal es poco importante en comparación con lo que se nos ofrece a todos. Si se decide que mi ministerio puede continuar y que puedo ser ordenado como sacerdote en la Iglesia Católica, estaría encantado, pero yo entraría en el Ordinariato de forma incondicional y dejaría que otros decidieran si puede haber una tarea para mí. Estoy seguro de que el simple hecho de entrar en el Ordinariato será la corona y culminación de mi ministerio hasta este momento.

–¿Cuáles son las principales dificultades que prevé en esta aventura, tanto para usted como para la mayoría de los anglocatólicos? ¿Será un obstáculo para muchos anglocatólicos la necesidad de aceptar la fe de la Iglesia Católica tal como la proclama el Catecismo?

Creo que, para algunos anglicanos, hay piedras de tropiezo en el Catecismo. Hemos estado separados del tronco católico durante quinientos años y se han producido desarrollos de la doctrina que no nos resultan familiares. Como visitante frecuente de Fátima, no tengo dificultad en aceptar los dogmas marianos. Hubo un tiempo en el que me resultaba difícil aceptar la Inmaculada Concepción (porque no entendía bien este dogma) y la Infalibilidad Papal. Otras personas podrían considerar aún estas cosas como dificultades, para mí ya no lo son. Y espero y creo que la Iglesia será comprensiva y paciente al explicar estas cosas. Es mucho más importante para mí el hecho de que el Santo Padre está dispuesto a aceptar y ordenar a hombres que han sido clérigos anglicanos casados. Mi mujer ha sido una gran ayuda y apoyo en mi ministerio y estoy contento de que exista la posibilidad de que siga siéndolo si yo fuera ordenado como sacerdote católico.

–Algunos miembros de los Ordinariatos vendrán de la Comunión Anglicana, pero otros provendrán de grupos diferentes, como la Comunión Tradicional Anglicana o incluso de parroquias de Uso Anglicano. ¿Cree que esa diversidad será un problema?

Creo que los anglicanos de Norteamérica y otros lugares se encontraban en una situación tan difícil que, para ellos, la separación de la Comunión Anglicana resultó necesaria.  Conozco a varios de esos sacerdotes y parroquias y no tengo ninguna duda de que aprenderemos unos de otros y llegaremos a apreciarnos mutuamente. Uno de mis mejores amigos es sacerdote de Uso Anglicano en Texas y creo que él y yo tenemos más en común de lo que yo tengo con la mayoría de los que se consideran miembros de nuestra Iglesia en Inglaterra.

–¿Tienen futuro los Ordinariatos Anglicanos en la Iglesia Católica? ¿Cómo se los imagina en, digamos, cien años?

Creo que la Iglesia Católica tiene mucha paciencia y estoy seguro de que querrá aprender de este experimento. Personalmente, espero que la experiencia de tener sacerdotes casados pueda permitir a la Iglesia reconocer, en algún momento del futuro, que es posible tener una doble vocación, al sacerdocio y al sacramento del matrimonio. Me ha impresionado mucho, por cierto, la forma en la que el Santo Padre ha presentado el documento Anglicanorum Coetibus, dejando claro que no se trata de una solución a corto plazo para los problemas actuales, sino de una oferta generosa y abierta para muchos años o quizás siglos. Por lo tanto, ¿quién sabe? Es posible que la Iglesia de Inglaterra termine por volver a sus raíces y a formar parte de la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica como siempre ha afirmado ser.

–¿Cómo afectará a la Comunión Anglicana la marcha (quizá podríamos decir la expulsión) de los anglocatólicos? ¿Significaría el fin de su pretensión de ser una rama de la Iglesia Católica? ¿Cree que la Comunión Anglicana cambiará mucho en los próximos años o décadas?

A mi juicio, estamos asistiendo a la ruptura de la Comunión Anglicana, la cual, por otra parte, siempre ha sido un fruto más bien anómalo del Imperio Británico. Creo que, gradualmente, las Iglesias nacionales o bien entrarán a formar parte de la Iglesia Católica o se irán reduciendo hasta convertirse en algún grupo protestante amorfo, incapaz de dar un verdadero testimonio de fe ante la sociedad.

–¿Qué ganará la Iglesia Católica con la “vuelta a casa” de los anglocatólicos?

Espero que todos ganemos muchísimo con esta vuelta a casa; será una reunión de amigos, en lugar de la  Despedida de los Amigos de la que habló Newman [el título de su último sermón como anglicano].

–¿Qué visión tienen los anglocatólicos del Cardenal Newman? ¿Asistirá a su beatificación en septiembre? ¿Le gustaría que fuera uno de los santos patronos de los Ordinariatos?

Creo que el Cardenal John Henry Newman ha tenido mucho que ver en lo que está sucediendo hoy en Inglaterra. Muchos de nosotros estamos muy contentos de tenerlo como compatriota. Que se me permitiera asistir a su beatificación, sería el mayor honor que puedo imaginar. Y, sin importar si se le nombra o no patrón de los Ordinariatos, estoy seguro de que todos deberíamos pedir su intercesión en este momento maravilloso.

23 comentarios

Comentario de José Ángel Antonio
Magnífica entrevista, Bruno ha conseguido que un inglés hable claro, ¡milagro! Ojalá podamos todos ayudar a acoger y fortalecer la llegada de los anglocatólicos a la Iglesa que Cristo fundó sobre Pedro.
13/07/10 10:42 AM
A mí personalmente, me ha gustado mucho leer su respuesta a la cuestión de la ordenación como católico. Me ha parecido de una humildad estupenda, sin exigencias, confiando en Dios y en la Iglesia... Que Dios nos conceda a todos una actitud así.
13/07/10 10:57 AM
Comentario de Flavia
Mi mujer ha sido una gran ayuda y apoyo en mi ministerio y estoy contento de que exista la posibilidad de que siga siéndolo si yo fuera ordenado como sacerdote católico.
=======================
Pero cosas como esa irían socavando, poco a poco, el gran tesoro del celibato libremente elegido como entrega total a Cristo y a la Iglesia. No me parece un camino adecuado, aparte de que algunos - no yo, desde luego - podrían verlo como otra prueba de clara discriminación de la mujer, " apta " para ser esposa de sacerdote y nada más.

No puedo compartir esas ideas, y pido al Señor que preserve el don inmenso del celibato sacerdotal como entrega total a Cristo y su Iglesia, y como imagen clara del mismo Cristo, ejemplo para todos los sacerdotes.
13/07/10 11:46 AM
Comentario de Antonio
Estoy con Flavia. El tema del celibato es importante, menuda la que se liaría si se estableciera esa diferencia oficialmente. Se Iglesia es ser comunión, y ser iguales significa ser iguales desde luego en lo fundamental y el celibato es uno de los fundamentos.
13/07/10 12:14 PM
Comentario de Luis Fernando
Bueno, es "oficial" que a los presbíteros anglicanos se les ordena en la Iglesia Católica aunque sigan casados.

Como es oficial que a los católicos de rito oriental se les sigue ordenando estando casados.

El celibato, aun siendo muy importante -yo creo que debe mantenerse- no es una cuestión dogmática sino de tipo disciplinar y pastoral.
13/07/10 12:25 PM
Comentario de Flavia
El celibato, aun siendo muy importante -yo creo que debe mantenerse- no es una cuestión dogmática sino de tipo disciplinar y pastoral.
================
Vale, LF. Pues entonces, que vayan preparando otras " aperturas " que tampoco son dogmáticas.

Y no voy a enumerarlas, porque haberlas haylas.
13/07/10 12:29 PM
Flavia y Antonio:

No me cabe duda de que el celibato sacerdotal es uno de los más preciosos tesoros guardados por la Iglesia Latina.

Dicho eso, creo que hay que entender que Bishop Barnes tiene aún una perspectiva anglicana sobre algunas cosas. Él mismo dice que, en realidad, no sabrán qué es lo que deben conservar mientras no se vean en un contexto verdaderamente católico.

Por otra parte, también hay que entender en qué está pensando probablemente. La Anglicanorum Coetibus acepta ordenar como sacerdotes a antiguos pastores anglicanos casados. En principio, eso es algo temporal, por las circunstancias excepcionales de la conversión. Sin embargo, también prevé la posibilidad de ordenar a hombres casados que no hayan sido pastores anglicanos. Esa posibilidad no se explica con claridad, pero se puede entender que abre la puerta a que el Ordinariato siga en el futuro la disciplina del celibato propia de las Iglesias Católicas Orientales. ¿Sucederá algo así? No podemos saberlo. Yo preferiría que no sucediera, pero, por suerte, no me corresponde a mí decidir esas cosas.

Antonio: el celibato es importante, pero no es fundamental. Hay miles de sacerdotes católicos casados en las Iglesias Católicas de rito oriental. Es decir, con esa diferencia establecida "oficialmente". Y no pasa nada.

Saludos.
13/07/10 12:33 PM
Flavia:

Dices: "Vale, LF. Pues entonces, que vayan preparando otras " aperturas " que tampoco son dogmáticas."

No, hay que distinguir en esto. Que una cosa sea disciplinar y no dogmática implica que los católicos pueden tener legítimamente varias opiniones sobre el tema.

Pero eso no implica que todas las opiniones acierten. Es decir, que alguien pueda legítimamente desear el fin del celibato sacerdotal no quiere decir en absoluto que sea bueno acabar con ese celibato sacerdotal. Tanto LF como yo estamos de acuerdo en que es una riqueza que no debe perderse. Y no hay ningún signo de que la Iglesia Latina tenga la intención de perderla.

Es más, yo diría que si hay una época que necesita más que nunca ese celibato es la actual.

Saludos.
13/07/10 12:38 PM
Por cierto, también me ha impresionado la claridad con la que habla sobre el futuro previsible de la Comunión Anglicana:

"A mi juicio, estamos asistiendo a la ruptura de la Comunión Anglicana, la cual, por otra parte, siempre ha sido un fruto más bien anómalo del Imperio Británico. Creo que, gradualmente, las Iglesias nacionales o bien entrarán a formar parte de la Iglesia Católica o se irán reduciendo hasta convertirse en algún grupo protestante amorfo, incapaz de dar un verdadero testimonio de fe ante la sociedad."

Es difícil ser más claro.
13/07/10 12:40 PM
Comentario de Flavia
Bruno, es que me parece acertado tu comentario de las 12:38, sobre todo con la última línea por muchas razones.

Sería peligroso acabar de un plumazo con el celibato, entre otras cosas porque se ha dicho y repetido que configura plenamente al sacerdote con Cristo virgen, entregado totalmente. Abolirlo sería negar todos los documentos magisteriales anteriores que, aun no siendo dogmáticos, apoyaban la excelencia y el vigor del celibato con argumentos incontrovertibles por el bien de la Iglesia.

Me parece que necesitamos con toda claridad: 1.- Un apoyo firme y decidido, como siempre, al sacramento del matrimonio. 2.- Un apoyo firme y decidido, como siempre, al celibato sacerdotal y a la vida consagrada. El que los elige es porque previamente ha sido elegido por Cristo y ya sabe a dónde va.

Y algo más: en tiempos de crisis, no hacer mudanza.
13/07/10 12:51 PM
Comentario de Luis I. Amorós
Mi más cordial enhorabuena, Bruno, por esta entrevista. No dudo que será "rebotada" en otros medios de información sobre la Iglesia. Punto para tí, y para Infocatólica.

Muy bien las preguntas, y muy significativa la frase: "la Comunión Anglicana, la cual, por otra parte, siempre ha sido un fruto más bien anómalo del Imperio Británico", una confirmación (demoledora, viniendo de uno de sus propios obispos) del origen cesaropapista adultérico de esta comunión la cual, sin negar los buenos frutos que haya dado, en su propio origen está herida, y que se sostuvo mientras fue una iglesia nacional de un Imperio. Ahora que el Imperio ha muerto y la nueva sociedad ya no necesita iglesia oficial, la mayoría de los anglicanos, como el mismo Barnes reconoce, volverán a la Iglesia católica o se irán a grupos protestantes más coherentes.
13/07/10 1:45 PM
Comentario de Norberto
Bruno

Magnífica entrevista, sin perjuicio de algunas expresiones que nos resulten chocantes, creo que en el corazón de Barnes hay un sincero deseo de vivir en la Iglesia de Xto., sobre la autoridad de Pedro y no de Su Graciosa Majestad.

Sobre la posibilidad de ordenar a hombres casados que no hayan sido pastores anglicanos entiendo que se trata de seminaristas, o diáconos, comprometidos, preveo que haya numerus clausus, aunque es cierto que se habla de "hombres casados", sin más detalle; no obstante yo descartaría cualquier rebaja.

Tengamos en cuenta que también hay Institutos Religiosos y S. de Vida Apostólica, es decir el celibato y/o virginidad están presentes en la C. Anglicana, por lo que, resueltas las primeras situaciones, no creo que el celibato sea un problema.
13/07/10 1:48 PM
Comentario de Luis I. Amorós
El debate repetido sobre el celibato es inevitable en este caso. Yo siempre pienso que en la Iglesia está muy poco explotada la figura del diácono permanente, que bien empleada, permitiría a los sacerdotes liberarse de mucho trabajo no estrictamente sacramental y evangelizador (las cuales son sus auténticas tareas). Muchos católicos cuya prncipal vocación es el matrimonio, podrían encontrar en el diaconado permanente una forma de contribuir con su "vocación secundaria" en servicio de la comunidad parroquial. Y muchos párrocos y obispos lo agradecerían. A fin de cuentas, afortunadamente la labor de los seglares es cada vez más importante en la Iglesia, y ya no hace falta que tenga que estar ordenado hasta el bedel del arzobispado. Fuera de las funciones sacramentales del sacerdote, y unas pocas más específicas, toda la comunidad debe acostumbrarse a participar más.
13/07/10 1:48 PM
Comentario de Hermenegildo
Yo esperaba una respuesta más masiva de los anglocatólicos al Motu Proprio "Anglicanorum Coetibus". Hasta el momento, no parece que haya muchas peticiones para entrar en comunión con la Iglesia Católica, o, al menos, no se les está dando mucha publicidad.
13/07/10 2:49 PM
Comentario de José Angel Antonio
Hermenegildo, no esperes que sea masivo... será más bien paulatino, pero acumulativo. Los pioneros serán unos pocos cientos, en una segunda fase llegarán unos pocos miles; después esos miles se estabilizarán, tendrán hijos, colegios, comunidades fuertes... y atraerán a unas decenas de miles. En sitios de misión si que pueden ir de forma masiva: solo en las Islas del estrecho de Torres se pasan en bloque 5.000 de 20 parroquias (pero son de la Trad Angl Church, no de la Ig de Inglaterra). En la India y en África podría haber sorpresas.
13/07/10 3:59 PM
Luis I.:

Sí, el diagnóstico que hace sobre la Comunión Anglicana, tanto en el pasado como en la actualidad, es demoledor.

Y me ha gustado también la explicación de por qué han aguantado hasta ahora en esa Comunión. El Movimiento de Oxford creó una esperanza de unión que ha durado más de un siglo, hasta que las últimas medidas episcopalianas y anglicanas han reducido esa esperanza a la nada.
13/07/10 5:45 PM
Comentario de Antonio
Es cierto, no debía haber utilizado la palabra "fundamental", lo que quería era resaltar la extraordinaria importancia que tiene, no por lo dogmático sino por lo disciplinario, si quieren.

Y no solo como precioso tesoro, es además una cuestión de unidad, hay que tener cuidado como se administran estas concesiones pensando en el término largo, unidad significa unidad, sino sería vuelta a empezar y al final lo que tendríamos sería una unió aparente pero una división de hecho, sería cuestión de tiempo la materialización de nuevo de esa división, y por tanto si lo que pretendemos es unirnos está claro (creo) que no estamos por prescindir del celibato, hablando como hacemos de este asunto.

Me parece que fue aquí en InfoCatólica donde leí que existe o existió cierto revuelo entre muchos sacerdotes que también quisieron o quisieran que se les permitiera el matrimonio, matrimonio pleno en cuanto a celibato, pues ya que a unos se lo permiten... ¿por qué no a otros o por qué no "a mí"?

A todo esto me refería con "fundamental", a las importantes consecuencias prácticas de disciplina y unidad.
13/07/10 5:55 PM
José Ángel Antonio:

No sabía nada sobre el Estrecho de Torres. ¿Puedes dar algún vínculo, por favor?

En cuanto a África, yo no tengo grandes esperanzas, porque por allá lo que predomina es el ala evangélica de la Comunión Anglicana, aunque también haya algunos anglocatólicos.

Yo diría que los Ordinariatos más numerosos estarán en Inglaterra/Gales, Australia y Estados Unidos/Canadá.

Saludos.
13/07/10 5:55 PM
Bruno, oportuna e interesantísima entrevista. Enhorabuena por ella.

Si algo me ha quedado claro es que este obispo ya no se siente anglicano.
13/07/10 6:02 PM
José Ángel Antonio:

No sabía nada sobre el Estrecho de Torres. ¿Puedes dar algún vínculo, por favor?

En cuanto a África, yo no tengo grandes esperanzas, porque por allá lo que predomina es el ala evangélica de la Comunión Anglicana, aunque también haya algunos anglocatólicos.

Yo diría que los Ordinariatos más numerosos estarán en Inglaterra/Gales, Australia y Estados Unidos/Canadá.

Saludos.
13/07/10 6:05 PM
Comentario de José Angel Antonio
Bruno, aquí está la petición a Roma de tener ordinariato propio en las islas del Estrecho de Torres:
http://www.theanglocatholic.com/2010/05/church-of-the-torres-strait-to-request-personal-ordinariate/

Y aquí su web (humilde) y su lista de parroquias en 16 islas distintas creo:
http://www.churchoftorresstrait.org/parish.htm
13/07/10 9:26 PM
Comentario de José Angel Antonio
Bruno, aquí está la petición a Roma de tener ordinariato propio en las islas del Estrecho de Torres:
http://www.theanglocatholic.com/2010/05/church-of-the-torres-strait-to-request-personal-ordinariate/

Y aquí su web (humilde) y su lista de parroquias en 16 islas distintas creo:
http://www.churchoftorresstrait.org/parish.htm
13/07/10 10:32 PM
José Ángel Antonio:

Gracias. Leo regularmente the Anglo-Catholic, pero se me escapó ese artículo.

Tendré que entrevistar al obispo de las islas del Estrecho de Torres.

:)
13/07/10 11:33 PM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
  • Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

InfoCatólica necesita su ayuda

InfoCatólica necesita tu ayuda. Haz click para verlo a tamaño real

Pulsa en la imagen para verla a mayor tamaño

Conferencias de espiritualidad

(146) Vida nueva Utopías profanas 7

por José María Iraburu


Liturgia de las Horas

  • lecturas del tiempo del Año
  • lecturas del Santoral

Librería Balmes

De María a María Mary's Land. Tierra de María

Opinión

Monseñor Demetrio Fernández

Hágase en mí según tu palabra, por Monseñor Demetrio Fernández

Raúl Hasbún

Encuestas, por Raúl Hasbún

Pedro Trevijano Etcheverria

La vocación consagrada, por Pedro Trevijano Etcheverria

Ver todos los artículos►



Sugerencias de libros

.

Suscríbete al boletín gratuito de InfoCatólica

Todos los días en tu buzón de correo


Patrocinios
Fundación Gratis date Traducciones técnicas
Radio María Magnificat.tv
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso