Benedicto XVI asegura que el cardenal Sarah es un maestro espiritual

Con él la liturgia está en buenas manos

Benedicto XVI asegura que el cardenal Sarah es un maestro espiritual

«Con el cardenal Sarah, un maestro del silencio y de la oración interior, la liturgia está en buenas manos». Así concluye Benedicto XVI, papa emérito, el epílogo que ha escrito al último libro del Prefecto de la Congregación para el Culto Divino.

(RenL/InfoCatólica) Por su interés, publicamos la traducción que Helena Faccia Serrano ha realizado para Religión en Libertad del epílogo escrito por el papa Benedicto XVI al libro "La Fueza del Silencio", del cardenal Sarah

Con el cardenal Sarah, la liturgia está en buenas manos

Desde que leí por primera vez las Cartas de San Ignacio de Antioquia en los años 50, un pasaje de su Carta a los Efesios me conmovió particularmente: «Más vale callar y ser [un cristiano] que hablar y no ser. Está bien enseñar si aquel que habla hace. No hay, pues, más que un solo maestro, aquél que ha hablado y todo ha sido hecho, y las cosas que ha hecho en el silencio son dignas de su Padre. Aquél que posee en verdad la palabra de Jesús puede entender también su silencio, a fin de ser perfecto, a fin de obrar por su palabra y hacerse conocido por su silencio» (15, 1f). ¿Qué significa esto de escuchar el silencio de Jesús y conocerle a través de su silencio? Sabemos por los Evangelios que Jesús, a menudo, pasaba las noches solo «en la montaña» orando, conversando con su Padre. Sabemos que su discurso, su palabra, venía del silencio y sólo podía madurar en él. Por lo que es razonable pensar que su palabra sólo puede ser correctamente comprendida si nosotros, también, entramos en su silencio, si aprendemos a escucharla desde su silencio.

Ciertamente, para poder interpretar las palabras de Jesús se necesita tener un conocimiento histórico que nos enseñe a comprender el tiempo y el lenguaje de esa época. Pero esto, por sí solo, no es suficiente si queremos comprender el mensaje del Señor en profundidad. Cualquiera que lea hoy los comentarios a los Evangelios, cada vez más densos, al final se queda decepcionado. Aprende muchas cosas que pueden ser útiles sobre esos días y muchas hipótesis que, en última instancia, no contribuyen en nada a la comprensión del texto. Al final uno siente que en ese exceso de palabras falta algo esencial: entrar en el silencio de Jesús, del que nació su palabra. Si no podemos entrar en este silencio, siempre escucharemos superficialmente la palabra, sin comprenderla en su totalidad.

Mientras leía el nuevo libro del cardenal Robert Sarah, todos estos pensamientos atravesaban de nuevo mi alma. Sarah nos enseña el silencio, a ser silenciosos con Jesús, nos enseña la verdadera quietud interior y, de esta forma, nos ayuda a captar la palabra del Señor de nuevo. Habla poco sobre sí mismo, pero de vez en cuando podemos alcanzar a ver su vida interior. Cuando responde a la pregunta de Nicolas Diat: «¿Alguna vez le han resultado las palabras demasiado molestas, demasiado pesadas, demasiado ruidosas?», dice: «En mi oración y en mi vida interior siempre he sentido la necesidad de un silencio más profundo y completo. (...) Los días de soledad, de silencio y de ayuno absoluto han sido un gran apoyo. Una gracia increíble, una lenta purificación y un encuentro personal con (…) Dios. (…) Los días de soledad, silencio y ayuno, con el único alimento de la Palabra de Dios, permiten al hombre cimentar su vida sobre lo esencial». Estas líneas hacen visible el manantial del que vive el cardenal, y que da a su palabra su profundidad interior. Desde esta posición ventajosa él puede ver así los peligros que amenazan continuamente la vida espiritual, incluso de sacerdotes y obispos, y que pone en peligro a la propia Iglesia, en la que no es algo infrecuente que la Palabra sea reemplazada por una verborrea que diluye la grandeza de la Palabra. Me gustaría citar sólo una frase que puede convertirse en un examen de conciencia para cada obispo: «Puede suceder que un sacerdote bueno y piadoso, cuando es elevado a la dignidad episcopal, caiga rápidamente en la mediocridad y se preocupe de los éxitos mundanos. Agobiado por la carga de los deberes que le corresponden, preocupado por su poder, su autoridad y las necesidades materiales de su cargo, lentamente pierde interés».

El cardenal Sarah es un maestro espiritual, que habla desde las profundidades del silencio con el Señor, desde su unión íntima con Él, por lo que realmente tiene algo que decir para cada uno de nosotros.

Debemos agradecer al Papa Francisco haber nombrado a dicho maestro espiritual como cabeza de la congregación que es responsable de la celebración de la liturgia en la Iglesia. Es verdad que para la liturgia, como para la interpretación de las Sagradas Escrituras, es necesario un conocimiento especializado. Pero también es verdad que la especialización puede, en última instancia, dejar de lado lo esencial en la liturgia, a no ser que esté arraigada en una unión profunda e íntima con la Iglesia orante, que continuamente aprende del Señor mismo qué es la adoración. Con el Cardenal Sarah, maestro del silencio y de la oración íntima, la liturgia está en buenas manos.

Enlace para adquirir el libro

24 comentarios

maria
Seria muy necesrio q el cardenal sarah viera como está la liturgia en los seminarios ya que los nuevos scerdotes y los que ya son, conocen la liturgia correctamente y ésto redunda en que tampoco la conocen los fieles.
19/05/17 10:22 AM
Juan
Todos conocen de la humildad y de la profundidad espiritual de sus razonamientos y de la fidelidad a la revelación. Es un Sacerdote integro y confiable. Se ha llegado a comentar, como un posible y claro candidato a ser Papa en un futuro.
19/05/17 10:24 AM
jesus jurado
Vaya par de buenos y verdaderos maestros. Que alto vuelo. Se les lee y parece que uno tambien podrá emprender el vuelo
19/05/17 10:34 AM
Tulkas
«¡ios, qué buen vassallo, si oviesse buen señor!»
19/05/17 10:44 AM
maribel lópez
Grande Benedicto VI!!!!
19/05/17 10:47 AM
JuanM
Monseñor Sarah es un hombre de Dios.
19/05/17 10:51 AM
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Como me gusta el cardenal Sarah. El Espíritu Santo lo siga iluminando, para bien de la Iglesia.
19/05/17 1:46 PM
Echenique
Pido a Dios que sea el próximo Papa.
19/05/17 2:07 PM
María de las Nieves
Lo que dice en este artículo es impecable,el silencio precede ,se escucha la Palabra Divina que resuena en el silencio ,se medita,es palabra pensada, interior ihecha vida personal ,energía creadora de Dios Padre,proferida desde el silencio mental llegando a las personas que serán cautivadas y transformadas en el Amor.
19/05/17 2:25 PM
Dorli
Un par de hombres de Dios. Demos gracias al Señor que en tiempos recios nos concede buenos pastores, que siguen llamando a las ovejas hacia buenos pastos. Oremos por ellos y por todos nosotros, para que toda mala hierba, toda cizaña muera, y la Iglesia de Cristo experimento un renacer en la fe y en la vida de unión con Dios en Jesucristo.
19/05/17 2:55 PM
José Luis
Los que son verdaderamente hijos e hijas de Dios, se alegran, nos alegramos tanto por estos bienaventurados pastores, Benedicto XVI y el Cardenal Robert Sarah, no dejemos de orar por ellos, y para que otros muchos sean como ellos, es decir, como Jesús nuestro Señor y Salvador.
19/05/17 3:06 PM
Giani
Hay quienes piensan que el Papa Francisco ha hecho ciertos nombramientos (como el del card. Sarah) y ratificaciones (como la del card. Müller) por respeto a Benedicto XVI, misma cosa su moderación en temas de familia y de disciplina eclesiástica que, aunque ambiguo, no se ha atrevido a ir más allá. Si Benedicto XVI muriera, el pontificado podría dar un giro hacia un progresismo más radical, pues el Papa emérito Ratzinger está sirviendo como dique moral de la Iglesia en tiempos tormentosos.
19/05/17 3:54 PM
Fuenteovejuna
Los elogios con los que Benedicto XVI adorna al Cardenal Sarah tienen una doble lectura, habida cuenta que la posición del Cardenal está en las antípodas de otros obispos y cardenales que apoyan las reformas del Papa Francisco.
Y si hoy el Cardenal Sarah tiene una posición distante de esas reformas doctrinarias encaradas desde el Vaticano, los elogios de Benedicto indican claramente que él tampoco comulga con esos nuevos vientos que soplan en Roma.
Son declaraciones muy sugestivas que pueden ser un anticipo de otras decisivas por venir para el futuro de la Iglesia.
19/05/17 4:35 PM
RAFAEL
cosa contrario francismo!
19/05/17 6:39 PM
Jordi
Benedicto XVI ha confirmado lo que parecía evidente.

Pero cada fiel, obispo y sacerdote deben de ponerlo en práctica.
19/05/17 6:57 PM
Jordi
Fuenteovejuna: "Los elogios con los que Benedicto XVI adorna al Cardenal Sarah tienen una doble lectura,.."

Sin lugar a dudas, van dirigidos a ciertos consejeros y asesores de Francisco.
19/05/17 6:59 PM
Alfredo Argento
Comparto el comentario de Echenique.
19/05/17 11:35 PM
x
¡¡Como 'agüita de Mayo' llegan éstas palabras!! .
20/05/17 12:30 AM
Lindor Covas
"Debemos agradecer al Papa Francisco haber nombrado a dicho maestro espiritual como cabeza de la congregación que es responsable de la celebración de la liturgia en la Iglesia. Es verdad que para la liturgia, como para la interpretación de las Sagradas Escrituras, es necesario un conocimiento especializado. Pero también es verdad que la especialización puede, en última instancia, dejar de lado lo esencial en la liturgia, a no ser que esté arraigada en una unión profunda e íntima con la Iglesia orante, que continuamente aprende del Señor mismo qué es la adoración. Con el Cardenal Sarah, maestro del silencio y de la oración íntima, la liturgia está en buenas manos."
20/05/17 12:32 AM
Atilio de Argentina
No leí aún el libro del Cardenal Sarah. Viene precedido de excelentes comentarios y con estas palabras de nuestro Papa emérito no quedan dudas que deberíamos, si está a nuestro alcance, leerlo para enriquecernos como cristianos. Seguramente el Cardenal Sarah y Benedicto XVI conocen claramente los frutos del silencio al igual que nuestro amado Papa Francisco, quien es un atento y sabio pastor que siempre supo escuchar a sus ovejas, justamente porque seguramente cultiva el silencio interior. Que Dios continue derramamdo las Gracias que neceaitan estos tres santos pastores. Que Dios los bendiga.
20/05/17 5:05 AM
Fernando
El amado Papa Emérito Benedicto XVI en su humildad, silencio y oración constante, califica con tino al Cardenal Sarah. Gracias por permitirnos conocer lo que debe ser un maestro espiritual, que habla desde las profundidades del silencio con el Señor, por lo que realmente tiene algo que decir. PURA SABIDURÍA. Cordiales saludos.
20/05/17 7:17 AM
María de las Nieves
Verdadero maestro de la espiritualidad cristiana que es lo que tenemos que difundir en el mundo ,creando grupos cristianos o asociaciones que mediten y oren al Señor para cambio personal desde la raíz del corazón,
amantes que comprenden a la persona en todo su ser y abre a dimensiones espirituales en nuestro Santo Espíritu santificador.

Hoy oramos por papa Francisco y aceleramos el cambio hacia lo místico cristiano para que La Paz de Jesucristo sea un hecho real para todos ,seamos buenos meditadores de la Palabra eterna que se haga fuente de vida en nuestro mundo con la liturgia ,catequesis y oración
20/05/17 1:48 PM
Ivelisse
Gracias a Dios por estos ministros suyos y que guiados por el silencio, el ayuno y la Guía espiritual del Señor, pueden manifestar con claridad lo que es mejor para la Iglesia y la Liturgia.
Hay, sin embargo mucho que revisar y corregir en países hispanos y aún en Estadis Unidos, donde no se sigue la liturgia sacramental integral como católicos que somos. Me refiero específicamente al rito de dar La Paz entre hermanos, después de la Consagración y estando el Señor en el Altar. Hasta el mismo cura baja del altar y va a saludar a los fieles dejando el Cuerpo y la Sangre del Señor solos, mientras Mujeres y/o hombres ministros extraordinarios de la Eucaristía van a la capilla descentralizada del Templo, en busca de las demás copas de Hostias Consagradas para repartir en la Comunión.
He escuchado de algunos sacerdotes que el celebrante no debe abandonar el Altar en ningún momento!!! Pero bueno! Cuando nos unificaremos en una Santa y verdadera Liturgia que agrade al Señor?? A veces no guardamos el verdadero respeto que merece nuestro Señor Jesucristo!!
20/05/17 6:59 PM
Recaredus
Buena y cualificada apreciacion de Benedicto con esa doble lectura que se ha comentado. Una de las mejores intervenciones a nivel general y definitoria de la sagacidad de este excepcional y providencial cardenal fue la de insinuar la contrareforma de la orientacion ad orientem del.celebrante en.la Sta Misa, y fue rapidamente desautorizada. Éste hubiera sido un buen golpe de timón para retornar al autentico significado del sacrificio, pero fue rapidamente "castrado", si se nos permite la expresión. Una lástima para los catolicos y para la humanidad en general.
23/05/17 12:53 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.