Predicación sobre el ecumenismo

El P. Cantalamessa cree que los dogmas se convierten en meras consignas que indican una pertenencia

«El camino ecuménico después del Vaticano II»; «A un año del V Centenario de la reforma protestante»; «Más allá de las fórmulas» y «Unidad en la caridad», fueron los temas que abordó el Padre Raniero Cantalamessa, Predicador de laCasa Pontificia en su quinta predicación de Cuaresma sobre el decreto sobre el ecumenismo, Unitatis Redintegratio.

19/03/16 11:27 AM | Imprimir | Enviar

(RV/SIC)  En la capilla Redemptoris Mater del Palacio Apostólico del Vaticano, y ante la presencia del Papa Francisco y los miembros de la Curia Romana, el Padre Cantalamessa en su última predicación en preparación a la Pascua comenzó refiriéndose al camino ecuménico después del Concilio Vaticano II.

Al respecto explicó que cincuenta años de camino y de progresos en el ecumenismo demuestran la virtualidad encerrada en ese texto. Después de haber recordado las razones profundas que inducen a los cristianos a buscar la unidad entre ellos, y tras tomar nota del difundirse entre los creyentes de las distintas Iglesias de una nueva actitud al respecto, los Padres conciliares así expresan el intento del documento:

«Considerando, pues, este Sacrosanto Concilio con grato ánimo todos estos problemas, una vez expuesta la doctrina sobre la Iglesia, impulsado por el deseo de restablecer la unidad entre todos los discípulos de Cristo, quiere proponer a todos los católicos los medios, los caminos y las formas por las que puedan responder a este divina vocación y gracia». Las relaciones, o los frutos, de este documento han sido expresados de dos formas. En el plano doctrinal e institucional, ha sido constituido el Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos; iniciaron otros diálogos bilaterales con casi todas las confesiones cristianas, con el fin de promover un mejor conocimiento recíproco, un debate de las posiciones y la superación de prejuicios».

El Predicador afirmó que junto a este ecumenismo oficial y doctrinal, se ha desarrollado desde el principio un ecumenismo del encuentro y de la reconciliación de los corazones. Y en este ámbito destacó algunos encuentros célebres que marcaron el camino del ecumenismo en estos cincuenta años: el de Pablo VI con el Patriarca Atenágoras, los innumerables encuentros de Juan Pablo II y de Benedicto XVI con los jefes de distintas Iglesias cristianas, del Papa Francisco con el patriarca Bartolomé, y, por último, con el Patriarca de Moscú Kirill en Cuba que ha abierto un horizonte nuevo en el camino ecuménico.

También destacó las muchas iniciativas mediante las cuales los creyentes de distintas Iglesias se encuentran para rezar y proclamar juntos el Evangelio, sin intenciones de proselitismo y en plena fidelidad cada uno a su propia Iglesia, tal como él mismo ha tenido la gracia de ver al participar en muchos de esos encuentros.

A un año del V Centenario de la reforma protestante (1517)

El Padre Cantalamessa recordó que en la Cuaresma del año pasado trató de mostrar los resultados a los que el diálogo ecuménico ha llegado a nivel teológico con el oriente ortodoxo. Y lo hizo en un libro titulado «Dos pulmones, una única respiración», en el que explica a lo que se tiende y que en gran parte ya se ha realizado. Y, en esta ocasión dirigió su la atención a las relaciones con el otro gran interlocutor del diálogo ecuménico que es el mundo protestante, aunque sin entrar en cuestiones históricas y doctrinales, sino sólo para mostrar cómo todo impulsa a ir hacia adelante en el esfuerzo de recomponer la unidad del occidente cristiano:

«Una circunstancia hace este esfuerzo particularmente actual. El mundo cristiano nos prepara a celebrar el quinto centenario de la Reforma en el 2017. Es vital para el futuro de la Iglesia no perder esta ocasión, permaneciendo prisioneros del pasado, o limitándose a usar un tono más conciliador en el establecimiento de los aciertos y errores en ambos lados. Es el momento de hacer, creo, un salto de calidad, como cuando una barca llega a la compuerta de un río o de un canal que le permite proseguir la navegación a un nivel superior».

Después de destacar que la situación ha cambiado profundamente en estos quinientos años y que, como suele suceder, es difícil tomar conciencia rápidamente de lo que es nuevo, recordó que las cuestiones que provocaron la separación entre la Iglesia de Roma y la Reforma en el siglo XVI fueron sobre todo las indulgencias y la forma mediante la cual se produce la justificación del pecador.

Más allá de las fórmulas

«Estoy convencido – dijo el Predicador – de que en el diálogo ecuménico con las Iglesias protestantes pesa mucho el papel de frenado de las fórmulas. Me explico: Las formulaciones doctrinales y dogmáticas, que en sus inicios fueron el resultado de procesos vitales y reflejaban el camino coral de la comunidad y la verdad alcanzada con fatiga, con el paso del tiempo tienden a endurecerse para convertirse en ‘consignas’, etiquetas que indican una pertenencia. La fe ya no termina en la realidad de la cosa, sino en su formulación. Estamos en las antípodas de lo que debería ser, según la famosa afirmación de Tomás de Aquino: Fides non terminatur ad enuntiabile, sed ad rem: la fe no termina en su formulación, sino la cosa en sí misma».

Unidad en la caridad

Sin embargo – dijo el Padre Cantalamessa en el último punto de su meditación – no es suficiente encontrarse unidos frente a la evangelización y a la acción caritativa. Este es un camino que el movimiento ecuménico ha experimentado en sus inicios con el movimiento «Vida y acción», pero que se ha revelado insuficiente.

Y concluyó invitando a releer el himno a la caridad de San Pablo, en el cada una de sus frases toma un significado actual y nuevo, si se aplica al amor entre los miembros de las diversas Iglesias.

«La caridad es paciente…

La caridad no es envidiosa…

No busca solo su interés (o solo el interés de la propia Iglesia).

No toma en cuenta el mal recibido (sino más bien el mal hecho a los demás).

No goza de la injusticia, sino que se complace por la verdad (no goza de las dificultades de las otras Iglesias, sino que se alegra de sus éxitos espirituales).

Todo cree y todo soporta» (1 Co 13, 4 ss).

Nos preparamos a celebrar la Pascua, dijo al concluir el Padre Cantalamessa. En la Cruz, Jesús «ha abatido el muro de separación que existía entre nosotros, o sea la enemistad (…). Por medio del Él podemos presentarnos, los unos a los otros al Padre en un solo Espíritu» (Ef 2, 14.18). No dejemos de hacerlo para la alegría del Corazón de Cristo y para el bien del mundo.

 

46 comentarios

Comentario de Tito España
Muy bien este artículo, pero ¿cuál debe ser la conclusión católica? ¿Hay que prescindir de los dogmas? ¿Creen los luteranos en la transubstanciación, por ejemplo? ¿Creen que la Santa Misa es la repetición incruenta del sacrificio de la Cruz? ¿Qué gran festividad debemos celebrar con ellos?
La gran festividad a celebrar sería su aceptación del Concilio de Trento, en principio, y luego de los otros dos (CVI y CVII), amén de los dogmas sobre la Inmaculada y su Asunción.
Esto si sería celebración y con acción de gracias a Dios por todo lo alto, mas no como un triunfo victorioso sobre los contrarios, sino como un triunfo de la Gracia divina.
Continuemos orando por ello.
19/03/16 11:51 AM
Comentario de Miguel Antonio Barriola
No hay que quedarse en las fórmulas, pero sin ellas no se llega "ad rem". ¿Servirá cualquier postura, para gozar de esa "res"? Una vez más, nunca olvidemos el "Y" católico: "Una cosa 'y' la otra". Porque es estupendo el acercamiento para la oración común, las obras de justicia y caridad, y tantos acercamientos logrados, pero...¿comulgaremos en 'santa e imperturbada paz' con quienes no admiten la presencia real de Cristo en la Eucaristía, sino sólo su imagen? ¿Nos sentiremos en perfecta armonía con quienes no admiten la perpetua virginidad de María? Y tantos otros asuntos.
19/03/16 11:52 AM
Comentario de Tito Livio
????? no lo entiendo.
19/03/16 12:01 PM
Comentario de javier
Unidad en la caridad y caridad en la verdad.
19/03/16 12:26 PM
Comentario de Beatriz Mercedes Alonso
«Una circunstancia hace este esfuerzo particularmente actual. El mundo cristiano nos prepara a CELEBRAR el quinto centenario de la Reforma en el 2017. Es vital para el futuro de la Iglesia no perder esta ocasión, permaneciendo prisioneros del pasado, o limitándose a usar un tono más conciliador en el establecimiento de los aciertos y errores en ambos lados».

La verdad es que no entiendo que hay que CELEBRAR. ¿Alguien me puede explicar qué significa este celebrar el quinto centenario de la Reforma?
19/03/16 12:28 PM
Comentario de José María Iraburu
Las formulaciones doctrinales y dogmáticas,... con el paso del tiempo tienden a endurecerse para convertirse en ‘consignas’, etiquetas que indican una pertenencia.
...................
No, Padre, los dogmas no acaban siendo meras consignas o etiquetas de pertenencia. No está buena esa frase.
19/03/16 12:33 PM
Comentario de José María Iraburu
El P. Cantalamessa en la frase que antes he señalado dice algo demasiado semejante a ciertas tesis modernistas reprobadas en la enc. Pascendi de San Pío X. Y no siendo modernista él, parece muy conveniente que no se produzcan esas semejanzas.

El modernismo enseñaba y enseña, según dice la encíclica, que los dogmas son «símbolos, imágenes de la verdad, y que, por tanto, han de acomodarse al sentimiento religioso», que es cambiante con el tiempo (10). «No sólo puede desenvolverse y cambiar el dogma, sino que debe». Deben los dogmas evolucionar y cambiar si «han de ser vitales y han de vivir la vida misma del sentimiento religioso» (11).

Y el P. Cantalamessa dice que «Las formulaciones doctrinales y dogmáticas [...]con el paso del tiempo tienden a endurecerse para convertirse en ‘consignas’, etiquetas que indican una pertenencia. Lo que dice suena de modo demasiado semejante a lo que dicen los modernistas. Y eso conviene evitarlo.
19/03/16 1:03 PM
Comentario de Luis Fernando
Lo curioso es que mientras que el P. Cantalamessa dice que las formulaciones dogmáticas dificultan la unidad, la realidad es que es precisamente la doctrina, y no la pertenencia eclesial, el terreno donde está empezando a quedar cada vez más claro quién está en comunión con quien.
19/03/16 1:15 PM
Comentario de antonio
Nsotros celebramos, algo que la IGLESIA, no puede obviar,la VERDADERA reforma, la de TRENTO!!!!!!, la del Cardenal Cisneros, la de San Ignasio de Loyola, la Compania de Jesús, la de San Francisco Javier, la del Descubimiento de América, la de la FE,la de San Carlos Borromeo, San Felipe Neri, Sa pedro Canicio, el Segundo Apostol de Alemania, la de los Märtires, la de Fray Luis de León, San Juan de Avila, Santa Teresa, San Juan de la Cruz,San Pio V, Lepanto, Clama al cielo que hagan barbaridades!!!!Que esa Gesta ,Gran Gesta, movida por el Espiritu Santo, UN DIOS, la Santisima Trinidad Operante, sea pasada por alto, San Pedro de Alcantara, la Universidad de Salamanca!!!!!!!Modernistas NO, de acuerdo con el ultimo comentario.CLAMA AL CIELO TAMAÑA INJUSTICIA!!!!
Que Dios bendiga a la Iglesia, a esos Santos Maravillosos, que rueguen por esta Iglesia, CAIDA, en estado de Bajeza Espiritual San Juan de la Cruz.CONVERSION!!!
19/03/16 1:19 PM
Comentario de antonio
La VERDAD en todo tiene nombre DIOS NUESTRO SEÑOR, no falsificarla!!!!!!!!!
19/03/16 1:28 PM
Dogmas... casi de fe:

1. Todo el protestantismo es herejía y cisma

2. Todo el protestantismo está en el Error de fe, moral y culto

3. Toda la Unidad, Verdad y Santidad están en la Iglesia Católica, sociedad perfecta porque está totalmente asistida del Espíritu Santo

4. El Error del protestantismo tiene pruebas de ciencia dura:

a) el protestantismo sólo se considera una comunidad bíblica que en lo demás es puro plurimorfismo anárquico

b) que está dividido en docenas de miles de grupos denominacionales, interdenominacionales y no denominacionales.

5. El ecumenismo es diálogo con los protestantes y ortodoxos para su conversión al catolicismo

6. Cantalamessa confunde y no confirma en la recta Fé Católica
19/03/16 1:38 PM
Comentario de Vicent
Otro promotor de actitudes y estilos heréticos.
19/03/16 1:47 PM
Comentario de María Rosa
ROMANO GUARDINI EXPLICABA EN "VIDA DE LA FE" Y "EL SENTIDO DE LA IGLESIA" QUE LOS DOGMAS SALVAGUARDAN Y PROTEGEN LA FE...POR SUPUESTO QUE TIENE MUCHÍSIMA MÁS RAZÓN GUARDINI QUE CANTALAMESSA
19/03/16 2:05 PM
Comentario de Antonio1
Lo que dice el padre Cantalamessa en concordancia con Santo Tomás es completamente vàlido.
Que las formulaciones dogmáticas han sido mal utilizadas como banderas identitarias a para arrojar sobre otros, llegando a veces a olvidarse el sentido profundo de las mismas para quedarse en ellas como arma arrojadiza, como instrumento de los unos frente a los otros es una realizad histórica. Las palabras son justas, adecuadas y plenamente ortodoxas.
19/03/16 2:09 PM
Comentario de Percival
Tampoco yo entiendo estas salidas (junto a otras) del P. Cantalamessa. Será que gustan a algunos...
Pero, a pesar de sus palabras sigo creyendo que no se pueden tirar cohetes. El ecumenismo está estancado para lo verdaderamente importante. Va a la deriva del momento. Y esto porque arrastra dos graves handicaps: la distancia enorme que existe entre lo que dicen los "personeros", los documentos, las "oficinas" y las asambleas ecuménicas, y lo que vive el fiel de a pie (y la inmensísima mayoría de excristianos, a los que le importa el tema un bledo); y lo que hace y quisiera creer la Iglesia católica, y lo que hacen casi todas las demás iglesias y comunidades cristianas (saludos a la bandera exquisitamente diplomáticos colocados en calendario, mientras siguen en lo suyo tan frescos). El ecumenismo católico sin seriedad con el dogma y sin propósito de evangelizar y atraer a los "hermanos separados" es un picnic en la playa. con una nube de lluvia en el horizonte.
19/03/16 2:09 PM
Comentario de Roberto
Las verdades de la fe formuladas solemnemente por la Iglesia son precisamente eso. Verdades, y como tales son necesarias para nuestra vida concreta. No se trata de discutir sobre ellas, sino que ellas tengan consecuencias directas en nuestro proceder. No las afirmamos para sentirnos Catolicos, sino por qué ellas han pasado por nuestra vida y nos han iluminado nuestra historia. María es prefigura de la Iglesia , madre de Jesucrito , sus cualidades son consecuencia obvia de ello. La veneramos pues, al igual como ella gesto a Cristo en su seno, en la Iglesia , con la acción del Espíritu Santo, es donde se gestan los Cristianos . Esto es lo importante, más que discutir su virginidad o Asunción al cielo en cuerpo y alma, que son una verdad que nos debiera unir más que separar. Creo que por allí va lo que dice este Dominico ...Hay que escucharlo con buena fe...
19/03/16 2:18 PM
Comentario de Antonio1
Me parece muy matizada,(afirmándose en la ortodoxia pero plenamente abierta a la complejidad de la cuestión) la reflexión de la comisión teológica internacional, con la clara mano de Ratzinger:

"se agudiza en el problema de la validez permanente de las fórmulas dogmáticas[58]. Sin duda, hay que distinguir el contenido permanente válido de los dogmas, de sus formas de expresión. El misterio de Cristo sobrepasa las posibilidades de expresión de cada época histórica y se sustrae, por ello, a cualquier sistematización exclusiva (cf. Ef 3, 8-10)[59]. En el encuentro con las diversas culturas y con los signos cambiantes de los tiempos, el Espíritu Santo hace constantemente presente el misterio de Cristo en su novedad.
Sin embargo, contenido y forma de expresión no se pueden separar netamente. El sistema de símbolos del lenguaje no es sólo un revestimiento externo, sino en cierta medida la encarnación de una verdad. Esto, sobre el trasfondo de la Encarnación de la Palabra eterna, vale especialmente de la proclamación de fe de la Iglesia. Ésta toma, por exigencia de su esencia, una forma concreta formulable, que como expresión simbólico-real del contenido de la fe contiene y hace presente lo que indica. Sus imágenes y conceptos no son, por ello, intercambiables según el propio arbitrio.
El estudio de la historia del dogma muestra con claridad que la Iglesia no ha hecho simplemente suya una conceptualización ya previamente dada; más bien, ha sometido a un proceso de purificación
19/03/16 2:21 PM
Comentario de Miguel Antonio Barriola
¿Sigue Cantalemessa de acuerdo con lo que él mismo propuso en 1973?
Expresaba por aquel entonces lo siguiente:" La definición mantiene su significado normativo para la fe, en cuanto permanece siempre válido el rechazo pronunciado por ella; pero no constituye un obstáculo a la invención y al desarrollo de la cristología. Queda abierto un gran espacio a la teología; en la práctica le quedan abiertas todas las posibilidades, excepto la empujar hacia atrás la fe de la Iglesia y volver a colocarla ante una elección que ella ya ha hecho. Por lo tanto no es que Calcedonia obstaculase el 'progreso' de la cristología, sino el 'retroceso', no el movimiento, sino el estancamiento" (R. Cantalamessa, "Dal Cristo del Nuovo Testamento al Cristo della Chiesa. Tentativo d'interpretazione della cristologia patristica" en:
G. Segalla - R. Cantalamessa - G. Moioli, IL PROBLEMA CRISTOLOGICO OGGI, Citadella, Assisi 1973, p. 191 s.).
El propio Sto. Tomás, ante una especie de anticipación de la gloria, que se le concediera en una visión mística, dejó interminada su obra maestra, la "Summ Theologiae", considerando semejante trabajo hercúleo, como "paja".
Lo cual no la degrada para nada, dado que todavía no estamos ante la "visio beatifica", ante la cual hasta la Sagrada Escritura será dejada aparte.
19/03/16 2:25 PM
Dilema de Cantalamessa:

1. O dice verdades absolutas al margen del idioma y del tiempo en que fueron expresados

2. O dice verdades relativas según el idioma y la época, que pueden ser errores si se expresan de otra manera según el lenguaje propio de cada época
19/03/16 3:07 PM
Comentario de Germán Mazuelo-Leytón
Raniero Cantalamessa está pasando de los signos a las formulaciones.
19/03/16 3:21 PM
Comentario de Trabucaire
Y la verdad, Padre Cantalamesa?
19/03/16 3:23 PM
La frase del P. Cantalemessa "los dogmas se convierten en meras consignas que indican una pertenencia", es falsa y absurda.
Los dogmas son las verdades reveladas por Dios, que constituyen la base para definir en que creemos. Si se precinde de los dogmas, al final nadie sabe en lo que creemos, se hace muy dificil hacer teologia y se acaba en un total relativismo.

Si alguien piensa que la unidad está por encima de la verdad, es que no es ni catolico ni cristiano.
19/03/16 3:35 PM
Comentario de jose de maria
Sobre el aniversario de la Reforma no tenemos que celebrar nada, simplemente dieron un paso en el abismo y las consecuencias las vimos y nos los muestra el tiempo transcurrido, divisiones y mas divisiones.

Solo el Señor y no nosotros los hará entrar al carril.
19/03/16 3:41 PM
Supongamos que una mujer que ha sido abandonada por su esposo (que además se divorció de ella y se unió en "matrimonio" civil con otra mujer con la que todavía convive), ha permanecido fiel a sus promesas matrimoniales y tiene la firme intención de recuperar a su marido. ¿No nos parecería absurdo que esa mujer celebrase el aniversario de su divorcio? Ese mismo absurdo me parecería que la Iglesia Católica celebrase el 5 centenario de la Reforma protestante.
19/03/16 4:15 PM
Comentario de Rafael Roca
Estimados;
Creo que es deber de caridad interpretar las palabras del padre Cantalemessa. En lo personal entendí que a veces discutimos formulaciones de dogmas cuando lo que importa es la esencia. Para hacerlo más claro, recuerdo haber leído en un número de Apologeticum a un obispo diciendo que a casi cualquier protestante al que se le explique pacientemente la doctrina católica sobre la gracia diría que es lo que el ha creído siempre. La realidad es que no son muchos los que mantienen la herejía original.
19/03/16 4:20 PM
Comentario de Antonio Garcia Zarandieta
Volvamos al Evangelio, donde todos éramos cristianos y dejemos las formulaciones dogmáticas para tiempo que se hicieron.
19/03/16 4:30 PM
Dilema de Cantalamessa:

1. O dice verdades absolutas al margen del idioma y del tiempo en que fueron expresados

2. O dice verdades relativas según el idioma y la época, que pueden ser errores si se expresan de otra manera según el lenguaje propio de cada época
19/03/16 4:51 PM
Comentario de Juan Carlos Perez
Dogmas y Tradicion, cuestiones de la Iglesia a los que el modernismo les lleva odio. Mucho cuidado con las declaraciones que se puedan dar. Parece que hay personas dentro de la Iglesia que en nombre del ecumenismo estan empeñados a derribar todo aquello que "estorbe", quizas a convertir a la Iglesia en una gigantesca secta protestante tambien. Y como dice otro comentario, de la tal "reforma" de Lutero los catolicos no tenemos nada que celebrar, o es que se ven algun dia celebrando a los comunistas chinos por fundar la "iglesia patriotica"?
19/03/16 5:06 PM
Comentario de Juan Martín
Cuando la Iglesia transige en la doctrina el sincretismo religioso invade las murallas romanas y el error se mezcla con la Verdad. Cuánta razón tenía el P. Santiago Martín cuando en una de sus tantas reflexiones previas al Sínodo Extraordinario de la Familia decía que cuando la puerta se abre ya después es difícil cerrarla y los males acarreados para la Iglesia se irán incrementando. Decía el Cardenal Pie “lo hemos ensayado todo, ¿no será el momento de ensayar la Verdad?”.
19/03/16 7:00 PM
Comentario de Ezequiel
me censuraron un comentario donde yo decía que estaba de acuerdo con Antonio1 , también estoy de acuerdo con Rafael Roca, basta de criticar por criticar y si no les gusta vayanse que la Iglesia no necesita a gente como ustedes.
19/03/16 7:24 PM
"Las formulaciones doctrinales y dogmáticas [...] con el paso del tiempo tienden a endurecerse para convertirse en ‘consignas’, etiquetas que indican una pertenencia."

Palabras muy desafortunadas, como señala el P. Iraburu. Los dogmas son "endurecimiento", "consignas" y "etiquetas" cuando se pretende su superación, diluyendo la fe bimilenaria en otra cosa diferente. Se usa la emotividad como instrumento para horadar la doctrina y los dogmas y "superar" la Ley eterna de Jesucristo. A estas alturas de la película cada vez son más los católicos que "huelen" a kilómetros de distancia cada gesto, cada movimiento dentro de la Iglesia encaminado a tratar de diluirla en una religión mundial sin dogmas, profetizada en el Apocalipsis. Pido a Dios que estos días terribles pasen lo más rápido posible.
19/03/16 8:06 PM
Comentario de Durtal
Verdad. Tras la rendición incondicional suele no haber más guerra. Es la paz de los cementerios.
19/03/16 8:26 PM
Comentario de Néstor
Las "fórmulas" son formulaciones definitivas dadas por la Iglesia, asistida por el Espíritu Santo, de la Verdad revelada por Dios. No es ante todo la comunidad que busca, es Dios que se revela y da a la Iglesia autoridad para definir la Verdad revelada. Lamentable lo de este sacerdote.

Saludos cordiales.
19/03/16 9:57 PM
Comentario de Un cristiano
¿vamos a celebrar la caída de tantos hermanos nuestros? ¿Muchos curas hablan de unidad en sus homilias, si vamos a una iglesia separada ¿vamos a escuchar que los católicos tenemos también la verdad y seguimos a quien es La Verdad?
Solo a los católicos se nos ocurre todo eso. Hablamos de tolerancia y renunciamos a lo propio, incluso evitamos hacer la señal de la cruz en la mesa si tenemos al lado a "alguien que no comparte nuestras expresiones de fe".
Le agradecería a cualquiera por favor me diga cuantos no católicos han celebrado la Inmaculada Concepción o la Asunción de María. Esto para hacerme una idea de cuánto hemos avanzado en el ecumenismo. Díganme por favor ¿a cuánto debemos renunciar nosotros para ser admitidos fuera?
Finalmente. Creo que si bien hay una obligcion de caridad de salvar lo dicho por otros, hay que también recordar que normalmente un persona que tiene un discurso preparado sabe lo que quiere expresar con cada palabra, más cuando son personas con una formación y tal vez una inteligencia promedio a más.
No justifiquemos el error. Varios han muerto en nombre de la verdad y los cristianos los llamamos mártires. Por favor que su sangre no haya sido derramada en vano, tanto sufrimiento para que nosotros desde la comodidad digamos todo aquello que ellos rehusaron por amor. Jesucristo.
Tengo familia no católica, y porque los amo de verdad no quisiera que mueran sin gustar la plenitud de La Verdad.
19/03/16 10:06 PM
Comentario de Jaume C.
Me parrece que en este punto Cantalamessa se vuelve cantamañanas...
19/03/16 10:41 PM
Comentario de Juan de los Palotes
El P. Cantalamessa junto al Arzobispo de Buenos Aires se arrodillaron para recibir la "bendición" de un pentecostal.
Es mejor no seguir sus líneas acerca del ecumenismo, que son confusas y pueden llevar a errores muy graves como el mencionado.
19/03/16 11:49 PM
Francamente nosotros los católicos no tenemos nada que celebrar con la rebelión nefasta de Lutero, si bien es cierto que era producto de una Iglesia que clamaba por una reforma correcta, no la que produjo Lutero con su pesimismo antropológico. Negaba el libre albedrío y consideraba que el hombre está sumido irremediablemente en el pecado, y por lo tanto ni Dios es capaz de liberarlo. Con unas 36,000 o más sectas protestantes, estamos lejísimos de la meta de la unión de los cristianos. La caridad, el buen trato etc. son positivos. Reuniones como la del Papa con el Patriarca de Moscú no son malas, pero hay que analizar a fondo los entretelones políticos de ese gesto. Si las cosas están tan complicadas con los Ortodoxos, ¿qué decir de los Protestantes?
20/03/16 2:27 AM
Comentario de Ma. Teresa Gallegos
Yo tuve oportunidad de leer un libro de Cantalamesa, sobre Cristo muy bueno creo que se llama El Señorío de Cristo, no entiendo, porque estas personas cambian tanto en sus criterios, que lo único que hacen es confundir a las personas de buena fe, yo creo que los que deben de aceptar cambiar en sus conceptos son los protestantes, ya que los Dogmas de nuestra fe están avalados, nada menos y nada más por el Espíritu Santo y el jamás se equivoca, y no nosotros, porque los que se separaron fueron ellos. Creo que por eso el Papa pide siempre que pidamos por el, porque con esas personas que le rodean y le dan retiros, pues sí se presta a confusiones, debemos pedir mucho por el Papa, para que Dios lo ilumine y haga la voluntad de Dios, y no la de los hombres. Ma. Teresa. México.
20/03/16 3:29 AM
Comentario de Maribel
Yo he intentado sentar a la mesa en Navidad parientes con ideas muy diferentes y con toda mi buena voluntad solo he conseguido un fracaso total.

Esto del ecumenismo y la union de todos es muy bonito pero a la hora de la verdad cada uno quiere mantener sus ideas y no hay comunión posible.

Solo si Dios lo quiere , se hará posible , no por que tal o cual señor , se proponga hacer la cosa.
20/03/16 8:43 AM
Comentario de Manolo
Benedicto XVI, ¡¡¡ cuánto te echamos de menos !!!
20/03/16 2:39 PM
Comentario de Ezequiel
Y siguen los fariseos escandalizados , si quieren vuelvan a la época de las guerras de religión donde no había diálogo posible, insisto, parecen lefebvristas, parece que de tanto criticarlos los envidian y quieren parecerse a ellos.
20/03/16 4:49 PM
Comentario de Maribel
Ezequiel, ¿qué vas a hacer cuando Francisco decida arreglar la situación de los lefebvristas?

Dicen que falta poco para ello.
20/03/16 7:12 PM
Comentario de Ricardo de Argentina
Las formulaciones doctrinales y dogmáticas,... con el paso del tiempo tienden a... seguir significando las mismas verdades que antaño.
Lo cual molesta a más de uno y no sabiendo cómo descalificarlas, se recurre a aplicarles el mote de "duras".
Pues tan "duras" como la Verdad. Ni más, ni menos.
20/03/16 9:38 PM
Comentario de Cristian Iglesias
La Reforma Luterana es un pecado formidable de cisma y herejía... Así siempre lo entendió la Iglesia y los Santos.
Y la Iglesia Católica no celebra pecados... ¡sería un disparate!
El P. Cantalamessa viene en caída libre... en muchos temas.
Esta es una muestra más de la desorientación reinante...
Pero son pocos todavía los Sacerdotes y Obispos que hablan claro. Y los laicos los necesitamos escuchar.
21/03/16 8:25 AM
Comentario de José Domingo
Me parece que ya es hora de jubilar al padre Catalamessa
21/03/16 11:00 AM
Comentario de Maria Luisa
Cuando el Papa Francisco lo sigue manteniendo como predicador de la casa Pontificia, y lo fue con Juan Pablo II y Benedicto XVI, ¿no creen que es al menos imprudente, decir que se le debe jubilar?
Creo que conviene leerle más detenidamente y con mucha humildad, la misma que tiene él.
21/03/16 5:17 PM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
  • Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.

Conferencias de espiritualidad

(21) La fe

por José María Iraburu


Liturgia de las Horas

  • lecturas del tiempo del Año
  • lecturas del Santoral

Suscríbete al boletín gratuito de InfoCatólica

Todos los días en tu buzón de correo


Librería Balmes

La teologia de la historia segun Francisco Canals Testigos

Sugerencias de libros

.

Patrocinios
Fundación Gratis date Traducciones técnicas
Radio María Magnificat.tv
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso