«Vivimos como si siempre fuese domingo»

La vida de una monja es «hacer presente el cielo aquí en la tierra»

Entrevista a una novicia cisterciense que acaba de tomar el hábito en Toledo. Arely es una de cuatro chicas del Camino Neocatecumenal procedentes de El Salvador que son actualmente monjas en el precioso monasterio de San Clemente. En esta entrevista, nos habla de cómo escuchó la llamada de Dios en su país, la vida de una monja cisterciense: la oración por todos los hombres, el trabajo, el sacrificio, el hábito, la mirada puesta en el cielo, la alabanza y la felicidad.

19/11/12 9:41 AM | Imprimir | Enviar

Archivado en:

Entrevistas

(Bruno Moreno/InfoCatólica) Arely Campos tomó recientemente el hábito en el monasterio cisterciense toledano de San Clemente (C/ San Clemente, s/n, 45002 Toledo), al igual que han hecho en los últimos años otras tres chicas de El Salvador. Su vocación nació en el Camino Neocatecumenal y tuvo un itinerario de discernimiento y preparación antes de su entrada en el convento.

Aunque menos conocido para los turistas que otros monumentos toledanos, el monasterio de San Clemente encierra grandes tesoros artísticos como herencia de sus ocho siglos de historia y las monjas elaboran y venden el que quizá sea el mejor mazapán del mundo. 

- ¿Cómo llegó aquí desde tan lejos?

Por el Camino Neocatecumenal. Me levanté cuando escuché la llamada del Señor. Estuve en un grupo vocacional muchos años,  intentando ver lo que Dios quería de mí, aunque me desviaba creyendo que mi vida iba por otro rumbo, buscando novio, buscando un trabajo mejor... pero el Señor siempre me enderezaba y me volvía a llamar, así que seguí caminando hasta que me dijeron mis catequistas que era bueno que hiciese una experiencia en un monasterio. Comencé a buscar lugares para hacer una experiencia e hice e hice unas experiencias en San Salvador,  porque yo soy salvadoreña, y vi que era esto a lo que el Señor me llamaba, pero mi llamada tenía que ser comprobada.

Pasó el tiempo y seguí yendo a los grupos vocacionales, pero siempre pensando que mi historia era otra, queriendo defenderme de lo que Dios quería hacer conmigo, buscando la felicidad en un trabajo mejor, buscando un sueldo mayor, creyéndome indispensable en mi casa, creyendo que la moda, la música, el dinero, etc. me iban a dar lo que yo buscaba. Sin embargo, el Señor me ha sacado de esa mentira, de esa idolatría que yo tenía, y me ha hecho aterrizar y ver que el único que puede darme todo lo que yo necesito es Él. Una vez que tuve claro esto, sentí la necesidad de pregonar a los demás que la vida sin Dios no tiene sentido y, por gracia de Dios, estuve un tiempo dedicada a la evangelización, que me llenó muchísimo. Finalmente, he comprobado que la vida consagrada, la vida contemplativa, es a lo que Él me llama.

- ¿Por qué aquí en Toledo desde El Salvador?

Por voluntad de Dios, porque yo hice una experiencia en Benavente, pensando que ese era mi lugar, pero no fue así, sino que mis catequistas finalmente me dirigieron aquí y las hermanas han abierto para mí esta casa y aquí es donde Dios quiere que esté.

- ¿Cuánto tiempo lleva a aquí? ¿Está contenta?

Llevo aquí quince meses y estoy muy contenta.

- ¿Cómo es la comunidad aquí en San Clemente? ¿Cuántas hermanas son?

Ahora conmigo somos dieciocho: tres junioras que han hecho sus votos temporales, yo que soy novicia y las demás son monjas profesas que han hecho sus votos perpetuos. Algunas hermanas son de la India y estamos esperando otras de El Salvador.

- ¿Cuál es la vida de una monja cisterciense?

Es una vida normal, porque vivimos en una comunidad de personas concretas y reales. No tenemos alas. Tenemos nuestros pecados y no somos ángeles. Tenemos los pies en la tierra, pero somos conscientes de que hay Uno que lleva nuestra vida y de que el fundamento está en el perdón, en pedir perdón y ser perdonadas. Pasamos la vida en alabanza del Señor, orando por la humanidad, por los que no se acuerdan de Él, por los que no quieren acordarse de Él, por los que están resentidos con Él. Siempre conscientes de que estamos de paso en esta vida, que viene otra que es mejor. Nuestra misión es hacer presente el cielo aquí en la tierra, mostrar que aquí en la tierra se puede vivir con el sufrimiento, dándole gracias al Señor incluso por el sufrimiento y viviéndolo en paz.

- ¿Es una vida de felicidad, de sacrificio o de las dos cosas?

Ambas, porque el hecho de que yo me desprenda de mi familia y abandone mi tierra y todo lo que yo quiero es un sacrificio, pero comparado con lo que Dios ha hecho conmigo no es nada. Estamos aquí para que estas oraciones lleguen a otros que ni siquiera se enteran o creen que su vida no tiene sentido. Todo esto lo hacemos mientras trabajamos: trabajamos y oramos.

- Hoy ha tomado el hábito. ¿Qué significa el hábito para una monja cisterciense?

Renunciar a mi voluntad, renunciar a la moda. Para mí, la moda era algo muy importante y significa dejarlo todo para vivir en la pobreza para vestir un hábito todo el tiempo, porque vivimos como si siempre fuese domingo alabando y orando, pensando en el Señor a todas horas, y por ello lo que nace del corazón es donarte, olvidarte de ti misma para abrazar la pobreza y que otros vivan.

- ¿Qué le diría a una chica que esté pensando si Dios la llama y que tiene dudas?

Le diría que se arriesgue y que haga una experiencia. Si trabaja, que pida permiso en su trabajo y que no dude, pues aunque esté en un grupo vocacional, hasta que no haga la experiencia en el monasterio no va a poner a prueba la idea y seguirá teniendo dudas. Es importante este tiempo de experiencia para ver cómo es la vida con las hermanas y comprender que es una vida de trabajo, oración y pobreza, sin olvidar que hay que buscar cuál es la voluntad de Dios y no las apetencias de una misma, y eso no se descubre si no se hace una experiencia.

11 comentarios

Comentario de Pepito
!Feliz hermana, que ha sabido vencer los falaces halagos del mundo: la moda, el dinero,el trabajo competitivo por ganar más, los novietes de usar y tirar, etc.

Tal como está España, dan ganas de huir del mundanal ruido y caminar por la escondida senda, por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido.

Pero hay que tener vocación. A unos les llama Dios al silencio del claustro y a otros nos deja en el bullicio del mundo, pero ambos tenemos igualmente que pelear contra el enemigo común Satanás, principe de este mundo, el cual como leon rugiente está siempre al acecho mirando a quien devorar.

Nuestra batalla, estemos en el convento o fuera de él, no es sólo contra la carne y la sangre sino contra los espíritus malignos que pululan por el aire.
19/11/12 1:00 PM
Comentario de Gregory
Aprecio el testimonio de esta Hermana, es un escandalo sin duda no solo para esa mentalidad feminista y loca que abruma al mundo sino para ciertas mentalidades dentro de la misma Iglesia que no valoran el testimonio de entrega de estas religiosas. Que no tienen interes alguno en aparecer en los medios y que ciertamente no son contestatarias más bien han decidido contestar al Señor con la entrega de esus vidas.
19/11/12 5:32 PM
Comentario de vicente
la vida de una monja es rezar.
19/11/12 7:11 PM
Gregory:

"Que no tienen interes alguno en aparecer en los medios"

De hecho, ni siquiera saben muy bien lo que es InfoCatólica. Saben que es algo bueno, hecho por amor a la Iglesia, y eso les basta.
19/11/12 7:32 PM
Comentario de Tony de New York
Dios la bendiga.
19/11/12 10:18 PM
Comentario de calin canizalez
Que palabras de esperanza la que da esta hna.!"hacer la voluntad de Dios"...""vivir el cielo ya aquí",soy salvadoreño y para la JMJ tuve la gracia de verla. Rezad por mi.
20/11/12 2:57 AM
Comentario de elizabeth
esto es real, no es historia!!! pasa hoy en nuestros dias, cuando vemos a nuestro alrrededor y se podria pensar q todo esta perdido....
CON LA INFINITA MISERICORDIA Q DIOS NOS TIENE...ha eleguido a estas chicas.... a estas mujeres q sostienen con sus oraciones y su vida consagrada a la humanidad entera...
soy salvadoreña y dos chicas q estan en el monasterio son de mi parroquia, ya profesaron votos, es una gracia de Dios para con nosotros.
28/11/12 6:29 AM
Comentario de armando
Hermana mia, gran sorpresa me he llevado al ver esta entrevista en esta pagina, por que la vida es el regalo mas bello que Dios nos dio y la forma responsable como se vive es el regalo que se le da a EL.
22/12/12 8:54 PM
Comentario de Silvia de Garcia
Querida hermana: Dios te bendiga en tu vocación. Gracias por rezar por todos nosotros. Un fraterno saludo desde El Salvador.
28/12/12 5:32 PM
Comentario de Elena Rodriguez
Solo le pido a esta hermana que reze mucho por mi y por mi familia.
21/01/13 7:09 PM
Comentario de Maricela Rodriguez
Arely para mi ha sido una sorpresa muy grande: el haberme enterado de este paso tan grande que ha dado, especialmente a traves de esta entrevista.
Abrazos muy grande de su hermana aqui en Maryland, y siempre pidiendole que nos lleve en oracion.
29/01/13 7:42 PM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
  • Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Conferencias de espiritualidad

(140) Vida nueva Utopía evangélica 1

por José María Iraburu


Liturgia de las Horas

  • lecturas del tiempo del Año
  • lecturas del Santoral

Suscríbete al boletín gratuito de InfoCatólica

Todos los días en tu buzón de correo

Librería Balmes

C. S. Lewis y la Iglesia católica Cuando todos se van, ellos se quedan



Sugerencias de libros

.

Patrocinios
Fundación Gratis date Traducciones técnicas
Radio María Magnificat.tv
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso