Organizado por el diario La Razón

La Universidad Católica de Ávila acoge un cara a cara entre el Cardenal Cañizares y Rodríguez Zapatero

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha acudido hoy en Ávila para debatir con el cardenal Antonio Cañizares sobre «El humanismo en el siglo XXI». El cara a cara entre Rodríguez Zapatero y el prelado, organizado por el diario La Razón, ha despertado una gran expectación, dadas las discrepancias mantenidas entre Gobierno e Iglesia durante los casi ocho años del Ejecutivo socialista.

28/06/12 4:55 PM | Imprimir | Enviar


Ver también

(La Razón) El expresidente del Gobierno ha reconocido, al inicio del debate, que su asistencia a esta convocatoria de la Universidad Católica de Ávila (UCAv) y del diario «La Razón» ha sido «discutida» e incluso ha recibido «algunas incomprensiones».

«Ya ven que mantengo mi espíritu optimista», ha dicho en tono irónico el expresidente del Gobierno, que ha estado acompañado por algunos de sus excolaboradores más estrechos. Entre ellos figuraban el expresidente del Congreso, José Bono, el expresidente de la Generalitat y ex ministro de Industria, José Montilla, o los exministros Beatriz Corredor, Miguel Sebastián y Ángel Gabilondo.

También han acudido el portavoz del PSOE en el Senado, Marcelino Iglesias, y el secretario general de los socialistas de Castilla-La Mancha y alcalde de Toledo, Emiliano García Page, y el portavoz adjunto del PSOE en el Senado, Antonio Gutiérrez Limones. Pero entre el público también había representantes del PP como el vicepresidente primero del Senado, Juan José Lucas, el exministro abulense Ángel Acebes, y el secretario general del grupo parlamentario popular en la Cámara Alta y presidente del PP de Ávila, Antolín Sanz.

Recinto lleno

Todos ellos han acudido después de que el cardenal Antonio Cañizares llegara al recinto en torno a las 10.30, una hora antes de que Rodríguez Zapatero hiciera su aparición a las puertas del «Lienzo Norte», situado a apenas 100 metros de la muralla de Ávila

José Luis Rodríguez Zapatero empezó su alocución diciendo que, «voy a decir con claridad desde el principio que esta es una iniciativa valiente que generará debate. Unas palabras deseo dedicar al cardenal Cañizares: le conocía hace algo más de 10 años en Granada. Acudió a una conferencia que yo impartía como líder del PSOE. A partir de ahí hemos ido fraguando una relación con ideas diferentes, pero que ha permitido un diálogo fructífero que ha ido creciendo en el tiempo y ha llegado al afecto. Deseo hoy exponer mis ideas con un espíritu constructivo, pues el diálogo, la palabra es la fuente principal del Humanismo. El Humanismo es el ideal más alto que la civilización ha puesto sobre nosotros. De una u otra manera está presente en todas las culturas, todas las religiones».

También se ha referido el expresidente a la libertad. «Las grandes constituciones de Occidente son aconfesionales y eso es razonable porque así se garantiza mejor la libertad, pero sería absurdo ignorar que el Cristianismo ha ejercido una influencia decisiva sobre Europa en los últimos 1.000 años. Además, debo hacer un reconocimiento a quienes desde la Iglesia y los Gobiernos han logrado ese equilibrio de convivencia entre un respeto a la Constitución, el aprendizaje. Este debate se produce en un momento en el que existen más incertidumbres que seguridades y eso tiene mucho que ver con lo que todos conocemos y eso tiene mucho que ver con el futuro de Europa. Y detrás de Europa están los mejores valores».

Tras esta primera intervención de ambos participantes, comenzó el debate propiamente dicho, en el cual el cardenal se refirió al papel de la Iglesia en la esfera pública.

«A veces parece que la Iglesia recibiese una serie de beneficios, pero no es así. Toda sociedad, aunque sea laica, necesita de valores no manipulables, válidos para todos y que hay que seguir y que no podemos ponernos por encima, si queremos que haya una sociedad en paz y respeto. Esto creo que es fundamental. Y la crisis viene precisamente porque se ha perdido ese grupo de valores, sin los cuales no podemos conducir esta sociedad».

Rodríguez Zapatero contestó al cardenal diciendo que «la religión debe abandonar ese intento de monopolizar todos los aspecto de la vida. La trascendencia del debate religioso es fundamental, incluso en estados aconfesionales. Y ese debate pasa por escuchar a todas las partes, para aprender».

Francisco Marhuenda, como moderador, planteó el tema de la crisis, si es sólo económica o de valores.

Cañizares: «La crisis económica nos indica cuál es la raíz que es que se ha olvidado del bien, de la verdad, de tantos otros aspecto que constituyen la base sobre la que tiene que regirse cualquier economía al servicio del hombre, de la familia, de aquellos aspectos fundamentales que priman a la sociedad. Los padres de Europa no querían simplemente una Europa de los mercaderes. La unificación europea puede ser por otras vías que no sea sólo la económica, que enfrenta a unos países con otros. Detras hay una crisis de valores. Si no hay un bien común, de la familia, nos hace pensar que necesitamos una Europa nueva».

Rodríguez Zapatero: «En los últimos cincuenta años la esperanza de vida ha aumentado, la tasa de analfabetismo se ha reducido, la mortalidad infantil se ha reducido desde 1960 de un 126 por mil a un 50 por mil. Después de la Segunda Guerra Mundial, estamos ante un periodo en el que menos muertos por guerra ha vivido la Humanidad. Podríamos hacer referencia a la lucha contras las enfermedades, que se ha extendido; a la libertad política, que ha aumentado y llega a más países que nunca... Ahora Europa tiene que hacer una unión política, que incluye la unión monetaria, que se hizo de manera imperfecta, porque a la moneda común se le debía haber unido una unión fiscal, un tesoro común... Mi opinión es que sea crisis de valores o sólo económica, Europa saldrá adelante».

Cañizares: «Cuando la vida no es respetada, cuando la familia no está lo suficientemente protegida, cuando África está sumida en una desgracia cada día mayor, con el olvido de los países de Occidente, no hay un futuro para esta Europa y para este desarrollo innegable, si se produce en contra del bien y del mal, del hombre, de la verdad. La juventud hoy no sabe qué es lo bueno y qué es lo malo. Viven inmersos en un relativismo, en una ética situacional. Ese futuro no será posible si no está asentado en los valores y ahí tiene una responsabilidad enorme la iglesia y eso pasa por una nueva Evangelización».

Rodríguez Zapatero: «Europa debe ir en el horizante de unirse políticamente. Está en el espíritu del Humanismo, está en el pensamiento cristiano, que siempre ha pensado en la unión europea. La situación actual no nos debe hacer olvidar los grandes avances. Creo en el espíritu europeo, pero para ello los Estados deben salir de sí mismos. Los valores de la dignidad humana, que en el fondo es el Humanismo, ayudan, pero no por sí sólo resuelven la recuperación económica. Ayudan, pero también hay que hacer la otra parte, la netamente política».

«La gran cuestión es si Europa va a ser capaz de dar los pasos que tiene que dar a tiempo. ¿Qué nos enseña lo peor de la historia europea? Que las afirmaciones cerradas, las ideologías cerradas, absolutas, son, antes o después, destructores. El Humanismo sabe que vale más defender la libertad que cualquier promesa tentadora y en eso clave la aportación del cristianismo, sin caer en el error de olvidar otras civilizaciones. Pero Europa debe asumir su papel sin complejos, porque sigue siendo la idea más razonable para la mayoría de los hombres.Europa debe obtener por si mismo el respeto que se merece por sus logros, igual que nuestro país. Y sin duda la mejor manera de afirmar la identidad de Europa y de España es ver cómo nos ven desde fuera y siempre nos han reconocido por defender los valores de la diginidad, las libertades políticas y así debemos seguir y con el diálogo y con la perspectiva histórica se pueden dar esos pasos».

Cardenal Cañizares: Estamos entre demócratas, pero no hay democracia sin conciencia, sin asentamiento en principios del bien y del mal, sean del credo que sean.

Rodríguez Zapatero: «Estoy de acuerdo en lo de la democracia sin conciencia, porque democracia es conciencia, conciencia en los valores del respeto. Esa conciencia, en defintiva, se traduce en un núcleo esencial de principios, de derechos y de valores que tienen una plasmación normativa en las constituciones. Tengo el profundo convencimiento de que en las leyes hay un amplio reconocimiento de los valores que defiende el cristianismo. Y eso sólo se logra con la deliberación, el diálogo, la palabra, el discurso y el respeto, que es la palabra más bonita del castellano».

Cardenal Cañizares: «Ha utilizado una palabra que comparto: soñadores. Hacen falta soñadores, quijotes. Hablar de ensoñación me trae a la cabeza la juventud, el futuro de nuestra sociedad. Aman la vida con pasión y se aferran a ella, anhelan la paz, desean vivir con esperanza, aman la verdad y no renuncian a ella. No es verdad, dice el Papa, que la juventud piense sólo en el lujo y el placer. Pero los ofrecemos sucedáneos de todos esto que, al final, les hacen infelices. Uno de los retos principales es una vida bella, una civilización del amor, una paz diariamente construida... y un trabajo, claro está».

Rodríguez Zapatero: «Me alegra oír al cardenal Cañizares citar el Quijote, pues compartimos muchas cosas, porque, como dijo Sancho Panza, la libertad es el bien más preciado. Y en cuanto a los jóvenes, la gran tarea europea y de toda la sociedad es cómo hacemos la tarea de recuperación de los jóvenes. Tenemos la generación de jóvenes con más formación y potencial, más solidaria y participativa. Eso es un enorme capital humano, social y político.

Para cerrar el debate, Francisco Marhuenda planteó la cuestión del diálogo

Cardenal Cañizares: »El diálogo siempre es por respeto hacia la persona. Y si educamos para el diálogo, educamos para el respeto, para una economía mejor. Diálogo es tolerancia, no es intransigencia. Trabajar por el diálogo es trabajar por un mundo mejor, por una sociedad mejor«.

Rodríguez Zapatero: »El diálogo es la puerta que abre todos los caminos. Y dialogar no es sólo sentarse delante de otro. El diálogo es reflexionar. El diálogo respetuoso y sinciero facilita el sosiego, alimenta la reflexión, contribuye al progreso y en eso estamos completamente de acuerdo y ójala el diálogo en nuestro país nos enriquezcan a todos y nos ayude a aceptar cosas de lo que piensan otros«.

Cardenal Cañizares: »Una de las claves del diálogo es el diálogo interreligioso. El diálogo es posible. Aceptamos al otro y que esa fe que vive el otro nos es común. Si alcanzamos ese diálogo interreligioso en la cuenca del Mediterráneo habrá paz«.

Rodríguez Zapatero: »De la doctrina de Benedicto XVI, lo más audaz de su pontificado es ese diálogo interreligioso y eso a España le sienta bien, pues siempre ha sido el gran puente de diálogo con el Mediterráneo, con América Latina y hay muy pocas naciones que tengan la posición para el diálogo que tiene España.

Con esta intervención finalizó el debate.

Audio

 

19 comentarios

Comentario de Faramir
Vaya estupidez de debate: buen rollito y abracitos. Empiezo a pensar que Zapatero era el único tonto con mando en España en los últimos años.

El cardenal Cañizares queda fatal. Dice las mismas melonadas que Zapatero. Y todo muy guay. Según la crónica de La Razón, primero dice que la jueventud está desorientada y arrasada por el relativismo, y luego que la juventud es maravillosa y busca vivir en la verdad. ¿En qué quedamos?

Otra muestra de que en España hay una oligarquía unida por encima de las diferencias (aparentes).

Ahora, que monseñor Cañizares se atreva a debatir con Jiménez Losantos.
28/06/12 5:13 PM
Comentario de CONTRACORRIENTE
"Diálogo interreligioso" es un tópico que hoy suena bien socialmente, pero que adolece de una 'flojera' teológica substancial, corregida por la DOMINUS IESUS.

Antes del último encuentro de Asís, se dejó bien delimitado el alcance de ese acto para evitar ambigüedades a través de ocho importantes artículos publicados en L'Osservatore Romano.

El equívoco consiste en reducir el anuncio salvador de Jesucristo a una religión, de ahí 'dialogo interreligioso'.

Implícitamente se crea así un contexto democrático, dentro del cual todas las religiones son iguales y, por tanto, ¿a qué viene la pretensión misionera de la Iglesia Católica?

En realidad se trata no de un diálogo interreligioso, sino de una diálogo, muy respetuoso ciertamente, de la Iglesia Católica con las religiones.

Hay autores, como el jesuita Melloni, que desenfocan completamente la perspectiva católica. También hay ofertas académicas de "espiritualidad transcultural", cuyo enfoque metodológico es muy discutible.

Es una pena que instituciones católicas, como el Cites de Avila, caigan en esa tentación.
28/06/12 5:28 PM
Comentario de Antonio Sebastián
¡¡¡¡Qué tierno!!!
28/06/12 5:29 PM
Comentario de arcadi
El del talante se empeña en enseñar al que no sabe.
Con lo bien que está calladito.
Con los años que hemos tenido que oir sus barbaridades y mentiras,por favor dejenos en paz que intentaremos rehacer éste pais del desastre en que lo dejó aunque no va a ser nada facil
28/06/12 5:42 PM
Entablar debate con un tipo, Zapatero, al que no se le conoce publicación alguna sobre Filosofía, Derecho o cualquier cosa, es cuando menos, la mejor manera de matar el tiempo, literalmente.
Lo malo de esto, es que a estas horas ya debe estar "nuestro" protestante de cabecera pergeñando un nuevo "estudio" antropoprotestante de "la mayor tropelía intelectual católica" que los siglos han conocido.
Vamos, me juego... ¡la Eurocopa!
28/06/12 5:58 PM
Comentario de CARLISTA SEVILLANO
El término "valores" no es sino la calificación laicista del término "virtudes" que tiene un cariz infinitamente más religioso. Se puede ejercer la caridad ó la filantropía pero, entre sí, no tiene nada que ver la una con la otra. España y Europa están carentes de "virtudes". "Valores" hay todos los que se quieran y de todo tipo. ¿Por qué se renuncia a debatir sobre las virtudes y nos quedamos tan sólo en los valores?. Porque ahí se acabaría el diálogo y el debate. Si yo soy intolerante a la penicilina no puedo ser transigente a la hora de tomarla. Esa es la diferencia y no entiendo porqué la Iglesia no entra de lleno en ese debate que sí sería realmente interesante.
28/06/12 6:05 PM
Realmente no veo que tenga mucho sentido organizar un debate con un tonto. El resultado era previsible: un montón de tonterías.
28/06/12 6:55 PM
Ah, y por cierto, la cita que este tonto pone en boca de Sancho Panza, primero está mal y segundo no la dijo Sancho, sino Don Quijote. La cita real es esta:
"La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos".
Es lo malo de ser un tonto pretencioso.
28/06/12 7:00 PM
Comentario de Maite C
Todo muy demócrata y demasiado politicamente correcto.

Resumiendo: Una auténtica pantomima.
28/06/12 7:05 PM
Cazuela de lugares comunes para todos. Indigestión garantizada.
28/06/12 8:05 PM
Comentario de Juan Mariner
Muy normal en las relaciones Iglesia-Estado de estos últimos años. Algunos Obispos "utilizan" a los católicos como unos meros simpatizantes o afiliados a un partido político más. Los obispos pueden tener peródicas reuniones y acuerdos secretos con los politicastros, con los periodistas, con los magnates... y luego soltar otro rollo hipócrita a la feligresía; pero yo, personalmente, no como de este plato: al pan, pan, y al vino, vino.

Con politicastros y adláteres no hay diálogo posible: si no te la juegan al entrar, te la jugarán al salir.
28/06/12 8:09 PM
Comentario de Juan 35
Siento profunda naúsea que se haya pagado una pasta gansa (ZP y Bono no han ido gratis seguro) a los promotores del gaymonio y proabortistas mayores del Reino, el cual en el fondo quieren, terminar con la Iglesia y encerrarla en la privacidad de cada cual. Esa pasta podría haberse dedicado a cualquier obra social o a haber invitado a cualquier intelectual católico de relevancia para iluminar a tantas ovejas perdidas.
El cardenal Cañizares se ha caido muy bajo debatiendo con el "buenista", el cual, el día que vuelva al poder va a seguir siendo un martirio civil para los católicos.
A los que fomentan el crimen del aborto hay que decirles las verdades del barquero aunque cueste el martirio y no debatir en plan buen rollito.
Lo dicho :ASCO Y NAUSEA.
28/06/12 11:12 PM
Comentario de Luis Fernando
Algunos ignoráis que a lo largo de la historia muchos Papas y santos han dialogado con auténticos genocidas. No tiene nada de raro que un cardenal hable con un ex-presidente de gobierno.

Otra cosa es que no le haya dicho lo que debería haberle dicho.
28/06/12 11:15 PM
¡ Bah, qué cosa más insulsa !. Lo mejor, lo que no se ha puesto: Los abucheos contra Zp. Eso sí que tiene fuerza, eso. Lo demás palabras llenas de urbanidad que no dicen nada a nadie. ¡ Qué pérdida de tiempo !.
28/06/12 11:19 PM
Comentario de José Jacinto Verde Colinas
Tuve ocasión de escuchar el debate por Radio María y creo que no me ha gustado. Encontré al cardenal Cañizares excesivamente flojo. De hecho, creo que estuvo mejor el ex-presidente del Gobierno J. L. R. Zapatero.

Desde mi punto de vista, si en este tipo de debates los representantes de la Iglesia no son capaces de decir claramente que la Ley de Dios está por encima de cualquier ley humana (incluso por encima de cualquier Constitución), que Jesucristo es la Verdad (entre otras cosas), que no es lo mismo libertad que libertinaje, que las virtudes (que no valores humanos) son eternos e inamovibles, y tampoco son capaces de explicar por qué el aborto, el divorcio, las relaciones homosexuales, la deseducación para la ciudadanía, la experimentación con embriones humanos, la eutanasia, etc. no son moralmente admisibles, es señal de que la Iglesia (o más bien la Jerarquía de la Iglesia) ha perdido gran parte de su autoridad moral ante la gente.

Personalmente, me hubiera gustado que el debate hubiera sido algo menos "cordial" y un poco más "a cara de perro" (aunque sin perder la educación, por supuesto). Porque creo que las cosas hay que decirlas claramente para que la gente se entere.

Si los obispos y cardenales, cuando debaten con un laicista y ateo como J. L. R. Zapatero no son capaces de mostrar firmeza y contundencia en defender las enseñanzas de Jesucristo, difícilmente se podrá esperar que los demás hagamos lo mismo.
29/06/12 12:48 AM
Comentario de Hispanicus
Vaya decepción me he llevado con el “debate” entre Cañizares y Zapatero. Zapatero es bobo y eso lo sabía, lo que no sabía era que Cañizares fuera tan blandito, tan apocado, tan simplón, parecía el típico curita hablando a los niños del bien y del mal. Esperaba mayor altura intelectual de al menos el cardenal, y me he encontrado no con un debate si no con una sucesión de intervenciones anodinas que en casi nada tocaban el tema del humanismo, a no ser muy superficialmente. Mucha economía, globalización, federalismo, europeísmo, democracia, talante… pero ¿y el humanismo?
Suspensos los dos y si Cañizares es un intelectual, que lo dudo, he de decir que también es cobarde . Reclamo mayor contundencia y firmeza entra nuestros obispos y sacerdotes, que muchas veces parecen tener miedo a hablar de Dios y se pierden en ambigüedades y argumentos complacientes con el publico en general, y ellos tienen el deber no de complacer si no de dirigir, que es muy distinto.
Zapatero a lo suyo, diciendo tonterías y “buenismos” para quedar bien pero carente de razón suficientemente cimentada. Que si la democracia es el supremo bien, que si el dialogo, que si la libertas, que si la ilustración fue la mejor época de la historia… Cañizares o no ha sabido darle la puntilla o le ha perdonado y esto último no lo entiendo ya que se trata de un debate.
He perdido dos horas escuchando a dos pánfilos soltar sus disertaciones sobre todo menos sobre el humanismo, a lo que siendo generoso tal vez le
29/06/12 9:27 AM
Comentario de miguelangel
Lo que se montó contra la universidad de Georgetown! y eso que la ponente era inteligente. ¿A quién se le ocurre debatir con semejante marmolillo?. "Lo malo de debatir con un idiota es que la gente podría no notar la diferencia". Y Cañizares, con esa vocecilla melíflua, que da grima. No sé qué les han dado últimamente a los obispos, que hablan por los codos y se meten, obviamente, en unos jardines...
29/06/12 9:31 AM
Comentario de Sobrevaloradísimo Cañizares
Si os parecen insulsas y esperables las palabras de este cardenal en el "debate" que le organiza la universidad de su propia fundación (y de la que también es doctor "honoris causa", claro), no teneís más que hojear los artículos que periódicamente le publican "La Razón" y ReL. Pero apoyad bien las manos cuando lo hagáis, que tienden a caerse de ellas nada más empezar...
29/06/12 9:35 AM
Comentario de Maite C
Puede que a lo largo de la historia algún Pontífice y Santo hayan dialogado con "algunos genocidas", pero ni Cañizares es Papa ní Rodriguez Zapatero es un genocida.

Ni tiene la talla ni la formación adecuadas. Ni como ser malvado, ni como ex presidente. Su bagaje cultural, y ya no dígamos cristiano, está bajo mínimos.

Por lo tanto, entiendo que ha sido como una especie de montaje al que se ha prestado el Cardenal sin medir las consecuencias.
29/06/12 10:02 AM

Esta noticia no admite comentarios.

Suscríbete al boletín gratuito de InfoCatólica

Todos los días en tu buzón de correo

Opinión

Pedro Trevijano Etcheverria

Aborto y voto legislativo católico, por Pedro Trevijano Etcheverria

Monseñor Jesús Sanz Montes

Ojeando titulares, hojeando buenas noticias, por Monseñor Jesús Sanz Montes

Pedro María Reyes Vizcaíno

El sacerdote y la actividad política, por Pedro María Reyes Vizcaíno

Ver todos los artículos►

Conferencias de espiritualidad

(135) Reino y mundo s. XX-Apostasia 22

por José María Iraburu


Liturgia de las Horas

  • lecturas del tiempo del Año
  • lecturas del Santoral

Librería Balmes

Alvaro del Portillo Pablo VI



Sugerencias de libros

.


Patrocinios
Fundación Gratis date Traducciones técnicas
Radio María Magnificat.tv
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso