Artículos de Roberto Esteban Duque en InfoCatólica

Roberto Esteban Duque

Sacerdote

Prometeo o la ley de transexualidad

Se ha creado un hombre artificial, sin sexo, sin historia ni convicciones. Pero esta invención resulta que posee «derechos» y una voluntad «libre», en el sentido de una concepción negativa de la libertad: es libre para que no se le impida ser libre y no para obrar en función de un fin.

La política sin el cielo

El radicalismo secularista es una actitud sectaria que no cuadra con una configuración democrática de la sociedad. Hay que evitar confundir la laicidad de un régimen político con la secularización sistemática de la sociedad.

El despotismo dulce de la democracia

Los Estados ofrecen defendernos de las amenazas que ellos mismos crean, reprimiendo el ejercicio de la libertad de expresión con leyes ideológicas y totalitarias, recurriendo a fiscales, capaces de negar cualquier cultura que no quede absorbida por la cultura política y policial del Estado.

El cardenal Cañizares en los Tribunales

La Iglesia tiene serias dificultades para hablar con libertad no ya en la esfera pública, sino incluso dentro de la propia Iglesia. No existe la Iglesia como Cuerpo de testigos ante el mundo que hable con verdad al poder o resista a la violencia institucionalizada del Estado.

Auto-expulsión eclesial del relato cristiano

La agenda ideológica está impresa en las instituciones de la misma Iglesia católica. Definitivamente, la Iglesia ha sido domesticada por el estado y la sociedad civil, renunciando de un modo idólatra al uso de sus propios recursos, a su cuerpo doctrinal.

La paz social exige una paideia religiosa

Contra el terrorismo islámico no basta esgrimir los valores de la civilización occidental, una violencia legítima capaz de hacer frente a la violencia irracional. La política no es la salvación definitiva.

La mercancía ideológica de Ada Colau

¿Por qué hay que soportar, además de la corrupción, la chulería, la miseria y mediocridad de ciertos políticos? Se confía en un gobierno determinado para que tome sus decisiones sobre la base de la justicia y de la integridad, no sobre la sinrazón del resentimiento y el odio.

El «debate cuña» de la Religión

El análisis comparado de la situación de la enseñanza de la Religión en Europa indica que, si exceptuamos a Francia, donde incluso se introdujeron cambios desde la reforma Fillon de 2005, la asignatura está perfectamente consolidada en el sistema escolar

No existe en el anti-arte la libertad de expresión

No existe el derecho a la libertad de expresión como un derecho subjetivo universal al margen de la convivencia, de unas costumbres y creencias, haciendo abstracción de un determinado contexto histórico y cultural del que uno se aprovecha y quiere al mismo tiempo sustraerse.

La barbarie de los «elegidos»

Entre la respuesta mínima exigible, la tendencia hacia la unidad política como proyecto normal de convivencia pacífica, y la respuesta límite de un conflicto armado, deberán realizarse respuestas inmediatas no sólo de prevención porque el bien no admite ninguna tibieza sino la justicia y la verdad.

El buen samaritano será religioso o no será

La cuestión es bien sencilla: ¿qué tipo de hombre es el que ha perdurado, a pesar de los cambios que se han producido a lo largo de la historia?

Un homosexual narcisista en el Vaticano

El planteamiento del sacerdote polaco, vencido por un narcisismo y afán de notoriedad desproporcionados, es tan figurado como perverso. Ahora se siente «liberado», como si la elección de su sacerdocio y su perseverancia hubiese sido una involuntaria servidumbre, negadora de su más esencial y radical libertad.

Absolutismo laicista escolar

Pretender una paz educativa domesticando al hombre desde la ideología con el fin de suprimir cualquier conflicto resulta de un cinismo conmovedor y de un dogmatismo totalitario arrogante.

Silenciar desde el poder la religión

Oponer lo civil y lo religioso, considerar que la Iglesia y las instituciones políticas deben moverse en mundos separados es un punto de vista peligroso tanto para la fe como para el pueblo.

Pedro Sánchez quiere sustituir la religión por la política

A los profesores ateos y agnósticos, y su rechazo de la Iglesia católica, se suma ahora el secretario general del PSOE, que tendrá que cambiar primero, como es su deseo, la Constitución para impedir que se imparta voluntariamente la enseñanza confesional de la religión.

Sórdidas maniobras electorales con la ley del aborto

Habría que recluir en la cárcel a tanto embaucador, cuya impostura atenta contra la dignidad de la persona. Nos tienen acostumbrados a esta política diabólica de los cálculos electorales, a la exhibición impúdica de la mentira y el desprecio por la vida inocente.

La locura de Andreas Lubitz

Hay algo que define nuestra época: el mal no sólo asume un rostro reconocible de persecución y terror, de fanatismo y sangre inocente, sino que en muchos casos ha terminado por adoptar una deformidad espantosa, desprovista de odio, un refinamiento planificado, enfermo, incapaz de ser domeñado ante la exposición urgente al peligro.

«La bestia y el soberano» o la descomposición del arte

No existe petulancia más procaz, más hiriente y despiadada, que la de los artistas ayunos de gloria que desprecian el daño ocasionado con su obra canallesca, con su estúpida y desalmada vaciedad, donde la pretensión de hacer libre el arte lo condena y convierte en abyecta perversión

La consagración del derecho a matar

Esto produce un sórdido estupor y la certeza de que el pensamiento ético ha capitulado ante la vida y los fines de la misma.

El comportamiento de Diógenes y la reacción yihadista

Para un sector radicalizado del mundo islámico el comportamiento irreverente y blasfemo de Occidente es como para sus contemporáneos atenienses el de Diógenes en su costumbre de hacer todo en público, tanto las obras de Deméter como las de Afrodita, una provocación que busca cuestionar sus costumbres y que merece, como un perro, la muerte.

Libertad de expresión versus respeto religioso

«Mientras que se tienden puentes en la comunidad internacional a un liberalismo negador y blasfemo, que ni siquiera se respeta a sí mismo, se levantan muros obscenos de incomunicación y de indiferencia hacia el cristianismo, religión portadora del amor y del respeto a la vida».

El obispo apóstata de Amberes

Para no cerrar la fe sus ojos al mundo ni llevar una vida artificial separada de él, dejando plantados a los hombres, Mons. Bonny provoca la paradoja desesperada de entregarse como meretriz a su poder y anticipar la misma derrota de la fe.

La mendacidad de Gallardón en la reforma del aborto

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, tiene la necesidad de demostrar su voluntad de poder, de reiniciar la marcha que nos conduzca hasta la liberación donde las generaciones futuras exhibirán sus atributos perfectos, una contextura física envidiable y paradigmática, despojada de pretéritas deformidades. Gallardón, ¿cuántos deben ser eliminados para que puedas seguir gobernando?

El ministro Wert y la asignatura de Religión

O se revisan los Acuerdos con el Vaticano (algo que no parece necesario en la actualidad) o se respetan dichos acuerdos internacionales, y entonces el ministro no debería continuar echando un pulso jurídico permanente a la Iglesia como lo está haciendo con flagrante procacidad.

Cuando el legislador degrada la sexualidad

En nombre del eslogan -útil y propagandístico- de la «no discriminación», el Parlamento de Cataluña, como el pasado mes de abril hiciera el PP en Galicia, prepara una ley discriminatoria para gais, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales (GLBTI), otorgando privilegios al colectivo homosexual por encima del resto de ciudadanos.

Reig Plá o la libertad de expresión en entredicho

Hace ahora dos años, el obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plá, pronunció una homilía durante los Oficios del Viernes Santo que despertó el odium fidei, el radicalismo laicista hacia la religión, la insoportable influencia de ésta en la cultura.

«Viva Equality» o la Ley al servicio del poder

Es obvio que Zapatero entiende por familia cualquier unión propia de políticas igualitaristas de ideología de género, donde la auténtica familia fundada en el matrimonio como unión indisoluble entre un hombre y una mujer queda expulsada de la moral de Estado y del pensamiento único.

La propuesta cultural «pansexualista»

En la sociedad española, las acciones del poder político en materia de sexualidad no están motivadas por demandas de justicia, sino simplemente por preferencias y deseos de los individuos, por intereses partidistas condescendientes con grupos de presión que determinan la misma actuación del poder público.